null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 2

Univision5 Sep 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

diana: ay, perdón,

no sabía que estabas

con el joven.

es que tengo que hablar contigo,

mi amor, pero te espero afuera

mientras terminas, ¿sí?

¿camilo?

camilo, ¿te sientes bien?

estás muy pálido, mi vida.

camilo: mi amor, quiero

presentarte a--

diana: hola, buenas tardes,

diana alcántara.

rafael: hola.

diana: mucho gusto.

rafael: yo soy un cliente

de camilo.

camilo: venía a conocerme

porque él es mi hijo.

diana: ¿cómo?

mónica: ¿di--dijo su hijo?

camilo: sí.

el es mi hijo.

diana: ¿cuántos años tienes?

rafael: 27.

camilo: mi amor,

fue antes de conocerte.

diana: ¿así es que tú

eres hijo de camilo?

rafael: sí.

me llamo rafael.

diana: ¿tú lo sabías?

camilo: me acabo de enterar

hace algunos momentos,

recién.

diana: uh, no, bueno,

esto sí que no

nos lo esperábamos, ¿no?

regina: hola, tita.

eugenia: hola, mi amor.

¿tuviste algún problema

para salir?

regina: no, ya voy en la "prepa"

y te digo que la cosa

es más relajada.

eugenia: no, sí,

de que toda tu educación

es muy relajada no me queda

la menor duda, mi amor.

regina: ¿y el taxi?

eugenia: ya no ha de tardar.

y si hago esto de llevarte,

es para que tengas toda

la información que necesitas,

mi amor, y después podamos

hablar con tus papás,

¿de acuerdo?

regina: tita, vamos a hablar

con mis papás hasta

que la solución sea un hecho.

eugenia: ay, pero eso puede

llevarnos mucho tiempo, mi vida.

regina: y no me importa.

mi mamá dice que los problemas

se cuentan hasta que está

la solución y eso es

lo que vamos a hacer,

tú me lo prometiste.

eugenia: ay, ¿por qué

no llegará el taxi?

diana: bueno, yo me imagino

que ustedes tienen mucho

de qué hablar.

no--por cierto,

soy la esposa de camilo.

rafael: mucho gusto.

diana: no sé si ya te dijo

camilo, pero tenemos

cuatro hijos.

rafael: sí, se ve que son

una muy bonita familia.

bueno, yo--yo ya me voy.

mira, yo te voy a dejar

mi tarjeta.

yo me tardé muchos años

en venir a conocerte.

ojalá tú no te tardes

tanto en llamarme.

muchísimo gusto.

gracias.

ojalá podamos tomarnos

el café después.

diana: camilo--

camilo: no, ahora no,

por favor, mi amor, ahora no.

diana: mi amor, ¿cómo ahora no?

tenemos que hablar, ¿no?

camilo.

es idéntico a camilo

cuando tenía su edad,

idéntico.

[resuella]

¿y la mamá?

¿cómo será la mamá?

camilo: [suspira]

[teléfono móvil]

mónica: ¿señor camilo?

camilo: mónica, no voy

a regresar a la oficina.

por favor, cancélame

todas las citas que tengo

y hazme una reservación

esta noche a las ocho

en un restaurante tranquilo

donde no haya mucha gente.

mónica: sí, por supuesto que sí.

¿quiere que le avise

a algún cliente de la cena?

camilo: no, no es una cena

de trabajo.

mónica: entiendo.

yo hago la reservación

y le aviso del lugar.

[teléfono]

un segundo, por favor, ¿sí?

un segundo.

sí, hola,

media link, oficina

del licenciado sarmiento.

buenas tardes.

diana: moni, ¿sabes algo

de camilo?

mónica: estoy con él

en el celular.

diana: moni, en cuanto llegue

a la oficina, por favor,

mándalo a la casa.

ya le hablé dos veces

al celular, pero no me contesta.

mónica: no, no va a volver

a la oficina, pero ahorita

le digo que le llamaste.

yo me encargo de todo, señor,

y le aviso.

ah, su esposa lo anda buscando.

está bien, hasta luego.

diana: moni, ¿moni?

mónica: perdón.

sí, aquí estoy.

ya le di tu recado.

diana: ah, muchas gracias.

espero que me llame,

pero si llama o vuelve

el hijo de camilo, trata

de sacarle información.

a ver si nos cuenta

dónde está su mamá

o algo, ¿no?

muchas gracias, moni.

adiós.

eugenia: y, pues, esta es

la situación.

mire, mi nieta quiere dar

en adopción el bebé

que está esperando.

por eso estoy yo aquí,

para apoyarla y para acompañarla

en todo lo que haga falta.

regina: a ver, yo lo único

que quiero es que mi hijo

esté con una pareja linda,

que se quieran mucho.

digo, para que también

lo quieran mucho a él.

a ver, ¿puedo ver su carpeta

de parejas que quieren adoptar

para ver cuál es

la que más me gusta?

>> tú no eres quien elige

a los padres adoptivos.

regina: ¿no?

>> no.

me doy cuenta de que ustedes

están muy mal informadas

de cómo se lleva a cabo

este proceso.

esta es una institución seria

que opera conforme a la ley.

la prioridad es el bienestar

del infante.

por eso somos nosotros

los que elegimos después

de una exhaustiva investigación

a los padres que consideramos

que son la mejor opción--

regina: pues, ¿sabes qué?

si yo no puedo elegir

a los papás, no tengo nada

que hacer aquí.

eugenia: pero, hijita--

regina: a ver, abuela, nada.

te aseguro que si estuvieras

en mi lugar, a ti también

te gustaría elegir a los papás

de tu hijo.

muchas gracias, qué amable.

buen día.

eugenia: disculpe, licenciada.

no sabía que--

>> no, no se preocupe,

señora, no se preocupe.

[teléfono]

ximena: ¿bueno?

ay, ¿qué pasó, moni?

dime rápido porque estoy

ocupada.

mónica: estoy segura

que me pidió que le hiciera

esa reservación porque se va

a ir a cenar con la otra.

ximena: ¿qué?

a ver, no te entiendo.

mónica: ay, camilo me pidió

que le hiciera una reservación

en un restaurante

para esta noche

y no quiere que nadie lo sepa.

eso, ximena, jamás

lo había hecho, jamás.

te apuesto que se va a ir

a cenar con la mamá de su hijo.

ximena: ¿con la esposa?

bueno, ¿por qué te sorprendes?

mónica: no, con la mamá

de su otro hijo.

uno que acaba de aparecer.

ximena: a ver, no te estoy

entendiendo nada, mónica,

pero por primera vez en la vida

te estoy escuchando reaccionar,

amiga, como si tuvieras sangre

en las venas.

[resuella]

estás celosa.

por fin, mónica.

oye, me estoy dando cuenta

que eres humana

como todas nosotras.

¿sabes qué?

nos vemos en el departamento

en una hora.

mónica: no, ximena, olvídalo,

¿para qué?

ximena: mira, sin preguntas.

en una hora.

mónica: ay, olvídalo.

me hicieron una comida

de mi cumpleaños

los de la oficina.

ximena: mira, mónica,

si no fuera importante,

no te lo pediría,

así que te veo

en el departamento

y no se te ocurra dejarme

plantada porque esto es

de vida muerte, ¿ok?

adiós.

mónica: ¿ximena? ¿ximena?

ay.

margarita: ay, manuel, dios mío.

manuel: perdón, perdón.

espere.

¿estás bien?

¿estás bien?

regina: sí, sí.

manuel: ¿segura no te pasó nada?

regina: no, no, estoy bien.

margarita: ¿segura?

¿segura que estás bien?

¿no te pasó nada?

eugenia: regina, regina,

¿qué te pasa?

si quieres hacer las cosas bien

con respecto a la adopción,

tienes que seguir el reglamento,

mi hijita.

no puedes hacer tu santa

voluntad.

vamos a ver a la licenciada,

ándale, para que te expliquen

lo de la adopción.

regina: me vale cómo funciona

la ley, tita.

yo voy a elegir a los papás

de mi bebé y nadie va a tomar

esa decisión por mí.

manuel: ¿qué?

disculpe, no se vaya.

¿su nieta está embarazada?

eugenia: pero ¿a usted

qué le importa?

margarita: es que vinimos

a este lugar justamente

porque queremos adoptar

un bebé.

manuel: exacto, sí.

¿le molestaría hablar

con nosotros?

por favor, es rápido,

un segundo, podemos--

todos: [ríen]

luis: yo te lo dije,

te lo dije--

nora: claro que sí.

mauricio: hola, hola.

nora: hola.

mauricio: ¿y la festejada?

nora: ay, justamente me mandó

un mensaje para disculparse

que no iba a poder estar

con nosotros.

mauricio: ¿qué?

no.

nora: sí.

mauricio: ¿por?

pablo: no, no sabemos.

el hecho es que nos dejó

plantadísimos.

nora: y, bueno, como ya

estábamos aquí cuando me llegó

el mensaje, pues decidimos

festejar sin ella.

¿por qué no te sientas?

mauricio: no, no, no.

tengo cosas que hacer.

me voy.

¿te lo encargo?

nora: sí, sí.

bueno.

oigan, de verdad, ¿qué le habrá

pasado a mónica?

porque ella nunca nos dejaría

plantados.

algo muy malo le debe haber

pasado, yo qué sé...

luis: ¿y si tiene un galán

y se fue con él?

eugenia: regina, regina,

escúchame bien.

yo no sé en qué mundo

de fantasía vives tú,

pero entiéndeme que estás

esperando un hijo

y tienes que entrar en razón.

regina, te estoy hablando.

eugenia: tita, yo estoy

muy convencida

de lo que quiero hacer.

nada de lo que digas

va a cambiar mi opinión.

eugenia: hay procedimientos

legales que no te puedes

brincar, niña.

regina: ay, dale con la ley.

manuel: bueno, disculpen.

disculpe otra vez.

quisiéramos hablar contigo.

bueno, mi esposa y yo queremos

adoptar y si tú quieres elegir

a los padres de tu bebé,

nos gustaría que nos tomaras

en cuenta.

eugenia: vámonos, regina.

regina: no, tita.

primero déjame hablar con ellos.

eugenia: regina...

regina: no, no pierdo nada.

¿dónde y cuándo nos vemos?

eugenia: regina...

ximena: te dije una hora

y ve todo lo que te tardaste.

mónica: no, no, ni me reclames

que no sé por qué te hice caso

y dejé plantados

a los de la oficina.

ximena: uy, ya verás

que va a valer la pena

haberlo hecho.

es tu regalo.

feliz cumpleaños.

mónica: pero ¿para esto

me hiciste venir tan rápido?

amiga, gracias--

ximena: a ver, ábrelo, ábrelo.

mónica: a ver.

ximena: "tarán".

mónica: no, ximena.

ximena: y me costó un ojo

de la cara y la mitad

del otro, ¿eh?

mira, chécale el precio.

se lo dejé para que veas

que no te miento.

mónica: no, no, no.

ximena: ay, ya, lo compré

a meses, sin intereses.

no te preocupes, hombre.

mónica: no, pero no tenías

por qué gastar tanto dinero

en mí, amiga, no.

ximena: oye, claro que sí.

yo te quiero.

a ver, eres mi amiga,

eres mi hermana, eres mi familia

y yo quiero que seas muy feliz,

así que te vas a poner

este vestido.

eso sí, yo te voy a maquilar,

por favor.

te vas a ir al restaurante

donde está tu jefe con esa tipa,

que no entiendo nada quién es.

no, no, sí, no niegues.

sí, no está en discusión.

ya basta de dejar pasar

las oportunidades.

te vas a ver hermosa,

mejor que nunca

y yo misma te voy a dejar

en ese restaurante

para que le boicotees

la cena a don camilo.

así que vamos, por favor,

porque vamos a hacer "look"--

mónica: me maquillas,

pero no me peinas.

ximena: claro que te voy

a peinar y te voy a hacer

un peinado grande

para que te veas bien sensual.

mauricio: mi amor,

si no nos vamos ya,

no llegamos al cine.

bárbara: ya voy, ya voy,

espérame.

diana: hola.

hola, mi amor, hola.

nicolás: hola, ma,

¿por qué te tardaste tanto?

diana: porque tenía

muchas cosa que hacer,

pero ya estoy aquí, amor.

perdón, mau, ¿cómo estás?

mauricio: hola.

diana: ay, mi vida,

te ves divina.

bárbara: gracias, ma.

diana: chabelita, gracias

por encargarte de nico.

no sabes cómo te agradezco

que hayas venido.

isabel: no, mi vida,

con mucho gusto.

tu ropa ya está lavada

y planchada y nico ya cenó, sí.

diana: gracias, de verdad,

muchísimas gracias.

¿y cristóbal y regis?

isabel: cristóbal está

en su cuarto y regina

no ha llegado, pero no

te preocupes, anda con tu mamá.

diana: ¿con mi mamá?

¿y eso?

isabel: no sé, andan muy amigas

últimamente.

a propósito, ya me voy,

donde me gane tu mamá, no--

diana: no, no.

isabel: va a poner el grito

en el cielo.

diana: dale las gracias

a chabelita.

isabel: que estén bien.

bárbara: nos vemos, chabe.

isabel: adiós, niños,

que se diviertan.

bárbara: gracias.

sí, sí, ya vámonos.

diana: ¿tu papá ya llegó,

mi amor?

bárbara: ah, claro, claro,

espérame.

casi, casi se me olvida, ten.

vino a bañarse y a cambiarse

y me dejó eso.

andaba muy raro, ma.

[camilo] "te espero a las ocho

en punto en el restaurante

el viñedo".

cristóbal: oye, ¿le puedes decir

a mi papá cuando lo veas

que le marcó el doctor

san martín como tres veces?

diana: [asiente]

cristóbal: bueno, pero seguro

ya lo localizó en su celular.

entonces, no hay problema.

bárbara: mamá, ya nos tenemos

que ir.

diana: no, no, no te vayas.

por favor, quédate con nico.

bárbara: mamá, se me hace

tarde.

diana: mi vida, tengo que salir

urgentemente.

bárbara: ¿qué?

diana: sí, por favor--

bárbara: yo--

diana: te lo encargo muchísimo--

bárbara: pero ¿y el cine?--

diana: "bye".

bárbara: mamá...

mauricio: no, no, no.

bárbara: perdón, perdón--

mauricio: me cae que hoy

ninguno de mis planes

me va a salir bien.

[teléfono móvil]

juan: hola, diana.

diana: no tenías ningún derecho

a llamarle.

te dije que yo iba a hablar

con él.

juan: ¿có?--¿de qué estás hab?--

diana: claro, típico

de los médicos.

siempre hacen lo que quieren

y cuando se les da la gana.

uno no cuenta los problemas

a no ser que tenga la solución

y yo todavía no tengo

la solución a mis problemas.

no tenías ningún derecho

de llamar a camilo para decirle.

juan: no, no, no, yo--

diana: mira, después hablamos

porque ahorita voy a ir

a solucionar lo que provocaste.

[música]

[música]

bárbara: ay, ya mi amor,

por favor, por favor,

no te pongas así.

mauricio: bueno, ¿y cómo

quieres que me ponga?

lo que tú no entiendes

es que lo único que yo quería

era pasar un tiempo

con mi novia, ¿sí?

porque tuve un día fatal.

bárbara: sí, te entiendo,

te entiendo, pero tú viste

cómo se dieron las cosas.

mauricio: también a nico

lo pudo haber cuidado

el bueno para nada de tu hermano

mientras nosotros nos íbamos

al cine, pero--

cristóbal: ey, ey, ey.

bájale, cuñadito,

que si no fuera porque mi papá

te dio chamba, ve tú a saber

en qué pollería estarías

trabajando.

porque tus papás venden

pollos, ¿verdad?

bárbara: a ver, cristóbal, ya.

cristóbal: ya, ya, ya.

ya me voy, llego tarde.

buenas noches.

bárbara: a ver, ¿qué? ¿qué?

¿a dónde vas?

¿no que tenías que estudiar

y que por eso no podías cuidar

a nico?

cristóbal: por eso llego tarde,

porque voy a estudiar a casa

del pachis.

cuiden bien a nico, ¿eh?

bárbara: cristóbal...

cristóbal: que la pasen bien.

mauricio: no, no, no.í.

diana: hola, mi amor.

camilo: mi amor,

qué bueno que estés aquí.

diana: te juro que yo quería

hablar contigo, te lo juro.

estaba buscando el mejor momento

porque esto no es fácil

para mí, mi amor.

camilo: no, y para mí tampoco

lo es, mi amor.

yo nunca, nunca imaginé

que una cosa así podía

suceder, mi amor.

diana: yo tampoco.

nunca, nunca...

nunca pensé que tendría

que pasar por algo así, mi amor.

es que ni siquiera en mis

cuentos me hubiera imaginado.

camilo: mi amor, nos tenemos

que mantener unidos, ¿sí?

por favor, para mí este

ha sido un golpe muy fuerte,

muy fuerte.

rafael: buenas noches.

ximena: [festeja]

llegamos.

mónica: amiguita, yo no sé,

no sé si esto va a ser

una buena idea.

ximena: bueno, pero por supuesto

que es una buena idea.

ya bájate porque ya ha de estar

con la otra,

así que vamos.

mónica: me duele el estómago

nada más de pensarlo

con esa mujer.

pero yo creo que sí, mejor

nos vamos al "depa", ¿no?

ximena: ay, que no,

que te bajes, bájate.

mónica: ahí voy, ahí voy.

es que con este vestidito

tan cortito.

ximena: pues, así te ves--

mónica: ahí voy--

ximena: adiós.

mónica: ahí voy.

[claxon]

ximena: métete, métete.

[claxon]

camilo: qué bueno que viniste.

rafael: definitivamente

eres más valiente que yo.

yo me tardé mucho en tener

el valor de buscarte

y a ti te bastó solo una tarde.

camilo: es importante

que hablemos.

por favor.

diana: ¿con él aquí?

camilo: diana, diana,

por favor, siéntate.

rafael y yo tenemos

muchísimo de qué hablar

y yo quiero que tú estés

presente, que escuches todo.

rafael, quiero que sepas

que yo no soy nada sin ella.

diana: [ríe]

ay, perdón, perdón.

¿de esto se trata esta cena?

camilo: sí.

diana: claro, ay, claro, claro.

estamos aquí para hablar

de rafael.

ay, qué gusto verte de nuevo,

de verdad.

camilo: a ver, rafael,

perdóname.

¿qué--qué pensabas

que íbamos a hablar?

digo, ¿hay algo que me tengas

que decir?

diana: no, nada, nada, nada.

quiero saberlo todo de ti,

por favor.

dime de tu familia, tu mamá--

camilo: diana.

rafael: bueno--

mónica: señor camilo.

[resuella]

mi--mire dónde nos venimos

a encontrar.

diana.

diana: hola, hola.

mónica: hola otra vez, diana.

camilo: qué distinta te ves.

rafael: hola, buenas noches.

mónica: hola, hola.

ay, disculpen,

qué casualidad, ¿no?

diana: ¿no me digas que vienes

a cenar aquí?

mónica: sí, sí, sí,

pero la verdad es que yo

no sabía que--

bueno, qué chiquito es el mundo,

qué bárbaro.

yo no me imaginé

que nos fuéramos a encontrar.

camilo: a ver, si tú misma

me hiciste la reservación

en este restaurante.

mónica: pues, me confundí.

ajá, me confundí porque llamé

a varios y no todos tenían

reservaciones disponibles

y entonces me hice bolas

y pensé que ustedes estarían

en el del centro.

ajá, y no acá.

pero--ay, no, por favor,

sigan en lo suyo, por favor,

¿eh?

no hay problema, yo me voy.

diana: no, no, no,

¿a dónde vas?

mira, esta mujer que tú ves

aquí es la otra mitad

de camilo, su mano derecha

y la izquierda también.

es una maravilla.

honestamente, yo no sé

qué sería de todos nosotros

sin mónica.

qué linda te ves

con este vestido.

¿a poco no se ve preciosa,

mi amor?

camilo: sí, sí,

definitivamente te ves muy bien.

diana: y hoy es el cumpleaños

de mónica.

rafael: ah, mira, qué bien.

feliz cumpleaños.

mónica: muchas gracias,

gracias, pero ya me voy

a ir mejor--

diana: no, no, no,

mónica, por favor,

siéntate con nosotros

aunque sea un minuto.

hay que brindar

por tu cumpleaños,

¿verdad, camilo?

camilo: [duda]

sí.

diana: vamos a cantar

las mañanitas, ¿sí?

mónica: [ríe]

diana: sí.

ximena: san antonio,

san antoñito, por favor,

te lo suplico,

haznos el milagro.

ayúdala, ayúdala, por favor,

por favor, por favor.

camilo: bravo, felicidades.

bueno, moni, mira, discúlpanos.

no es que no quiera ser

atento contigo,

pero como verás, estamos

en algo muy familiar.

mónica: sí, sí,

por supuesto, por supuesto.

yo entiendo.

te agradezco la invitación,

diana, pero la persona

que estoy esperando

ya debe de estar por llegar.

rafael: ah, un amigo.

diana: ¿un amigo?

¿de verdad?

mónica: buenas noches

y pásenla bien.

nos vemos mañana, señor.

camilo: hasta mañana.

diana: mi amor,

¿moni tiene novio?

mónica: ya, ¿yo qué voy a saber?

¿crees que le voy a andar

preguntando esas cosas,

mi amor?

es solo mi secretaria, mi vida.

bueno, a ver,

volvamos a lo nuestro.

si estamos aquí,

es porque tenemos mucho

de qué hablar.

ximena: ¿cómo? ¿cómo?

a ver, no te lo puedo creer.

entonces ¿él iba a cenar

con su esposa?

mónica: sí, con ella.

te voy a matar, ximena,

te juro que te voy a matar

con mis propias manos.

en mi vida he pasado

una verguenza tan grande.

ximena: mónica, tú fuiste

la que me dijo que tu jefe

se iba a encontrar

con no sé qué mujer

y por eso te estabas muriendo

de celos.

mónica: pues sí, pues sí,

pero me equivoqué.

¿ahora qué hago?

les tuve que decir que iba

a cenar con un amigo

y que por eso estaba aquí.

ximena: horacio,

te mando a horacio.

mónica: ay, no, ximena,

por favor.

ximena: sí, sí, sí.

te voy a mandar a horacio.

mira, lo llamo

y en 15 minutos está ahí.

mónica: te lo prohíbo.

déjame resolverlo a mí.

mira, llámame en diez minutos

y hago como que pasó algo

y que me tengo que ir y ya.

ximena: sí, sí, cuenta con ello.

es más, yo me regreso por ti

y te llamo cuando esté ahí.

no te voy a dejar sola

con este lío.

oye, pero--a ver, dime una cosa,

¿cómo te vio tu jefe

cuando te vio vestida así?

mónica: dijo que--

me veía muy bien.

camilo: y no sólo eso,

también pienso que te ves

hermosa como nadie.

eres la mujer más atractiva

que he conocido en mi vida.

ximena: ¿mónica? ¿moni?

mónica, ¿qué te dijo?

mónica: nada, nada,

no dijo nada.

bueno, te dejo y aquí

te espero, ¿eh?

y a ti no se te ocurra

mandar a alguien más,

¿me oíste?

ximena: no sólo no nos hiciste

el milagro, sino que todo

se complicó.

¿y ahora qué?

¿qué va a hacer la pobre esta?

muy mal, ¿eh?

mal, mal, mal.

ay, san antonio, san antonio,

castigado, castigado.

adiós.

[música]

camilo: ¿y en qué hiciste

la maestría?

rafael: en sociología de masas.

camilo: mentira.

diana: igual que tú.

camilo: no...

diana: oye, ¿dónde vive

tu familia? ¿tu mamá?

rafael: mi mamá vive en miami.

nosotros salimos de venezuela

hace muchísimos años ya.

cuando mi mamá se casó,

su marido, que era español

y radicaba en florida

en ese entonces, me adoptó

y me dio su apellido.

camilo: qué buena onda.

rafael: sí.

diana: claro, la venezolana

esa que me has contado.

camilo: bueno--

diana: camilo, me ha hablado

muchísimo de ella.

fue su primer amor.

camilo: bueno, mi amor, diana,

hace mucho tiempo de eso.

eramos muy jóvenes.

diana: es la verdad, mi amor.

fue una relación muy intensa.

rafael: ¿ah, sí?

diana: [asiente]

¿cómo se llamaba?

¿almudena?

rafael: sí, almudena cervantes.

diana: claro que es

la venezolana.

rafael: te tengo que preguntar

esto.

camilo: ¿qué?

rafael: a mí mi mamá me dijo

que con ella fue tu primera vez.

¿sí es cierto?

¿es cierto?

diana: claro que es cierto,

claro.

oye, pero a ver, cuéntame,

¿tu mamá sigue casada

con el hombre que te dio

su apellido?

rafael: no, no, con iñaki no.

se divorció hace tiempo ya.

aunque él regresó a madrid,

tenemos contacto con él todavía.

somos buenos amigos los tres.

diana: ¿y no piensa venir?

rafael: no creo.

está muy bien haciendo

su vida allá.

porque pretendientes

nunca le faltan...

diana: [resuella]

¿me disculpan?

vuelvo en un momento.

camilo: sí, mi amor, sí.

rafael, dime,

¿de verdad almudena

no piensa venir nunca?

¿nunca?

mónica: ya mi amigo me llamó

ahorita y va a venir por mí.

sí, nos vamos a ir

a festejar a otro lado.

diana: la venezolana no piensa

venir a méxico.

me refiero a la mamá de rafael.

no me sirve de nada

que esté allá.

mónica: ah, ah, bueno,

pues, por algo será, ¿no?

y a lo mejor no es la indicada

y hay que seguir buscando.

ya aparecerá.

¿qué? ¿qué?

¿qué pasa?

diana: ¿te diste cuenta de cómo

te vio camilo cuando entraste?

mónica: ¿a mí?

diana: mónica, eres mujer,

tuviste que haberte dado cuenta

cómo te vio.

[resuella]

ya no tengo dudas, eres tú.

tú eres la mujer

que yo necesito.

regina: ¿no vas a entrar?

eugenia: no, no, mejor no.

no quiero que el taxista

me cobre mucho,

pero nos vemos mañana.

regina: te espero mañana

en la escuela

y muchas gracias.

eugenia: a las 11 en punto

estoy por ti, en punto, ¿eh?

acuérdate que yo no soy tu madre

que se cree más tu amiga

que tu mamá.

conmigo es diferente.

regina: sí, tita,

nos vemos mañana 11 en punto.

eugenia: y piensa muy bien

lo que quieres hacer, hija.

regina: no tengo nada

que pensar, tita.

te quiero y, de verdad, gracias.

sé que tú harías las cosas

distintas, pero yo estoy

segura de lo que quiero hacer.

eugenia: yo también te quiero,

mi vida.

mónica: diana, a ver,

¿por qué ahora se te ocurre

pensar en mí?

diana: porque ahora que te vio

como si fuera la primera vez,

como si te acabara de conocer,

me di cuenta que no hay nadie

mejor que tú.

por eso, moni.

mónica: no, no, no.

yo no puedo aceptar que--

porque yo soy su secretaria

y nunca voy a ser otra cosa

para él.

diana: claro que puedes

ser otra cosa,

algo más que su secretaria.

y yo te voy a ayudar

a conquistarlo.

te voy a guiar, pero tú tienes

que hacer todo lo que yo

te diga.

mónica: ay, no, diana,

por favor,

eso no va a funcionar.

el--el nunca ha visto

como mujer,

nunca.

yo no existo para él.

yo jamás podría reemplazarte,

diana.

el nunca...

yo soy transparente para él.

diana: ay, moni,

a ti te gusta mi marido,

te gusta camilo.

es por eso, claro.

mónica: no, no.

no, lo siento, pero ya

te dije que soy la secretaria

y yo nunca voy a dejar de serlo.

regina: no.

no, no, no.

no, no, no.

[llora]

diana: mónica, mónica,

discúlpame, sé que fui

una bruta al decir

las cosas así.

mónica: mira, lo mejor

es que me vaya.

diana: no, no, no.

yo acabo de descubrir que a ti

te gusta mi marido.

tú lo quieres

y eso te convierte

en la candidata perfecta

para remplazarme.

mónica: diana, ay, diana,

vamos a parar aquí todo esto,

por favor.

diana: de ninguna manera.

tú y yo vamos a seguir

platicando sobre esto mañana,

pero ahora vas a venir conmigo.

mónica: no, no, ¿a dónde?

diana: ven.

mónica: no.

diana: hazme caso, por favor.

ustedes me disculparán,

pero es el cumpleaños de mónica

y tenemos que brindar con ella.

rafael: mesero, una copa,

por favor.

camilo: no, no, yo pensé--

no, esta plática era--

yo estoy hablando con rafael,

diana.

diana: sí, también, mi vida.

vamos a brindar

porque es su cumpleaños.

camilo: sí, pero--

diana: claro que sí.

siéntate, mi amor.

camilo: a ver, mónica,

¿tú no ibas a cenar con alguien?

diana: yo quiero brindar

por mónica,

la mujer más eficiente

que he conocido en mi vida,

la más trabajadora

y la más linda.

salud.

rafael: salud.

camilo: salud.

mónica: salud.

camilo: salud, salud.

[música]

[música]

ximena: ♪ tú que fuiste

tú que fuiste

el amor que tanto

y tanto y tanto esperaba ♪

camilo: rafael,

yo te pido disculpas.

mónica: ay, seguro es mi amigo,

seguro.

[teléfono móvil]

es de media link.

camilo: ¿a esta hora?

mónica: ¿bueno?

nora.

¿qué?

¿cuándo?

camilo: ay, ¿qué pasó?

¿qué pasó, moni?

mónica: dice nora que

le llamaron los de las alarmas

que se disparó la de la oficina

y que van a mandar

una patrulla para allá.

camilo: otra vez.

mónica: no, sí, ahí nos vemos.

sí, por supuesto que voy

para allá.

sí, bye.

bueno, ustedes sigan en lo suyo.

no se preocupen,

yo me encargo de lo que sea.

diana: camilo, ve con mónica,

no la puedes dejar sola.

por mí no te preocupes,

yo me quedo aquí

otro ratito con rafael.

no te molesta, ¿verdad?

rafael: no, claro que no,

pero ¿tú no estabas

esperando a alguien?

mónica: sí, pero yo ahora

le aviso que me disculpe,

que se presentó una emergencia.

yo voy sola.

diana: no, no, no.

no puedes ir sola.

mi amor, acompaña a mónica.

váyanse a resolver

el problema de la oficina.

no se preocupan por nosotros.

rafael: ¿quieren que yo

los acompañe?

camilo: no, no, no es necesario.

no es la primera vez

que se dispara la alarma.

mañana seguimos platicando,

perdón por todo esto.

rafael: no.

camilo: nos vemos en la casa,

mi amor.

diana: sí, mi vida,

no te preocupes por mí.

cuídamelo, por favor.

avísennos qué pasa.

pero ya váyanse, ándale.

camilo: mónica, vámonos.

diana: váyanse.

mónica: bye.

mónica: [escribe] "xime,

da vuelta en u.

no vengas por mí,

luego te explico".

[ximena] ¿tú cuándo le vas

a decir a tu jefe

que te mueres de amor por él?

[diana] a ti te gusta mi marido.

[ximena] ¿para qué perder

el tiempo buscando una pareja

a tu jefe cuando tú eres

la candidata perfecta

para ser la esposa de camilo,

mónica?

[diana] lo quieres y eso

te convierte en la candidata

perfecta para reemplazarme.

mónica: don camilo,

¿sí se da cuenta que es

la primera vez que me voy

a subir a su coche?

camilo: mónica, las cosas

que dices, que piensas.

oye, ¿ya le avisaste a tu amigo?

mónica: sí, sí, justo le acabo

de mandar un mensaje.

camilo: qué mal que te hizo

esperar, qué mal.

un hombre jamás debe hacer

esperar a una mujer, jamás.

¿te puedo dar una sugerencia?

mónica: [asiente]

camilo: deberías aprender

a elegir mejor a tus amigos.

nora: ay, qué pena, señor,

discúlpeme que lo hice venir.

camilo: ¿qué fue lo que pasó,

nora?

nora: la alarma se activó

igual que siempre,

sin ningún motivo.

camilo: lo sabía, te lo dije.

nora: bueno, como venía sola,

le pedí a luis y a pablo

que me acompañara porque no

hubiera alguien adentro

del edificio o que faltara

algo en la oficina,

pero no, todo está bien.

también ya le dije

a la patrulla que se podía ir.

camilo: o sea que vinimos

en balde.

bueno, si ya está arreglado,

se pueden ir.

nos vemos mañana,

buenas noches.

gracias por venir.

nora: buenas noches.

híjole, discúlpame, moni,

pero la verdad es que me asusté

mucho y no sabía qué pensar.

como el licenciado

no contestaba su celular, pues--

mónica: hiciste muy bien, nora.

no te preocupes.

nora: no sabíamos estabas

tan ocupada también.

mónica: nos vemos mañana.

buenas noches.

luis: ellos andaban juntos.

con razón nos dejaron plantados

en su festejo...

camilo: a ver, mónica.

mónica: ay, qué lindo, señor.

muchas, muchas gracias, señor.

camilo: qué nochecita.

todo terminó diferente

a cómo pensábamos, ¿no?

tanto para ti, como para mí.

mónica: sí, sí, ¿verdad?

camilo: [asiente]

bueno, buenas noches.

mónica: buenas noches, señor.

que descanse.

camilo: igual.

ximena: ¿me puedes explicar

qué fue lo que pasó?

me hiciste regresar por ti

en vano, mónica.

mónica,

moni, ¿qué onda?

¿mónica?

¿qué pasó, amiga?

mónica.

[llama a la puerta]

abreme, por favor.

moni...

diana: estaba pensando

que lo mejor que podemos hacer

es invitar a rafael a la casa

lo antes posible

y se lo presentamos

ya a los niños.

camilo: ¿sí? ¿tú crees?

diana: es su hermano, mi amor.

camilo: sí, pero ¿qué piensas

que van a decir?

diana: pues, espero

que puras cosas buenas.

sólo hay que explicarles

las cosas como son y ya.

andale, llama a rafael,

dile que venga a cenar mañana.

mira, yo no tengo idea

qué digan las encuestas

en estos casos de hijos

que aparecen de la nada, pero--

camilo: bueno, lo dirás

de broma, pero el 27 por ciento

de los casos--

diana: camilo, me da lo mismo,

me da lo mismo lo que digan

las encuestas.

camilo: [ríe]

diana: yo conozco a mi familia

y sé lo que va a pasar.

no tengas miedo,

invita a rafael.

camilo: está bien.

gracias, diana.

tú has sido mi mejor decisión.

no creo que haya nada mejor

que estar a tu lado, nada.

[música]

[música]

[teléfono móvil]

mónica: ¿bueno?

sí, claro que sí, señor.

sí, aquí tengo mi agenda.

espéreme un segundito,

señor, por favor.

ximena: me voy.

mónica: ximena, ¿dónde está

mi agenda?

yo la dejé aquí anoche.

ximena: te buscan.

diana: ¿podemos hablar, moni?

por favor, quiero

que platiquemos

de lo que pasó anoche.

eugenia: buenos días, chabela.

isabel: buenos días.

ay, estoy viendo qué voy

a hacer de comer hoy.

eugenia: no voy a comer aquí.

voy a salir con--

isabel: ¿con regina?

pues, ¿en qué andan ustedes dos?

andan muy raras.

eugenia: ya te dije

que no seas metiche.

isabel: ¿hay algún problema

con regis?

porque para que estés

tan pendiente de uno

de tus nietos

es que hay algo serio.

solo espero que al menos

a tu hija diana sí se lo digas.

eugenia: estás cada día

más insoportable, chabela,

de veras, ¿eh?

ay...

isabel: ay, santa madrecita,

algo grave tiene que estar

pasando, algo pero muy grave.

mónica: señor, fíjese

que no encuentro mi agenda

y, bueno, quizás la dejé

en mi coche.

déjeme checar y lo llamo

en un ratito, ¿sí?

gracias.

diana: gracias.

necesito que hablemos

de tu confesión,

de cuando aceptaste

que te gusta camilo.

ximena: ¿se lo dijiste?

mónica: yo nunca dije nada.

diana: ay, mónica, por favor.

a lo mejor no lo dijiste

con todas sus letras,

pero es obvio lo que sientes

por mi marido.

ximena: sí, más claro

ni el agua, mónica.

diana: ah, ¿tú también

te habías dado cuenta?

ximena: no, bueno, por supuesto.

tendría que haber sido ciega

para no hacerlo.

mónica: ay, ximena.

ximena, ¿nos puedes dejar

solas, por favor?

mira, diana, discúlpame,

pero la verdad es que yo

no tengo tiempo para seguir

con esto.

tengo que llamar al señor,

tengo que bañarme,

tengo que ir a la oficina--

diana: a ver, moni, por favor,

olvídate de todo eso

por un segundo.

piensa mí,

piensa en mi situación.

mónica, yo necesito

que tú aceptes mi propuesta,

necesito que aceptes

conquistar a camilo.

ximena: ay, ¿se lo pidió?

ay, dios mío, se lo pidió,

se lo pidió, te lo pidió.

bárbara: orale, órale, tú.

¿traes mucha hambre o qué?

regina: mucha.

bárbara: regina, si sigues

comiendo así, vas a terminar

con cintura de barril.

regina: gracias, barbie,

yo también te quiero.

bárbara: a ver, a ver,

tú estás muy rara.

tienes una cara rara

y no estás igual que siempre.

dime qué te pasa.

regina: nada,

estoy igual que siempre.

bárbara: ¿segura?

camilo: no, no, tu mamá

no contesta el celular.

voy a ver por qué cristóbal

no ha bajado a desayunar, ¿sí?

nico, regi,

los espero en el coche.

me voy a cambiar de volada.

no se tarden, ¿eh?

cristóbal: buenos días.

[susurra] tú no me has visto,

tú no me has visto.

esto nunca ha existido.

[chista]

ximena: bien hecho, señora.

de verdad que no existe

nadie mejor para quedarse

con su marido

que mi linda mónica.

no, no, no, a ver, a ver,

yo no quise decir eso,

pero si usted le está dando

el permiso a su marido

para que se fije en otra,

pues obvio que nadie mejor

que mi moni linda, ¿verdad?

mónica: ximena...

ximena: ay, mónica,

es la verdad.

a ver, yo no sé si usted sabe

que mónica y yo somos amigas

de hace muchísimos años.

yo le puedo asegurar que ella

sabe querer con todo el corazón.

estar con ella es como--ay,

como sacarse la lotería.

[ríe]

así que su marido tendría

que sentirse el hombre

más afortunado de que mi amiga

se haya enamorado de él,

de verdad.

diana: entonces, es cierto,

estás enamorada de camilo.

mónica: sí.

diana: ay.

diana: estoy enamorada de él

desde hace mucho tiempo

y desde lo más profundo

de mi corazón.

Cargando Playlist...