null: nullpx
bebe

¿Por qué mi bebé llora cuando lo cargan extraños? Los expertos te explican

Publicado 21 Abr 2020 – 05:33 PM EDT | Actualizado 21 Abr 2020 – 05:33 PM EDT
Reacciona
Comparte

La mayoría de las madres han vivido la siguiente situación: te encuentras cargando a tu bebé, él o ella sonríe y alguien se acerca a cargarlo o decirle un halago. Inmediatamente después de que se lo pasas a esa persona, sea un familiar, amigo o conocido, el bebé comienza a hacer pucheros y a llorar desconsoladamente.

La reacción del pequeño puede ser desconcertante y preocupante; más aún, si el recién nacido suele tener este comportamiento con ciertas personas en particular. El miedo a los extraños es algo real y, aunque suele ser una temporada transitoria en la vida del bebé, es importante que sepas cómo puedes ayudarlo para superar ese temor.

Ansiedad ante lo desconocido

Según la psicóloga Andrea Díaz Mendoza, la ansiedad de los bebés hacia los extraños suele presentarse entre los 6 y 12 meses de edad. Es decir, cuando el cerebro del pequeño comienza a desarrollar la capacidad de entender la diferencia entre los rostros que le resultan familiares y los que nunca ha visto en su vida.

En esta etapa, el pequeño se encuentra desarrollando la habilidad de reconocer la cara de sus padres y familiares cercanos, por lo tanto, es normal que presente una reacción de rechazo cuando alguien que no conoce se acerca para tener algún tipo de contacto con él o ella.

La especialista argumenta que otro factor que podría influir en este comportamiento es la llamada “ansiedad por separación”. De acuerdo con la psicóloga, este trastorno es normal y transitorio; usualmente, se presenta entre los 8 y 24 meses de edad.

Para este punto, su cerebro y habilidades cognitivas han logrado vincular los rostros familiares con sentimientos tales como el amor, el cariño y la protección, por lo que es normal que el pequeño prefiera que tú o algún familiar cercano lo cargue en lugar de un amigo o conocido de la familia.

¿Que puedo hacer al respecto?

La especialista argumenta que lo mejor que puedes hacer en estas situaciones es mantener la calma y ofrecer un apego seguro para que este proceso sea más relajado.

Sabemos que puedes llegar a sentir ansiedad o estrés, sin embargo es importante que permanezcas tranquila para que le demuestres que no está sucediendo nada malo.

El Dr. Luis Martín Álvarez, pediatra especializado en comportamiento y atención primaria, explica que lo más importante, es hacer sentir al bebé en un entorno seguro y, bajo ninguna circunstancia, obligarlo a que permanecer en los brazos de alguien con quien no quiere estar.

En cambio, el especialista sugiere que permanezcas cerca de la persona que quiere cargarlo por un par de minutos, esto hará que el pequeño logre acostumbrarse poco a poco y que vaya familiarizándose gradualmente.

Asimismo, debes respetar los ritmos y las necesidades emocionales del bebé. Si sabes que está pasando un mal rato y que está entrando a una crisis de ansiedad, no dejes pasar más tiempo y tómalo en brazos, recuerda que el llanto y el estrés, pueden perjudicar seriamente su desarrollo emocional.

Se paciente y dale su espacio y tiempo, no lo presiones. Te aseguramos que una vez que logres que tu hijo vaya ganando seguridad y autonomía, comenzará a sentirse más cómodo en situaciones novedosas con gente que no conoce.

Por último, recuerda que es normal que tu hijo quiera estar contigo o en tus brazos. No olvides, que ven el mundo a través de ti, no te desesperes y guarda la calma, es cuestión de meses para que comience a acostumbrarse y se aventure a explorar rostros desconocidos.

¿Conoces otros ejercicios que puedan ser útiles para mejorar la manera en la se relaciona con los demás? Compártelos en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte