null: nullpx
estilos de famosas

Kate Middleton conquistó a William con un vestido tan legendario como transparente

Publicado 26 Jul 2020 – 01:00 PM EDT | Actualizado 26 Jul 2020 – 01:00 PM EDT
Reacciona
Comparte

Sí, Kate Middleton es el epítome del porte, la elegancia y todas las buenas costumbres que la corona inglesa busca proyectar al mundo entero.

Y es que la duquesa es una de las princesas que más se apega al protocolo en sus actos públicos, aunque en ocasiones lo ha desafiado sin ocasionar ningún escándalo. Puedes conocer más secretos de los royals aquí.

Pero antes de sus días como duquesa, Kate llevó un peculiar y atrevido vestido con el que la realeza no estaría muy de acuerdo.

Sin embargo, con un atuendo totalmente transparente, Kate se robó la atención del príncipe William y a partir de entonces comenzó su historia de amor.

El infame vestido

Recientemente resurgieron algunas imágenes de la ahora duquesa de Cambridge usando un atuendo transparente muchos años antes de pertenecer a la familia real.

Kate usó el vestido durante un show de moda en la Universidad de San Andrés en Escocia en el ahora muy lejano año 2002. El príncipe William se encontraba entre el público y quedó cautivado por la modelo.

Pero ¿cuál es la historia detrás de tan impresionante atuendo?

Pura seducción

La revista People platicó con la diseñadora del atuendo, Charlotte Todd, quien comentó algunas curiosidades sobre el vestido y el encuentro entre los futuros esposos.

Todd explicó que el vestido fue parte de un proyecto escolar y lo llamó «El arte de la seducción» pero nunca imaginó que la modelo para el show resultaría la futura reina de Reino Unido.

«No sabía quién era Kate Middleton y no la elegí para llevar el vestido. Fue pura coincidencia. Ahora estoy emocionada. Todos dicen que fue en el show de moda donde comenzó su romance, así que una pequeña parte de mi siempre será parte de la historia de la realeza. Es una locura».

Un vestido muy costoso

El vestido es más cercano a una prenda de lencería (aunque la idea original era más sobre una una falda) costó menos de 50 dólares en producirse y 9 años después fue parte de una gran subasta.

La prenda se vendió en 2011 por 125 mil dólares y formó parte de una exhibición que mostró los vestidos más icónicos de otras dos damas reales: Lady Di y Wallis Simpson.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte