null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 16

Univision27 Sep 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

bárbara: ¿y?

ay ¿por qué siguen calladas?

a ver, no me voy a mover de aquí

hasta que me digan qué se traen

entre manos.

diana: está bien,

pero prométeme que no vas

a decir nada.

bárbara: te lo prometo.

mónica: diana, no creo--

daiana: tranquila, mónica,

bárbara tiene derecho a saber.

mónica y yo acordamos

no preocupar a tu papá

más de la cuenta sobre

mi enfermedad.

bárbara: a ver, no entiendo.

diana: mira, mónica me ha estado

ayudando a mantener tranquilo

a tu papá, incluso a veces

nos ponemos de acuerdo

en cosas que tiene que decirle

para tratar de relajarlo, para--

para que esta situación

no termine afectándolo también

en el trabajo, mi amor.

¿tú te acuerdas lo hablamos

sobre los hombres en los grandes

momentos de la vida?

bárbara: sí, que se aterran.

diana: exacto.

yo sola no puedo mantener

en pie a tu papá,

no en este momento,

por eso--por eso le pedí ayuda

a mónica.

bárbara: bueno, ¿y entonces

por qué se fue tan enojado

ahora?

diana: pues porque tuvo

un mal día en la oficina.

bárbara: ¿y por qué se pone

a pelear contigo?

diana: ay, mi amor,

nadie estaba peleando.

¿por qué no subes a verlo?

hazle un cariñito

y seguro se va a poner feliz,

¿si?

bárbara: ok.

gracias por tu ayuda, moni.

mónica: ay no de nada, de nada,

barby, yo lo hago con muchísimo

gusto.

iguau!

bueno, yo--yo mejor me voy.

diana: oye, moni,

¿cuándo compró esos boletos

a nueva york?

mónica: ayer.

diana: ¿sabes qué sería ideal?

que tú fueras con él.

mónica: ¿qué?

diana: sería muy doloroso,

no te lo voy a negar,

pero eso sería la prueba

perfecta de que nuestro plan

funciona.

mónica: ay--mejor me voy, diana.

bye.

diana: nos vemos, mónica.

mónica: nos vemos.

diana: y el pequeño nicolás

tocaba los libros y sentía

cómo las palabras se iban

corriendo y metiendo

por sus dedos hasta quedar

en su cabeza.

y tocó tantos, pero tantos

libros que se convirtió

en un hombre muy sabio.

regina: ¿me invitan a escuchar

el cuento?

diana: claro que sí, mi amor,

ven.

nicolás: mami, ¿yo puedo ser

como el nicolás de tu cuento

que tocaba los libros

y se volvía super sabio

cuando los tocaba

porque se le van todas

las cosas a la cabeza?

diana: mi amor, eso es sólo

un cuento, en la vida real

no puede ser así

porque la sabiduría

es como las plantas,

hay que cultivarla con amor,

con paciencia para que florezca.

por eso tienes que esforzarte

y estudiar mucho.

regina: ¿ya escuchaste?

y tampoco se vale

que mi tía laura

te haga las tareas.

diana: ¿cómo?

regina: ajá.

diana: ¿laura te está haciendo

las tareas, nico?

no sé cómo lo lograste

porque de chiquita ni siquiera

hacía las suyas.

nicolás: es que le dije

y me dijo que sí.

diana: ah...

regina: ¿por qué no nos cuentas

un cuento en el que la

protagonista se llame regina?

diana: erase una vez

una niña tan linda,

pero tan linda que,

cuando nació,

su papá dijo que iba a ser

una reina y le puso regina.

regina: ay pero eso

no es cierto,

eso es lo que dijo mi papá.

aunque creo que se equivocó.

diana: no se equivocó.

camilo: ¿qué nos está pasando,

diana, qué?

bárbara: preparé esta pasta

especialmente para ti,

porque ya te olvidaste

de esa tontería de posponer

la boda, ¿verdad?

mauricio: mi amor, mi amor,

mira, barby, yo no creo--

bárbara: a ver, mi amor,

mi amor, tranquilo, mira,

hoy leí un artículo

sobre lo que te estaba pasando,

se llama pánico al compromiso

y muchos hombres

lo tienen, es normal.

el artículo decía

que la mejor manera

de combatirlo es quitándote

presión, hablando de otra cosa

y... pues así que, ¿de qué

quieres hablar?

mauricio: ¿qué te parece

si hablamos de tu prima paloma?

bárbara: ¿de paloma?

mauricio: sí.

bueno, a ver, no de paloma

en sí, mi vida,

lo que pasa es que estoy

preocupado por ella, ¿si?

lleva tan poco tiempo aquí

y como que hemos sido muy secos

con ella, ¿no?

a lo mejor deberíamos

invitarla a salir,

presentarle algún amigo, no sé,

algo así.

bárbara: ¿tú crees?

bueno, es que yo no sé

si encajaría porque ella

es como--como muy desinivida.

mauricio: pues a mí me cae bien.

bárbara: bueno, mi amor,

mejor hablemos de otra cosa,

¿si?

ay hoy encontré un cojín

precioso para que nico

entre con él y así bien bonito,

¿quieres que te lo enseñe?

mauricio: si, luego, mi amor,

¿si?

luego.

bárbara: mm, gracias,

qué tierno.

mauricio: antes tengo algo

que pedirte.

es sobre el imbécil

de tu hermano rafael.

es que yo no puedo sacarme

de la cabeza, mi amor,

que ese tipo trae algo

entre manos.

estoy seguro que nos está

mintiendo a todos aquí, ¿eh?

y mira, conseguí los datos

de la mamá de rafael en miami.

quiero que le llames

y averigues si lo que dice

rafael es cierto.

bárbara: a ver, ¿que yo

le llame?

no, no, no, no,

a ver, ¿quieres que yo

le hable a esa señora?

no, no, no, no, ten, ten, ten.

mauricio: sí, mi amor,

pensé que podría contar contigo

para lo que fuera.

bárbara: [balbucea]

mau...

ximena: ah, ya llegaste.

mónica: sí, estoy checando

unas cosas.

ximena: ah, bueno,

no te interrumpo.

mónica: ximena...

ximena: ¿qué pasó?

mónica: no quiero ni puedo

estar peleada contigo.

ay, ximena, yo no sé porqué

la agarraste contra mí.

ximena: ay, mónica, perdóname,

perdóname, perdóname,

soy una tonta,

yo no quiero,

no quiero estar enojada contigo.

mónica: ay no, perdóname

tú a mí, amiga, la verdad es que

no debí haber ido a esa clase.

ximena: isí, caray!

no te hubiera invitado.

[ríe]

te quiero mucho.

mónica: ay yo a ti, amiga,

yo a ti.

bárbara: regina,

pero acomoda bien.

tenemos visitas

y son tus visitas.

regina: no importa,

los gonzález no son fijados.

bárbara: ¿cómo--?

bueno, pero no importa,

como quiera hay que hacer

las cosas bien, mira.

cristóbal: oye, niña,

¿estás segura de lo que estás

haciendo?

regina: ¿de la mesa?

cristóbal: no, de lo de regalar

a tu bebé.

bárbara: ay si, regis,

¿estás segura?

regina: estoy segura.

acérquense.

ique se acerquen!

gracias por preocuparse.

bárbara: ¿y eso?

camilo: ¿sabías que un 92%

de los hombres dicen que pueden

encender el carbón

fácilmente pero sólo un 28%

lo consiguen?

¿sabías eso, hijo?

nicolás: ¿y yo puedo ser

de los que lo consiguen?

camilo: no te preocupes,

tienes al mejor maestro.

mira y aprende,

cuando seas grande te tocará

a ti pero la primer lección

es limpiar todo lo que

ensuciamos, así que ve

por una escoba

para recoger todo lo que

regaste.

nicolás: pero--

camilo: no, pero nada,

yo te espero,

yo te espero para encender

el carbón pero primero

lo primero.

vamos.

regina: oye, pa,

gracias por haber aceptado

hacer la comida.

camilo: fue mérito de tu mamá.

regina: aún así, gracias.

laura: qué guapo te ves

con tu mandil,

todo un hombre listo

para hacer carne asada.

nicolás: tienes que ir a barrer

allá afuera.

laura: ¿yo?

nicolás: sí, tú,

mi papá me lo pidió.

laura: [balbucea] pero es que

me acabo de poner crema

en las manos,

es una crema de francia

carísima, ya casi se me está

acabando.

nicolás: no me importa.

imamá, papá, mi tía laura--!

[balbucea]

laura: a ver, escuincle,

a ver, escuincle,

eres un extorcionador.

está bien, lo voy a hacer.

un extorcionador.

[música]

[música]

bárbara: acomoda bien

la ensalada por favor.

regina: está bien acomodada,

¿qué le ves a la ensalada?

bárbara: ay, mauricio, cuidado.

no, no, no, mi amor,

mi amor, te ayudo--

regina: oye, a mí me regañas

porque está mal doblada

la servilleta y este...

bárbara: ¿qué?

ay, regina,

¿que no ves que está cansado?

regina: claro, cansadísimo.

el sábado a las 2 de la tarde

recién levantado, no,

qué cansancio.

pablo: hola a todos.

regina: hola, pablo,

¿cómo estás?

pablo: muy bien, gracias.

regina: qué bueno.

pablo: oye, ¿dónde dejo esto?

regina: ay para qué

te molestaste.

pablo: no, son papas orgánicas

de sonora.

regina: ah, muchas gracias,

las voy a dejar a la cocina,

permiso.

pablo: hola.

bárbara: hola, ¿cómo estás?

pablo: muy bien, gracias.

mauricio: mauricio.

pablo: este, con permiso.

hola.

laura: hola.

pablo: ¿la ayudo?

laura: eh--

nicolás: sigue barriendo,

sigue barriendo ya, sigue.

laura: no, gracias,

ya--ya termino.

pablo: claro, y,

¿dónde está paloma?

laura: se está cambiando,

enseguida viene.

nicolás: ¿me ayudas

con el frisbee?

pablo: si, si, claro que

te ayudo.

con permiso.

nico, ¿verdad?

nicolás: sí, claro.

¿tú eres pablo?

pablo: sí.

nicolás: ah, ya habías venido

ayer.

pablo: es que trabajo en media

link.

nicolás: ah, pues mucho gusto,

chavo.

pablo: mucho gusto.

[ríe]

nicolás: tú eres novio de

paloma, ¿no?

pablo: mm... algo así.

nicolás: bueno, ya, enséñame.

adrián: ¿quiénes son?

ah, los gonzález.

>> ihola!

iya llegamos!

regina: ¿cómo están?

>> bien.

>> cansados de caminar ya.

regina: hola.

>> ¿cómo te sientes, hermosa?

regina: bien.

gracias por el pastel.

eh, ¿lo dejo aquí o se tiene

que meter al refri?

>> no, no hace falta.

mónica: ¿fajitas?

ximena: ajá.

mónica: ¿qué celebramos, amiga?

ximena: nuestra reconciliación.

sabes que puedo pelearme

con cualquiera pero no contigo,

amiga.

mónica: ay, amiga, gracias,

me muero de hambre.

ximena: pues no es para menos,

te dormiste como 12 horas, oye.

¿así o más?

mónica: no, menos.

me dieron las 4 pensando

que mi sueño nunca fue

destruir una familia.

estoy enamorada, ximena,

y por eso quise creer que todo

era real,

que por primera vez camilo

me veía de otra forma,

que entre nosotros

podría nacer el amor.

ximena: ay, mónica,

entre ustedes hay amor, amiga,

no es que puedan hacer

las cosas.

y camilo pues se está dando

cuenta de eso.

mónica: no, amiga,

lo que hay entre nosotros

es la decesperación

de una mujer enferma.

ay ¿cómo crees que va

a reaccionar él cuando sepa

que diana fue la que planeó

todo esto?

ximena: ay, amiga,

no tiene porqué enterarse.

mónica: aunque lo sepa

ya es suficiente.

no es así como soñé

estar con él.

ximena: mónica,

no es que quiera hacerte

sentir mal, ¿si?

pero ya es tarde, mira.

camilo está involucrado,

por el motivo que sea,

pero se enganchó contigo

y eso no lo puedes ignorar, ¿ok?

mónica: claro que puedo,

camilo no es más que mi jefe

y eso es muy fácil

de solucionar.

ximena: ay...

mónica: voy a renunciar, ximena,

el lunes a primera hora

renuncio a media link.

camilo: ¿te puedo ayudar

en algo?

diana: no, gracias.

camilo: a mí no me importa

lo que digan tus exámenes

o juana, las encuestas,

a mí lo único que me importa

es tu felicidad, mi amor,

por eso compré esos boletos

para nueva york.

quiero hacerte feliz.

diana: camilo,

no puedo ir a ninguna parte,

tú lo sabes.

camilo: ni siquiera

lo has pensado.

vámonos el próximo fin de semana

los dos solos,

tenemos todo el tiempo del mundo

después para tus exámenes,

el tratamiento.

diana: ¿escuchas lo que

estás diciendo?

camilo: ajá.

diana: ¿cuándo vas a enfrentar

el hecho de que tal vez

no va a haber un después?

y si este es nuestro último

aniversario,

¿de verdad lo quieres pasar

lejos de nuestros hijos?

camilo: no, por favor,

no hables así.

hasta en los momentos más

difíciles nunca dejaste de ver

el vaso medio lleno.

diana: nunca antes tuve

cáncer.

camilo: pero vamos a darle

pelea, vamos a salir adelante,

mi amor, por favor.

diana: camilo, por favor,

ya, ¿hasta cuándo te vas a negar

a enfrentar la realidad?

camilo: pero ¿cómo puedo

lidiar con la realidad

si me excluyes por completo?

diana: es que yo no

te voy a durar, camilo.

camilo: mi amor--

diana: toda mi familia

que ha tenido cáncer

no la ha librado,

yo no voy a ser la excepción.

entonces ya, por favor,

deja de pensar en los últimos

25 años, piensa en los muchos

25 que tienes por delante.

¿y sabes qué?

vas a necesitar otra mujer.

sí.

camilo: no.

diana: sí, mi amor,

otra mujer para ti

y una nueva madre

para nuestros hijos.

y, a lo mejor ya es el momento

de que empieces a buscarla.

[música]

[música]

diana: no me pongas

esa cara,

lo dicen las encuestras.

el 56% de los hombres

se vuelven a casar

antes de los primeros

seis meses de haber enviudado.

camilo: ite volviste

completamente loca--!

diana: ino, señor,

son los hombres los que

se vuelven locos

cuando enviudan!

por eso no sería mala idea

que eligieras a la que

va a ocupar mi lugar.

camilo: pero ¿de eso

se trata todo esto?

¿de manipular la situación,

de darle visto bueno

a la que crees que será

mi próxima mujer?

¿sabes qué, diana?

no eres dios.

y pensándolo bien,

no eligiría a una nueva mujer,

eligiría a cuatro, a cinco,

no, mejor siete,

una para cada día de la semana.

eso es lo que haría.

ximena: olvídalo, mónica, no,

te lo prohibo.

eso sí no,

tú no vas a renunciar.

mónica: no está en discusión,

ximena, es una decisión

que ya tomé.

mira, esto no se trata

del trabajo ni de diana,

ni de camilo,

se trata de mí.

acabo de cumplir 40 años,

ximena, tengo terror de seguir

exáctamente en donde estoy

a los 50 o a los 60,

soñando con un hombre que,

si no fuera por su mujer,

ni siquiera se acordaría

de mi cumpleaños.

ximena: a ver, mónica, mónica,

¿te puedo decir algo que

no te va a gustar?

mónica: a ver, dime.

ximena: lo que pasa es que

tienes miedo.

a ver, a ver,

mientras camilo estaba cerca

de ti en tu fantasía,

en tu imaginación,

todo iba muy bien, ¿no?

y ahora que tienes

la posibilidad de establecer

una relación con él, mónica,

en la realidad, pues ¿qué haces?

ite llevas los zapatos

de piedritas y sales huyendo,

mónica!

mónica: ay mira, ximena,

si yo viera--

si yo viera una señal

de que le intereso...

pero no como secretaria,

ni como amiga,

sino como mujer,

me quedaría, ximena.

pero eso no va a pasar.

seamos realistas, ximena.

ximena: [gruñe] me lleva.

rafael: sí, pero yo no sé

para qué mauricio escondía tanto

los informes financieros,

si se ve que media link

está en su mejor momento, ¿eh?

[tono de llamada]

espera, espérame,

espera que está entrando

otra llamda, ¿eh?

no, no era urgente.

sí, con estas cifras

pues no hay problemas

para hacer mi propuesta.

yo te la mando para que

le eches un ojo.

camilo: ¿te encargas

de esto porfa?

diana: espera, mi amor,

no puedo caminar más rápido

en el pasto, por dios.

hola.

>> diana.

>> qué gusto.

diana: hola, bienvenidos.

>> muchas gracias.

diana: qué gusto que

pudieron venir.

>> no, es que trajimos

el postre.

diana: me alegro que

hayan venido a pesar

de lo que ocurrido

en nuestro último encuentro.

>> no, nos la vamos

a pasar increíble, ¿verdad?

todos.

regina: les dije que tenía

la mejor mamá del mundo.

diana: ¿me acompañas

a dejar el pastel a la cocina

para que no se haga feo?

regina: voy con ustedes.

diana: adrián,

¿me ayudas ofreciéndole

algo de tomar al señor?

adrián: ajá.

mauricio: qué hambre.

paloma: ¿quieres que vayamos

a comer ya?

mauricio: no te he dicho hambre

de qué.

[llaman a la puerta]

cristóbal: paloma, ¿estás ahí?

paloma: hola, primo.

cristóbal: oye, te está buscando

pablo.

paloma: "obrigada".

gracias.

cristóbal: es mi prima,

es mi prima, es mi prima,

es mi prima, es mi prima.

los primos no se besan.

[celular]

mauricio: ¿qué pasó, damián?

¿ya tienes lo que te pedí?

perfecto.

sí, claro que te doy

el dinero que acordamos.

a ver, tú cumples,

yo cumplo, ¿estamos?

mañana te busco, ¿va?

bárbara: papá.

camilo: ¿qué?

bárbara: mauricio se está

muriendo de hambre y todavía

no puedes prender el carbón.

¿por qué no compras una parrilla

de gas?

camilo: no, no,

lo que pasa es que el carbón

está húmedo, por eso aún

no agarra.

bárbara: ¿según?

camilo: sí, estuvieron

jugando con el carbón

y se mojó todo,

por eso no agarra--

>> perdón, ¿escuché

que el carbón está húmedo?

¿me permites?

es que yo creo que está bien,

lo que pasa es que hay que

re avivar las brazas

que están abajo.

si le soplas de abajo hacia

arriba con esto.

camilo: te estoy diciendo

que está húmedo.

>> bueno, déjame intentarlo

porque...

bárbara: ahí va, ahí va,

ahí va, ahí va, ahí va.

>> esto fue como

me enseñó mi abuelo,

nunca falla.

bárbara: ahí está.

>> [ríe]

bárbara: por fin.

ahora sí, papá, por favor ya.

gracias.

>> mm, de nada.

>> bueno me llevo

las tortillas, ¿no?

diana: gracias.

camilo: no me siento cómodo

con esas personas aquí.

diana: por favor,

son buena gente y ellos

no tienen la culpa

de la inmadurez de regina.

camilo: ¿entonces qué?

vamos a regalar el bebé

de una vez o, si quieres,

cuando nazca lo dejamos

en una canasta con una nota

para hacer como

en las películas.

diana: no te pongas así,

cariño, para nadie es fácil

esta situación pero hay que

echarle ganas y dejar

con las ironías, ¿no crees?

camilo: yo que tú

no usaría las palabras ironía

y cariño en la misma frase.

diana: ¿quieres seguir

peleando conmigo?

¿para eso me seguiste?

camilo: es que últimamente

no sé qué esperar de ti,

me doy la vuelta

y ya estás convertida en amiga

de esa mujer.

me recriminas que soy debil,

que no te apoyo,

pero me haces a un lado

sin más ni más y,

como si fuera poco,

me aconsejas que me busque

una nueva mujer.

¿qué es lo que quieres de mí,

diana--?

diana: ya te lo dije,

que dejes de actuar

como si mi cáncer no existiera,

que reconozcas que mi muerte

es una posibilidad real.

camilo: no, lo reconozco.

diana: ay por fin.

camilo: pero ahora explícame

qué hago, ¿me consigo otra mujer

o qué?

cristóbal: ¿qué te pasa, papá?

¿por qué le hablas así

a mi mamá?

diana: mi amor,

estoy hablando con tu papá,

no pasa nada.

por favor sal y ve a cuidar

a nico.

camilo: que salgas

te están diciendo.

cristóbal: yo lo que quiero--

camilo: ve a cuidar

a tu hermano.

cristóbal: yo no pienso ir

a ningún lado y no voy a dejar

que mi mamá se siga sintiendo

así por tu culpa.

camilo: ¿por mi culpa?

¿ves lo que consigues, diana?

¿esto es lo que quieres?

cristóbal: mamá, ¿cómo puedes

aguantar que te hable así

mi papá?

camilo: [suspira]

maldito cáncer.

regina: ¿y qué les parece

mi familia?

manuel: yo todavía

no los veo muy convencidos

de querernos conocer.

regina: mira, los sarmiento

somos difíciles

pero en el fondo

somos buenas personas.

margarita: qué bueno--ay.

tita: hola.

adrián: hola.

qué bueno que viniste.

¿quieres algo de comer?

¿vino blanco?

tita: vino blanco sí.

oye, pero ¿los gonzález

no han dicho nada de nuestra

visita?

adrián: nada de qué preocuparte.

voy por tu vino.

tita: hola, ¿qué tal?

¿cómo están?

manuel: ¿cómo estás?

margarita: hola, qué gusto.

tita: hola, este,

por lo visto mi nieta ejerció

su poder de convencimiento

sobre mi hija, ¿eh?

jamás pensé encontrármelos

en esta casa y en este plan.

margarita: bueno, es que diana

y camilo nos invitaron

realmente porque quieren tener

contenta a regina,

no porque quieran considerar

nuestro plan en realidad.

tita: ya les dije que

de eso me voy a encargar yo,

bueno, si ustedes cumplen

su trato, ¿eh?

manuel: pues como van

las cosas dudo que usted

pueda cumplir.

va a ser más fácil

conseguir los datos

del padre del niño,

a que su hija y su yerno

acepten que regina

se venga a vivir con nosotros.

tita: no lo subestimen

porque las dos cosas

son igual de difíciles,

créanme.

diana: tu papá está

muy preocupado, eso es todo.

tú mejor que nadie sabe

que cuando uno está presionado

hace y dice cosas que

no debería.

por favor, no o juzgues,

es tu papá, mi amor.

cristóbal: es que no soporto

verte sufrir así.

diana: mi niño lindo.

si uno pudiera evitar

el sufrimiento

de los que quiere...

uh, yo sería la mujer

más feliz del mundo

pero no se puede, mi vida.

todo lo que nos queda

es confiar,

acompañar y apoyar.

créeme, eso sirve muchísimo.

cristóbal: oyeme bien, mamá,

si tú te mueres,

yo me muero contigo.

diana: iey!

no vuelvas a repetir

esa estupidez nunca más, nunca.

no vuelvas a decir eso de nuevo,

¿me oíste?

cristóbal: yo sé que no es

lo que quieres oír,

pero es lo que pienso.

diana: mi amor...

pablo: ay perdón,

creo que entré en mal momento,

es que quería saber

si les ayudo en algo.

diana: bueno, a este paso

no vamos a comer nunca.

anda, mi amor,

ve al jardín,

ahorita te alcanzo.

anda, ve.

cristóbal: está bien.

[música]

[música]

diana: mira, aquí

en el refrigerador

está todo lo que necesitas.

voy a ver si se ofrece algo más.

pablo: claro que sí, gracias.

mauricio: yo no entiendo qué

sigues haciendo aquí

cuando tu jefe directo

te ordenó que te mantuvieras

lejos de paloma.

pablo: no, si revisas

el nuevo organigrama,

verás que mi jefe directo

es rafael.

y yo creo que él no tiene

ningún problema en que

yo vea a paloma.

mauricio: no me vengas

con eso, pablo.

mi familia es dueña de media

link, ya te lo dije, hombre.

pablo: y yo ya te dije

que es la familia de tu novia.

oye, ellos parecen que

estuvieran encantados en que

yo esté aquí.

entonces donde manda capitán...

mauricio: comes y te largas,

¿me entendiste?

pablo: sólo hay un motivo

por el que tú no me quieras

aquí, y ese es de que a ti

te gusta paloma.

mauricio: ay por favor,

no digas tonterías, ¿si?

bárbara: bebito, aquí estabas,

no te veía por ningún lado.

oye, la carne ya está

en la parrilla, ¿eh?

este, ¿pasa algo?

mauricio: no, nada, mi amor.

pablo me estaba contando

que va a tener que irse

de volada después de comer.

qué pena, pablito.

pablo: no, perdón, es pablo.

mauricio: no te preocupes,

seguramente nos vemos

en otra reunión.

¿vamos, bebé?

bárbara: oye, no sé quién

te puso a hacer eso,

pero déjalo y vente a comer ya.

mauricio: sí, sobre todo

si tienes prisa, pablito.

bárbara: sí.

mauricio: vamos, mi amor.

bárbara: sí.

cristóbal: [jadea]

adrián: aquí estás.

camilo: pasa.

adrián: ¿aquí te metiste

a fumar a escondidas?

¿tan mal están las cosas?

camilo: pésimo.

adrián: ¿y supiste algo más?

camilo: no.

los resultados de diana

están hasta el lunes

y la insertidumbre

me está matando.

estoy hecho polvo.

en cambio diana toma todo

con una enteresa que me abruma.

adrián: pues está intentando

protegerlos,

nadie quiere que lo vean

desmoronándose.

camilo: sí, pero me está

preparando para su muerte

y eso no lo puedo resistir.

el apartarme de su vida

es como perderla un poco

todos los días.

adrián: no sé si debería

decirte todo esto,

pero yo creo que la va a librar.

camilo: sabes que yo también

tuve esa certeza,

pero con todo lo que ha pasado

ya no me siento tan seguro.

adrián: pero diana necesita

verte esperanzado.

camilo: diana está tan segura

de que se va a morir que--

que quiere que busque una mujer

que la reemplace.

ayúdame, adrián, no sé--

no sé qué más hacer.

[celular]

nicolás: irafa!

rafael: inico!

¿qué pasó, cómo estás?

nicolás: bien.

oí el ruido de la moto

y fui a ver si eras tú.

¿viniste a comer con nosotros?

rafael: bueno, no sé,

eso depende, ¿qué hay de comer?

nicolás: mi papá hizo carne

asada en brochetas y mi mamá

hizo una ensalada,

y los gonzález trajeron

un pastel.

rafael: ah, ¿y tú?

¿tú qué hiciste?

nicolás: ah, pues yo soy

el principal,

yo les ayudé a todos.

rafael: ah, pues entonces así

sí me quedo.

[celular]

manuel: chequeen porque este

es el único secreto.

la sal tiene que ser gruesa,

se agrega en cuanto a la carne

se le da vuelta

y ahora ya dejamos que se quece

del otro lado y queda lista.

bárbara: ¿y cuánto tiempo?

manuel: ah, depende del término,

tres cuartos, lonja, pasadita...

rafael: hola.

diana: bienvenido.

rafael: gracias.

venga, nico, abajo.

nicolás: rafa me hace

el caballito.

diana: ay qué bueno,

mi amor.

rafael: buenas tardes.

¿cómo estás?

>> bien, ¿y tú?

rafael: ¿ya no estás enojada

conmigo?

>> no, ya pusimos las reglas

claras así que ya no habrá

problemas.

rafael: pues me alegro

porque no me gustaría

que dejáramos de ser amigos.

pablo: no entiendo cómo pueden

comer carne habiendo

tantas cosas sin comer

sin necesidad de matar a nadie.

regina: ¿brocheta?

paloma: prima, pablo me acaba

de decir que es vegano.

regina: ah, eh, perdón, mira,

aquí hay ensalada y, si quieres,

en el refri tengo jugo

de naranja, ¿te gusta?

pablo: sí, me encanta.

regina: ok, voy rápido

a la cocina, no te vayas.

pablo: muchas gracias.

paloma: ¿no le darías

ni una mordidita por mí?

[música]

[música]

margarita: ay ¿te digo algo,

regis?

estoy súper nerviosa la verdad,

mira, me tiemblan las manos

todavía, te lo juro.

regina: pero ¿por qué?

relájate, todo está saliendo

increíble.

mira, yo sé que mis papás

tienen cara de malos

y luego dicen cosas

y son súper secos,

pero en el fondo son buenas

personas, ¿si?

margarita: ya.

regina: ¿en qué piensas?

margarita: ¿te digo la verdad?

estoy preocupada por el papá

de tu bebé.

a ver, regina, no--

me siento un poco mal por él,

o sea, tu familia, nosotros

haciendo planes sin él,

él ni enterado,

¿no crees que debería participar

un poquito?

regina: no.

margarita: no, a ver,

esa parte no la entiendo

en lo absoluto, mira,

él es el papá del bebé

y tiene sus derechos, ¿eh?

vaya que sí los tiene

y yo no estaría tranquila

sin conocerlo honestamente, ¿si?

y creo que deberías--

regina: pues ¿sabes qué?

si tu condición es que tu papá

participe,

entonces tal vez me tengo que

buscar otros papás para mi bebé,

unos menos metiches.

por favor ayúdame

con los refrescos, ¿si?

margarita: ok.

camilo: ¿cómo va eso?

manuel: perfecto, camilo,

ya está, te regreso tu puesto,

todo en orden, ¿eh?

camilo: no te preocupes,

de todos modos lo haces mejor

que yo.

diana: cristóbal,

¿dónde está cristóbal?

>> debe estar tocando

la guitarra.

diana: le pedí que

cuidara aquí a nico, caray.

>> diana, perdóname que

insista, pero yo creo que

no le estás dando la suficiente

importancia a la situación

de mónica.

diana: ay, laura, ya,

por favor.

laura: esa mujer es un peligro,

es una descarada.

yo que tú le pedía a camilo

que la corra de inmediato

de la empresa.

diana: bueno, ¿y tú

qué obsesión tienes con mónica?

[resuella] ¿no será que te gusta

rafael?

laura: ay, diana,

¿cómo se te ocurre?

soy una mujer casada.

diana: patricio te dejó

por otra, eso no es ser

una mujer casada, perdóname.

laura: rafael y yo somos sólo

amigos, y el problema no es él,

sino esa tal mónica,

es una entrometida.

operadora: el número que usted

marcó no está disponible.

ay no, ¿estás buscando trabajo

por internet, mónica?

mónica: sí.

ximena: oye, ni por el sueldo

te conviene dejar media link.

mónica, piensa en tu antiguedad,

en las prestaciones,

en todo lo que has conseguido,

amiga.

mónica: estoy pensando

en mi salud mental y emocional.

ximena: ay pero ¿no es eso

el amor?

un poco de locura,

un poco de inestabilidad,

de perder el control

de tus emociones--

mónica: sí, eso está

increíble cuando el amor

es mutuo pero en este caso

no lo es.

ximena: ime chocas cuando haces

eso, me chocas!

ajá.

¿no se supone que tú deberías

echarnos una manita?

por favor, por favor,

soy capaz de volver a rezar

como cuando iba al catesismo

pero--pero haz algo, haz algo.

[susurra] y por favor

que rafael me conteste

el celular.

nicolás: rafa, ven, ven, ven.

pa, pa, pa.

camilo: sí, mi amor,

¿qué pasa?

nicolás: si rafa es mi hermano,

¿por qué no vive aquí?

rafael: eh, yo no he dicho

nada, ¿eh?

nicolás: pa, yo quiero que viva

aquí con nosotros.

camilo: rafael tiene

su propio lugar.

nicolás: pero quiero que viva

aquí.

rafael: por mí no hay problema,

¿eh?

yo puedo venir a quedarme aquí

unos días.

camilo: ¿lo dices en serio?

rafael: sí, para compartir más

con mis hermanos

si no te molesta, claro.

laura: ¿dijo que se viene

a vivir aquí?

pablo: la gente piensa que ser

vegetariano y ambientalista

es sólo cuestión de comer sano

y hablar de las ballenas.

regina: [ríe]

pablo: no, pero es que no sólo

es eso.

regina: lo sé, es una filosofía

de vida.

pablo: exacto,

es una manera de ver el mundo

respetando todas las formas

de vida en una manera activa.

es más te voy a enseñar

unos videos que apoyan

este movimiento y que han visto

millones de personas.

estas son las primeras denuncias

del maltrato animal

en nuestro país.

están hechas por un grupo

de acción directa.

regina: a ver, ¿cómo que acción

directa?

eso me suena a grupo terrorista,

no sé--

pablo: [ríe] no, no, regina,

el verdadero terrorismo

es la crueldad y el abuso

de una socidad a seres

indefensos.

la gente que hace estos videos

se arriesga bastante para hacer

estas denuncias.

regina: bueno, ¿y quién es

el tal enmascarado

ambientalista?

pablo: nadie lo sabe,

pero lucha desde

la clandestinidad.

camilo: no tienes porqué

seguirle el juego a nico,

son cosas de niño.

rafael: no, no me molesta

venirme para acá unos días, ¿eh?

siempre y cuando no sea

una molestia para ustedes.

camilo: no, para nosotros

no, pero tendrías que dormir

en el cuarto de nico,

podemos poner una cama adicional

y tendrías que compartir

el baño con los demás.

si eso no te importa,

además de tener la casa llena--

rafael: no, no, de verdad

no me importa,

está perfecto así.

camilo: pues entonces

aquí te esperamos.

laura: ¿así que ahora

además de ser amigos

vamos a vivir en la misma casa?

rafael: ah, ¿qué?

¿tú también vives aquí?

laura: sí, paloma y yo

nos estamos quedando aquí.

mi hermana y camilo

tienen un corazón de oro,

les estamos tan agradecidas.

diana: nicolás.

camilo: por eso te decía...

diana: ¿alguien ha visto

a nicolás?

camilo: debe andar

con cristóbal, mi amor,

a él se lo encargamos, ¿no?

diana: sí, lo mismo pensé

pero cristóbal no ha estado

en toda la comida.

camilo: bueno, igual

y están juntos arriba, mi amor.

diana: ¿arriba?

paloma: [llama a la puerta]

¿está ocupado?

icristóbal!

bárbara: no me sigas metiendo

ideas que te juro que nomás

de pensarlo me pongo chinita.

mauricio: mi vida,

es que estoy muy preocupado,

mi amor, me parece increíble

que ni tú ni tus hermanos

hayan pensado en eso.

bárbara: bebé--

rafael y mi papá están

igualitos, es obvio que

es su hijo.

no hay necesidad de hacer

una prueba de adn o...

mauricio: pues yo no soy

tan confiado como tú, ¿eh?

yo me estoy haciendo cargo.

pero te aseguro que ese tipo

es un estafador.

mira, ve, ve la foto

de su mamá.

bárbara: no, pues sí parece

modelo.

mauricio: no, claro,

y muy joven.

¿no te parece increíble

que ella sea la mamá de rafael?

esos dos están tramando algo

y no debe ser nada bueno, ¿eh?

ni para camilo,

ni para nosotros,

ni para nadie.

bárbara: mi amor,

te juro que me estás asustando,

ya.

mauricio: sí, mi amor,

por eso te digo que

tienes que llamar a esa mujer

para tratar de sacarle

toda la información.

bárbara: pero ¿cómo, mau?

te juro que ya estuve pensando

y no se me ocurre nada

de cómo hacerle.

¿con qué pretexto la puedo

contactar?

mauricio: dile que eres

de la embajada

y que necesitas verificar

unos datos de rafael.

diana: paloma,

¿has visto a cristóbal?

es que quiero ver si nicolás

está con él.

paloma: no, no está con él.

diana: ¿cómo?

paloma: cristóbal está borracho

en el baño.

diana: ¿qué?

[resuella]

icristóbal!

cristóbal, ¿dónde está

tu hermano?

icristóbal, dime dónde está

tu hermano por favor!

inicolás!

inicolás!

ino está!

margarita: a ver, yo estaba

pensando que si el papá

se va a querer quedar

con el bebé, eso sí va a ser

una tragedia, ¿eh?

tita: bueno, sí,

pero es un riesgo que hay que

correr porque ese muchachito

también tiene derechos.

margarita: no, a ver, yo--

yo creo que entre menos

personas estén involucradas

mucho mejor.

adrián: pues sí,

pero fue parte del trato

y yo tengo curiosidad

de saber quién es el chamaco.

margarita: está bien, está bien,

pero prométanme que

no van a dejar que se quede

con el bebé.

tita: pero por supuesto que no,

no te preocupes por eso.

¿y ustedes ya tienen alguna idea

por dónde empezar a buscar

a ese sinverguenza?

margarita: yo creo que sí,

porque el otro día fui

por regina al colegio

y la vi salir con un niño

con la capucha de la sudadera

puesta, entonces yo le pregunté

si era el papá del bebé

y quiso evadir el tema.

tita: pues hay que investigar

a ese muchacho, ¿no?

hay que ir al colegio,

esperarlo--

diana: inicolás no está!

ya lo busqué por toda la casa.

camilo: a ver, a ver,

tranquila, tranquila,

a ver, cristóbal está con él--

diana: cristóbal está

arriba borracho,

por favor alguien hágase cargo

de él mientras los demás

buscamos a nicolás.

inicolás!

manuel: inico!

inico!

diana: ¿dónde está nicolás?

ino, nico, no!

¿qué tiene?

idime que está vivo,

por favor, díganme que

está vivo!

inicolás!

camilo: ¿qué pasa?

diana: iestá nicolás

en la alberca!

por favor sácalo por favor.

isácalo!

isácalo de ahí por favor!

Cargando Playlist...