null: nullpx
comunicación padres e hijos

Controla los berrinches de tu hijo con una 'caja de la rabia' y olvídate de los regaños

Publicado 24 Sep 2020 – 09:26 AM EDT | Actualizado 24 Sep 2020 – 09:26 AM EDT
Reacciona
Comparte

Gritos descontrolados, mucho llanto y hasta golpes son algunas de las características más comunes de los berrinches.

Este comportamiento surge cuando los pequeños se sienten frustrados, enojados o tristes y no encuentran las palabras para expresar sus emociones. Si no son manejados correctamente, pueden devenir en crisis de ansiedad o ira.

Según los expertos, las rabietas o pataletas son necesarias para el desarrollo de tu hijo. No obstante, por su salud mental (y la tuya) es fundamental que le enseñes a controlar sus emociones, sin perder la paciencia ni faltarle al respeto.

Te mostramos la 'caja de la rabia', una técnica que además de ser sencilla y muy fácil de aplicar, mejorará su relación y lo convertirá en un adulto resiliente. Esto es todo lo que debes saber al respecto.

Caja de la rabia: qué es

Esta idea fue creada por Mireille d'Allancé, psicóloga y autora del libro Vaya Rabieta. El cuento narra la historia de Roberto, un niño que luego de tener un mal día libera a una horrible criatura que destruye todo lo que está a su paso.

Dicho personaje es la representación del enojo y la impulsividad. Al darse cuenta de todo el daño que ha causado, el pequeño decide calmarse y atrapar al monstruito con una caja de zapatos

Finalmente, Roberto se da cuenta que para controlar su enojo y evitar lastimar a las personas, solo debe escuchar sus emociones y distraerse con ejercicios divertidos o relajantes. Ese es el objetivo central de una 'caja de la rabia'.

La Dra. Marina Martin, experta en psicología infantil, explica que este método sirve para que los niños sean conscientes de sus emociones y aprendan a regularlas a través de actividades artísticas, como la pintura o el dibujo.

Para lograrlo, debes hacer lo siguiente; si notas que tu hijo está a punto de perder el control y estallar en ira, dale una hoja de papel y un lápiz, y pídele que dibuje lo que él quiera. Una vez que haya terminado, deja que lo arrugue y guarda su creación en una caja especial.

Repite este procedimiento cuantas veces sea necesario. Cuando logre tranquilizarse, muéstrale el contenido de la cajita y explícale la importancia de enfrentar su enojo en lugar de evitarlo o expresarlo con gritos y agresividad.

Con ayuda de este método, tu hijo reconocerá sus emociones y podrá canalizarlas en algo positivo. Asimismo, sabrá cómo gestionar su ira y controlará sus rabietas sin necesidad de regaños.

Para que este método funcione adecuadamente, es esencial que mantengas una actitud empática y relajada en todo momento.

Así crearán lazos de confianza y fortalecerán su comunicación, menciona el sitio especializado The Pragmatic Parent.

Por último, recuerda que el objetivo de esta técnica es que tu hijo aprenda a manejar sus sentimientos desde una perspectiva positiva y cariñosa.

Una vez que lo intentes, notarás que su comportamiento mejorará y podrás olvidarte de los gritos y el estrés. Una crianza amorosa se traduce en adultos exitosos y resilientes. Tenlo presente.

Y tú ¿cómo proteges la salud emocional de tu pequeño? Escribe tus mejores tips en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Mira lo que preparamos para ti:

Reacciona
Comparte