null: nullpx
Cargando Video...

Rubí Capítulo 8

Univision31 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

[música]

>> ¿en qué le puedo ayudar?

boris: vengo a preguntar

por una persona que está alojada

aquí.

>> ¿el nombre?

boris: carla rangel.

>> no, aquí no hay nadie

con ese nombre.

boris: ¿está seguro?

>> totalmente.

aquí no recibimos muchas

personas.

boris: gracias.

>> de nada.

[celular]

fernanda: ¿bueno?

boris: ¿usted está en el hotel

del pueblo?

fernanda: sí.

¿por?

¿por qué me llama tan temprano?

boris: la señora la está

esperando para desayunar,

hoy quiere hacer la entrevista

más temprano.

no tarde.

fernanda: me cuesta trabajo

creer que a una mujer

que le encantaban los lujos

terminara en una casa así.

rubí: ¿qué tiene de malo

mi casa?

fernanda: es preciosa,

pero parece un museo.

tiene más de pasado

que de presente.

rubí: como su dueña.

fernanda: buen día.

boris: buen día.

fernanda: quisiera preguntarle

algo, señora rubí.

boris: tenga mucho cuidado,

el plato está caliente.

rubí: omelette de claras.

es un desayuno perfecto,

es muy alto en proteína.

las yemas tienen demasiado

colesterol, no aportan mucho.

fernanda: sí, lo que pasa es--

rubí: ¿has desayunado

alguna vez en madrid?

es una locura, te dan churros

con chocolate.

¿traes tu cámara?

me gustaría contarte algo.

lucas: en tantos monumentos

que hay en madrid,

tener uno sólo de ellos

supera tu belleza.

rubí: lucas, qué adulador.

lucas: [ríe] soy muy sincero,

rubí, muy sincero,

eso es lo que pasa.

contraté al fotógrafo más

importante de españa para ti,

se llama bozzo.

rubí: ¿en serio?

lucas: es el fotógrafo

consentido de las estrellas.

ayer, por ejemplo,

trabajó con penélope,

sí la conoces, ¿no?

rubí: sí, es guapísima.

lucas: guapísima.

pero tú eres una obra de arte.

rubí: ay, lucas.

lucas: sí, mira nada más,

nunca había visto una piel

tan divina, tan perfecta.

rubí: no sigas, no sigas,

me la voy a creer.

lucas: [ríe]

claro.

tengo a todo el ateliere

esperándote.

vamos a hacer unas fotos

sensacionales, ya verás.

bozzo te va a convertir

en el rostro más famoso

de europa.

vamos a desayunar y después

nos vamos para allá, ¿te parece?

rubí: lucas, gracias.

no sé cómo agradecerte.

alejandro: ¿interrumpo?

sonia: me asustaste.

alejandro: ¿tan mal me queda

esta bata?

¿me puedo sentar?

sonia: adelante.

perdón, estaba leyendo

un artículo increíble

sobre la regeneración

de las célular cardíacas.

la verdad que me encantó.

alejandro: de eso quiero

hablar contigo.

sonia: ¿lo leíste?

¿verdad que es espectacular?

es increíble cómo tienen

la capacidad para regenerarse,

¿no?

alejandro: he decidido

regenerarme, sonia.

sonia: eres un caso, alejandro.

alejandro: no tienes mejor

opinión que la que yo tengo

sobre mí,

pero estoy hablando en serio,

de verdad.

te extraño.

sonia: me tengo que--

me tengo que ir,

me están esperando--

alejandro: sonia, sonia, sonia.

¿qué puedo hacer para que

vuelvas a creer en mí?

sonia: me tengo que ir.

salas: desayunaron,

tomaron champagna

y luego fueron al ateliere

de lucas fuentes moral.

héctor: ¿y por qué

no te quedaste ahí?

tenías que esperar que salieran.

salas: estuve un buen rato

pero nada.

héctor: me dijo que iba

a estar trabajando todo el día.

salas: bueno, siempre está

la opción de que esté diciendo

la verdad.

héctor: [ríe]

eso lo vamos a ver.

quiero que regreses

a ese sitio y los esperes

el tiempo que sea.

salas: de acuerdo, señor.

bozzo: vamos, vamos, chicas,

que ya quiero empezar.

el pelito, el pelito ahí y ya.

guapísima, eso, eso es.

vamos.

genial.

guapísima, eso es.

rubí, ahora mira de perfil

pero los ojos a mí.

así, no respires.

pero los ojos a mí.

así.

no respires.

perfecto.

eso es.

la siguiente, vamos a por

la siguiente.

a ver, guapa,

ahora quiero una mirada

sencilla, romántica, dulce.

a ver, como si estuvieras

en el campo contando

tus obejitas, ¿si?

así, eso.

guapísima.

critina: mari.

¿ya viste todos los comentarios?

debes estar feliz.

maribel: ¿feliz?

¿de qué, de qué hablas?

cristina: ¿cómo de qué hablo?

de juanito titanio.

maribel: ¿qué pasó con juanito

titanio?

no lo he visto.

cristina: mira.

maribel: ¿es neta?

¿en qué momento tantos

comentarios?

>> no sé, pero es un éxito.

a parte de todo mira, ve.

aquí dice que estás hermosa.

maribel: ¿yo?

>> sí, tú y juanita.

esta es una grosería,

es una falta de respeto.

maribel: ya, bloqueado.

>> ¿sí?

maribel: ya, claro, bloquéalo.

ahí deja.

[ríe]

escucha este, "hola,

tengo la misma situación que tú,

te invito a salir para que

nuestras prótesis se conozcan",

¿es en serio?

>> contéstale.

maribel: ¿para qué?

>> sí, ponle algo divertido,

no sé, pero escribe algo.

maribel: ya.

"tu comentario me hizo brincar

de cojito, ja, ja, ja".

>> ¿y si se ofende?

maribel: ¿y?

pues ni modo, que se acostumbren

todos, ¿no?

así es juanita titanio.

cristina: aquí están

los balances que me pidió.

arturo: no sé cómo he podido

pasar tanto tiempo sin ti, cris,

la verdad es que has sido

de gran ayuda.

cristina: muchas gracias,

don arturo, qué amable.

con permiso.

arturo: espera, cris.

eh, ¿te acuerdas que te pedí

ayuda para organizar

la biblioteca?

cristina: ah, sí, ya quedaron

los estantes todos organizados.

arturo: me refería

a la de mi casa, verás,

tengo un caos tremendo,

llevo años intentando

organizarlo y no puedo

y la verdad es que me vendría

muy bien tu talento

organizativo.

cristina: ¿en su casa?

arturo: ajá.

pero no te preocupes,

será en horas de oficina, o sea,

además llevaré trabajo de aquí.

cristina: bueno, pues como usted

diga.

arturo: ¿te parece que empecemos

hoy mismo?

mi mujer no va a estar

así que no nos molestará nadie.

cristina: ok, con permiso.

arturo: ok.

bozzo: guau.

rojo pasión.

mira, con este outfit

quiero que tengas la mirada

como furiosa, penetrante,

así seria como diciendo,

"nadie puede conmigo".

listo.

saca la malvada que llevas

dentro, eso, eso, genial.

por dios.

sí, señor.

¡eso es!

oye, ¿seguro que no eres modelo

profesional?

[ríe]

dime la verdad.

guau, esto va a quedar brutal,

ya verás.

cayetano: no, no puede ser,

ya llegó la mujer más guapa

de este banco, ¿qué más guapa

de este banco?

más guapa del mundo entero.

arturo: cayetano,

deja de limpiar el coche,

tenemos prisa.

cayetano: ¿van los dos?

arturo: sí, los dos.

cayetano: ¿dónde los llevo?

arturo: a mi casa.

cayetano: a su casa.

¿a su casa primero

y después a la de ella?

¿o a la de ella y después

a la suya?

arturo: a mi casa, cayetano,

vamos.

cayetano: claro que sí,

adelante.

arturo: cristina, ven conmigo.

por favor siéntese.

gracias, cayetano.

cayetano: de nada.

arturo: sabes lo que te estaba

diciendo antes...

bozzo: ahí está, ahí está,

guapísima.

genial.

muy bueno, la verdad es que

tienes un don natural

para esto, ¿eh?

mira, mira la de rojo.

rubí: no puedo creer

que soy yo.

lucas: ya lo sabía.

espectacular.

bozzo: ¿cómo vas, bien?

¿quieres que paremos?

rubí: no, sigamos,

estoy perfecta.

bozzo: genial.

rubí: estoy divertida.

>> ¿un poquito de agua?

rubí: sí, gracias.

bozzo: perfecto.

eso es.

guapísima.

ahí, juega con el pelo.

[música]

[música]

[teléfono]

sonia: dime, lety.

leticia: doctora,

la solicita un paciente.

sonia: no, lety,

te dije que estoy muy cansada,

ahorita no estoy para nadie.

leticia: doctora, pero dice

que es urgente.

sonia: [suspira] está bien,

dile que pase.

leticia: ok, enseguida.

dice que pases.

alejandro: dime en qué parte

quieres tu estatua

y yo me encargo del resto.

gracias.

doctora, buenas tardes.

muchas gracias por su tiempo.

sonia: así que ahora lety

es tu cómplice, ¿no?

alejandro: no, no, no,

no la regañes,

fue mi culpa.

sonia: bueno, ¿y se puede saber

cuál es tu urgencia?

alejandro: bueno, te aclaro

que no soy ningún paciente

sino un impaciente

y no me da la paciencia

para que se te quite esa rabia

que tienes contra mí.

te propongo conocernos de nuevo,

¿si?

desde un, "hola, sonia,

qué bonita eres, qué linda".

sonia: [ríe]

alejandro: "me gusta

tu sonrisa, tus ojos".

sonia: sí, sí, tú me quieres

volver loca, ¿no?

alejandro: mira,

el café de esta clínica

me parece un asco.

¿por qué no vamos a otro sitio

por un café en serio,

a otro lugar, más tranquilos

por un café de esos que

pueden convertirse

en un tequilita?

no sé.

sonia: me encantaría

pero tengo que salir a hacer

las compras, así que.

alejandro: por favor.

>> eso es.

estás preciosa.

perfecto.

los brazos, los brazos.

eso es, eso es.

mueve el brazo, eso, eso.

muy bien.

excelente, guapísima.

listo, terminamos.

todos: [aplauden]

lucas: muchas felicidades,

déjame felicitarte,

estuviste divina,

luces espectacular.

rubí: me sentí tan cómoda,

como si lo hubiera hecho

toda mi vida.

lucas: ah, ¿si?

rubí: gracias.

¿puedo ver las fotos?

lucas: sí, claro.

bozzo, las fotos.

rubí: ¡guau!

parezco alguien más.

lucas: te lo dije.

la cámara está enamorada de ti.

rubí: me voy a ir

a cambiar.

lucas: no, no, no, espera,

necesito que te quedes así

para--para lo que viene.

rubí: ¿qué viene?

lucas: algo especial.

>> sinceramente me ha encantado

la sesión de fotos de hoy.

bozzo: sí, rubí fotografía

increíble la verdad.

parece que lo hubiera hecho...

salas: ¡ey!

[llama a la puerta]

[llama a la puerta]

rubí: qué lugar

más maravilloso.

lucas: ¿te gusta?

es mi lugar favorito,

donde tengo mis mejores diseños.

este por ejemplo

lo hice especialmente

para la actriz camila taylor

para una entrega de premios

en hollywood.

este otro es uno

de mis favoritos,

lo hice especialmente

para la realeza europea.

¿te gusta?

está divino.

todos son vestidos

muy famosos en todo mundo,

y ahora viene mi nueva colección

que va a ser perfecta

y que me va a llevar al top

del top de la moda.

rubí: ¿este es un vestido

de tu nueva colección?

lucas: no.

ese.

estaba esperando a la mujer

perfecta y...

llegaste tú.

lucas: ¿cómo?

¿una mujer que quiere conquistar

el mundo y que se deje

amedrentar por una copa

de champagna?

no puedo creerlo.

rubí: ¿yo quiero conquistar

al mundo?

¿quién te dijo eso?

lucas: lo acabas de demostrar

en tu primera sesión de fotos.

rubí: ¿te parece?

lucas: sí.

rubí: dame eso.

salud.

me tengo que ir a comer.

lucas: no, vamos a comer aquí.

le acabo de pedir al mejor chef

de madrid que te prepare

unas exquisiteces que te van

a encantar.

rubí: ah, ¿si?

lucas: pero antes te voy

a llevar a que conozcas

el lugar más especial

de mi ateliere.

¿me acompañas?

rubí: caballero.

[música]

[música]

fernanda: ¿cuándo vamos a ir

a visitar a mi tía rubí?

refugio: uy, no, rubí está

rete lejos en españa.

además cuesta mucha lana

ir a verla.

fernanda: ¿en serio?

refugio: sí.

fernanda: ¿entonces mi tía rubí

tiene mucha lana?

refugio: bueno, no exactamente.

a ver, no crean que no me doy

cuenta de lo que hacen ustedes

aquí, ¿eh?

>> ya deja de dar lata--

refugio: no, no, no,

nada de lata,

dejen en paz al matías

porque es el único hijo

que tiene mi amiga,

no le hagan eso.

>> no sea metiche

y no se meta donde no le da--

refugio: no soy metiche--

sí, me meto donde se me da

la gana y es la última vez

que lo veo por aquí.

yo mismo le voy a hablar

a la policía, ¿eh?

ten cuidado.

sé perfectamente lo que hace.

mugroso.

fernanda: guau.

igualita que mi tía rubí, abue.

lucas: por favor.

este es el lugar más importante

de mi ateliere,

aquí vamos a cenar.

rubí, tu imagen estará

por toda madrid.

donde vayas, en el metro,

en la gran vía,

te voy a hacer realmente famosa,

rubí, famosa.

rubí: tal vez yo te haga

a ti realmente famoso.

lucas: con cuidado,

la fama es un animal salvaje

y te puede deborar.

rubí: vamos a ver

quién debora a quién primero.

[gruñe]

lucas: [ríe]

[aplaude] bravo, bravo,

me gusta tu actitud, me encanta,

siéntate, vamos a comer.

me encanta.

por favor.

rubí: caballero.

lucas: dime una cosa.

¿tú a qué le temes, rubí?

rubí: temo a tener

una vida aburrida,

pero a la fama no.

lucas: ¿y a esto?

rubí: a eso no le temo.

me gusta.

hay un problema.

lucas: dime lo que sea

y yo lo resuelvo.

rubí: estoy casada.

lucas: ay, ese matrimonio,

ese matrimonio.

¿qué vamos a hacer?

y además con héctor.

rubí: ¿qué tiene héctor?

lucas: ¿qué tiene héctor?

perdóname que te lo diga,

pero héctor es un tipo agresivo,

violento, es un hombre

de poca clase.

tú te mereces otro tipo

de hombre.

rubí: ¿qué tipo de hombre

me merezco?

lucas: pues un hombre elegante,

un hombre distinguido,

un hombre que tenga dinero

de verdad,

que te ponga en tu lugar,

o sea, en las mejores portadas,

en las mejores pasarelas,

en el jet set europeo,

ahí tienes que estar,

ahí debes estar.

rubí: ¿tienes a alguien

en mente?

lucas: efectivamente.

tengo a alguien en mente.

héctor: ¿qué novedades

me tienes?

salas: nada, sólo que todo

el personal salió

pero la señora rubí

sigue ahí dentro.

héctor: ¿con lucas?

salas: eso parece.

héctor: ¿y tú qué haces?

sube e interrúmpelos, has algo.

salas: perdone, don héctor,

pero no puedo.

según mi protocolo

de trabajo dice que no puedo--

héctor: no hay ninguno,

no sirve para nada.

yo mismo me voy a encargar

de sacar a mi esposa de ahí.

cristina: gracias.

arturo: cayetano,

ya te puedes ir.

cayetano: ¿no regresa

a la oficina hoy?

arturo: no, hoy no voy

a salir.

después te llamo para que

lleves a cristina a casa.

cayetano: si quiere la puedo

esperar para ayudarla

con las cosas.

arturo: cayetano, son libros,

no hace falta.

lleva el coche.

por aquí.

maribel: ¿y esto?

¿qué haces tan temprano en casa?

arturo: necesitamos refuerzos

para organizar mi biblioteca

y me traje a cristina,

la hermana de rubí,

para que me ayude con eso.

cristina: hola, maribel.

maribel: hola, cristina,

y, papá, te recuerdo que

no hace falta que me digas

que ella es hermana de rubí,

me queda super claro.

cristina: bueno, yo no quiero

incomodar a nadie.

maribel: no, tranquila,

nadie tiene la culpa

de la familia que te tocó,

qué pena.

cristina: sí, supongo.

arturo: me parece de muy fuera

de lugar tu comentario.

maribel: ¿te parece?

arturo: sí, se merece

una disculpa, maribel.

maribel: no te preocupes,

yo trataré de mejorar

mis comentarios, mi humor,

pero si fallo en el intento

perdón, así es la vida, ¿no?

que tengas buen día, cristina.

cristina: igualmente, buen día.

arturo: lo siento.

cristina: no.

arturo: por aquí, por favor.

bueno, como ves

está hecho todo un desastre.

pero podemos no sé,

podemos ponerlos por--

por título, por país,

por escritor, por tema, este,

no sé, hay muchas maneras de--

cristina: y yo que pensé que

sólo iba a tener

que poner uno al lado del otro.

arturo: bueno, eso siempre

funciona.

cristina: pues me va a tomar

mucho tiempo organizar

todo esto, la verdad no sabía

que tenía tantos libros.

arturo: hay muchas cosas

que no sabes de mí.

cristina: ay ¿y ya leyó todos?

arturo: no, todos no.

pero casi todos sí,

es mi gran pasión.

cristina: es muy buena pasión.

arturo: ¿puedes hacer eso?

yo creo que sí.

maribel: "no sabes cuánto

te agradezco, esta cuenta

me confrentó muchísimo

conmigo misma.

yo perdí un brazo

en un accidente hace un año

y no salgo de la depresión,

pero ver que alguien podía

asumir esa tragedia con tanto

sentido del humor,

con tanta madurez--".

>> maribel.

ay.

ay se te olvidó esto.

¿qué pasó, por qué esa cara?

maribel: no, es--

es que me llegó un mensaje

que no me esperaba,

pero gracias.

>> ¿alguna mala noticia?

maribel: no.

al contrario, es de las cosas--

más bonitas que me han dicho

en mucho tiempo.

>> me platicas al ratito.

cuídate mucho.

rubí: no, ya no.

me quieres emborrachar.

lucas: ¿por qué dices eso?

¿por qué haría eso?

rubí: porque te gusto.

y porque muy fino y elegante

y todo pero eres igual

que todos los hombres.

lucas: perdón.

yo no soy igual que todos

los hombres, ¿eh?

rubí: ah, ¿no?

ven, acércate.

más.

demuéstramelo.

lucas: somos adultos,

¿hasta dónde queremos llegar?

rubí: [ríe]

lucas: bien.

salas: cálmese, don héctor,

por favor--

héctor: no te contraté

como mi psicólogo.

salas: pero esta es una

propiedad privada.

héctor: rubí también lo es.

rubí: dime algo.

¿aquí es donde traes

a todas tus modelos que quieren

ser famosas?

lucas: sólo a las que

me encienden la sangre.

y tú en este momento me estás

provocando un incendio

incontrolable.

rubí: [ríe]

voy a llamar a los bomberos.

lucas: no, por favor,

no lo hagas.

tengo una mejor idea.

héctor: [grita] rubí.

[música]

héctor: [grita] rubí.

rubí: ¿qué fue eso?

lucas: no sé.

voy a checar.

quédate aquí.

héctor: [grita] ¿dónde estás?

¿dónde te metiste, rubí?

¿rubí?

¡rubí!

¡dónde estás!

¿dónde está rubí?

lucas: deja de gritar

o te vas de aquí, héctor.

héctor: no me voy

sin rubí, ¿dónde la tienes?

lucas: no me hables así

o llamo a la policía.

héctor: estabas tratando

de embaucar a mi mujer,

le hiciste el mismo cuento

que le haces a todas las modelos

para meterlas a tu cama.

lucas: no me hables así.

héctor: [grita] rubí.

¿cuánto [...] metiste, eh?

¡llama a la policía!

¡llama, que vean que tienes

secuestrada a mi mujer!

¡rubí!

rubí: ¿estás loco?

¿qué haces, qué te pasa?

héctor: ¡nos vamos!

quítate ese vestido horrendo

de encima--

lucas: no hables así

de mi trabajo, héctor.

héctor: a ti te voy

a partir la cara.

no me provoques porque voy

a destruir todo este imperio.

rubí: ey, no te pongas

violento, ¿qué te pasa?

héctor: ¿qué me pasa?

rubí: ¿qué te pasa?

héctor: me pasa que estaba

mi mujer encerrada con este.

lucas: héctor, aquí no ha pasado

nada.

héctor: porque no les di tiempo,

por eso no pasó nada.

vamos, esto lo vamos a arreglar

entre tú y yo.

lucas: esto lo podemos arreglar

como gente civilizada.

rubí: no puedo creer

que estés haciendo esto.

héctor: soy yo el que

no puede creer que estés

encerrada aquí con este imbécil.

¡te pedí que te quites este

vestido inmundo de encima!

rubí: [grita]

sonia: [resuella]

me asustaste.

alejandro: si tú no vas

al café, el café viene a ti.

sonia: ah, si, claro.

alejandro: un mago no puede

revelar sus secretos.

además, mira, traje algo

muy especial, ¿me ayudas?

mira.

sonia: tequila, ¿en serio?

alejandro: sí, aquí se hizo.

un poco para ti

y un poco para mí.

sonia: la verdad que estás loco.

alejandro: sí.

pero loco por ti.

sonia: [ríe]

alejandro: mucho gusto,

alejandro cárdenas,

mexicano de nacimiento

y errático de vocación,

claro que sí.

sonia: sonia, pero bueno,

no me suena muy convincente

esa presentacion.

alejandro: no, de hecho no,

pero es muy sincera.

sonia: ok.

alejandro: y sí, como cualquier

persona me tropiezo

con la misma piedra.

pero ¿sabes qué es lo mejor?

que estoy en un curso

de reabilitación que garantiza

el reseteo de mis errores

por completo, así que,

no sé, voy a quedar como nuevo.

es tu oportunidad, aprovecha.

sonia: ay, alejandro,

de verdad que a veces pienso

que no te tomas nada en serio,

¿eh?

alejandro: sonia...

sería muy irresponsable

de mi parte no tomar en serio

a una mujer como tú.

sonia: eres un peligro,

alejandro cárdenas.

alejandro: ¿cómo puedo tomarme

ese comentario?

¿como un halago

o como un diagnóstico, doctora?

sonia: tómalo como quieras.

alejandro: ah, ¿si?

sonia: ajá.

>> listos...

[silbato]

>> maribel.

maribel, no va a venir héctor,

no va a venir, vámonos.

maribel: [grita]

¡se tienen que ir!

¡ya váyanse!

[grita]

>> ¡vamos, más rápido!

¿estás bien?

sonia: [ríe]

alejandro: te gustó, ¿verdad?

te gustó.

sonia: bueno, sí, o sea,

ya veo que te estás esmerando.

pero es difícil olvidar todo.

alejandro: sí.

y tienes todo el derecho

de correr lejos de mí,

pero yo también tengo

todo el derecho de insistir,

¿no lo crees?

sonia: supongo que sí.

alejandro: una mujer como tú

merece todos los comienzos

posibles.

sonia: ¿y si rubí vuelve

a méxico?

alejandro: está a kilómetros

de distancia.

sonia: sí, alejandro,

pero para el corazón

no hay distancia y tú lo sabes

muy bien.

gracias.

gracias por el intento.

de verdad te lo agradezco.

>> debes tener más cuidado

y no exigirte más de lo que

puedes dar.

recueda, estás empezando.

hacer la vuelta de campana

te puede hacer daño.

maribel: ya el daño está hecho,

créeme.

>> ok.

pero no vas a avanzar

más rápido si no te calmas.

maribel: ok.

ya estoy lista, voy de nuevo--

>> ey, ey, ey.

¿no escuchaste nada

de lo que te dije?

poco a poco.

mañana lo puedes volver

a intentar.

maribel: no, no, no,

mañana es lejísimo,

yo no quiero dejar nada

para mañana, no puedo, créeme.

morella: que te vaya muy bien.

rosa: gracias por el aventón,

morella.

nos vemos mañana.

cayetano, qué sorpresa verte

aquí.

¿está el señor en casa?

cayetano: sí, está ahí adentro.

rosa: qué raro, no me avisó

que llegaba temprano.

en fin...

arturo: [ríe]

y resulta que el tipo

hizo trampa,

no leyó el libro,

vio la película.

[ríe]

rosa: buenas.

arturo: ay, mi amor,

no sabía que llegarías

tan pronto.

rosa: yo tampoco sabía.

arturo: [ríe] bueno, decidí

por fin arreglar todo este

desastre y me traje a cristina

para que me ayude.

rosa: ah, siéntete como

en tu casa.

cristina: muchas gracias,

pero ya se me hace tarde,

mi hija me espera.

arturo: deja llamo a cayetano

para que venga por ti--

rosa: la está esperando

ahí abajo.

arturo: mira, no tendrás

que esperar.

cristina: bueno, me voy.

con permiso.

rosa: propio.

arturo: bueno, por fin quedará

como siempre quisimos, cariño.

rosa: sí, como siempre quisimos.

[música]

>> dale.

uno.

¿cómo te sientes

con el entrenamiento?

>> está bueno, pero sí está

duro, pero me gusta.

>> [ríe]

anoche no decías lo mismo.

[ríe] ya dale, dale, es broma,

te estoy riendo para aflojar

los abdominales así también.

órale.

refugio: vamos a ponerle

un chorrititito de agua

nada más para dejarlos a hervir

mientras.

fernanda: sale, pero nomás esos,

¿sale?

porque me fue muy bien

en la escuela.

refugio: ay lo que tú quieras,

mi amor, te comes lo que

tú quieras, ¿eh?

>> nomás vine a poner orden

en la casa.

quiero que sepa que no está

chido que quiera meterse

en mi business, ¿estamos?

refugio: tus amenazas

no me asustan, fíjate--

>> ah, ¿no?

pues no me conoces tan bien

porque a mí hay que tenerme

tantito miedo.

¿porque qué pasa si me llevo

a la niña y no la vuelves

a ver en tu vida?

refugio: por favor déjala,

suéltala.

>> [ríe]

ahorita agarraste la onda, ¿eh?

pues ten cuidadito porque yo

te puedo hacer muchísimo daño,

muchísimo.

refugio: mi amor,

vete al cuarto y vete a hacer

la tarea, ¿si?

ahorita voy.

fernanda: pero no--

refugio: por favor, no,

vete al cuarto.

ahorita te tengo los tamales

listos cuando regreses, ¿eh?

[jadea]

héctor: yo sé muy bien

a lo que estás jugando

con lucas.

rubí: no estoy jugando

a nada con lucas,

estoy tratando de tener

una carrera como modelo,

nada más.

héctor: modelo.

rubí: ¿te acuerdas?

¿te acuerdas que vinimos

a españa y yo dejé de estudiar?

¿y qué quieres, que me quede

en la casa todo el día?

héctor: pobrecita.

desde que te conozco

jamás mostraste interés

en ser modelo y ahora qué

casualidad,

lo conoces a lucas y te vuelves

loca por ser modelo, ¿no?

rubí: bueno, bueno,

ahora quiero ser modelo,

soy una mujer libre,

¿cuál es el problema?

héctor: que te conozco

y no te creo.

y también lo conozco a él.

lucas se especializa en atrapar

a estúpidas como tú

que se dejan embaucar

por ese par de trapos

que ese sádico les regala.

rubí: te salió muy bonito

lo de estúpida.

oye, bueno, ya que acabamos

este dramita me voy a ir al club

un ratito.

cuando se te acabe el drama

me avisas--

héctor: ¡tú no te vas

a ningún lado!

de esta casa no sales

hasta que yo te lo diga.

aquí te quedas y auqí te pudres

hasta que se me de

la regalada gana,

¿si, mi amor?

rubí: [gime]

alejandro: [suspira]

esta vez necesito de ti.

fernanda: abu.

abu, tengo mucha hambre.

abu, ¿ya están los tamales?

¿abu?

abu, ¿estás bien, qué te pasó?

¡abu, abu!

cristina: lo más incómodo

fue cuando llegó la señora rosa.

cayetano: me imagino que

no le gustó para nada

la sorpresita, ¿no?

cristina: pues no dijo nada,

pero su cara lo decía todo.

cayetano: bueno, yo creo que

lo mejor va a ser que le digas

a don arturo que tú y yo

somos novios.

cristina: ¿yo?

cayetano: claro, es lo más

lógico a que yo se lo diga.

así como no queriendo la cosa

le dejas claro que somos novios

y ya, y sino renuncia.

cristina: a ver, cayetano,

yo no puedo renunciar a mi

trabajo, sabes perfectamente

que mi familia depende

de mi sueldo.

cayetano: ¿entonces qué hacemos?

[celular]

cristina: mira, hablando

de la reina de roma.

¿bueno?

fernanda: ¿mami?

soy fernandita.

cristina: ¿qué haces tú

con el teléfono de abu?

fernanda: es que abu

está en el suelo.

cristina: ¡alejandro

no contesta!

cayetano: tranquila,

estoy seguro que no es nada

grave.

operador: este es el servicio...

cristina: ¡me manda a buzón!

cayetano: tranquila, cristina,

tranquila.

[tono de llamada]

[celular]

cayetano: refugio.

fernanda: mami.

cristina: tranquila, mi amor,

ya estamos aquí.

cayetano: doña refugio.

fernanda: mami, tengo miedo.

cristina: lo sé, mi amor,

pero tranquila.

[solloza]

rubí: no estás bien

de la cabeza.

no me puedes dejar encerrada

en una casa, ¿quién te crees

que eres?

héctor: y tú no puedes ponerme

los cuernos cada vez

que se te antoje.

a mí nadie me quita

de la mente que te revolcaste

con alejandro.

rubí: no puedo creer

que estés hablando

de alejandro--

héctor: él mismo me lo dijo.

rubí: es ridículo.

héctor: ¿por qué no iba

a creerle, eh, por qué?

¿y con lucas?

¿cuántas horas hoy pasaron

metidos en su cama, mi amor?

rubí: quiero el divorcio.

héctor: sobre mi cadaver.

jamás te vas a divorciar de mí.

rubí: me voy a divorciar

de ti, estás tan enfermito

que nadie te va a amar

nunca en tu vida

y te vas a quedar solito--

héctor: no vuelvas

a amenazarme con divorciarte

de mí.

[celular]

¡apaga esa porquería!

rubí: cristina.

qué bueno que me hablas--

¿mi mamá?

Cargando Playlist...