publicidad
El experimentado uruguayo está feliz de jugar en la liga de su país.

Diego Forlán luce la camiseta número 10 en su presentación con Peñarol

Diego Forlán luce la camiseta número 10 en su presentación con Peñarol

El crack uruguayo declaró que es un sueño realidad jugar en el equipo de sus amores

El experimentado uruguayo está feliz de jugar en la liga de su país.
El experimentado uruguayo está feliz de jugar en la liga de su país.
MONTEVIDEO, Uruguay - El delantero uruguayo Diego Forlán se enfundó hoy la camiseta número 10 de Peñarol durante su presentación oficial con el club carbonero, con el que fichó por un año y medio y con el que debutará entre el 8 y el 9 de agosto en un amistoso.


publicidad

"Es un sueño hecho realidad. Me encuentro en un buen momento y con ganas de poder aportar lo mío y poder disfrutar de un deporte que tanto me gusta", dijo Forlán durante la conferencia de prensa posterior a la firma del contrato.

En cuanto a la fecha en la cual los aficionados aurinegros podrán ver al atacante luciendo el dorsal número 10 de Peñarol, el presidente de la entidad, Juan Pedro Damiani, dijo que será una presentación "acorde" a la figura del futbolista.

El atacante, que se desvinculó del Cerezo Osaka nipón el pasado junio, se mostró motivado con esta nueva experiencia futbolística en Uruguay y aseguró que tuvo "ofertas de otros lados" pero que no escuchó "ninguna".

"Esperemos que se vengan buenos momentos y que podamos levantar títulos y ser campeones, que es lo que la institución se merece", dijo sobre sus metas en esta nueva etapa en Peñarol.

En cuanto a las motivaciones del jugador para volver a su país, Forlán dijo que "hay mil razones" pero destacó que jugar donde su "viejo hizo historia" y vestir la camiseta del equipo del que es "hincha" fueron algunos de los pensamientos que le empujaron a tomar esta decisión.

El padre del futbolista charrúa, Pablo Forlán, jugó en el Peñarol de 1963 a 1970 y en ese tiempo logró alzarse con cuatro campeonatos nacionales (1964, 1965, 1967 y 1968), una Copa Libertadores (1966) y una Copa Intercotinental frente al Real Madrid (1966).

publicidad

Forlán, de 36 años, fue cuestionado sobre su decisión de lucir el dorsal número 10 a la espalda en lugar del número cuatro que vistió su padre y destacó que estar cerca de su familia es algo que le da "energía" en esta nueva etapa en Peñarol.

"El número cuatro era un lindo número pero creo que es el número de él (por su padre) pero a mí también me gusta tener mi número. Se lo comenté a mi padre y me dijo: usa la 10", subrayó el futbolista.

El delantero también fue consultado sobre unas declaraciones del argentino Román Riquelme, exjugador de Boca Juniors con el cual compartió vestuario en aquel Villarreal que llegó a las semifinales de la Liga de Campeones de Europa en 2006, y que supuestamente manifestó sus ganas de volver a jugar con el uruguayo.

"No depende de mí, pero obviamente es un jugador de muchísima calidad, un gran amigo, compañero, que disfrutamos mucho juntos y que lo sufrí jugando en contra. Pero bueno, es algo que tendrá que manejarlo la gente que está al cargo de estas cosas (en Peñarol)", señaló Forlán, quien también indicó que no contactó con Riquelme.

En cuanto a la incorporación del atacante a los trabajos de pretemporada del club, el futbolista, que llegó ayer a Montevideo, indicó que es un tema que hablará con la directiva próximamente.

publicidad

El elegido como mejor jugador del Mundial de Sudáfrica 2010, que también defendió las camisetas del Manchester United inglés, el Atlético de Madrid o el Inter italiano, viajará a Rusia para recibir un homenaje a su carrera por parte de la FIFA el próximo 25 de julio. 


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad