Patrocinios

Cómo hacer y repartir tarjetas de San Valentín con tus hijos

San Valentín esla fecha perfecta para generar un momento de diversión entre tus hijos y sus amigos de la escuela, por eso te decimos cómo ayudarlos.
11 Feb 2015 – 5:27 PM EST

Texto: Liz Sobol

Puede que tus hijos sean demasiado pequeños para acudir a citas en el Día de San Valentín, pero eso no significa que no puedan festejarlo con sus compañeros de clase, convirtiéndolo en una celebración divertida. Si sientes que estás desorientada sobre cómo ayudar a tus niños a preparar las tarjetas para ese día, lee esta nota y aplica estas ideas para lucirte frente a esta situación.

En algunas aulas hay una caja para San Valentín; en otras, los niños dejan las tarjetas sobre los escritorios de los compañeritos, pero, en todos los casos, el Día del Amor y la Amistad es la excusa perfecta para generar un momento de diversión entre tus hijos y sus amiguitos de la escuela. Ayúdalos a crear tarjetas sorprendentes con estos consejos:

Tarjetas para todo el mundo: Pídele a los maestros la lista de compañeros de tu hijo y hagan juntos tarjetas para todos, ¡incluyendo a los docentes! Para ellos, no es necesario que las elabores demasiado: con una tarjeta que diga “Gracias” es suficiente. No olvides a nadie; ser selectivo puede herir los sentimientos de los niños. El adulto que esté a cargo de las tarjetas debe asegurarse de que cada niño reciba una, si es que las mismas son parte de la celebración escolar. Así que, procura que tu niño tenga suficientes cartas para todos.

Déjalo participar: Si tu hijo ya está en edad escolar, puede escribir las tarjetas por sí mismo y firmarlas. Si está en edad preescolar y sabe escribir su nombre, con eso bastará. Eso sí, supervísalo por si acaso.

'Looks' perfectos para una cita de amor

Loading
Cargando galería

Cuidado con los dulces: Si deseas incluirlos junto a las tarjetas, consulta antes con el maestro para saber si está permitido llevarlos, y evita incluir aquellos con nueces o mantequilla de maní, por si algún compañerito tiene alergia a estos ingredientes. Presta atención también al chocolate, ya que puede derretirse. Y si no están permitidos ¡apela a tu creatividad! Puedes incluir pegatinas, lápices de colores, plastilina o hasta pequeños juguetes.

¿Vale comprar una caja de tarjetas en la tienda?: ¡Claro! El Día de San Valentín tiene que ser divertido y no otro elemento de la lista de tareas obligatorias de tus niños. Así que, si no tienes tiempo de crearlas por completo, intenta personalizarlas, por ejemplo, perforando la tarjeta y enhebrando una cinta. También puedes atar un pequeño convite al frente.

Publicidad