PJ Moda

Premios Juventud 2016: ¿Cómo lucir un look de inspiración retro sin que parezca un disfraz?

Los Premios Juventud este año se inspiran en lo retro y eso estilísticamente puede confundir a más de uno, así que ya sea que vayas a ir a la alfombra roja o que simplemente quieras entender cómo vestir de otra época con inteligencia, estos son algunos pasos que debes seguir.
20 Jun 2016 – 5:01 PM EDT

Lo retro como tema de la 13va entrega anual de los Premios Juventud , promete un toque lúdico y un desafío adicional para los nominados, donde se premiará a nuestros artistas favoritos en las categorías de Música, Cine, Novelas, Deportes y Redes.

Sirva el pretexto para explicar cómo vestir un look retro sin que parezca que celebras a destiempo el Halloween. Ya sea que pienses pasearte por la alfombra roja el próximo 14 de julio, o que simplemente te estés preguntando cómo manejar un atuendo con inspiración retro sin verte disfrazada, las siguientes claves te ayudarán a lograr el equilibrio perfecto entre el encanto de lo vintage y la frescura de lo contemporáneo.

1. Dilo UNA vez

Elige UNA pieza statement. La diferencia entre lo estrafalario y lo excepcional— y no sólo en lo referente a la moda retro—está en el equilibrio. Usar un look de época de pies a cabeza es la manera más fácil de parecer (y sentirte) disfrazada. O lo que es lo mismo: inverosímil.

Elige una sola pieza—una falda, una blusa, un vestido, un abrigo—que marque de manera definitiva la época. Puedes complementar con uno o dos accesorios vintage menos protagónicos: un broche, una pulsera, un tono de labial, incluso un peinado. Juntar más de tres elementos retro te pondrá en ese peligroso linde entre los límites.


2. Dilo con calma

Usa acentos y accesorios contrastantes. Otra forma más de equilibrar un look retro, es combinar aquella pieza de época con acentos y accesorios que se sientan contemporáneos, o bien, vice versa: usa acentos y accesorios de época con prendas contemporáneas. Una bolsa, unos zapatos, un cinturón o joyería que esté dentro de la misma gama de colores que la pieza statement, pero que se ubique sólidamente en la era contemporánea, le dará frescura a tu look.

3. Dilo a varias voces

Una manera de darle a tu look un toque de atemporalidad, además de ser una forma más de evitar el look disfraz, es mezclando épocas. No sólo lo nuevo con lo retro; mezcla épocas retro entre ellas. Una pieza de denim, por ejemplo, actualiza en automático cualquier atuendo retro. Por otro lado, una bata de seda de los años cuarenta o un kimono vintage, encima de un look contemporáneo, te otorgará elegancia y estilo al instante. Mientras tanto, la combinación de prendas de distintas épocas, es una manera divertida de romper la severidad de un atuendo retro.

4. Rompe los roles

Una de las maneras menos exploradas y sin embargo más interesantes de lograr un look de inspiración retro, es combinar un look femenino y contemporáneo con prendas vintage para hombre: un pantalón, una corbata, una camisa, un saco, unas mancuernillas de los años veinte, cincuenta o setenta. La buena noticia es que antiguamente los hombres eran más pequeños, de modo que los ajustes a estas prendas serían mínimos, y la sofisticación total.

5. Descompone tu look

A veces un vestido retro es demasiado, en especial si se trata de un estampado muy fechado y/o una silueta que marcó una época. Al mezclar piezas sueltas—blusas, faldas, sacos, pantalones—tienes una mayor oportunidad de combinar épocas y así adquirir la sutileza que te alejará de lo estrafalario. Si tu pieza statement es de un color, un estampado o un diseño muy protagónico, asegúrate de que las demás prendas sean, por ejemplo, de colores neutros o incluso en su conjunto monocromáticas.

6. No subestimes el poder de la aguja

Si el mejor amigo del hombre es su perro, el de la mujer es su sastre (o bien, su costurera). Quizá se trate de una profesión en peligro de extinción, pero una persona que sabe adecuar una prenda a tu cuerpo, es una persona valiosa. Más aún tratándose de piezas vintage, ya que los cuerpos de hoy no son los de ayer. Reccurre a la revolución femenina de los años 20, al look ultra femenino de Christian Dior con su New Look de los años 50 o evoca la elegancia de Jackye Kennedy en plenos años 60.

7. Tu peinado es de hoy

Un peinado con un leve guiño hacia una determinada época, es más que suficiente para completar un look de inspiración retro sin caer en lo ridículo. Déjale las lacas en aerosol y las redes para el cabello a la señora que te empaca las bolsas del súper. Lo mismo aplica a tus cosméticos. Deja el polvo de arroz para el 31 de octubre.

8. Busca tu voz interior

Lo más importante es que te sientas cómoda, no sólo con tu look, sino con tu personaje. Tu personaje retro—ya sea la femme fatale, la chica flapper, Greta Garbo, Joan Holloway o Annie Hall—debe de parecerse lo más posible a quien eres en la vida real, para que lo puedas representar con confianza. Dicho eso, no le temas a la fantasía. ¿Qué caso tiene vestirse si no te permites jugar un poco?


Más contenido de tu interés