publicidad
Julián Gil y Marjorie de Sousa

Un furioso Julián Gil se niega a aguantarle "mierdas" a Marjorie: las frases más duras del actor

Un furioso Julián Gil se niega a aguantarle "mierdas" a Marjorie: las frases más duras del actor

Julián Gil demostró ante la prensa el gran enfado que tiene con su ex, la actriz venezolana Marjorie de Sousa, por el curso que ha tomado su pleito con ella por la manutención y las visitas del hijo que tienen en común, Matías. El actor, sin perder el control, habló sin tapujos a las puertas de los juzgados este viernes.

La rabia de Julián Gil contra Marjorie de Sousa lo lleva al borde de las lágrimas Univision

Nunca habíamos visto a Julián Gil tan furioso , casi hasta perder el control, como este viernes a las puertas de los juzgados en la Ciudad de México donde el actor acudió a su visita semanal con Matías, el hijo que tuvo con Marjorie de Sousa.

Rojo de ira por momentos, nervioso y con voz temblorosa en algunos instantes, y contundente en sus manifestaciones en su mayor parte, Julián explicó a la prensa su frustración, indignación y hartazgo por cómo evolucionaba el pleito que tiene con Marjorie.

El caso que comenzó como un asunto civil para fijar la pensión a Matías, ha saltado hasta las cortes penales por acusaciones de violencia e impago de la manutención al menor. Estos delitos están penados con cárcel.

Besos, regaños y recriminaciones: mira los chats privados de la pelea de Julián Gil y Marjorie de Sousa

El argentino habló con los medios después de que lo hiciera Marjorie, quien por primera vez en meses se pronunció sobre el pleito, también con dureza.

Estas son las frases más duras dichas por Julián Gil ante la prensa este viernes:

"Me van a multar porque yo me tome una foto con mi hijo a los 8 meses ¿es justo eso? Yo quería una foto con mi hijo, y si me multan, pago lo que sea. Que multen, pero que lo diga el juez".

Julián se tomó una fotografía con su hijo durante su visita anterior, el viernes 29 de septiembre. La publicó en Instagram y se la envió también a Marjorie con un mensaje de agradecimiento por tenerlo bien cuidado. Ella tomó ese mensaje como una provocación. Marjorie pidió que se cancelen las visitas a Julián por incumplimiento de las normas del régimen de visitas por usar un dispositivo electrónico y tomar fotos durante su encuentro con el menor.

"En mi caso civil, la señora desistió en una ocasión de que yo no era violento, entonces no puede venir a acusarme penalmente y hacerme perder el tiempo a mí y a toda la gente. No se vale".

Marjorie demandó a Julián por la vía civil en abril de este año y le acusó de ser violento, razón por la que pidió que se hiciera unas pruebas psicológicas y toxicológicas. En su querella, cuestionaba si el actor debía quedarse a solas con el niño. Marjorie terminó por retirar estos elementos de su demanda.

"Es obvio que la señora compra conciencias y que me caiga lo que me tenga que caer, pero es obvio que compra conciencias".

Julián sugirió este viernes que por parte de Marjorie se ha estado presionando para que se le persiga penalmente sin que tuviera derecho a un procesamiento de pleno derecho. Más allá del testimonio de Julián, no existen pruebas que demuestren que la actriz "compra conciencias".

"Si no hago lo que hice ayer no sé dónde estaría hoy. Aquí debe haber mucha gente a la que no se le ha hecho justicia y que deben estar presos".

Julián canceló su asistencia a un evento el jueves por la noche en México por temor a ser arrestado después de recibir "un pitazo" de empleados de la Procuraduría.

"Yo ya estoy cansado, yo estoy agotado físicamente, estoy agotado mentalmente y no se vale tener que estar aguantándole las mierdas a la gente. Lo único que pido es justicia".

El momento más sensible de su comparecencia ante los medios, en el que estuvo cerca de llorar movido por la rabia, fue cuando se refirió al estado del caso y las denuncias penales de Marjorie por violencia. Tanto Julián como Marjorie han expresado repetidas veces su deseo de que este pleito acabe de una vez por todas.

¿Sabes por qué ella habla a fondo del tema?, porque está arrinconada, porque ya las mentiras no le sirven".

Desde el inicio del pleito Marjorie ha optado por ser muy reservada respecto a sus diferencias con Julián y ha dejado que sus abogados y sus publicistas se encargaran de expresar sus inquietudes. Su última entrevista en la que habló de sus problemas personales se remonta hasta abril.

"Si mi hijo tuviera una enfermedad yo le doy lo que tenga, pero tampoco le voy a dar para los caprichos de la señora".

Julián manifestó que según los médicos Matías se encuentra bien de salud aunque sí tiene reflujo, igual que "el 75% de los niños", una condición que a su juicio no requiere que tenga "tres enfermeras". El niño sufrió varios episodios en los que Marjorie tuvo que recurrir a los servicios de emergencia. En una ocasión y durante casi tres minutos se quedó sin respiración, de acuerdo con Marjorie.

"Después de lo que me ha costado físicamente, mentalmente, después del daño que le ha hecho a Matías… que hable con mi abogado [...] ¿Tú crees que yo tengo ganas de hablar con la señora? No, hombre no".

Preguntado por si sería capaz de arreglar la situación con Marjorie, sin mediación de sus abogados. Julián se sonrió como quien escucha una idea absurda y mencionó las denuncias penales que ella le ha puesto, entre ellas por violencia intrafamiliar. Admitió que si llega a saber cómo iba a terminar su relación con Marjorie no se hubiera "tomado ni siquiera un café" con ella.

“Ojalá fuera una guerra”: Julián Gil pierde la paciencia con Marjorie de Sousa Univision
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad