null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 14

Univision25 Sep 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

diana: tengo cáncer.

no digas nada, por favor no

digas nada, sólo abrázame.

abrázame.

pablo: gracias.

paloma: ojalá se vendan todas

las tobillera de la tienda,

pero por lo menos ya las pude

colocar.

gracias por acompañarme.

¿qué pasa?

¿por qué esa cara?

pablo: siento que te perjudiqué.

y te juro que no era mi

intención.

yo pensé que no iba a haber

ningún problema.

y luego tú me invitaste a

pasar...

paloma: ay, ¿todavía con eso?

lo mejor que me pudo pasar

fue haberme ido de la casa de mi

abuela.

pablo: ¿o sea que no estás

arrepentida de todo lo que pasó?

paloma: no, yo nunca me

arrepiento de lo que hago.

pablo: qué bueno,

porque me la pasé muy bien.

me encantó estar contigo.

paloma: a mí también, mucho.

pablo: [ríe]

o sea que nos podemos seguir

viendo.

paloma: claro que sí,

las cosas, entre menos nombres,

definiciones y obligaciones

tengan, mejor.

ambos: [ríen]

nora: [carraspea]

ahora sí, quiero saber.

[susurra]

luis: ¿se te perdió algo, nora?

mauricio: aquí están los

informes que me pediste.

rafael: te agradezco.

mauricio: creo que pudiste

haberte ahorrado el comentario

con camilo.

rafael: yo hice lo que tú me

sugeriste.

mauricio: ahora, cualquier duda

conmigo, dejemos a camilo fuera

de esto.

rafael: así va a ser.

[celular]

¿qué pasó?

[ríe]

>> ¿cómo va todo?

rafael: por el lado de mi papá,

yo estoy muy sacado de onda.

mi papá está como lejano de la

familia, aunque él dice

que no le interesa mónica.

>> ¿y ella?

rafael: todo lo contrario.

ella se ve más interesada en él

que nunca, y bueno,

en cuanto al trabajo, ya tomé

una decisión.

y no sé si te va a gustar.

voy a quedarme a trabajar aquí

de lleno.

>> ¿qué?

rafael: sí, voy a marcarle de

inmediato a mckenzie para

explicarle y presentarle mi

renuncia.

tita: ah...

margarita: hola.

tita: hola, qué tal.

¿qué hacen aquí?

margarita: le trajimos un

pastelito.

manuel: sí, como sabemos que

tiene un corazón de oro,

un detalle, ¿no?

tita: muchas gracias, muy

amables.

lo voy a poner aquí.

qué bonita está la caja.

manuel: está muy rico,

el pastel está muy rico.

tita: sí.

bueno, supongo que no vienen

nada más a traerme el pastel,

¿verdad?

margarita: no, de hecho,

necesitamos de su ayuda.

tita: siéntense, por favor.

margarita: gracias.

tita: nosotras ya hablamos.

yo hice lo que pude apoyando

a mi nieta.

pero ustedes ya saben

que lo que piden es imposible.

manuel: en realidad, no venimos

a hablar del bebé.

margarita: no, sino de regina.

manuel: sí.

tita: ¿qué pasó con regina?

margarita: no, nada.

todo está muy bien, pero

hemos estado pensando que

regina está muy sola con lo

de la enfermedad de su mamá.

está muy agobiada por el

embarazo.

por la boda de su hermana,

por todo eso.

hemos estado pensando que

creo que puede ser muy bueno

que se venga a vivir con

nosotros a la casa.

estamos convencidos de que es

lo mejor para ella.

señora eugenia, por favor.

por favor, ayúdenos,

se lo suplico.

nora: ya te dije que estaba

buscando los informes del focus

de los hoteleros.

¿por qué te pones tan paranoico?

luis: porque no me gusta que se

metan en mis cosas.

nora: ¿por qué?

¿tienes algo que ocultar?

luis: ¿yo? parece que la que

tiene algo que ocultar eres tú.

porque las copias de esos

informes te las entregué ayer.

¿no te acuerdas?

nora: moni, te...

mónica: luego, luego, luego.

nora: ¿y ahora?

luis: ni idea.

pero algo bueno le pasó,

¿no viste la cara de felicidad

que traía?

nora: si es sonrisa es por el

señor camilo, no le va a durar

mucho el gusto, te lo firmo.

luis: ¿de qué estás hablando?

nora: no te hagas el tonto,

sabes perfecto de lo que estoy

hablando.

tita: ¿cómo se les ocurre

pedirme algo así?

margarita: creemos que es lo

mejor porque regina se viene a

vivir con nosotros,

eso aligera un poco la carga a

su mamá.

tita: ¿te das cuenta de lo que

estás diciendo?

como se nota que nunca has sido

madre tú.

cuando se tienen hijos,

no importa lo que a uno le pase.

a los hijos uno quiere tenerlos

siempre cerca.

manuel: por favor, sin ofender.

no hagamos alusiones personales.

nosotros sólo queremos ayudar.

tita: sí, perdón, discúlpenme,

no quise lastimarte.

pero entiéndeme que así no

funcionan las cosas.

mi hija diana, a quien necesita

es a su familia, a toda su

familia, completa.

esa cercanía es la que la va a

salvar.

manuel: señora, nosotros ya

queremos mucho a su nieta.

y si ella no está a gusto en

casa de su mamá, nosotros

estamos dispuestos a darle la de

nosotros.

margarita: ¿sabes qué?

vámonos, pío, no tenemos nada

que hacer aquí.

manuel: mi amor, tranquila.

tita: yo siento mucho que regina

los haya involucrado.

manuel: créame, nosotros los

sentimos mucho más.

tita: sigan con su vida,

cualquier día los llaman del

centro de adopción para que les

digan que hay un bebé para

ustedes, pero por favor,

olvídense de nosotros.

mónica: tú puedes. tú puedes.

por supuesto que puedes.

claro que puedes,

claro que puedes.

camilo...

ay, no, no puedo, no puedo.

no puedo, no puedo, no puedo.

mónica, lo menos que sepa que

lo quieres.

ay, mónica, ay, la angustia.

ya me dio la angustia.

ay, la angustia.

[resopla]

diana: te agradezco mucho tu

comprensión, ignacio.

no, no es nada grave.

estoy bien.

sólo necesito un poquito más de

tiempo para terminar el nuevo

libro.

eres el mejor editor del

mundo, sabía que me ibas

a entender.

muchas gracias por todo,

te lo juro que va a valer la

pena la espera,

porque el libro te va a

encantar.

adiós.

pero si es el señor silencioso

que acaba de aparecer

en mi puerta.

¿cómo le hace usted para ser tan

silencioso, señor silencioso?

nicolás: [gime]

diana: ¿qué es eso, mi amor?

nicolás: un regalo.

diana: ¿para mí?

ay, qué divino.

ay.

nicolás: agáchate, agáchate.

diana: qué joya tan maravillosa.

usted es un verdadero artista,

señor joyero.

y yo también tengo algo para ti.

nicolás: ¿este es mi regalo?

diana: no, espérame.

[resuella]

mira, no sabemos de la oruga del

jardín.

pero... te hice una mariposa

para que la recuerdes, mi amor.

nicolás: ¿y cuando te mueras,

me vas a venir a ver?

diana: ay, mi amor.

mónica: ¿señor?

camilo: ¿qué pasó?

mónica: ¿tiene unos minutos?

necesito hablar con usted.

camilo: ¿ahorita, ahorita?

mónica: sí, tiene que ser

ahorita.

camilo: listo, antes dime cómo

está mi agenda para la próxima

semana.

mónica: ¿perdón?

camilo: estuve pensando y quiero

darle una sorpresa a diana.

la próxima semana vamos a

cumplir 25 años de casados

y acabo de comprar dos boletos

para nueva york.

le voy a regalar a mi diana

una segunda luna de miel.

[música]

[música]

regina: cuídate, flor.

[hablan]

ah, hola, ¿qué hacen aquí?

manuel: venimos por ti.

margarita: ¿juegas futbol?

regina: sí, claro, soy portera.

margarita: pero, ¿en qué

quedamos, regina? eso no es

bueno para el bebé,

en tu estado no puedes hacer

esas cosas.

regina: estoy embarazada,

no enferma.

además, si veo fuerte la jugada,

nada más dejo que me metan gol

y ya.

no pasa nada.

manuel: exacto, ¿ves?

eso es una gran idea.

regina: ¿vamos a ir a su casa

o a otro día de campo? no sé.

margarita: no, venimos por ti

porque te tenemos una propuesta.

sabemos cómo están las cosas en

tu casa.

nos elegiste como los papás

de tu bebé.

manuel: eso y bueno, todo el

cariño que ya te tenemos.

queremos proponerte que...

margarita: te vengas a vivir

con nosotros.

¿cómo ves?

mónica: ¿una... dijo una segunda

luna de miel, verdad?

camilo: diana necesita

distraerse y yo también.

necesitamos encontrarnos de

nuevo como pareja.

mónica: yo tengo unas cosas que

hacer, señor, con permiso.

camilo: sí, pero, mónica,

tú eres mujer.

¿qué crees que va a decir diana

del regalo?

mónica: yo...

creo que su esposa va a ser muy

feliz, señor.

camilo: sí, ¿no?

no sé por qué estos últimos

días, tengo la sensación de que

ni siquiera sé lo que está

pasando.

pero tú me querías decir algo,

¿no?

mónica: no se preocupe, señor,

si quiere hablamos después.

camilo: ¿segura?

mónica: sí, señor, sí.

camilo: encárgate de confirmar

las reservaciones y todo eso.

me van a enviar los boletos por

mail.

mónica: sí, señor.

camilo: ¿y de verdad crees que a

diana le va a gustar la

sorpresa?

mónica: sí, señor, yo creo que

cualquier mujer estaría

encantada que después de 25

años, su marido la siga

queriendo tanto, ¿no?

con permiso, señor.

camilo: sí.

mónica: ximena,

¿te puedes regresar?

en medialink, por favor.

gracias.

chabela: ¿sigues pensando en lo

que te dijo esa pareja?

tita: qué manía tienes de

escuchar atrás de la puerta.

chabela: un momento, no estaba

escuchando, yo venía por el

pasillo y escuché por

casualidad.

tita: ajá, sí.

chabela: bueno, está bien,

lo oí todo, ahora respóndeme.

tita: sí sigo pensando en eso,

pero en cómo usarlo a mi favor.

para mí lo primero es mi

familia, nada más que me siento

atada de manos.

regina nomás me destanteó.

con eso de llevarme a conocer al

papá del niño.

y yo necesito alguien que me

apoye.

no tú.

porque tú haces muchas preguntas

y de todo opinas.

de ti lo único que quiero

es discreción.

ajá, eso.

ay, mira esto como...

laura: no sé cómo puedes

trabajar con todo el quehacer de

esta casa.

¿a qué hora escribes?

diana: en la noche, cuando ellos

están durmiendo, a veces en la

mañana, cuando están en la

escuela. ¿por?

laura: yo no podría, la verdad.

¿no te cansas?

diana: las locas que vivimos en

una fantasía, no tenemos

contacto con la vida real,

por eso no nos cansamos.

laura: yo nunca dije que

estuvieras loca.

diana: pero lo dice todo el

mundo.

empezando por tu mamá.

deja eso, después lo limpio.

laura: al lado tuyo, te juro que

me siento una inútil.

diana: las comparaciones son

horribles, no lo hagas,

tú tienes tus problemas,

yo tengo los míos.

a propósito, ¿has sabido algo

de...?

laura: ¿patricio?

no, nada.

pero mejor para mí,

no quiero saber nada de él.

tu cuñado.

diana: pero necesitas ocuparte

en algo.

laura: pero ¿en qué?

mi mamá tiene razón,

soy una buena para nada.

diana: no es cierto.

eres una mujer inteligente.

tienes buen gusto.

podrías probar con algo de

decoración, por ejemplo.

¿por qué no hablas con mónica?

laura: ¿y con ella por qué?

diana: porque tiene muchos

contactos, a lo mejor te puede

ayudar a conseguir algún

trabajo.

laura: no, ya te dije que a mí

esa tipa no me cae nada bien.

y prefiero no pedirle ningún

favor.

diana: es una lástima, porque si

alguien te puede ayudar,

es ella.

piénsalo.

ximena: mónica, ay, amiga.

¿qué tienes?

mónica: soy la reina de las

imbéciles.

ximena: pero ¿por qué?

¿qué pasó?

mónica: lo que tenía que pasar.

¿cuándo has visto que la

secretaria se quede con el jefe?

las encuestas lo dicen.

ximena: me dan lo mismo las

encuestas, a ver, dime.

¿hablaste con él? ¿te dijo algo?

mónica: se va a nueva york con

diana a festejar sus bodas

de plata.

la sigue amando.

la sigue amando y no sé en qué

momento quise creer que no era

así.

¿cómo puedo ser tan idiota?

ximena: obviamente él está

haciendo todo esto porque se

siente culpable.

su mujer enferma,

él interesado en ti,

es obvio, todos los hombres

funcionan así.

el tiempo me va a dar la razón,

mientras tanto, lo que tú tienes

que hacer ahora es evadirte.

pensar en cualquier cosa

menos en tu jefe.

ya sé, ¿quieres venir conmigo

y con rafael a las clases

de salsa?

mónica, no me veas así,

eso es de lo más divertido.

mónica: ¿y tú crees que yo tengo

ganas de ir a bailar después de

lo que me acaba de pasar?

ximena: ¿y cuál es tu otra

opción?

¿quedarte llorando en el

departamento o qué?

no, tú vas a venir con nosotros

a bailar.

y ahí te vas a olvidar de todo,

por lo menos un rato.

andale, vamos.

y te bailo salsa.

[ríe]

[música]

[música]

nicolás: tía, qué bueno que

estás aquí.

porque necesito que me ayudes.

laura: ahora no, chiquito,

estoy muy ocupada.

nicolás: mamá, tengo algo que

decirte.

laura: cállate.

[chista]

nicolás: ¿me vas a ayudar?

laura: dime qué quieres.

nicolás: que me hagas la tarea.

mónica: [carraspea]

camilo: mónica,

esto es para el archivo.

mónica: sí, señor.

muy bien.

camilo: apunta que hay que

llamar mañana a bendaño por el

tema de las facturas del mes,

¿sí?

mónica: sí, señor, por supuesto.

¿algo más?

camilo: ¿qué va a hacer de cenar

tu amiga esta noche?

digo, la pasamos tan bien en tu

departamento.

mónica: es que hoy no vamos a

cenar en casa porque ximena y yo

vamos a salir esta noche.

camilo: qué lástima,

esta noche no vamos a tener una

buena charla como la que

veníamos teniendo.

mónica: sí, qué lástima.

camilo: si llegan a cambiar

de planes, ¿me avisan?

mónica: claro.

camilo: ¿mónica?

mónica: ¿sí, señor?

camilo: ¿está todo bien?

¿verdad?

mónica: sí, claro.

le archivo las carpetas ahora

mismo, señor.

camilo: sí, está bien.

margarita: prométeme que lo vas

a pensar, tómate todo el tiempo

que necesites, pero...

manuel: mi amor, ya.

sin tantas presiones.

margarita: no quiero que a regi

se le olvide.

manuel: a regi no se le olvida.

margarita: es que yo tengo mucha

ilusión de que vivamos todos

juntos.

¿se imaginan, así los tres

jugando, platicando, estando

todos los días conviviendo?

manuel: nos llamas.

regina: sí, yo hablo con mis

papás.

muchas gracias.

manuel: diles que lo que

necesiten, nos pueden llamar,

lo que sea.

margarita: ey, ey, ey.

¿mi beso?

a la tía maggie.

te cuidas.

margarita: ya no juegues futbol,

por favor, ¿en qué quedamos?

manuel: pío, mi amor.

margarita: ¿dime?

manuel: yo creo que sí ya sería

bueno decirle que hablamos

con su abuela.

margarita: de todas maneras se

va a enterar, no hicimos nada

malo.

pío, cuando alguien quiere algo

en la vida, hay que agotar

todas las posibilidades

y lo sabes.

¿a qué hora cierran el centro

comercial? tenemos que

arreglarle el cuarto a regina.

manuel: queda tiempo, vamos.

margarita: vámonos, de una vez.

manuel: ¿qué quieres comprar?

margarita: muchas cosas.

laura: ya estuvo, ya acabé.

nicolás: no, te faltan las

letras.

regina: hola.

¿desde hace cuánto le haces

la tarea a nico?

nicolás: mi tía hace toda la

tarea que yo le pida.

laura: sí.

regina: ¿y eso por qué?

laura: por que lo quiero mucho

y porque quiero que no agobie

tanto a tu mamá.

pablo: buenas tardes.

regina: hola, ¿qué se te ofrece?

pablo: me llamo pablo, yo

trabajo con tu papá en medialink

desde hace unos meses.

regina: con razón nunca te había

visto.

pablo: perdón que entré,

iba a tocar pero la puerta

estaba medio abierta.

laura: esa puerta siempre está

abierta, un día se va a meter un

ratero.

pablo: estoy buscando a paloma.

laura: ¿a paloma?

regina: ah, qué bien,

oye, ¿y desde hace cuánto

trabajas en medialink?

pablo: hace cuatro meses.

laura: regina, ¿por qué no le

avisas a paloma que tiene

visitas?

regina: ajá.

mauricio: hola, tenía una cita

por aquí y ya no regresé

a la oficina.

bárbara: pensé que no ibas

a venir.

mauricio: ¿por qué no, mi amor?

si me moría por verte.

bárbara: sí, mira qué curioso,

te mueres por verme pero no por

casarte conmigo.

mauricio: bebé...

bárbara: yo sólo estoy

repitiendo lo que tú me dijiste.

no, no, no.

mauricio: ¿no? ¿por qué no?

estamos solos, estamos

tranquilos. nos queremos.

bárbara: mauricio...

paloma: ay, perdón.

sólo vine por el celular

que dejé ahí.

bárbara: ey.

regina: paloma, te buscan.

paloma: ¿quién?

regina: un tal pablo, de la

oficina.

ambos: ¿pablo?

regina: ajá.

[timbre]

adrián: hola, señora eugenia,

¿está todo bien?

me extrañó mucho su llamada.

muy misteriosa, ¿no le parece?

tita: pasa.

es que necesito tu ayuda,

y no quiero que nadie se entere.

pásale.

¿cómo te llevas con regina, eh?

adrián: muy bien, ¿por?

tita: siéntate, por favor.

quiero saber quién es el papá

de su bebé.

adrián: eso fue lo primero que

le pregunté.

pero, obviamente, no quiere

hablar de eso.

tita: hay que conseguir la

información por otro lado.

y tú vas a poder ayudarme.

adrián: no sé si eso le guste

a regina.

tita: no es lo que le guste,

sino lo que le conviene.

¿o a ti te parece bien que

entregue a su bebé?

adrián: no, yo preferiría ver

crecer a mi primer sobrino

nieto.

tita: entonces, estamos

de acuerdo.

¿verdad?

y si sabemos el nombre del papá,

él puede oponerse a que lo

entregue.

tiene el mismo derecho que ella.

adrián: ¿y si sale peor contar

con la opinión del papá?

tita: primero averiguamos quién

es, y luego vemos qué hacemos.

parece que regina nada más

confía en la pareja esta que

quiere adoptar al bebé,

y quizás podríamos pedirles

a ellos que nos ayuden

con eso, ¿cómo ves?

adrián: a los que menos les

conviene que el papá aparezca,

es a ellos.

pueden tener miedo de que se

reconcilien y todo se les venga

abajo.

tita: sí, ya lo sé, pero ahí es

dónde necesito tu ayuda.

necesitamos buscar un buen

pretexto para que colaboren con

nosotros.

paloma: [grita]

ipablo!

hola.

pablo: hola.

mauricio: pablo.

qué sorpresa, yo no tenía idea

de que conocías la dirección

de mi novia.

paloma: yo se la di hoy.

pablo: vine a decirte que acabo

de hablar con mi prima

la de la feria de comercio,

que encantada le puedes dejar tu

joyería a consignación.

paloma: ay, ¿en serio?

qué alegría.

mauricio: paloma, ¿por qué no te

esperas tantito? te aseguro que

las joyerías que yo te recomendé

son de mucha mayor categoría.

paloma: ¿qué más categoría

que la feria de comercio?

no hay nada más cool en este

momento.

obrigada.

obrigada.

bárbara: ¿quién iba a decir que

palomita saldría buena para los

negocios?

pablo: yo sólo vine a decirte

eso.

nos vemos.

mauricio: te acompaño a la

puerta.

paloma: no, mauricio.

pablo, ven.

después de esta gran noticia,

¿por qué no te quedas conmigo

a cenar y a ver una película?

andale.

[música]

[música]

rafael: qué rico ver cuando se

mueve una mujer así de bien.

ximena: ay, ¿ese fue un piropo o

qué?

rafael: a lo mejor.

bailas muy bien, tú.

ximena: gracias.

rafael: ¿qué? ¿mónica aquí?

ximena: ay, sí, yo la invité,

es su primera vez como tú.

[chifla]

mi amiga, la nueva.

>> hola, ¿tú también eres nueva,

verdad?

chicos, tranquilos, tenemos dos

nuevos.

y como no quiero que se retrase

la coreografía, hoy los voy a

poner juntos para que bailen y

sigan la coreografía, ¿vale?

¿tú te llamas?

rafael: rafael.

>> hoy van a bailar juntos,

por favor.

por esta vez, van a ser pareja.

ximena, ven.

tú y yo vamos a mostrarles los

pasitos de salsa para que nos

sigan.

a ver, de este lado.

va, y, cinco, seis, siete, ocho.

mónica: ¿así?

rafael: para adelante y para

atrás.

nos tocó juntos por nuevos.

mónica: tal vez fue mal idea

venir.

ximena me insistió tanto que

no me pude negar.

rafael: pero ya estamos aquí,

así que vamos a gozar.

vamos a ver qué le aprendemos

a este profesor.

o qué aprende él de nosotros.

el punto es que ya el destino

nos puso a bailar juntos aquí.

ya yo te había dicho que

saliéramos alguna vez.

y me dijiste que en otra

ocasión, y ve, aquí estamos.

mónica: ya con esto queda la

deuda saldada, ¿no?

rafael: está bien, pero tú

pásala rico.

floja, floja, eso.

camilo: norita, me voy.

nora: señor.

camilo: eh, ¿y mónica?

nora: ya se fue, señor.

camilo: ¿cómo?

nora: ya pasaron de las siete.

camilo: ¿no sabes adónde iba?

nora: no, lo que pasa es que

nunca me cuenta adónde va.

si gusta, en este instante

la localizo.

camilo: no, no es necesario,

no te preocupes.

eh, hasta mañana.

qué descanses.

nora: buenas noches.

mónica: tú debiste haber bailado

con ximena.

rafael: esa era la idea.

mónica: tú de principiante no

tienes nada, bailas muy bien.

rafael: gracias.

tú también tienes lo tuyo.

mónica: es nomás suerte de

principiante.

[salsa]

[aplausos]

todos: ibravo!

>> ok, chicos, es todo por hoy,

nos vemos pasado mañana a la

misma hora.

gracias.

rafael: gracias.

venga, qué buena idea.

¿adónde la vamos a seguir?

ximena: no, síganla ustedes,

porque yo estoy muerta.

cansadísima.

mónica: oye, ximena.

gracias por la invitación,

la dejamos para otro día.

mónica: ximena.

rafael: a ver, mónica.

mónica: ¿ximena?

¿ximena?

¿qué onda? ¿por qué no quieres

ir a tomar algo?

ximena: ay, porque estoy muy

cansada, me quiero ir a dormir.

mónica: ¿cuándo me has dicho

que no a un trago?

¿y después me reprochas a mí que

tenga síndrome de vejez

temprana.

ximena: mejor vete con rafael.

mónica: ya sé que te molestó que

bailara con rafael, pero no fue

mi culpa ni la de él.

sino la del profesor.

ximena: pero a ti te vino de

maravilla esa decisión, ¿verdad?

las dos sabemos que rafael

anda detrás de ti,

y yo armé todo esto

para quitártelo de encima.

mónica: ya lo sé, pero no salió

como esperabas, ¿qué hago?

no es para que te molestes,

si te interesa rafael, sabes

perfectamente que por mí, no hay

bronca.

ximena: espérame que me vibra

esto.

es mensaje de horacio, me está

esperando, nos vemos después.

ya me voy.

mónica: ¿no que estabas muy

cansada?

ximena: sí, pero se me quitó de

repente.

no me esperes que llego tarde.

mónica: ximena.

[música]

[música]

diana: adelante.

adrián: mira lo que te traje.

diana: chocolates.

ay, son mi perdición.

¿son amargos?

adrián: sí.

diana: justo como me gustan.

los seres humanos somos muy

raros.

desde que sé que puedo tener los

días contados, disfruto más

todo.

la comida, a nicolás,

el olor del jardín,

me faltan sentidos para

absorberlo todo.

adrián: ¿tú sabías que los

aztecas consideraban al

chocolate un alimento sagrado?

¿y creían que curaba todos los

males?

por eso te los traje.

diana: vamos a hacerle caso

a los aztecas.

adrián: no mencionaste a camilo

en tu lista de placeres.

diana: ¿no? tampoco dije nada

del pie de limón que hace chabe.

adrián: ¿sabes que desde que

llegué quiero preguntarte algo?

pero como que no quiero ser muy

entrometido.

diana: estás hablando conmigo,

¿desde cuándo nos cuidamos tú y

yo para hacernos preguntas?

adrián: entonces, ahí te va.

¿está todo bien en tu

matrimonio?

diana: claro, ¿por qué me lo

preguntas?

adrián: este es uno de los

momentos más difíciles de tu

vida.

y te estás apoyando en tu

cuñado, y yo me pregunto dónde

está camilo.

¿dónde está tu marido?

mónica: señor camilo.

diana: a ti no puedo ocultarte

nada, ¿verdad?

adrián: ¿qué me ibas a ocultar?

diana: desde que camilo sabe de

mi enfermedad, creo que está

al borde del colapso.

¿sabes que le habla cuatro veces

al día a mi médico para pedirle

que le dé un pronóstico

positivo?

la otra noche me desperté,

lo sorprendí revisándome unos

lunares.

como checando si alguno era

maligno.

adrián: está aterrado.

el sabe perfectamente que no

puede vivir sin ti.

diana: el otro día sin querer me

rozó un seno.

casi se muere, se puso pálido.

y ni siquiera era donde tengo el

tumor.

adrián: dale tiempo.

que él luche con sus propios

fantasmas.

vas a ver que va a volver.

ay, ya.

mucho drama.

ustedes son una pareja única y

en ningún lugar del mundo me he

encontrado una pareja como

ustedes.

diana: el problema es que igual

y yo ya no esté cuando tenga la

fuerza para volver.

adrián: ya, por favor.

no seas pesimista.

diana: no me vendas esperanzas,

tú no.

no soy pesimista, soy realista.

que es muy diferente.

no puedo dejar de pensar en

todos los que en mi familia se

han muerto de esta enfermedad.

laura: ay, este escuincle

chantajista me va a volver loca.

ay.

[timbre]

¿y ahora quién es?

voy.

rafael: buenas noches.

laura: rafael.

no te esperaba,

¿qué se te ofrece?

rafael: quería ver si a esta

hermosa mujer se le antojaba

tomarse una copa conmigo esta

noche.

laura: ¿y tu amiguita esa la que

te invito a bailar, no pudo?

¿y por eso me buscas como

premio de consolación?

tita: laura, ¿eres tú?

laura: sí, soy yo.

rafael: ximena es mi amiga.

sí, como tú.

yo creí que había quedado claro

que somos nuevos aquí.

y que necesitamos conocer gente.

gente de distintos tipos,

colores, sabores.

pero si tú no quieres,

no pasa nada, nos vemos después.

laura: espera.

sí quiero ir.

me va a hacer muchísimo bien

distraerme un rato.

y tomarme una copa contigo.

camilo: sé que ximena y tú

tenían planes y no sabía si las

iba a encontrar.

pero necesitaba hablar con

alguien y decidí venir y

esperarte.

mónica: señor camilo...

camilo: espera, hay algo más que

tengo que decirte.

no quiero que te sientas forzada

a escucharme.

si de verdad no quieres, dímelo,

y mañana seguimos como si nada

en la oficina.

laura: y me puso a hacerle

la tarea de matemáticas

y de español.

rafael: no, ¿cómo te estás

dejando chantajear por un niño

de siete años?

déjalo que diga lo que quiera.

no importa.

laura: ¿te imaginas el

escándalo? yo ya no estoy ni

para reclamos ni regaños

de nadie.

rafael: pero te va a seguir

chantajeando entonces.

laura: ojalá que no.

le voy a seguir un rato

el cuento.

espero que ese jueguito

se le pase pronto.

¿nos vamos?

rafael: ¿me pasas el casco?

[ríe]

[hablan]

diana: no creo que eso

alcance para todos.

adrián: sí alcanza,

voy a calentar frijoles,

nos comemos las enchiladas.

con frijoles.

mauricio: no, yo sin frijoles.

nicolás: yo quiero salchichas

y cereal.

adrián: no, todos vamos a comer

enchiladas ya, y punto.

cristóbal: por mí feliz.

adrián: se me olvidó sacar

la crema, el queso rallado...

bárbara: yo voy.

sólo me voy a tomar un té,

que no tengo nada de hambre.

diana: gracias, mi amor.

nicolás: a paloma se le ven

los calzones.

diana: m'ijito, por dios.

bárbara: imauricio!

mauricio: ¿qué?

bárbara: ¿qué haces?

diana: les voy a servir.

¿quién quiere enchiladas?

nicolás: yo.

diana: regi, ¿qué haces ahí?

tú deberías de ser la primera en

comer. ¿te sientes bien?

regina: mamá, me voy a ir a

vivir con los gonzález.

adrián: ¿con los gonzález?

¿cuáles gonzáles?

diana: manuel y margarita.

los señores a los que regina les

quiere entregar a su bebé.

regina: sí, me tengo que ir

a vivir con ellos, porque...

diana: ya, por favor,

quiero cenar en paz,

no quiero oír hablar de ellos.

¿está claro?

siéntate, siéntate.

¿a quién le sirvo?

nicolás: yo quiero.

diana: ¿cuántas quieres?

nicolás: una.

diana: una.

tú también.

ya voy.

camilo: desde que supe que te

gustaba el rock de los '80,

decidí mostrarte a los grandes

de la música.

¿alguna vez te conté porqué

aprendí a tocar el saxofón?

mónica: no, la verdad es que no

me lo contó.

camilo: pero sí sabías que toco

el saxo, ¿verdad?

mónica: nunca lo escuchado, pero

yo le compré sus dos saxos.

¿sí se acuerda?

los encargamos por internet.

y los fueron a dejar a la

oficina.

camilo: es cierto.

ahí va.

[suena saxo]

¿te gusta?

mónica: es diferente.

camilo: cierra los ojos.

escucha.

¿te das cuenta cómo el puro

sonido del saxo sostiene toda la

melodía?

escucha.

suena como un lamento.

como si quejarse de ese modo

fuera la única manera

de apagar un dolor enorme.

y así me siento.

tengo aquí algo que quiere salir

y por más que intento,

no puedo sacarlo.

mónica: no es así como funciona.

mire.

yo soy su secretaria,

dígame qué necesita y lo hago.

¿qué tengo que hacer?

camilo: sólo necesito un abrazo.

[música]

[música]

Cargando Playlist...