null: nullpx
Cargando Video...

Sin Tu Mirada Capítulo 109

Univision24 Ago 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

lucrecia: escuché a alberto

hablar con un tipo

que seguramente ahorita está

en su departamento vigilándolo.

tenga cuidado, por favor.

isauro: gracias por avisarme.

pero voy a tener que ajustar

mi plan original

porque marina

llegó acompañada de damiana.

lucrecia: esa gente siempre

está pegada como muégano.

nunca lo van a dejar

estar solo con ella.

isauro: tengo que ceder,

necesito ganarme su confianza,

hacerle pensar

que quiero cambiar.

no sabe cuántas ganas tengo

de echar a patadas a la partera.

no se preocupe,

aquí ya voy a encontrar

la forma de estar

con mi bonita sin que nadie

me moleste.

marina: [susurra] ¿qué pasa,

mi amor?

qué lindo eres.

¿qué, mi amorcito?

isauro: déjame cargarlo.

bonita,

quiero aprender.

marina: está bien.

isauro: véngase.

mi hijito.

marina: con cuidado.

la cabecita

es lo más importante.

isauro: ok.

marina: despacito.

isauro: ven para acá.

hijito, ven con tu papi.

ven con tu papi.

ven con tu papi.

yo soy tu papi.

bebé: [llora]

marina: ya, ya, ya.

ya, ya, ya.

yo no sé qué tiene usted

que cada vez que se acerca

a mi hijo se pone muy inquieto.

isauro: ya se acostumbrará.

marina: ya no hay pañales,

y tampoco hay comida

en la alacena.

isauro: haz una lista

y voy a comprar

lo que necesites.

marina: no se preocupe,

aquí está, ya la hice.

tenga.

isauro: bonita, mira,

quiero que te sientas a gusto

aquí en mi casa.

lo que no me gusta

es la idea de tener

a toda tu gente aquí metida

todo el día, en la casa.

marina: porque ellos

quieren mucho a mi hijo,

y no les voy a impedir

que vengan a visitarlo,

así que váyase acostumbrando.

luis: ¿qué noticias?

¿qué noticias?

>> todavía no extraditan

a zacarías a méxico, señor.

luis: ¿se hace?

>> mire, en mi experiencia,

está buscando hacer un trato

con las autoridades.

luis: aquí tampoco

ha habido movimiento.

eso quiere decir

que la policía no ha agarrado

a la chucha, todavía.

¿y si zacarías no la denunció?

>> mire, don luis,

con un poco de paciencia--

luis: eso es lo que no tengo.

inecesito enfrentar a esa changa

ya!

>> bueno, mire,

aunque le confesara que ella

planeó toda la estafa,

de nada le va a servir,

don luis.

sería su palabra

contra la de ella.

luis: ¿qué sugieres?

>> mire, don luis,

ya se lo dije,

debería de colaborar

con las autoridades

y decirles lo que sabe.

esa es la única manera

en que a usted

no lo van a involucrar.

isauro: aquí está todo

lo que pidió marina.

damiana: déjelo ahí,

por favor, ahorita lo acomodo.

isauro: ¿y dónde está

mi bonita?

damiana: se fue a dormir

con el niño.

pasó muy mala noche.

isauro: ¿me avisa

cuando despierte, por favor?

damiana: doctor sotero.

isauro: ¿qué quieres ahora,

damiana?

damiana: si de verdad quiere

que lo perdone mi hija,

deje de pelearle

la custodia del niño.

no la obligue a tenerla

aquí viviendo

en contra de su voluntad.

isauro: yo soy el padre

de ese niño

y tengo todo el derecho.

damiana: derechos

que no se merece.

¿mm?

porque si usted es el padre

de ese niño,

es gracias a una atrocidad

que cometió con mi hija.

pedirle cosas, derechos,

debería darle verguenza.

isauro: qué verguenza

ni verguenza.

¿crees que me voy a ablandar

con ese discursito?

damiana: si usted quiere

el perdón de mi hija, doctor,

renuncie a ese niño.

es lo único que usted

puede darle a mi hija.

con permiso.

erick: alberto está

muy angustiado.

neta está muy preocupado

por todo lo que está pasando.

yolanda: el y todos, erick.

erick: pero, bueno.

te dejo esto

porque ya me tengo que ir

a trabajar.

yolanda: oye, no.

¿mañana me puedes acompañar

a un lado?

erick: ¿lo podemos dejar

para el fin de semana?

yolanda: ¿cómo el fin de semana,

erick?

es la boda de lino.

erick: ah, sí, es cierto,

es cierto.

es cierto, me organizo--

me organizo y paso

por ti en la mañana, ¿va?

yolanda: gracias.

erick: bye.

ricardo: hola, mi amor.

te traje lasaña a ti

y a tu madre,

espero que les guste.

marina: gracias.

ya cenamos, lo puedo guardar

para mañana en el refrigerador.

ricardo: ¿y ese tipo?

marina: está en su cuarto.

ricardo: oye, ¿no quieres ir

a dar una vuelta

para que te despejes un poco?

marina: no, ¿cómo crees?

yo no quiero dejar sola

a mi mamá y a mi hijo.

ricardo: ok.

ximena está trabajando mucho

para que esto se acabe

lo antes posible.

marina: sí.

estoy guardando todo mi odio

con tal de proteger a mi hijo.

susana: ay, brasil,

qué belleza.

susana balmaceda,

del cuarto 87.

y quiero pedirle por favor

si me manda un maletero.

gracias, muy amable.

[llaman a la puerta]

ah, qué servicio.

luis: sorpresa, mi chucha.

[ríe]

[suspira]

isauro: bonita,

ya no puedo más.

marina: ¿con qué?

isauro: con tu relación

con ese imbécil

de ricardo bazán.

marina: ricardo y yo

nos vamos a casar.

isauro: ino, claro que no!

y si quieres seguir viendo

a tu hijo, vas a acabar

con ese noviazgo.

luis: a ver qué tenemos aquí.

[ríe]

quita esa cara, mi chucha,

hombre, parece que viste

un muerto.

susana: ¿qué haces aquí?

luis: vine a arreglar

unos asuntitos

que tengo pendientes.

oye, pero cuéntame,

¿tú qué estás haciendo

por estos lares?

susana: pues, ya ves,

decidí olvidarme

de la mala experiencia

que viví contigo.

luis: "mala experiencia",

móndriga vieja.

si no mal recuerdo,

un día estabas viuda,

y al otro día ya te estaba yo

manteniendo.

susana: y ya me tratabas

como una mujerzuela.

luis: como lo que eres,

mi chucha.

ya sabes qué me pasó a mí

por andar con mujerzuelas.

me mandaron a freír espárragos.

sí, así como lo oyes,

perdí lo más preciado

que tenía en la vida,

a mi prude.

¿y todo para qué?

para nada.

pero pues tú me conoces,

mi chucha.

a mí no me gusta perder.

susana: tú y yo no tenemos nada

de qué hablar.

luis: espérate, espérate,

hombre.

espérate, estamos chismeando

muy a gusto.

te platico lo que últimamente

he estado haciendo

en estos días,

una de movimientos financieros

como nunca en mi vida, ¿eh?

¿y qué crees? ¿qué crees?

la ratota de zacarías

no sabes lo que me hizo.

hijo de su madre.

inventó una plaga

para los aguacates.

nunca existió tal.

el los vendía por su lado.

no, y ahí no acaba el cuento,

¿eh?

la cuenta que teníamos

para la añoranza,

¿qué crees que hizo, mi chucha?

la usó

para lavar dinero.

isauro: sí, me escuchaste bien.

tienes que mandar al diablo

a ricardo bazán.

marina: usted no es nadie

para meterse en mi vida privada.

isauro: no.

pero puedo exigirte

que te vayas y que dejes

a aquel niño conmigo.

yo tengo la custodia

provisional del niño,

y muy pronto va a ser

definitiva.

así que tú decides,

te quedas con él

o terminas con él.

dices que eres capaz de hacer

lo que sea con tal de estar

con tu hijo, ¿eh?

¿sí, bonita?

demuéstralo.

luis: ¿cómo ves?

y aquí la loquita que tengo

en la cabeza, aquí en la azotea,

me anda dice y dice que tú

le metiste esas ideas a zacarías

para traicionarme.

susana: ¿yo por qué?

luis: ¿cómo que por qué?

pues, un día, y al otro también

te la pasabas en el rancho.

susana: no, ¿cuál rancho?

luis: ¿cómo que cuál rancho?

si no me crees,

tengo el registro

de mis empleados.

están los videos también.

no te hago el payaso, chucha.

a zacarías

ya lo agarró la policía.

¿y dónde crees?

aquí, en santo domingo.

[música]

[tema musical]

sofía: ♪ porque en tus besos

descubro matices

que llevan mi cuerpo

a sentir lo más simple

guarda aquí mi corazón

sé el guardián y mi dragón

siempre sé

mi protector

regálame

una vida que se encienda

con tu luz ♪

♪ muéstrame una vida entera

llena de bellos momentos

tómame con mucha fuerza

que confiaré en tus besos

aquí me quedo

para ser parte de ti ♪

♪ llévame adonde tú quieras

búscame un lugar perfecto

cuida que jamás se rompa

este corazón que entrego

hoy aquí

que desde ahora es solo

para ti ♪

♪ abrázame

sin tu mirada

no podré seguir ♪

luis: y, como soy un viejo lobo

de mar, ¿verdad?

pues que me cayó el 20

de que ustedes dos

se confabularon

para verme la cara

ya sabes de qué, ¿verdad?

susana: ya te dije que no.

luis: dime una cosa--

cállate.

cállate.

¿cómo le hiciste para comprar

el boleto de avión

si tú nunca tenías un clavo?

eres una pobretona desgraciada.

susana: y tú un mujeriego,

maldito desgraciado,

que se merece esto y más.

luis: [gime]

susana: no me importa qué digas.

pero nunca podrás probar

que yo tuve algo que ver.

luis: [ríe]

ya soltaste la sopa, chucha,

ya dijiste que tú lo planeaste.

susana: sí, sí, fui yo.

yo lo puse en contacto

con la persona que usó

tu cuenta.

y basta con que haga

una llamada

para que todo el mundo se entere

de los negocios sucios

del respetable luis alberto

ocaranza.

[grita]

luis: una cosa,

¿por qué lo hiciste?

susana: me hiciste a un lado

como un trapo sucio, ¿eh?

¿por qué no aceptar

un excelente negocio?

luis: [gruñe]

eres una cascos flojos.

susana: sí, lo que quieras.

pero tú vas a terminar

en la cárcel, fíjate.

ay, no.

ay.

luis: todavía no.

yo todavía no, mi chucha.

pero tú...

aquí la tienen, "compas".

a la chucha.

policía: susana balmaceda,

policía dominicana,

usted está detenida.

susana: no.

no, no, no, ¿por qué? no.

no sé qué mentira les haya dicho

ese tipo zacarías,

pero yo no tengo nada que ver.

luis: a ver, a callar, a callar.

ey.

mira lo que hay aquí.

sorpresa.

un micrófono.

está grabado--

susana: ino, yo no dije nada!

luis: vámonos.

todos: [hablan a la vez]

luis: ifuera!

ipúdrete en la cárcel, susana!

sácate.

tú no, tú no.

tú vente para acá,

tú vente para acá.

cierra, cierra.

ay, móndriga vieja, ¿eh?

>> sí, es brava.

luis: vamos a festejar.

¿cómo la viste?

>> muy brava, ¿eh?

luis: hija de su madre, ¿eh?

fondo, fondo.

fondo.

susana: ya le dije

que no tengo nexos

con ningún grupo delictivo.

solo el contacto del hombre

al que le vendí

una cosecha de aguacate.

tal vez ese hombre

tomó los datos de la cuenta

sin que yo me fijara

y la usó sin permiso

y convenció al capataz.

policía: por favor, señora,

no trate de confundirme.

sabemos todo lo que pasó.

recuerde que de todas maneras

las autoridades mexicanas

la harán hablar.

susana: pues será enfrente

de mi abogado.

policía: solo recuerde

que tenemos

su confesión grabada, ¿eh?

susana: no tengo nada más

que hablar con usted.

supongo que tengo derecho

a una llamada, ¿no?

policía: efectivamente.

susana: sí, ¿se encuentra

el señor carballo?

susana balmaceda.

hola, arturo.

te llamo porque te tengo

una noticia de primera plana.

isauro: espero que esta

sea la última vez

que lo veo en mi casa.

ricardo: no lo creo.

isauro: ah, ¿no?

ricardo: no, la verdad--

marina: hola, ricardo.

ricardo: ey, mi amor.

isauro: los voy a dejar solos.

creo que marina tiene algo

que decirte.

ricardo: ¿ya desayunaron?

puedo ir a comprarte algo,

lo que quieras.

marina: no, no te preocupes.

ricardo, necesito hablar

contigo.

creo que en este momento

lo mejor para mi hijo y para mí

es que tú y yo terminemos.

erick: morenaza,

¿qué hacemos aquí?

recuerda que tengo

muy poco tiempo,

tengo que ir a cuidar

un paciente.

no quiero llegar tarde.

yolanda: yo creo que te vas

olvidando de esos trabajitos.

erick: ay, ¿por qué?

si es muy buena lana,

y así puedo ahorrar más.

yolanda: sí, pero no te da

tiempo de hacer otras cosas.

erick: ¿me vas a dejar

porque no te estoy dedicando

tiempo o qué?

yolanda: ¿cómo crees?

si yo también

me lo paso estudiando.

erick: yo te entiendo,

y sé que tienes sueños,

como el mío, de algún día poner

un restaurante.

yolanda: sí, y por eso

conseguí algo que espero

que te guste.

erick: ¿qué?

yolanda: lo compré para ti.

¿no te gusta?

mira, lo puedes adaptar

y poner un food truck.

erick: ajá.

es increíble.

es el mejor regalo

que me han dado en la vida.

ricardo: ese infeliz

te lo pidió, ¿verdad?

marina: sí, ricardo,

le molesta mucho que vengas

a verme.

ricardo: va a tener

que aguantarse,

porque no me pienso alejar

de ti.

marina: estoy tratando

de convencerlo de que renuncie

a sus derechos.

el dice que se quiere ganar

mi perdón,

y yo necesito evitar

discusiones con él,

por favor, entiéndelo.

ricardo: mi amor, mi amor,

es la primera de muchas

que te va a pedir.

marina: a lo mejor sí,

pero mientras el juez

no cambie de opinión,

yo no tengo otra alternativa,

ricardo.

entiéndeme, por favor,

estoy haciendo un gran esfuerzo

estando aquí.

ricardo: ok.

ok, mira, tengo una idea.

debemos simular frente a isauro

y frente a todo mundo

que cortamos,

pero, por favor, no me digas

que termine esta relación.

te lo pido por favor,

no puedo, marina.

para mí tú y rafita

son lo más importante

que tengo en la vida.

no me pidas eso.

marina: sí, está bien.

está bien.

muchas gracias por entenderme.

¿eh? pero ahora es mejor

que te vayas.

ricardo: ok, ok.

ok, tranquila,

todo va a estar bien.

marina: sí.

ricardo: ¿sí?

isauro: [carraspea]

doctor, supongo que mi bonita

ya le dijo

que no quiere nada con usted.

ricardo: usted cree que tiene

el control sobre marina,

¿verdad?

isauro: por ahora sí, ¿verdad?

marina: ricardo, ¿qué te pasa?

por favor, no lo golpees.

¿qué estás haciendo?

detente, por favor, ya.

[música]

[música]

ana: no entiendo

para qué quieres comprar cosas

para el niño,

si de aquí a que nazca

pueden pasar muchas cosas.

paulino: ¿cómo que pueden pasar

muchas cosas?

¿como qué o qué? ¿qué pasó?

ana: pues, no sé,

a veces hay accidentes

o se presentan complicaciones.

paulino: a ver, espérate,

¿todo bien, anita? ¿pasó algo?

¿estás bien?

ana: sí, todo bien.

a lo que me refiero, lino,

es que--es que prefiero

que nazca el niño

y después compramos

todo lo que necesite.

paulino: ya.

¿todo bien?

ana: no, no.

es que, lino, ¿no te das cuenta?

o sea, nada más estás pensando

en el niño, y tenemos una boda.

ni siquiera te has puesto

a pensar en qué es

lo que vamos a dar de comer.

paulino: está bien, anita,

perdóname.

perdóname, perdón.

tienes razón.

ana: bueno.

entonces, te pido por favor

que dejemos el asunto del niño

a un lado

y pensemos más como pareja, ¿sí?

paulino: sí.

ana: [ríe]

isauro: andale.

pégame, pégale a un hombre

convaleciente.

ricardo: idebería estar muerto!

imuerto debería estar!

marina: ibasta, basta ya!

isauro: lárgate.

enfermera: respire, por favor.

marina: ricardo, por favor,

te tienes que ir.

sí, sí.

por favor.

isauro: iese hombre

vino a provocarme a mi casa!

enfermera: el paciente

no puede tener esta clase

de sobresaltos.

le voy a tomar la presión.

respire.

isauro: [jadea]

vanessa: sí, gracias por llamar

a soporte técnico.

lo atendió vanessa villoslada.

jefe: a ver,

su atención, por favor.

acá.

quiero felicitar a vanessa

porque ayer obtuvo

la mejor puntuación de servicio

y fue la mejor calificada

en la encuesta a clientes.

vanessa: guau.

jefe: felicidades, vanessa.

vanessa: ay, gracias.

jefe: aplausos.

todos: [aplauden]

jefe: ya.

ya, ya, ya.

a trabajar, por favor.

gracias.

vanessa: [ríe]

forense: no hay duda,

esta mujer murió estrangulada.

las marcas en el cuello

revelan la forma

en que la ahorcaron.

acá está.

>> ¿encontró huellas

en el cuerpo?

forense: no, las limpiaron.

>> entonces, la echaron

al lago después de matarla.

forense: sí.

y podemos calcular el tiempo

que estuvo en el agua.

>> ni hablar.

otro feminicidio sin resolver.

forense: no lo creas.

para la ciencia no se ha dicho

la última palabra.

>> ¿por qué?

forense: cuando logré abrir

sus manos, encontré algo

que me llamó mucho la atención.

>> ¿qué es?

forense: esto.

no tengo claro qué es,

pero algo me dice

que nos puede llevar

al culpable.

alberto: aplíquele

el antibiótico.

enfermera: con permiso.

alberto: perdón.

dios.

lucrecia: por lo que veo,

no has dormido.

pasaste la noche

en el hospital.

alberto: sí, sí.

lucrecia: no puedes estar

sin dormir, alberto.

alberto: aunque me vaya

a la casa, de todas maneras,

no duermo.

pienso en marina

viviendo en casa de sotero

y me pongo muy mal.

¿sabes qué me contó mi mamá?

lucrecia: ¿qué?

alberto: con qué le salió

ese infeliz.

lucrecia: ¿qué?

alberto: exigió que terminara

con ricardo, y ella lo hizo.

de ese tamaño es su amor

por su hijo.

lucrecia: no sabes cuánto quiero

que ese asunto se resuelva

para bien.

alberto: eso es lo que deseamos

todos.

lucrecia: bien.

¿comemos?

alberto: no, no sé, no sé,

tengo mucho trabajo.

te aviso, ¿sí?

nos estamos viendo.

lucrecia: felicidades.

al parecer, es dueño

de la situación.

tiene a todos en jaque.

sí, me acabo de enterar

que obligó a marina

a terminar con ricardo bazán.

erick: estoy muy feliz, papá.

¿sabes? sonará a una locura,

pero quiero poner

mi propio negocio.

a que no sabes lo que me dio

yola.

médico: ¿qué?

erick: un camioncito.

digo, le hace falta

que le inviertas dinero

y trabajo,

pero de eso me encargo yo.

ah, papá, es que yola

es increíble.

médico: me da mucho gusto

verte tan entusiasmado.

erick: yo sé que te hubiera

gustado que siguiera

la tradición de la familia

muñoz de baena, papá,

pero, bueno,

la medicina no es lo mío.

médico: eso lo tengo

más que claro.

bueno, por lo menos,

tus conocimientos van a servir

para que ofrezcas comida sana,

¿no?

erick: claro, papá,

mucha asepsia.

voy a hacer platillos veganos,

cortes, fusión,

comida mediterránea.

bueno, todo...

isauro: ¿qué se le ofrece?

tabares: soy el comandante

tabares.

busco al señor isauro sotero.

isauro: soy yo.

¿de qué se trata?

tabares: ¿conoce a la señora

ramona lópez?

isauro: sí, trabajaba para mí.

¿por qué?

tabares: porque estamos

investigando su muerte.

marina: ¿ramona muerta?

[música]

[música]

abogado: con permiso,

con permiso.

don luis, ¿cómo se le ocurre

salir del país?

bajo proceso legal,

bajo ninguna circunstancia

deberá abandonar--

luis: espérate, ya fui,

ya regresé.

estoy aquí.

periodista: señor ocaranza,

¿es verdad

que su comercializadora

está metida en el narcotráfico?

luis: espérate, espérate.

abogado: ¿cómo supieron

que estábamos aquí?

periodista: ¿ha usado

como pantalla este negocio?

luis: epale, épale.

periodista: no se ponga así,

señor ocaranza,

le estoy preguntando.

¿de dónde viene?

¿fue a llevar capital

para un paraíso fiscal?

luis: qué tonterías,

qué tonterías estás diciendo.

te voy a meter un cachetadón.

periodista: no se ponga así.

o sea, no puede contestar

y se pone violento.

por favor, señor ocaranza.

marina: ¿cómo murió?

¿qué le pasó?

tabares: su cuerpo

fue encontrado en el lago

de valle de bravo.

al parecer, llevaba un tiempo

allí.

no se ha definido la fecha

de su muerte, pero estamos

investigando.

isauro: ¿y cómo saben

que es ella?

tabares: la víctima no tenía

identificación,

pero afortunadamente

en nuestro banco de datos

teníamos registradas

sus huellas,

cuando hizo una declaración

a favor de usted.

por eso supimos que usted

la conocía.

marina: sí, trabajó

para el doctor

en valle de bravo,

y cuando se vino a la ciudad

también se la trajo con él.

isauro: [tose]

yo le tenía mucho aprecio,

pero ella nos dejó

hace casi un mes.

y desde ese entonces,

yo no he sabido nada de ella.

por eso, que usted venga

a decirme que está muerta

me causa una fuerte impresión.

tabares: necesito hacerle

unas preguntas de la señora.

¿conoce a sus familiares,

a sus amigos?

isauro: ayudo, tenía familiares

de amigos.

[jadea]

discúlpeme, oficial,

pero no me siento bien.

marina: el señor tiene problemas

cardiacos.

tabares: discúlpeme, no sabía,

pero si no puede responder

ahorita, tendrá que ir

a mi oficina en valle de bravo

para que coopere

con la investigación.

aquí le dejo mi tarjeta.

necesitamos encontrar

al responsable

de este homicidio.

marina: ¿homicidio?

tabares: sí.

la señora ramona lópez

fue estrangulada.

por favor, no deje de ir.

lo espero.

con permiso.

isauro: [gime]

marina: doctor, ¿se siente bien?

isauro: no, no,

no me siento bien.

[gime]

enfermera: por favor, señora,

pida una ambulancia, es urgente.

marina: ¿yo?

enfermera: sí.

respire.

isauro: [jadea]

luis: solamente conozco

a una persona que le encanta

eso de la farándula.

radio, televisión, periódicos.

hija de su madre.

pero me las va a pagar.

abogado: no entiendo, don luis,

¿de quién está hablando?

luis: pues la changa de changas,

la trepadora,

por la que salí del país.

pero me las va a pagar ella

y la ratota esa de zacarías.

vas a ver, se les va a aparecer

el diablo.

abogado: pues, esperemos

que no se difunda la noticia

y que no llegue a los oídos

del juez que lleva su caso.

luis: oye, espérate,

espérate tú, vengo llegando.

ya, dame una noticia buena, ¿no?

déjame respirar.

abogado: bueno, en ese caso,

ni le menciono lo que averigué.

luis: no, no, no,

ahora me lo dices.

¿qué hubo?

abogado: un colega me informó

que su hijo--

luis: ajá.

abogado: está tramitando

su cambio de apellido.

mi cachorro.

marina: la ambulancia

ya viene en camino.

isauro: no, no.

no es necesario,

ya me siento mejor.

enfermera: su presión

está muy baja.

¿qué pasó, señora?

¿otra discusión?

damiana: ay, por favor,

no se preocupe.

mala hierba nunca muere,

¿verdad, doctor?

[llaman a la puerta]

>> perdón,

escuché gritos.

¿se le ofrece algo?

marina: ya viene una ambulancia

para llevarlo al hospital.

>> pero ¿usted está bien?

¿su mamá y su hijo?

damiana: sí, gracias,

estamos bien.

marina: sí, todos bien.

isauro: ¿quién es usted?

no se meta

en lo que no le importa.

ilárguese!

enfermera: no, no se altere,

señor, por favor.

tranquilo.

>> voy a estar afuera

por si se le ofrece algo.

marina: gracias.

isauro: lárguese.

enfermera: tranquilo, respire,

respire.

alberto: ¿cómo está?

enfermera: estable,

doctor ocaranza.

pero trae muy baja la presión,

60 sobre 45.

alberto: llévalo al cubículo

dos, canalícenlo de inmediato.

gracias.

enfermera: enseguida, doctor.

alberto: ¿tú venías

en la ambulancia con él?

marina: sí, sí, él no quería

venir, pero casi casi lo tuvimos

que traer a la fuerza.

mi mamá se llevó a rafita

a la vecindad.

alberto: ahorita me cuentas

qué pasó, voy a ver

que se estabilice su presión,

¿sí?

marina: sí.

luis: sí.

hombre: perdón que lo moleste,

patrón, pero ya se tiene

que levantar la cosecha

de la zona norte,

y no tenemos quien se encargue

de dar las órdenes.

luis: ah, mira,

pero no te preocupes,

tú, tranquilo, yo, nervioso.

de ahora en adelante, tú te vas

a hacer cargo del rancho.

hombre: ¿yo, patrón?

luis: sí, ¿te da frío?

ah, y de una vez te aviso, ¿eh?

no te vayas a brincar

las trancas conmigo

porque se te va a aparecer

el diablo, cepillín.

hombre: sí, patrón.

yo me encargo,

y le estoy llamando

para mantenerlo informado.

luis: arre.

isauro: ¿no hay otro médico

que me atienda?

enfermera: el doctor ocaranza

es el mejor en urgencias.

isauro: sí, pero me va a matar,

igual y aprovecha para matarme.

exijo que me atienda

otro médico.

alberto: a ver, a ver,

no va a haber nadie más.

es una pena que este evento

no haya acabado con tu vida.

isauro: ¿oyó, señorita?

que me atienda otro médico.

me largo de aquí, me largo.

alberto: calma ya, isauro.

médico: alberto, que lo atienda

mendiola.

señorita, ¿me hace el favor

de buscarlo?

enfermera: con permiso.

médico: esto es consecuencia

por haber dejado

el hospital antes de controlar

su arritmia

y su problema de circulación.

isauro: haga algo

para que me sienta mejor.

me tengo que ir enseguida.

médico: usted no va

a ningún lado.

tiene que estar internado.

marina: después de que

la policía nos informó

sobre la muerte de ramona,

él se puso muy alterado.

ricardo: ojalá no lo dejen

salir, así puedes regresar

a la vecindad.

marina: sí.

hola.

ricardo: ¿cómo está isauro?

alberto: mal.

se negó a que yo lo atendiera.

ahora mendiola está a cargo,

pero no creo que deje pronto

el hospital.

hay que avisar al juez

que sotero no está

en condiciones de cuidar a rafa.

ricardo: sí, yo le voy a avisar

a ximena para que se encargue.

alberto: voy a solicitar

un informe médico

para apoyar su argumento, ¿sí?

marina: muchas gracias.

ricardo: bueno, ¿te llevo

a tu casa?

no tienes nada que hacer aquí.

marina: sí, vamos.

ricardo: con permiso.

alberto: sí.

marina: alberto,

muchas gracias por preocuparte.

es que alberto mandó

a una persona para cuidarnos.

alberto: por si se llegaba

a necesitar.

marina: sí.

ricardo: bueno, gracias,

pero ya no va a ser necesario,

marina no va a regresar

a ese lugar.

¿vamos, mi amor?

marina: sí, vamos.

adiós.

alberto: cuídate.

[música]

[música]

tabares: fui a hablar

con sotero.

efectivamente, la señora

ramona lópez trabajó con él

años.

cuando se fue a la ciudad,

se la llevó,

pero después le renunció

y le perdió la pista.

>> ¿te dio datos

de sus familiares

o de algún amigo?

tabares: fue una visita

muy corta.

le impresionó mucho

la noticia del homicidio.

le tenía mucho aprecio.

seguro va a cooperar.

>> necesitamos más datos

de esa mujer.

tabares: ¿y ya tiene la fecha

de cuándo ocurrió la muerte

de la occisa?

>> aproximadamente.

y también tengo idea

de lo que encontramos

en su mano.

tabares: manténgame informado.

y yo voy a seguir investigando.

lucrecia: marina, ¿cómo estás?

alberto me contó

que isauro sotero prácticamente

te obligó a vivir en su casa.

lo siento.

marina: sí, sí, lucrecia.

ricardo: olvidé comentarte

que lucrecia y alberto

reiniciaron su relación.

lucrecia: sí, sí.

alberto para mí es todo,

y más en estos momentos

tan difíciles.

marina: qué bueno por los dos.

lucrecia: gracias.

y si necesitas cualquier cosa,

puedes contar conmigo.

en lo que quieras.

marina: gracias, pero no creo

que puedas hacer nada.

ricardo: nos vemos, lucrecia.

prudencia: ¿así que cuando

se enteró de la muerte

de esa mujer se puso mal?

marina: sí, casi no podía

ni respirar,

se puso bien pálido.

>> dudo que la muerte

de ramona le haya afectado

en algo.

ese tipo nunca ha querido

a nadie.

>> estoy de acuerdo.

prudencia: bueno, pero fue

la única persona que lo cuidó

durante muchos años.

algún afecto le debería tener,

¿no?

y dices que fue un homicidio.

marina: sí.

la policía lo está investigando.

la encontraron en el lago.

prudencia: tanto daño que hizo

encubriendo al maldito ese,

pero la verdad

es que no merecía esa muerte.

toribio: y si le preguntan

al isauro, es porque sospechan

de él.

marina: les dijo que ramona

renunció al trabajo

para regresar a valle de bravo.

>> ella nunca lo dejaría.

la trataba bien mal

y ahí estaba.

>> eso está muy raro, ¿no?

prudencia: ¿y qué dijeron

los doctores de isauro?

ricardo: se va a quedar

en el hospital

hasta que se estabilice.

marina: sí, y eso quiere decir

que ya puedo regresar

a la vecindad.

prudencia: mi amor.

algo bueno salió de todo esto,

¿no?

alberto: lo único bueno

de todo esto

es que marina y rafa

van a regresar a la vecindad.

lucrecia: hasta que isauro

se recupere.

¿tienes una idea

de lo que pasó?

alberto: ya no pude hablar

con marina.

lucrecia: ¿sabes? me gustaría

hablar con ese hombre.

alberto: no, ¿para qué?

lucrecia: tal vez, una terapia

le ayudaría a entender

su obsesión por marina.

así le daría la custodia

a la madre.

alberto: no creo que consigas

nada, pero, bueno, adelante.

lucrecia: bueno.

luis: epale.

alberto: ¿tú qué quieres?

lucrecia: y a todo esto,

¿por qué se puso mal?

isauro: por nada.

lucrecia: ¿discutió con marina?

no me diga que quiso abusar

de ella.

isauro: por supuesto que no,

y ya déjeme en paz.

lucrecia: uy, uy, qué tono.

le recuerdo que soy

su única aliada, doctor sotero,

y que habíamos quedado

en que no haría nada

sin consultarme.

isauro: me afectó

la noticia de...

la muerte de ramona.

lucrecia: ¿ramona?

su sirvienta.

¿cómo murió?

isauro: la policía está

investigando.

lucrecia: ¿la policía?

isauro: sí.

la encontraron

en el lago de valle de bravo.

lucrecia: dígame la verdad,

doctor,

¿usted la mató?

isauro: por supuesto que no.

lucrecia: mm, qué casualidad,

¿no?

porque la única persona

que nos podía delatar

de repente aparece muerta.

[gime]

luis: [ríe]

no seas payaso, mi hijo.

¿cómo a estas alturas

del partido te vas a quitar

el apellido?

si todo el mundo te conoce

como el doctor ocaranza.

alberto: arzuaga,

me voy a hacer llamar

doctor arzuaga, por favor.

luis: ese es el apellido

de tu madre, no jala.

hazme caso, el mío va a abrir

más puertas.

alberto: a mí me averguenza

ser ocaranza, ¿entiendes eso?

luis: no me digas eso, mi hijo,

¿qué pasó? soy tu padre.

además, vas a recibir

toda mi herencia.

alberto: no quiero ninguna

herencia, eso le pertenece

a marina.

luis: no la quiere, me rechazó

la señora.

sí, me borró de su lista negra.

ya la perdí.

y a mi nieto está en veremos.

alberto: y a mí también

me perdiste.

luis: bueno, ¿tanto odio

me tienes?

alberto: no, yo no te tengo

odio,

tengo un grato recuerdo

de mi infancia, pero no tengo--

no quiero nada que ver contigo.

nada.

luis: estás actuando así

porque estás enchilado.

los problemas que yo tengo

con tu madre,

eso no tiene por qué afectar

nuestra relación.

alberto: no, no, a ver,

no solo es eso, no.

son tus constantes engaños,

tus mentiras,

tu prepotencia.

fue por tu soberbia

que perdí lo que más amo

en la vida.

luis: alberto, ya,

dale vuelta a la hoja.

ya, por favor, hombre, ya.

ahora tienes que concentrarte

en la estirpe de los ocaranza--

alberto: "el estirpe

de los ocaranza".

luis: sí.

alberto: eso muere aquí contigo.

luis: nada más contigo

puede seguir vivo mi apellido,

entiéndeme.

alberto: que sea la última vez

que lo vea, señor ocaranza.

abogada: ya el abogado

del doctor sotero se adelantó

a informar al juez

de lo ocurrido.

prudencia: y le van a quitar

la custodia de mi nieto

a ese hombre, ¿verdad?

marina: por favor, dígame

que me va a devolver la custodia

de mi hijo.

abogada: por el momento no.

pero mientras esté convaleciente

en el hospital él autoriza

que usted cuide a su hijo.

lucrecia: a mí no me interesa

cómo te apellides.

lo importante es que sepas

que te amo.

alberto: lucrecia, tú sabes

que cuentas conmigo para todo,

pero no te aferres a algo

que no va a ser.

una vez que termine

todo este infierno,

pienso irme al extranjero

a hacer mi especialidad.

ya estoy solicitando una beca.

lucrecia: yo me voy contigo.

alberto, sin mi padre

no tengo nada que hacer aquí.

¿sabes?

ya tengo un comprador

para la casa.

alberto, tú eres mi motor.

eres--eres lo que me hace

seguir adelante.

alberto: ¿en qué vas a trabajar,

eh?

lucrecia: mi trabajo, pues,

será hacerte feliz.

alberto: a ver, ¿qué pasó

con esa mujer fuerte,

independiente, valiente,

que conocí?

lucrecia: no lo sé.

no lo sé, alberto.

en algún lugar la perdí.

necesito que me ayudes

a recuperarla.

¿sí?

ricardo: ¿se puede saber

por qué está tan buena onda

ese imbécil ahora?

abogada: según él,

lo que busca es el bien

del niño.

prudencia: pero seguramente

va a seguir buscando

que el juez cambie su decisión,

¿verdad?

abogada: por supuesto.

el proceso de apelación

sigue su curso.

prudencia: ¿y los estudios

psicológicos?

abogada: el juez considera

que tendremos que esperar

a que el doctor sotero

se reponga para poder

realizarlos.

marina: por dios,

¿cuándo va a acabar

este infierno, mamá? ¿cuándo?

[llaman a la puerta]

abogado: buenas tardes.

eh, vengo a informarle

que mi cliente está dispuesto

a ser flexible,

siempre y cuando usted, señora,

sepa responder a su generosidad.

marina: ¿generosidad?

abogado: sí, le pide

que vaya a visitarlo

al hospital mientras esté

convaleciente.

prudencia: ay, claro,

ya salió el peine.

lo que quiere

es seguir teniéndote atada.

ricardo: no tienes

por qué hacerlo, mi amor, ¿eh?

abogado: el doctor sotero

podría cambiar de opinión

y retirarle el permiso

de que cuide al menor.

marina: entonces,

dígale a su cliente que sí,

que voy a ir a visitarlo.

abogado: muchas gracias.

[timbre]

luis: igenoveva!

ialcoba!

o como te llames, ven--

están tocando la puerta.

¿no puedes--?

cuando se le necesita,

nunca está.

pero eso sí, que no pidan

aumento, porque--

¿y usted?

zamora: soy el comandante

zamora.

¿es usted luis alberto ocaranza?

luis: el mismo

que viste y calza.

¿qué se les ofrece?

zamora: está usted arrestado.

acompáñenos.

luis: espérate, espérate, ¿sí?

a mí no me arresta nadie.

tengo un acuerdo con el juez.

el me ha dejado llevar

mi proceso en libertad,

aquí desde la comodidad

de mi casa, ¿cómo la ven, eh?

zamora: salió del país

incumpliendo los términos

que señala la ley,

así que ha perdido

ese privilegio.

a partir de ahora,

seguirá al proceso

desde el reclusorio preventivo.

por favor, venga con nosotros.

no oponga resistencia,

no nos obligue a usar

la violencia, por favor.

[música]

Cargando Playlist...