null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 23

Univision8 Oct 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

mónica: bueno, pues,

ya que estamos solos

es importante que hablemos.

camilo: ¿sobre qué?

mónica: sobre--

camilo: a ver, perdón,

antes que me digas nada

tengo algo que preguntarte,

algo muy importante.

mónica: ¿qué cosa?

camilo: mónica, ¿es verdad que--

que estás enamorada de mí?

>> bienvenida.

aquí tú y tu hijo

pueden tener un hogar

maravilloso.

regina: está increíble,

pensaste en todo.

>> ya lo sé.

es tuyo.

camilo: mónica, te hice

una pregunta, contéstame,

por favor.

mónica: ¿y qué pasaría

si eso fuera cierto?

camilo: bueno, pues,

que las cosas entre nosotros

tendrían que cambiar--

mónica: ¿y cambiar

como en qué sentido?

camilo: pues, que esta amistad

que se ha dado entre nosotros

ya no podría ser,

ya no me sentiría cómodo

yendo a tu departamento

ni buscando tu apoyo

cada vez que lo necesite.

mónica: no, no, señor, no,

no se preocupe.

sé exactamente cuál es mi lugar

en su vida, señor.

camilo: perdón, mónica, por--

mónica: no, no, está bien,

está bien, está bien.

así va a seguir siendo, señor.

me retiro, licenciado.

hasta mañana.

camilo: hasta mañana.

mónica: [llora]

chabela: ¿adónde? ¿adónde?

no fuiste a ver a tu hija

porque tenías gripa,

pues, tampoco te vas a ir

a otro lado, ¿verdad?

eugenia: en lugar de estar

diciendo tonteras,

apúrate con el quehacer.

ibas a ver a diana y mira nomás

la hora que es.

chabela: se me hace que también

andas mal de la memoria.

te recuerdo que después

del hospital fui a la costurera

y de ahí al super

que ya no teníamos nada de fruta

y verdura.

eugenia: de todos modos

te tardaste mucho,

ya no eres tan rápida

como antes, chabela.

chabela: tampoco lo que me pagan

me alcanza como para andar

corriendo.

no me alcanza como antes

y no me quejo.

eugenia: bueno, ¿y cómo viste

a diana?

chabela: bien.

¿y adónde vas?

eugenia: dirás, adónde vamos.

hay que ir a buscar

al papá del niño de regina.

yo creo que me enfermé

porque tengo muy bajas

las defensas.

es que me paso las noches

en vela nomás pensando

en el día en que aparezca

ese hombre y nos quite al niño.

chabela: entonces ¿para qué

lo quieres ver?

pues, déjalo en paz

como quiere regis.

eugenia: es que tengo un plan.

quiero que me firme un documento

con mi abogado presente

en donde diga que renuncia

al bebé a cambio de dinero.

chabela: ah, pues, si tienes

dinero para ofrecer,

pues, auméntame el sueldo.

hace 30 años que no me aumenta

ni un centavo,

en lugar de andar buscando

lo que no se te perdió.

eugenia: todo mundo tiene

su precio y yo voy a hacer

hasta lo imposible para llegarle

al precio a ese mocoso.

chabela: no te metas en camisa

de once varas.

si regina no ha querido

presentarnos al padre de su bebé

hay que respetar su decisión.

ese es su secreto.

eugenia: mi nieta es una niña,

no sabe lo que es bueno

ni para ella ni para su hijo.

chabela: ah, tú sabes lo que es

tener un secreto, ¿eh?

mauricio: intenté hasta

con el nombre de su mamá,

pero no encontré la mentada

contraseña.

>> si el tipo tiene dos dedos

de frente no va a ser tan obvia.

mauricio: necesito

que me ayudes.

no puedo desaprovechar

que tengo su computadora ahí

a la mano.

>> no es tan sencillo

y ponle tú que encontramos

el modo,

tampoco va a ser en un dos

por tres.

mauricio: bueno, ¿qué sugieres?

>> ¿tú empresa tiene

una intranet?

mauricio: ¿una red interna?

sí, claro.

>> dame chance de trabajar allá

con tu computadora.

voy a ver si puedo entrar

a la de él por la red.

mauricio: ¿y por qué

no desde aquí?

te doy mis claves y ya.

>> porque no sé cómo está

la seguridad,

me pueden detectar como intruso

aunque entre con tus datos.

tú dices cuándo.

mauricio: mañana mismo.

eugenia: no empieces, isabel.

chabela: pues, ni tú tampoco,

eugenia.

y deberías agradecer que yo

haya sabido guardar tu secreto,

ahora te toca a ti

respetar el secreto de tu nieta.

eugenia: son cosas diferentes.

chavela: ah, ¿sí?

eugenia: sí.

chavela: ¿en qué?

es lo mismo.

y mira, como no estoy de acuerdo

en lo que estás haciendo,

si sabes contar,

conmigo no cuentas, ¿eh?

ah, y ya dije.

tengo muchas cosas que hacer,

¿qué me voy a estar yo metiendo

en lo que no me importa?

nomás eso faltaba.

>> hola.

te traje un detallito

para que te endulces la vida.

>> no me vengas a querer comprar

con eso,

estoy muy sentido contigo.

>> ya no me hagas sentir

peor de lo que me siento, ¿ok?

por favor.

>> tú te lo buscaste.

>> mira, luis, aunque me duela

yo puedo aceptar las cosas

como son.

si quieres hablarme de tus

preferencias y de tus amores,

aquí estoy, yo soy toda oídos.

luis: y dale con eso.

>> bueno, es que aunque

no lo creas yo soy una mujer

que puede aceptar que haya

personas con gustos diferentes

y pues, si a ti te gustan

los hombres, pues, ni modo,

yo lo puedo aceptar.

luis: mira, nora, si realmente

me quieres déjate de tonterías.

nora: ay, luis.

luis: escúchame,

si tanto te interesa saber

lo que hago fuera de aquí,

te prometo que muy pronto

te lo voy a contar,

pero por ahora déjame tranquilo,

¿sí?

tenme paciencia, ¿está bien?

no es fácil para mí.

[música]

todos: [hablan a la vez]

maggie: hola, ¿cómo estás,

adrián?

adrián: bien, ¿ustedes?

maggie: qué bueno que vienes,

espero que tengas hambre.

>> hola.

maggie: hay mucha comida.

adrián: pero muchísima.

>> oye, voy a regresarme

al hospital con tu mamá.

ya me quedo más tranquila que--

que llegó adrián.

barbie: ay, tía, yo también

puedo hacerme cargo

de mis hermanos.

>> sí, mi amor, tienes toda

la razón, perdóname.

ok.

manuel y margarita

son un encanto,

pero ni así estoy de acuerdo

en que regina siga pensando

que son los ideales para--

para cuidar a su bebé.

la sangre es la sangre,

deberíamos cuidarlo

entre todos nosotros.

barbie: tía, yo pienso igual,

pero ya conoces a regina,

cuando se le mete algo

en la cabeza no descansa

hasta lograrlo.

>> bueno, pues, espero

que esta vez no sea así.

bueno, nos vemos más tarde

en la casa, ¿eh?

barbie: sí, tía.

>> con cuidado.

>> ¿quieres una?

barbie: bye.

manuel: gracias, sí.

¿quiere bailar?

por favor, hombre, vente, vente

para acá, por favor.

barbie: ¿será que no se cansa

de ser así?

maggie: ¿no quieres nada,

mi amor?

barbie: ah, no, gracias,

margarita.

maggie: qué bueno.

una copita, lo que sea,

cualquier cosa me avisas, ¿eh?

barbie: gracias.

mónica: [llora]

camilo: ahora que sé de tu amor,

todo va a cambiar, mónica.

mónica: ¿por qué, camilo?

mi amor por ti es real,

es verdadero.

camilo: pero también...

imposible.

mónica: si lo queremos

podemos realizarlo,

podemos ser felices.

no te resistas a mis besos,

a mis abrazos.

camilo: tú mereces mucho más

de lo que yo te puedo dar.

busca a alguien libre.

mónica: no.

camilo: sí.

mónica: no.

camilo: sí.

mónica: no.

camilo: sí.

que te pueda amar intensamente.

mónica: no.

camilo: sí.

mónica: no.

camilo: sí.

mónica: no.

camilo: como mereces.

mónica: no,

porque solo te quiero a ti.

camilo: nuestra historia

comenzó tarde.

nos separan tantas cosas

que nos la pasaríamos luchando

en lugar de amarnos.

mónica: así es el amor.

camilo: sé fuerte, moni,

quédate solo con lo bello

que al cabo siempre tendremos

medialink.

mónica: camilo--

camilo.

icamilo!

iay, camilo!

ay, no.

[llora]

ay, no, no.

no puedo estar aquí.

[llora]

>> ¿qué haces aquí, cris?

cristóbal: nada.

>> no me digas que te quedaste

aquí desde que nos fuimos.

¿no era que tenías muchas cosas

que hacer?

¿volviste a entrar

a ver a tu mamá?

cristóbal: no, no.

>> y entonces,

¿por qué te quedaste?

cristóbal: es que quiero estar

cerca de ella,

pero siento que si vuelvo

a entrar me voy a deprimir.

prefiero estar así,

lejos de todos.

>> y yo pensé que era la única

que no encajaba en esta familia.

cristóbal: ¿cómo?

>> sí.

creo que en algo nos parecemos,

cris.

yo--yo siempre me he sentido

un poco la--

la oveja negra de esta familia.

a mí--a mí nunca me salen bien

las cosas, nunca.

cristóbal: pero yo no quiero ser

así y trato, trato,

pero es que a veces--

>> dímelo a mí.

¿te puedo abrazar?

cristóbal: oye, si vuelves

a entrar, ¿le puedes decir

a mi mamá que--?

>> que la quieres mucho, sí.

cristóbal: no, olvídalo.

mejor no le digas nada.

nos vemos en la casa.

>> cristóbal.

[música]

[música]

manuel: qué bueno que viniste,

adrián.

hay veces que me hace falta

un amigo con quien platicar.

adrián: cuando quieras.

y más con una casa tan bonita

como la tuya, ¿eh?

[ríe]

manuel: gracias.

adrián: si yo me hubiera casado

alguna vez, me hubie--

me encantaría haber tenido

una casa como la tuya.

manuel: ¿y te arrepientes

del camino que tomaste?

adrián: no, no, no, para nada.

yo no soy de esas personas

que les gusta estar en el mismo

lugar.

de hecho me dan como cosquillas

en las plantas de los pies

cuando me quedo mucho tiempo

y salgo corriendo.

manuel: [ríe]

pero bueno, en cambio conoces

medio mundo.

yo también quería viajar

por todos los países,

¿y sabes qué pasó?

maggie le tiene pánico

a los aviones,

una razón más para envidiarte.

adrián: así es la vida,

al que le dan pan no le dan

dientes.

manuel: dicen.

[ruido]

oh, me lleva, otra vez.

el motor del filtro

de la alberca volvió a fallar.

van tres veces que viene

el técnico y no queda.

adrián: no pasa nada, tráete

una caja de herramientas.

manuel: adrián, no, no, no,

ni te desgastes,

los especialistas no pudieron.

adrián: los especialistas

solo quieren estar cobrando.

manuel: pero a ver, tranquilo.

adrián: ahí hay unos cables

pelones.

tráete una cinta de aislar

negra y unas tijeras

y esto va a quedar como nuevo

en menos de cinco minutos.

manuel: ¿seguro?

cuidado ahí con la cabeza.

voy para allá.

cinta de aislar y tijeras,

que lo va a arreglar adrián

dice.

>> me pesa mucho verte así

en esta cama.

tú--tú no te mereces todo esto

que está pasando.

diana: no se trata de merecer

o no, así es la vida.

a veces simplemente nos pasan

cosas malas y ya.

y tú deberías saberlo,

¿a poco crees que te mereces

un marido como patricio?

>> no--no me lo menciones,

no quiero ni siquiera escuchar

el nombre de ese desgraciado.

diana: ¿ves?

por eso te lo digo.

oye, ¿cómo están las cosas

en la casa?

>> bien, todo bajo control.

diana: me alegro, qué bueno.

>> tienes que sentirte super

orgullosa de tu hermana,

estoy con las pilas bien

cargadas.

ando pendiente de todo,

no se me escapa una.

diana: gracias.

oye, laura, necesito pedirte

un favor.

laura: lo que quieras.

diana: necesito que vigiles

a mónica.

quiero que me cuentes si llega

a ir a la casa y si lo hace

cómo se comporta con camilo.

laura: sabía que ibas a hacerme

caso y que tarde o temprano

te ibas a dar cuenta

de cómo es esa mujer.

diana: no, no, no empieces

a acelerarte.

lo único que quiero saber

es si mónica--

laura: no tienes que explicarme

nada.

yo me di cuenta en el momento

que llegué lo que estaba

pasando.

te lo advertí, te lo advertí,

esa tal mónica es una trepadora,

no puedes confiar en ella.

tienes toda la razón en sentirte

celosa de esa tipa.

diana: no, yo no estoy celosa.

laura: claro que lo estás,

esa mujer lo único que quiere

es quedarse con tu marido,

por eso se metió con el hijo,

por las ramas se llega

al tronco.

tú no te preocupes,

porque de esto me encargo yo.

y te voy a dar otro motivo

del cual sentirte orgullosa

de tu hermana.

diana: laura.

no, laura.

ilaura!

manuel: no lo puedo creer,

adrián, arreglaste el motor

de la caldera como en dos

segundos.

adrián: pero solo eran unos

cables pelados, nada más.

gracias.

manuel: oye, ¿y sabes aparte

de electricidad otra cosa?

adrián: sí, de plomería,

carpintería, electricidad,

mecánica, un poquito

de construcción.

y no sé por qué no me he casado

si soy el marido perfecto.

manuel: no, bueno, algún defecto

debes de tener.

adrián: sí, que no tengo casa.

[ríe]

me pasé de presumido, ¿verdad?

manuel: poquito, poquito.

adrián: bueno, soy el no marido

casi perfecto.

manuel: oye, no me vas a decir

que nunca te has enamorado.

adrián: mm, siempre me enamoro,

pero amar, amar, amar, no,

yo no tengo esa suerte.

¿qué hora es?

mira la hora que es.

manuel: ¿qué? no, no es tarde.

adrián: no,

ya tenemos que irnos.

niños.

manuel: no, no, no.

adrián: vámonos, niños, vámonos.

niños: no.

todos: [hablan a la vez]

regina: la estamos pasando

increíble, mínimo déjanos

terminar el juego.

maggie: la están pasando--

todos: [hablan a la vez]

nico: quiero acabar

mi hamburguesa.

maggie: sí, deja que se acabe

su hamburguesa.

¿y quieres una galletita?

adrián: ya, ya, ya que insisten.

maggie: voy por las galletitas.

manuel: mucha presión.

adrián: [ríe]

bueno, y entonces--

laura: ¿no han llegado

tus hermanos?

cristóbal: no.

a mí me dio mucha hambre

y me estoy haciendo esto,

¿quieres que te haga uno?

laura: no, gracias.

voy a hablar con tu papá.

cristóbal: tampoco está.

laura: qué raro,

si se suponía que iba a estar

aquí todo el día.

seguro fue--

cristóbal: ¿adónde?

laura: ahorita vengo.

cristóbal: ¿adónde vas, tía?

[pitidos]

chabela: hola, mi amor.

diana: chabe, ¿qué haces aquí?

chabela: barbarita iba a venir,

pero yo la llamé y le pedí

que me dejara quedarme mejor

a mí.

diana: gracias, chabe.

chabela: ¿cómo te sientes,

mi vida?

diana: mm, apaleada por todo

lo que me han hecho.

chabela: me imagino.

diana: me pusieron una inyección

y ya no me duele tanto.

chabela: qué bueno,

bendito sea dios.

diana: [gime]

chabela: ¿qué tienes, mi vida?

diana: nada, es--es una punzada

chiquita.

ay, chabe, pobrecitas mis bubis,

después de cuatro hijos

hay que sumarles esto.

chabela: [ríe]

idianita!

diana: ¿tú te acuerdas

cuando me dio mastitis tremenda

con nicolás?

chabela: ¿cómo no?

pobrecita de ti.

diana: ¿a mí mamá nunca

se le obstruyeron los conductos

de leche cuando nos amamantó

a laura o a mí?

[resuella]

¿o no nos dio pecho?

chabela: ay, ni me acuerdo.

¿sabes qué?

voy a hablar con la enfermera

para que me ayude

a hacer mi cama.

no me tardo.

diana: chabe,

¿por qué te pusiste nerviosa?

bueno, si no nos amamantó

no pasa nada.

muchas mujeres no pueden

y no es para que te agobies.

chabela: ahorita vengo, ¿eh?

[jadea]

[música]

[música]

[timbre]

ximena: voy.

laura: ¿tú aquí?

ximena: caray, creo que eso

es lo que yo debería estar

preguntando.

laura: vine a buscar a mónica,

alguien abajo me dejó entrar,

pero lo que menos me imaginé

fue encontrarte aquí.

¿qué haces tú aquí?

ximena: te explico, mónica

y yo compartimos depa, chula.

laura: [ríe]

tal para cuál.

ximena: ay, pásale, bienvenida.

laura: mira, mejor háblale

a mónica, me urge hablar

con ella.

ximena: ay, ¿qué crees, chula?

mónica no está ahorita.

laura: bueno, no importa,

la espero y no te preocupes

por mí, ¿eh?

me quedo viendo mis redes.

si quieres vete a dormir

que yo me entretengo solita.

[armónica]

mauricio: bueno, ¿y tú por qué

no fuiste a casa

de los gonzalez?

cristóbal: te da igual,

aparte yo qué tengo que ver

con ellos.

¿tú por qué no fuiste a alcanzar

a mi hermana allá?

mauricio: tuve mucho trabajo

y a penas me desocupé

me vine para acá.

[armónica]

barbie: ay, ¿qué onda?

cristóbal: parece que ya llegó

tu novia.

barbie: te vas directito

a la cama, canijín.

mauricio: bebé.

barbie: mi amor.

mauricio: yo subo a nico,

mi amor.

vente, vente, campeón.

regina: de lo que te perdiste,

cristóbal, estuvo increíble.

adrián: ¿y tú papá?

cristóbal: no sé dónde fue.

[celular]

adrián: hablando del rey

de roma.

bueno.

barbie: pásale.

a ver.

listo.

mauricio: ahí está.

barbie: espera, pero

¿y la pijama y los--?

mauricio: ven, ven, ven.

luego, luego.

barbie: mi amor, tengo que--

[ríe]

cuidado.

cuidado, cuidado.

ay.

me encanta eso.

mauricio: te quiero.

barbie: ¿y esto?

mauricio: lo compré pensando

en ti.

barbie: ¿qué es?

mauricio: no te voy a decir.

barbie: dime.

mauricio: abrelo.

barbie: a ver.

mauricio: te va a encantar.

barbie: [ríe]

mauricio: ¿no te encantó?

te digo que lo compré

pensando en ti, mi amor.

barbie: sí.

pues, vas a tener que hacer

muchos méritos si quieres verme

con esto.

mauricio: los que tú quieras.

barbie: y después de casados,

por supuesto.

mauricio: ah, ¿sí?

¿tipo en la noche de bodas?

barbie: bueno, para ese momento

yo había pensado en otra cosa,

mau.

[ríe]

bueno, puedo hacer

una excepción.

mauricio: te amo.

te amo como nunca

y me tienes loco.

es más si quieres podemos ir

ahorita mismo al registro civil,

¿eh? ¿cómo ves?

pero por favor, por lo que más

quieras, amor, ¿sí?

[resuella]

barbie: mauricio,

sabes que no es posible eso.

mi amor, ya esperamos mucho,

¿qué nos cuesta aguantar

un poquito más, sí?

mauricio: es que yo ya no puedo,

mi amor.

barbie: mi amor, ya no falta

mucho para casarnos,

solo un poquito.

te prometo que va a ser

una noche de bodas

inolvidable, ¿sí?

mauricio: ok.

pues, yo voy a la cocina

por un vaso de agua.

tú cambia a nico, no sé,

haz lo que tú quieras.

barbie: [resuella]

mauricio: siempre--

mira, qué bueno que estás aquí.

nico: mauricio, qué bueno

que estás aquí.

quiero que mañana

me des dos bolsitas con papas.

mauricio: ¿de qué hablas?

si acabo de dejarte acostado,

mocoso.

nico: tú mocosos.

barbie nunca me da algo

de chatarritas.

mauricio: pues, hace muy bien,

así que no me lo pidas a mí

otra vez.

nico: las bolsitas solo cuestan

15 pesos, 15.

mauricio: olvídalo.

ya dejé que me chantajearas

lo suficiente.

nico: ¿quieres que le diga

a barbie?

mauricio: ay, no eres capaz,

perro que ladra no muerde,

mocoso.

ni se te ocurra decir una sola

palabra.

nico: mau se besó con paloma.

[imita besos]

mauricio se besó con paloma.

[imita besos]

mauricio se besó

con paloma.

camilo: no sabes la tranquilidad

que me dio que mónica

me asegurara que no está

enamorada de mí como me lo decía

rafael.

adrián: pues, yo tenía la misma

impresión que él.

camilo: bueno, aclaramos que no.

fue solo una impresión

y eso me permite seguir contando

con su apoyo, con su amistad.

me hace mucho bien estar

con alguien que no me rechaza,

que me escucha.

adrián: pues, mira, ya pusieron

las cartas sobre la mesa

y tú necesitas ese espacio,

pues, está bien.

salud.

nico: ay, es verdad, yo los vi.

barbie: a ver, nico,

¿a mauricio y a paloma?

nico: sí, besos de novios.

mauricio: no, ay, mi amor,

por supuesto que no,

déjame, te explico.

barbie: a ver, a ver, nico--

nico, ¿de dónde sacas

tanta imaginación?

¿cómo crees que paloma

y mauricio van a estar haciendo

eso?

paloma: ay, ya ves,

de tanto cuento que le cuenta

tu mamá.

mauricio: los niños.

nico: [balbucea]

suéltame, suéltame.

mauricio: qué ocurrencias, ¿no?

barbie: ¿tienes algo

que decirme?

mauricio: mi amor, no le vas

a creer a nico,

cuando acabo de decirte

que me muero por estar contigo,

¿verdad? ¿mm?

la verdad es que pones mal,

no tengo ojos para nadie más.

barbie: mau, es que--

mira, una--una vez me dio

la impresión de que paloma

y tú traían su jueguito

y ahora que nico me diga eso,

pues, ay--

mauricio: mi amor, ya,

¿crees que si yo quisiera

con tu prima te hubiera traído

un regalo como el que te traje?

créeme que me tienes hecho

un estúpido, no puedo pensar

en nadie más.

barbie: pues, más te vale.

mauricio: [ríe]

nico: gracias.

paloma: te los doy,

pero tú tienes que decir

que todo lo que le dijiste

a bárbara es broma, es un juego.

nico: mm.

no sé.

paloma: bueno, está bien.

nico: ay, bueno,

pero si los vuelvo a cachar

no cuenta

y se empieza de nuevo, ¿ok?

mauricio: y la verdad

es que me preocupa que rafael

solo quiera usarte.

ximena: ¿usarme?

mauricio: sí, claro.

parece que es uno de estos tipos

como lobo con piel de oveja.

estoy seguro que no tiene

buenas intenciones,

para mí es obvio que el tipo

se trae algo bastante grueso

entre manos, ¿eh?

para mí rafael es un--

es un estafador.

ximena: ¿con azúcar, chula?

laura: no, gracias.

y discúlpame que siga aquí,

¿eh?

pero de verdad necesito

hablar con mónica,

es muy urgente.

ximena: ay, no te preocupes,

yo no tengo bronca

en que las dos nos desvelemos

esperándola, mira, aquí,

unas galletitas.

laura: ¿salió a cenar?

ximena: ay, no sé,

tal vez y sí.

laura: tal vez salió con rafael.

ximena: ay, no, pues, ni idea.

tú conoces a rafael mejor

que yo.

laura: rafael no estaba

en la casa.

ximena: oye, ¿tú conoces

a la mamá, a la venezolana?

laura: ay, no, no, no,

a mí no me vas a usar

para conseguir información

de rafael, ¿eh?

yo no soy de esas.

ximena: ay, era por platicar

de algo nada más.

digo, pensé que tal vez a ti

sí te había hablado de ella,

chula.

laura: si no te cuenta

será porque no te tiene

suficiente confianza,

porque rafael es el hombre

más honesto y directo

que conozco.

voy a llamarle a ver si mónica

está con él.

paloma: ay, barbie,

creí que seguías en la sala

con mauricio.

barbie: no, tenía que hablar

contigo.

paloma: ay, no estarás pensando

que lo que te dijo nico

es verdad.

barbie: confío en mauricio,

pero en ti no.

paloma: ay, prima--

barbie: no, no, prima nada.

estoy hablando muy en serio,

paloma, no te vuelvas a acercar

a mauricio, ¿oíste?

no te atrevas

o vas a saber de lo que soy

capaz.

ximena: ¿sabes qué?

ahora que me acuerdo,

mónica me dijo que en estos

días tenía una cena

con unos clientes,

a lo mejor era hoy, ¿eh?

laura: bueno, si es con clientes

debe estar ahí camilo.

ximena: pues, sí, me imagino

que sí, debe estar cenando

con él.

bueno, pero eso a ti ¿qué o qué?

laura: que camilo es el marido

de mi hermana.

ximena: caray, ¿cómo?

¿tú eres hermana de diana?

laura: sí y si está con mi

cuñado ni para qué esperarla,

¿no?

seguramente esa cena

va a ser muy larga.

buenas noches.

ximena: ay, creo que hablé

de más.

paloma: ay, prima, no exageres.

barbie: no, no, no,

ya te lo advertí, paloma,

así que vete con cuidado.

[música]

[música]

laura: eres un desgraciado,

camilo.

mónica: [solloza]

camilo: no puedo dejarte ir.

mónica: señor, ya le dije

que yo--

camilo: no te apartes de mi vida

nunca.

voy a divorciarme de diana

porque me di cuenta que a quien

amo es a ti.

[bocina]

mónica: ya, camilo,

ya por favor, ya no quiero

seguir soñando contigo.

no quiero, ya no quiero.

[solloza]

ximena: [resuella]

amiga, qué bueno que llegas.

no sabes, creo que la regué

horrible.

la hermana de diana vino

a buscarte y le dije

que probablemente tú estabas

con camilo en una cena

de negocios,

pero ella reaccionó rarísimo,

como si le hubiera dicho

que estabas en un hotel o--

amiga, ¿qué--qué pasó?

mónica: ahora sí se acabó.

ximena: ay, mónica,

pero ¿por qué? ¿qué pasó?

mónica: ay, ximena, quiero

estar sola.

voy a estar bien,

pero por favor, hoy no.

buenas noches.

[llora]

camilo: [suspira]

no pensé que tu presencia

me iba a hacer tanto bien,

hermano.

adrián: te dije que un día,

un día ibas a contar conmigo.

camilo: lo sé.

bueno, descansa, voy por un vaso

de agua.

adrián: bueno, buenas noches.

barbie: [tararea]

hola, pa.

¿cómo viste a mi mamá?

camilo: no, no, no estaba

con ella.

¿no ibas a quedarte tú

a dormir en el hospital?

barbie: sí, pero ya conoces

a chabe, ella quiso cuidarla

y yo aproveché para venir

a limpiar la casa y que mi mamá

la encuentre perfecta

y bueno, estar al pendiente

de mis hermanos.

camilo: eres tan buena hija,

así que mereces un premio.

¿qué te parece que te regale

el ramo de novia que tanto

quieres?

barbie: iay, sí! isí, sí, sí!

¿me vas a dejar encargar

mi ramo de novia de nueva york?

camilo: sí.

barbie: iay, pa!

pero dijiste que era mucho

dinero.

camilo: no, no,

no me lo recuerdes

que me voy a arrepentir.

barbie: no, no, no,

ya no te puedes arrepentir.

ay, pa, estoy feliz.

deja que se lo cuente

a mi bebé.

camilo: barbie, espérate.

barbie: ¿qué pasó?

camilo: solo quiero darte

las gracias.

también te has portado increíble

con tus hermanos

y los has apoyado mucho.

barbie: pa, si lo hago

con mucho gusto por nuestra

familia que es lo más

importante.

camilo: lo sé, mi amor, lo sé.

barbie: ¿ya cenaste?

camilo: sí.

barbie: ¿y de dónde vienes?

camilo: de tomar una copa

con tu tío.

necesitaba relajarme y--

y ahora necesito un abrazo

de mi princesa.

barbie: pa, ven para acá.

ay, como te quiero.

camilo: te amo.

mónica: buenos días.

nora: uy, ni tan buenos

por lo visto.

te ves agotada,

debe ser el estrés.

estaba leyendo que el estrés--

mónica: recados.

nora: sí, aquí están.

mónica: gracias.

nora: y por cierto, llamó

el licenciado sarmiento,

que va a trabajar desde su casa.

mónica: ¿hace cuánto llamó?

nora: hace diez minutos.

mónica: ¿algo más?

nora: sí, te está esperando.

mauricio: hola.

el viene a revisar

mi computadora por algunas

fallas que ha tenido.

nora: ¿y como por qué

no me avisaste para llamar

al técnico de la empresa?

mauricio: porque el técnico

de la empresa es un inepto,

así que me dejas de cuestionar

y le das un gafete, por favor.

nora: sí, señor.

[carraspea]

adelante.

mauricio: entra, damián.

nora: [resuella]

¿a este qué le pasa?

mónica: buenos días.

laura: anoche fui a buscarte,

¿no te dijo tu amiguita?

necesito hablar contigo

en privado.

mónica: [suspira]

[música]

[música]

damián: tienen una intranet

de sistema de gestión

documental.

eso facilita las cosas.

mauricio: ¿eso qué es?

damián: que cada máquina

que esté conectada a la red

interna de la empresa

deja una copia de todos

sus archivos en el disco duro

del servidor.

mauricio: ¿todas?

damián: ¿y por qué te escamas?

¿no me digas que desde aquí

operas tus negocios?

rafael: buenos días.

mauricio: buenos.

rafael: ¿de qué negocios hablan?

damián: de los de medialink.

mauricio: ajá.

rafael: como dijo tus negocios.

mauricio: sí, claro, rafa,

porque yo trabajo aquí,

son mis negocios, pues, obvio.

[celular]

rafael: sí, camilo.

ok.

va, sí, nos vemos.

¿quieres que veamos

lo de los aceites?

porque voy a salir.

mauricio: no, déjalo, déjalo,

estoy ocupado con algunas cosas,

aparte me están checando

la computadora,

entonces lo vemos después.

rafael: ok.

bueno, aprovechando, ¿no querrás

echarle un ojo a mi compu?

es que ya no quiere jalar

una actualización de antivirus.

damián: luego, con mucho gusto,

ahorita ya tengo varios

servicios.

rafael: me dejas una tarjeta,

¿va?

gracias.

mónica: ¿y qué es

lo que se te ofrece?

laura: conmigo no te hagas

la mosca muerta,

conozco perfectamente bien

a las de tu clase.

eres una trepadora.

mónica: si viniste a insultarme,

la verdad, prefiero no escuchar.

laura: bueno, pues, me vas

a escuchar quieras o no.

no pienso quedarme indiferente

viendo cómo tratas de destruir

a mi familia.

te estás metiendo con el padre

y con el hijo,

¿no te da ni tantita verguenza?

¿no tienes moral?

mónica: yo no sé qué te habrán

dicho o qué te habrás imaginado,

pero te aseguro que estás

equivocada.

laura: eres una descarada.

yo misma vi entrar a camilo

la otra noche a tu departamento

y vi cómo te le ofrecías

a mi cuñado.

¿cómo es posible que estando

mi hermana en el hospital

tu aproveches para seducir

a camilo y, de pasada,

también a su hijo?

mónica: ya escuché suficiente.

laura: ey, que te quede claro

que no voy a permitir que hagas

sufrir a mi hermana.

para empezar te prohibo

que pongas un pie en casa

de mi hermana.

mientras ella no esté

yo soy la dueña.

así que olvídate de tus planes,

mónica.

tú no te vas a meter

entre camilo y mi hermana.

diana se va a recuperar,

así que no te hagas ilusiones.

mónica: dime una cosa, laurita.

¿no será que todo esto

que me estás diciendo,

más que con la familia

del licenciado,

tiene que ver con que a ti

te gusta rafael y no te gusta

que él y yo seamos amiguitos?

laura: ¿cómo te--?

mónica: ipues, así tal y como tú

te estás atreviendo, así!

laura: estás advertida, mónica.

nora: ¿qué pasó?

moni, ¿qué te pasa?

mónica: [suspira]

>> voy a llevar esto

al refrigerador de atrás.

manuel: sí, por favor.

y vamos a tener que cambiar

esta vitrina, porque no puede

estar fallando.

adrián: aguas con eso, ¿eh?

que es de gas, puede ser

muy peligroso.

manuel: [ríe]

qué bueno que viniste.

adrián: oye, pues,

quería agradecerte de nuevo

la invitación a tu casa.

la pasaron muy bien

los sobrinos y bueno,

a pesar de que diana está mejor,

pues, sí es un estrés

para todos, muchas gracias.

manuel: no, pero qué dices,

fue un placer y para maggie

también.

adrián: sí, ella parecía

la más feliz.

manuel: no, hombre, le encanta

tener la casa llena de gente.

oye, ¿y tú, adrián, entiendes

de estos aparatos?

adrián: pues, sí, sí, algo.

funciona con gas.

manuel: sí.

adrián: y si hay una fuga,

pues, la máquina deja

de trabajar, es lo más común.

manuel: ah, bueno,

pues, mira, qué suerte tengo,

porque ya casi no hay gente

como tú que sepa resolver

estos problemas del día a día.

adrián: bueno, pues, yo aprendí

porque la necesidad y saber

que las cosas algún día

se van a necesitar.

manuel: no, pues, qué bueno

que sí te diste una vuelta.

adrián: pues, me tardo dos

minutos en solucionarlo,

si me traes una caja

de herramientas.

manuel: ¿ahorita?

adrián: claro.

manuel: no, pues, voy

por la caja, dame un segundo.

adrián: sí.

chabela: [ríe]

qué bien, hoy desayunaste

bastante mejor que ayer

y eso significa que le estás

echando ganas,

aunque tu actitud todavía

no es la mejor.

diana: me cuesta mucho trabajo

hacerlo.

chabela: pero ¿por qué?

pareciera que no estás contenta

con tu diagnóstico.

¿qué?

¿hubieras preferido

un peor escenario?

diana: yo creo que estaba

más preparada para eso

que para esto.

ay, no puedo quitarme

de la cabeza que todavía

falta la última parte.

no me han dado de alta 100%.

chabela: te lo dije, niña,

es solo el fantasma del cáncer

lo que te persigue,

así que quítate esa idea

de la muerte de tu cabeza, ¿eh?

solamente te estás haciendo

daño.

diana: ¿sabes qué es lo peor?

que ahora todos mis planes

se me están revirtiendo.

chabe, no sé cómo manejarlos.

chabela: pues, ¿de qué hablas,

niña?

¿qué planes tenías?

no, mi amor, no tienes

que contarme si no quieres,

pero recuerda que en esta vida

todo tiene solución,

menos la muerte.

diana: yo sé,

pero todo se me salió

de control, no sé qué hacer.

chabela: mi amor, nosotras

no tenemos control de nada

y como dice el refrán,

"el hombre propone

y dios dispone".

mientras haya vida,

hay esperanza.

y todo, todo tiene solución.

diana: no todo, chabe.

chabela: todo, mi niña,

todo es posible en esta vida.

Cargando Playlist...