null: nullpx
Cargando Video...

Pasión y Poder Capítulo 79

Univision4 Feb 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

consuelo: en vez de estar

fastidiando, erick,

¿por qué mejor no te llevas

a tus guaruras y me dejas

en paz?

erick: que conste que yo

lo único que quiero,

es ver a mi bebé.

tú no me dejas.

es más,

aquí tengo un testigo.

tú escuchaste, ¿verdad?

>> claro que sí, señor.

erick: te juro que las cosas

no se van a quedar así.

linda tarde.

>> ¿estás segura

que no te importaría que eladio

estuviera con alguien más?

julia: claro--

claro que me dolería.

me dolería mucho porque lo amo.

y yo sentía que podía confiar

ciegamente en él.

pero a estas alturas,

y con lo que pasó,

creame que si él decide

hacer su vida con alguien más,

yo puedo hacer lo mismo.

>> ¿con arturo?

julia: no, no.

no sé con quién.

pero si eladio se busca

a otra mujer,

entonces eso quiere decir

que realmente nunca me amó

como decía.

así que lo que debo hacer

es divorciarme.

eladio: perfecta.

caridad: ¿de verdad?

eladio: así estás totalmente

adecuada y formal

para la recepción.

caridad: sí, justamente

por eso lo hice.

eladio: muy bien hecho,

te felicito.

hay que ponernos a trabajar.

por favor, siéntate.

aquí tienes esto, toma notas.

te voy a dictar la carta

para méxico.

regina: [suspira]

>> regina, allí afuera

está el ingeniero gómez luna

y quiere hablar contigo.

regina: dile que no estoy.

>> dice que no se va

a mover de la recepción

si no sales.

regina: es el colmo.

>> ¿qué quieres que le diga?

regina: nada, esto lo resuelvo

yo, gracias.

[julia] ¡papá!

humberto: hija.

hija, hija.

ah.

yo no quiero que dejes de llevar

la vida a la que estabas

acostumbrada.

julia: papá, pero mi vida está

cambiando por completo.

tengo que aprender a salir

adelante sola.

tú prometiste apoyarme

en mis decisiones, ¿verdad?

humberto: cierto, mi amor,

perdóname.

pero es que siempre te he visto

como una princesa que se merece

todo, todo, todo.

julia: bueno, pues esta princesa

tiene que trabajar mucho y

no gastar en cosas innecesarias.

y en eso quiero que me ayudes

tú también.

humberto: ah, claro.

regina: david,

¿qué haces aquí?

david: qué gusto verte.

tengo algo muy importante

que decirte y quiero

que me escuches, por favor.

regina: ¿qué pasa?

david: ya le dije a mi mamá

que no voy a dejar de buscarte

hasta que estés conmigo

porque te amo, te amo mucho--

regina: ya te dije que no.

no quiero repetírtelo.

si sigues así, solamente vas

a lograr que me harte de ti.

david: no, eso no va a pasar.

¿por qué? porque tú también

me amas a mí.

regina: por favor, vete.

david: regina, no me voy a ir

hasta que no me lo aceptes.

acepta que me ama, por favor--

regina: no--no--

¡sí te amo pero quiero

que te vayas!

david: no me puedo ir.

jorge: ya basta de estar

molestando a regina.

la próxima vez que te acerques

a la fuerza, te las vas a ver

conmigo.

regina: ¡no--no!

¡tranquilos!

arturo: ¿qué pasa? ¡david!

¡david!

no tienes nada que hacer aquí,

así que vete.

david: no me pida que me vaya,

señor, porque amo a su hija.

y yo sé perfectamente que ella

me ama a mí también.

no me voy a ir.

no me voy a ir porque ya me di

cuenta que no me importa nada.

no me importa nada más que estar

con ella y sé perfectamente

que ella también quiere

estar conmigo.

regina, dile a tu papá

que solamente me amas a mí.

díselo, por favor.

mira--mira, su hija no habla.

no pasa nada, porque yo sé

perfectamente que ella me ama.

así que lo único que yo

estoy esperando, es a que tú

decidas alejarte de tu papá

y a que te des cuenta

que este señor nos ha hecho

muchísimo daño a los dos.

eladio: "buscando el beneficio

de ambas empresas--".

caridad: perdón, eladio.

es que hoy me llamó marintia,

pero no pudimos hablar

porque yo estaba con gabriela.

eladio: ¿y qué hacías

con gabriela?

espero que no se te haya

ocurrido por ningún motivo

volver a la fundación.

caridad: no, claro que no.

pero gaby es la esposa

de mi hijo y me ha ayudado

a acercarme a franco.

¿por qué te parece mal

que la trate?

eladio: lo que no me parece

es que te le acerques cuando

tienes tratos con marintia.

caridad: yo ya hablé con franco.

le dije que tiene que definir

su situación.

eladio: "su situación".

franco hizo mal las cosas

desde el principio

y lo peor es que tú lo sabías

ahora a ver cómo va

a resolver esto.

caridad: pero no podemos dejar

sola a marintia.

como quiera que sea,

ese bebé lleva tu sangre--

eladio: ¡ya cállate!

vamos a ayudar, "vamos", sí.

lo que me quieren sacar

es dinero, ¿verdad?

pues, cuando lo necesiten,

me avisan.

lo que sí, por ningún motivo

voy a permitir que lastimen

a gabriela, así que a ver

cómo le haces, pero nadie

se puede enterar.

regina: basta, david.

por favor, vete.

jorge: ya la oíste,

vete o te saco.

arturo: jorge, no te metas.

no compliques las cosas, david.

vete, por favor.

david: es que ¿con qué descaro

viene usted a decirme eso?

señor, discúlpeme pero

si regina y yo estamos separados

es por su culpa.

arturo: no, mi hijito.

solamente mi hija sabe por qué

terminó contigo, es su decisión.

así que respétala.

david: regina--regina,

por favor haz algo.

¿no vas a decir nada?

arturo: david, entiéndelo.

ya déjala en paz de una vez.

david: regina--regina, escúchame

por favor, habla, haz algo,

di algo, di que me sigues amando

por favor.

por favor.

regina: por favor tú, vete.

jorge: ya, déjala en paz.

david: ¡no te metas!

¡cállate, no te metas

y deja de aprovecharte

por una vez en tu vida

de los problemas que tengo

con mi novia solamente

para acercarte a ella!

¡no te metas!

jorge: a ver, me haría a un lado

si ella me lo pide.

pero como no es así, la voy

a defender cuantas veces sea.

regina: por favor.

david: regina, escúchame.

yo una vez te prometí

ser valiente y ¿sabes qué?

te lo voy a cumplir

porque te amo mucho,

te amo más que a nada

en la vida.

lo único que espero es que tú

tengas el valor de hacer

lo mismo, que--

arriésgate, pelea.

arturo: david, david,

por favor vete.

regina: [solloza]

caridad: eladio,

no todo en la vida se arregla

con dinero.

eladio: [ríe]

ay...

espero que estés conciente

que todo el problema

es de tu hijo y yo solo

estoy tratando de ayudarlo.

caridad: lo que necesita tu hijo

es que tú lo reconozcas,

que le des tu apellido.

eladio: aunque yo reconociera

públicamente que franco

es mi hijo,

él no va a reconocer

a su hijo, ¿no te das cuenta?

está intentando rescatar

su relación con gabriela.

caridad: me da tanta tristeza

ver que nuestro hijo

está cometiendo los mismos

errores que tú, eladio.

arturo: no voy a permitir

que david vuelva a hacer

algo así.

regina: pues todo lo que gritó

es cierto y precisamente

por eso no vuelvo con él,

para evitar estos pleitos

entre mi familia y david.

arturo: hija, me duele decirte

esto, pero si lo amas tanto

como dices...

vuelve con él.

todos somos adultos,

podemos entenderlo.

regina: eres tan egoísta

que no te das cuenta

hasta dónde lastimas

con esa forma de pensar.

arturo: ¿qué forma de pensar?

¿cuál? estoy defendiendo

el amor, tu amor.

quiero ser práctico

y si eso te ayuda a ser feliz--

regina: mira, a mí no me tomes

de pretexto para disculparte

que tú y julia están matando

a mi mamá.

la están matando de tristeza.

¿tú crees que no quiero

salir corriendo atrás de david?

¿luchar por mi amor?

pero yo no voy a ser feliz

a costa de recordarle a mi mamá

que el amor de mi vida

es el hijo de tu amante.

daniela: necesito tu opinión.

¿cuál de estas fotos

es la mejor?

franco: ¿por qué me preguntas

a mí?

daniela: porque eres el único

en el que realmente confío aquí.

y porque aparte tienes

muy buen gusto.

franco: bueno, eso es cierto.

daniela: y aparte, tú conoces

bien los gustos de eladio,

entonces dime cuáles de estas

fotos le presento

para la campaña.

por cierto, hoy en la noche

voy a ir al hollander,

el antro al que fuimos una vez,

por si gustas.

gabriela: ¿me puedes explicar

qué está pasando aquí?

franco: nada, estoy revisando

las fotos de daniela

para la campaña.

gabriela: que lo haga

el diseñador, ¿tú, por qué

lo tienes que hacer, franco?

caridad: eladio, te busca

el padre de julia.

eladio: sí, dile que pase,

por favor.

¿cómo está, humberto?

pase.

humberto: bien.

bien, aunque estoy preocupado

por mi hija.

eladio: ¿qué pasa con julia?

humberto: sigue triste,

decepcionada, y yo no he visto

que tú pongas mucho de tu parte.

eladio: bueno, pues ella

no quiere verme.

humberto: tendrás que pensar

en algo porque--

bueno, tú sabes que

ahí está arturo.

pero en esta ocasión no vengo

a hablar de mi hija,

sino de mi nieto.

ya me enteré lo que pasó

con las acciones

que le ofreciste.

eladio: ¿qué puedo decir?

él heredó lo orgulloso de julia,

y no quiso aceptarlas.

humberto: si quieres, yo puedo

hablar con él, aconsejarlo

para que lo piense mejor.

no quiero que ni mi hija,

ni david se queden desprotegidos

y más porque no quieren aceptar

nada tuyo.

eladio: pues,

yo tampoco, ¿pero usted

me ayudaría?

¿qué cree que pueda hacer?

humberto: no sé, si quieres,

yo te ayudo.

daniela: gaby, en buena onda,

yo cero que ver con él.

no quiero causarles problemas,

y realmente estábamos viendo

unas cosas de trabajo

y ya terminamos.

es todo tuyo.

franco: gaby, gaby, mi amor,

tú no puedes estar celosa.

primero con marintia,

¿ahora con daniela?

mi amor, yo estoy casado contigo

y te amo a ti, ¿no lo entiendes?

gabriela: sí, también mi tío

estaba casado con mi tía

y se metió con tu mamá

y después con la tal montserrat.

estar casados no es garantía

de fidelidad.

franco: perfecto.

entonces,

tú crees que soy como mi papá.

gabriela: no.

no, si fueras como él,

no me hubiera casado contigo,

porque si alguien sabe lo mucho

que hizo sufrir a mi tía,

soy yo.

eladio: ¿y qué se le ocurre?

¿cómo podría ayudarme?

¿qué es lo que le gustaría

proponerme?

humberto: las acciones

que rechace mi nieto,

no tienen que estar precisamente

a su nombre.

eladio: ¿cómo no se me ocurrió?

claro, qué buena idea.

humberto: [ríe]

eladio: ¡quítate! usted me cree

tonto, ¿verdad, humberto?

ya sé para qué quiere

las acciones, para jugárselas.

¿pero qué cree?

no se lo voy a permitir.

ya bastante es lo que he hecho

por usted y ya no lo voy

a apoyar más.

¿qué más quiere?

vive en mi casa a todo lujo,

¿verdad? tiene sus gastos,

sus problemas médicos,

todo resuelto, ¿qué más quiere?

humberto: entiéndeme.

julia no tiene nada que ver

contigo, y mucho menos piensa

aceptar que la mantengas,

así que no tengo garantía

de que pueda seguir pagando

mis gastos.

eladio: ese es el problema,

sus gastos, ¿verdad?

pero no se preocupe, ya verá,

julia lo va a ayudar,

y sino, david, y sino,

estoy seguro que usted

con sus mañas lo va a conseguir.

humberto: yo solo intentaba

que todo estuviera bien.

ahora veo a cuánta razón

tiene julia.

eladio: ¿a qué se refiere?

humberto: me refiero a que usted

siempre termina decepcionando

a todos, así que no te extrañe

que el día de mañana, julia

decida corresponderle a arturo.

eladio: un día se me va

a acabar la paciencia.

¿y sabe qué va pasar, humberto?

¿sabe qué va a pasar?

que no me voy a controlar.

vamos, largo y no vuelva

a esta oficina, ¡largo!

[música]

[música]

agustín: rueda está investigando

si tienes más propiedades

que nina no conozca

para incluírlas oficialmente

en el juicio.

arturo: sí, lo sé, ese infeliz

no va a parar.

>> señor, lo buscan.

arturo: que pase.

>> pase, por favor.

arturo: don humberto,

¿qué se le ofrece?

agustín: con permiso.

arturo: sí.

agustín: con permiso.

humberto: adelante.

arturo: dígame.

humberto: perdóname que

te moleste pero no tengo

a quién recurrir.

sinceramente, estoy

muy preocupado por julia.

arturo: ¿qué tiene? ¿qué pasa?

humberto: ya sabes, su orgullo

es tan grande que no quiere

aceptar nada de eladio.

arturo: hace bien.

humberto: sí, lo sé,

pero como te imaginarás,

me preocupa cómo le vamos

a hacer para salir adelante

con todos los gastos.

arturo: claro.

ya veo, aunque siento que está

más preocupado por usted

que por ella, ¿o me equivoco?

humberto: oh...

bueno, tú sabes, yo le implico

muchos gastos pero--

pero su vida será más fácil

el día que cuente con tu apoyo.

regina: ma, te quiero pedir

un favor: no hagas del divorcio

una guerra sin cuartel.

nina: mi amor, yo solamente

estoy haciendo lo mismo

que tu papá.

mira lo que mandó rueda.

tú papá está poniéndose

propiedades a nombre de otros.

regina, yo no me quiero

divorciar pero es él

el que insiste en dejarme.

y como no va a echarse

para atrás, no me queda más

que defenderme.

regina: te entiendo, mamá.

pero es que también,

piensa que todo esto

es muy difícil para nosotros.

nina: lo sé,

pero no más que para mí.

regina: [suspira]

ay.

nina: ¿qué tienes?

¿por qué vienes así?

erick: consuelo no me dejó

ni ver ni tener a mi hijo.

me salió con un pretexto

estúpido de que está enfermo

de gripa y ni siquiera

lo pude ver.

nina: no puedes permitirlo.

tú eres el papá de ese niño.

erick: no te preocupes, mamá.

esto no se va a quedar así.

arturo: mi apoyo siempre

lo tendrá julia,

igual que mi amor.

pero es ella la que no quiere

estar a mi lado.

humberto: bueno, porque está

muy dolida por lo que le hizo

el desgraciado de eladio.

pero yo creo que en un tiempo

se le va a pasar.

arturo: el día que julia

me lo pida, yo voy a estar allí

para lo que ella necesite.

humberto: tú sabes que ella

no te va a pedir nada,

es muy orgullosa--

arturo: no se preocupe.

aunque julia no lo sepa,

yo siempre estoy al pendiente

de ella, y si necesita algo,

si requiere algo,

lo va a tener.

humberto: claro, claro.

pues muchas gracias

por quererla tanto.

sé que pronto se va a dar cuenta

de que con quien debe estar,

es contigo.

caridad: me hicieron muy feliz

invitándome a cenar.

delicioso todo.

gracias, gaby.

gabriela: ¿no te quieres llevar

un poco de pastel?

caridad: sí--sí.

gabriela: ahí vengo.

caridad: [suspira]

franco: qué bueno que

te arreglaste de otra manera.

así, guapa, te quiero ver

siempre.

caridad: [ríe] ¿de verdad?

bueno, voy a tratar de estar así

siempre.

franco.

franco: ¿mm?

caridad: hablé con eladio

acerca de tu hijo.

franco: ¿por qué?

yo no quiero que él se meta

en eso.

caridad: ¿qué tiene de malo?

es su nieto.

franco: si mi madrina se entera,

lo puede tomar para mal,

pésimo, se acabó.

menos lo va a aceptar,

mi papá nunca me va a dar

su apellido.

caridad: bueno pero yo no puedo

dejar desprotegido a mi nieto.

franco: sí, pero para eso

me tiene a mí que soy su papá,

¿sí?

justino: [tose]

disculpen, yo ya terminé.

así que ya me paso a retirar.

caridad, luego nos vemos.

permiso.

gabriela: aquí está el pastel,

caridad.

caridad: ay, gracias.

julia: ¿y ahora con qué pretexto

me vienes a ver?

eladio: no es ningún pretexto,

solo vengo a comentarte

que nina tiene la intención

de colaborar mucho más

en la fundación.

nina: ay, no cabe duda,

esa mujer lo único que está

buscando es fastidiarme

y ver cómo se acerca más a ti.

eladio: julia,

pero si te dan celos,

yo le pido que no se vuelva

a acercar a mí.

julia: no, no son celos.

no son celos.

es porque estamos casados

y no quiero que me vean

como una--

mujer engañada.

eso es todo.

porque ya sé que cuando nina

se entere de lo de franco,

seguro va a andar ahí,

diciéndole a todo el mundo.

eladio: obvio, eso no lo pensé.

julia: ¿cómo?

¿también eso le contaste?

no, pero cuánta confianza

le tienes.

¿sabes que? no quiero seguir

hablando contigo, vete,

por favor.

no, vete.

[suspira]

[música]

[música]

[timbre]

consuelo: ¿qué quieres?

erick: ¿puedo pasar?

consuelo: no.

erick: está bien.

solamente vine a decirte que

ya entendí, tú no quieres

mi ayuda porque lo ves

como una manera de querer

controlarte, pero no es así.

y por eso vine a darle

las gracias a los chavos

de seguridad.

a partir de este momento

dejan de trabajar para cuidar

a mi familia.

muchas gracias por su servicios,

aquí tienes lo del mes completo

y para que amortigues

mientras consigues otro trabajo.

>> como usted diga, señor.

erick: muchas gracias.

>> con permiso, doña consuelo.

erick: está bien, gracias.

bueno, no te molesto más.

dale a un beso a--

a mi hijo de mi parte.

lo extraño mucho.

linda noche.

clara: me pediste que nos veamos

aquí en vez de en tu casa

y estás como nervioso, ¿no?

justino: estoy emocionado,

clarita.

vine a celebrar contigo

una buena noticia.

clara: ¿cuál?

justino: me dieron una nueva

chamba.

a partir de hoy,

soy el trabajador de confianza

del ingeniero david gómez luna.

clara: ¿en serio?

ay, qué bueno.

justino: voy a trabajar ahí,

directamente con él.

un mejor puesto

y con un mejor sueldo.

clara: muchas felicidades,

mi amor.

justino: me va a ir

mucho mejor.

por eso tengo algo

muy importante que pedirte,

clarita.

clara: ¿que cuide a luisita?

ay, yo feliz.

justino: no solo eso.

quiero también cuidarte a ti.

¿te casarías conmigo?

julia: perdón, itzel.

de verdad, perdóneme pero sí

tenía que ver a eladio.

te agradezco mucho tu ayuda.

itzel: no tienes nada

que agradecer, yo encantada.

julia: estas son las fotos

de la casa que fueron a ver hoy.

te dejo del interior,

del exterior, te dejo todo aquí.

aquí te voy a dar esto.

itzel: oye, ¿estás bien?

te noto rarísima.

julia: no, no estoy bien.

no estoy bien.

¿sabes por qué? porque me da

mucho coraje que mi marido

se pueda fijar en otra mujer.

itzel: no te quiero atormentar

más, pero sinceramente

es un hombre guapo, simpático,

rico; es una combinación

muy atractiva para cualquiera.

julia: ah, también tú.

justino: por favor, dime que sí.

dime que sí, te juro que voy

a ser un buen esposo.

clara: ya lo sé, y claro.

claro que me quiero casar

contigo.

justino: ¿de verdad?

clara: sí.

clara: [ríe]

justino: mira, te prometo

que todos los días

voy a trabajar bien, bien duro,

para hacerte la mujer más feliz

del mundo.

clara: te amo, justino.

justino: y yo a ti, clarita.

¿y sabes qué?

yo sé que maribel nos está

dando su bendición desde

el cielo.

clara: sí.

[risas]

erick: te juro que cuando dani

me dijo que eras así

de reventado, yo no le creí

nada.

ashmore: es que la juventud

no es una cuestión de años,

sino de actitud.

>> claro, y la actitud

es para compensar la disfunción

eréctil.

todos: [ríen]

erick: "too much information".

daniela: ya me hacía falta

una salida como esta.

ashmore: a mí también.

estuve con mucho trabajo.

erick: a mí también.

a mí me hace falta olvidarme

de todas las broncas,

así que tomemos.

daniela: quitémonos el estrés.

todos: ¡salud!

erick: muy bien, eh.

daniela: ahorita vengo.

erick: oye, ¿trajiste el bastón

para bailar o qué?

ashmore: [ríe]

david: caridad.

caridad: me gustaría mucho

poder hablar contigo, david.

david: ¿qué es lo que quiere

decirme?

caridad: franco y tú

tienen la misma sangre.

david: no--no, discúlpeme,

pero solamente compartimos

sangre gracias a mi padre.

caridad: yo sé,

eso lo tengo claro.

pero finalmente son medios

hermanos, no tienen por qué

llevarse mal.

david: mire, caridad.

si mi padre no hubiera tenido

un primer matrimonio,

yo lo entendería.

usted se da cuenta que tener

hijos con dos mujeres

al mismo tiempo no está bien.

no está nada bien.

y discúlpeme, caridad,

pero la única que propició

esa acción fue usted.

así que no quiero hablar de más.

no quiero faltarle el respeto,

caridad, así que si es

de lo único que quería hablar,

le pido amablemente

que se retire, por favor.

caridad: yo entiendo.

[música]

franco: qué bueno

que te encontré.

me urge hablar contigo.

ahora sí tengo el plan perfecto

para que te quedes con david.

daniela: ¿ah, sí?

pues no te creo.

franco: me enteré que david

se presentó en la oficina

de tu papá y tuvieron un pleito

fuerte, ¿verdad?

daniela: seguramente fue

por regina.

franco: así es.

en resumen, lo que tienes

que hacer es demostrarle

a david que tú si estás

dispuesta a defender su amor

por él.

no como regina, ella no lo hizo,

no lo defendió.

daniela: pues sí pero un pequeño

detalle: falta que él quiera.

franco: a ver, según tú,

eres experta en hombres, ¿no?

demuéstralo.

daniela: "okey".

pero tú, ¿qué ganas con eso?

franco: yo sé mi cuento, guapa.

mientras te beneficie a ti,

¿qué te preocupa?

consuelo: regina, no puede ser.

no me cabe en la cabeza

cómo no luchaste por tu amor

con david.

regina: es que tienes

que entenderme.

consuelo: no.

si los papás de ambos

ya demostraron que

no les importa, tienes que hacer

lo necesario y encontrar

la manera de ser feliz con él.

regina: entiendo tu punto.

pero aunque esté enojada

y decepcionada, a mi papá

no le puede vale todo gorro.

mi papá es mi héroe,

es mi máximo, es mi papá.

consuelo: sí.

pero ya no es así.

y tienes que tomarlo en cuenta

para que logres ser feliz

con él.

regina: no estás entendiendo.

tú me tienes que entender

más que nadie: mi papá está

dejando a mi mamá por julia.

yo no puedo seguir con david,

es su mamá, estaría traicionando

a mi mamá, a mi familia,

a todos.

por tonto que parezca, así es.

>> esta mano la gano yo.

tranquila, amiga.

hoy te gano.

julia: ¿qué tal? buenos días.

buenos días.

¿qué sucede?

nina: es que todas estamos

que no podemos creer

lo que te pasó.

julia: ¿de qué hablas?

nina: ay, julia,

de que tu marido te fue infiel.

y que tuvo un hijo

con esa mujer.

[música]

[músic

julia: ¿qué es lo que quieres,

nina?

>> no tienes que disimular.

sabemos lo que está pasando.

pero, no entiendo por qué fuiste

tan tonta de soportar algo así.

julia: a ver, perdón--

nina: bueno, si eladio es capaz

de hacer eso, es porque algo

le faltó en su casa.

julia: a ver, nina, no voy

a permitir que estés hablando

así de mi matrimonio.

>> ¡ay, si por eso arturo

quiere dejar a nina!

>> hay que reconocer

que eladio estuvo muy astuto,

¿no?

se aseguró de meter a franco

en la familia casándolo

con gabriela.

nina: es que eladio

es muy hábil.

>> sí, y otras también

muy tontas.

[ríe]

julia: a ver, ya basta.

nina, por favor, por dios.

nina: es que no estamos

diciendo nada que no sea cierto.

solo estoy comentando

lo que otros ya dijieron.

julia, hay muchos rumores

y eso no es mi culpa.

julia: sí, muchos rumores, ¿no?

yo sé perfectamente que eladio

fue el que te lo dijo.

nina: ¿para qué te lo voy

a negar? sí.

y debo reconocer que últimamente

eladio y yo hemos estado

muy cercanos.

daniela: ¿me mandó a llamar?

eladio: daniela, quiero que

me digas la verdad.

¿andas con ashmore?

daniela: no,

no ando con ashmore.

eladio: no me mientas.

sé que últimamente han estado

mucho tiempo juntos.

daniela: solo nos llevamos bien.

y anoche hasta salimos

a celebrar, con mi hermano.

porque él va a ser el padrino

de mi sobrino, pero nada más.

de todas formas, don eladio,

creo que esto es asunto mío

y no creo que usted deba

meterse en cuestiones personales

o sentimentales, ¿o sí?

eladio: daniela, te lo digo

porque quiero que te cuides.

además, te recuerdo con ashmore

es socio de tu padre.

ten cuidado, créeme.

a la larga, vas a tener

problemas.

y como dices, es asunto tuyo.

pero yo solo quería decírtelo.

daniela: don eladio,

no se preocupe.

y muchas gracias.

eladio: bueno.

por otra parte, tienes

que concentrarte porque tengo

planeado para ti

unas fotos en la playa.

daniela: ¡ay! ¿en la playa,

de verdad? qué padre--

eladio: a ver, daniela,

lo que quiero es que

te concentres aunque te de

tanto gusto, ¿mm?

daniela: sí, señor.

julia: nina, no te voy

a permitir que vengas

a un evento aquí a mi fundación

a insultarme.

gabriela: tía, por favor,

este no es el momento

ni el lugar para hablar de esto.

estamos en un evento para niños.

nina: por mucho que quieras

ocultar la verdad, julia,

esta siempre termina saliendo

a la luz.

gabriela: por favor, señoras,

vamos a continuar con el evento.

tomen sus asientos, gracias.

julia: [suspira]

gabriela: tranquilizate,

por favor, tía.

julia: ¿cómo "tranquilizate"?

¿cómo, gaby? ¿no ves lo que esta

mujer me acaba de hacer?

y todo es culpa de eladio.

todo esto, por decírselo a nina.

¿sabes quién sebe estar feliz

porque le urge gritarle

al mundo entero que es

un gómez luna?

franco.

gabriela: tía, debes de entender

que franco no tiene por qué

vivir escondido.

julia: pero, ¿tú de qué lado

estás?

dímelo.

gabriela: estoy del lado

de mi esposo, tía.

daniela: hola.

regina: ¿qué haces aquí, dani?

en buena onda,

tengo mucho trabajo.

daniela: yo también pero

estoy preocupada por ti.

me enteré que otra vez

te peleaste con david.

regina: ¿quién te dijo?

daniela: eso no importa, regina.

¿en serio te vas a rendir?

regina: no tiene caso.

no puedo andar con el hijo

de la amante de mi papá.

daniela: no puedo creer

que te des por vencida

tan fácil.

pero bueno, allá tú.

ojalá y no te arrepientas

de esto.

regina: ¿y por qué estás

tan interesada en mí?

daniela: ¿sabes qué? te voy

a decir algo muy en serio:

para ti cualquier ayuda,

cualquier muestra de cariño,

todo te lo tomas a mal.

así que mejor me voy.

"bye".

eladio: haz eso que te estoy

pidiendo.

david: papá,

tengo que hablar contigo.

eladio: ¿qué pasa?

david: pasa que caridad

fue a mi departamento

a buscarme, ¿tú la mandaste?

eladio: no, no estaba enterado

de nada, ¿qué quería?

david: quiere que yo trate

de comprender a franco,

que me acerque a él

porque es mi hermano.

entiéndelo, lo que yo quiero

es alejarme de franco.

eladio: a ver--a ver,

yo no la mandé.

david: entonces dile, papá.

dile por favor a tu amante,

o lo que sea, que no me busque--

eladio: ¡eh!

empieza por respetarme.

¡soy tu padre!

así que mides tus palabras,

y no me juzgues.

[música]

[música]

clara: ahora que ya se durmió

erickcito, tengo algo

que decirte.

clara: no, ¿qué?

no me preocupes más.

¿qué pasa?

clara: pues--

justino y yo nos vamos a casar.

sí.

consuelo: ay.

ay, qué bueno.

muchas felciidades.

clara: muchas gracias, amiga.

consuelo: no sabes qué gusto

me da.

ustedes van a ser muy felices,

y se lo merecen.

clara: y bueno, claro que quiero

que ese día tan importante

me acompañes y que seas

mi testigo.

consuelo: por supuesto.

clara: bueno, me voy porque voy

a acompañar a justino a dejar

a luisita a la escuela.

y después paso a ver a caridad

para darle la buena noticia.

consuelo: me encanta verte

tan feliz.

clara: y yo estoy segura

que pronto tú también

lo vas a ser.

ya lo verás.

consuelo: ayer--

ayer pasó algo extraño.

llegó erick y le dijo

a los guaruras que se fueran,

que me dejaran en paz.

clara: ¿así de la nada?

no, me parece muy sospechosa

su actitud.

consuelo: ¿tú crees?

clara: consuelo, por favor,

ten mucho cuidado con erick.

caridad: entonces ¿ya lo dieron

de alta?

marintia: sí,

mi hijo sobrevivió.

caridad: sí, salió igual

de valiente que su madre.

marintia: sí, ya está fuera

de peligro.

pero ahora, la verdad,

estoy muy preocupada porque

no sé qué voy a hacer, caridad,

cómo lo voy a sacar adelante.

ya me gasté todo lo que tenía

ahorrado con los días que estuve

en el hospital.

caridad: no, por eso

no te preocupes.

escúchame: aquí entre nos,

eladio decidió hacerse cargo

de su nieto.

marintia: ¿de verdad?

caridad: sí, así es que no

te preocupes porque dinero

no te va a faltar.

marintia: [suspira]

caridad: eladio, tengo

una muy buena noticia--

eladio: ¡tú no piensas!

no piensas.

me quieres explicar qué diablos

tenías en la mente cuando fuiste

a buscar a mi hijo, a david.

caridad: déjame, te explico.

yo solo quiero

que entienda a franco.

son hermanos,

se tienen que llevar bien.

eladio: no, caridad, no.

estás mal.

¡tú no tienes por qué meterte

con mi hijo!

caridad: lo hice con la mejor

intención.

eladio: no me importa

la intención.

y no te creo, ¿eh?

y si lo vuelves a hacer,

caridad, entonces sí me vas

a colmar la paciencia.

y cuando me la colmes,

te vas a arrepentir.

agustín: ya están listos

los movimientos de acciones

que me pediste.

arturo: bien.

necesito algo más.

voy a poner acciones

a nombre de humberto.

necesito tenerlo de mi lado.

agustín: estás loco.

ese tipo se va a jugar todo,

tú lo conoces.

arturo: sí,

ya tengo todo planeado.

quiero que pongas a su nombre

las acciones de la farmacéutica

que compramos hace unos años,

¿la recuerdas?

agustín: claro.

arturo: perfecto.

agustín: esa empresa lleva

muchos años sin movimientos.

está prácticamente en quiebra.

[ríe] ya entendí.

esas acciones no valen nada.

arturo: así es, así es.

por eso.

humberto: hija.

hija, ¿qué tienes?

¿cómo estás, hija?

¿qué pasa, mi hija?

hija, ¿qué pasa?

julia: ay, papá.

[solloza] tuve un problema

en la fundación.

ya todo el mundo sabe

que franco es hijo de eladio.

humberto: ¿cómo se enteraron?

julia: nina, nina, seguramente

fue ella la que se los dijo.

ahora todo el mundo me está

viendo con lástima.

me están juzgando y me culpan

por no ser una buena mujer

con eladio.

dicen que por eso se buscó

a otra.

¿sabes lo mal que me siento?

humberto: claro, hija.

claro, tranquila, tranquila.

ve el lado positivo.

julia: es que no sé cuál es

el lado positivo.

humberto: que, ante todos,

eres la víctima de eladio.

y ahora nadie verá mal

cualquier cosa que hagas

como consecuencia de esto.

incluso, volver con arturo.

franco: qué sorpresa, mi amor.

en la mañana te fuiste

muy temprano y no te vi.

gabriela: sí, claro,

porque estabas muy dormido.

no sé a qué hora llegaste,

franco, ¿dónde andabas?

¿qué tenías que hacer

tan importante anoche?

franco: mi amor, estaba

organizando cosas del tra--

gabriela: sí, claro.

por favor, no me quieras ver--

franco: a ver, gabriela,

basta con esos absurdos

ya mismo.

gabriela: no me des motivos,

franco.

franco: es que es increíble.

tengo muchísimas cosas que hacer

y me disculpas, mi amor,

tengo una junta, ¿sí?

gabriela: yo nada más quería

decirte que todo el mundo

sabe que eres hijo de eladio.

franco: ¿cómo?

gabriela: nina se encargó

de decírselo a todas las señoras

que fueron al evento

de la fundación.

franco: ¿y qué pasó?

gabriela: humillaron a mi tía.

pero, por lo que vi,

todas te compadecieron,

y la víctima eres tú.

mi tío, el malo y mi tía...

franco: ven acá, mi amor.

te lo dije.

te dije que todo se iba a saber.

vamos bien.

daniela: david.

¿cómo estás? ¿todo bien?

david: no, no estoy bien.

daniela: ¿te puedo ayudar

en algo?

david: no creo, dani.

son cosas de mi familia

y creo que es mejor

que nadie se meta.

daniela: [suspira] ¿sabes qué?

yo también estoy pasando

por un momento muy difícil

con eso de la separación

de mis papás,

así que te entiendo mucho mejor

de lo que crees.

si un día quieres desahogarte,

podemos salir a platicar.

yo también lo necesito.

desahogarme.

david: te lo agradezco mucho,

daniela.

pero estar cerca de ti,

implica que voy a estar cerca

de tu familia y eso solo

complica las cosas.

daniela: bueno, tómalo

como la propuesta de una amiga,

o de compañera de trabajo,

si quieres.

pero no como una montenegro.

david: gracias.

con permiso.

daniela: [suspira]

julia: vengo a decirte

que me parece muy injusto

que las consecuencias

de tus actos me sigan afectando.

me estás destruyendo la vida.

eladio: ¿qué pasó?

julia: ¿qué pasó?

que todo el mundo habla de mí.

¿sabes qué pasó en la fundación?

eladio: no.

julia: nina fue a burlarse

de mí, a juzgarme por lo que tú

me hiciste.

eladio: lo siento mucho, julia.

julia: ¿lo sientes mucho?

eladio: sí.

julia: ¿sabes cómo se enteraron?

eladio: no, no sé.

julia: por culpa de nina.

eladio: bueno, mira, tranquila,

piensa que tarde o temprano

todo se iba a saber,

así como que nuestro matrimonio

está en crisis.

julia: [suspira]

pues si estamos en crisis,

es por tu culpa.

eladio: sí, lo sé, pero

¿por qué no buscamos arreglarlo?

buscamos tomar una terapia

ahora en pareja.

julia: no, no.

eso se hace cuando una pareja

quiere permanecer junta.

y no es nuestro caso,

porque a mí no me interesa

seguir a tu lado.

eladio: julia...

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.