null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 18

Univision1 Oct 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

mónica: señor, ¿está despierto?

le traje agua.

diana: y todos los matrimonios

tienen crisis, hija.

sus altas, sus bajas.

pero te puedo asegurar

que esta crisis

no es por falta de amor.

bárbara: ¿y, entonces, mamá?

diana: y, entonces, nada.

tal vez ahorita no lo entiendas,

porque el amor...

el amor tiene muchos matices,

hija.

muchos momentos.

pero con el tiempo

seguro lo vas a entender.

bárbara: es que es

la primera vez que los veo así.

y de verdad me gustaría

entenderlo ahora.

diana: no te preocupes.

tiempo al tiempo.

adrián: tráete todos,

que no se te olviden.

vámonos.

nico: [balbucea]

adrián: corre, corre.

rafael: mauricio,

estaba por platicarte.

ya revisé los informes

que me diste.

mauricio: ¿y?

rafael: todo muy bien.

mauricio: claro, rafita.

es mi área, ¿qué esperabas?

¿que algo estuviera mal o qué?

rafael: bueno, voy a hablar

con mi papá.

regina: mau, ¿y barbi?

mauricio: está con tu mamá

en la cocina.

regina: ah, ok.

mauricio: sí.

¿quieres que te ponga

bronceador?

paloma: no.

no vaya a ser que la virgen

de tu noviecita se moleste.

mauricio: barbi está

con su mamá.

yo creo que mientras

puedo aprovechar

para ponerte bronceador.

y para darte un beso.

paloma: dicen que un beso

es como un vaso de agua.

no se le niega a nadie.

mauricio: yo no soy nadie.

[llaman a la puerta]

camilo: sí.

rafael: ¿se puede?

camilo: pasa, rafael, pasa.

rafael: pues mira,

yo sé que tenemos poco tiempo

de conocernos.

pero yo no sé

si cuando tú estás mal,

pues tú prefieres platicar

o aislarte, no sé.

yo opino que deberías darme

un manual para poder entenderte.

camilo: te juro que no soy

tan complicado

y menos con la familia.

rafael: pues gracias

por la parte que me toca.

camilo: bueno, eso somos, ¿no?

somos familia: padre e hijo.

rafael: ¿cómo fue que se te

ocurrió tener tantos hijos, eh?

camilo: aún no sé.

la verdad que hasta que nació

nico ni cuenta me había dado

que pasamos de uno a cuatro.

rafael: y conmigo de 100 a 125 %

sí, digamos que es

una diferencia considerable.

camilo: todavía eres joven,

pero la vida te va a enseñar

que las estadísticas

están bien para generalizar,

pero todos los casos

son distintos, hay que correrse

de la estadística.

rafael: sí.

regina: hola, ma.

diana: hola, mi amor.

regina: te estaba buscando.

oye, ¿todo bien?

diana: todo luce bien

en el reino del ciempiés.

regina: ay, mamá.

diana: tengo el mismo

problema que tu tío.

era mucho más fácil

contarles cuentos

cuando eran chicos.

¿se te ofrecía algo?

¿para qué me buscabas?

regina: ¿todo bien

entre mi papá y tú?

diana: oye, ¿te dije que anoche

estuve en casa de los gonzález?

regina: ay, no.

diana: fui a agradecerles

por salvar a nico.

regina: ¿en serio?

diana: ajá.

regina: hace rato vinieron

y no dijeron nada.

diana: son buenas personas.

siempre he tenido tan buen ojo

con la gente.

regina: casi siempre.

diana: oye, mi amor, ¿el papá

de tu bebé te hizo daño?

regina: no, no es eso.

diana: ¿cuándo me vas a contar?

regina: algún día.

ma, ya sé bien que tú y mi papá

alucinan la idea,

pero si ellos salvaron a nico

es como si te hubieran devuelto

a un hijo, ¿no?

diana: regina.

regina: mira, tú misma dices

que son buenas personas.

van a ser padres increíbles.

y yo me voy a quedar

muy tranquila sabiendo

que mi hijo está en sus manos.

diana: ¿cómo?

¿y qué tienen de malo

estas manos?

regina: ya no es un impulso,

mamá.

lo pensé muy bien

y ya tomé una decisión.

los gonzález se va a quedar

con mi bebé y yo me voy a ir

a vivir con ellos.

camilo: cuando diana y yo

nos casamos, queríamos--

yo tenía muchas ganas de hacer

un posgrado en el extranjero.

en españa.

pero estábamos tan enamorados

que la llegada de bárbara

cambió nuestros planes.

rafael: ¿y lamentaste haber

cambiado tus planes?

camilo: prométeme que no

le vas a decir a diana.

¿sí?

durante todo el embarazo,

moría de ganas por ir a españa.

pero después,

cuando vi crecer a barbi,

cuando vi nacer

a esa niña tan hermosa

todo cambió.

fíjate que la tomé en mis brazos

y fue como volver a enamorarme

de diana.

y nunca, nunca, nunca, pensé

que se podía sentir algo así.

rafael: qué bonito se escuchó

eso, papá.

camilo: oye, me dijiste papá.

nunca me habías dicho algo así.

rafael: sí, sí, lo dije.

y la verdad es que tampoco

me acuerdo si ya lo había dicho

antes, pero, bueno, sí,

papá.

camilo: ya se te hace fácil

decirme papá y no tenemos mucho

en conocernos, ¿eh?

con todos demás tuve que esperar

como un año.

eres el hijo más precoz

que he tenido.

rafael: sí.

nico: aquí está.

orale, se están besando.

mauricio: no.

no.

¿sabes qué pasa, nico?

es que la estoy consolando

porque está triste.

paloma: sí.

mauricio: porque--

paloma: me peleé con mi mamá.

nico: ajá, estás triste, ajá.

mauricio: es en serio.

bárbara: nico, ¿dónde--?

ah, el títere aquí estaba, mira.

ni se rompió.

mauricio: ¿pudiste hablar

con tu mamá?

bárbara: ay, sí,

pero no logré mucho.

nico: oye, ¿me traes mis papas?

mauricio: ¿qué papas?

nico: las que me prometiste

que me ibas a traer.

mauricio: ay, sí, campeón.

sí, claro, voy por ellas.

bárbara: ¿tú de qué te ríes?

paloma: de una cosa

que me acordé.

mauricio: bueno, mi amor,

¿me acompañas a la cocina?

bárbara: sí, ahorita te alcanzo.

nico, ve con el tío adrián,

ándale.

paloma, mi cuarto está hecho

un desastre gracias a ti.

así que te voy a pedir,

por favor,

que antes de asolearte

y hacer cualquier cosa,

por favor, lo dejes ordenadito

como a mí me gusta, ¿sí?

nico: ahorita te lo va

a ordenar, ¿verdad, palomita?

regina: mamá,

si no me dan permiso ahorita,

lo voy a hacer en cuanto

sea mayor de edad.

digo, la verdad prefiero

irme ahora, así puedo preparar

todo para la llegada de mi bebé.

apóyame, por favor.

diana: hija, por favor,

no me hagas esto.

regina: ay, yo no te estoy

haciendo nada, mamá.

pero esto es lo que quiero

y lo que voy a hacer.

estar con los gonzález me--

me da paz.

diana: ¿y qué?

¿aquí no tienes paz?

regina: por supuesto que no.

esta casa es un relajo

con tanta gente viviendo aquí.

los problemas que tienen

mi papá y tú.

aunque no me lo digas

yo sé que los tienen,

no soy tonta.

mamá, en este momento

yo estoy mejor con los gonzález

que aquí.

diana: pues lamento

que te sientas mejor con unos

extraños que en tu casa.

y puedes tratarlos

todo lo que quieras,

pero nunca voy a estar

de acuerdo en que te vayas

a vivir con ellos.

así es que mientras seas

menor de edad, lo voy a impedir.

regina: ¿y si me escapo?

diana: pues si lo haces,

voy a tener que recurrir

a las autoridades

para que te traigan

de regreso a tu casa.

no me retes, regina.

cristóbal: no estoy pudiendo

con lo que le está pasando

a mi mamá.

y tampoco puedo

con lo que está pasando

entre ustedes dos.

camilo: yo sé que está siendo

muy difícil para todos.

pero no puedes refugiarte

en el alcohol cada vez

que tienes un problema.

cristóbal: también me lo dijo

mi mamá y me siento muy mal

por lo que le pudo haber pasado

a nico.

siento mucha culpa.

camilo: no, créeme que la culpa

así como tal no sirve de mucho.

hijo, no estás solo en esto.

juntos vamos a salir adelante.

siempre y cuando tú estés

dispuesto a dejarte ayudar.

ximena: moni, es té de azahares,

te va a calmar un poco.

mónica: gracias, amiga.

por 20 años he sabido llevar

mi vida.

he sabido separar las cosas,

lo tenía todo

superbién resuelto.

y ahora de repente todo cambió.

ximena: sí, 20 años enamorada

hasta las chanclas de un hombre.

viéndolo día tras día

y sin atreverte a decírselo.

no, hombre, qué resuelta

tu vida.

mónica: no estoy para chistes.

ximena: ay, no es un chiste.

estoy segura que tú le gustas.

mónica: ay, qué horror.

ximena: ay, no, ningún horror,

mónica.

a ver, primero tú no tienes

que hacer nada.

como dicen en el futbol,

la pelota está ahí, ¿no?

en su cancha.

mónica: ay, futbol, futbol.

ximena: ay, tenis o béisbol,

o no sé, lo que sea.

la cosa es que ahora la pelota

está de su lado de la cancha.

o sea, a él le toca jugar ahora.

mónica: el problema es que

estoy jugando sola, ximena.

ximena: ay, ya, mónica,

no te tires al piso, por favor,

¿sí?

mira, tú lo único que tienes

que hacer es morderte la lengua.

y por ningún motivo decirle

que lo amas ni nada

por el estilo.

mónica, estás en una situación

muy delicada de verdad.

¿para qué nos hacemos tonta,

amiga?

deja que sea él

el que marque el camino.

el pobre hombre debe estar

aterrado, mónica.

mónica: la que está aterrada

soy yo.

angustia.

ximena: me la vas a pasar.

mónica: ay, no.

ximena: fuera angustia.

bárbara: pa, ¿se puede?

camilo: pensé que era tu madre.

pasa, mi amor.

¿qué pasa, hija?

bárbara: es algo delicado.

camilo: por alguna razón,

últimamente todo lo que pasa

en mi vida es delicado.

¿sabías que esa creencia

de que las desgracias

nunca vienen solas

tiene algo de cierto?

estadísticamente, mira--

bárbara: papá--

camilo: ah, perdón,

no te estoy dejando hablar.

¿qué es lo que me quieres decir?

bárbara: es sobre rafael.

camilo: si es porque se está

quedando en la casa,

no te preocupes,

no será por mucho tiempo.

pero para mí es importante

tenerlo aquí,

para nico sobre todo.

bárbara: no, no, no.

no, pa, no es eso.

es que, papá,

¿tú estás seguro

de que rafael es tu hijo?

digo, es que tú mismo dices

que siempre hay que ver

todas las posibilidades,

¿y no has pensado

ni por un momento

que te podría estar engañando?

camilo: pero ¿por qué rafael

iba a hacer algo así?

¿no te parecería ridículo

hasta, no sé, ilógico?

bárbara: no, no, no, no lo sé.

pero bueno, tampoco tenemos

ninguna prueba de que diga

la vedad, ¿no crees

que tendrías que cerciorarte?

camilo: a mí no me hace falta,

pero si para ti

o para cualquiera

de tus hermanos

es importante esa certeza,

ahora que pase todo este asunto

de la enfermedad de tu mamá,

le voy a pedir que nos hagamos

una prueba de paternidad.

¿te parece bien?

diana: tal vez no te lata,

pero hoy voy a dormir contigo.

hazte para allá.

perdón por pegarte.

cristóbal: me lo merecía.

diana: sí.

buenas noches, mi amor.

cristóbal: me gusta cuando

te duermes aquí conmigo, mamá.

pero que no sea diario.

te quiero mucho.

diana: yo te adoro, mi amor.

descansa.

cristóbal: descansa.

[música]

[música]

camilo: si supieras lo mucho

que te amo.

lo difícil que ha sido estar...

estar lejos de ti.

diana: mira, ponte bien

el suéter, por favor, mi amor.

regina: ya, ma.

diana: hijo, ¿traes tu lunchera?

nico: sí, mami.

diana: perfecto.

bye, mi amor.

adiós, córranle,

que les cierran la puerta.

andenle.

[celular]

hola, juan.

juan: diana, buenos días.

ya me entregaron tus resultados.

necesito que vengas ya.

camilo: buenos días.

mónica: buenos días, licenciado.

sus cosas ya están

sobre el escritorio.

camilo: sí, sí, gracias.

bueno.

mónica: ¿sí?

camilo: voy a estar

en mi oficina.

mónica: sí, claro, sí.

ya le preparo su café.

camilo: ¿mi café?

mónica: sí, su café.

camilo: sí.

mónica: apúrate, apúrate,

apúrate, apúrate.

[suspira]

juan: diana, ¿me escuchaste?

necesito que vengas

lo antes posible.

mónica: su café, señor.

camilo: mónica, mónica.

mónica: sí.

rafael: buenos días.

¿cómo están?

camilo: ¿cómo estás?

rafael: bien.

¿me regalas un minuto?

camilo: sí, sí, sí.

mónica: con permiso.

si se les ofrece algo más,

me lo dejan saber.

rafael: me da mucho gusto

saber que sigues con nosotros.

¿todo bien?

camilo: sí, sí, sí.

cierra la puerta.

luis: guapa sí es,

por lo menos para mí.

canija, lidia, lo que hay

que hacer para que me des

el visto bueno.

>> te encargo las copias

del cuestionario

para los detergentes baji,

por favor.

luis: sí, señor.

nora: ay, bueno.

oye, tú ya vete a trabajar.

ya veas mucho tiempo

haciéndote tonto ahí, ¿eh?

luis: estoy buscando señal.

ay, mira, ya tengo señal.

ya mandé un mail

que tenía que mandar.

nora: ¿sí?

luis: voy a trabajar.

nora: andale.

me estaba viendo a mí.

ay, qué lindo.

rafael: ¿qué te parece

si mauricio y yo compartimos

la misma oficina?

así yo pudiera aprender

sobre el área de planificación

y administración

que él maneja y él de la mía.

de, pues todas las prácticas,

las cotizaciones, los proyectos.

camilo: no lo había pensado,

pero así los dos se echarían

la mano, se pueden supervisar

mutuamente.

todo sería más eficiente.

rafael: exactamente, sí.

camilo: sí, por mí

no hay problema.

pregúntale a mauricio,

si está de acuerdo, adelante.

rafael: perfecto, está bien.

oye, y qué bueno

que mónica no renunció, ¿verdad?

camilo: sí, ya te dije

que ella es una pieza--

rafael: ¿pieza?

camilo: una persona

muy importante, sí.

rafael: sí, sí, ya me di cuenta

la importancia que tiene

en tu vida.

diana: laura, laura,

ey, laura.

apaga eso.

necesito que vengas conmigo,

por favor.

laura: pero ¿adónde?

mira cómo estoy.

diana: ay, quítate ese delantal

y esos guantes y ven conmigo,

por favor.

laura: bueno, está bien,

pero por lo menos dime qué pasa.

diana: en el camino te explico.

andale, por favor,

necesito tu apoyo, vámonos.

¿esta es tu bolsa?

laura: ya, ahí voy,

esa es mi bolsa, ya.

diana: vámonos.

laura: bueno, ya está.

mónica: señor,

aquí están los informes

de prensa de la semana.

me piden que confirme

si va a asistir al panel sobre

el desafío de las elecciones.

va a ser un debate en foro tv.

camilo: cancélalo.

mónica: ¿y el encuentro

de emprendedores?

camilo: creo que lo mejor

va a ser que canceles

todos mis compromisos

de los próximos días.

mónica: ¿todos?

¿y nueva york?

camilo: ese déjalo.

creo que yo sí me voy de viaje.

en este momento necesito

estar lejos,

muy, pero muy lejos de aquí.

nico: [balbucea]

te traje unas galletas, jenny.

jennifer: gracias.

nico: no, no, un beso no, oye.

mónica: pero ¿irse solo

a nueva york

no lo va a deprimir más?

camilo: necesito pensar, mónica.

estar solo.

mónica: señor, ¿es por mi culpa?

camilo: es por todo.

¿me das otro café?

porque este ya se enfrió.

mónica: sí, sí, señor,

por supuesto.

claro que sí.

rafael: mi pana mauricio.

mauricio: pana.

¿qué quieres? ¿por qué no tocas?

rafael: estuve hablando

con camilo.

mauricio: ah, ¿y?

rafael: y pensamos que ahora

que tú y yo vamos a trabajar

juntos, codo a codo,

poniéndole todas las ganas--

mauricio: ¿tanto así?

rafael: bueno, ya que estoy

trabajando aquí

y todos estamos remando

para el mismo lugar--

mauricio: bueno, no sé.

¿tú para dónde remas, rafa?

rafael: ¿por qué te tienes

que poner en ese plan?

mauricio: porque estoy ocupado,

así que si nada más viniste

a presumirme tu buena relación

que tienes con camilo,

por favor--

rafael: no, no, vine a decirte

que camilo piensa que debemos

apoyarnos mucho más.

y él cree que es una muy buena

idea que compartamos la oficina.

así que yo creo que si ponemos

tu escritorio como un poco

más para acá, el mío puede ir

como de este lado.

y pues sí, se divide un poco,

igual la silla va aquí.

mauricio: no, a ver--

rafael: bastante visión,

pero ponemos de repente

un banquito de este lado.

te gusta la idea, ¿no?

[música]

[música]

diana: ay, ya, juan, por dios,

habla de una vez.

juan: los estudios no detectaron

células cancerígenas

en otros órganos del cuerpo.

esto significa que el cáncer

está localizado.

laura: ay, gracias a dios.

juan: pero falta por analizar

si no hay ganglios infectados.

eso solamente lo vamos a saber

después de la cirugía.

diana: entonces, la operación

es inevitable.

juan: sí, sí, claro, y urgente.

diana: entonces, sigo en riesgo.

juan: diana, te estás atendiendo

te estás ocupando del problema,

eso es lo importante.

acuérdate que tengo

la especialidad de ginecólogo,

pero también de oncólogo.

y voy a hacer todo

lo que esté en mis manos

para que salgas bien librada

de esta enfermedad.

diana: gracias, muchas gracias.

juan: ¿te parece bien

que te opere pasado mañana?

adrián: ¿tenías mucho esperando?

margarita: ay, no,

como dos minutos.

no, bueno, siglos en realidad.

tita: pues nosotros llegamos

en punto.

margarita: ya sé, oigan,

escóndanse para que les diga

cuál es el compañero de regina.

y lo podamos seguir.

ahí está, es él,

el de la capucha azul.

ahí está, es él.

ahí viene.

adrián: ahora sí vas a asumir

las consecuencias de tus actos,

muchachito, ¿eh?

[resuellan]

tita: es una mujer.

margarita: ay, no, no puede ser.

roberta: ¿y a ustedes

qué les pasa?

adrián: perdón,

fue una confusión.

tita: ay, te ves, margarita,

esto no puede ser

que hayas hecho esto.

margarita: o sea, yo pensé--

regina: ¿me pueden explicar

qué está pasando aquí?

¿y qué le estaban haciendo

a roberta?

juan: es normal sentir

angustia, miedo.

pero ahora hay que concentrarse

en el proceso.

hay que hacerse los análisis

preoperatorios.

diana: más estudios.

juan: sí.

son análisis de sangre,

electrocardiogramas,

cosas que son de rutina

para cualquier intervención

quirúrgica.

háztelos hoy o mañana

para que estén listos

el día de la cirugía.

diana: está bien.

laura: y, doctor,

después de la operación,

¿qué--qué sigue?

juan: pues depende

de lo que encontremos.

es muy probable que tenga

que someterse a quimioterapia,

radioterapia, terapia hormonal.

diana: ¿quimios?

juan: sí, sí, si es necesario,

sí.

diana: ay, qué miedo, juan.

mi tía hortensia más que morir

de cáncer, se murió

por las quimioterapias,

no las aguantó.

mónica: aquí está su café,

señor.

camilo: gracias.

como me gustaría que las cosas

fueran como eran antes.

mónica: ¿antes de qué?

camilo: antes de que diana

enfermara.

[celular]

bueno.

laura: camilo.

camilo: sí, ¿qué pasa?

vine a la clínica con diana.

ya le entregaron los resultados.

camilo: ¿y cómo está?

>> les agradecemos mucho

su participación.

para nosotros es de gran ayuda

su opinión y más

en un producto nuevo.

pasen, por favor, les preparamos

de comer y de tomar.

mauricio: por supuesto

que yo no voy a compartir

mi oficina contigo,

es lo único que me faltaba.

camilo, por favor,

tenemos que hablar.

camilo: no, no, no, ahora no,

mauricio.

el que tiene algo urgente

que hacer soy yo.

mónica: licenciado,

¿quiere que lo acompañe?

camilo: no, mónica, gracias.

mauricio: pero ¿qué diablos

le pasa a camilo, eh?

me dejó con la palabra

en la boca.

nora: bueno, el señor ya tiene

unos días que anda raro.

rafael: ¿qué pasó, mónica?

mónica: a diana la operan

pasado mañana.

tita: y nosotros creímos

que esa muchacha era un muchacho

y que podía ser el papá

de tu bebé.

regina: ¿otra vez con eso?

pero qué necia eres, tita.

adrián: no, la necedad es tuya.

ya, ¿por qué no nos dices

la verdad?

margarita: regina, mi amor,

ya sé que tú me dijiste

que si yo seguía

con todo este asunto,

pues ibas a buscar otros padres

para tu bebé.

pero tu tío y tu abuela

me hicieron ver lo importante

que el papá del bebé sepa

lo que estamos haciendo

y esté de acuerdo.

regina: margarita,

yo te dije que nadie

en el colegio sabía

de mi embarazo.

y con esto que están haciendo,

no tardan en descubrirme.

tita: bueno, pues entonces,

ya preséntanos a ese muchacho

y acabemos con todo este cuento,

mi hijita.

regina: está bien, ya, me doy.

tita: por fin.

margarita: ok.

tita: lo sabía, ese sinverguenza

estudia aquí.

regina: ¿no van a venir?

apúrense.

chabe: ay, mi amor, mi chiquita.

¿cómo te fue, mi amor?

bárbara: muy bien, chabe.

chabe: oye, ¿y cuándo empieza

el permiso que pediste

en el kínder?

bárbara: ya.

ya está autorizado.

solo falta que encuentren

a la maestra

que me va a sustituir.

y yo voy a poder organizar

mi boda sin problemas.

chabe: qué bueno, mi vida.

bárbara: hablando de bodas,

mañana es el aniversario

de mis papás.

cumplen 25 años ya.

chabe: qué bueno

que te acordaste.

son sus bodas de plata.

y no sabes el gusto que me da,

porque en estos tiempos

durar 25 años casado

no es tan fácil.

bárbara: vamos a organizarles

algo.

igual y con eso arreglan

sus diferencias.

chabe: pues cuenta conmigo,

yo te ayudo en lo que quieras.

bárbara: gracias.

chabe, ya sé lo que vamos

a hacer.

se me acaba de ocurrir

una súper idea.

[música]

[música]

regina: hola.

>> hola.

regina: oye, ¿sabes si está

el gato adentro?

>> sí, ahí sigue.

regina: ok, ¿le puedes decir

que salga tantito por fa?

dile que lo busca regina.

>> espérame aquí.

regina: gracias.

tita: ¿dijo gato?

adrián: sí, yo escuché eso.

tito: pero ¿a qué clase

de hombre le dicen gato?

margarita: es que los chamacos

de hoy se ponen

unos apodos bien raros.

digo, habrá que ver

por qué le dicen así,

digo yo, ¿no?

rafael: epa.

qué sorpresa.

ximena: pasaba por aquí.

como dicen en las películas.

rafael: qué gusto verte.

¿vienes a ver a mónica?

ximena: no, no, no.

de hecho, mónica anda

como de mal genio

y yo, la verdad,

es que tengo ganas de pasarla

muy bien en la comida

y pensé que igual

te encontraba por aquí

y que tú también tendrías ganas

de pasarla bien.

rafael: entonces, supongo

que dadas las circunstancias

de este encuentro casual

soy yo quien debería

invitarte a comer, ¿no?

ximena: pues sí, podría ser.

ahora bueno, digo,

si prefieres,

te puedo invitar yo.

rafael: pero por supuesto

que no, mi vida,

invito yo.

ximena: ¿ah, sí?

regina: gato, hola.

mira, te presento

a mi abuela, mi tío adrián

y maggie, es una amiga.

gato: hola.

regina: oye, ¿tienes idea

de dónde puso su negocio

el killer?

gato: creo que por el centro.

regina: ok, ¿y tienes

la dirección?

gato: no, pero el hongo

está aquí adentro.

ahorita se la pido.

regina: gracias.

bueno, en cuanto el gato

me traiga la dirección.

vamos a buscar al papá.

margarita: ah, o sea--

tita: ¿este no es el papá?

regina: ¿el gato?

no, no, no, no.

tita: entonces, el papá del bebé

es el otro, el killer.

regina: sí, él.

margarita: bueno, por lo menos

sabemos que el papá del bebé

trabaja, ¿verdad?

adrián: el lugar no está

tan feo.

regina: bueno, pues aquí es.

¿entramos?

adrián: sí, vamos.

tita: no, no, no.

regina: tita, ¿de qué hablas?

tú fuiste la que--

adrián: bueno, digo,

tampoco está tan--

vámonos, vámonos.

tita: ay, regina, espero que

esta no sea otra de tus bromas,

porque si es así,

es de pésimo gusto, mi hijita.

a ver, hija,

te vuelvo a preguntar.

este muchacho,

al que le dicen el killer,

¿es el papá de tu hijo?

regina: sí.

y no sé para qué armaste todo

este rollo si al final

ni quisiste conocerlo.

tita: yo tengo la boca seca

y se me subió la presión.

adrián: entonces, un tequilita.

es bueno para eso.

tita: muy buena idea.

adrián: ¿quién quiere?

tita: yo.

mi hijita, ¿y estás enamorada

de este muchacho?

regina: no, tita, para nada.

margarita: bueno, yo creo que

lo mejor que podemos hacer

es dejar fuera de todo esto

al tal killer.

regina: como se los dije.

tita, siento mucho que te pongas

mal por esto, pero las cosas

no siempre son como esperas.

camilo: ¿no me vas a contar

cómo te fue con juan?

diana: ¿qué quieres que te diga?

ya ve la hora.

camilo: dame detalles.

¿cómo va a ser?

¿con eso se acaba todo

o hay que seguir un tratamiento?

diana: no sé, no sé,

hasta después de la operación

vamos a saber

y no quiero que los niños sepan

nada hasta el día

de la operación, por favor.

camilo: yo creo que es mejor

decírselos de una vez

para que lo vayan digiriendo.

diana: no.

va a ser a mi modo.

tengo que organizar

muchas cosas aquí.

por suerte está adrián

para encargarse de ellos.

tengo que avisarle a mi editor.

camilo: a ver, ¿y yo?

¿yo qué papel juego

en todo esto?

diana, respóndeme.

¿no quieres que te acompañe,

que esté ahí para apoyarte?

¿o me vas a pedir que no

me acerque como has hecho

todo este tiempo?

diana: entiende que es

mejor así.

que todo siga cómo hasta ahora

porque no sabemos en qué va

a terminar todo esto.

camilo: diana, perdóname,

pero me es tan difícil

entenderte.

me estás volviendo loco.

diana: quizá con el tiempo

lo puedas entender.

[música]

[música]

regina: ¿qué onda?

bárbara: te estábamos esperando.

se puede saber dónde estabas,

señorita.

¿no que salías temprano

de la escuela hoy?

regina: estaba con tita.

bueno, ¿qué está pasando aquí?

¿para qué nos juntaste a todos?

bárbara: bueno, los junté

porque mañana nuestros papás

cumplen 25 años de casados.

son sus bodas de plata.

nico: ¿y?

bárbara: ¿cómo que y?

pues hay que hacer algo.

regina: ¿algo como qué?

¿una fiesta?

bárbara, nadie tiene ánimos

para fiestas.

bárbara: ay, regina.

cristóbal: yo pongo la música.

bárbara: perfecto.

y nico, tú te vas a encargar

de la decoración.

necesitamos globos, serpentinas,

va a quedar hermoso, ¿sí?

nico: sí, y yo ya sé quiénes

me van a ayudar.

regina: ¿de verdad van a hacer

una fiesta?

bárbara: sí,

y tú vas a hacer una

presentación de video

con los mejores momentos

de nuestros papás.

regina: pero--

bárbara: hay muchísimas fotos.

¿estamos?

nico: estamos.

cristóbal: estamos.

bárbara: o sea que estamos.

todos: una, dos, tres,

sarmiento.

bárbara: hay que hacer todo

rapidísimo porque es para mañana

y tiene que quedar precioso.

diana: moni, gracias por venir.

mónica: ¿cómo estás, diana?

ya sé que te operan

pasado mañana.

diana: así es.

pero yo no puedo entrar

tranquila al quirófano

sin saber que nuestro trato

sigue en pie.

mónica, entiende,

no hay vuelta atrás.

sobre todo viendo cómo ha

reaccionado camilo ante ti.

mónica: es que él te adora,

diana.

diana: eso no va a servir

de nada si yo me muero.

y no se trata solo de camilo,

sino de mis hijos.

mónica: diana, tú no

te vas a morir.

diana: eso nadie

me lo puede asegurar.

necesito hablarte de mis hijos,

contarte cómo es cada uno.

cómo hay que tratarlos.

moni, si tú me vas a reemplazar

en algún momento.

mónica: ay, ya, ya, ya,

por favor, no sigas

repitiendo eso, diana.

diana: es que necesito que estés

al día sobre cada uno de ellos.

te veo mañana en mi casa.

mónica: ¿mañana?

diana: sí, mañana.

te tengo que mostrar cómo

funciona la casa,

cuál es la rutina,

dónde duerme cada uno, todo.

mañana tenemos que hablar

de cómo te vas a convertir

en parte de mi familia

para siempre.

mónica: diana, diana, yo no sé

qué decirte.

diana: nada, es muy sencillo.

nos vemos mañana en mi casa

cuando salgas de trabajar.

te voy a estar esperando.

mauricio: ey, ey, ey, ey.

a ver, luis,

¿qué estás haciendo?

luis: es que me dejó dicho

rafael que tu suegro dijo

que a partir de mañana

van a compartir la oficina.

mauricio: a mi me vale

lo que te hayan dicho.

saca ese escritorio de ahí

ahorita mismo

porque a ese impostor

no lo quiero aquí.

luis: a poco ya comprobaste

que rafael--

mauricio: no, todavía

no me dan los resultados,

pero ya deben estar listos,

los pedí urgentes.

luis: entonces, rafael

sigue siendo el hijo del patrón

hasta que tú demuestres

lo contrario.

ni modo, tengo que hacerle caso.

mauricio: ¿de parte de quién

estás, luis?

luis: la verdad, de parte

de conservar mi trabajo.

mauricio: creí que eras

mi incondicional.

luis: en nuestro negocio,

pero aquí no soy más

que un empleado

y tú como yerno

o rafael como hijo del patrón

son mis superiores.

tengo que hacerles caso.

mauricio: no te pases de listo.

luis: es la neta.

y hay otra cosa.

mauricio: ¿qué?

luis: que si me echan,

tú perderías a tu colaborador.

así que te recomiendo aguantar,

mira, al fin que dices

que en un dos por tres

vas a conseguir probar

todas tus sospechas, ¿que no?

mauricio: mónica.

mónica: ¿qué pasó?

mauricio: una pregunta.

tu amiga esta con la que vives,

¿cómo se llama?

mónica: ximena, ¿por?

mauricio: no, por nada.

es que me quedé pensando

en ella.

mónica: ¿y eso?

mauricio: ¿tiene mucho

que la conoces?

¿confías en ella?

mónica: ¿qué está pasando,

mauricio?

mauricio: no, no, no, nada.

tonterías mías.

mónica: me alegro, porque

yo no mezclo mis amistades

ni mi vida personal

con la gente de media link.

nos vemos.

mauricio: ximena,

creo que voy a tener

que hablar con ella.

mónica: señor camilo.

camilo: alguien me dejó

pasar abajo.

mónica: todo suyo.

camilo: qué bonito lugar.

qué bonito.

no, no, ¿adónde vas?

quédate conmigo, por favor.

fue una buena idea

que me invitaras.

al menos un poco de paz.

mónica: fue mejor idea

que viniera.

camilo: ya es hora, perdón.

gracias, mónica.

y gracias, ximena por todo.

mónica: lo acompaño.

lo acompaño, señor.

lo acompaño.

camilo: gracias, gracias.

hasta luego, rafael.

mónica: don camilo, fue un gusto

tenerlo aquí.

camilo: gracias, gracias.

hasta luego, hasta mañana.

camilo: perdóname, mónica,

sé que es tarde,

pero ¿todavía te queda

cochinita?

ximena: ya la hiciste,

ese hombre se siente

muy bien aquí.

aquí contigo.

mónica: también contigo.

ximena: mónica,

¿cómo que conmigo?

escúchame, ningún hombre se va

a meter a casa de su secretaria

si ella no le mueve,

no le interesa como algo más?

camilo: para mí son importantes

mi mujer, mis hijos.

ellos son mi vida,

no vayas a pensar

que no me importa.

mónica: lo tengo más que claro,

licenciado, desde el primer día

cuando llegué a hacer

mis prácticas a media link.

mauricio: buenas tardes.

vengo a recoger los resultados

de esta prueba de adn.

>> permítame un momento.

una firma.

mauricio: sí, sí.

>> aquí tiene.

Cargando Playlist...