null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 11

Univision20 Sep 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

camilo: pero ¿distancia

para qué, mi amor?

¿tienes que tomar

alguna decisión importante--?

diana: claro que sí.

quiero libertad

para planear

lo que me queda de vida

y eso lo quiero hacer sola.

lo quiero hacer sin ti.

camilo: no puedo creer

lo que me estás diciendo.

ey, diana,

no sabes

cómo me duele escucharlo.

diana: ¿no te das cuenta

que esta es una batalla

que es solo mía

porque es mi vida

la que está en juego?

camilo: lo sé, lo sé,

pero somos una pareja,

nos juramos estar

en las buenas y en las malas,

en la salud y en la enfermedad,

pero siempre juntos.

diana: ay.

nico: perdón.

diana: cuidado, mi amor.

nico: quiero pastel.

camilo: mi amor--no, mi amor,

perdóname,

no hemos terminado de hablar.

diana: yo ya te dije

lo que tenía que decir.

por favor, ayúdame llevándole

este pastel a tu hermano.

camilo: mi amor, mi amor,

esto nos agarró por sorpresa

y los dos no sabemos

cómo enfrentarlo, pero--

mi amor, mi amor,

seguimos siendo dos.

nico: ¿por qué vas a llorar?

¿te enojaste con mi papá?

diana: ay, no, mi amor, no,

solo me entró

una basurita al ojo.

nico: ah, es lo mismo

que me dijo bárbara

cuando se enojó con mauricio.

son malas las mentiras, ¿eh?

diana: no sabes

cómo me duele dejarte, mi amor.

nico: ay, ¿vas a salir?

diana: [ríe]

no, no voy a salir.

te amo, te amo, te amo.

nico: [balbucea]

adrián: no sé, dale tiempo.

ella te adora

tanto como tú a ella.

camilo: no debí emborracharme

y menos pasar la noche

en el departamento de mónica.

adrián: ya, no te flageles.

tampoco para ti es fácil

esto que está pasando.

poco a poco, las cosas

se van a ir acomodando,

ya lo verás.

diana: ¿mónica?

mónica, discutí con camilo.

mónica: ¿por lo de anoche?

diana: sí, yo pensé

que era más fuerte,

que iba a poder

con esta situación,

pero no, no aguanta.

mónica: tienes que entenderlo,

diana.

diana: sí lo entiendo,

pero igual aproveché

para decirle

que quiero enfrentar esto sola,

sin él.

mónica: diana,

le estás haciendo daño.

diana: no soporto

tener que hacerlo,

pero es por un bien mayor.

mónica: ¿quieres

que hable con él?

diana: mm, no creo

que te cuenta nada.

pero por lo menos haz

que se evada un rato, ¿no?

mónica, haz lo que puedas.

mónica: [resuella]

pero ¿qué?

ximena: illegaron las pizzas!

moni, moni, las pizzas.

¿qué, quién era o qué?

mónica: diana.

ximena: ay, ¿qué quería?

mónica: decirme

que se peleó con camilo

y sugerirme que lo consolara.

ximena: ay, bueno, dicho así,

pues, suena muy feíto,

pero pues así es el plan, ¿no?

mónica: ay, no, me choca,

me choca,

por más preocupada que la oiga

para que está jugando

al ajedrez.

ay, la verdad es que yo sí

me siento mal por él.

ximena: en resumen, amiga,

el resultado es el mismo,

llámale plan, suerte, destino,

aquí solo hay dos opciones, ¿sí?

lo tomas o lo dejas.

y tomando en cuenta

que estás muy enamorada,

pues, las dos sabemos

qué vas a hacer, ¿verdad?

[ríe]

ay.

[llaman a la puerta]

diana: ¿puedo entrar?

bárbara: pasa, ma.

llamó mi abuela

para saber cómo estaba,

¿sí hablaste con ella?

diana: sí, mi mamá

es tan "preocupona",

pero estoy bien.

bárbara: ay, mami,

todos nos preocupamos por ti.

diana: ¿te importa

si duermo contigo hoy?

bárbara: ¿aquí?

diana: en unos meses

te vas a casar,

te vas a ir,

te voy a extrañar

todas las noches.

bárbara: mamá,

no me digas eso.

mejor ven.

diana: gracias.

ay...

[suspira]

¿en qué momento

creciste tanto, mi amor?

bárbara: [ríe]

¿me vas a contar cuentos

como cuando era niña?

[ríe]

ma.

diana: ¿mm?

bárbara: ¿sí vas a--?

sí vas a poder estar conmigo

el día de mi boda, ¿verdad?

[suspira]

rafael: sí, sí,

yo también me divertí mucho,

laura, y la pasamos buenísimo.

laura: ah, y--y ¿qué

vas a hacer ahorita?

rafael: ah, en este momento

yo me estoy metiendo

a la cama,

es que estoy muerto.

laura: o--o sea

que te vas a dormir.

rafael: sí, sí, pero...

[bosteza]

ay, hablamos mañana,

¿te parece?

laura: sí, sí, claro,

por supuesto, hablamos mañana.

un besito.

que duermas rico.

rafael: igual tú, hermosa.

laura: ay, maldito.

rafael: [enciende motor]

[celular]

camilo: ¿bueno?

mónica: señor, señor,

disculpe

que lo moleste a esta hora,

pero--pero quería saber

cómo estaba.

camilo: estoy bien, mónica,

gracias.

mónica: [titubea] oiga,

fíjese que mi amiga y yo,

este, pues,

pedimos unas pizzas

y se equivocaron

y trajeron de más

y--y entonces pensé

que a lo mejor

usted quisiera pasa por aquí

y acompañarnos.

camilo: ¿yo?

mónica: sí, claro, claro,

así se desconecta un rato,

¿cómo ve?

camilo: gracias, pero no,

estoy cansado.

mónica: un ratito, ándele,

nada más.

camilo: mónica, no, no,

de verdad, gracias.

mónica: bue--bueno, aquí--aquí

lo va a estar esperando

su pedazo de pizza.

camilo: gracias, pero prefiero

quedarme en casa.

mónica: ¿está totalmente seguro?

o, ya sé, a lo mejor, este,

prefiere salir a otra parte.

camilo: nos vemos mañana.

[suspira]

laura: ¿y este?

¿adónde viene?

ximena: amiga, tampoco es

para que te pongas así.

tú hiciste lo que pudiste, ¿ok?

mónica: la angustia, amiga,

la angustia.

ximena: ay, no me mandaron

las alitas que pedí,

cómo me choca.

mónica: ¿qué?

ximena: que aparte de pizza

también pedí alitas

y no me las trajeron.

ay...

si le hubieras dicho eso

a camilo,

te juro que hubiera venido,

a los hombres les encantan

las alitas, amiga.

mónica: ay, amiga, la angustia.

[timbre]

ximena: caray, ese no puede ser

camilo, ¿verdad?

no, ¿o sí?

no, no creo.

mónica: no, no,

por supuesto que no,

deben de ser tus alitas.

ximena: ay, mis alitas,

sí, qué rico.

mónica: andale, ve.

ximena: que una pizza sin alitas

no es pizza de las buenísimas.

ay, jove--ay, joven.

rafael: buenas noches.

ximena: hola.

rafael: uy, no...

¿pizza?

ay, qué rico, qué hambre.

ximena: tiene hambre.

rafael: ¿sí me invitan a cenar?

ximena: [ríe]

claro.

rafael: [ríe]

ay.

adrián: oye, camilo.

camilo.

camilo, ¿estás aquí?

[resuella]

ya, desapareció.

y que deja las luces prendidas

de toda la casa.

icamilo!

ximena: amiga, se me hace

que sí le gustas a rafael.

y ¿sabes qué?

me parece que eres

muy, muy suertuda

y yo creo que ya voy a empezar

a odiarte por eso.

mónica: ay, ya, por favor,

no estoy para eso.

ximena: y ¿si lo tomas en serio

y cambias al padre por el hijo?

ay...

mónica: lo que siento por camilo

es algo tan,

pero tan especial

que nadie más tiene cabida.

ay, mejor ayúdame

a pensar qué voy a hacer

si de verdad

él está interesado en mí

como dices.

aunque, ¿te digo una cosa?

no creo, ¿eh?

ay, amiga,

creo que me metí en un lío

por andar siguiendo

tus consejos.

ximena: ay, amiga,

tú quédate tranquila,

tú y yo somos amigas, ¿no?

yo me sacrifico

para que rafael no te moleste

nunca más.

ay, ay, ay...

mónica: ay, sí,

qué "sacrificadota"

te vas a dar, ¿eh?

ambas: [ríen]

ximena: rafael, ven a mí.

ambas: [ríen]

ximena: [chista]

laura: [suspira]

este parece que no va a salir.

camilo.

pero ¿quién vive aquí?

ximena: [murmura]

[timbre]

hay dos alternativas:

o ahora sí me traen mis alitas

o es la señora del tres,

como siempre, a pedir azúcar,

qué poca.

mónica: olvídate

de tus alitas,

seguro es la del tres.

ximena: [ríe]

mm...

camilo: hola.

mónica: [titubea] señor camilo.

camilo: eh, alguien

me dejó pasar abajo.

rafael: mm, ¿alguien quiere

una rebanada--?

mónica: [susurra] sí vino.

ximena: ¿a poco, tú?

diana: ay, te va a quedar

tan bonita la boda.

bárbara: mami,

ya te pusiste sentimental.

diana: mi amor,

es que vas a ser

la novia más bonita del mundo.

bárbara: mami,

mira, yo sé que hay mucha gente

que ya no cree

en el matrimonio,

que me ven como bicho raro

porque me quiero casar

a mi edad,

pero es que yo tengo

el mejor ejemplo

de que el matrimonio

es lo máximo, ma.

diana: ay, hija.

bárbara: es la verdad.

yo sé que a veces

esta casa es un relajo,

que mi papá está

en sus estadísticas,

tú en tus cuentos,

pero son el uno para el otro

y yo, yo quiero

que mau y yo tengamos eso,

una relación llena de amor

como la de ustedes.

diana: [ríe]

[música]

[música]

rafael: qué sorpresa.

es que estas cosas se planean

y de verdad que no se dan.

¿tú qué haces por aquí, eh?

camilo: [titubea] venía a hablar

con mónica.

mónica: sí, sí, yo lo invité.

rafael: ah, entonces vinieron

por cosas de trabajo.

yo creo que lo mejor

va a ser que me vaya entonces--

ximena: ay, no, por supuesto,

tú siéntate.

aquí hay pizza para todos,

vino, todo delicioso.

don cami, don camilo,

¿quiere copa de vino?

camilo: sí, sí, gracias.

ximena: ya, perfecto.

rafael: qué bueno

vernos así, ¿no?

ya, ya hacía falta.

camilo: sí, sí, ¿verdad?

rafael: sí,

ya fuera de la oficina,

otro ambiente, otra cosa.

ximena: [ríe]

rafael: cuidado ahí.

ximena: le serví un "muchito".

ay, gracias, qué rico.

camilo: eh, ¿saben qué?

necesito--necesito tomar aire.

ximena: mm, buenísima.

laura: mónica.

[ríe]

claro, yo--yo sabía.

con el padre y con el hijo.

ay.

[murmura] no lo puedo creer.

mónica: aquí hay una terracita.

venga, venga.

camilo: sí.

mónica: venga, suba.

rafael: [ríe]

ximena: es como suave el vino,

¿no?

rafael: sí.

mónica: todo suyo.

camilo: qué bonito lugar.

mónica: [ríe]

camilo: qué bonito.

mónica: bueno.

camilo: no, no, ¿adónde vas?

quédate conmigo,

por favor.

ximena: esta.

[ríe]

[música]

¿eh?

rafael: no sabes

lo que me hubiera encantado

ir a uno de esos conciertos.

ximena: mm, a mí también

porque me encanta

la música de los 80.

aparte está

como que de moda otra vez, ¿no?

rafael: sí, sí,

yo soy un apasionado

de la música "oldie", retro.

ximena: oh, pues ya tenemos

algo en común, oye,

porque, pues, a mí también

me encanta

la música oldie, retro.

ambos: [ríe]

ximena: salud.

rafael: salud.

ximena: este vino está bueno.

rafael: mm.

ximena: mm.

"ajijo".

camilo: guárdame el secreto,

por favor, ¿sí?

diana y yo

decidimos dejar juntos de fumar,

pero yo no pude,

nunca puedo.

¿no me vas a preguntar

qué hago aquí?

mónica: yo lo invité.

camilo: esa es una razón.

tú también invitaste

a rafael, ¿no?

mónica: no,

él llegó de sorpresa.

camilo: [suspira]

diana dice

que no le sirvo,

que soy igual a cristóbal,

que no aguanto las verdades,

que me escapo.

y lo peor de todo

es que tiene razón.

anoche me escapé de mi casa,

hoy también.

mónica: sí, pero esta noche

yo lo invité.

camilo: y ¿por qué me invitaste?

mónica: porque sé que le gusta

la pizza.

camilo: pero a lo mejor

rafael ya se la acabó.

mónica: pedimos más.

¿qui--quiere que vea

si todavía hay un pedazo?

y si quiere, se lo caliento.

camilo: mónica,

fue una buena idea

que me invitaras.

al menos un poco de paz.

mónica: fue mejor idea

que viniera.

camilo: eso está por verse.

eh...

¿nos regresamos?

mónica: sí, sí, sí, vamos.

camilo: adelante.

mónica: sí.

ximena: [canturrea]

mónica: eh,

voy a calentar su pizza.

camilo: gracias,

yo voy por mi copa, gracias.

ximena: ay, qué bueno

que hayan venido

dos chicos guapos,

a ver quién me sirve

un poquito más de vinito

porque se me está acabando.

don cami, usted está más cerca.

camilo: yo, yo, yo.

rafael: camilo, ¿y a ti te gusta

este tipo de música?

camilo: los 80

tuvieron lo suyo,

sí, me gusta, claro.

mónica: aquí tiene, señor.

camilo: gracias.

pizza, vino, esta música.

mónica: ¿quiere que le cambie

a la música?

camilo: no, no,

todo lo contrario, no,

es como retroceder 30 años.

hace tanto tiempo, por dios.

ximena: [ríe]

bueno, pues, entonces,

se armó la fiesta ochentera,

¿cómo de que no?

salud.

rafael: salud.

camilo: salud, salud, salud.

ximena: salud, don cami.

a los ojos, amiga, eso.

[ríe]

ay, qué rico, qué rico.

ay, de haber sabido, me pongo

mis pantalones desteñidos

y las botas blancas,

esas con flecos, ¿te acuerdas?

>> [ríen]

mónica: salud, licenciado.

camilo: salud,

por la invitación

y la buena idea de venir.

[música]

eugenia: [gime]

ay, ¿todavía estás despierta?

chabe: mm, todavía.

pero me extraña de ti.

ya me extrañaba

no escuchar tus ronquidos.

eugenia: ay, yo no ronco.

y, si tan despierta estuvieras,

te darías cuenta

que llevo días sin poder dormir.

chabe: mm, era broma.

ya somos dos.

eugenia: es que tantos

problemas, ¿verdad?

chabe: mm.

eugenia: no nada más

lo de diana, también regina,

es que yo no estoy de acuerdo

con lo que está haciendo.

chabe: ¿cómo?

¿cómo que no estás de acuerdo

con lo que está haciendo?

¿con la adopción?

eugenia: no, no, con la adopción

sí estoy de acuerdo,

pero no con la de mi bisnieto.

chabe: pero si tú fuiste

la primera que le dio cuerda.

eugenia: no, no es cierto,

la seguí

porque ella me buscó

y para evitar que hiciera

una tontería más grande,

pero nunca me imaginé el rumbo

que iban a tomar las cosas.

y ¿no crees

que haya otra salida?

eugenia: pues, siempre

hay otra salida.

chabe: ah.

eugenia: y yo creo

que en este caso

tiene que ver

con el papá de la criatura,

fíjate.

chabe: explícame.

eugenia: yo digo que regina

tiene mucho miedo

de enfrentarse a la maternidad

ella sola.

chabe: pues, por supuesto

que tiene miedo,

cualquiera en su lugar

lo tendría

y más ella que es una niña.

eugenia: a lo mejor,

lo que pasó entre ellos

tiene remedio

y el muchachito

está igual de asustado que ella.

es que tengo que hablar con él

a ver si por ese lado

podemos arreglar algo.

chabe: suena bien.

pero falta

que convenzas a regina.

eugenia: no, pero ni siquiera

se lo voy a consultar.

más sabe el diablo por viejo

que por diablo.

chabe: ah...

no, pues eso sí,

no en balde eres la abuela.

eugenia: pues más que edad

tengo experiencia, chabela,

experiencia.

chabela: [ríe]

regina: ibarbi!

imamá!

[grita] ¿dónde están?

ma.

¿ma?

tío adrián,

¿qué haces aquí?

adrián: hola.

¿cómo estás?

llegué hoy.

regina: y ¿mis papás salieron

o...?

adrián: pues tu papá

está desaparecido

y tu mamá se quedó

abrazada dormida a barbi.

regina: ah, ok.

y tú andas de chismoso

por los pasillos, supongo.

adrián: bueno, pues, alguien

tiene que hacer

una pequeña labor informativa,

¿no?

¿ya cenaste?

regina: sí, ya.

adrián: ¿segura?

acuérdate que ahora

tienes que comer por dos, ¿eh?

regina: mm, ya vi que mi familia

es muy comunicativa.

adrián: sí, las noticias vuelan,

¿y qué?

pero ¿quién es el afortunado

papá?

regina: ¿por qué todos

quieren saber eso?

adrián: pues, porque el amor

es algo muy bonito, regi,

sobre todo cuando se está

formando una familia.

regina: yo no estoy formando

ninguna familia, tío.

adrián: ¿no?

regina: no.

buenas noches.

ximena: camilo, a ver,

cuéntanos.

¿tú eras de esos

que abusaban del gel,

así para ir a las fiestas?

camilo: no, no iba mucho

a fiestas.

ximena: ay, ¿cómo no?

camilo: no, en serio.

diana y yo nos casamos

muy jóvenes y no teníamos

mucho dinero.

hacíamos reuniones en la casa,

tipo bohemias, pero...

yo era medio hippie.

sí, como típico sociólogo.

ximena: ¿cómo?

¿hippie?

yo no te lo puedo creer.

mónica: ximena...

ximena: es que, a ver, perdón,

pero no te puedo imaginar

hippie.

camilo: ¿por qué no?

ximena: chaleco bordado y...

camilo: y guaraches,

sí, de los buenos.

ambos: [ríen]

>> mira, ¿y tú siempre

te la pasas así de bien aquí?

mónica: es la primera vez

que viene.

camilo: [tose]

se me fue el tiempo de volada.

bueno, me tengo que ir.

ximena: ay, no,

pero es supertemprano todavía.

qué lástima.

mónica: ximena.

camilo: sí, ya es hora.

perdón.

gracias mónica y ximena

por todo.

todos: [hablan a la vez]

mónica: don camilo,

fue un gusto tenerlo aquí.

camilo: gracias, gracias.

hasta luego, hasta mañana.

ximena: ¿y tú también te vas,

rafa?

mónica: ¿saben qué?

yo ya tengo mucho sueño.

mónica: ay, amiga, pues, vete

a descansar ya, hasta mañana.

mónica: hasta mañana, amiga.

buenas noches, rafael.

rafael: buenas noches, mónica.

mónica: vino a verme.

vino a verme.

ah...

licenciado.

camilo: ¿puedo pasar?

ya pasé.

se me olvidó decirte algo.

mónica: sí, sí, claro.

camilo: la pasamos tan bien hoy.

mónica: muy bien.

camilo: lo necesitaba, gracias.

mónica: no tiene nada

que agradecer.

camilo: ¿dónde ha estado

todo este tiempo,

todos estos años?

mónica: casado, licenciado,

casado.

camilo: sí, lo sé.

pero ya no te atormentes,

eso no va a durar mucho más,

mónica.

solo es cuestión de tiempo.

ximena: imónica!

mónica: ay, no.

ximena: mónica.

mónica: ¿y rafael?

ximena: ay, se fue.

amiga,

yo creo que hay que invitarlo

más seguido.

porque a mí me encanta,

me fascina, me vuelve loca.

por él, te juro que dejo

al tonto de horacio

y a todos los galancitos

que tengo por ahí.

ambas: [ríen]

y a ti ni te pregunto

cómo estás, porque mira,

se te nota.

amiga, camilo vino a verte.

¿te das cuenta de eso?

a ver, si no es por rafael,

¿te imaginas lo que hubiera

pasado, mónica?

mónica: ay, no, xime, no,

¿tú crees que...?

ximena: a ver, tú ya le estás

gustando a ese hombre.

más claro, ni el agua, amiga,

por favor.

ay...

[música]

[música]

diana: gracias por ayudarme,

adrián, eres un amor,

no te hubieras molestado.

adrián: es que amanecí

con antojo de panqueques

y estoy haciendo muchos

para que estos chamacos

no me quiten los míos.

diana: oigan,

después hay que darle

una medalla al tío adrián.

y yo voy a escribirle

el discurso.

oye, hay que guardarles unos

a cristóbal, por favor.

adrián: ya le llevé el desayuno

a su cuarto.

diana: [resuella] qué maravilla.

adrián: se comió cuatro.

diana: nicolás, ya, por favor,

mi amor.

no puedes ir con capa

al colegio.

nicolás: ¿por qué no puedo?

diana: porque descubrirían

tu identidad secreta

de superhéroe.

¿te imaginas eso?

nicolás: oye, ma,

¿por qué te dormiste

en el cuarto de barbie?

regina: ¿te peleaste

con mi papá?

camilo: hola.

buenos días, hijos.

regina: buenos días, pa.

nicolás: ¿por qué te enojaste

con mamá?

camilo: ¿de dónde sacaste eso,

cómo se te ocurre?

adrián: ¿sabes qué?

yo lo llevo al colegio.

camilo: gracias.

diana: muchas gracias.

adrián: como superhéroe,

volando.

camilo: cuidado con la cabeza.

diana: tu lunchera.

agárrala, mi amor.

adrián: te esperamos

en el coche, cristóbal.

diana: bye, mi amor.

>> ¿otra vez te acostaste tarde?

>> ay, mamá.

>> es que traes una cara...

¿ya te viste?

>> no le hables así a la niña.

ella también

tiene sus preocupaciones.

>> pues, yo aquí

no veo ninguna niña, ¿eh?

>> mamá, me duele la cabeza,

nada más.

¿y sabes qué?

chave tiene razón,

yo también tengo

mis preocupaciones.

>> tu hija, por ejemplo.

digo, como no se ha levantado

a desayunar...

>> pues, la niña palomita

se levantó bien temprano,

para que lo sepas.

>> ah, ¿y dónde está?

>> salió.

>> ¿adónde?

[timbre]

>> voy a ver quién es.

>> dígame.

>> buenos días.

¿estará la señora eugenia?

camilo: diana, no te vayas,

¿podemos hablar?

diana: yo no tengo

nada más que decir.

camilo: ¿hasta cuándo

vas a seguir así?

diana: no me nace

estar de otro modo.

¿saliste anoche?

camilo: sí.

diana: ¿y dormiste bien?

camilo: no, dormí solo.

y creo que hoy

también voy a llegar tarde.

diana: de nuevo.

camilo: sí.

no me gusta dormir solo.

diana: por mí no hay problema.

tengo que revisar

unas pruebas de imprenta

que me mandaron de la editorial,

así es que voy a estar

ocupada en eso.

camilo: diana...

bueno, llegó mi taxi.

nos vemos.

diana: nos vemos.

>> señora, no es egoísmo,

yo no estoy haciendo esto

por capricho.

usted tiene hijas,

sabe de lo que le hablo.

una no se siente completa

hasta que es madre, ¿sabe?

y además,

creo que esta situación

nos puede llegar a afectar

a mi esposo y a mí, a la larga.

>> sí, yo entiendo,

pero el hecho de que yo

esté acompañando a mi nieta

en toda esta locura,

no significa

que esté de acuerdo con ella.

>> pues, sí, pero ella

le está pidiendo su ayuda

porque tiene las cosas claras,

no va a cambiar de opinión.

y no está lista para ser madre

en este momento.

>> pero tiene que hacerse

responsable de sus actos.

>> pero lo está haciendo.

ella--regina,

a pesar de ser adolescente,

y todavía no es mayor de edad,

todavía la opinión de su familia

le importa mucho,

por eso está pidiendo ayuda.

señora, ayúdenos, por favor.

yo le prometo que ese bebé

va a ser el más amado

y el más querido

de todo el mundo.

por favor.

paloma: mauricio.

mauricio: ¿qué haces aquí?

paloma: vine a verte.

mauricio: a ver, paloma,

yo trabajo aquí,

mi jefe es tu tío

y me voy a casar con tu prima.

paloma: cuando me besabas,

eso no te importaba.

además, no me pienso quedar

mucho tiempo aquí.

mauricio: ah, ¿no?

paloma: no,

voy a volver pronto a brasil.

extraño mucho

el país y a mis amigos.

mauricio: o sea, que mientras

estés aquí, tú y yo podemos...

paloma: divertirnos.

esa es la idea, tonto.

mauricio: ey, tengo que irme.

paloma: ay, un poquito más.

mauricio: después.

te busco, te lo juro.

mauricio: buenos días.

>> epale, buenos días.

mauricio: camilo

no ha llegado todavía

y mónica no está en su lugar.

>> sí, ya me di cuenta.

mauricio: ¿se puede saber

para qué lo buscabas?

seguramente yo te puedo ayudar.

>> te lo agradezco,

pero no creo.

son cosas que tengo

que ver directamente con él.

mauricio: si son asuntos

de trabajo, te aseguro

que lo puedes ver conmigo.

cuando camilo no está, yo

estoy al mando de todo esto.

>> sí, ya veo, pero no,

no son solo cosas del trabajo,

son temas más familiares,

ya sabes.

preferiría hablar con él,

directamente, si no te importa.

aunque, mauricio,

hay algo que sí

me gustaría hablar contigo.

mauricio: sí,

adelante, siéntate.

>> me quedé esperando el informe

de las operaciones financieras.

mauricio: el informe...

mira, yo entiendo

que quieras demostrarle a camilo

que eres alguien muy capaz,

pero no le veo el caso

a que te desgastes

revisando datos

que solo pertenecen a mi área.

>> quiero hacer

propuestas concretas

y, para eso, necesito

hacerlas sobre bases reales.

es parte de conocer

a fondo la empresa.

mauricio: lo que pasa

es que me estás pidiendo

material confidencial

y muy delicado.

>> ah, entonces

déjame preguntarle

directamente a camilo

si puedo usar ese material.

mauricio: sí, bueno, si quieres.

pero no veo por qué

tengas que molestarlo,

si podemos arreglar esto

entre nosotros dos.

pero en fin, tú decide.

ey, espérate,

veo que estás haciendo

planes a largo plazo.

¿que no piensas volver a...?

¿de dónde vienes, de miami?

>> no, no sé.

a lo mejor y a última hora

decido quedarme aquí de planta.

diana: mi amor, espérate.

estaba viendo si la bolita

había crecido y no, ¿sabes qué?

está más chiquita.

bárbara: mamá,

¿te vas a morir?

diana: pues, es una posibilidad,

mi amor.

bárbara: pero tú dijiste

que ibas a estar en mi boda.

es más grave de lo que dices,

¿verdad?

diana: mira, mi amor, todos

nos vamos a morir algún día.

¿por qué no me acompañas

a hacer la comida?

bárbara: no, no puedo.

[música]

camilo: buenos días.

mónica: licenciado, buenos días.

camilo: ¿sabes cuándo

me entregan el coche?

mónica: están esperando

las refacciones originales,

dijeron--

camilo: que lo reparen

con lo que tengan.

no puedo seguir usando taxi.

hoy me tocó un chofer

que me vino dando consejos

de política todo el camino.

mis nervios

no van a soportar mucho más.

mónica: yo me encargo, señor,

no se preocupe.

camilo: gracias.

mónica: mis nervios

tampoco van a aguantar mucho,

señor camilo.

paloma: me extrañó

tu llamada para vernos,

pensé que estabas en la escuela.

>> salí temprano.

paloma: sí, ¿cómo no?

seguro ni entraste.

ay, está bien,

¿a mí qué más me da?

¿cuánto tenemos?

>> nos falta un buen.

tenemos que pagar

el boleto de avión,

hospedaje, comida...

y también necesitamos un extra,

hasta que consigamos trabajo

allá.

paloma: va a estar difícil

irnos pronto.

>> bueno, ¿y hay un amigo tuyo

con el que podamos vivir?

paloma: ya chatée con algunos,

pero igual tenemos que cooperar.

>> ya me vi tirado en la playa

con una chela helada en la mano,

eso sí que es vida, paloma.

paloma: lo bueno es que allá

cualquiera puede trabajar

en la playa.

¿tú qué sabes hacer?

>> muchas cosas.

paloma: ¿específicamente?

>> con la pinta que tengo--

paloma: ay, eres igual de creído

que mauricio.

>> ¿y tú cómo sabes

cómo es mauricio?

paloma: digo, con verlo

una o dos veces, basta.

no me cambies el tema.

todavía no me dices

cuánto dinero nos falta

para poder irnos.

a ver, saca las cuentas.

[celular]

diana: hola, claudia,

¿cómo estás?

claudia: bien, ¿y tú, diana?

diana: bien, también.

qué bueno que me llamas,

así aprovecho

para, por fin, darte las gracias

por traer a nico

después de la fiesta de tu hijo.

ya te debo mucho, gracias.

claudia: nada que agradecer.

pero precisamente

por eso te llamo.

diana,

creo que estás contagiando

a nico con tu imaginación.

diana: ¿y eso es malo?

claudia: si lo usa

para imaginar cosas crueles,

claro que sí.

diana: ¿qué cosas crueles

imagina nico?

claudia: que su hermana

está embarazada

y que va a regalar a su hijo.

¿lo puedes creer?

regina: ¿qué onda, tita?

tita: ¿qué manera de saludarme

es esa?

así sí, mi amor.

vamos, allá está el taxi.

regina: ¿por qué o qué?

¿adónde vamos?

tita: vamos a ir a hablar

con el papá de tu hijo.

vamos a terminar con ese secreto

ahorita mismo, mi hijita.

¿dónde vive?

>> te doy 1500 pesos.

y di que te fue bien.

>> ¿qué te pasa?

cuando me la regalaron,

valía mil veces más

que lo que me quieres dar.

>> lo siento,

es lo que hay.

>> luis, ¿ya tienes

el focus de las integrantes

de las 06:00 de la tarde?

luis: ya voy.

me das media hora.

>> bueno, papá,

que estoy necesitando

los datos personales

y las fotografías.

luis: ni te emociones, ¿eh?

no hay nada que valga la pena.

>> ¿qué dijiste?

luis: ay, uno es hombre

y aprovecha para ver

las cosas que la gente trae.

por eso te digo

que no hay nada

que valga la pena.

>> ay, mi pana.

todas las mujeres,

todas, son hermosas.

luis: pues, sí.

me imagino que en miami

debe haber unas modelos,

unas diosas

como tu señora madre.

>> ¿tú de dónde conoces

a mi mamá?

luis: no la conozco, me imagino.

vi una foto de ella en facebook.

>> pero que yo sepa,

tú no estás entre mis contactos.

y mis fotos son privadas.

solamente pueden verlas

la gente que yo autorizo.

luis: no fue mi idea,

te lo juro.

>> ah, ¿no?

¿de quién, entonces?

te estoy hablando.

luis: no me preguntes.

>> luis,

hablas o hablas.

[guitarra]

camilo: mónica, hay unos libros

que no encuentro.

mónica: ahorita se los busco,

señor.

no se preocupe.

mire.

mientras, aquí tiene todo esto.

camilo: ¿quién es

manuel gonzález?

mónica: un joven que le dejó

desde el otro día esa carpeta.

dijo que era un asunto personal,

que él y su mujer

son amigos de su hija regina.

camilo: tírala, no quiero

saber nada de ese tipo.

mónica: sí, señor.

cualquier cosa

que necesite en relación

con regina y su embarazo,

sabe que cuenta conmigo.

camilo: gracias, mónica.

¿me traes un café?

mónica: sí, señor.

camilo: moni.

mónica: sí, señor.

camilo: quería decirte

que la pasé muy bien anoche

en tu casa.

mónica: ¿en serio?

camilo: sí, sí, me acordé

de mis tiempos de universidad,

música, pizza...

en fin.

mónica: gracias.

pero lo de anoche fue un caos.

yo no sabía que iba a llegar

rafael.

camilo: no, pero fue un rato

muy agradable, en serio,

no tendría por qué mentirte.

entre paréntesis,

tengo que decirte

que tu amiga ximena

es muy simpática,

fue la reina de la fiesta.

mónica: gracias, señor,

muchas gracias.

camilo: no, gracias a ti.

mónica: a propósito, eh,

hoy en la noche,

ximena va a hacer

una cochinita pibil.

le queda muy bien,

le queda delicioso.

camilo: ¿cochinita, en serio?

qué rico.

mónica: sí, sí, yo sé que es

de sus platillos favoritos.

creo.

camilo: sí, sí.

mónica: y quizás esta noche,

pues, no va a haber tanta gente.

camilo: ¿es una invitación?

mónica: sí.

bueno, o sea, para reivindicarme

por lo de anoche,

pero si no puede--

camilo: sí, claro que puedo.

claro, gracias.

ahí estaré.

mónica: ok.

gracias, señor, sí.

ahí lo veo.

Cargando Playlist...