publicidad
Atrévete a 'hablarle sucio'.

Las 11 palabras que no debes decirle a una mujer en la cama (aunque quieras)

Las 11 palabras que no debes decirle a una mujer en la cama (aunque quieras)

Te presentamos una lista de las palabras que podrían resultar ofensivas para algunas mujeres en el juego sexual de hablar sucio. Ten cuidado.

Atrévete a 'hablarle sucio'.
Atrévete a 'hablarle sucio'.

Ya lo dijo Woody Allen alguna vez: “El sexo es sucio sólo si se hace bien”.

El cineasta neoyorquino, para variar, habló con precisión casi quirúrgica. De acuerdo con un estudio publicado por el Journal of Social and Personal Relationships, el Dirty Talk (hablar sucio, pues) aumenta el placer sexual de las mujeres porque la estimulación mental es tan importante para ellas como la física. Las palabras juegan un rol muy (muy) importante para fantasear.

Sin embargo, no todas las palabras o frases funcionan para las mujeres. Algunas tienen menor impacto que otras, según un reciente artículo publicado en el Journal of Sex Research.

Aquí te presentamos una lista —en español y en inglés, cosas de la globalización— sobre las que debes tratar de evitar, si no quieres una demanda o quedarte solo con tu gato.

1. Gordita: Nunca. Nunca le digas así a una mujer, aunque creas que es muy “cariñoso”. Es despectivo; además, según el sexólogo chileno César Menéndez, las mujeres con sobrepeso son las mejores en la cama.

2. Sabrosa: ¿Quién es ella? ¿Un mole madre del restaurante mexicano Pujol? Las mujeres no son un objeto, no se prueban.

3. Mamá(cita): Piropo muy machista que parte del Complejo de Edipo. Y si no, aquí está Sigmund Freud para explicártelo.

4. Bitch: Perra, en inglés, o prostituta. Un término utilizado en el slang de los raperos estadounidenses. A menos que seas Snoop Dogg, no lo tienes permitido.

5. Cunt: La más iracunda en Dirty Talk, prácticamente prohibida en Estados Unidos por la manera ofensiva para referirse a una mujer. You fucking cunt!, le grita el personaje de Ben Affleck a su esposa en Gone Girl (David Fincher, 2014). La vida conyugal.

6. Concha: Prima hermana de la anterior expresión. En México es un pan dulce delicioso (vuelve al punto 2), pero en muchos países sudamericanos se refieren así a la vulva de la mujer.

7. Culo: Ya vamos con las partes del cuerpo. Para algunas puede resultar muy fuerte —en España es muy común—, pero mejor sustitúyela por nalgas o pompis (Ojo: sólo para referirse a esa sacrosanta parte, no para llamar así a una novia o amante).

8. Huevos: En México tenemos una obsesión con ellos. Decimos así a alguien que nos está molestando o para calificar a un flojo. En este caso, el que nos ocupa, es para nombrar a los testículos. Así, llámalos por su nombre, mejor.

publicidad

9. Mámala: Mamar es succionar la leche materna. Y tú ya estás muy crecidito.

10. Verga: La palabra se refiere al pene. Suele ser una palabra satanizada por las mujeres, que nunca (NUNCA) debes poner en la misma frase con el punto anterior. Sin embargo, alguna vez la escritora Laura Martínez Belli la reivindicó.

11. Chichis: Se llaman senos. O diles tetas si estás de un humor muy Almódovar.

Ahora ya sabes qué decir o cómo decirlo, en caso de que quieras practicar el Dirty Talk con tu pareja. Pero recuerda: en el sexo no debería haber reglas y, si las hay, deberían ser para romperse.

También ve:


publicidad
publicidad
La CIA aseguró que la perrita Lulú no tiene interés en la capacitación para olfatear la posible presencia de bombas. Por fortuna, su entrenador decidió adoptarla.
Los cuatro miembros del equipo de rugby 'All Blacks' han sorprendido a los reyes de España tras recibir el galardón de los Premios Princesa de Asturias con una tradicional haka.
Daniela di Giacomo evaluó algunos de los más llamativos looks esta semana incluyendo los espantosos zapatos de Rihanna o la 'piyama' que usó Selena Gomez.
El cantante colombiano estuvo de visita por Nueva York y ahí lo fue a ver nuestra Gelena Solano para aclarar una que otra controversia.
publicidad