null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 27

Univision15 Oct 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

mónica: de ladito, hijo,

de ladito.

ay, dios, no.

echa tu cabeza para adelante.

espérame.

ay, no quiero pero

voy a tener que hacerlo.

[suspira]

paloma: los hombres son

muy obvios.

nada más que verlos

para darse cuenta.

mauricio: no te equivoques,

palomita, sí te quiero y mucho

pero solo te veo con deseo,

nada más.

paloma: ¿ves cómo me miras?

con amor.

y esa es una mirada de deseo.

[celular]

[timbre]

mónica: ay, qué bueno que llegó.

camilo: ¿qué pasó, mónica?

¿qué es eso de vida o muerte

que no quisiste decirme?

cristóbal, cristóbal...

mónica: llegó completamente

borracho.

no sé ni siquiera de dónde

sacó mi dirección.

camilo: al igual que diana

y todos en la casa

tiene tu contacto

con tu teléfono y dirección.

siempre nos resuelves todo,

mónica.

mónica: no supe qué

hacer con él.

camilo: está bien,

tranquilízate.

hay que dejar que se le pase.

un poco de hielo.

¿te dijo algo?

mónica: sí--

bueno es que no le entendí nada.

en la mañana me lo encontré

cerca del hospital y le ofrecí

un aventón pero no me hizo caso.

camilo: estaba buscándome.

luego no supimos más de él.

solo que adrián se había

comunicado con él

y al rato iba a la casa.

pero eso es lo que me dijo

mi hermano.

vamos, cristóbal, ya.

rafael: xime, gracias,

eres lo máximo.

para mí era importante

saber que tengo personas,

amigos, con los

que puedo confiar.

ximena: sí, sí...

amigos.

buenos amigos.

paloma: [ríe]

ya, mauricio.

mauricio: ruégame que te deje

de hacer cosquillas.

paloma: yo no le ruego

a ningún hombre.

mauricio: ¿estás segura?

ambos: [ríen]

mauricio: ¿y si te ruego

que nunca dejemos de pasarla

bien juntos?

paloma: ¿y así te vas a casar

con mi prima?

mauricio: [suspira]

paloma: ¿para qué insistes

con eso? se te ve a leguas

que no estás enamorado

de bárbara.

mauricio: pero ella sí.

además hay muchas otras cosas

que tú no entenderías.

paloma: no es posible que amoles

tu vida y la de mi prima

solo por asegurar un trabajo.

¿tú única esperanza

es casarte con la hija del jefe

y escalar por la vía rápida?

¿por qué no terminas con ella

antes de que sea

demasiado tarde?

mauricio: no vuelvas

a decir eso.

me voy casar con bárbara

y eso no está en discusión.

camilo: ya, tranquilo.

mónica: es un muchacho

muy sensible,

seguro no le gusta ver a su mamá

tan vulnerable.

camilo: no sé qué vamos

a hacer con él, mónica.

siento que hemos intentado

todo pero no hay

cómo hacerlo reaccionar.

mónica: no, señor,

seguro se le va a pasar--

camilo: ni tanto.

a su edad yo ya estaba

en la universidad,

sabía lo que quería de la vida

y hasta había conocido a...

me fui de la casa.

las cosas con diana

están muy mal,

no me quiere a su lado

y yo necesitaba redefinir

mi vida, tal vez...

ya sin ella a mi lado.

paloma: yo sé que estás

sintiendo más cosas por mí

que las que quieres aceptar.

te voy a dar una opción.

no te cases con bárbara

y vámonos juntos a empezar

una nueva vida a brasil.

diana: moni, no puedo

enfrentar a mi familia

con esta noticia mientras

no tenga resuelto el futuro

porque los problemas se cuentan

cuando uno ya tiene la solución.

aquí la única solución

es encontrar a la mujer

perfecta que me reemplace.

mónica: ¿otra mujer?

digo, ¿una mujer?

camilo: qué distinta te ves.

mónica: jamás podría

reemplazarte, diana.

él nunca...

soy transparente para él.

diana: ay, moni.

a ti te gusta mi marido.

mónica: sí, estoy enamorada

de él desde hace mucho tiempo

y desde lo más profundo

de mi corazón.

jamás creí escuchar eso.

camilo: ni yo decirlo

pero tengo que empezar

a asumirlo.

[suspira]

tanto pelear

y al final estamos iguales.

somos dos hombres

tratando de...

lidiar con la vida.

mónica: ¿me puedes pasar

una manta del closet, barbi?

regina: soy yo, ma.

diana: ay, regis...

regis, mi amor.

ay, cuidado.

regina: te quiero, ma.

qué bueno que ya estás

en la casa.

diana: qué bueno que

has decidido regresar.

regina: no regresé.

tita me trajo pero

no quiero que te pongas triste.

¿por qué no mejor hablamos

de otra cosa?

diana: porque eres

mi hija adorada

y no estás viviendo en la casa.

¿de qué más podríamos hablar?

regina: mamá, por favor

entiéndeme.

yo ya hablé con mi papá--

diana: pero no has hablado

conmigo y en este momento

la única autoridad en esta casa

soy yo porque...

porque tu papá va a pasar

un tiempo fuera.

regina: ¿se fue?

diana: necesitaba descansar,

tomarse unos días, mi amor.

regina: mamá, eso díselo

a nicolás.

diana: por favor, sé discreta

con tu hermano.

tu papá y yo nos peleamos.

regina: ay, mamita...

diana: vuelve, hija,

por favor, ahora más que nunca

los necesito a todos aquí

conmigo, por favor, ¿sí?

camilo: las cosas con diana

están muy mal,

no me quiere a su lado

y yo necesitaba redefinir

mi vida, tal vez...

ya sin ella a mi lado.

mónica: sin ella a su lado...

tal vez sin ella a su lado.

diana: fui muy clara contigo.

te dije que no quería

que te fueras a vivir

a casa de los gonzález.

regina: escribí una carta

pero sé que mi tío no te la dio

porque tita se la quitó.

ella fue la que me trajo

para que te lo diga en persona.

diana: ¿qué decía esa carta?

regina: explicaba por qué

lo hice, lo mismo que le dije

a mi papá.

además te decía que solo era

por unos días.

mamá, por favor, entiéndeme.

tengo que saber si los gonzález

son como yo creo que son.

diana: pensé que te habías ido

en un impulso aprovechando

que yo no estaba aquí.

diana: sí aproveché

pero no lo hice

en ningún impulso.

lo estuve pensando muy bien

y esto no es ningún capricho.

mamá, es una de las decisiones

más difíciles en mi vida.

diana: ay, hija, yo he tomado

decisiones apresuradas por miedo

o por tratar de controlar

la vida pero la verdad es

que uno no controla nada.

no siempre las cosas salen bien

o como quisiéramos.

no quiero que te pase lo mismo.

camilo: voy a tratar

de despertarlo.

tengo que llevarlo a la casa

aunque no me gusta la idea

de volver en este momento.

mónica: si quiere yo lo llevo.

camilo: ¿cómo crees?

cristóbal: [balbucea]

camilo: no te puedo dejar

esa responsabilidad a ti.

mónica: no hay problema, señor.

además dijo que quería distancia

y lo quiero ayudar.

camilo: ¿de veras

harías eso por mí?

mónica: claro que sí, señor.

yo quiero que esté bien,

que sea feliz.

camilo: [suspira]

diana: mira,

voy a aceptar que regreses

con ellos pero solo unos días.

regina: gracias, ma.

quiero hacer las cosas bien,

te lo juro.

diana: prométeme que vas

a venir a vernos,

que todos los días

vas a estar en contacto.

regina: te lo prometo.

camilo: siempre has sido así

conmigo, me has ayudado en todo.

mónica: sí, solo que quizás

antes no lo veías.

camilo: mónica, cuando regreses

tenemos que hablar

de lo que pasó hoy--

mónica: señor, por favor,

después lo hacemos.

voy por las llaves del coche.

ay, pero no tengo coche

porque se lo presté a ximena.

camilo: no es problema.

vete en el mío y aquí espero.

mónica: mejor váyase en taxi

y le llevo el coche

a donde se esté quedando.

camilo: estoy en el departamento

de rafael.

mónica: ahí se lo llevo.

mándeme la dirección y ya.

camilo: gracias, muchas gracias.

de verdad.

cris, despierta.

¿me escuchas?

mónica te va a llevar a la casa.

¿sabes qué?

mejor, lo voy a cargar

porque sino...

eugenia: le dije a diana

que la liga se iba a romper

por lo más delgado.

no puedo creer que camilo

se haya ido de la casa.

chabela: y menos en este momento

que dianita acaba de salir

del hospital.

laura: el problema es que no fue

él quien tomó la decisión,

sino mi hermana.

eugenia: tu hermana está loca.

hombres como camilo

no se dan en maceta.

ahorita mismo voy a hablar

con ella, vas a ver.

laura: no lo hagas.

parece que no conocieras

a diana.

eugenia: pero se está

equivocando y mucho.

está echando por la borda

su familia.

chabela: es que sigue teniendo

el fantasma de la muerte encima.

yo pensé que con nuestra plática

su actitud había cambiado.

laura: así están las cosas

y más vale no meternos.

ella sabe lo que hace

y hay que respetar su decisión.

eugenia: no salimos

de un problema

cuando ya estamos en otro.

[música]

[música]

mónica: no entiendo por qué

no metió el carro hasta acá.

cristóbal: esa mujer es mala...

mónica: ¿qué mujer, por dios?

estos rumores de adolescente.

cristóbal: no confíes en ella,

no vale nada.

mónica: qué aliento...

cristóbal: voy a vomitar--

mónica: yo también,

pero vomita para allá.

nomás no te me caigas.

ay, diosito.

cristóbal: ya, no vomité.

mónica: respira...

nico: ¿cris?

mónica: nico, corre,

dile a alguien que me ayude.

nico: sí, sí.

mónica: ándale, vomita.

¿por qué me pasan

estas cosas a mí?

ah, qué bruto.

¿qué tragaste, hijo?

ya.

órale.

camínale.

ay, dios mío.

nora: te voy a pedir que si ves

entrando o saliendo

de la empresa

a gente a deshora,

necesito que me avises.

si ves algo raro también.

>> sí, pero no.

no he visto nada raro.

¿por qué me lo dices?

nora: nada más por control.

>> si veo algo raro te digo.

tengo que ir al baño.

nora: ¿y qué?

era eduardo, ¿no?

>> no, no era él.

regina: gracias, manuel.

sí, aquí te veo.

en un ratito pasa manuel.

diana: todavía no te vas

y ya quiero que regreses.

regina: pero son solo unos días,

se va a pasar rapidísimo.

tú estabas en el hospital

y ya estás de regreso.

diana: solo te pido una cosa.

sean los gonzález o no

una opción para ti,

no olvides que quiero apoyarte

y juntas sacar adelante

a tu bebé.

regina: no lo olvido.

te quiero, ma.

nico: mamá, mónica trajo

a cristóbal.

pero dice que está dormido

pero creo que viene...

regina: ay, no viene borracho

otra vez.

diana: por favor, ve a ver

qué pasa, regis.

nico: sí viene así.

viene...

adrián: ya, cristóbal, colabora.

cristóbal: ¡déjame en paz!

¡soy cristóbal sarmiento

alcántara!

laura: ya sabemos quién eres.

bárbara: eres un menso.

¿cómo se te ocurre emborracharte

el día que mamá regresa a casa?

cristóbal: no todos podemos

ser perfectos como tú, barbi.

adrián: ya deja de pelear.

vámonos a tu cuarto.

laura: ¿se puede saber por qué

traes el coche de camilo?

cristóbal: no tienes nada

que hacer aquí,

lárgate de mi casa.

bárbara: cristóbal, cálmate.

cristóbal: todo lo que está

pasando es por su culpa.

¡es tu culpa!

ambos: [discuten]

laura: voltéate para allá

que hueles a cantina.

bárbara: ¿por qué te dijo

eso cristóbal?

mónica: no lo sé.

bárbara: ¿por qué traes

el coche de mi papá?

mónica: porque yo lo llamé

cuando cristóbal llegó

borracho a mi casa.

no tenía mi coche para traerlo

y él me prestó el suyo.

bárbara: ¿por qué lo traes tú

y no mi papá?

mónica: porque él no está bien

y yo le ofrecí que lo traía.

suerte con él, barbi.

eugenia: ¿eh?

chabela: válgame dios.

eugenia: ay, dios mío,

que barbaridad.

esta casa está hecha un caos.

camilo: [suspira]

¿qué demonios pasó?

¿cómo llegué a esto?

laura: acuéstate.

cristóbal: estoy mareado,

quiero vomitar.

bárbara: vomitas y te pongo

a limpiar toda la casa.

tómate este café.

cristóbal: [balbucea]

regina: ¿de qué habla?

cristóbal: mi papá

siempre me ha odiado

y se le nota en la cara.

pero esta vez él

me decepcionó a mí.

laura: tu papá te adora.

cristóbal: camilo nos decepcionó

y lo vi.

ahora yo lo odio a él.

bárbara: ya deja de decir

estupideces si lo único

que estás buscando son excusas

para emborracharte.

eres un alcohólico, cristóbal.

cristóbal: está bien

pero no se lo digas a nadie.

bárbara: ¡ay, cristóbal,

eres el colmo!

regina: ¿hasta cuándo vas

a seguir culpando a la gente

de tu irresponsabilidad?

laura: ¿por qué dices que

tu papá de decepcionó?

cristóbal: tengo sueño.

adrián: espérate.

está muy borracho.

[timbre]

mónica: aquí están las llaves,

señor.

camilo: voy por mi cartera

y te llevo.

mónica: no es necesario,

ximena ya viene por mí.

camilo: te hubiera llevado yo.

mónica: es mejor así.

camilo: ¿se quedó

bien cristóbal?

¿te comentó por qué

fue a buscarte?

mónica: no dijo nada.

camilo: ¿cómo estaba el ambiente

en la casa?

mónica: no entré, pero todos

estaban ahí.

su hermano, sus hijos,

su cuñada.

[timbre]

debe ser ximena.

camilo: yo abro, tranquila.

ximena: ay, camilo, hola.

camilo: ¿cómo estás?

ximena: mónica,

¿puedo pasar al baño?

no saben el tráfico que había.

ay, gracias.

camilo: al menos siéntate

en lo que sale.

mónica: sí, señor--

camilo: ahí no, cuidado.

rafael: pa, traje cosas

del súper.

¿perdón?

[música]

[música]

diana: no quiero que estén

preocupados.

ya se han dado cuenta

que las cosas entre su papá

y yo no han estado muy bien

últimamente.

hemos tenido muchas discusiones.

pensamos que lo mejor era

que él se fuera por unos días

para que estuviéramos los dos

más tranquilos y poder pensar.

cristóbal: ¿en qué está

pensando mi papá?

¿disolver la familia?

diana: por favor, mi amor,

con esa actitud no ayudas

en nada, mucho menos a mí.

camilo necesita estar

unos días solo, yo también.

eso es todo.

nico: ¿dónde se fue mi papi?

diana: al departamento

de rafael.

nico: yo sé que puedo

estar ahí con él,

pero no me gusta que se vaya.

diana: yo sé, mi amor.

pero mientras me tienen a mí.

nico: yo quiero a mi papi.

diana: y él a ti.

a ti y a todos.

ximena: hola, rafa,

qué gusto verte otra vez.

rafael: sí, ¿verdad?

ximena: de haber sabido

que ibas al súper

te hubiera acompañado.

también estuve haciendo compras

y de ahí me vine corriendo por

mónica porque traía su coche.

rafael: no sabía que mónica

estaba aquí.

mónica: ya es hora

de que nos vayamos, ximena.

tengo que dejar cosas listas

antes del viaje.

rafael: las acompaño.

mónica: no te molestes.

hasta luego, señor.

camilo: buen viaje.

mónica: gracias.

camilo: [jadea]

ambos: ¿estás bien?

camilo: me mareé un poco.

mónica: seguro le bajó

el azúcar, le voy a traer--

camilo: no, estoy bien.

rafael: estás pálido,

recuéstate.

[bullicio]

[timbre]

camilo: tranquilos,

sino es peor.

laura: hola.

rafael: laura.

mónica: algo de tomar,

con azúcar.

ximena: también podría ser.

laura: ¿qué hacen todos aquí?

diana: digamos que son

como unas pequeñas vacaciones,

como cuando papá sale de viaje

por su trabajo,

o yo que me fui al hospital,

o como regis que va a estar

unos días con los gonzález.

bárbara: ¿de verdad te vas

a volver a ir, regina?

regina: no soy el tema

de esta plática.

cristóbal: solo falta que nico

se vaya, porque bárbara

se va a casar pronto.

bárbara: cristóbal,

si eso piensas,

¿por qué no dejas de tomar?

¿por qué corres a emborracharte

ante el menor pretexto?

si hay alguien que ha causado

broncas aquí eres tú--

diana: ya basta.

no quiero peleas entre ustedes.

están aquí para apoyarse,

quererse, respetarse.

es solo temporal.

esta situación es algo

entre su papá y yo.

con ustedes no cambia nada.

vamos a estar bien.

solo tienen que tener

un poco de paciencia.

nico: ¿de verdad, ma?

diana: ajá.

ximena: hola, chula y adiós.

por lo menos lo dejamos

en buena compañía.

camilo: gracias, ximena.

gracias, moni.

mónica: vámonos.

que se sienta mejor, señor.

camilo: gracias, gracias.

ximena: adiós, rafa.

rafael: adiós.

laura: veo que interrumpí algo.

camilo: no, laura--

laura: no puedo creer que

estén aquí mientras en tu casa

están pasando--

camilo: exactamente, mi casa.

te agradecería mucho que

no te metieras en mis asuntos

mientras estás gozando

de mi hospitalidad.

rafael: yo creo que todos

necesitamos relajarnos--

laura: raro es que sea mónica

quien lleve a cristóbal

a la casa en tu coche

y luego me la encuentro aquí

mientras mi hermana

está recién operada.

camilo: no sigas, laura.

laura: sigo, por supuesto,

porque eres un cínico.

me queda claro que hiciste

creer a mi hermana que era

la que tomaba la decisión

pero tú la humillaste.

ya tenías todo planeado

para irte de la casa

y estar con tu amante.

camilo: ¡basta!

todo eso es mentira.

chabela: gané.

eugenia: ay.

es que no me puedo concentrar.

chabela: te he ganado

toda la semana.

eugenia: no sé cómo tienes

cabeza para jugar.

si no pudimos hablar con diana

de todos los problemas

que tiene en su casa.

chabela: ni me digas.

quise jugar para distraerme

un poco porque el agobio

no me deja.

[timbre]

¿quién será?

¿esperas a alguien?

eugenia: no.

chabela: yo tampoco.

espérate.

manuel...

es manuel.

manuel: ¿qué tal?

eugenia: ¿qué tal, manuel?

dígame qué se le ofrece.

manuel: quería hablar con usted.

por favor, escúcheme.

laura: no puedo creerlo.

[suspira]

y yo que pensé que eras

un gran hombre.

manuel: entiendo perfecto

el enojo pero no sabía

que su nieta estaba en mi casa.

eugenia: no me venga con eso

si usted y su mujer

se comunican todo.

eso es lo que ustedes

más deseaban.

manuel: eso no se lo voy

a negar.

pero nunca a escondidas,

se lo aseguro.

manuel: mi intención

es hacer las cosas de frente

y por eso vine a darle la cara.

eugenia: aun así

no voy a hacer nada

para que mi nieta

se vaya con ustedes.

manuel: ni vengo a pedirle eso.

mi única intención

con venirla a ver

es ofrecerle una disculpa

por todo lo que pasó.

claro, aprovecho

para decirle que de aquí

me voy a ir por regina

a su casa porque diana

le dio permiso de venir

a vivir con nosotros unos días.

eugenia: mira nada más

qué barbaridad.

no estoy de acuerdo

con esta decisión.

pero si como usted dice,

mi hija le dio permiso,

no puedo hacer nada, ¿verdad?

ah, sí,

también quiero pedirle algo.

manuel: lo que usted quiera.

eugenia: no le vaya a decir

ni una sola palabra a regina

de que usted y adrián

fueron a preguntar sobre eso

o regina va a dejar de confiar

en nosotros y eso va a ser

peor de lo que está pasando.

¿me entendió?

sería lo peor.

bárbara: te juro que me urgía

que ya se terminara el día.

pobre de mi mamá.

no sé de dónde

saca tanta fuerza.

mauricio: no sé de dónde

la sacas tú.

esta casa se está convirtiendo

en un manicomio

y todos se están aprovechando

de ti un poco, ¿no?

deberíamos estar divirtiéndonos

haciendo nuestra vida

y no encerrados aquí

lavando platos.

bárbara: yo sé, mi amor, pero

no puedo dejar la casa ahorita.

aunque tienes razón.

ni me acuerdo cuándo fue

la última vez que salimos.

mauricio: escúchame.

yo también necesito

un poco de atención.

eso se va a solucionar

en cuanto nos casemos.

además, tengo muchas ganas

de que llegue la noche de bodas

y que seas mía para siempre.

bárbara: [ríe]

paloma: ay, perdón.

vine por leche.

hagan como que no estoy.

bárbara: mi amor, entonces

cuándo quieres que nos casemos.

¿té parece el último sábado

de este mes?

mauricio: me parece perfecto.

bárbara: [ríe]

pronto voy a ser la señora

de romero.

[música]

[música]

mónica: sigo sin entender

por qué me buscó cristóbal.

ximena: ¿será que ya sabe?

mónica: no tiene forma

de saber nada.

ximena: qué raro que haya

venido a agredirte y que

te haya corrido de su casa.

a él no le has hecho nada.

igual y es un ataque

de adolescente.

lo que no entiendo

es lo de camilo.

mónica: su relación con diana

está en pausa.

ximena: [resuella]

eso significa--

mónica: no significa nada más

que "está en pausa".

no han terminado

y posiblemente nunca lo harán.

ximena: tienes que aprovechar.

no te puedes dormir

en tus laureles.

tienes en tus manos

una gran oportunidad

para hacer de la pausa de diana

tu "play", tu avance.

tienes que ir por todo

y todo es todo.

por todo y con todo.

todo.

manuel: ¡amor!

margarita: hola, bienvenida.

regina: maggie, pero yo

ya estaba aquí.

margarita: sí, pero esta vez

es diferente.

ya tienes el permiso

de tus papás

y te vas a quedar aquí

para siempre.

regina: no es para siempre.

quedamos que va a ser

unos días.

margarita: yo pensé que tú--

regina: no, maggie.

manuel: amor, quedamos que así

iba a ser, día a día.

regina: ya me voy a dormir,

estoy muy cansada.

margarita: una rebanadita--

regina: mañana.

buenas noches.

gracias.

manuel: buenas noches.

regina: igual.

manuel: ¿qué?

margarita: ¿por qué no

convenciste a los papás

de que se quedara aquí

para siempre?

cristóbal: mamá...

mi papá y mónica...

camilo: ¿por qué?

¿por qué me besaste

y me dijiste que

no estás enamorada de mí?

ese beso...

parecía de amor.

mónica: camilo...

[llaman a la puerta]

diana: ¿quién es?

bárbara: ma, soy yo.

¿te desperté?

diana: no, mi amor.

ven.

bárbara: mami.

me siento tan mal.

diana: ya, mi amor, yo también.

pero ya pasará.

mañana será otro día.

bárbara: papá no va a volver,

¿verdad?

diana: ya no quiero seguir

contestando esa pregunta.

mejor pregúntaselo a él.

bárbara: pero, ¿y tú?

¿quieres que vuelva?

ximena: ¿no ha llamado camilo?

mónica: no y no creo

que lo haga.

no sé qué piensa del beso

que le di,

pero yo no he podido dejar

de pensar en él.

ese beso me movió, ximena.

ximena: entonces no te vayas.

lucha por él, amiga.

mónica: lo que me gustaría

es que él me eligiera a mí

como siempre pasa

en mis fantasías.

ximena: ¿aun sintiendo eso

te vas a ir un mes?

mónica: sí.

ximena: ¿estás completamente

segura de que irte

de vacaciones en este momento

es lo que más te conviene?

camilo ya no vive con diana.

mónica: no insistas.

camilo lo que necesita

es espacio y pensar

bien las cosas.

ximena: ¿y tú qué necesitas?

mónica: yo...

yo necesito...

necesito dejar

que las cosas se acomoden.

tal vez cuando regresen

ya esté convencido

de que quiere hacer

una vida distinta

y ahí puedo caber yo.

tal vez haya regresado

con diana.

[llaman a la puerta]

laura: ¿puedo pasar?

diana: claro, pasa.

¿ya se levantaron todos?

laura: algunos sí, otros no.

qué bueno que estás sola

porque necesito contarte algo.

resulta que ayer fui

al depar de rafael

y cuando entré,

camilo y rafael estaban

con dos mujeres.

con ximena y mónica.

[timbre]

[llaman a la puerta]

camilo: hijo, pasa.

cristóbal: quiero saber

desde cuándo estás

engañando a mi mamá con

la infeliz de tu secretaria.

¿cómo pudiste meterte

con esa mujer?

camilo: no sé de qué

estás hablando, hijo.

cristóbal: te vi dándote

un beso con mónica

fuera del hospital

mientras mamá estaba

esperando que fueras por ella.

cristóbal: ¿y por eso

te fuiste a emborrachar?

cristóbal: ¿me lo vas a negar?

camilo: no, pero tengo

que aclararte que fue ella

la que me besó.

[música]

[música]

mónica: ¿por qué tenemos

que salir a correr ahorita?

ximena: porque así lo digo yo.

te vas un mes a descansar.

y yo te voy a aprovechar

unos minuticos más.

¡arriba pompas y a correr!

mónica: solo me voy un mes,

no seas exagerada.

ximena: no voy a exagerar

y no te vayas a espantar.

sola no quiero estar

y tu cuarto un mes voy a rentar.

mónica: estás loca.

obvio no.

¿cómo vas a meter a alguien más

a mi cuarto?

ximena: si fuera camilo

no te quejarías,

porque estaría su olorcito.

mónica: sí, porque si me estoy

yendo es para olvidarlo.

ximena: ay, no te vayas,

te lo suplico,

eso no se le hace a una amiga.

diana: que los hayas visto

así no significa nada

porque camilo y mónica

trabajan juntos.

laura: perdóname pero

lo peor que puedes hacer

es negar la realidad.

te está engañando

con su secretaria.

llevo rato diciéndotelo.

diana: entre camilo y mónica

solo hay asuntos de trabajo.

laura: me cae que no hay

más ciego que el que no

quiere ver.

yo también dije lo mismo

con patricio, ¿y qué pasó?

solo cuando se largó

con esa infeliz

dejé de mentirme a mí misma.

[suspira]

lo siento, diana,

pero camilo se fue de la casa

para andar libremente

con mónica.

diana: ¿me dejas sola?

laura: pero no estás sola.

me tienes a mí, a mamá,

tus hijos, adrián también--

diana: basta, laura, ya.

sé todo lo que me vas a decir.

laura: no te desquites conmigo.

lamento ser la mensajera

de malas noticias,

pero alguien te tiene

que abrir los ojos.

si alguien lo hubiera hecho

conmigo a tiempo,

otro gallo me cantaba.

diana: te lo pido por última vez

vete y déjame sola.

laura: pero estoy contigo

y con la camiseta bien puesta--

diana: laura, ya.

ximena: ¿no te das cuenta

de que me estás dejando

por un hombre?

mónica: ese hombre ni siquiera

es real.

te estoy dejando porque

necesito respirar otros aires.

ximena: ya sé.

te juego otra carrera.

si te gano, te quedas.

mónica: ximena, por favor,

no tenemos cinco años.

ximena: te voy a extrañar.

mónica: yo no.

ximena: ¿por?

mónica: porque siempre

te llevo aquí, amiguita.

ambas: [ríen]

mónica: te quiero tanto.

ximena: yo también.

mónica: mira...

¡te voy a ganar!

ximena: ¡mónica!

¡las llaves!

¡eso no se vale, mónica!

camilo: lamento mucho

lo que pasó con mónica,

que lo hayas visto--

cristóbal: ¡no me toques!

qué fácil es pedir perdón.

¿pero qué nos dicen

tus encuestas?

¿cuántos padres de familia

engañan a su familia como tú--?

camilo: mira lo que me haces

hacer, eres un insolente.

cristóbal: felicidades.

por primera vez te veo

tal y como eres.

un cobarde.

anda, pégame otra vez.

camilo: ya te expliqué

cómo fueron las cosas

y no quieres entenderlas.

cristóbal: si mónica te besó

como tú lo dices,

es porque tú le diste entrada.

camilo: claro que no.

no sé por qué lo hizo,

te lo juro.

por favor--

cristóbal: no me toques.

camilo: cristóbal,

vamos a hablar.

¡no te vayas!

[jadea]

ximena: me ganaste horrible.

yo, la atleta...

mónica: [jadea] gané la apuesta

así que no me puedes reclamar

y me voy a ir.

y eso que los tenis

me están lastimando.

creo que hasta una ampolla

me sacó.

ximena: ay, amiga, cómo no

si nunca usas los tenis.

oye, vaya que me sorprendiste

cuando pensaste que habías

visto a camilo.

le metiste con todo,

corriste más rápido

que una gacela.

mónica: me hubiera gustado

verlo una vez más.

ximena: sí, porque eres

una masoquista.

pero vaya susto que le metiste

a ese tipo cuando lo alcanzaste.

casi tira el café

el pobre hombre.

mónica: habrá dicho "¿a esta

vieja loca qué le pasa?".

ambas: [ríen]

ximena: me choca quererte tanto.

amiga, sí te voy a extrañar.

métete a bañar porque sino

vas a tener que correr

pero al aeropuerto.

mónica: no puedo.

ximena: órale...

ambas: [discuten]

mónica: ayúdame.

ambas: [discuten]

ximena: mónica, no seas floja.

adrián: buenos días.

¿qué te pasa?

laura: nada,

me agobian los problemas

de los míos, los de la casa.

adrián: de la casa nos toca

ayudar en lo que podamos,

habíamos quedado en eso.

pero la última solución

la tienen camilo y diana.

¿y de los tuyos?

¿algo en lo que pueda ayudar?

laura: consígueme un trabajo.

adrián: apenas acabo

de conseguir uno para mí

y vamos a empezar el negocio--

laura: ¿en serio?

adrián: manuel me invitó.

ya somos socios.

laura: ¿manuel y tú son socios?

manuel: ajá.

es como un servicio

de reparaciones a domicilio.

el concepto es bueno.

ojalá funcione.

si lo logramos, te invito

a trabajar con nosotros.

laura: no, creo que voy

a seguir buscando.

ambos: [ríen]

ximena: si me vas a dejar

el coche un mes completo

lo menos que puedo hacer

es llevarte al aeropuerto.

mónica: no tiene caso

que vayas a dejarme, amiga.

ximena: sabes que me encanta.

te dejo y después me voy

a dar una vuelta por ahí.

horacio me invitó a comer

pero me da mucha flojera

salir con él

y qué mejor pretexto

que irte a dejar.

mónica: está bien, gracias.

[celular]

ximena: ¿quién es? ¿camilo?

mónica: no, diana.

ximena: ¿no vas a contestar?

mónica: no, ya estoy

de vacaciones y dejé de ser

la incondicional de todos.

ximena: me parece muy bien

y que se vaya a la fregada

por manipuladora.

ay, amiga, ojalá camilo y tú

se hubieran encontrado

en otro tiempo y lugar.

mónica: no estoy segura

de que las cosas

hubieran sido distintas.

lo que es un hecho

es que si estoy más cerca

de él que los 20 años

que llevo trabajando a su lado

es por culpa de diana.

Cargando Playlist...