null: nullpx

México ante el reto de superar una pandemia en plena recesión y con una moneda devaluada

La evolución del coronavirus y la caída del precio del petróleo han creado una tormenta perfecta que ha puesto al peso, por primera vez en la historia, arriba de las 25 unidades por dólar, con grandes probabilidades de que el escenario empeore en las próximas semanas.
24 Mar 2020 – 01:46 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
El subsecretario de Salud del gobierno de México, Hugo López-Gatell (d), habla durante la rueda de prensa matutina del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (i), en Palacio Nacional de Ciudad de México. Crédito: EFE/ José Méndez/Archivo

En diciembre del 2019, el gobierno de México pronosticaba un crecimiento del 1% para 2020. Cuatro meses después, con la evolución del coronavirus y la caída de los precios del petróleo, las estimaciones internacionales prevén un descrecimiento del 4.5%, sin que la pandemia haya llegado al pico de contagios pronosticado en el país. Estos dos factores han creado una tormenta perfecta que ha puesto al peso, por primera vez en la historia, arriba de las 25 unidades por dólar, con grandes probabilidades de que el escenario empeore en las próximas semanas.

Con una crisis global inevitable a la vuelta de la esquina, México enfrenta este panorama inmerso en una división social e ideológica, provocada por la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, el primer mandatario de izquierda en la historia del país. Con 367 casos positivos y cuatro muertes por coronavirus hasta el momento, el gobierno no declara todavía una cuarentena nacional, mientras intenta que la economía no se detenga completamente.

En entrevista para Noticias Univision, José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A.C (IDIC), precisó que la única manera de que el impacto de una recesión inminente pueda amortiguarse de alguna manera, es por medio de políticas integrales en las que se involucren a los sectores privados.

“Se debe seguir una estrategia de consenso y de alianzas sólidas donde la carga fiscal no sea tan grande para el gobierno, pero que permita un margen de actuación al sector privado”, precisó de la Cruz Gallegos, dejando claro que de no darse este escenario “el problema se verá en el mercado interno de consumo; golpeará al empleo. Se estima que haya una pérdida de 700,000 a 800,000 trabajos formales”.


Con una caída del 40% en menos de 20 días, el petróleo ha determinado una realidad impensada para el país a principios de año, cuando la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tomó coberturas por 230,000 barriles diarios a un precio estimado de 49 dólares. “Los ingresos petroleros siguen representando entre el 17% y el 20% del total de los ingresos del sector público federal. Esta caída impedirá que el gobierno pueda aplicar medidas fiscales”, comentó de la Cruz Gallegos.

Para intentar crear un ambiente de certidumbre en los mercados, durante este fin de semana, Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de la SHCP del gobierno de México, se mostró contento con la decisión de la junta de gobierno del Banco de México (Banxico), el cual decidió reducir 50 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 6.5%. “Con estas medidas, tanto la banca múltiple como la banca de desarrollo tendrán más recursos disponibles para apoyar a aquellos clientes con problemas temporales de liquidez”, precisó.

Además, hizo una gira en los municipios de Alfajayucan y San Salvador, en el estado de Hidalgo, donde presumió "una inversión de poco más de 40 millones de pesos de recursos del fondo regional, que está orientado a satisfacer las necesidades básicas a nivel comunitario de los 10 estados más pobres del país". Se prevé que uno de los sectores más golpeados por la recisión sea el de la construcción, debido al encarecimiento de suministros necesarios.

AMLO: "Yo les diré cuándo ya no hay que salir"

Mientras esta realidad inestable se instala en el territorio nacional, Hugo López-Gatell, subsecretario de salud del gobierno mexicano, indicó que la evolución de esta pandemia no es un asunto lineal a la hora del análisis, por lo que el país se debe preparar “para una epidemia larga, con la finalidad de no tener casos en general al mismo tiempo“. El funcionario fue claro al decir que no se ha cruzado todavía la fase 2 de la epidemia. "Estamos en transición", comentó.

Por su parte, el presidente López Obrador, publicó un video en sus redes sociales donde comparte una comida con una mujer en Oaxaca, donde invita a la ciudadanía “a no tomar medidas exageradas” y a no dejar de salir a la calle todavía, a pesar de las recomendaciones en general de la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Yo les diré cuándo ya no hay que salir", dijo.

Cargando Video...
“No dejen de salir”: sorprende el mensaje de AMLO pidiendo a los mexicanos aprovechar la fase 1 del coronavirus


Para de la Cruz Gallegos, “cuando se llegue al pico de contagios, se elevará la incertidumbre de los mercados y muy probablemente continúe la fuga de capitales”. Ante lo que se ha visto, por parte del gobierno federal, el director del IDIC cree que desde Palacio Nacional se optará por aplicar políticas de austeridad, en lugar de fomento del crecimiento económico.

En entrevista para Notivisión Univision, el senador Juan Antonio Martín del Campo de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), asegu´ró que el gobierno federal no ha entendido la magnitud del problema que se avecina para México, por lo que no han tomado medidas correspondientes para controlar la crisis de salud pública provocada por el coronavirus, ni mucho menos la económica que de a poco se ha introducido en el país.

El senador informó que su bancada ha impulsado una serie de medidas para soportar el golpe económico al que México se verá expuesto con el correr de los días. “Como van a faltar recursos, se deben posponer o concesionar los más de 2,500 Bancos de Bienestar, el Aeropuerto de Santa Lucía, la Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya; son proyectos que no son urgentes y ese dinero podría usarse para incentivar a la economía mexicana”, dijo. Gestiones que son el bastión del gobierno de López Obrador.

Además, comentó que han presentado un decálogo en el que se invita al gobierno a prorrogar impuestos, condonar hipotecas y aplicar estímulos fiscales a empresas, con la idea de que la economía mexicana no termine de colapsar por la recisión mundial en la que se verá envuelta. Sin embargo, de la Cruz Gallegos calificó a estas medidas como “poco realizables”, debido al profundo golpe que ha significado la caída del precio del petróleo.

El especialista aseguró que la única llave es que surja un liderazgo en el gobierno mexicano. “Reconocer la situación, que no tendrá los recursos suficientes, generar un acuerdo con los sectores productivos para construir medidas concretas que se puedan realizar en cada uno de ellos y privilegiar lo hecho en México”.

En medio de una pandemia y de una crisis económica mundial, el presidente López Obrador tendrá que tomar decisiones clave para salvaguardar la salud de más de 120 millones de personas, mientras determina el rumbo de su mandato. “Tendrá que generar unión, propuestas de colaboración para entender que hay una necesidad de salvaguardar la salud de la gente, de la mano del sector privado”, concluyó de la Cruz.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
Publicidad