publicidad

Roban fotografías del príncipe William y Kate Middleton.

Roban fotografías del príncipe William y Kate Middleton.

Dos jóvenes intentaron vender fotografías privadas del príncipe y Kate. Las fotografías fueron extraídas de una USB.

Se dicen inocentes

INGLATERRA- Dos jóvenes intentaron vender un par de fotografías del príncipe William y su novia Kate Middleton. Lo que en principio parecía una buena oportunidad de ganar dinero, terminó en la captura de este par.

De acuerdo con la página 20minutos.es dos jóvenes fueron condenados a 100 horas de servicio comunitario por haber robado una memoria USB del bolso de la hermana de Kate e intentar vender un par de fotografías de la pareja. 

La unidad de almacenamiento contenía imágenes del príncipe William y su novia, Kate Middleton, en sus vacaciones en la isla Mustique, en el Caribe, mismas que intentaron vender al diario The Sun en poco más de $82 mil.

De acuerdo con el mismo sitio, las imágenes fueron robadas del bolso de la hermana de Middleton en agosto de 2008 y los responsables son dos jóvenes de 25 y 26 años, mismos que aseguran haber encontrado la memoria USB en una alcantarilla.

Entre las imágenes que intentaron vender resalta una del príncipe William portando un sombrero de mujer y una de Middleton haciendo yoga en bikini.

¿Qué opinas?

publicidad
publicidad
publicidad
Los hechos tuvieron lugar en el Bay Plaza Mall el pasado 13 de marzo cuando este grupo de jóvenes atacaron a la víctima con un arma blanca en repetidas ocasiones.
Arturo Acevedo, jefe de la institución, aseguró que sus oficiales no están interesados en parar a una persona en la calle y preguntarle su estatus migratorio. Sin embargo, es consciente que la medida podría lograr que la comunidad pierda la fe en los uniformados locales.
Acompáñenos esta tarde en la Escuela Secundaria Dobie, donde tendremos pláticas sobre seguridad, salud, inmigración, y más.
El acusado intentó ingresar a un apartamento de El Bronx y atacar a una mujer, pero no contó con que el menor se armaría de valor para atacarlo con un cuchillo y frustrar al intento de asalto.