null: nullpx
Dragon Ball

DBS reveló que hay más sets de esferas del dragón y que un Shen Long es adorable como ajolote

Publicado 22 Feb 2021 – 02:18 PM EST | Actualizado 22 Feb 2021 – 02:18 PM EST
Reacciona
Comparte

El episodio 69 del manga de Dragon Ball Super ya tuvo su estreno oficial y trajo algunas sorpresas, además de un incremento masivo al LORE general de las Esferas del Dragón.

También se reveló —en parte— la técnica de los dioses de la destrucción que Vegeta desea aprender para nivelarse con Goku.

El capítulo comienza en el planeta Cereal, el lugar de origen de Granola y que ahora es el hogar de los shuga, una especie pequeña y pacífica que no parece estar involucrada en problema alguno.

Todo parece indicar que ellos tienen en alta estima al ceresiano, ya que lo tratan muy bien y hasta le regalan cosas, como una botella con agua para 'el abuelo'.

De vuelta en el planeta de Whis y Bills, el Dios de la destrucción tiene una interesante charla con Vegeta sobre el pasado de los saiyajin, pues el príncipe sabe que ellos cometieron actos horribles y no necesariamente porque Freezer se los ordenara, así que sus pecados como raza son muchos.

Luego de unos instantes, Bills decide utilizar su poder para atacar a Vegeta y le revela que él fue quien le pidió a Freezer que eliminara a los saiyajin.

Esto llevó la ira del príncipe a un grado elevado para enfrentarlo; por desgracia, el SSJ Blue Evolution fue incapaz de hacerle frente.

La razón del enfrentamiento fue para para que Vegeta entendiera dos conceptos importantes: que las cosas pasan más que por el destino y que si no hay destrucción no puede haber creación, así que debe dejar su pasado en el olvido y enfocarse en crear algo nuevo con los poderes de Hakai.

Este capítulo resultó interesante, porque tiene mucha historia y nueva información por todos lados.

Ahora se abandona a los protagonistas y se enfoca en el grupo Hitta, quienes se enteran de las esferas del dragón de Namek gracias a 73 y después recuerdan que 'el abuelo' con el que vive Granola es un 'Piccoro' llamado Monite.

Curiosamente, Monite es uno de los miembros de la familia del Dragón, así que en su pasado creó un set de esferas en el planeta Cereal (¿será la razón por la que Freezer invadió el lugar?), aunque éste es de sólo dos piezas.

Lo interesante es que tenía más de 40 años sin encontrar la esfera de dos estrellas, pero gracias a un enorme 'TELE' Ex Machina Granola se entera que un shuga halló la pieza restante para llamar al dragón.

Por supuesto, Granola roba la esfera de los shuga, quienes planeaban experimentar con ella.

Luego de eso se va a un páramo despoblado para hacer lo que toda persona inteligente haría: llamar al dragón, que en este caso parece basado en un lindo ajolotito.

Su deseo es convertirse en el más fuerte de todo el universo y ahí se acaba el episodio.

Aunque si eres fanático de Dragon Ball, sabrás que Shen Long es incapaz de cumplir este deseo, porque sólo tiene la capacidad según su creador.

Una posible teoría sería que Shen Long mande a Granola al planeta de Whis y Bills, con el objetivo de entrenar para obtener ese poder, ahí podría conocer a Goku y Vegeta, dos de los tres últimos saiyajines vivos hasta el momento.

¿Qué te pareció este nuevo episodio del manga? Nosotros creemos que fue un episodio lleno de información y que en ningún momento se sintió lento, pues prepara el camino para la parte más interesante de la historia.

¡Hey! Si quieres conocer más de Dragon Ball, checa estos artículos:

Reacciona
Comparte