null: nullpx
Cargando Video...

Rubí Capítulo 4

Univision25 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

[música]

rubí: te amo.

pero no eres el hombre

que necesito.

[llora]

[bullicio]

>> ey, ¡llegaron los novios!

[vítores]

todos: ¡beso, beso!

alejandro: si no quieres

que nos linchen...

no, tranquila, tranquila,

no se me muera en este momento.

rubí: ¡doctor!

alejandro: no, soy su doctor.

mm...

me gusta mucho tu sentido

del humor, ¿sabes?

rubí: ah, ¿sí?

¿sabes que solo me sale contigo?

ambos: [ríen]

alejandro: eso es bueno.

rubí: no, es precioso.

¿tú eres héctor?

héctor: ¿tú eres?

rubí: rubí, la mejor amiga

de tu novia.

héctor: sí, es cierto,

me ha hablado mucho de ti.

ella te quiere mucho.

alejandro: [suspira]

héctor: ¿el doctor cárdenas

chupando de día?

no, no, no.

a ver.

asumo que no has sabido más nada

de rubí.

alejandro: nada, hermano.

me queda clarísimo

que no quiere nada conmigo.

héctor: pero después de todo

lo que vivieron estos días,

¿por qué decidió terminar

contigo así tan abruptamente?

¿qué hiciste?

¿qué le hiciste?

alejandro: llevo tres tragos

y varias noches insomne

buscando una respuesta

y que ni qué.

no sé, no sé qué pasó.

¿qué te digo?

héctor: es muy raro.

alejandro: ¿sabes qué es

lo peor?

que hace mucho no sentía

algo así por una mujer.

hace mucho que no me emocionaba,

vaya, ¿entiendes?

héctor: esto también pasará.

una más, por favor.

alejandro: ¿y si no quiero

que pase?

qué loco, ¿no?

ah, creo que el que va

a necesitar una operación

a corazón abierto soy yo.

pero bueno, ya.

ya es suficiente.

estoy dos segundos de irme

a cantar rancheras

y ese showcito no lo quiere

ver nadie.

y mucho menos tú,

que seguro vienes a contarme

los últimos detalles de tu boda,

¿no es así?

héctor: ¿seguro que quieres

hablar de eso?

alejandro: por supuesto,

hermano.

además, sirve que dejo de pensar

un poco en rubí, ¿no crees?

¿cómo va todo?

cuéntame.

héctor: superbien, superbien.

ya están todos los invitados.

[risas]

>> es tan divertido hablar mal

de ellos.

>> eres implacable.

>> ¿te gusta? ¿sí?

rubí: hola.

queca gallardo.

queca: ¿quién más puede tener

este look sin parecer

cualquier cosa?

rubí: una reggaetonera.

queca: ay, ya quisiera yo tener

la chequera de una reggaetonera.

rubí: ay, seguro tienes

la chequera de una reggaetonera.

tienes el mismo mal gusto.

queca: no todo el mundo

consigue hacerme reír.

rubí: no todo el mundo consigue

que le lea todos los artículos

que escribe.

queca: ¿en serio?

rubí: sí, me encanta la vida

de los ricos y famosos.

soy su fan.

queca: ay, es tan divertido

hablar mal de ellos.

rubí: no, y lo haces tan bien,

lo narras

como si estuvieras ahí.

o sea, me haces sentir

como si soy una de ellos.

digo, por algo eres la cronista

de sociales más famosa

de méxico.

queca: bueno,

ya basta de adularme.

mejor háblame de ti.

rubí: yo estudio periodismo.

queca: ¿en serio?

¿con esa cara y ese cuerpo

estudias en la universidad?

ay, dios mío, la vida fue

tan injusta conmigo.

rubí: queca, es una locura esto,

me caíste del cielo, te juro.

justo estoy haciendo un trabajo

para la escuela

sobre arquitectos famosos.

y necesito información de uno

que se llama

héctor ferrer garza.

queca: ¿y qué quieres saber tú

de ese picaflor incorregible?

rubí: todo, lo que quieras.

queca: ¿cómo te llamas?

rubí: rubí.

queca: eres un personaje, rubí.

inteligente, divertida, audaz.

una bomba atómica.

rubí: ¿eso es que sí me vas

a dar la información

que te pedí?

queca: ¿por qué

tengo la sensación

de que este encuentro

no es casual?

>> hola, ¿puedo ayudarla?

rubí: hola.

no sé, ¿puedes?

>> puede pasar.

héctor: rubí, qué sorpresa.

rubí: ay, dos.

héctor: cada día más bella.

rubí: a pesar

de las preocupaciones.

héctor: me puedo imaginar.

rubí: estuve así de no venir

a verte.

héctor: bueno, tranquila,

aquí tienes un amigo, cuéntame.

rubí: no me gusta hacer sufrir

a nadie.

héctor: ¿es por alejandro?

rubí: ¿te contó algo?

héctor: sí, y está muy mal.

rubí: ya sé, pobrecito.

no sabes, no me deja

de hablar todo el día,

está como obsesionado.

héctor: ¿te puedo ser

muy sincero?

rubí: por favor.

héctor: juraba que ustedes dos

eran el uno para el otro.

se veían perfectos.

rubí: sí...

ya no me vayas a presentar

a nadie más, ¿sí?

héctor: no, no es que te buscaba

pareja, simplemente imaginé

que tú y alejandro...

como te dije,

eran perfectos juntos.

rubí: sí, yo también.

yo también.

por alguna extraña razón,

tengo malísima suerte

en el amor.

héctor: eso es imposible,

tú eres una mujer espectacular.

rubí: ay, ya.

[ríe]

si fuera tan espectacular,

me haría caso el que me gusta.

héctor: ¿de verdad

hay un hombre en este mundo

al que no le gustas?

rubí: oye, ¿qué vas a hacer

al rato?

¿te quieres ir a echar un trago

conmigo?

>> ¡vamos, vamos, vamos!

con energía.

no permitan que la gravedad

siga ganando la pelea

con sus glúteos, ¿eh?

y no me vean con esas caras

porque glúteo no es grosería,

es anatomía.

¿y a ti qué te pasó?

la dieta.

ay, no, no, ven acá, ven acá.

te vas a subir a la caminadora

y no te vas a bajar

hasta que te desmayes.

vas.

hola, ¿en qué te podemos ayudar?

maribel: hola.

gracias,

estoy buscando a loreto.

¿estará por aquí?

>> ¿loreto mata?

maribel: mucho gusto--

loreto: maribel de la fuente.

maribel: ¿cómo, nos conocemos?

loreto: tú a mí no,

pero ¿quién no conoce

a maribel de la fuente?

maribel: bueno, es que yo

te conozco también a ti,

es que rubí me ha hablado

muchísimo de ti.

loreto: ay, espero que mal,

porque si no, te choreó, ¿eh?

maribel: la verdad,

me ha hablado muy bien de ti.

loreto: ay, no, rubí

siempre mintiendo, qué espanto.

pero a ver, ¿en qué te podemos

ayudar, maribel?

¿te puedo llamar maribel?

maribel: sí, claro.

loreto: en cambio, a mí,

señor mata.

maribel: ok, pues, señor mata,

estoy aquí

porque quiero entrenar contigo.

claro, en la medida

de lo posible.

es que muy pronto me voy a casar

y quiero estar lo mejor posible

para ese día.

>> intervención de emergencia

en paciente masculino de 80 años

que presenta cardiopatía

isquémica.

viene referido

del doctor mendoza,

tengo toda su información

en la pantalla.

¿se encuentra bien,

doctor cárdenas?

alejandro: [suspira]

no ha sido mi mejor día.

>> sí quiere, puedo pedir

que retrasemos un poco

el procedimiento,

pero es una emergencia.

alejandro: ¿cómo crees, ara?

vamos a lo nuestro.

después me ocupo de lo mío.

por favor.

[música]

héctor: hola.

>> ¿algo de tomar?

héctor: ¿un par de whiskys

para relajarnos?

rubí: ¿whisky?

queca: ¿sabes

qué lo vuelve loco?

el mezcal con gusano.

rubí: ajá.

¿tienes mezcal?

>> ¿con gusano?

rubí: claro, si no,

no sabe igual.

héctor: esa es mi frase,

me la robaste.

queca: con unas rodajitas

de naranja, con chilito.

rubí: oye, ¿me das rodajas

de naranja y sal de gusano,

por favor?

>> ¿sí, y quieres botana?

rubí: qué, ¿cacahuates o qué?

>> sí.

rubí: cacahuates...

todo el mundo les mete la mano.

héctor: ¿es en serio?

así lo digo yo tal cual.

rubí: [ríe]

queca: y no le gustan

los cacahuates

de los lugares públicos

porque están como todos

manoseados.

héctor: qué coincidencia.

rubí: ¿te molesta?

héctor: no, para nada.

al contrario, me encanta.

por las coincidencias.

rubí: por las coincidencias.

héctor: dos más.

maribel: ¿qué músculo vamos

a trabajar ahorita?

loreto: cuidado, ¡cuidado!

cuidado.

tú sigue lo que estás--

vas.

maribel: a ver,

tampoco tienes que tratarme

como a algo raro, ¿no?

loreto: lo siento, perdón,

perdón.

maribel: no, ya,

no te preocupes.

ya estoy acostumbrada

y a las miradas indiscretas

también.

¿qué hago ahora?

loreto: eh, siéntate aquí

y ve hacia el espejo.

maribel: ok.

loreto: tenemos mucho

que aprender de ti, maribel.

maribel: pues, antes

sí me intimidaba muchísimo

que me vieran,

pero estuve pensando y...

¿por qué no?

yo también tengo derecho

a ir a un gimnasio.

loreto: ¿sabes?

me siento como cuando salí

del clóset, de verdad.

así me siento, en serio.

¿y sabes qué?

tú también deberías salir

del clóset.

maribel: ¿yo?

loreto: sí, sí, claro.

maribel: pero es que yo

no soy gay.

loreto: no, ya lo sé, "i know".

pero ¿has visto esas prótesis

superglamorosas que hay

en internet?

compra una para tu boda.

te deberías de lo más divina

y así le darías una lección

a toda la sociedad mexicana,

¿eh?

maribel: esa no soy yo.

loreto: ¿cómo vas a saber

quién eres si no te atreves

a hacer las cosas?

maribel: porque me da miedo.

bueno, pasamos--

loreto: ¿miedo?

si yo hubiera tenido miedo,

ahora tendría una esposa,

cuatro hijos y una panza

así de grande.

maribel: no, es que no te veo.

eso es algo que sí haría rubí.

cien por ciento.

loreto: cien por ciento.

es que rubí,

con ese temperamento,

esa irreverencia...

yo la adoro.

maribel: yo también.

loreto: aunque a veces

me dan ganas de ahorcarla

a la niña.

maribel: no.

no digas eso.

rubí es muy buena persona.

loreto: en serio, rubí es única,

¿no?

maribel: sí, es única,

es lo máximo y, por eso, yo creo

que tal vez nos llevamos

tan bien, porque somos

totalmente opuestas.

te juro es la única amiga loca

que tengo.

loreto: hasta

que no me conociste.

ambos: [ríen]

[hablan a la vez]

loreto: con esta.

maribel: ok, ya.

por cierto,

¿tú sabes algo de rubí?

es que faltó a un examen

y se me hizo muy raro.

loreto: mm, no.

maribel: la llamé,

le mandé mensajes, pero nada.

loreto: sí, no, yo tampoco.

yo estaba a full aquí

en el gimnasio

con mucha chamba.

héctor: ¿por qué me ves así?

rubí: un pajarito me dijo

que eras un don juan.

oye, tranquilo.

estás en confianza, ¿eh?

además,

¿tú crees que no me di cuenta

cómo me viste

en casa de maribel?

héctor: rubí.

rubí: estás en confianza.

me hubiera sentido horrible

si no me regalabas esa mirada.

héctor: a una mujer

con tu belleza es imposible

verla con indiferencia.

rubí: me encanta que me digas

eso.

[música]

[pitido]

alejandro: no logro implantar

el sten.

>> ¿estás bien?

alejandro: sí.

sí.

tenemos hemorragia.

>> está entrando en estado

de shock.

>> va a entrar en paro, doctor.

alejandro: ¡adrenalina!

[alerta]

alejandro: ¡desfibrilador!

>> es el trabajo, ale.

hay que convivir con la muerte.

y a veces, muchas veces,

la muerte gana,

eso lo sabes mejor que yo.

alejandro: no es con la muerte

mi problema, sino con la culpa.

>> hiciste lo que pudiste,

todos hicimos lo que pudimos.

alejandro: yo no, yo no,

yo estaba mal.

estoy muy mal,

nunca debió operarlo.

>> no manches, alejandro,

eres el mejor cirujano

que conozco.

alejandro: en el peor día

de mi vida.

>> ¿y?

yo estaba ahí, ¿eh?

te vi trabajar como siempre,

con el mismo rigor de siempre.

alejandro: ¿y viste

cómo se murió el paciente?

¿lo viste?

>> sí, sí vi,

pero no fue tu culpa.

era un procedimiento complicado.

tú lo sabías, yo lo sabía,

la familia lo sabía.

tuvo una hemorragia, el cuadro

se complicó.

tú leíste su historial, ¿no?

alejandro: sí, claro que lo vi,

como con cualquier paciente.

y por lo mismo,

sé que ese hombre deja dos hijas

y una esposa devastada.

eso me queda clarísimo.

cristina: ¿y a eso también

le sabes?

>> cristina.

¿cómo estás?

cristina: muy bien.

>> justo estaba esperando verte

por aquí para preguntarte

cómo seguías del pie.

cristina: pues, mucho mejor.

pero hoy sí no traje tacones.

>> muy bien, eso quiere decir

que es muy buena paciente.

cristina: bueno, la verdad

es que tuve suerte

con el doctor que me tocó.

ambos: [ríen]

cristina: oye, por cierto,

mira, te traje unos tamalitos,

la especialidad de mi mamá.

son buenísimos para el postre.

>> no hacía falta,

no te hubieras molestado.

cristina: bueno, el otro día

tampoco te tendrías que haber

molestado y me ayudaste.

es mi manera de decirte

"gracias".

buen día, cayetano.

cayetano: igual.

bonito día.

ambos: [ríen]

héctor: ay, no,

qué rico perfume.

[alerta de texto]

rubí: tómate este.

héctor: mm...

>> [rubí] tenemos que hablar.

adivina a quién entrené hoy

y es mi "best friend forever"?

si no me llamas, no te digo.

maribel de la fuente.

héctor: ¿quién te manda

tantos mensajes?

rubí: mi entrenador.

es una estupidez, me manda memes

y cosas así.

héctor: ¿divertidos?

rubí: voy al baño.

rubí: ¿tan desesperada estabas

para que te hablara

que inventaste este cuento?

loreto: no, es en serio,

maribel vino al gimnasio

para que la entrenara.

ahora soy su personal trainer.

rubí: ay, no te creo.

loreto: ¿acaso no soy el mejor?

rubí: es coja.

loreto: no, no, no digas así.

sonó horrible.

hay muchos ejercicios

que puede hacer.

la dentadilla

hay que trabajarla,

o sea, casi no se le va.

rubí: ¿para eso hiciste

que te hablara?

loreto.

loreto.

loreto: perdón, perdón,

me distraje.

métete en mis redes sociales.

nos tomamos una selfie,

maribel me la reposteó.

rubí: en primer lugar,

eres un pasado de lanza.

y en segundo lugar, ¿qué hace

la coja en el gimnasio?

loreto: porque quiere verse

espectacular para su boda.

está emocionadísima.

oye, me preguntó por ti.

rubí: ¿qué te dijo?

loreto: yo creo que sospecha

algo.

rubí: claro que no sospecha.

y en este momento exacto

estoy arruinando su boda.

loreto: ¿todavía estás

con ese hombre?

sí, estoy con el hombre aún,

ya te quiero colgar.

vinimos a un bar.

loreto: o sea que todo

va muy bien.

rubí: la cosa va muy bien,

pero ya me voy a bajar

a estar con él.

loreto: rubí, no me cuelgues,

cuéntame--

rubí.

>> arturo, necesito que vayas

a recoger las invitaciones.

a mí ya no me da tiempo.

tengo que esperar

a la diseñadora.

arturo: ¿y no podemos mandar

a cayetano?

>> ¿y arriesgarnos

a que tengan un error?

no.

yo necesito

que, en cuanto te las den,

tú las revises para

que no tengan un solo error.

todo esto me tiene

muy estresada, arturo, ayúdame.

arturo: está bien, rosario,

lo hago, sí.

rosario: tampoco hemos--

arturo: raquel, ¿estás ahí?

raquel: ya voy saliendo,

don arturo.

¿necesita algo?

arturo: dile a cayetano

que baje.

rosario: ...todo esto

me tiene muy nerviosa,

no lo puedo hacer todo yo sola.

¿arturo, me estás oyendo?

arturo: sí, te escucho.

la que no escuchas eres tú,

que sigues con la intención

de hacer una fiesta a pesar

de lo que tu hija quiere.

rosario: arturo, yo voy a hacer

esta boda como yo quiera

y ni tú ni maribel

me van a decir cómo la tengo

que hacer, ¿ok?

arturo: ¿sabes, rosa?

tengo que dejarte.

tengo que ir por las benditas

invitaciones.

rosario: aquí te espero

oara que me digas tu opinión

acerca del vestido, ¿ok?

arturo: sí, luego hablamos

en casa.

rosario: sí,

tengo cuatro opciones.

arturo: ah, yo quería ir al club

y ahora tenemos que cruzar

toda la ciudad para ir

por unas invitaciones.

cayetano: señor, ¿por qué no--?

arturo: gracias.

cayetano: eh, lo voy a dejar

en su casa y yo voy

por las invitaciones.

arturo: ¿y quedarme allí

con el choro de rosa?

no, gracias, cayetano,

no me quieras tanto.

cayetano: no,

yo solamente decía.

arturo: es un poco intensa

mi mujer.

pero pues, la quiero,

es mi mujer, qué voy a hacer.

cayetano: bueno, ustedes

llevan juntos toda la vida.

arturo: debe ser eso, cayetano.

la convivencia es muy difícil.

por mucho que la quiera,

la rutina es implacable.

siempre.

cayetano: yo por eso no me casé,

don arturo, prefiero estar solo.

arturo: tú eres

una persona sabia.

cayetano: digo,

es que veo muchas parejas

que se la pasan peleando

todo el tiempo,

entonces, si me caso solamente

para estar peleando, ¿sabe qué?,

mejor no me caso.

arturo: [ríe]

tienes razón.

cayetano: de todos modos,

no tengo con quién.

arturo: ah, por eso

no te preocupes, cayetano.

siempre aparece alguien

en la vida, te lo digo

por experiencia.

[música]

maribel: hola, mi amor.

¿dónde estás?

¿no quieres que cenemos juntos?

rubí: ¿qué haces?

héctor: mensaje de maribel.

rubí: uy.

si así te controla ahorita,

te imaginas...

qué miedo.

héctor: rubí, dámelo.

héctor: te quedaste sin pila,

no importa.

[música]

héctor: esta

es mi canción favorita.

rubí: uy, ¿en serio?

se están poniendo peligrosísimas

las casualidades.

¿bailamos?

maribel: ya lo pensé mejor

y quiero la cola del vestido

un poco más larga.

rosario: pero ¿no será peligroso

para cuando vayas entrando

a la iglesia?

>> mira, podría ser así.

tú escoge la cola que quieras,

maribel, que yo me encargo

de ajustarla, ¿ok?

>> y ahora que está aprovechando

rocío, ¿por qué no mandamos

a hacer ropita nueva

para que representes a tu esposo

como la señora de ferrer garza?

maribel: mamá,

termina de entender

que cualquier cosa que me ponga,

a héctor le va a gustar.

héctor: me encanta bailar.

rubí: se nota.

¿vienes mucho aquí?

héctor: venía, sí.

pero bueno, ya no podré hacerlo.

rubí: ¿por qué?

héctor: por maribel.

rubí: claro que tonta.

héctor: no, no te preocupes,

tengo muy claro cuál va a ser

mi nueva realidad.

rubí: es una lástima.

rubí: con lo que bien

que te mueves...

cuando quieras,

cuentas con este par de piernas.

héctor: esa es una oferta

muy difícil de rechazar.

lo cierto es que a maribel

nunca podria traerla a un lugar

como este.

rubí: dos cosas.

una, deja de hablar de maribel.

dos, te lo digo,

no para que te pongas así.

héctor: ¿entonces para qué?

rubí: para que aproveches.

[celular]

>> [operadora] el buzón

de mensaje está lleno.

por favor, intente su llamada--

alejandro: [suspira]

rosario: ay, qué pena contigo,

rocío, ya se hizo de noche

y tú sigues aquí.

nos hemos tardado muchísimo.

le voy a decir a cayetano

que te lleve.

rocío: no se preocupe, señora.

lo importante es que la novia

esté satisfecha.

te vas a ver preciosa.

rosario: claro, te vas a ver

divina, mi amor.

[celular]

maribel: hola, alejandro.

alejandro: sí, maribel,

¿no estás ocupada?

maribel: bueno, estoy

en los preparativos de la boda

con mi mamá, la diseñadora,

el vestido y te podrás imaginar.

alejandro: eh, mejor luego

hablamos.

maribel: no, está bien,

tranquilo.

por cierto, ¿tú estás con rubí?

es que no me contesta

los mensajes.

¿bueno?

alejandro, ¿estás ahí?

¿estás bien?

alejandro: sí, sí, todo bien,

no te preocupes.

cuando vea a rubí le digo

que te marque, ¿te parece?

nos vemos.

[suspira]

rosario: ¿todo bien, mi amor?

maribel: sí.

rosario: ay, te vas a ver

hermosísima, mi vida.

vas a ser la novia más linda

del mundo.

rubí: salud.

héctor: uh.

dos más, porfa.

rubí: [ríe]

otra vez esa miradita,

qué peligro.

héctor: no es mi culpa.

rubí: ¿el mezcal?

héctor: es algo más peligroso

que el mezcal.

rubí: buenos días.

te quiero agradecer.

fue una noche increíble.

héctor: eh, no, rubí,

esto fue una equivocación.

rubí: vamos a tener

más equivocaciones.

héctor: no, en serio, no, no.

las cosas no son así.

yo estoy comprometido.

rubí: justo.

¿qué es el compromiso?

es algo que se puede romper,

¿no?

yo te voy a decir cómo.

héctor: no, no, no.

en serio, no me hagas esto,

por favor.

rubí: ¿por qué no nos dejamos

de sentimientos de culpa

y nos vamos a dar un baño?

necesito que alguien me enjabone

la espalda.

[música]

[música]

rubí: gracias.

héctor: esto fue un error.

rubí: ay.

héctor: de verdad, esto no debió

haber sucedido.

rubí: ay, ya, por favor.

héctor: y no lo digo solo

por maribel,

también lo digo por alejandro.

rubí: ay, ya te dije.

100 veces te dije,

te dije 100 veces que alejandro

y yo no tenemos nada.

héctor: ¿y maribel?

¿acaso no sientes culpa

por ella?

rubí: con maribel

hay dos opciones.

que no se entere nunca...

héctor: ¿y la otra?

rubí: la otra es que se entere.

mientras pueda evitarse

un daño mayor antes de casarse.

>> fue muy fácil conquistar

a héctor, ¿no cree?

rubí: los hombres

son muy fáciles.

uno como héctor, más.

desde el primer día

supe que eso era pan comido.

>> ¿y de verdad logró olvidar

a alejandro?

rubí: no.

no, no lo he olvidado

un solo día de mi vida.

>> ¿y qué más?

cuéntemelo.

rubí: mañana.

>> ¿mañana?

¿podemos terminar esta historia?

>> la acompaño a la salida.

el día de hoy estuvo increíble.

ya tengo muchos borradores,

muchos posibles títulos,

quiero que escuches este

que anoté aquí, mira, escucha.

"que se entere mientras pueda

evitarse un daño mayor,

antes de casarse".

>> no, pues, esa mujer

es un monstruo, ¿eh?

oye, mi vida, ¿dónde está

la salsa esa, la que me gusta,

la que nunca encuentro?

>> detrás del aceite de oliva.

¿no te parece un personaje

fabuloso?

>> pues, más que fascinante,

aterrador, ¿no?

oye, mi amor, pero platícame

de ti, yo quiero saber de ti

y no de ella.

te la pasas hablando de ella.

>> es mi objeto de estudio,

frank.

frank: pues, sí, pero parece

que estás obsesionada con ella.

no sé cuál es el afán

de saber tanto de la vida

de esa tal rubí.

>> ¿le puedo hacer

una pregunta?

¿la señora rubí

no se ha vuelto a relacionar

con ningún otro hombre?

>> el único hombre que necesita

la señora rubí, soy yo.

>> otra víctima de rubí.

me estaba contando

cómo conquistó al hombre

que se iba a casar

con su mejor amiga.

rubí: ¿miro a la cámara

o te miro a ti?

>> a la cámara está perfecto.

rubí: no se trataba nada más

de seducirlo.

tenía que hacer que se enamorara

de mí.

covencerlo de que yo

era la mujer perfecta para él.

héctor: ¿un regalo?

¿por?

rubí: por suerte.

héctor: a ver.

uy, una edición limitada

con los mejores trabajos

de le corbusier.

¿cómo le haces para conocer

todos mis gustos?

rubí: seguro ya tienes todos

los libros de le corbusier,

pero esta es una edición

muy especial.

es tan especial,

que viene con postre.

héctor: no, rubí, por favor.

rubí.

no me hagas esto.

alejandro: no sé qué fue

lo que pasó.

pasamos momentos increíbles,

pero de un día para otro,

dejó de contestar mis mensajes,

mis llamadas, todo.

cuando le pregunté, solamente

me decía que no iba a funcionar,

pero nunca me dijo por qué.

maribel, tú eres su amiga.

¿nunca te dijo algo

o te comentó algo sobre esto?

maribel: bueno, alejandro,

la verdad es que no sé

qué decirte,

ella no habla mucho del tema.

bueno, sí hizo un comentario.

alejandro: ¿qué tipo

de comentario?

maribel: que ella

se merecía una vida

que tú no le puedes dar.

alejandro: ¿es en serio?

ay, pero eso es ridículo,

¿por qué te dijo eso?

maribel: bueno, supongo

que me lo dijo porque, bueno,

tú no tienes el mismo nivel

económico de héctor.

y perdón que te lo diga,

alejandro, yo a rubí la adoro,

es como una hermana para mí.

pero a veces ella puede ser

un poco frívola.

perdón.

héctor: la reunión es a las 11.

que me tengan el informe ahí

antes para revisar.

ok.

perfecto.

alejandro: este reloj

es una metáfora sobre el tiempo,

el tiempo que estuvimos

sin conocernos,

pero sobre todo, el tiempo

que vamos a estar juntos.

héctor: adiós.

¿en qué piensas?

rubí: en nosotros.

en que no te deberías casar

con maribel.

héctor: ya tenemos fecha.

rubí: es lo único que tienen,

¿no?

¿fecha?

porque esta conexión

que tenemos tú y yo

no la van a tener nunca.

¿o sí?

héctor: no le puedo hacer eso.

rubí: te vas a casar por culpa.

patético.

héctor: no es así, no digas eso.

rubí: ¿alguien te está obligando

a que te cases?

no, ¿no?

quédate conmigo,

vámonos lejos.

héctor: no, no tengo el valor

de hacer una cosa como esa,

perdón.

rubí: pero ¿sí tienes el valor

de casarte con una mujer

que no amas?

no vas a poder

hacer muchas cosas con ella.

todo lo que te gusta,

no te vas a poder ir de viaje,

no vas a poder salir

en las noches, ir a bailar,

está coja...

héctor: no seas cruel.

rubí: no seas cruel tú.

ve lo que me estás haciendo,

no te importo nada.

héctor: no digas eso, no, no.

sabes que no es así, ¿no?

rubí: te vas a casar con ella

de todas formas, ¿no?

héctor: rubí, tú eres el sueño

de cualquier hombre, entiéndeme.

pero no puedo.

rubí: ¿por qué no te despides

como deberías?

despídete de mí.

[música]

[música]

maribel: siempre pensé

que este día sería así,

emocionante,

pero no a este nivel.

>> maribel, estás arruinando

el maquillaje, te ves hermosa.

rosario: ya vámonos,

ve la hora que es.

te ves tan hermosa.

maribel: gracias, pero bueno,

ya, no me pongan más nervios.

rosario: este día

es el más feliz de mi vida.

maribel: el mío también.

rosario: ya, no, ya.

ambas: [ríen]

rosario: mi amor...

bueno, pues, vámonos,

vámonos ya.

mm, te tienes que maquillar

muy bonito para tu fiesta,

los labios...

rubí: churrita.

quiero que sepas

que te amo mucho.

para toda la vida, para siempre,

mucho, mucho, mucho.

pase lo que pase.

>> yo también te quiero mucho,

mucho, mucho.

rubí: sigue jugando, ándale.

cristina: ¿adónde vas

con esa mochila?

refugio: mi hijita,

¿que no te vas a arreglar?

ya tendrías que estar en camino

a la boda.

rubí: te amo,

te amo para siempre.

no importa lo que pase

en la vida, ¿ok?

refugio: ¿y ese abrazo?

rubí.

>> [rubí] hola, soy rubí,

deja tu mensaje.

arturo: mi amor,

se nos está haciendo muy tarde.

mira nada más el vestido.

estás hermosa.

maribel: gracias, papá.

es que estoy llamando a rubí,

pero no me contesta.

arturo: no te preocupes,

estará retrasada como nosotros.

vámonos.

maribel: ¿ya?

ok.

arturo: ¿estás nerviosa?

maribel: muy.

[ríe]

>> ¿neta vas a ir a esa boda?

alejandro: claro, es la boda

de mi mejor amigo.

>> ya.

oye, pero sí sabes

que en esa boda

va a estar rubí, ¿no?

alejandro: [suspira]

>> claro.

si vas a la boda nomás

para ver a la rubí, ¿verdad?

alejandro: ¿cómo crees?

>> pillo...

maribel: ¿entonces ya...?

¿ya estamos listos, papá?

arturo: todavía no, cariño.

maribel: ¿cómo que no, o qué?

¿qué pasa con héctor?

arturo: tenemos que darle

unos minutos, cariño.

maribel: ¿unos minutos?

no, ¿ya le preguntaste

a alejandro?

ahí viene.

¿ya localizaste a héctor

o qué pasa?

¿por qué todavía no ha llegado?

alejandro: no sé qué pasa,

no me contesta.

pero tranquila, no debe tardar.

maribel: no, no, ya me cansé

de esperar.

arturo: maribel, maribel.

maribel.

maribel.

[marcha nupcial]

rosario: arturo,

hay que sacarla

antes de que esto se convierta

en un escándalo público.

maribel: [llora]

¿les parece normal

que héctor no haya llegado?

él tiene que estar aquí.

¡héctor!

¿héctor dónde está?

¡que alguien me explique

dónde está héctor!

¿por qué no llegó?

¿está en su casa?

¿se quedó dormido?

no, tiene que haber

una explicación.

¡héctor! ¡héctor!

[grita]

héctor.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.