null: nullpx
Bebés y niños

5 ejercicios de estimulación temprana que puedes aplicar mientras juegas con tu bebé

Publicado 12 Feb 2021 – 01:07 PM EST | Actualizado 12 Feb 2021 – 01:07 PM EST
Reacciona
Comparte

La estimulación temprana es muy importante para los bebés, porque ayuda a fortalecer su cuerpo y a desarrollar aspectos psicológicos, como las emociones y la inteligencia.

Según el manual Ejercicios de Estimulación Temprana extendido por la UNICEF, se recomienda realizar los ejercicios diariamente, con al menos cinco repeticiones. Además, es bueno acompañarlos con música, canciones, rimas y juegos.

Es necesario destinar un espacio tranquilo y seguro para realizar los ejercicios, ya que los bebés en sus primeros meses de vida suelen ser muy distraídos.

Áreas de desarrollo con la estimulación temprana

Existen dos áreas beneficiadas con la estimulación temprana. Una de ellas es la motricidad gruesa, que se compone de los reflejos, el equilibrio, los movimientos de traslado y una parte de la manipulación de objetos. Para dichos movimientos se ven involucrados el tronco, las piernas y los brazos.

Por otro lado está la motricidad fina. Ésta se compone del agarre y la coordinación visomotora (capacidad de coordinar la visión con los movimientos del cuerpo). En este caso, las manos, dedos y pies son los involucrados.

La estimulación temprana también repercute en el desarrollo del lenguaje y el aspecto social y afectivo. Un estudio de la pediatra Erika Osorio demostró que la interacción emocional y verbal durante los ejercicios impacta positivamente en la locomoción y movimientos de traslado como el gateo o los primeros pasos.

Ejercicios para levantar y controlar la cabeza

Ejercicio 1

Recuesta al bebé sobre una superficie firme, boca arriba. Una vez acomodado se debe llamar su atención con sonidos y objetos brillantes, para que el bebé intente tomarlos. Cada vez que esté a punto de alcanzarlo se debe alejar un poco más, para que se estire.

Con este simple ejercicio se trabajan ambos tipos de motricidad, especialmente la fina, pues el pequeño tiene que intentar calcular la distancia entre él y el objeto.

Ejercicio 2

Coloca al bebé boca arriba. La idea es tomar sus brazos firme, pero suavemente para poder levantarlo hasta que se siente. Mantenlo así unos segundos y repite el proceso.

De esta manera podrá ser consciente de las dimensiones de su cuerpo y le ayudará a tomar fuerza en el cuello para que lo sostenga por sí mismo.

Ejercicios para manos y piernas

Ejercicio 1

Hay que acostar boca arriba al bebé y extender sus brazos con delicadeza. Ahora hay que mover sus extremidades en 4 posiciones diferentes: abajo, arriba, extendidos y finalizar cruzándolos en el pecho. Esta rutina de estiramientos debe hacerse con 5 repeticiones.

Ejercicio 2

Coloca al bebé boca arriba y toma firmemente sus piernitas. Con movimientos suaves hay que estirar y flexionar durante 15 segundos.

Posteriormente, deja un descanso de unos cuantos segundos. Finaliza con movimientos en círculos, como si pedaleara una bicicleta, durante otros 15 segundos.

Ejercicios para motor grueso

A partir de los 4 meses el bebé será más activo y estará más interesado en el entorno. Los siguientes ejercicios lo ayudarán a mejorar su motricidad e incentivarán el traslado de un lugar a otro.

Ejercicio 1

Acomoda boca abajo al bebé. Colócate detrás de él o ella y llama su atención con ruidos o un juguete. El objetivo es que el bebé levante su cabeza e intente desplazarse hacia ti.

Ejercicio 2

Acomoda al bebé boca abajo y muéstrale un juguete a la altura de su cabeza, para que intente tomarlo. La idea es que logre coordinar para apoyarse en una sola mano.

Este ejercicio es muy importante, porque establece las bases para que aprenda a levantarse por sí solo.

Ejercicios para motor fino

Como dato curioso, los estudios suelen mostrar que las niñas tienen una mayor facilidad para la motricidad fina respecto a los niños. La respuesta suele ser atribuida tanto a factores sociales como biológicos.

Ejercicio 1

Dale a tu pequeño juguetes con distintas texturas, ya que están diseñados para el desarrollo de la motricidad fina e incentivan la manipulación del objeto y la coordinación de los dedos.

Ejercicio 2

Otro ejercicio, sencillo pero eficaz es ayudar al bebé a aplaudir juntando sus manitas a la altura de su cara. Con esto aprende a medir distancias.

Ejercicios para el lenguaje

Ejercicio 1

Para estimular el desarrollo del lenguaje es importante hablar con tu bebé e incluirlo en las conversaciones. Hay que enfatizar en los tonos de pregunta, sorpresa, afirmación y negación.

Ejercicio 2

Cuando estén jugando, en la cocina o dando un paseo por el parque, menciónale los nombres de todos los objetos que lo rodean. Esto ayudará a que aprenda un vocabulario más extenso.

Cuando coma pregúntale si quiere más, si le gustan esos alimentos, etc. Hay que recordar que la estimulación del lenguaje se acompaña de incentivos emocionales, por lo que se debe felicitar los balbuceos del bebé.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte