null: nullpx
Cargando Video...

Como Tú No Hay 2 Capítulo 40

20 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

>> ¡ya llegaron los novios!

todos: ¡vivan los novios!

¡vivan los novios!

[vitorean]

♪ ¡los novios, los novios!

ra-ra-ra! ♪

[vitorean]

¡beso, beso!

tina: ¡andy!

¿por qué llegas tan tarde?

la ceremonia estuvo increíble,

te la perdiste.

andy: llegué tarde

por una desgracia.

tina: ¿qué pasó?

andy: el mago sabrosón.

me hablaron por teléfono

para decirme por qué había

desaparecido,

después de la despedida

de soltera de luna.

lo encontraron muerto, tina.

muerto.

todos: [vitorean]

tina: ¿lo encontraron muerto?

andy: sí, en su carro,

se salió de la carretera.

se dice que fue un accidente

inexplicable.

tina: pobre mago.

andy: vengo de la funeraria,

no sé qué hacer.

¿les digo?

tina: no, no les podemos decir.

es el día más importante

de luna,

no se lo podemos arruinar.

andy: no te preocupes.

¿y tú qué haces aquí sola?

¿dónde está el pastorcito?

tina: está allá con su mamá.

lo que pasa es que está

muy confundido,

no sabe con quién está.

adán: ¿cuántas veces

tengo que explicarte

que me casé por medio

de la flama divina?

amelia: ¿y cuántas veces

te tengo que decir

que ese matrimonio

no es válido,

porque yo ya te había expulsado

de la flama divina

cuando te rejuntaste

con la lombriz?

adán: es imposible razonar

contigo.

te guste o no,

me voy con mi esposa.

amelia: no, no.

sol: ay, no sabes

la alegría tan grande

que me causa esta boda.

durante tantos años

miraba las bodas

como un sueño inalcanzable

en mi vida.

federico: por favor.

me dices que sí

y yo te bajo el cielo.

el cielo es para ti.

dime que sí.

germán: tampoco

se olviden de sol,

que aparte de su hermana

también ha sido como su mamá.

¡un aplauso!

[aplausos]

>> ay, mira.

¿no te da un chorro de envidia

de ver a los novios así?

>> es todavía no me gusta

la idea de la frase popular

"hasta que la muerte

los separe".

como que no me gusta.

>> ¿sigues con eso?

no puedo creerlo.

mira quién está ahí.

>> y tina, ¿verdad?

>> no seas menso.

mira, sí te digo.

la maldición no existe.

>> en eso sí tienes razón.

¿por qué no mejor nos vamos

a la segura y los esperamos

a dos de tres?

así ya disfrutamos

como gordos en toboganes.

>> órale, vamos.

dos de tres:

piedra, papel o tijera.

>> no, dos de tres vivos.

ponle atención,

estás bien aferrada.

todos: ¡beso, beso!

¡que vivan los novios!

¡que vivan los novios!

murillo: ahora sí,

mi señora esposa, luna morales,

de rodolfo murillo.

todos: [vitorean]

murillo: los invitamos

a la pachanga

en un restaurante.

todos: [vitorean]

claudio: ahora sí podemos

hablar con más calma.

toño: ya es mucho mejor así,

¿verdad?

afortunadamente

ya se fue la primera dama.

claudio: a veces oriana

tiene una manera muy hiriente

de decir las cosas,

pero no lo hace

con mala intención.

dora: pero le sale

de naturalito.

dora: perdón.

¿qué es lo que nos tenías

que decir, corazón?

toño: pues nada,

quiero ver a otro doctor.

el médico chino que vimos

me dijo que intentarlo

podría resultar más peligroso

y más doloroso que aceptar

la realidad.

dora: ¿cómo está eso?

toño: las parejas,

como ella y yo,

que no podemos tener hijos,

luego te embarazas

y resulta que te emocionas

y todo bien bonito,

y a la mera hora

pierdes al niño.

nos pasa por eso.

claudio: te entiendo

perfectamente hijo.

pasan los días, las semanas.

y cuando crees

que ya lo lograste,

esa pequeña esperanza

desaparece con tu hijo.

es muy doloroso.

toño: papá, lo estás diciendo

como si te hubiera pasado a ti.

dora: porque en la familia

de tu papá hay un caso

muy parecido.

¿verdad, don claudio?

claudio: sí, por eso lo dije.

toño: con más razón,

nosotros no queremos

pasar por eso.

nosotros estamos decididos

a adoptar uno, dos,

cinco chamacos.

los que sean,

con tal de formar una familia.

y nosotros,

con tanto amor

que queremos dar,

y luego tantos niños

abandonados que hay.

ahí está,

la combinación perfecta.

gracias, yo sé que a ti

te duele no tener un nieto

que lleve tu sangre.

haz de cuenta

de que ese niñito

que voy a adoptar

nació de la panza del cielo.

dora: si ya están decididos,

creo que tienen que empezar

a llevar a cabo los trámites,

porque adoptar un bebé

no es de la noche a la mañana.

claudio: dora tiene razón.

hasta donde yo sé,

no es nada fácil.

hay que insistir mucho

y van a pasar ustedes

mucho tiempo haciéndolo.

toño: si lo que estás

es tratando de desanimarme,

para que mi natita y yo

alquilemos una panza

o compremos un ovario,

como dijo la señorita oriana,

están muy equivocados.

quiero que sepan

que para mí es más importante

la salud de mi natita

que el pedigrí en la sangre

o el apellido.

claudio: hijo, hijo--

dora: don claudio, déjelo.

ahorita está enojado,

con mucho sentimiento.

ya se le pasará

y entonces sí podrá hablar

con él con calma.

claudio: ay, dora.

tú siempre sabes qué hacer

y decir.

no sé qué hubiera hecho

todos estos años sin ti

a mi lado.

dora: a su lado está

la señora oriana.

pero se preocupe,

yo estoy un pasito adelante,

a veces atrás.

siempre para ayudarlo.

permiso.

[música]

sol: qué elegancia

la de francia.

federico: sol,

qué hermosa estás.

"beautiful, beautiful".

me puse así por ti.

dame el "sí", por favor.

adán: señorita sol.

perdón.

como me comentó que le urgía,

vengo a platicar sobre

la contabilidad

que me encargó.

noté que no deduce

los gastos de su teléfono

ni tampoco de su celular.

sol: [resuella]

nunca me lo dijo mi contador.

adán: pero lo puede hacer

como parte de su negocio.

sol: muchas gracias.

¿puedes pasar mañana

para que te pague?

adán: de ninguna manera.

fue una revisión, nada más.

aparte, lo hice como un favor.

sol: sí, pero no vas a vivir

de la gratitud.

además, acuérdate

que de hoy en adelante

vas a tener que compartir

gastos con tu esposa.

luis: ¿tu esposa?

¿estás casado o qué, güey?

si no tienes dinero.

adán: para casarse

se necesita amor, no dinero.

federico: ¿por qué no hablan

eso después?

por favor, hablen eso después.

sol...

es importante

que me digas el "sí",

ya de una buena vez.

adán: ¿qué traes o qué?

luis: nada, güey.

es que sí podrías--no sé--

hacerla.

creo que sí.

te puedo echar una manita.

adán: a mí no me vas a estar

echando nada.

aparte, mi religión

me lo prohíbe.

luis: no pienses mal, mira.

lo hubiera hecho

si no fuera tan celosa,

pero ganas buena lana.

y ya sabes.

¿le entras o no?

adán: ¿ese trabajo es honrado?

luis: sí, es cosa

de perder la vergüenza,

quitarte la pena, y ya sabes.

ganas una buena lanita,

es bien pagado.

¿qué onda?

¿le entras o no?

mariana: ¿sí es cierto

que te casaste con el adán?

tina: sí, miren.

ahora soy la señora

del pastor de la flama divina.

germán: ah, muchas felicidades.

¿puedo hacerte una preguntita?

¿no tienen problemas

por la religión?

tina: no, o sea,

en realidad hay un punto

donde no nos podemos

poner bien de acuerdo,

pero la religión no se impone.

voy al baño, ahorita regreso.

mariana: oye, germán.

quiero hablar contigo de algo.

¿qué piensas si nos vamos

de aquí a otra ciudad,

si nos mudamos juntos?

germán: ¿o sea,

nos vayamos así--?

mariana: sí.

es que tengo familia en taxco.

ahí podríamos empezar de cero.

germán: ¿de dónde sacaste

esa idea o qué?

mariana: llevo mucho tiempo

que no me siento a gusto aquí.

amelia: no sabes con quién

te estás metiendo,

lombriz de agua puerca.

tina: tengo 13 fracturas.

13.

un clavo quirúrgico

en la clavícula.

nada de lo que diga o haga

me asusta.

amelia: 18 horas de parto

con adán.

y con hernia discal.

soy más fuerte de lo que crees.

tina: fue usted el que le dijo

a adán que fuera al burro loco

para que me descubriera

en mi trabajo.

amelia: ¿qué querías?

¿que te guardara el secreto,

pecadora?

tina: no le importó

lastimar a su propio hijo,

pero le advierto, pastorcita,

si se vuelve a meter

con mi hombre no respondo.

amelia: ay, qué miedo.

mira como tiemblo.

tina: tiemble, tiemble.

amelia: tarde o temprano

se te va a caer la careta

y él va a regresar

a la flama divina.

lo decreto.

tina: lo veremos.

amelia: lo veremos.

sol: ay, qué ganas

de que ya llegue lunita.

federico: por favor, yo estoy

ansioso de que me digas que sí.

>> tengo que preguntarle

algo a la sol.

federico: ¡sal, sal!

sol: ay, bueno, ya.

con tal de que no hagas

berrinche, sí.

federico: ¿sí, qué?

sol: sí, quiero ser tu esposa.

federico: ¡sí, sí!

¡sí, sí!

sol: ¿qué te pasa?

tranquilo.

¿te dio una chiripiorca?

federico: no encuentro

el anillo.

sol: ¿cuál anillo?

federico: tu anillo,

tu anillo de compromiso.

sol, el anillo.

ya más quería

que todo saliera perfecto.

sol: no te preocupes.

no te preocupes.

para mí tú eres perfecto.

>> ¡ahí vienen los novios!

sol: [ríe]

todos: [vitorean]

bacalao: faltan unos días

para la pelea,

no te veo preparándote.

germán: para romperte la cara

no necesito tiempo, papá.

¿cómo crees?

bacalao: ¿de verdad?

de una vez, ándale.

¿adónde vas?

vienes conmigo.

sol: venga, luchita.

vénganse todos.

igual, igual.

tienen todo el espacio

que queda.

allá los niños, acá tú y yo.

mariana: ¿viste el vestido

de luna?

germán: sí.

mariana: ¿te gustó?

es que coso muy bien,

creo que podría ganarme

un dinerito extra para nosotros.

germán: gracias.

andy: me siento terrible, tina.

yo de luto y en la pachanga,

mientras velan a mi amigo,

el mago.

tina: te entiendo.

¿por qué no vas al velorio

y regresas?

andy: es que me remuerde

la conciencia no decirle nada

a estrella o a mariana.

tina: ¡no!

¿estás loco?

andy: ellas son las que pagaron

el acto.

tina: lo sé.

andy: a lo mejor quieren

darle el pésame a la familia

del mago.

tina: a ver, tranquilo.

no puedes hacer eso.

es su boda,

¿se la vas a arruinar?

sol: [grita]

ahora sí, hay que empezar

a poner las manos así

para hacerles un pasillo,

porque van a pasar,

porque hay que respetar

el espacio,

porque acuérdense del vestido.

[grita]

[marcha nupcial]

luna: ay, hermana.

estoy tan feliz.

gracias a todos por venir.

¡estoy muy feliz!

¡gracias!

todos: [vitorean]

sol: más feliz vas a ser

con la fiesta que te preparamos.

disfrútala.

luna: gracias, hermana.

sol: ¡familia,

tenemos una fiesta!

todos: [vitorean]

¡pachanga, pachanga!

estrella: ¿y tú, andy?

¿qué pasa?

¿por qué no te estás

divirtiendo?

andy: no como yo acostumbro,

mi "star", pero si tú supieras

te pondrías peor.

estrella: ¿cómo?

¿qué pasó?

tina: porque andy también

se muere por casarse, ¿verdad?

andy: no hables de muerte,

¿qué te pasa?

[copa]

federico: ven, ven.

sol: queridos amigos.

ustedes, mejor que nadie,

que son la única familia

que tenemos las morales,

pueden saber la alegría

tan grande que tenemos

mi hermana estrella y yo,

por la boda de mi hermanita

luna.

así que les pido que brindemos

por ellos.

¡por su felicidad!

todos: ¡vivan los novios!

¡bravo!

federico: por favor,

ustedes saben que una boda

trae otra boda.

después de insistir,

insistir, insistir...

sol me dio el "sí".

¡me caso con sol!

todos: [vitorean]

sol: ¡y para que no decaiga

esta alegría,

que se abra la pista!

¡música, maestro!

[música bailable]

mariana: vente, vamos.

germán: ¿allá?

mariana: sí, vente.

luchita: lo que estás haciendo

es mejor en el baño.

bacalao: te invito a bailar,

aunque no quieras.

luchita: no, hombre.

paso sin ver.

saca a la niña,

que no trajo pareja.

renata: ay, mamá.

no, no tengo ganas.

luchita: ándale, cachorra.

de verdad, están para tirarlas

a la basura, en serio.

luis: ¿ya escuchaste?

es la rola que te gusta.

¿quieres bailar?

renata: es que mi papá

me acaba de sacar

a bailar esta canción.

bacalao: véngase, cachorra.

ándele.

luchita: ¿y tú, qué?

"ay, que la canción".

¿qué te pasa?

¿por qué andas buscando

a mi hija, si tienes novia?

¿para qué le estás recordando

de cuando fueron novios?

luis: mire, doña luchita,

mi intención nunca fue

lastimar a la flaca,

y usted lo sabe.

luchita: ah, ¿no?

luis: y a pesar

de lo que usted diga o piense,

yo siempre la voy a querer.

luchita: la dejaste por otra.

luis: pero no fue

por mala persona.

las cosas se volvieron

más de amigos

que de un verdadero noviazgo,

esa es la verdad.

luchita: por aburrimiento

la dejaste por otra.

luis: no me mal entienda,

no fue por aburrimiento.

ya sabe,

lo sentimientos cambian.

y le juro que le estoy diciendo

la verdad.

luchita: sí, no te mal entiendo,

al contrario.

pero mientras tú no tengas

tus sentimientos claros

y tengas novia, te prohíbo

de la manera más determinante

que te acerques a mi hija,

¡porque te las ves conmigo!

andy: no se aguantan

las ganas.

vayan a bailar ustedes,

que están de ánimos.

amelia: vamos a bailar.

tina: ¿eso no se lo prohíbe

su religión, pastora?

amelia: bailar no es pecado.

y menos si se trata

de bailar con mi hijo.

a menos que lo quieras

poner a elegir entre tú

y su madre.

tina: no te preocupes, mi amor.

baila con tu mami.

yo voy a bailar con andy.

¿verdad, andy?

dicen que el presiona

en elegir sale perdiendo.

amelia: sí, sale perdiendo.

vamos, hijo.

edgar: hija, vamos a bailar.

fabiana: no, pa.

en otra ocasión, después.

tina: ya sé qué pasa, don edgar.

fabiana, estás esperando

que regrese toño de veracruz

para que te saque a bailar, ¿no?

fabiana: no, ya te dije

que no estoy esperando a nadie.

tina: ay, no te hagas.

entonces,

¿por qué no trajiste a damián?

fabiana: vámonos, papá.

vamos a bailar,

que está mujer está insoportable

últimamente.

andy: pero qué bien baila

la pastora.

oye, como que me recuerda a ti.

tina: ¿es neta, andrés?

muérdete la lengua.

andy: ¿qué?

tina: solo porque ya se

te olvidó lo del mago sabrosón

y andas de bromista.

vamos a bailar, órale.

[música bailable]

murillo: a las dos...

¡a las tres!

todos: [vitorean]

luna: a las dos...

¡y a las tres!

todos: [vitorean]

andy: [ríe]

¡el ramo de flores!

natalia: gracias por quererme

tanto, mi amor.

toño: tú no tienes idea

lo mucho que te quiero.

natalia: tú tampoco

tienes una idea.

y nunca me lo hubiera imaginado,

¿sabes?

con lo pesado que eras antes.

toño: me da mucha emoción

y me pone muy feliz

que te hayas enamorado

de este nuevo yo.

natalia: es que eres

tan distinto al que eras antes

de la boda que cancelaste.

toño: ¿en serio?

natalia: ajá.

toño: bueno, y tú también.

estás muy distinta conmigo.

siento como que ahora sí

me amas de verdad.

natalia: ¿por qué dices eso?

¿antes no te había demostrado

que te quería bien?

toño: no, no es así.

en este viaje te mostraste

como más amorosa.

fuiste tan linda conmigo,

tan amorosa, tan apasionada.

como que estabas

muy entregada a mí.

natalia: eso es gracias a ti.

no has hecho más

que demostrarme que me quieres

y que estás conmigo

en las buenas y en las malas.

toño: yo no había amado

a nadie así como te amo a ti.

te juro que para mí

antes era diferente.

es como que no me comprometía

con nadie.

y ahora contigo...

eres lo más importante

que tengo en mi vida.

natalia: a mí me pasa lo mismo.

nadie me había tratado antes

como tú me tratas ahora.

toño: ¿a quién te refieres?

natalia: a nadie en especial,

la vida.

en realidad, siempre me había

sentido muy sola.

toño: como que no te estoy

entendiendo.

¿me puedes explicar?

natalia: ay, ricardo.

por favor, no quiero

que esto se acabe, ¿sí?

no me dejes nunca.

toño: tranquila, mi chula.

tranquila, mi amor.

a ver, no me gusta

verte así preocupada

porque no me puedes dar hijos.

te lo juro que los hijos

que tengamos,

los que vayamos a adoptar,

los vamos a querer mucho.

natalia: sí.

toño: y yo te voy a amar

para toda la vida.

natalia: ajá.

toño: ay, mi chula.

[música]

bacalao: nomás eso me faltaba,

tener que esperar

a que lo fumiguen.

germán: el que no se va

a esperar para romperte la cara

soy yo.

federico: ¡quietos!

¡quietos, los dos!

no quiero que arruinen

la boda de mi futura familia.

bacalao: ¿no estás viendo

que me están provocando?

federico: mira, bacalao,

te conozco aunque vengas

disfrazado.

te conozco bien.

un solo pleito

y no entras más al mercado.

¿está claro?

bacalao: ya, hombre.

caminando y orinando,

que se hace charco.

federico: quieto, quieto.

murillo: damas y caballeros,

señoras y señores,

niños y niñas.

nos van a disculpar,

pero nosotros nos retiramos.

sol: espero que lo hayan

disfrutado.

permítanme despedirme.

murillo, cuida mucho

a mi hermana.

luna: gracias a todos

por venir.

¡nos vamos!

>> ¡arriba los novios!

>> ¡y abajo la novia!

luna: bueno, ya vámonos.

órale, adiós.

vámonos, vámonos.

¡adiós, gracias!

¡pásenla muy bien!

todos: [vitorean]

[trompetas]

>> bacalao ya está bien mareado.

ya está bien mareado.

luna: [suspira]

estoy tan feliz.

murillo: yo también, lunita.

[latidos]

luna: ¿te sientes bien?

¿no sientes problemas

para respirar?

¿o algún dolor así extraño?

¿o una punzada en el cuerpo

o algo?

murillo: ¿por qué dices eso?

luna: no, nada más.

ay, muri.

vas a ser tan felices, mi amor.

murillo: hasta que la muerte

nos separe.

luna: no me gusta

cómo se oye eso, ¿no?

murillo: tienes razón.

total, falta mucho para eso.

luna: mucho.

mientras hay que disfrutar, ¿no?

sol: qué barbaridad,

estrellita.

me quedé dormida.

se me hizo tardísimo.

estrella: ¿de qué te preocupas?

si eres novia del administrador.

podemos llegar a la hora

que queramos.

sol: no, tampoco.

no me voy a andar aprovechando

de mi relación con él.

además, me tengo que ir más

temprano porque voy a cocinar.

le di permiso a lunita

para que llegara tarde.

estrella: "muere el mago

fidencio cienfuegos,

conocido estríper.

fue encontrado sin vida.

su nombre artístico

era el mago sabrosón".

sol, no manches.

ven a ver las noticias.

siéntate.

sol: ¿qué pasó?

¿qué pasó?

estrella: "fidencio cienfuegos,

conocido estríper,

fue encontrado sin vida.

su nombre artístico

era el mago sabrosón".

era--es el que se llevó

a luna el día de su despedida.

sol: pues era.

luna: buenos y sensacionales

días, hermanas.

murillo: llegamos,

querida familia.

luna: ¿por qué no me voltean

a ver?

¿qué pasó?

estrella: lo que pasa

es que tenemos que hablar

algo privado de hermanas.

luna: ah, no.

murillo es mi marido.

yo no le oculto secretos a él.

así que digan qué pasó.

murillo: no te preocupes,

lunita.

yo entiendo.

voy a bañarme

mientras ustedes hablan,

seguro son cosas de mujeres.

luna: ¿ahora sí me van

a decir qué pasó o qué?

estrella: es que, hermana--

sol: dime por favor

que no lo hiciste.

luna: ¿que no hice qué?

charlotte: bienvenido, antonio.

ricardo: hola, charlotte.

luego platicamos.

necesito ir a casa

de mis padres.

charlotte: bueno, ¿cómo te fue?

es que--

estrella: hermana,

creo que tienes que ver

las noticias.

luna: ¿cuál?

¿a poco salió mi boda

en la revista?

¿qué?

"muere el mago sabrosón".

ay, no.

[llora]

luchita: hola, hijo.

ricardo: tenemos que hablar.

luchita: sí, tenemos que hablar.

tengo muchas cosas

que te tengo que decir.

y mi amor ahorita que no está

tu papá.

ricardo: sí.

luchita: híjole, este...

yo sé que has estado muy mal.

y qué has estado todavía peor

desde que viste a ese hombre

que dices que es idéntico

a ti, ¿no?

este...

pues, a lo que voy es que--

mira, hijo, yo sé que

ya no me quieres,

y es más que obvio,

porque te fuiste sin avisar

y sin decirle a nadie

que te ibas.

ricardo: ya no podía más.

fui a veracruz a ver

si tenía un hermano o no.

luchita: sí, es que...

ricardo: te pido que me ayudes.

tú eres la única persona

que me puede ayudar, por favor.

luchita: yo por ti, hijo,

lo que sea.

lo que me pidas.

lo que quieras.

sí, toño, porque aunque sea

muy dura la realidad para ti,

si tú quieres sabes la verdad,

entonces vamos a hablar.

luchita: solo quiero que sepas

que aunque tú no me quieras,

tú recibirás mi oración.

ricardo: no, no.

no hace falta que me digas nada.

¿en tu pueblo

nadie sabe de renata?

luchita: no.

porque yo me fui

y luego luego nunca

volví al pueblo,

no después de mi primer parto.

ricardo: donde nací yo.

los exámenes me lo confirmaron.

y a mí me costaba trabajo

creerlo.

perdón.

ahora sé que soy tu hijo

y que tú eres mi mamá.

perdón, de verdad.

me siento muy mal contigo,

porque...

porque todo este tiempo

me costaba trabajo aceptarlo

y me molestaba.

y te hice daño.

te lastimé.

te quiero pedir perdón.

era como si no te conociera

antes del accidente.

luchita: mi amor,

es que yo también

me porté muy mal.

ricardo: escúcheme.

no tiene nada que ver

lo que hiciste antes.

lo más importante

es que quiero ser tu hijo

y que me enseñes a quererte

nuevamente.

luchita: mi vida,

el amor no se enseña, se siente.

ricardo: lo sé.

lo que te pido es que

quiero ser tu hijo otra vez

y quiero empezar de nuevo.

luchita: ya sé,

empezar de nuevo.

o echar el tiempo atrás.

qué maravilloso sería poder

llevar el tiempo atrás

y no permitir que pasaran cosas,

no permitir que tu padre...

si yo pudiera

echar el tiempo atrás

no permitiría que nada

le pasara a mis hijos,

te lo juro.

toño...

no te puedo perder a ti también.

ricardo: es que no me vas

a perder.

nunca me vas a perder,

nada más quiero que me enseñes

a quererte nuevamente

y nunca me voy a alejar de ti.

yo soy tu hijo.

y los exámenes que hizo

charlotte lo comprobaron.

luchita: mi amor, no necesitabas

hacer análisis de sangre

para saberlo.

yo soy tu madre.

tú eres mi hijo.

ricardo: entonces,

por favor, ayúdame.

ayúdame a ser el toño

que era antes.

estrella: ay, hermanita, ten,

para que te sientas mejor.

sol: ¿le pusiste azúcar?

luna: por nada me voy

a sentir mejor, estrella.

con razón andy ayer

estaba tan raro.

me decía que no quería

que me sintiera mal,

que no quería

que estuviera triste.

estrella: con razón

yo también lo noté bien raro.

así como que andaba de luto.

luna: ¿por qué no nos dijo nada?

¿por qué no nos avisó?

estrella: porque él no sabe

lo de la maldición.

luna: se trata de mi esposo,

de mi marido.

¿sí me entienden?

estrella: entonces,

igual y no le pasa nada.

tal vez es así, sin casarse,

es cuando los hombres se mueren.

pero si es con amor y sagrado,

pues igual el murillo se salva.

sol: no, la maldición

de las morales

no tiene cláusula.

mi madrecita se casó

con cada uno de nuestros padres.

y de todas maneras se murieron.

luna: es cierto.

sol: cualquier hombre

que intima con una morales,

se muere.

punto.

luna: ¿por qué a mí, diosito?

¿por qué a mí?

si yo anoche gritaba,

era la mujer más feliz

del mundo.

y ahora soy la más triste,

la más desdichada.

estrella: creo que lo que tienes

que hacer es no dejarlo

ni a sol ni a sombra.

luna: ¿ustedes creen?

estrella: sí, para evitar

una desgracia, ¿verdad?

sol: pues nada pierdes

con intentarlo.

luna: ¿dónde está mi marido?

no me le puedo despegar

ni un segundo.

[cortocircuito]

sol: [grita]

estrella: no manches,

se fue a bañar.

luna: ¡murillo!

todas: [gritan]

luna: ¡no, no!

[llora]

murillo: ¿qué pasa?

sol: [grita]

murillo: ¿por qué lloran?

luna: estás vivo.

murillo: claro que estoy vivo.

y con ganas de darme

un buen baño.

estrella: ¿escucharon

la explosión esa bien fuerte?

¿qué habrá sido?

murillo: ¿ustedes

también la oyeron?

todas: sí.

murillo: debe haber sido

el tubo de escape

de algún camión

que pasó en la calle.

todas: ah.

luna: pensé lo peor, mi amor.

ambas: [suspiran]

luna: no te preocupes,

que de ahora en adelante

te voy a proteger con mi vida,

si es necesario.

a sol y a sombra.

así, mira.

luna: llegó tu hermano

de veracruz y llegó otro.

bueno, no otro.

llegó como era antes, hija.

renata: de verdad,

me da mucho gusto, qué chido.

luchita: sí, es más que chido,

mi amor.

imagínate.

me dijo que me quiere.

que sí soy su madre.

y le sirvió mucho

ir al pueblo y hablar

con la gente.

y también le sirvió muchísimo

ver el resultado

de los análisis de sangre.

ahora sí acepta

que es mi hijo.

bacalao: y mío también.

luchita: sí, tuyo también.

bacalao: lo importante

era que reaccionara el muchacho.

y usted que le quería meter

otras ideas en la cabeza

para confundirlo.

renata: a mí me da mucho gusto

tener a mi hermano de regreso

como antes.

luchita: sí.

bacalao: ándele, mi hija.

váyase a abrir el puesto

al mercado, que ya es hora.

al rato te alcanza tu jefa.

luchita: no me tardo nada.

renata: ahorita nos vemos.

bacalao: ¿ya ve lo importante

que era que me hiciera caso?

luchita: sí, estuve a punto,

estuve así de decirle

que había tenido un hermano.

bacalao: qué bueno

que no lo hizo.

lo importante es que te quiera.

y vamos a ayudarlo

a que sea el de antes,

el toño de antes.

luchita: sí, sí.

ya lo es,

pero que lo sea más.

y si no le hicieron nada,

le voy a hacer un bien.

no voy a decir nada.

bacalao: así va a ser, mi chula.

de aquí para adelante,

todo va sin rollos, ¿estamos?

luchita: estamos.

[celular]

toño: está sonando

tu celular, mi chula.

¿no vas a contestar?

natalia: está bien.

toño: si no quieres contestar

y seguirle--

natalia: [ríe] no.

ahora voy a contestar.

bueno.

fabiana: hola, natalia.

soy yo, fabiana.

natalia: ¿fabiana?

fabiana: perdón

que te llame así,

pero es que fui a comer

el otro día con damián

y me dijo que estabas de viaje.

pero, no sé,

pensé que a lo mejor

él seguía enojado contigo.

por eso te hablo.

natalia: sí, me fui de viaje,

pero ya regresé.

y no te preocupes,

que con él ya todo

está arreglado.

fabiana: ay, qué bueno,

porque yo hoy le aclaré--

natalia: sí, de verdad.

ya te dije que no hay nada

de qué preocuparte.

y perdón, pero ahorita estoy

un poquito ocupada.

hablamos luego, ¿te parece?

fabiana: sí, gracias.

y disculpa, pero--

¿bueno?

natalia: ¿en qué estábamos?

toño: oye, mi chula.

¿quién es esa fabiana

que te habló?

natalia: equis, una amiga.

toño: como ese nombre

es tan poco común.

natalia: ¿qué?

bueno, no es una amiga

mía en realidad.

es una chava que damián

acaba de conocer.

pero volvamos a lo nuestro, ¿sí?

charlotte: ¿qué pasó?

ricardo: estuve con mi madre.

le pedí de favor

que me ayudara a ser antonio.

charlotte: ok.

ricardo: realmente no averigüe

nada en ese lugar,

en ese pueblo.

la partera que se supone

que le ayudó a recibirme

se fue de vacaciones

con su ahijado.

así que no tengo más familia

en ese lugar.

mi madre no tiene más familia

en ese pueblo.

charlotte: ¿entonces?

ricardo: el dueño de la tienda

de abarrotes me dijo

que el bacalao y mi madre

se vinieron a la ciudad

recientemente después

de que yo naciera.

así que no tengo más hermanos

que renata.

charlotte: ¿eso te deja

más tranquilo?

ricardo: charlotte,

siempre tuviste razón.

yo soy antonio cortés molina.

charlotte: me da muchísimo gusto

escucharte decir eso.

va a ser más fácil

que recuperes la memoria.

pero dime qué pensó luchita

de todo esto.

ricardo: bueno, la pobre

se siente muy culpable, porque--

ella cree que perdí la memoria

por su culpa, por haberla

encontrado con germán.

pero eso a mí ya no me importa,

no tiene importancia para mí.

charlotte: lo importante es que

tú ya reconociste la verdad,

y así vas a poder

retomar tu vida.

ricardo: así es, estoy decidido

a ser el toño de antes.

charlotte: claro que sí.

ricardo: ¿sabes? tengo que

empezar a hacerme la idea

que yo no soy esa persona

que creía ser.

que no me llamo ricardo,

que no tengo nada que ver

con esa mujer, dora.

la única mujer con la que yo

tengo que ver es con luchita,

porque es mi madre.

charlotte: exactamente.

ay, me da muchísimo gusto.

yo te voy a ayudar en todo

este proceso para que te puedas

reencontrar con tu pasado.

ricardo: así es,

eso ya lo tengo decidido.

charlotte: bueno, vamos

a empezar este proceso,

porque con la mesa disociativa,

la intuición es básica,

así que dime como por dónde

te gustaría comenzar.

ricardo: ya no voy a seguir

viviendo aquí contigo,

charlotte.

me regreso a casa de mis padres.

[música]

Cargando Playlist...