publicidad
Jermaine Jones le quita la pelota a Neymar en un amistoso

Jugadores de EE.UU. no le tendrán "demasiado respeto" a Brasil el martes

Jugadores de EE.UU. no le tendrán "demasiado respeto" a Brasil el martes

Para Klinsmann, se debe perder un poco el respeto que sienten por selecciones como Brasil

Jermaine Jones le quita la pelota a Neymar en un amistoso
Jermaine Jones le quita la pelota a Neymar en un amistoso

Por: Diego Pinzón (@PinzonDiego) | Enviado especial

BOSTON, Massachusetts – Estados Unidos solamente le ha ganado una vez a Brasil en 18 partidos disputados entre ambas selecciones, perdiendo el resto. Con un gol de Preki al minuto 65, los norteamericanos vencieron históricamente a la canarinha en las semifinales de Copa Oro 1998.

Desde entonces, Brasil ha salido victorioso en nueve ocasiones, anotando 22 goles y recibiendo tan solo siete por parte de EE.UU. Sin embargo, los dirigidos por Jürgen Klinsmann esperan cambiar la historia y volver a sorprender a los pupilos de Dunga.

“Obviamente, siempre llegas a estos partidos con cierto nivel de respeto [por el adversario], pero creo que tan pronto cuando comienza el partido es importante dejarlo a un lado”, aseguró el mediocampista Jermaine Jones en conferencia de prensa en el hotel de concentración de EE.UU. el lunes. “Ellos pueden tener los nombres de grandes jugadores. Yo los conozco a ellos pero quizás ellos no a mí, y quiero que al final del partido sepan quién soy yo”.

“Creo que la manera más inteligente de afrontar este partido, es perdiendo el respeto”, comentó.

De la misma manera, el seleccionador de EE.UU., Jürgen Klinsmann considera que para ganar este tipo de partidos sus jugadores deben sentirse al nivel de su rival. Para el alemán, un partido ante el pentacampeón mundial es crucial para la psicología del futbolista.

publicidad

“El aspecto mental juega un papel enorme porque si les tienes demasiado respeto – y todos les tenemos respeto – entonces te van a destruir”, aseguró Klinsmann en la conferencia de prensa. “Ellos sienten eso inmediatamente. Ellos salen al campo y lo huelen y si te asusta la camiseta amarilla, entonces, te deseo buena suerte porque te van a dar una lección”.

Una lección, quizás, como la que Brasil le dio a EE.UU. la última vez que se enfrentaron, y la primera con Klinsmann en el banco. Aquel 30 de mayo de 2012 Neymar, Thiago Silva, Marcelo y Alexandre Pato anotaron los cuatro goles con los cuales vencieron por 4-1 a los norteamericanos, que descontaron por medio de Hérculez Gómez.

Después de aquel encuentro, Klinsmann pronunció su famosa frase en la cual invitaba a sus jugadores a ser “más sucios y menos ingenuos”. En esta ocasión les propuso tener mayor seguridad al momento de salir a la cancha.

“Ante este tipo de selecciones tú debes salir al campo con confianza para ofrecer un partido aguerrido. Debes estar encima de ellos, ser agresivo y preparado para ir al límite físicamente, porque ellos son inteligentes y dejan que la pelota haga el trabajo”, comentó Klinsmann. “Si eso pasa, te encontrarás persiguiendo el balón como lo hicimos los primeros 20 minutos ante Perú, pero al final los presionamos y los obligamos a defenderse”.

El seleccionador teutón destacó que sus dirigidos tienen claro lo especial que es jugar ante Brasil. Independientemente del resultado, Klinsmann asegura que una victoria sería importante, teniendo en cuenta la confianza que les dará de cara al partido ante México el 10 de octubre, que definirá cuál selección representa a CONCACAF en la Copa Confederaciones.

publicidad

“Por eso, hay que tener respeto por tu rival, pero nunca demasiado respeto”, concluyó Klinsmann.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad