publicidad

Andre Ward disipó las dudas y noqueó a Sergey Kovalev

Andre Ward disipó las dudas y noqueó a Sergey Kovalev

En el octavo asalto de la pelea por los títulos semipesado de la AMB, OMB y la FIB, el estadounidense envió a la lona al ruso.

Esta vez no hubo controversia, el estadounidense Andre Ward venció por nocáut técnico al ruso Sergey Kovalev en el octavo asalto de la pelea revancha pactada a 12 con los títulos del peso semipesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Organización Mundial (OMB) y la Federación Internacional (FIB) en juego.

Una foto en Instagram aumenta el rumor del nuevo amor del ‘Canelo’ Álvarez, la ex de otro famoso Univision Deportes Network

Si el pasado noviembre, la primera pelea entre los dos púgiles invictos, disputada en el T-Mobile de Las Vegas, acabó en polémica al darle el triunfo a Ward por un punto de ventaja en los tres jueces (114-113), esta vez quedó claro que el púgil estadounidense fue el mejor y campeón invicto con todos los merecimientos.

publicidad

"Nunca he sido el mejor, pero siempre he trabajado muy duro", declaró Ward al concluir la pelea. "Vi como reaccionaba a mis golpes que le colocaba en el cuerpo sabía que lo tenía tocado y era cuestión que hiciese algo especial y así fue".

Ward lo había adelantado, "se como boxearle a Kovalev, lo aprendimos en la primera pelea cuando nos dimos cuenta que sufrió desde el momento que no le dejamos imponer su ritmo y pegada".

Las ganancias para Mayweather-McGregor superarían los 600 millones de dólares Univision Deportes Network / Televisa Deportes Network

Ahí estuvo la clave del triunfo de Ward, que de nuevo fue de menos a más, al aguantar el poder de los golpes de Kovalev en los primeros asaltos, sin recibir ninguno que lo pusiese en peligro, y a medida que transcurrió el combate el campeón invicto ganaba terreno.

El duelo entre dos de los mejores boxeadores del momento libra por libra estuvo siempre dominado por el estadounidense que se impuso con su estrategia al excampeón ruso que al final tampoco pudo hacer valer su mejor pegada.

Ward se movió con gran soltura sobre el cuadrilátero, esta vez instalado en el Mandalay Bay Events Center, de Las Vegas, ante el apoyo de la mayoría de los aficionados, entre los que se encontraban como invitados especiales los jugadores de los Warriors de Golden State, actuales campeones de la NBA.

Andre Ward y Sergey Kovalev, sin problemas con el peso

El triunfo por nocáut técnico también es una gran reivindicación para Ward, de 33 años, que dejó su marca invicta de 32-0, con 16 triunfos por la vía rápida, a pesar que no tiene fama de gran pegador.

Pero esta vez si colocó los suficientes y potentes para acabar con la resistencia del "Krusher" Kovalev, de 34 años, que sufrió la segunda derrota de su carrera para dejar marca de 30-2-1, 26 nocáuts.

"No he dejado ninguna duda que soy el mejor y el campeón", declaró Ward al concluir la pelea, que le dejó una bolsa de 6,5 millones de dólares. "Sabía que de nuevo nuestra estrategia iba a resultar al no dejarle nunca que él impusiese su ritmo".

publicidad

La pelea estuvo igualada en los siete primeros asaltos, hasta que en el octavo Ward conectó una potente derecha a la mandíbula de Kovalev que sintió el impacto y perdió todo el control, lo que hizo que el campeón estadounidense lo aprovechase para dejarlo sin capacidad de reacción y forzar el final del combate.

Ward se fue tras Kovalev al que acorraló contra las cuerdas y le lanzó tres golpes de izquierda seguidos al cuerpo de Kovalev, incluido un golpe bajo que el árbitro del combate, el estadounidense Tony Weeks no señaló.

Los golpes de Ward dejaron a Kovalev sin defensa y desorientado por lo que Weeks se interpuso de inmediato entre los dos púgiles para decretar el final de la pelea cuando el reloj marcaba 2 minutos y 29 segundos del octavo asalto.

Virgil Hunter, preparador de Ward, se mostró muy satisfecho por la manera como se comportó su pupilo porque cumplió con lo que había establecido en la preparación conseguir el nocáut.

"Les adelanté esta semana que solamente dos veces trabaje con Ward para conseguir el nocáut, la primera fue en el 2012 ante Chad Dawson y la segunda para esta noche", señaló Hunter. "Causé risa, pero yo sabía lo que iba a suceder por Ward estaba saludable y ahora hemos podido acallar a los que cuestionaron que no ganamos también el primer combate".

La esquina de Kovalev y el propio púgil ruso, que tendrá que esperar a conocer los ingresos que haya por la televisión de pago para saber la bolsa que va a recibir, oficialmente en el contrato no cobraba nada garantizado, admitieron la decisión de Weeks al darse cuenta no hubiese sido fácil seguir en el cambate.

publicidad

Pero Kovalev y su preparador John David Jackson, que entró al cuadrilátero a discutir con Hunter, pensaron que podría haber seguido la pelea.

"No sé, no puedo explicar el final de la pelea", comentó Kovalev. "No en todos los asaltos, pero tenía control de la pelea y era mejor, aunque Ward se superó, pero en ningún momento sentí que iba a ser nocáut con sus golpes, a pesar de recibir alguno por debajo de mi cinturón".

Sin embargo, no se espera que haya una tercera pelea de revancha ante la manera tan clara como ganó Ward.

De acuerdo a Compubox que ofreció las estadísticas de la pelea, Ward colocó 80 golpes al cuerpo y cabeza de Kovalev de los 238 que lanzó, con un 34 por ciento de acierto, comparado al 23 (95-407) del púgil ruso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad