publicidad
Bradley dominó a Vargas (Foto: Top Rank).

Timothy Bradley llevó a la escuela a Jessie Vargas

Timothy Bradley llevó a la escuela a Jessie Vargas

Timothy Bradley fue claramente superior a Jessie Vargas y conquistó el título.

Bradley dominó a Vargas (Foto: Top Rank).
Bradley dominó a Vargas (Foto: Top Rank).

CARSON – Timothy Bradley fue claramente superior a Jessie Vargas y conquistó el título interino welter de la Asociación Mundial de Boxeo en Carson, California.

La contienda fue buena, hubo emociones, sin embargo, ‘The Desert Storm’ fue muy superior, sólo al final de la pelea tuvo un descuido que casi le cuesta el triunfo, en lo general fue mejor.

La pelea empezó con buen ritmo, los dos púgiles entraron al cuerpo a cuerpo, Vargas se veía muy tranquilo, Bradley un poco más acelerado, los dos conectaron buenos golpes.

Vargas salió más preciso en la segunda ronda, metió bien sus combinaciones y se movió bien en el ring. Para el tercero, el que salió como locomotora fue Bradley, en su esquina, Joel Díaz le dijo que su rival no traía nada y fuera por él.

Bradley salió como una tormenta, agarró a Vargas con dos potentes ganchos de izquierda que hicieron que el de Las Vegas se cimbrara, el estadounidense hasta el cuarto asalto se veía mejor.

Al final del quinto episodio, Timothy intentó terminar con su enemigo, pero se topó con dos sólidos golpes en el rostro, la campana terminó con la reyerta.

En el séptimo rollo todo era para Bradley, manejaba bien los tiempos de la pelea. Vargas se veía cansado, ya no soltaba tantos golpes y abría la boca.

La contienda era buena, los intercambios de golpes eran constantes, la balanza se inclinaba mucho hacía ‘The Desert Storm’ su velocidad y poder eran la diferencia, Vargas daba batalla, pero le faltaba dar un último golpe.

publicidad

El round número 12 llegó, Vargas tenía que salir a buscar el nocaut si quería ganar, el mexicano-estadounidense nunca pudo atrapar a su presa, Bradley era escurridizo y metía martillazos para mantener en el límite, cuando faltaban 17 segundos, un potente cañonazo de Vargas movió toda la humanidad de Timothy, el réferi escuchó algo, y paro las acciones, era el anunció de los 10 segundos, él pensó que era el final de la pelea.

En el ring hubo confusión, en la esquina de Vargas se pensó que habían detenido la pelea, el réferi, Pat Russell, dijo que no, que ésta se había terminado y se fueron a las tarjetas.

El veredicto final fue: 116-112, 117-11 y 115-112, todo para el ganador: Timothy Bradley.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad