null: nullpx
Cargando Video...

Como Tú No Hay 2 Capítulo 41

20 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

ricardo: creo que es importante

que me reencuentre con todo

lo que me rodeaba antes

de mi accidente.

creo que es importante que

vuelva a vivir con mi familia.

charlotte: ¿regresar a esa casa?

ricardo: ¿qué tiene de malo?

yo soy pobre,

mi familia es pobre,

tengo que vivir con ellos.

eso ya está decidido.

charlotte: te estás equivocando,

va a ser mucho más traumático

que te vuelvas a esa casa

siendo tú tan--tan--

ricardo: ¿tan qué?

charlotte: tan diferente

a toda esa gente.

ricardo: ¿esa gente?

a ver, esa gente a la que

desapruebas y que yo mismo

rechacé, esa gente

es mi familia, charlotte.

charlotte: pero no porque

regreses a ser antonio cortés

tienes que olvidarte de todo

lo que has construido

hasta ahora.

ricardo: ¿qué he construido,

charlotte?

me la he pasado construyendo

un pasado que nada más está

en mi cabeza, charlotte.

¿qué vida quieres que siga,

cuál? dime.

charlotte: a ver, obviamente,

la de antonio cortés.

también has construido cosas.

bueno, yo soy parte de esa

realidad que tienes ahora,

¿o qué, ya no existo?

ricardo: tampoco pretendo eso.

además, tú siempre dijiste

que ibas a aceptar todo

lo que yo decidiera, ¿no?

charlotte: a ver, perdóname,

por supuesto que yo estoy

pensando en ti y en lo que más

te conviene, pero a ver,

escúchame bien, yo creo que

deberías de ir paso por paso.

deberías empezar por regresar

al mercado para que te sientas

productivo, pero luego regresar

al tema de tu papá

que es lo más complicado.

ricardo: eso es lo que más

trabajo me va a costar.

charlotte: claro, y es que

para que recuperes la memoria

tienes que ir paso por paso,

para que no sea traumático.

confía en mí.

>> solcito, ¿cómo amaneció

esa mujer hermosa, preciosa,

que dios me concedió como novia?

sol: ¿qué haces aquí, federico?

>> ay, solcito, hoy me levanté

muy temprano y me sentí

en la obligación,

en la obligación de llevarle

uno, el anillo, las flores,

y un besito de buenos días

a mi futura prometida.

sol: no te atrevas a tocarme.

>> por favor, solcito,

yo pensé que este jueguito

ya se había acabado, ¿no?

el tira, el tira y afloja--

sol: te equivocas, federico.

porque a partir de este momento,

tú y yo hemos terminado.

charlotte: [suspira]

¿qué tanto te miras?

ricardo: me estaba despidiendo.

charlotte: ¿cómo? pero ya

quedamos que vas a ir al mercado

primero y luego vamos a hacer

el tema de la casa.

ricardo: charlotte, me refiero

despidiendo--despidiendo de mí,

sabes, de lo que pensé que era.

charlotte: ya te entiendo.

ricardo: estoy tratando

de olvidarme de ricardo, de--

de la casa que soñé, de natalia,

mi supuesta prometida.

de dora, que creí

que era mi mamá.

ahora solo me tengo que enfocar

en que soy toño.

charlotte: es quien eres.

ricardo: sí, así es, y por eso

estoy decidido a recuperar ese

espantoso trabajo que tengo

con tal de recuperar mi memoria.

charlotte: bueno, pero ese

es un gran primer paso.

ricardo: no, el primer paso...

es este, ¿me parezco?

charlotte: muchísimo,

están igualitos.

bueno, eres el mismo.

ricardo: es que soy yo,

soy antonio cortés,

alias el toño.

fabiana: ¿te había dicho hoy

que te amo?

toño: sí, pero por mí lo puedes

decir un millón de veces más,

porque me encanta escucharlo.

fabiana: sé que contigo

puedo ser muy feliz.

toño: ¿qué, no ya--no lo eras?

fabiana: sí, claro, pero no sé,

ahora siento que no me hace

falta nada.

no quiero que esto se acabe.

veme, ve cómo me dejaste.

toño: parecemos payasitos.

ambos: [hablan a la vez]

toño: no me vayas a manchar--

fabiana: [ríe]

>> está usted destrozando

un corazón enamorado.

sol: y tú destrozaste

mi confianza.

>> ¿yo?

sol: sí.

>> ¿cuándo? yo no recuerdo nada

de eso, en serio.

sol: tú me hiciste creer

que estuvimos juntos.

no te importó que había vidas

en juego.

>> solcito, claro que--

claro que estuvimos juntos.

¿qué quieres, que te reconstruya

los hechos?

sol: es que no puedo creer

el tamaño de cínico que eres.

>> ¿cínico? yo no soy ningún

cínico, yo te puedo

tranquilamente reconstruir

todo lo que pasó entre nosotros,

en serio.

sol: eres un mentiroso,

me hiciste creer que habíamos

estado juntos, y por culpa

de eso ya murió una persona,

y otra más está a punto

de expirar.

>> solcito, no me vengas ahora

con el famoso cuento chino

de la maldición de las morales.

sol: no es ningún cuento chino.

es tan cierto--

si yo no fuera una mujer

consciente, en este mismo

momento te mataba.

con mis encantos.

>> vente, mátame, ¿sí?

sol: no.

>> mátame, sol.

sol: este sol se apagó

para siempre para ti, federico.

>> ¿y ahora, hijo?

pensé que nunca ibas a volver,

carnal, ¿qué onda?

ricardo: nada, vengo a ganarme

el pan, carnalito.

>> ¿qué te pasa?

ricardo: ¿qué me pasa de qué,

carnalito?

>> ¿ahora sí soy tu carnalito?

y allá en veracruz cuando

me dabas la goma porque querías

ir al pueblo de tu jefe solo,

¿qué?

ricardo: perdóname, daniel,

por lo que hice antes,

de verdad, no estaba bien.

pero ahorita mira, ya estoy

bien chido, estoy bien acá.

bien, así como--ya volví a ser

el mismo toñazo de siempre,

tu carnalito.

>> andas como recargado, ¿no?

¿qué te trae por aquí o qué?

ricardo: nada, lo que se supone

es que aquí trabajo, bueno,

que aquí chambeo, pues.

>> andas suponiendo

muy supositoriamente, ¿no?

la neta, ya no supongas, carnal.

como vienes cada vez

que se te da la gana,

tuvieron que contratar a otro.

ricardo: ¿qué me estás diciendo?

>> que la regaste, hijo.

que como están las cosas,

veo muy difícil que vayas

a conseguir otra chamba.

ricardo: perdón, pero a mí no

me pueden correr así como así.

>> espérate, a ver, entiende,

hijo, ¿ves la foto de la verdura

que tenías que vender?

está toda podrida, ¿cómo piensas

que no iban a contratar

a alguien más?

ricardo: yo voy a negociar

con mi jefe.

>> no, es que ya tu jefa

ya intento negociar, ya,

no logró nada.

¿qué te pasó, carnal?

si tú eras bien responsable,

bien entrón en la chamba.

ricardo: pero a mí no me pueden

echar así como así.

>> ya, entiende, estás

desempleado, del verbo--

[música]

[música]

toño: buenas.

damián: bueno,

¿quién te entiende?

¿no eres tú el que me lo había

dicho siempre?

hay que tocar antes de entrar.

toño: ay, perdón, florecita,

te pise, a ver.

damián: ¿qué haces?

toño: [llama a la puerta]

señor licenciado,

¿sería tan amable de permitirme

compenetrar a su oficina?

damián: sí, ándale ya,

compenetra, sí, dale.

toño: damián, necesito hacerte

una pregunta muy importante.

damián: si es importante

está bien.

toño: sí, mira, para no echarte

tanto chorro mareador,

vámonos directo al grano.

¿me podrías decir quién es esa

amiga tuya, fabiana?

damián: a ver, ¿eso qué tiene

que ver? ricardo, te estás

metiendo en mis temas privados.

toño: ah, no, sí, sí,

ya sé que es tu vida privada.

pero lo que pasa es que resulta

que como mi mamita chula

también la conoce, me dio duda.

y también con eso de que--

no sé si tú--

damián: ve, ya te dije que no.

que casi no.

además, no estoy entendiendo

francamente esa pregunta.

¿por qué tanto interés

en fabiana?

¿por qué no hacemos una cosa?

la verdad, ¿qué quieres saber?

toño: o sea, ¿quieres saber

por qué te lo estoy preguntando?

aquí entre nos, en mi época

de soltero tuve muchas novias.

y entre esas novias había una

que se llamaba fabiana,

y quiero ver si estamos hablando

de la misma.

damián: no creo,

esta es muy guapa.

toño: oye, pero también mi novia

era guapa.

damián: no, pero yo pienso que

esta pudo verse un poquito más--

toño: por favor, damián,

no me resulta, si quieres

hacemos una lista a ver quién

ha tenido más novias guapas.

damián: ya.

toño: ok, bueno, con que

me digas de dónde la conoces,

ahora sí que me basta y me sobra

para saber si estamos

en la misma o no.

damián: no creo, además

es muy inteligente esta,

es una corredora de bolsa.

y además me ha hablado

de sus exs, y hay uno

que se llama--

no estás en la lista.

no estás en la lista, ricardo.

toño: bueno, ya, con eso

ya me quedo tranquilo

que no estamos hablando

de la misma persona.

bueno, si quieres ahí le digo

a natita a ver si vamos a salir

a cenar los cuatro, echar--

damián: no vamos a ir a--

toño: sería padre, ¿no?

damián: no, no, o al menos

por el momento no.

lo hablamos después, en verdad,

ahorita tengo mucho trabajo,

ricardo, sí, necesito sacar

esto adelante, por favor.

toño: órale, bueno,

ahí nos vemos, ¿eh?

suerte con tu fabiana.

damián: suerte con tu natita.

[gime]

germán: ¿qué te pasa,

por qué estás tan callada?

>> es que no hemos vuelto

a hablar de lo que platicamos

el otro día, de lo de irnos

de esta ciudad.

germán: es que no creo que sea

buena idea, mariana, o sea.

volver a empezar y aclientarse,

no es fácil.

>> pero yo puedo trabajar,

yo puedo trabajar en lo que tú

te vuelves a hacer

de tus clientes.

germán: sí, pero es que no es

solo eso, o sea,

aquí está la gente,

la gente que nos quiere.

la gente que queremos.

>> o sea, luchita.

germán: sí, sí, también ella.

no es de la manera en que tú

piensas, me preocupa

que el bacalao le haga daño.

>> pero ¿por qué?

si ella no es nada tuyo.

germán: sí, pero gracias

a esa mujer tengo este negocio,

tengo las cosas de mi vida.

o sea, no sé, siento como que

se lo debo, que le puedo pagar

así, cuidándola de su marido.

>> ella tiene un hijo

que la puede cuidar.

germán: pero no es lo mismo,

mariana, el toño está enfermo

de la cabeza.

>> ¿y eso qué tiene que ver

contigo, germán?

¿por qué no aceptas que sigues

enamorado de ella?

germán: bueno, ya échale

con ese tema, ¿no?

a poco no te he demostrado

todo este tiempo que tú eres

lo más importante para mí.

>> ¿por qué no entonces

nos vamos?

germán: porque no,

porque quiero quedarme aquí.

>> pero ¿por qué?

germán: porque esta es

mi ciudad, este es mi ambiente,

esta es mi casa.

y no voy a andar corriendo

cada vez que tenga un problema

así porque tú lo dices.

así no se solucionan las cosas.

>> pero poner distancia

también es--

germán: sí, pero en la distancia

te llevas los problemas,

porque van aquí adentro.

ya madurarás

y lo vas a entender.

>> ¿se puede saber por qué

no fuiste a la universidad?

valeria: porque tengo que hablar

algo urgente contigo, mamá.

>> si es sobre tu amiguito

el taxista, ya te dije que no

me iba a meter--

valeria: no tiene nada que ver

con eso, tiene que ver con

el tema del divorcio de mi papá.

>> mi amor, ¿ya decidiste algo?

valeria: sí, me voy a europa

para que tú seas feliz.

>> [gime] hija...

hijita querida.

te voy a extrañar tanto, tanto.

no sabes cómo te lo agradezco,

de verdad, porque gracias a ti

voy a poder ser feliz

con claudio, ¿eh?

te amo, te amo.

te amo, te amo.

valeria: felicidades, mamá.

ivette: crucita, se le olvidó

su tacita de café

en la sala de juntas.

>> muchas gracias, licenciadita.

no se hubiera molestado

en hacerle favor a alguien

que está muy por debajo

de usted.

ivette: está enojado conmigo,

¿verdad?

>> no, no, solo me pongo

en mi lugar antes de que usted

lo haga.

damián: ivette.

ivette: ¿qué pasó?

damián: ¿no ha llegado natalia?

ivette: no, no ha llegado

a trabajar, ¿por qué no

le hablas a ricardo

y le preguntas si va a venir?

damián: porque no quería hablar

con él, si hubiera querido

hablar con él, lo hago con él,

no contigo.

no seas tonta.

>> la licenciadita no es tonta,

solo se puso a tono

con la pregunta.

damián: [ríe] ¿estás insinuando

que mi pregunta fue tonta?

>> es pura lógica,

¿no, don damián?

a preguntas inteligentes,

respuestas inteligentes, ¿no?

damián: y a empleados

imbéciles...

>> jefes imbéciles.

ivette: [ríe]

>> vienen de a dos,

vienen en par, sí, sí.

si usted quiere rodearse

de gente inteligente,

debería dar muestras

de lo mismo.

damián: claro, ya entendí,

ya entendí.

tienes un buen defensor, ¿eh?

y en algo tiene razón,

vienen en par.

haces buen par con este tonto.

ivette: no necesito

que me defiendas, crucita.

no necesito un caballero

con armadura para que me salve.

>> no, no, yo no soy

un caballero con armadura.

nada más soy su amigo

y la aprecio.

ivette: yo no soy su amiga.

métase eso en la cabeza,

usted y yo no somos iguales.

>> no le hagas caso, benja.

en el fondo, ivette es buena

persona y te aprecia,

aunque no te lo diga.

>> ojalá y me lo diga

aunque sea una vez.

>> ¿estás enamorado, crucita?

estás enamorado.

>> no te burles, ya,

suficiente tonto me siento

por poner los ojos tan alto.

>> a ver, ¿cuál alto?

y ningún tonto, ningún tonto.

relájate, yo también aprecio

a ivette, ¿ok?

no me estoy burlando.

y tú no eres mal tipo, benja.

>> ¿eso de qué sirve?

¿por qué los hombres como damián

se quedan con mujeres

como ivette?

>> porque a veces la timidez

de los hombres buenos como tú

no ayuda, ¿verdad?

aviéntate tú que no tienes

a nadie que se interponga

entre ustedes.

>> ¿tú tienes a alguien

que se interpone entre tú

y tu novia?

por eso siempre andas

nerviosito.

>> ojalá fuera solo eso, benja,

pero es un poco más complicado.

no solo está de por medio

mi relación, sino que también

puedo perder mi empleo.

>> ¿cómo que tu empleo?

>> sí, olvídalo, olvídalo.

yo me entiendo, ¿sí?

pero por lo pronto, lo que tú

deberías hacer es echarle

un poquito más de ganas, ¿no?

aventarte, ¿qué puedes perder?

>> es que me da miedo que todos

en la oficina se burlen de mí.

>> o sea, todos los que ya

se burlan de tu relación

con la escarcha navideña,

¿ese es tu miedo?

venga, benja, por favor.

>> a ver, ¿quién tiene

un problema con la escarcha

navideña, eh?

¿tienes problema con la escarcha

navideña, no?

no es un fetiche,

nomás adoro la navidad.

[música]

oiga, don fede, ¿podemos echar

una platicadita?

>> no, por favor, hoy

ni siquiera el sol me calienta.

>> es que tengo que pedirle

algo bien importantísimo,

un favor.

>> ¿qué quieres?

>> allá fuera está el toñazo,

quiere hablar con usted.

>> ¿me puedes explicar

desde cuándo este sinvergüenza

necesita un traductor?

>> ¿eso quiere decir que sí?

véngase, no se haga enojar,

bien que quiere.

véngase, hombre.

>> a ver, ¿qué quieres?

¿qué me querías pedir?

ricardo: bueno, antes que otra

cosa, te quiero pedir perdón,

porque me porté mal contigo.

perdón, perdón,

quería ofrecerle disculpas,

porque me porté mal con usted.

>> está bien.

yo no soy rencoroso,

no tengo memoria, me olvido.

y a ver, ¿para qué,

qué quieres hablar?

ricardo: bueno, lo que quería

pedirle es trabajo, quiero

volver a trabajar con usted.

de mesero.

>> te portaste groseramente

conmigo, pensaste que eras

el dueño de todo esto.

ah, dani, ahora pretende venir

como si "nothing", como si nada.

ricardo: ya le pedí disculpas,

si mis disculpas no le bastan

de verdad, no sé qué hacer.

>> me importan un pepino

tus disculpas, tus disculpas

me importan un pepino.

a ver, ¿y qué es lo que te hace

cambiar de actitud?

ricardo: bueno, don fede,

la verdad es que al principio

me molestaba de sobremanera

trabajar de mesero,

pero ahora estoy dispuesto a ser

el mismo toño de antes, ¿sabe?

quiero volver a chambear.

>> ven, ven para acá,

ven para acá, "take a sit,

please, take a sit".

primero, hay condiciones,

a ver si las aceptas.

escucha, la primera es que

quiero que todo este restaurante

esté siempre lleno.

ricardo: claro que sí, fede.

>> la segunda que es

importantísima, quiero que seas

simpático, agradable.

con los clientes,

con los comensales, ¿está bien?

ricardo: claro que sí.

>> y la tercera,

que es la que más me "piace",

quiero que cantes otra vez.

ricardo: ¿que cante?

>> claro, que cantes.

¿sí o no?

ricardo: si no queda

otro remedio, claro que sí.

>> "welcome, baby, welcome".

bienvenido, bebé, a cantar

y a empezar a ensayar.

empiecen a ensayar, empiecen

a cantar, vamos, el ensayo.

ricardo: ¿desde ahora?

>> ¿y cuándo va a ser entonces?

si no, no hay cheque.

vamos, acompáñalo.

[canta]

>> vámonos a ensayar, toñazo.

>> vámonos.

>> gracias, ¿eh?

toño: ¿qué pasó, mi benji?

¿qué onda?

te veo más apachurrado

que mosco en parabrisas.

>> es que la señorita ivette

me trata como si yo fuera

invisible.

toño: perdón, ¿quién dijo eso?

porque no vi a nadie.

ay, cálmate, mi benji.

mira, eso tiene solución,

lo vamos a arreglar más rápido

que corriendo.

genera una salida a comer

con ella.

>> no, pero a poco usted cree

que ella querría salir conmigo.

toño: benji, tú déjalo

en mis manos, ¿eh?

mientras ve pensando qué te vas

a poner ese día

para impresionarla.

este saquito si quieres

no te lo pongas, ¿eh?

>> va, va.

>> hoy no puedo, andy,

pero mira, ¿por qué no le dices

a los muchachos que otro día

comemos en tu casa y así

les presento a adán, va?

gracias, yo también te quiero.

salúdame a pancitas, bye.

¡adán!

adán: ¿qué cocinaste?

>> eh--no, bueno, mira,

le pedí a luna que nos preparara

algo especial, porque hoy

descanso y quiero pasar

una tarde bonita contigo.

adán: se ve deliciosa, pero deja

nomás me baño rapidito y así--

>> va, y comemos. te ayudo.

¿y a ti cómo te fue?

pásamelo.

adán: no, no te preocupes.

conseguí trabajo de medio

tiempo en un despacho

de contadores.

y fíjate, mira, esto fue

lo que me pagaron

y todo es para ti.

>> ay, no, mira,

mejor lo vamos a poner

en el frasquito de los gastos

del mes, ¿te parece?

adán: sí, como tú quieras.

>> adán, ven, mira, ven.

adán: ¿qué pasó?

>> qué chistoso,

tienes pintura dorada.

adán: ah, es que estaba pintando

en la oficina.

>> ¿pintaste la oficina

de dorado?

adán: sí, ya sabes, el jefe,

los gustos que tiene

como medio excéntricos.

el feng shui,

pinté un dragón dorado.

bueno, ahorita te veo.

[música]

[música]

>> ivette, espera, ricardo

me dejó este memo para ti.

ivette: ¿una comida de negocios?

¿y no te dijo con quién?

>> no, no, lo que sí me dijo

fue que no quería que faltaras

y que hiciera especial hincapié

en decirte que vayas

bien arregladita y olorocita.

o sea, bueno, y va a ir él,

ricardo, y natalia.

y tú, por supuesto.

así que ha de ser importante,

amiga, ¿eh? no faltes.

ivette: gracias.

qué raro...

claudio: ¿y valeria aceptó irse

a europa así nada más?

>> yo le rogué que no

se sacrificara, pero ella

insistió tanto, tanto en irse

con su padre, ¿verdad, cosita?

claudio: no sé, parece extraño.

>> a mí no tanto.

digo, después de todo,

a cualquier joven le ilusionaría

muchísimo pasarse una buena

temporada en europa.

y si es con su padre, mejor,

¿no crees?

claudio: pensé que valeria no

tenía una buena relación con él.

por eso pensé

que jamás aceptaría.

>> tal vez es eso lo que quiere,

acercarse y conocer más

a su verdadero padre.

aunque claro, ella sabe que tú

siempre has estado al pendiente

de ella desde que era chiquita.

lo tiene muy claro.

es más, valeria te ve

como su verdadero padre.

el caso es que aceptó irse.

claudio: tengo mis dudas.

>> ¿no me crees?

claudio: sí, te creo,

pero aceptar que valeria

se vaya con ese hombre

para que tú y yo podamos

casarnos, ¿no crees que eso

ensucia todo?

>> claudio, no me digas

que te estás arrepintiendo.

claudio: no, no se trata de eso.

es que esta situación

es muy extraña.

>> ¿extraña?

a mí no me parece nada extraña.

claudio, valeria ya no es

una niña y debemos respetar

su decisión.

escúchame, ¿qué es lo peor

que puede pasar, que no salga

el trato con su padre?

bueno, ella tiene que conseguir

que él firme el divorcio,

se regresa y ya.

mi amor, yo de verdad estoy

muy triste porque vale

se tiene que ir.

pero también estamos muy felices

los dos.

yo más, porque me voy

a convertir en la futura

señora reyes alonso.

por eso voy a cumplir el sueño

de mi vida.

luis: ¿qué pasó, vale?

valeria: necesito hablar

contigo.

luis: ¿te pasa algo?

valeria: no.

luis: bueno, ¿entonces

por qué me ves así?

valeria: me voy, luis.

luis: ¿cómo que te vas?

¿tienes clases ahorita?

valeria: me voy a europa.

luis: ¿es en serio?

¿me vas a dejar?

¿vas a abandonar tu vida aquí?

valeria: sí, es en serio.

luchita: pero ¿por qué?

¿hice algo, metí la pata? dime.

valeria: mira, aquí lo único

que me detenía eras tú.

y desde que sé que renata

es el amor de tu vida,

no tiene caso.

luis: espérate,

¿cuándo dije eso?

valeria: lo dijiste cuando

renata me ayudó a traerte

el billar, estabas borracho.

luis: a ver, fue sin querer,

tú lo dijiste,

me caía de borracho.

valeria: sí, pero los borrachos

dicen la verdad, aunque después

de sobrios no se acuerden.

luis: perdóname, por favor.

lo dije--no fue con esa

intención, fue en despecho.

valeria: no, se lo dijiste

a renata delante de mí.

luis: a ver, vale, ¿qué puedo

hacer para que te quedes?

valeria: nada, ya la decisión

está tomada,

me voy la siguiente semana.

ya se lo prometí a mi mamá

y no le voy a quedar mal.

luis: claro, seguro ya te diste

cuenta que conmigo no ibas

a llegar a ningún lado, ¿verdad?

que no ibas a tener el futuro

que te imaginaste, ¿cierto?

ay, no te culpo, ¿quién va

a querer viajar con un taxista

cuando se puede vivir en europa

y con lujos?

valeria: luis, ni siquiera

lo intentes porque no voy

a discutir contigo.

luis: no, mejor dímelo

a la cara, dime que te doy pena.

valeria: ¿sabes qué?

la única persona que siente pena

por sí mismo eres tú, luis.

¿no te das cuenta?

me choca que seas tan resentido.

luis: y a mí me revienta que

seas tan niña rica y consentida.

valeria: y a mí que seas

tan acomplejado.

si no fueras tan inseguro,

no me estarías decepcionando

todo el tiempo como lo haces.

>> bienvenida.

ivette: gracias.

gracias.

[música]

ivette: ¿se puede saber

qué está haciendo aquí?

>> buenas tardes, antes que nada

vine porque don ricardo me dijo

que viniera a una comida

de negocios con él,

la seño natita y usted.

ivette: qué raro, eso no estaba

en el memorándum.

>> no habrá leído las letras

chiquitas.

ay, híjole, con todo respeto,

licenciadita, qué radiante

se ve usted el día de hoy,

licenciadita.

híjole, dan ganas de llorar

nomás porque usted existe

y esté aquí.

ivette: no se pase de listo

conmigo, crucita, ¿me oyó?

>> no, yo nomás decía

lo que veo, por eso me pagan,

por ver y por detectar errores.

y viéndola a usted

y a su contabilidad,

no se le detecta error alguno.

ivette: deje de estar tomando

el balance de mis cosas.

yo no soy su activo.

cómo tarda ricardo y natalia.

>> no creo que tarden mucho ya.

pero podemos pedir algo, ¿no?

ivette: estoy tomando algo.

mire, crucita, si estoy aquí

y no me he ido es porque vine

únicamente a una comida

de negocios.

usted puede hacer lo que

se le dé la regalada gana.

>> ya, ¿por qué tanta

hostilidad?

yo nada más lo decía porque ya

estábamos aquí--mire, si quiere

que me vaya, ya, me voy.

ivette: no, crucita, por favor,

quédese, no quiero tener

problemas con ricardo.

>> como usted diga,

licenciadita.

ivette: ¿le puedo pedir

un favor, crucita?

>> el que usted quiera.

ivette: no me dirija la palabra.

esperemos a ricardo y a natalia,

pero en silencio.

>> ah, ok, ok.

renata: ¿tú qué haces aquí?

¿se te volvió a perder el luis

o qué?

valeria: no, vine a hablar

contigo.

renata: voy rumbo a mi casa,

de regreso, escupe, lupe.

valeria: ¿escupe--?

renata: o sea, que me digas

la urgencia.

valeria: ah, bueno, nada,

es que vine a hablar contigo

de lo que dijo luis.

de que tú eres el amor

de su vida.

renata: ah...

pues no sé, tranquila

con ese tema, ya te dije

que tenle paciencia.

valeria: no, reni, luis no está

bien conmigo, digo, no estoy

diciendo que no me quiera,

pero eso no es suficiente

para que dos personas

estén juntas.

renata: ¿ya te arrepentiste

de quererlo o qué?

valeria: no, claro que no,

yo lo quiero y lo quiero mucho.

renata, no vayas a pensar

que es porque no tiene dinero,

porque ya estoy harta.

renata: a mí no me importa

si tienes dinero o no.

la neta, yo no soy ninguna

acomplejada como para pensar

que se fue contigo por eso.

más bien, yo creo

que si el luis se quedó contigo

es porque algo chido ve en ti.

>> ¡ya déjame!

¡siempre es lo mismo contigo!

renata: ¿qué te pasa?

ey, ey, te estoy hablando,

¿por qué la tratas--? ¡suéltala!

>> ¿quieres que te rompa

el hocico a ti primero?

renata: te rompo el hocico yo.

córrele, ven para acá, ¿qué?

[gime]

[sirenas]

ambos: [ríen]

naty: nunca había disfrutado

tanto el jardín de esta casa.

toño: mi chula, es que esta casa

tiene tantas cosas en que

entretenerse uno, ¿verdad?

yo creo que deberíamos de buscar

más momentos como este, así,

para estar los dos solos,

sin que nadie nos moleste.

naty: sí, hace rato ni siquiera

me dejaste contestar

las llamadas de ivette.

a lo mejor era algo importante.

toño: ¿qué más importante

que lo que estábamos haciendo?

además, no te preocupes, mira,

yo le dije a ivette que se fuera

a una comida de negocios

con el benja.

naty: a ver si no terminan

agarrados del chongo.

toño: ¿cómo crees?

si los dos son ratitas

de biblioteca, ellos dos

se las saben de todas, todas.

naty: sí, pero es que ivette

no soporta a benjamín.

[celular]

¿qué? ay, no, ahora tú no vayas

a contestar, ¿eh?

ricardo: espérate,

es que es valeria.

ya ves que con la mamá que tiene

sí necesita atención.

¿qué pasó, vale?

[resuella] no manches.

¿y por qué?

ivette: [gime] gracias.

>> espérese, licenciadita.

mejor ya, no,

esa nos la llevamos,

porque es que se la va a llevar

el alcoholímetro desde aquí.

ivette: [ríe]

ay, no, no, tú sí eres

rechistoso de verdad, ¿eh?

me caes increíble, crucita,

de verdad.

ay, tú sí me cuidas.

no eres como el tarado ese

de damián, que yo siempre

le valí.

>> ese no cuida nada

que no le convenga.

ivette: tú sí me quieres,

¿verdad, crucita?

>> este--yo creo que ya mejor

me la llevo a su casa,

¿no, licenciadita?

ivette: porque siempre estás

al pendiente de mí, benjamín.

siempre dices que soy

una mariposa,

cuando ni a gusano llego.

>> no, no, eso sí no se lo voy

a permitir, no diga eso,

no es verdad.

sería darle la razón

al damián ese.

ivette: ¿y cómo lo sabe?

>> porque un hombre

que no puede ver tanta hermosura

e inteligencia en una mujer

como usted, no tiene alma.

ivette: ningún hombre me había

dicho que mi inteligencia

era parte de mi atractivo.

sino todo lo contrario.

siempre como cuando se dan

cuenta que soy un cerebrito

se dan la vuelta y ya me dejan

ahí sola, embotada.

>> bueno, si me lo permite,

licenciada, licenciadita,

me gustaría hacerle un piropo

que se me ocurrió

hace un tiempo.

ivette: sí, crucita,

claro que se lo permito.

pero te voy a decir una cosa:

mañana vas a tener que llenarme

un formato completito

para tu solicitud de cumplidos.

[ríe]

no, ya dime mi piropo.

>> ahí le va, a ver.

ahí le va, a ver si le gusta.

cómo me gustaría ser zombi

para poder comerme su cerebro.

no le gustó, ¿verdad?

sí está feo, es que en mi cabeza

sí sonaba--incluso sonaba--

ivette: es lo más bonito

que le han dicho a mi cerebro.

oye, ¿y alguna vez te han dicho

que eres un hombre muy especial?

>> no, de hecho usted

es la primera.

ivette: y la última.

ya vámonos, la cuenta,

pide la cuenta, crucita.

>> mesera--no, licenciada,

por favor--

ivette: yo pago, yo picho.

>> es cuestión nada más

de que la primera cita--

gracias, qué amable.

¿esta--esta es nuestra?

¿acepta vales de despensa,

señorita?

>> no, señor.

>> ay, canijo.

>> mire, aquí cóbrese,

échele el 20 % de--

¿cómo se llama? de propina.

y apúrese porque hay prisa,

oiga.

>> se lo voy a pagar,

licenciada, esto se lo voy

a tomar como un préstamo.

en la siguiente semana le doy

el primer pago a capital,

se lo prometo.

ivette: crucita,

haga lo que a usted le da.

le da mucha más felicidad.

[gime]

pero te voy a hacer

otro préstamo, porque no creo

que quieras que esto

se termine aquí, ¿o sí?

>> ¿otro préstamo?

no la entiendo.

ivette: sí, vamos a un hotel.

[ríe]

>> no, no, ¿cómo cree?

mejor la llevo a su casa,

licenciada.

ivette: no, no me digas

que me estás despreciando.

ay, no, no, a ti también

te gusta la pierna velluda.

>> no, no, bueno, a ella

le gusta--o sea, yo no tengo

ningún problema--

bueno, está bien.

perdóneme.

ivette: no se preocupe.

>> vamos a buscar

una habitación.

ivette: [celebra]

por eso me gustas, papazote.

yo me llevo el pomo,

tú la bolsa.

oiga, señorita, la cuenta--

>> está bien, tranquila.

ivette: la tarjeta, oiga.

[música]

[música]

toño: oiga, señorita, o sea,

ya pagué la fianza, ¿a qué hora

sueltan a mi hermana?

>> señor, ya no debe tardar.

seguramente ya fueron por ella

a los separos.

toño: sí, pero usted me dijo

hace una hora, señorita--

le estoy hablando,

no me dé la espalda,

eso es una grosería, señorita.

valeria: ricardo.

toño: vale, vale, por fin.

valeria: ay, ricardo,

muchas gracias por haber venido,

de verdad que fuiste la única

persona que me atreví a llamar.

toño: no tienes nada

que agradecerme, vale,

para eso estamos los hermanos,

para echarnos la mano en todo.

además, no eres la primera

muchacha que saco

de una delegación.

valeria: ¿en serio,

y qué otra muchacha?

digo, ¿la conozco?

toño: ¿eh?

valeria: te pillé, seguro era

una novia que tenías por aquí

en este barrio.

toño: ah, sí, sí, sí,

alguna vez tuve una novia

aquí en este barrio.

no hay que discriminar a nadie.

bueno, vámonos ya al coche

para que me digas qué andabas

haciendo aquí.

valeria: espera, es que necesito

que ayudes a una amiga mía.

sí, a sacarla de aquí,

es que me da mucha pena dejarla,

por favor.

toño: no me digas que andabas

con la paola, ni se te ocurra,

vale, porque a tu mamá ahora sí

le da el infarto, ¿eh?

valeria: no, no, no, es--

a ver, yo te he hablado de ella,

pero tú no la conoces.

es la exnovia--bueno, renata.

ricardo: [canta en inglés]

charlotte: gracias por haberlo

recibido de nuevo,

era importante

para su recuperación.

>> ay, doctora, doctora,

no sabe lo que es esto hoy.

además él me renunció porque

no quería cantar, ahora resulta

que está cantando en inglés.

ricardo: [canta en inglés]

>> oiga, don fede, don fede.

o le dice al toñazo que cante

el mismo repetitorio de antes

o yo ya no juego.

>> escúchame lo que te voy

a decir, sigue cantando, ¿sí?

te pido por favor que sigan

cantando que los comensales

andan felices, dale, canta.

a cantar, a cantar.

ricardo: [canta en inglés]

¿cómo me está saliendo?

>> este, ¿qué te cuento?

a mí--a mí me gustaba más

el repetitorio de antes.

ricardo: el repertorio.

>> sí, por eso, si quieres ser

el de antes tienes que cantar

en español, y ser el mismo

mujeriego conquistador de antes.

ricardo: o sea, ¿tú crees

que si vuelvo a ser el mismo

conquistador podría regresar

a ser el mismo toño de antes?

>> me huele que sí,

¿por qué no lo intentas?

no pierdes nada.

ricardo: [canta en inglés]

todos: [aplauden]

ricardo: fabiana, por favor,

déjame explicarte, por favor--

fabiana: ¿qué me tienes

que explicar?

¿que no tienes nada

con la doctora?

por favor, toño,

tú no vas a cambiar ni aunque

renazcas diez veces.

>> vámonos, fabi,

no tienes nada que hacer aquí.

charlotte: ¿me puedes explicar

ese beso?

ricardo: perdón, charlotte,

de verdad, discúlpame, pero--

tengo que hablar con fabiana.

>> ey, ¿adónde es que vas?

a seguir cantando.

¿viste la cara de felicidad

que tenían? sigues cantando.

ricardo: perdón, fede,

pero es que tengo que hablar--

>> me prometiste y tienes

que cumplir conmigo.

¿estamos o no?

a cantar.

valeria: ricardo, por favor,

no, no puedes dejar aquí

a renata encerrada nada más

para llevar una chava.

toño: es que de veras, renata ya

debió haber escarmentado.

no es la primera vez

que la encierran por andar

de peleonera.

valeria: ¿y tú cómo sabes?

toño: ¿que cómo sé?

o sea, ¿que cómo sé me estás

preguntando?

bueno, porque me lo dijo

la juez, la señorita que pone

las multas, por eso lo sé.

valeria: bueno, pero hicimos

lo correcto, tú hubieras hecho

lo mismo en su lugar.

ya, "please", por favor, paga.

yo te pago con mi dinero.

toño: ok, mira, adelántate

al coche y ahorita yo--

ahí me esperas,

y ahorita yo veo lo que hago

para sacar a tu amiga, ¿ok?

valeria: no, yo prefiero

esperar aquí.

además te la quiero presentar,

te va a caer fenomenal.

toño: te estoy diciendo

que te adelantes al coche, ¿sí?

es la única condición que

te pongo, ¿la tomas o la dejas?

órale, adelántate.

valeria: ok, la tomo.

bueno, oye, renata,

no se te olvide, es renata.

toño: sí, sí, renata, renata.

¿cómo se me va a olvidar?

Cargando Playlist...