null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 30

Univision18 Oct 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

[llaman a la puerta]

[eugenia] el conserje me dijo

que te vio llegar.

¿quieres que le hable

para que me abra

con la llave de emergencia?

camilo: ¡no!

eugenia: camilo...

camilo: no.

eugenia: entonces, ábreme.

es urgente, camilo, por favor.

mónica: ¿qué pasa?

camilo: shh...

vengo saliendo de la regadera,

eugenia.

eugenia: por favor, camilo,

por favor dime que estás solo.

¿estás solo?

camilo...

camilo: ¿qué pasa?

mónica: [inaudible]

[timbre]

ximena: ¿y ahora?

voy.

mauricio: eres una chismosa.

pensé que podía confiar en ti.

¿por qué fuiste a echarme

de cabeza con rafael?

¿tantas ganas le tienes

que tuviste que ir a contarle

nuestro plan?

diana: ¿qué plan?

[llaman a la puerta]

eugenia: ábreme, camilo.

camilo: ya voy, eugenia...

[ruido]

eugenia: es mejor que sea ahora.

camilo: no escucho, eugenia.

la tele está muy fuerte.

deja que me vista y te abro.

eugenia: camilo...

camilo: ya voy.

ya casi...

ya casi estoy.

[jadea]

eugenia: ay, por fin.

camilo: bueno,

me estaba bañando.

eugenia: alguien estaba

aquí contigo.

camilo: no, siéntate.

tenía la tele, justo.

¿pasó algo en la casa?

eugenia: no sé, dímelo tú.

tengo la sensación

de que el marido de mi hija

no está donde le corresponde.

camilo: no estoy aquí

a mi gusto.

eugenia: pero es una tontería

que estés aquí

y alguien tiene que decírtelo.

camilo: ¿te parece que eres

la adecuada para hacerlo?

eugenia: sí, por supuesto que

sí porque diana es mi hija.

camilo: entonces habla con ella

a ver si logras entenderla,

porque yo ya no sé

con quién estoy casado.

eugenia: camilo, mira,

ustedes siempre han sido

una buena pareja.

tú no vas a permitir que esta

crisis los destruya, ¿verdad?

más ahora que diana

ya está fuera de peligro.

nada más le van a dar

unas cuantas radiaciones.

camilo: ¿pero entonces ya

le entregaron los resultados?

eugenia: sí y todo

está en orden.

camilo: [suspira]

me alegro tanto por ello.

eugenia: camilo,

regresa a la casa.

estoy segura que con este

diagnóstico que le acaban de dar

ella va a volver a ser

la misma de siempre.

regresa.

camilo: me vas a disculpar,

eugenia.

agradezco tu preocupación

pero esto lo podemos resolver

solo diana y yo.

no quiero que nadie más

intervenga.

eugenia: esta bien

pero no quería dejar

de intentarlo.

camilo: ahí está la salida.

[ruido]

eugenia: ¿tienes otra

televisión en el cuarto?

camilo: no...

eugenia: camilo,

todos pasamos por momentos

de locura temporal.

y por el bien de tu familia

voy a asumir que la persona

que está ahí adentro es rafael.

camilo: eres la mejor

suegra del mundo.

eugenia: ya lo sé.

mónica: perdóname.

fue mi culpa.

diana: todo lo que me has dicho

no responde a mi pregunta.

se me acaba la paciencia.

deja de inventar cosas.

¿qué plan tienes con ximena?

mauricio: diana, por cierto,

no te he felicitado.

ya me contó barbi que solo

vas a necesitar un par

de radioterapias y vas

a estar como nueva.

muchas felicidades--

diana: gracias pero

no me cambies el tema.

o mejor le pregunto a ximena

a ver si ella sí contesta.

ximena: bueno, ya.

mauricio me pidió ayuda.

mauricio: sí, por favor no

le cuentes a barbi

pero le estoy preparando

una sorpresa que

le va a encantar.

como ximena es medio bohemiona

le pedí que me buscara

un buen trío para llevarle

serenata a barbi.

diana: mauricio,

aquí la que escribe cuentos

soy yo.

mauricio: es que está

como bárbara que cree

que soy incapaz de

un detalle romantico.

diana: ya basta,

quiero la verdad.

ximena: ya, ya.

lo que pasa es que mauricio

desconfía de rafael porque

cree que es un estafador.

diana: ¿de dónde sacaste eso?

mauricio: te lo puedo explicar.

nada más--

diana: vas, explícame.

soy toda oídos.

paloma: [tararea]

hola, primo.

cristóbal: necesitamos

irnos a brasil, ya.

paloma: ¿qué?

cristóbal: no me importa

si llegamos con

lo que traemos puesto,

ya tenemos cómo pagar el boleto.

paloma: tranquilízate.

¿qué te pasa?

cristóbal: no aguanto más

estar en esta casa.

vámonos, por favor.

paloma: por más que sea

mi país no me puedo ir así,

a la aventura, ya te lo dije.

además de cuando hicimos

planes a este momento

las cosas han cambiado.

cristóbal: ¿ya no quieres ir?

paloma: ¿qué hago allá

si te avientas una de las tuyas?

no voy a tener dinero

para pagar tu fianza.

cristóbal: ¿entonces es por eso?

mejor dímelo de frente que

ya no quieres venir conmigo.

paloma: ¿sabes qué?

mejor hablamos

cuando estés menos pesado.

mauricio: les iba a contar todo

cuando tuvieras respuestas.

¿no eres tú la que dice

que los problemas se cuentan

cuando ya tienes las soluciones?

diana: sí, pero cuando hay

un verdadero problema.

tú lo que estás haciendo

es buscarle tres pies al gato.

¿cómo se te ocurre que rafael

va a ser un estafador?

mauricio: perdóname, diana.

es que tú eres muy noble

y por eso te cuesta ver

la maldad en la gente.

pero realmente me preocupa

tu familia.

diana: ¿por qué no nos dejas

eso a nosotros,

los integrantes de la familia?

mauricio: me ofendes, diana.

en un mes voy a ser

parte de ella también.

solo quería ayudar.

diana: ¿ayudar en qué?

lo único que ha hecho rafael

es ayudarnos en todo, apoyarnos.

mauricio: no sé,

pero a mí no me da buena espina.

perdóname entonces

por tratar de cuidar de ustedes.

creí que alguien tenía

que hacerlo ahora que camilo...

diana: ¿ahora qué camilo qué?

termina lo que ibas a decir.

ximena: los dejo para que

ustedes hablen muy tranquilitos,

están en su casa.

con permiso.

diana: entonces, mauricio,

¿ibas a decir que camilo qué?

paloma: ¡ey, me dolió!

cristóbal: contaba contigo.

no te puedes echar para atrás.

paloma: ni que hubiéramos

firmado un contrato.

cristóbal: pero me diste

tu palabra, ¿por qué

no quieres venir?

paloma: ya no estoy

tan segura de querer irme.

y no es por ti.

no me quiero ir

porque me enamoré.

cristóbal: ¿qué?

paloma: lo que oíste.

me enamoré de un mexicano,

el más lindo que he visto.

cristóbal: ¿quién es?

paloma: no te lo puedo decir.

cristóbal: porque no existe.

paloma: claro que existe.

cristóbal: entonces quiero

saber quién es.

paloma: ¡no!

no te lo voy a decir.

déjalo hasta ahí.

tú te quedas con tu parte

del dinero y yo con la mía.

así que mejor haz tus planes

solo que yo ya no

me voy a brasil.

mauricio: por suerte encontré

la manera de salir bien librado

con los de la minera.

diana: no es por justificar a

camilo pero ni él ni yo estamos

en nuestro mejor momento.

pudo haberse sentido mal,

como te dijo mónica.

mauricio: ¿y por qué mónica

no regresó a la oficina?

¿por qué se quedó a cuidarlo?

diana: ¿tú crees que ellos

estén juntos en este momento?

mauricio: no lo puedo asegurar.

pero todo indica que así es.

ey, ximena.

ximena: sí...

¿qué pasó?

diana: ya me voy,

no me siento bien.

mauricio: ¿te llevo?

diana: no.

ximena: hasta luego.

¿y tú?

lárgate de mi casa.

ándale, vámonos de aquí.

fuera.

[suspira]

mónica: camilo,

me voy a mi casa.

camilo: mónica,

ven, siéntate.

tenemos que hablar sobre

lo que pasó entre nosotros.

mónica: no hacen falta

palabras, camilo.

ya me lo dijiste todo

con tus besos

y con tus caricias.

descansa.

camilo: ¿en qué momento

las confundí?

perdí la razón.

¿qué fue lo que me pasó?

"efectos secundarios:

puede ocasionar vómitos,

mareos y en algunas personas

cuadros alucinógenos".

[suspira]

bárbara: hola, regis,

¿cómo estás?

oye, hay algo que tienes

que saber.

margarita: regina, ¿qué pasa?

¿no te gustó?

regina: está rico

pero no tengo hambre.

margarita: tienes que

alimentarte bien, acuérdate

de lo que dijo el doctor.

regina: maggie, tengo algo

que decir y hasta que

no lo suelte

no voy a poder comer.

manuel: sabes que puedes

decirnos cualquier cosa.

regina: manuel,

maggie,

me voy a regresar a mi casa.

chabela: por fin llegaste.

¿cómo te fue, mujer?

me tenías con el alma

en un hilo.

[resuella]

eugenia: [suspira]

chabela: ay.

ya sabes que ninguna

de las dos va a poder dormir

si no me cuentas.

eugenia: diana

no se merece esto.

chabela: ¿qué le pasó ahora?

habla eugenia, por favor.

¿qué pasó?

¿fuiste a hablar

con el señor camilo?

eugenia: a ese ni lo menciones.

chabela: ¿por qué? ¿qué pasó?

eugenia: camilo tiene

otra mujer.

chabela: [resuella]

[música]

[música]

ximena: mónica, mónica,

qué bueno que llegas.

diana vino a buscarte.

al parecer está libre del cáncer

y solo le van a dar

unas radioterapias.

pero se fue porque llegó

mauricio a reclamarme

lo de rafael.

terminó diciéndome

que tú y camilo

no habían llegado a la junta

a la minera y--

¿qué te pasa?

¿por qué estás así?

mónica: amiga,

hicimos el amor.

ambas: [ríen]

mónica: lo que oíste,

camilo y yo hicimos el amor.

ximena: no, no.

siéntate.

quiero que me cuentes todo

con lujo de detalles.

¿cómo pasó de sentirse mal

a hacerte el amor?

mónica: no sé, amiga.

[suspira]

solo sé que...

toqué el cielo.

camilo: ¿cómo pudo suceder?

¿cómo pude confundirlas?

me sentí tan conectado con ella

que creí que era diana

con quien hacía el amor.

¿cómo pudo ser?

mónica: te amo,

camilo sarmiento.

¡te amo!

ambas: [ríen]

manuel: regina, si hicimos

algo mal, discúlpanos.

regina: no son ustedes.

se han portado de maravilla

conmigo.

margarita: es por mí, ¿verdad?

presiono demasiado.

regina, yo te prometo

que ya no voy a ser así.

regina: maggie, sí presionas

un poquito, pero te quiero así.

no se trata de eso.

no es que me quiera ir

pero tengo que hacerlo,

tengo que regresar a mi casa.

manuel: regina tiene razón.

en este momento su familia

la necesita mucho más

que nosotros.

te entendemos.

regina: maggie, por favor--

manuel: déjala.

ella entiende.

pero va a necesitar un tiempo

para asimilarlo.

puedes venir cuando tú quieras.

te vamos a estar esperando

con los brazos abiertos.

te queremos mucho.

ahora voy con maggie.

¡amor!

paloma: mamá...

laura: ay, niña, por dios,

me asustaste.

no te vi entrar.

ay, qué sueño.

paloma: mamá, ¿qué estabas

haciendo?

laura: navegando en internet,

buscando trabajo.

paloma: mamá...

laura: no estaba haciedo

nada malo.

paloma: déjame ver--

laura: ¿quién es la madre aquí?

o confías en mi palabra

o confías.

buenas noches.

>> muchísimas gracias.

>> qué buen día, hijita.

otros días a esta hora

ya no hay gente.

me trajiste suerte.

>> y usted a mí.

me están dejando

un buen de propinas.

¿qué le sirvo?

laura: ¿dónde te metiste,

bodoque?

mónica: fue mágico.

esa es la palabra.

ay, fue mágico, amiga,

fue perfecto.

hubieras visto a camilo, amiga.

fue tan tierno, tan amoroso,

tan dulce.

ximena: ¿se ve bien, amiga?

¿tiene buen cuerpo

por lo menos?

mónica: ay, amiga, el mejor.

el más perfecto, te lo juro.

ximena: ¿y mañana

qué va a pasar en media link?

¿qué va a pasar con diana?

ella vino a buscarte seguro

para decirte que su trato

se acabó porque ella

no se va a morir.

mónica: ay, no sé.

no sé qué va a pasar con ella

o con media link.

me da lo mismo

lo que pase mañana.

ximena: no te creo.

mónica: ay, amiga,

déjame pensar que no hay mañana,

que no va a amanecer,

que no va a llegar otro día.

así de noche...

todo se ve tan hermoso,

tan especial.

a lo mejor con la luz del sol

todo se va a ver distinto

y me voy a arrepentir

de lo que hice.

no...

ambas: [ríen]

mónica: no me voy a arrepentir

nunca de lo que hice.

ximena: esa es mi amiga.

¡esa!

mónica: ¿cómo podría

arrepentirme de haber estado

con el amor de mi vida?

camilo: ¿por qué?

¿por qué me sentí

tan bien al estar haciendo

el amor contigo?

diana: [suspira]

tengo que hablar

con mónica lo antes posible.

decirle que nuestro trato

se acabó.

tengo que recuperar a camilo

y tengo que hacerlo ya.

[música]

[música]

[alarma]

manuel: ¿no te quieres ir?

regina: no, pero ya tomé

una decisión.

manuel: y cuando tú tomas

una decisión no hay quien

te haga cambiar de parecer.

regina: tal cual,

ya me conoces.

manuel: admiro eso de ti.

regina: ¿me ayudas

con la maleta?

está muy pesada con todas

las cosas que me han regalado.

manuel: claro.

maggie no durmió nada anoche.

¿podrás ir a darle un beso

y solo si es posible prometerle

que vas a volver

a vernos pronto?

bueno.

gracias.

bajo la maleta.

[timbre]

diana: ¿puedo?

abajo me dejaron pasar.

mónica: sí, claro, adelante.

¿quieres tomar algo?

diana: no.

no, gracias.

quiero que me escuches.

mónica: tú dirás.

diana: antes que nada gracias

por tu apoyo, tu voluntad

durante todo este tiempo

y en esta etapa de mi vida.

sé que te pedí algo muy difícil

pero creo que me apresuré.

estaba muy asustada

y me sentía tan culpable

de enfermarme y dejar

a mi familia abandonada

que quise cubrir

todos los frentes.

mónica: sí, es más que evidente

y no mediste las consecuencias.

diana: no, no las medí.

estaba mucho más preparada

para irme que para quedarme

pero estoy viva

y vengo a decirte que cualquier

trato que hayamos hecho

acaba en este momento

y para siempre.

quiero que te alejes

de mi marido para siempre.

mónica: ¿así de fácil?

diana: sí, así de fácil.

tú misma fuiste a decirme

al hospital que no podías

cumplir con nuestro trato.

no veo por qué ahorita es

un problema cumplir

con tu palabra.

mónica: a ver, o sea,

no terminó cuando yo

fui a decirte sino ahora

que tú vienes a decírmelo.

ahora sí ya es válido, ¿no?

diana: sí, porque ahora

las dos estamos de acuerdo.

mónica: fíjate que sí hay

problema, porque a estas alturas

no voy a poder--

ya no va a ser posible.

diana: ¿por qué dices eso?

mónica: porque ya no depende

solo de mí.

diana: la separación con camilo

es temporal.

solo nos estamos tomando

un tiempo para retomar las cosas

pero él me ama.

me ama tanto como yo a él.

era claro que nuestro plan

era solo en caso de que yo

no la librara, pero lo hice.

mónica: y me da mucho gusto

que estés bien, diana.

te lo juro.

pero...

han pasado cosas.

diana: no es mi culpa

si tú te ilusionaste--

mónica: no, te equivocas.

todo lo que ha sucedido

es tu culpa porque hasta

antes de tu cáncer,

tu marido era eso,

tu marido

y mi jefe.

pero tú me hiciste reconocer

mis sentimientos por él ante ti

y que él fuera una opción

para mí.

me hiciste acercarme

mucho más de lo que debía.

y eso, diana,

eso lo cambió todo.

mónica: ¿camilo y tú

ya estuvieron juntos?

¿ya tuvieron relaciones?

el trato también consistía

en que no había intimidad

hasta que yo faltara.

mónica: pero hay cosas

que no se pueden controlar.

esa fue una de ellas.

[celular]

rafael: hola.

hola, ma, ¿cómo estás?

almudena: bien, hijo.

¿y tú?

¿cómo va todo por allá?

rafael: qué te cuento, ma.

a diana nada más le falta

hacerse la radioterapia

y habrá superado el cáncer.

almudena: me alegro mucho

por ella, de verdad.

¿y camilo sigue

en tu departamento?

rafael: sí, ahí sigue.

¿tú cómo estás?

almudena: bien aunque voy

a tener que retrasar mi viaje

para ir a verte, mi amor.

rafael: no, ma, no importa.

tú ven cuando tú puedas.

él que me llamó fue iñaki.

me dijo que igual y me visitaba.

almudena: no me digas.

rafael: me dijo que tenía

unos negocios aquí en méxico

y que pasaba a saludarme.

almudena: bueno, igual

y coincidimos.

me va a dar mucho gusto

ver a tus dos padres

en el mismo lugar, mi amor.

diana: tú me traicionaste.

mónica: ¿en verdad crees

que fue una traición algo

que tú misma provocaste?

diana: yo te puse muy claros

cuáles eran tus límites.

mónica: sí, tus límites.

pero a mí me faltó poner

los míos.

hubiera sido bueno aclarar

que si no te morías,

yo me quedaba con camilo

y tú con su hermano.

diana: ¿cómo se te ocurre

que hubiera aceptado esa locura?

mónica: fue lo que propusiste,

que me quedara con tu cuñado

como premio de consolación.

¿no es así?

diana: sí pero es muy diferente

porque camilo es mi esposo.

mónica: un esposo que me pusiste

en charola de plata

para que yo me quedara con él.

ambas: [gritan]

mónica: nada, diana,

ya sé lo que me vas a decir,

que pronto vas a estar

perfectamente bien.

pero las cosas entre camilo y yo

ya llegaron a un punto

donde no hay vuelta atrás.

más te vale que lo asumas,

diana.

ximena: ¿qué pasa?

mónica: nada.

diana ya se va.

diana: te advierto que

no voy a quedarme

de brazos cruzados.

estás advertida.

mónica: [suspira]

ximena: ¿me explicas qué pasó?

mónica: la guerra está declarada

entre diana y yo.

[suspira]

ya veremos quién gana.

[música]

[música]

nora: hola, pablo.

madrugaste, ¿alguna urgencia?

pablo: creo que ayer dejé

mi mochila en el baño.

quería saber si tú o luis

la vieron.

ya no me dio tiempo

de regresar ayer.

nora: me la trajo luis.

pablo: muchas gracias.

nora: ten cuidado con tus cosas

sobre todo si traes

algo importante.

pablo: ¿qué quieres decir?

nora: si llegaste tan temprano

buscándola, ¿qué tal que traes

ahí guardado un gran secreto?

pablo: no te entiendo.

nora: ay, pablo, no te puedo

hacer ninguna broma.

me estás dando a entender

que abrimos tu mochila.

pablo: espero que no.

mónica: ahora sí necesito

todos tus consejos, ximena.

ximena: ¿estás segura?

mónica: sí, estoy lista

y decidida a dar la batalla.

ximena: conste que tú me pediste

y te voy a decir todo

lo que tienes que saber

para conquistar a un hombre.

mónica: va, va.

lo primero que necesito saber

es...

saber descifrar cada señal

de amor y cómo corresponderla.

ximena: ah, caray, ¿de amor?

mónica: sí, de amor.

¿por qué haces esa cara?

ximena: sí, es que...

digamos que

sobre amor no sé mucho.

así como dice la canción.

♪ tuve sexo muchas veces

pero no te hice el amor ♪

nora: aquí todos somos decentes

y gente de confianza.

ahora si quieres revisarla

para ver que nadie te sacó nada

lo puedes hacer aquí mismo.

pablo: no hace falta.

gracias por cuidarla.

nora: no, ni que fuera

delincuente.

[susurra]

luis: ¿qué onda?

¿sigue portándose raro?

nora: lo tanteé un poquito

para darle la mochila

pero no soltó nada.

luis: conociendo el tacto

de pata de elefante que

te cargas, menos.

nora: [finge risa]

yo tratando de investigar

y tú con lo que sales.

se me olvida que cada día

andas más misteriocito también.

porque si no es uno, es el otro.

luis: perdóname.

he estado un poco estresado.

mira, te prometo que esta noche

sin falta te saco las dudas

que tienes sobre mí.

nora: conste, eh.

más te vale que me cumplas

porque sino, ay de ti.

luis: voy a cumplir,

ya lo verás.

nora: por lo menos una duda

que me quitaron

porque en esta empresa

todos creen que soy la tonta.

no, señores.

ya no.

mónica: siempre me estás

diciendo que sí

y cuando te digo que

estoy lista me sales con esto.

ximena: no te me enojes,

por favor, solo soy honesta.

a ver, mónica,

el amor es otra cosa

muy diferente y complicada.

de eso, yo no sé mucho.

mejor, lo que yo digo es

que te lo ligues,

lo seduzcas

y deja que el amor venga solo.

mónica: ximena, el amor

ya llegó hace tanto tiempo.

ximena: y por eso te admiro.

es muy fácil caer en relaciones

sin sentido.

lo que tú haces

implica dejarse ir,

entregarse a pesar del miedo

y sentirse vulnerable.

amiga, eso está cañón.

mónica: ¿entonces?

¿no me puedes ayudar?

ximena: ay, mónica,

creo que en ese sentido no.

ha funcionado mucho más

tu forma de ser,

porque siendo como eres

te hiciste fundamental

en la vida de camilo.

así que en esta lucha

creo que lo que más

te va a servir es escuchar

lo que diga tu corazón

y no yo, mónica.

>> aquí tienen,

muchas gracias.

vuelvan pronto.

¿qué van a querer?

los dejo pensar.

>> a ver, hijita.

este es el aparato

que me regalaron mis hijos.

pero te día que no sé picarle.

¿crees que te sirva

para buscar a tu hermano?

>> uh, que sí.

>> explícame otra vez

lo que vas a hacer

porque no te entiendo.

>> como no me acuerdo

el teléfono de mi hermano

porque mi celular nada más

marca por nombre,

voy a buscar en internet

la página de la empresa

donde trabaja y así le marco

para que me eche la mano.

>> me parece muy bien

pero a ver si me vas enseñando

a usar estas cosas.

>> claro, doña angelita.

nomás hay que cargarlo

porque no tiene nada de pila.

¿tiene el cargador?

>> voy a buscarlo.

>> [suspira]

mónica: le puse "libros

para ser la mujer ideal"

y salieron todos estos.

te leo.

ximena: a ver.

mónica: "conservar

la llama del deseo".

ximena: eso suena bien, amiga.

eso es la mío.

mónica: "en la tercera edad".

ximena: ah, okay, next.

mónica: el que sigue dice

"las mil y unas formas

de hacer--".

¿hay tantas?

ximena: si yo te contara...

eso tómalo en cuenta.

mónica: "¿por qué las canallas

se quedan con

los buenos hombres?"

ximena: olvídalo.

tú no eres así.

mónica: "soy poderosa y qué".

ximena: ese sí me late.

mónica: "manual para

la esposa ideal.

con bordado, cocina, tejido"--

ximena: ¡no, mónica!

ese es de hace siglos,

toda anticuada.

mónica: me encanta leer

pero de aquí a que lea

todos estos libros

me va a comer el mandado.

ximena: pues...

entonces qué vas a hacer.

mónica: tengo que ponerme

en los zapatos de camilo.

pensar como él piensa.

ximena: [suspira]

laura: diana, ¿se puede saber

dónde fuiste tan temprano?

diana: tenía algo que hacer.

laura: llegué a pensar

que te habías ido

a la radioterapia sin mí.

diana: no, fui a otro lado.

pero vámonos que vamos

a llegar tarde.

laura: ¿qué te pasa?

¿te sientes mal?

traes mala cara, eh.

diana: son los nervios,

por la radio,

va a ser mi primera sesión.

lo desconocido siempre asusta.

laura: eso lo entiendo,

pero estoy segura de que hay

algo más y tiene que ver

con tu salida más temprano.

diana: está bien.

cometí un error.

me equivoqué en algo

muy importante.

siento que caí en un laberinto

sin salida.

laura: ¿puedes ser más clara?

diana: por favor, laura,

no me cuestiones más

en este momento.

te prometo que cuando salga,

porque sé que voy a salir.

ándale, vamos, ve a dejar

ese trapo.

laura: [suspira]

manuel: buenos días.

diana: mi amor, regis.

ay, cuidado con ese lado.

[música]

[música]

ximena: camilo...

vine a que hablemos claro

porque yo quiero

y necesito saber...

qué sientes por mí.

mónica: ay, yo no le hago así,

amiga, por favor.

ximena: es un tip sexual.

ay...

mónica: entonces camilo diría:

"moni, el 74% de los hombres no

respondemos preguntas directas.

¡moni, mi café!

estudios preliminares

se dieron cuenta de

que lo mejor en estos casos--

¡rafael, el expediente!

permíteme, voy a hacer

una llamada.

¡moni, mi café!".

ximena: no, ¿no le hablas

directo?

mónica: me da miedo

de que llegue diana.

ximena: esa es una posibilidad.

mónica: ya me la imagino

perfecto.

"camilo, no la escuches.

tú eres mi príncipe de cuento.

ella no te va a querer

tanto como yo".

¿pero qué tal antes?

así, mira.

"camilo, después de mí,

moni es la mejor mujer

que vas a encontrar

para apoyarte y quererte".

me choca.

ximena: [ríe] qué talento.

te sale igualito.

qué buena para imitar.

diana: ¿por qué no fuiste

al colegio, mi amor?

regina: no estoy

en mi mejor día.

tengo muchas cosas

y preferí venirme a la casa.

solo espero que no le hayan

dado mi cama a alguien,

como ahora hay casa llena.

diana: por supuesto que no,

mi amor.

no sabes lo feliz que estoy

de tenerte de regreso.

manuel: bueno, ya me voy.

nada más vine a dejar

a regina.

te vamos a extrañar muchísimo.

gracias, diana,

por dejar que se quede

con nosotros unos días.

regina: gracias por todo.

manuel: de nada.

laura: adiós, manuel.

manuel: adiós, que estén bien.

regina: ¿mi papá ya volvió

a la casa?

diana: no, pero luego

hablamos de eso.

tengo que ir a la radioterapia.

laura: ya vamos tarde.

voy por mi bolsa.

regina: ¿tú quieres

que mi papá vuelva?

diana: mi amor, no llevas

ni tres minutos de vuelta

y ya me estás cuestionando.

regina: solo contéstame.

¿quieres que mi papá vuelva

a vivir aquí? ¿sí o no?

diana: claro que sí.

ahora me voy.

regina: ¿puedo ir contigo?

diana: no, mejor quédate

descansando.

no tiene caso que vayas

y menos si no te sientes bien.

no tardo.

regina: que te sea leve.

diana: claro que así va a ser.

sobre todo porque ya estás aquí.

eso me hace ver

todo de otro color.

laura: vamos.

diana: vamos, sí, ya voy.

camilo: buenos días.

mónica: buenos días.

¿cómo amaneciste--?

perdón, estamos en la oficina.

¿cómo amaneció, licenciado?

porque yo sigo flotando...

mauricio: camilo, ¿cómo sigues?

camilo: bien, solo me bajó

un poco la presión.

¿cómo te fue en la junta?

mauricio: la verdad no muy bien.

manejé el tema perfectamente

pero ellos te querían ver a ti.

camilo: no te preocupes.

yo hablo con ellos

y les explico.

mónica, ven conmigo

que necesito pedirte algo.

mónica: sí, señor,

lo que quiera.

camilo: barbi...

bárbara: tú y yo

tenemos que hablar.

regina: ¿qué onda, cris?

cristóbal: ¿qué haces aquí?

regina: ya ves, la hija

pródiga volvió a la casa.

ay, ay...

no es para tanto.

me fui unos días.

cristóbal: es que no tenía

con quién hablar.

regina: como si habláramos

tanto.

cristóbal: pero ahora que

estás aquí y sé que puedo

hablar contigo,

me siento más tranquilo.

regina: ¿y tú qué haces aquí?

¿no deberías estar

en la escuela? vago...

cristóbal: sí, pero no vino

el profesor de química

y tenemos dos horas

de laboratorio con él.

entonces nos dejaron salir

más temprano.

regina: sí, cómo no.

cristóbal: ¿ya viste a mi mamá?

regina: sí, se fue

a la radioterapia.

barbi me contó todo

y por eso regresé.

cris, ¿estás seguro

de lo que viste?

cristóbal: sí.

los vi besándose.

mi papá engaña a mi mamá

con su secretaria.

eugenia: ¿qué?

¿con mónica?

camilo: dime, bárbara.

bárbara: nunca pensé que serías

capaz de hacernos algo así.

camilo: mi amor, ya hablamos

de las razonas por

las que me fui de la casa--

bárbara: eres un mentiroso.

te pregunté si había

alguien más en tu vida

y me dijiste que no.

camilo: esa es la verdad.

bárbara: no, papá,

ya no mientas.

ya sé que andas con mónica.

cristóbal: ey, ¿a dónde van?

eugenia: a ver a tu padre,

a eso voy.

regina: no va a servir de nada.

chabela: los niños tienen razón,

ya una vez intentaste intervenir

y no te lo permitieron.

eugenia: pero tú estás

seguro de lo que viste.

cristóbal: sí, estoy seguro.

eugenia: entonces sí era

esa mujer.

regina: ¿tú lo sabías?

eugenia: algo sospechaba.

¿y tu mamá?

regina: se fue a

la radioterapia.

eugenia: ¿ella lo sabe?

cristóbal: no, hasta ahorita

solo lo sabemos barbi,

regina y yo.

y ahora ustedes.

eugenia: cuánto lo siento.

ustedes no se merecen

estar pasando por esto.

chabela: ay, dios mío.

regina: ¿desde cuándo

anda con él?

camilo: tranquilízate, barbi--

bárbara: ¡no me toques!

no me quiero calmar.

camilo: si no te calmas,

no podemos seguir

con esta conversación.

bárbara: ¿cuál conversación

si no has abierto la boca?

camilo: es que yo no ando

con mónica.

bárbara: ¿ah, no?

camilo: ¡no!

bárbara: júrame por mi vida

y viéndome a los ojos

que nunca ha pasado nada

entre ustedes dos

y que no engañas a mi mamá

con ella.

camilo: hija, este no es

el lugar para hablar de eso

y menos si estás

en este estado--

bárbara: júramelo, por favor.

camilo: yo adoro a tu mamá.

la amo con todo mi corazón.

bárbara: pero te acuestas

con tu secretaria.

¿te gustaría que mauricio

me hiciera lo que tú

le estás haciendo a mi mamá?

camilo: claro que no.

bárbara: papá,

cristóbal te vio besándote

con ella.

camilo: a cristóbal ya le dije

que lo que vio ese día

no tiene nada que ver

con mis sentimientos

hacia tu madre y mucho menos

hacia ustedes, eso fue una--

bárbara: una cañita al aire.

camilo: vamos a dejarlo

hasta aquí.

bárbara: sí, ¿y sabes qué?

no me vuelvas a hablar.

no sabes cómo me alegro que

te hayas ido de la casa, papá,

porque me da vergüenza

verte a la cara.

todo este tiempo haciéndote

la amorosa, la simpática

con nosotros, con mi mamá,

cuando lo único que querías

era quedarte con mi papá.

¿sabes qué?

me das asco.

Cargando Playlist...