null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 47

Univision12 Nov 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

diana: nora, nora es

la candidata ideal.

laura: la recepcionista.

diana: sí, le encanta el chisme

y seguro va a estar

encantada de ayudarnos.

laura: bueno, pues,

no se diga más,

la voy a contactar

y le hago una propuesta,

a ver qué dice.

diana: pero ¿no sería mejor

que yo la contactara?

laura: no,

es mejor que crea ella

que tú no tienes nada que ver

en todo esto,

por si algo sale mal,

tú quedas limpia.

diana: ay, laura,

eres lo máximo.

laura: ay, ay.

mónica: yo diría

que en los términos de camilo

la noche fue...

[burla] "un 80% exitosa.

hubiera sido al 100%,

de no ser

por la caída del final".

así que acabó rápido.

ya puede regresar, amiguita.

ximena: ay, no puede ser,

mónica.

mónica: ay...

así es la vida, amiga.

lo único bueno

es que todavía me queda

mi imaginación.

aunque soy buena

para los números,

quizá debería de escribir

una novela de--de amor, así,

romántica y pasional,

¿no crees?

[ríe]

ay...

[acento francés] oh, la, la,

camilo, mi amor,

mira que traerme a parís

a beber "champagne".

rafael: ¿estás bien?

paloma: no.

no entiendo por qué el misterio.

¿por qué mi papá

quiere que hablemos

hasta que estemos los tres?

rafael: porque seguramente

es algo importante.

paloma: no, ahora, ¿qué hago?

tampoco esperaba que me dijera

que me quedara callada

y que no le dijera a mi mamá

que está aquí.

rafael: pues, solamente tú

sabrás si se lo cumples o no.

pero ella está aquí,

igual y en una de esas

ya no tienes que irte.

no, con su apoyo económico,

quizá te sea más fácil

encontrar un buen trabajo

o empezar a hacer

con lo de tus joyas.

paloma: no creo.

mi papá no es nada espléndido,

pero al menos allá

tendría un techo.

rafael: oh, paloma,

aquí también lo tienes.

de verdad, yo no tengo

ningún problema

de que te quedes, ¿eh?

creo que ya me acostumbré

a tenerte como "roomie"

y me vas a hacer mucha falta

si te vas.

paloma: yo también

te voy a extrañar, rafa.

en ti encontré el apoyo

que no he encontrado

en nadie más.

mónica: [gime]

ay, no puedo, ay.

[gime]

[suspira]

[gime]

camilo sarmiento,

¿cómo le hago

para sacarte de mi cabeza?

no me dejas ni dormir.

[suspira]

camilo: [gime]

mónica: ay...

sería tan lindo

volver a dormir juntos,

así apretaditos,

aunque no me dejaras dormir.

[ríe]

diana: [resuella]

ay, ¿tan temprano llegaste?

camilo: te espero abajo, ¿eh?

eh...

te--abajo.

ximena: esto es

un acto de crueldad, mónica,

contra las pequeñas especies.

mónica: ¿por qué lo dices?

ximena: porque soy "petit",

¿que no ves mi tamaño o qué?

estás abusando de mí, mónica,

yo quería seguir durmiendo.

mónica: ay, lo siento,

tú jamás me la perdonas

cuando yo quiero

quedarme en la cama,

así que, órale,

con la vara que midas,

serás medida.

ximena: [gime]

mónica: ah, bueno,

no tiene nada que ver

con tu tamaño, ¿eh?

ximena: ya, por favor,

hay que parar,

te lo suplico, mónica.

estoy muerta.

mónica: no, además,

no es mi culpa.

a ver, te avisé

en cuanto camilo se fue,

¿sí o no?

y era muy buena hora

para que regresaras.

ximena: sí, pero comprenderás

que yo ya me había programado

para una noche intensa, amiga,

y digo, horacio estuvo

especialmente intenso,

yo no sé qué le pasa.

mónica: demasiada información,

amiguita, de verdad.

oye, ¿no que ya

te daba flojera horacio?

ximena: ay, sí, mucha,

pero, bueno,

ya sabes cómo es,

uno de repente...

horacio: hola, xime.

ximena: ay, horacio.

horacio: qué milagro

que te dejas ver.

ximena: ¿yo?

ay, horacio...

horacio: ya no me pelas.

a ver si ya me aceptas

una invitación, ¿no?

ximena: ay, horacio,

claro, anda,

pero es que estamos corriendo.

al ratito te hablo.

ándale, sigamos, sigamos,

pero con todo arriba.

vamos, mónica, córrele.

mónica: ahora sí, ¿verdad?

ahora sí, ¿verdad?

ximena: sí, sí, córrele,

córrele.

rafael: estoy siendo sincero,

ma, se me hace muy extraño

saber que fuiste ayer

a "medialink".

almudena: [ríe]

no sé por qué, corazón.

rafael: porque tú no tienes

nada que hacer ahí, por eso.

almudena: pero si fui a verte,

a eso vine a méxico, a verte,

a estar contigo, mi rey.

rafael: sí, pero ahí

voy a trabajar.

tú y yo podemos vernos

en otro lugar, ma.

y lo peor es que ni siquiera

fuiste a verme a mí,

estuviste hablando con mónica.

almudena: bueno, no creí

que te molestara.

también quería

convivir un poco

con tus compañeros de trabajo.

oye, esa mónica

es sensacional.

creo que hasta que podemos hacer

buenas amigas.

rafael: ay, ahora resulta,

¿tú y mónica?

si no tienen nada en común.

almudena: ay, mi amor,

las mujeres siempre

tenemos algo o alguien

en común.

rafael: habla claro ya, ¿sí?

tú lo único que quieres

es ir a medialink

para estar cerca de camilo,

a ti realmente no te importa

la gente que lo rodea.

mónica: ximena,

¿por qué me mientes?

ximena: tú lo acabas de decir,

¿no?

que a veces te doy

demasiada información.

mónica: pues sí,

pero entonces si vas

a contarme algo,

dime la verdad, por lo menos.

ximena: ay, ya, para la próxima,

lo hago, lo juro.

mónica: ximena.

ximena: ¿eh?

mónica: ¿con quién

saliste anoche?

me lo dices

o no te compro tu jugo

de 12 verduras.

ximena: ay,

qué chantajista eres.

mónica: ximena.

ximena: ¿qué?

ay, ya, ya, ya, ya.

está bien, está bien.

se llama arturo

y no va a durar nada,

por eso ni te conté.

¿ya, satisfecha?

mónica: y ¿por qué

no va a durar nada?

ximena: ay, mónica,

porque, mira,

es de esas relaciones,

¿cómo te diré?

condenadas al fracaso, amiga,

porque somos

seres muy complicados.

me encanta, sí,

está guapísimo, papichulo,

todo, mi "reysazo",

pero no tenemos nada,

nada en común, ¿mm?

mónica: ¿entonces--?

ay, amiga,

te metes en cada cosa.

ximena: sí, ya sé,

pero lo bueno es que salgo

con facilidad.

mónica: mejor dedícate

a estudiar para tu ascenso, ¿sí?

ximena: ay, sí, mamá.

mónica: ¿cómo me dijiste?

ximena: que sí, mamá.

mónica: te voy a dar.

te voy--

ximena: ay, "aycito", corro...

mónica: para eso sí corres,

¿verdad, condenadota?

pero, de todos modos,

no hay jugo.

rafael: y la verdad,

por más que trato de descifrar,

no consigo cuáles son

tus intenciones.

o quizás sí,

pero no lo quiero aceptar,

no sé.

almudena: ¿a qué te refieres,

mi amor?

rafael: mamá, tú me dijiste

que venías a méxico

a visitarme.

almudena: ajá.

rafael: y que ibas a aprovechar

de reencontrarte con camilo

para cerrar

algún ciclo inconcluso

que tenían,

lo que de principio

a mí se me hizo muy extraño

porque ya pasó

muchísimo tiempo de eso.

pero ahorita me da la impresión

de que en vez de cerrarlo,

tú lo que quieres

es abrir ese ciclo otra vez.

almudena: y ¿si fuera así?

rafael: mamá, ¿cómo me dices

eso?

almudena: mi amor,

camilo es un hombre adulto

que sabe lo que hace.

rafael: no, no siempre lo sabe.

almudena: ay,

¿por qué lo dices?

rafael: mira, olvídalo, ¿sí?

y hazme caso, por favor.

[llaman a la puerta]

diana: ay...

cris, ¿sigues dormido?

mi amor, tus hermanos

ya están desayunando,

se te va a hacer tarde

para ir al colegio,

ándale, ya no puedes faltar.

hijo, ¿estás seguro

de que vas a poder

con el colegio

y las grabaciones de ese disco?

ve cómo estás.

te ves agotado, mi vida.

cristian: sí, puedo, mamá.

dile a mi tío

que lleve a mis hermanos

a la escuela

y yo ahorita me voy en camión.

diana: ¿seguro?

cristian: sí, seguro.

diana: no, mejor

te voy a pedir un taxi

para que no llegues tarde.

por favor,

que no vuelva a pasar esto.

cristian: no, no vuelve a pasar.

diana: ándale, a bañar.

qué olor, qué bárbaro.

rafael: tú y mi papá

tuvieron una historia

muy hermosa

y todo lo que tú quieras,

pero eso ya pasó,

eso quedó atrás,

acéptalo.

almudena: ay, mi amor,

a veces te tomas la vida

demasiado en serio.

nada es negro ni blanco,

hay matices

y, aunque lo dudes,

fui a medialink

para comer con la gente,

porque a veces no sé qué hacer

con mi tiempo, caray.

rafael: mamá,

hay muchas cosas que hacer.

almudena: mm.

rafael: puedes irte

a la catedral,

puedes irte al museo

o a la zona colonial,

que es preciosa.

almudena: me parece buena idea,

hoy mismo voy a ir

a visitar todos esos lugares.

pero ya relájate, ¿no, mi amor?

rafael: mm, relájate.

yo ya me tengo que ir.

almudena: ¿mi amor?

rafael: porque tengo unas citas

afuera de medialink, ¿ok?

yo paso por ti más tarde,

en el almuerzo,

para que no te sientas sola,

¿no?

almudena: sí, ándale.

rafael: pero yo paso por ti,

tú no te muevas a ningún lugar.

almudena: está bien, mi amor,

que te vaya bien.

rafael: bendiciones.

almudena: dios te bendiga.

[música]

[música]

ximena: por eso te quiero.

porque aunque me amenaces

con el látigo de tu desprecio,

siempre me perdonas,

mi albertita.

mónica: me queda claro

que te tengo

muy mal acostumbrada, ximena.

armando: ey, hola,

buenos días a las dos.

ximena: ay, copete.

armando: ¿cómo están?

mónica: ¿qué está haciendo

por aquí?

armando: pues nada,

me dijeron que en este parque

hay una pista padre para correr

y, pues, por eso vine.

ximena: ¿y rafa no vino contigo?

armando: raf--no, no, no, no,

él tiene compromisos

toda la mañana y, ya saben,

él casi siempre prefiere

el "gym" y todas esas cosas.

ximena: pues, claro,

con ese "six pack"

que tiene.

[ríe]

ay, ¿qué?

¿no me vas a decir

que no te has dado cuenta

lo marcadito que está o qué?

mónica: ay, bueno, sí,

pero, ¿qué va a pensar armando?

ximena: pues, ¿cómo

que qué va a pensar?

pues nada,

que tengo buen gusto

y ya, ¿verdad?

armando: sí, buen gusto.

ximena: eso.

armando: ¿qué onda,

corremos o qué?

ximena: mm, no, no, no,

corre tú,

porque nosotras ya terminamos.

armando: no, bueno, qué lástima.

otro día coincidimos por acá,

¿no?

ximena: no, pues es que nosotros

venimos como los chinos.

armando: ¿cómo es eso?

ximena: "a vechech chí,

a vechech no".

ambos: [ríen]

ximena: ¿verdad?

armando: ay, xime, bueno,

ya coincidiremos algún día, ¿no?

nos vemos en la oficina, moni.

mónica: sí.

armando: cuídate, ¿xime, eh?

ximena: adiós, copetito.

mónica: ay, te pasas, ximena,

ya nada más te faltó decirle:

"esfúmate".

ximena: ay.

mónica: y déjame decirte

que el pobre te vio

con esos ojitos

con los que te gusta

que te vean.

ximena: mm, pues, "sorry",

amiga, porque mi tipo

es su antojable,

apetecible, amigo rafa.

que, si hubiera venido, mónica,

te juro que hasta un maratón

me echo en este instante, ¿eh?

mónica: ay, y luego dices

que la que se enamora

de imposibles soy yo.

ximena: no hay imposibles.

me va a buscar, vas a ver,

de mí te acuerdas,

mónica alberta,

de mí te acuerdas.

ay, rafita, mi amor,

¿dónde andas, papito?

lo voy a invocar,

lo voy a invocar.

dicen que pensando mucho

atraes las cosas.

bárbara: ma.

diana: hola, buenos días.

bárbara: buenos días, ma.

diana: y ¿eso?

bárbara: son las invitaciones

de la boda

que me faltan por repartir.

diana: ah...

bárbara: mami, voy a estar

todo el día fuera.

no cuentes conmigo para nada.

diana: no te preocupes,

entre lidia y yo

nos hacemos cargo.

bárbara: y ¿vas a ir

a tu radioterapia?

diana: ajá,

en cuanto llegue ella,

me voy yo.

ay, afortunadamente,

ya me quedan pocas sesiones.

bárbara: ma,

no sabes el gusto que me da.

te ves tan bien

que parece que nunca

estuviste enferma.

diana: bendito dios.

y vas a ver

que para el día de tu boda,

todo va a estar perfecto.

bárbara: claro que sí.

te quiero, mami.

diana: ay, y yo a ti,

mi vida.

ximena: [gime]

amiga, pues, me parece muy bien

que entre tú y camilo

no vaya a haber mentiras, ¿eh?

mónica: pues sí,

pero no sabes

la culpa que siento, caray.

ay, acuérdate

que él no sabe nada

del acuerdo con diana

y se supone que solo nos vamos

a decir la verdad.

ximena: ay, amiga,

pero eso fue hace mucho,

así que no cuenta.

los acuerdos

no son retroactivos.

mónica: retroactivos o no,

diana sigue dándome lata.

estoy totalmente segura

que vino anoche.

ximena: pues ya sabes

que la culpa fue tuya,

tú la pusiste sobre aviso.

amiga, es que ya,

deja de darle armas,

no le cuentas nada, nada,

nada de lo que hagas.

no le cuentes.

mónica: sí es cierto,

tienes toda la razón.

tengo que aprender

a quedarme calladita.

ximena: ajá.

margarita: ¿adónde vas

con esas maletas?

manuel: me voy de la casa.

margarita: ey, ma--manuel,

manuel, a ver, a ver,

a ver,

yo pensé

que cuando te enteraste

de que íbamos a tener un niño,

pues, los problemas

quedaban atrás

y que te ibas a alegrar.

manuel: sí, no,

si estoy emocionado

de que el bebé de regina

vaya ser niño.

margarita: no, no es

el bebé de regina,

es nuestro bebé, manuel, por d--

manuel: no, no,

no es nuestro bebé,

no es nuestro bebé.

y me da exactamente igual

que fuera niña,

pero un bebé, margarita,

tiene que estar

en un lugar estable

y nosotros no podemos dárselo.

tú no has querido atenderte

y ¿sabes qué?

así yo no puedo seguir viviendo

ni haciendo planes

de convertirnos en papás.

margarita: ¿tu decisión

es definitiva?

mónica: y ¿tú qué?

¿adónde te fuiste anoche?

ximena: ¿yo--ayer?

mónica: ajá.

ximena: mm, mm, al bar, un bar.

ah, al del otro día,

¿te acuerdas?

mónica: y ¿no te encontraste

a mauricio?

ximena: no, amiga, para nada,

¿por qué preguntas eso o qué?

mónica: porque ya

te lo encontraste una vez,

no te hagas,

desde esa noche

te veo muy rarita.

ximena: ¿yo rara?

ay, amiga, no,

figuraciones tuyas,

estás loca.

mónica: ajá.

¿segura?

ximena: que sí, segura.

ando con mucho trabajo,

amiga.

mónica: y para eso ni siquiera

has abierto

los libros que te di.

ximena: ajá, que comes,

que adivinas,

pero, bueno, igual

me está yendo bien.

amiga, ¿por qué mejor

no me haces un acordeoncito

así como los de la escuela

con dos o tres

frasecitas matonas

que me sirven y ya?

mónica: ximena.

ximena: ay, ya,

bueno, bueno, ya,

me voy a llevar uno

y voy a empezar a estudiar

al ratito.

mónica: no, me pediste ayuda

y ahora te amuelas, fíjate.

todavía es temprano

y alcanzamos a estudiar

siquiera una hora.

ajá.

desayuna bien.

manuel: por lo pronto,

es una separación temporal

y todo depende de--pues, de ti,

de si cambias de actitud,

si te atiendes.

tal vez pueda haber

una reconciliación,

de estar a tiempo

de retomar nuestros planes,

margarita.

voy a estar disponible

en el teléfono a cualquier hora.

margarita: qué bien.

¡púdrete, imbécil!

[vidrios rotos]

[música]

ximena: a ver...

"la correcta división

del trabajo en el equipo

es imprescindible".

mónica: ay, te digo,

estos libros son maravillosos.

a ver si entendiste,

a ver, ¿cómo dividirías

el equipo para tu convención?

ximena: ah, caray, a ver.

no, bueno, a ver, a ver.

mónica: a ver.

ximena: primero que nada...

mónica: ajá.

ximena: ...de un lado

los niños...

mónica: ajá.

ximena: ...y, del otro lado,

las niñas.

mónica: ximena.

ximena: no, pues, es mi idea.

a ver, ¿no dicen

que las mujeres son de venus

y los hombres, de marte?

si los mezclo, pues,

sacan chispas.

mónica: bueno, ok, a ver,

y después de esa división,

¿qué otra?

ximena: según aptitudes.

mónica: eso está bien.

ximena: por un lado,

los que trabajan

y, por otro, los que no.

mónica: y ¿qué vas a hacer

con los que no trabajan?

ximena: decirles

que se inventen algo,

porque si los cachan los jefes,

pues, a la que regañan es a mí,

¿no?

mónica: ximena, sigue leyendo.

sí, sigue leyendo.

y, por favor,

ve tomando nota si puedes,

porque te va a hacer falta,

tu acordeoncito, ándale.

ximena: ay, qué "pesarria".

mónica: no, síguele.

aquí, imprescindible.

ximena: imprescindible.

luis: hola, norita.

nora: hola, ¿cómo estás?

¿cómo te fue con tu bodoque?

luis: ah, muy bien.

¿sabes?

deberíamos de salir

alguna noche los tres,

para que la conozcas,

te va a caer súper.

nora: ah, super-mala idea.

además, yo no iría,

porque no me gusta

ser mal tercio, don luis.

luis: ah, no, no, no,

no lo harías.

piénsalo.

pablo: buenos días.

nora: buenas.

pablo: norita,

¿hay algo confirmado

para la sala de focus

mañana en la tarde?

nora: a ver, permíteme.

esto es mañana, aquí está.

no, no hay nada.

pablo: perfecto,

entonces, apártamela

y ya luego te confirmo la hora.

¿me puedes echar la mano

para poner el equipo?

voy a hacer una presentación.

luis: ah, sí, claro, con gusto.

nora: perdón, eh,

¿presentación de qué?

pablo: de un nuevo proyecto

de responsabilidad ambiental

para medialink.

nora: y ¿vas a seguir

con ese rollo

después de todas las broncas

en las que te metiste?

pablo: y a petición

del licenciado.

nora: pues conmigo

no cuentes, ¿eh, pablo?

porque yo no me voy

a poner pasamontañas,

se me arruina el peinado.

pablo: tranquila,

es a la luz del día.

nora: bueno, es que eso dices,

pero la gente no cambia, pablo,

y te lo digo yo

por experiencia propia.

hay gente en la que no puedes

volver a confiar

nunca jamás.

luis: ah, pues,

conmigo sí cuentas.

tú me dices qué hacer.

pablo: muchas gracias, luis.

y, nora,

vete poniendo las pilas

porque esto va

para todos los de aquí,

incluido el licenciado.

[teléfono]

nora: [carraspea]

medialink, buenos días.

¿en qué puedo servirle?

laura: ¿nora?

nora: sí.

laura: hola, nora.

soy laura.

nora: ay, hola, señora laura,

¿le puedo ayudar en algo?

laura: eh, sí,

me gustaría platicar contigo

en privado.

nora: ¿conmigo?

¿de qué?

laura: eso ya lo sabrás

cuando nos veamos,

pero es algo que creo

que te va a encantar.

nora: ah, sí, ¿no me puede dar

alguna, pues, una pista?

laura: ay, yo--yo creo

que no es conveniente, ¿eh?

nora: ay, pero ¿ni siquiera

una pista chiquita?

laura: mira, te espero

en tu hora de comida

en la calle

que está atrás de medialink

y ahí te cuento todo.

no me falles, ¿eh?

nora: buenos días, licenciado.

camilo: buenos días, nora.

buenos días.

pablo: buenos días, licenciado.

luis: buenos días.

mónica: ay, no, qué raro,

hay algo que no checa.

camilo: buenos días, moni.

mónica: hola, camilo.

¿dormiste bien?

camilo: de maravilla.

la plática que tuvimos anoche

me relajó muchísimo.

mónica: qué bueno.

camilo: ¿algún problema?

te veo ocupada,

preocupada, no sé.

mónica: no, es que hay algo

aquí en los presupuestos

que no me checa,

pero ahorita lo reviso a fondo

y hago que cuadre.

camilo: bueno,

si necesitas algo,

voy a estar en mi oficina.

mónica: ok.

camilo: anoche fue una gran--

almudena: buenos días,

buenos días.

[ríe]

hola.

armando: qué mal

que te cancelaron la cita, rafa.

rafael: la pusieron

para otro día.

hola, nora.

nora: hola.

armando: entonces,

¿ya es definitivo

que paloma regresa a brasil?

rafael: pues es lo más seguro

y no sabes

lo que me está pegando, ¿eh?

armando: sí, lo noto, rafa.

pues, dile que no se vaya,

que se quede contigo.

rafael: ay, sí, armando,

¿en calidad de qué?

¿de "roomies"?

armando: pues, depende

de lo que quieras con ella,

rafa.

mientras no definas

lo que sientes,

no le puedes proponer nada.

camilo: almudena.

mira quién vino.

almudena, qué sorpresa.

almudena: ay, bizcochito,

hermoso.

camilo: ¿qué haces aquí?

almudena: es que fíjate

que afuera de aquí

venden estas galletas

de mazapán con almendra, mm...

no sabes.

y no pruebo todo esto

desde que éramos novios,

¿te acuerdas?

camilo: no, sí, claro

que me acuerdo.

almudena: ay, no pude resistir

la tentación

de comprar y traerte

estas cajitas

y mira nada más

qué ricas están.

camilo: ¿a esta hora?

almudena: pruébalo, mi amor.

¿a poco no está riquísimo?

camilo: muchas gracias.

no te hubieras molestado.

almudena: ay, no,

no es molestia, bizcochito.

¿por qué no me invitas un café

y así disfrutamos juntos

como lo hacíamos antes?

camilo: buena idea, buena idea.

mónica: pero, camilo,

acuérdate que a veces

no te hace bien

comer entre comidas,

¿te acuerdas?

almudena: no, estas galletas

sí le van a caer perfecto,

está acostumbrado.

es más, moni, moni hermosa,

mira, te dejo una...

camilo: ay, qué linda,

qué linda, sí.

te van a encantar.

qué linda.

mónica: no estoy comiendo

carbohidratos ahorita.

pero, bueno, además,

yo nunca he visto

que él coma esas galletas

y mazapanes ni esas cosas.

camilo: mazapanes, mazapanes.

adrián: buenos días.

¿cómo amaneciste?

laura: bien, mucho mejor,

muchas gracias.

y ¿tú cómo vas?

¿qué dice, marido a domicilio?

adrián: no me puedo quejar,

mejor de lo que me imaginé,

gracias.

laura: no sabes

el gusto que me da.

ven, te voy a invitar un café.

adrián: mm, bueno.

gracias.

laura: ahí vengo, ¿eh?

patricio: buenos días.

adrián: laura, laura,

¿qué te pasa?

almudena: ¿entramos

a tu oficina?

camilo: sí, claro,

y pido que nos traigan café.

mónica hace muy buen café,

el mejor, el mejor.

almudena: ¿nos traes dos tazas,

entonces?

claro.

mónica: no, no,

no puedo ahorita, no puedo,

porque estoy--estoy--

camilo: ah, no, no, no, no, no.

no, ya no son

funciones de mónica, no, ya--

almudena: ay, perdón, perdón,

mónica, es que como siempre

rafa me platicaba de ti,

era de la secretaria

y se me pasó, perdóname.

mónica: claro, sí, pero--

camilo: vamos, almudena,

ahora se los pido a luis, ¿sí?

almudena: qué padre.

camilo: ¿puede ser?

perdóname.

mónica: no, está bien.

camilo: pruébalo.

pruébalo, perdón.

mónica: ahorita, ahorita,

ahorita le llego, ahorita.

ay, hasta envenenado

[música]

adrián: todo está bien.

eso es,

respira.

¿estás bien?

laura: ¿qué haces aquí?

vete.

patricio: vine

para que vayamos

a ver a paloma

y, juntos, le aclaremos

todo lo que pasó entre nosotros.

laura: yo no tengo nada

que hablar contigo

y ni se te ocurra

ir a buscar a mi hija.

patricio: ay, ya, laura,

deja el teatro, ¿sí?

adrián: vete, por favor, ya.

patricio: deja el teatro, basta.

laura: que no quiero verte.

patricio: vine decidido

a aclararlo todo.

y es mejor que lo hagamos

como te lo digo

o paloma se va a enterar

de mi versión de los hechos.

laura: puedes decirle

lo que quieras

que jamás te va a creer

una sola palabra.

patricio: yo no estaría

tan seguro de eso.

a ver si lo entiendes,

te estoy dando la oportunidad

de que lo hagamos juntos

para evitar hacerle

un mayor daño a nuestra hija.

pero con el compromiso

de decirle toda la verdad.

laura: no, no, pa--patricio,

¿que no ves que me pongo mal?

no resisto estar a tu lado.

por favor, sácalo de aquí,

sácalo de aquí.

adrián: tranquilízate,

por favor,

por favor, tranquilízate.

y, eh, discúlpame,

te--te pido que te retires.

patricio: amigo, no te apures,

que yo sé cómo se altera.

adrián: sí, así es.

patricio: yo conozco

cómo se altera mi mujer

cuando tiene que confrontar

los hechos y sus consecuencias.

nomás te digo que no es por mí,

¿eh?

es su propia consciencia

que la pone así.

tienes 48 horas

para que lleguemos a un acuerdo

y juntos vayamos

a hablar con paloma.

de lo contrario,

seré yo quien le diga

la clase de madre

que tiene mi hija.

aquí tienes mi número

para que me localices.

laura: [jadea]

adrián: respira.

tranquila, tranquila, eso.

laura: [gime]

lidia: [silba]

diana: hola, lidia.

¿se ofreció algo?

lidia: nada, señora.

¿a usted cómo le fue?

diana: bien.

me siento un poco cansada,

pero es normal por la radio.

lidia: y ¿por qué no se sienta

a descansar un poco?

diana: es justo

lo que voy a hacer.

oye, lidia,

tú sabes de luchas, ¿verdad?

lidia: ¿por qué me lo pregunta,

señora?

diana: es que escuché

cuando le contabas el cuento

a nico y a eli,

me dio la impresión

de que es un mundo

que conoces bien.

lidia: no mucho.

bueno, sí, un--un poco.

mi mejor amiga era luchadora

y, a través de ella,

conocí todo sobre ese mundo.

diana: cuéntame a mí también.

fíjate que se me ocurrió

escribir un cuento

donde el personaje principal

sea una luchadora.

lidia: ay, ¿en serio?

eso estaría de pelos.

mónica: gracias por venir,

comandante sánchez.

sánchez: gracias.

la verdad, pensamos

que había hecho caso omiso

a nuestras peticiones.

mónica: han sido tiempos

muy complicados para mi jefe,

el licenciado sarmiento.

pero él me pidió

que les dejara muy claro

que estamos dispuestos

a cooperar

en lo que nos pidan.

mauricio: mónica, necesito

que chequeemos un balance.

mónica: estoy atendiendo

al comandante.

mauricio: ah, ustedes

son los policías

que andan siguiendo a pablo.

por favor, quiero

que les quede muy claro

que si el tipo este

está metido

en actividades ilícitas,

es por su cuenta, ¿eh?

nada tiene que ver la empresa.

mónica: mauricio,

si dejas que los señores

hagan su trabajo, por favor.

mauricio: sí, yo sé, mónica,

pero, por favor,

¿a dónde tenemos que llegar

por las tonterías

de un empleadito?

mónica: síganme, por favor.

sánchez: gracias.

diana: finalmente,

hay muchos tipos de lucha,

¿no crees?

y cada uno tenemos

nuestra lucha interna.

algo parecido me dijiste

cuando nos conocimos, ¿no?

lidia: sí, claro,

todos la tenemos.

diana: entonces, ayúdame

a ejemplificarlo.

quiero entender a los rudos,

a los...

¿cómo se llaman los otros?

lidia: técnicos.

diana: los técnicos.

lidia: sí, y es que es

un mundo bien padre.

diana: y vi que también

aprendiste distintas formas

de luchar.

a ver, enséñame algo.

lidia: pues, mire,

primero, calientan así, ¿no?

se bajan y se suben

y le hacen así.

y luego,

se tiene que poner usted

para que yo la brinqué.

¿se quiere poner?

diana: no, otro día, otro día.

lidia: ah, sí, por la radio,

¿verdad?

bueno, ya luego cada uno, pues,

le va da su estilo, ¿no?

diana: qué padre.

y a ver, cuéntame,

¿cómo se preparan, qué comen,

qué ejercicio tienen,

qué nombres usan?

lidia: mire, uno tiene

que entrenar diario

para estar en forma, ¿eh?

y la alimentación

es superimportante.

mire, lo que tiene que hacer

es tomarse que si las proteínas

o los carbohidratos,

cinco veces al día...

sánchez: vamos a realizar

una copia íntegra

del disco duro del servidor

para hacer un análisis.

¿la computadora

tiene acceso a la intranet

de la empresa?

mónica: sí, sí,

todas las computadoras

lo tienen.

sánchez: entonces, sería ideal

que nos proporcionaran

una clave de acceso.

rafael: ah, pero ¿qué es

lo que está buscando

exactamente?

sánchez: ya se lo dije,

rastros de actividades ilícitas.

pablo: yo borré todo

lo que tenía en mis archivos.

sánchez: por eso queremos

ingresar a la intranet.

su empresa tiene un sistema

de gestión documental.

mónica: y ¿eso qué es?

sánchez: un sistema

que guarda copia

de todos los archivos

en el disco duro del servidor.

mónica: en ese caso,

pablo, lleva a los agentes

a la sala de juntas

y ahorita les mandamos

al ingeniero de sistemas

para que les dé

lo que nos están pidiendo.

pablo: sí, claro.

mónica: bueno, también los dejo

con el licenciado de la maza.

voy a estar checando unas cifras

que le pedí a mauricio,

pero avísale a tu papá

en cuanto los agentes

terminen, por favor.

rafael: sí, sí.

mónica: con permiso.

sánchez: gracias.

pablo: acompáñenme, por favor.

sánchez: vamos.

rafael: a ver, a ver,

tranquilo, ¿sí?

todo va a estar bien.

pablo: pensé

que con lo que había borrado

había quedado todo atrás.

pero, bueno, si los agentes

consideran que cometí

algún delito mayor,

voy a asumir las consecuencias.

diana: pero te pido que me des

unos días más

y te voy a entregar

el mejor libro.

>> diana, siempre

nos has entregado

libros extraordinarios,

aquí la cuestión

es el tiempo.

diana: es que este va a ser

el mejor de todos,

estoy escribiendo un cuento

sobre lucha libre.

>> a ver, a ver,

lucha libre,

no pensé que te gustara.

diana: ¿a ti te gusta?

>> bueno, creo que es

un espectáculo--

diana: es un mundo fantástico,

tiene mil y una historias,

me está quedando muy padre,

"porfa, porfa",

aguántame un poquito más, ¿sí?

>> diana, te oigo

tan entusiasmada

que no te puedo decir que no.

está bien,

te doy un mes más,

pero ya no hay otra prórroga.

diana: [ríe]

con eso tengo.

muchas gracias.

mónica: necesito que me hagas

un favor, norita.

quiero que te coordines

con recursos humanos

para que me pases una lista

actualizada de los empleados

que tienen estudios truncados.

nora: ¿y eso por qué?

mónica: porque hablé con luis

sobre los estudios

que no ha terminado

y se me está ocurriendo

que podemos hacer

como en otras empresas

y apoyar a todos

los que, por alguna razón,

no han terminado la "prepa"

o la carrera.

nora: oye, eso suena muy padre.

mónica: sí, ¿verdad?

y podríamos aprovechar

que tenemos

escuelas y universidades

entre nuestros clientes.

claro, primero hay que ver

cuánta gente está

en esa situación.

nora: va, moni.

yo te tengo esa lista

hoy mismo.

mónica: gracias, nora.

nora: [ríe]

bueno, si ya se ganó el puesto,

pues, que lo desquite

apoyándonos.

¿será que yo podría acabar

mi curso de inglés?

¿cómo era?

pollito, "chicken".

gallina, ¿"hen"?

ambos: [ríen]

almudena: es que tú y yo

no podíamos parar de reírnos,

¿te acuerdas?

camilo: no, pero espérate,

yo jamás imaginé

que te ibas a poner

ese disfraz de conejita,

y cuando le digo

al "valet parking",

no, le digo al valet parking:

"no, ábrale, ábrale,

por favor",

abre y bajas de conejita.

[ríe]

almudena: ay, no, no, no.

camilo: se murió, se murió.

¿te acuerdas

de la cara de todos?

bueno, con ese cuerpo también.

almudena: pero no,

pero lo que más me acuerdo

es como cantábamos

toda la noche.

camilo: ah, sí.

almudena: de verdad,

no puedo creerlo,

¿sigues cantando igual de mal?

camilo: ¿qué?

¿qué te pasa?

si tengo gran estilo.

igual de bien.

almudena: horrible.

camilo: así te enamoré.

almudena: como los gallos.

camilo: nos divertíamos tanto.

almudena: sí,

nos reíamos de todo,

¿te acuerdas, camilo?

era tan padre.

camilo: sí, sí, nos divertíamos

como un par de tontos,

casi como ahora.

almudena: sí, padrísimo.

camilo: oye, y ¿te acuerdas--?

rafael: papá, ya se fueron

los agentes, papá.

camilo: ¿qué?

almudena: ¿eh?

rafael: ¿mamá?

¿qué haces aquí?

yo creí que te habías ido

de turista.

almudena: ay, lo haré más tarde,

pero es que--vaya.

ven, siéntate con nosotros.

camilo: ven, ven, ven, ven,

siéntate.

almudena: estamos recordando

nuestros años de juventud,

está padrísimo.

rafael: ah.

almudena: ah, eh, ¿qué dijiste

de los agentes?

rafael: este,

que--que ya se fueron

y se llevaron copia

de los archivos de pablo

y pidieron la clave de intranet.

camilo: está bien.

manténgame informado

de cualquier cosa

que suceda al respecto, ¿mm?

[música]

laura: ya estoy mejor,

no te preocupes.

adrián: no, sí me preocupo,

porque no te veo bien.

toma otro traguito.

a mí no me queda muy claro

lo que tu marido quiere de ti,

pero...

yo quiero ayudarte, no sé si--

laura: patricio está loco.

no, en mala hora se le ocurrió

venir a verme, a buscarme,

no sé, tengo tanto

en qué pensar.

adrián: ¿quieres

que hable con manuel

para que te dé permiso

de irte a la casa?

laura: no, he estado

faltando mucho, la verdad.

manuel: eh, ¿hablaste,

de casualidad

con los de las harinas?

laura: eh, sí,

hablé con ellos ayer,

al rato llega el pedido.

manuel: bueno, voy a estar

en mi oficina.

adrián: sí.

laura: ¿sabes qué?

siempre sí cúbreme un rato.

me urge respirar aire fresco.

no sé, siento que--siento

que me estoy ahogando,

de verdad.

adrián: no--

yo no sé vender pasteles.

camilo: [ríe]

almudena: nunca habíamos estado

los tres juntos de esta manera,

¿no se dan cuenta?

qué padre.

camilo: tu madre tiene

tan buena memoria,

me ha hecho recordar cosas

que creí que ya no las tenía

archivadas acá arriba.

almudena: [ríe]

camilo: con tanta

cifra y estadística

que acumulo.

almudena: ay, tú sabes

que en nuestra relación

la de la buena memoria

siempre fui yo.

tu papá todo lo pensaba

en números, rarísimo.

rafael: ah, bueno,

entonces, sigue igualito,

eso no ha cambiado.

camilo: tal cual.

almudena: ay, mi amor,

prueba una galletita,

que está riquísima.

camilo: pruébala, pruébala.

almudena: está riquísima,

¿verdad?

rafael: mm.

camilo: ay, ya, ya me acordé,

el baile del conejito.

♪ que lo baila de lado

que lo baila de lado ♪

almudena: [ríe]

camilo: ¿te acuerdas?

ambos: [hablan a la vez]

[ríen]

mónica: [ríe]

disculpen, disculpen,

lamento interrumpir

tan--tan bello momento familiar.

ajá, gracioso momento familiar,

pero--perdón,

necesito checar

unas cosas con los señores.

es que no me salen las cuentas

y creo que es muy importante

que lo revisemos ahora mismo.

camilo: yo tengo una cita

en 20 minutos fuera de aquí,

pero en lo que vuelvo

velo con rafael, por favor.

se me fue el tiempo,

ya me tengo que ir.

almudena: ay, mira,

yo también me tengo que ir,

¿por qué no me das un aventón?

camilo: obvio, claro,

pero vámonos ya, ¿eh?

vámonos ya.

almudena: ay, bye, moni hermosa.

mónica: bye, bye.

almudena: te amo, te amo.

rafael: adiós.

mónica: bye, hermosa.

almu, hermosa.

rafael: ¿quieres

que lo veamos aquí?

mónica: pues, ya estamos aquí.

>> ¿en qué le puedo ayudar?

margarita: pues, podría decirle

muchas cosas, doctor.

mi mamá nunca me quiso.

mi papá se murió

cuando yo tenía ocho años.

un vecino abusó de mí

cuando tenía 15.

mi marido es un patán

y me golpea todos los días.

¿sabe qué?

nada de eso es verdad.

mis padres viven

muy felices en europa,

me heredaron

bastante dinero

para que yo pueda poner

un negocio de pastelería,

al cual le va muy bien,

y tengo

al mejor marido del mundo.

>> entonces, ¿qué hace aquí?

margarita: mi esposo cree

que yo no soy

una mujer competente

para convertirme en madre

y necesito una constancia

que diga que soy

una mujer emocionalmente sana.

así que no vamos a perder

más el tiempo

y dígame cuánto quiere.

>> yo no sé por quién me toma--

margarita: sí, ya sé

lo que me va a decir:

que usted nunca haría algo así,

que usted es

un médico profesional

hecho y derecho,

pero vayamos al grano.

¿cuánto quiere

por la constancia?

y pida bien,

porque el dinero

no es problema mío.

pero qué mal carácter

tiene el psiquiatra,

¿no que muy bueno?

¿ah?

muy recomendado, ¿no?

suerte.

que les vaya muy bien.

mónica: no sé si cuando yo

estuve fuera

o cuando mauricio

dejó medialink,

hubo algún ajuste

con el presupuesto.

rafael: no,

no hubo ningún ajuste,

¿por qué lo preguntas?

mónica: es que no me checan

los costos y el balance

con el presupuesto

y eso me preocupa.

mira, el presupuesto

de tus proyectos,

prácticamente ya te lo acabaste.

rafael: no, no, a ver, mónica,

eso no puede ser.

mónica: eso dicen los números.

rafael: no, a ver,

vamos a revisarlo bien,

tiene que haber algún error.

mónica: ya lo hice,

pero podemos cotejarlo

con las solicitudes

que hiciste para tus proyectos,

quizá así encontremos

por qué tengo este balance.

rafael: sí, pero hay

que hacerlo ya, entonces.

mónica: pues sí.

mira...

rafael: ¿lo viste aquí?

mónica: sí, esos son...

almudena: gracias por desviarte

y traerme hasta aquí.

camilo: no, no te preocupes,

ya avisé que llego

un poquito más tarde a la cita,

al cabo, es aquí a la vuelta.

almudena: siempre fuiste así,

muy atento, lleno de detalles.

lindo, ¿eh?

camilo: ¿tú crees?

almudena: sí.

camilo: diana dice

que a veces no sé

ni dónde tengo la cabeza,

porque siempre ando metido

en mi mundo de estadísticas

y mónica dice que soy

muy desorganizado

y que se me van muchas cosas

y, la verdad, sí,

sin ella en la oficina,

mi vida sería un caos.

almudena: mira, dicen

que una persona es distinta

dependiendo de con quién está.

y yo no pienso como ellas,

la verdad.

camilo: [ríe]

el 47% de las mujeres

idealizan a sus exparejas.

almudena: ay, claro que no...

camilo: sí, es estadística.

almudena: ...yo no te idealizo,

no, para nada.

sé perfectamente cómo eres

y me encanta ser la mujer

que más te conoce.

mónica: lo que importa

es en qué parte

del proyecto vas.

digo, si medialink

se va a recuperar pronto

con tus contratos, pues,

no habría problema.

nos compensaríamos

con el balance mensual.

pero si no,

rafa, estamos en problemas.

rafael: yo tengo que revisar

lo que pasó, mónica, ¿sí?

por favor, déjame hablar

con arnaldo y con pablo

y yo cuanto antes

te tengo una respuesta.

mónica: está bien, está bien.

rafael: mónica, pero, por favor,

no le vayas a decir nada

a mi papá.

yo mañana

te tengo una respuesta.

mónica: está bien, está bien,

la verdad es

que no quiero preocuparlo.

tuvimos suerte

que tuviera que irse

sin enterarse.

rafael: ah, sí, sí,

gracias, mónica.

mónica: pero tienes

hasta mañana, ¿ok?

rafael: va, sí, sí, sí.

ay, tengo que contarte

en qué paró lo de los agentes,

¿no?

mónica: ay, sí, sí, siéntate,

por favor.

¿qué pasó?

rafael: nos fuimos

a la sala de focus,

estábamos pablo y yo

y estaban los agentes

y empezaron luego a preguntar...

camilo: bueno, me voy

porque se me hace tarde.

almudena: ok, oye,

me gustaría verte un día,

pero que estuviéramos solos

tú y yo, ¿te late?

camilo: ¿tú y yo solos?

almudena: sí, para platicar

a gusto y con tiempo.

hoy la pasamos tan bien,

pero fue tan corto.

¿no te parece que nos debemos

un espacio así?

camilo: sí, sí, sí, claro,

sí, nos organizamos pronto

para platicar, está bien.

almudena: súper.

bueno...

adiós, bizcochito.

camilo: no, ya.

almudena: [ríe]

oye, oye, nada más

te quiero decir algo.

mira, he tenido

algunos hombres en mi vida,

pero créeme que ninguno

ha sido como tú.

bye.

adrián: ah, manuel, eh,

laura tuvo que salir un--

bueno, pero yo

la estoy cubriendo

en lo que regresa--

manuel: ah, sí.

sí, no, no, no, va a estar

todo bien.

adrián: ¿estás bien?

¿te pasa algo?

manuel: ¿qué me pasa?

¿quieres saber qué me pasa?

me pasa todo.

ya me salí de mi casa.

acabo de dejar todas mis cosas

en un cuarto de hotel

y para acabarla de amolar,

no puedo dejar de pensar

en lidia.

adrián: ya deja

a lidia por la paz,

ella no quiere verte,

no quiere hablar contigo.

no puedes hacer nada.

manuel: pues, es

que no lo entiendo, caray.

o sea,

me hubiera casado con ella

si no se hubiera ido.

ese odio que me tiene

me está matando.

adrián: [resuella]

lo que te está matando

es la situación

que tienes con margarita.

y si ustedes están separados,

tampoco se van a poder quedar

con el bebé de regina--

manuel: ya, ya sé, ya sé,

lo tengo perfectamente claro.

y me duele muchísimo renunciar

a ese bebé.

pero así están las cosas.

¿qué hago?

creo que lo mejor

es ir con regina,

hablar con ella,

con sus papás de una vez--

adrián: sí, eso,

eso es buena idea.

ella tiene derecho de saber

qué es lo que está pasando

entre ustedes.

no te preocupes por la familia.

yo ya más o menos

puse al tanto a diana

con lo que estás viviendo.

manuel: y ¿qué va a pasar

con mi vida?

rafael: no, no, no,

es que no lo entiendo,

no entiendo.

armando: a ver, rafa,

aquí están los números.

el presupuesto de tus focus

está agotándose,

necesitamos más dinero

o no salimos.

rafael: pero ¿cuánto más?

armando: no sé,

tengo que recalcular,

pero fácil un 50% más.

pablo: y ¿todo tiene que salir

de medialink?

rafael: no,

no podemos transferir los costos

a los clientes,

no vamos a salirles

con que el proyecto

es más caro

de lo que se les ofreció

al principio.

armando: no, y sin contar

que terminaría siendo

mucho más costoso

que el focus tradicional.

rafael: es que no entiendo

qué fue lo que pasó.

armando: subestimaste

los costos, rafa.

rafael: no, no, yo lo discutí

con mauricio varias veces.

pablo: y además,

fue el presupuesto

que el licenciado camilo

autorizó,

no se lo podemos cambiar

de un día a otro.

armando: no, a ver,

¿qué vamos a hacer?

rafael: no, algo,

algo debe haber

que podamos hacer.

investiguen,

póngase ahí a ver.

armando: a ver, pablo, otra vez.

mauricio: [ríe]

el show ya comenzó.

[música]

[música]

Cargando Playlist...