null: nullpx
Cargando Video...

Vecinos - La venganza de la maestra

Univision14 Nov 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

[música]

silvia: ay, ya casi estoy lista.

pasa, come lo que quieras,

tómate lo que quieras,

y salgo rapidísimo.

cris: ay, la verdad es que tengo

mucha hambre.

te voy a tomar un poquito de...

mm... ¿nada?

porque tu refrigerador

está vacío.

silvia: ay, pues,

¿qué quieres que haga?

si entre las clases y el curso

no me da tiempo de hacer nada.

cris: uy, pues,

así como que nada tampoco, ¿eh?

¿o me vas a decir

que chatear con "hombresexy71"

es parte del curso?

uy, qué genio.

¿sabes qué es

lo que deberías de hacer?

contratar a la chava

que me hace el aseo.

creo que tiene varios días

libres.

silvia: ay, no, no, no.

a mí me estorban, ¿eh?

aquí en la casa

no me puedo concentrar.

cris: ay, n'hombre,

ella es tan buena

que ni siquiera

te vas a dar cuenta

que está aquí.

hazme caso.

tu vida amorosa

te lo va a agradecer.

silvia: [resuella]

ay, no...

[sopla]

ay, ¿como de qué?

pues, mucho gusto.

cris me habló maravillas de ti.

chelo: muchísimo gusto.

entonces, por el momento,

¿solo vive aquí usted sola?

germán: por el momento

y por los que vienen.

qué rencorosa, ¿eh?

qué corredora.

silvia: ay, por favor,

toma asiento.

y, como te puedes dar cuenta,

pues, el departamento

no es muy grande,

así es que puedes

nada más trapear, planchar,

limpiar bien la cocina y...

y limpiar una que otra telaraña

que hay por ahí.

chelo: ay, ni se preocupe.

mi especialidad

son las telarañas.

oiga, y...

yo no sé si le comentó

la señorita cris, pero,

pues, es que...

es que me acabo separar.

no tengo ningún lugar

donde vivir.

silvia: ah... hijo.

este....

chelo: estoy sin nada, fíjese.

silvia: sí, sí, me imagino.

no, pues, si quieres,

yo tengo un cuarto desocupado

que puedes usar.

chelo: ay, ¿en serio?

no, pero, pues,

muchísimas gracias.

qué buena onda.

oiga, pero si tiene cable,

¿verdad?

es que mi novela

se quedó re buena.

silvia: ah, sí.

alejandra: ok, morris,

¿en qué quedamos?

morris: si me quedo con hambre,

le quito la torta al otro.

alejandra: morris, no...

aparte de eso.

a ver, necesito que te apliques

con tu maestra, ¿ok?

necesito que le hagas la barba.

no importa cuán estúpidos

sean tus chistes, tú te ríes.

morris: se ve que no la conoces,

es muy enojona.

alejandra: ay, morris,

nadie es más en enojona

y más amargada que tu abuela,

y convives con ella

todos los días.

belén: ¿a eso le llamas bolear?

ivete y no regreses

hasta que estén impecables

esos zapatos!

morris: ¿ves?

silvia: ¿tu maestra

es belén islas?

morris: ¿la conoces?

alejandra: este es mi ojo

de venado.

ten, lo vas a necesitar, hijo.

[suena el teléfono]

silvia: ¿mau?

no, no, no, no me interesa

ampliar mi crédito.

gracias.

chelo: no se preocupe,

ya llamará.

silvia: no, si no me preocupo.

el que se preocupa

es mi reloj biológico.

chelo: mire, ¿por qué

no se relaja mientras le preparo

algo bien rico de comer?

silvia: ay, gracias, chelo.

¿qué haría sin ti?

[suena el teléfono]

iay!

mi magui magui...

[resuella]

no, no, no, no, no, no quiero--

que no quiero--no quiero

contestar ninguna encuesta.

no quiero.

germán: y después que le di

su rol por el edificio,

la chelo que me agrega al face.

pedro: oh, mira qué casualidad,

a mí también.

y a benito también.

hasta al bipolar

que ni está también.

y a don frankie...

germán: ya, ya, ya,

si no te estoy pidiendo

tanto detalle.

tlaloc: iagua!

germán: ¿qué hubo, lenny tláloc,

dios del agua?

pedro: lenny tláloc.

tlaloc: ¿cómo estamos?

germán: vientos.

tlaloc: ¿qué pachuca, mi germán?

echame una firma, ¿no?

germán: ya vas.

chelo: buenas.

germán: buenas, mi chelito.

¿tan temprano y ya de salida?

chelo: pues, es que me mandaron

por unas cosas al mercado.

tlaloc: ah, mire nomás.

¿y no necesita a un muchacho

así correoso, cargador,

que le ayude con las bolsas

del súper?

germán: no, si para eso

me tiene a mí todo correoso

y todo marcado, ¿o no?

tlaloc: no, no, sí se ve

que está bien marcado,

pero por el elástico

de la trusa.

germán: a ver, a ver, a ver,

¿no tienes otra cosa que hacer?

tlaloc: ah, sí, es cierto.

el deber me llama.

pues, mucho gusto, chelito, ¿eh?

aquí estamos a sus órdenes.

me llaman el tlaloc.

para lo que se le ofrezca.

chelo: gracias, tlaloc.

tlaloc: adiós.

ay, con permiso.

pedro: mm, chido.

tlaloc: iagua!

alejandra: aquí está...

belén islas.

esta es la maestra del morris.

rocko: achis...

pero está muy chiquita

para ser maestra, ¿no?

magda: tú insististe en casarte.

alejandra: el punto es

que como era una super [...]

en la primaria, yo la molestaba,

y ahora se la está agarrando

con el morris.

magda: ay, alejandra, por dios,

eso fue hace muchos años.

seguramente morrison

está reprobando porque...

rocko: pues, porque su maestra

está bien chiquita, suegra.

¿cómo no vas a reprobar?

alejandra: no, créeme,

esto es personal.

es personal.

rocko: pues, ¿qué tanto

le hacías, mami?

alejandra: nada,

digamos que perdió un poco

el pelo porque le jalaba

las trenzas al ritmo

de "campanas de belén".

rocko: ¿a qué edad

habrá empezado?

porque, pues, sí,

aquí se ve que ya tiene

su carrera docente.

alejandra: perdón.

magda: perdónate tú.

rocko: es que me intriga, mami,

la verdad, porque...

tlaloc: es que están

bien bonitos tus aretitos.

chelo: ay, ya, espérate,

nos va a ver la seño silvia.

tlaloc: es que no me puedo

resistir.

¿sí te han dicho que te pareces

a la salma hayek?

chelo: retehartas veces.

tlaloc: no hay nadie.

[ríe]

chelo: pero, pues, no hay nadie.

tlaloc: en serio.

chelo: [ríe]

espérate...

oh, espérate.

[cámara]

silvia: chelo...

ay, qué bueno que llegaste.

¿adivina qué?

que ya me habló mau

y nos vamos a ver

el fin de semana.

chelo: ay, qué bueno.

se lo dije.

silvia: sí.

¿y tú dónde andabas, eh?

porque estás toda despeinada.

chelo: ah, ah,

es que fíjese que dije:

va a llover fuertísimo,

y me subí a revisar la ropa,

que todo estuviera bien,

y que se suelta el ventarrón así

tremendo, y...

hijo, no, qué bárbaro,

mire nomás cómo me dejó.

silvia: sí, ¿verdad?

bueno, pues me voy a acostar.

buenas noches.

[desbloquea el celular]

[tipea en el celular]

[alerta de mensaje de texto]

[ronquidos]

lorena: [resuella]

chelo: ¿estás seguro

que no te escucho germán,

no te vio, nada?

tlaloc: seguro,

si está bien dormidote

allí abajo.

qué bonita está la casa.

chelo: [chista] cállate,

no te vaya a escuchar la señora.

tlaloc: ah, ¿aquí está?

chelo: sí.

y mira nomás el cuarto.

tlaloc: a ver.

chelo: "vengache" pa' acá.

[ríe]

silvia: ¿todo bien, chelo?

chelo: ay, sí,

ya--ya me entró el sueño.

buenas noches.

silvia: buenas noches.

chelo: oh, tírate, tlaloc.

tlaloc: ¿cuál sueño?

silvia: ¿tlaloc?

pues, ¿que irá a llover, o qué?

[música]

[música]

alejandra: acuérdate, morris,

el ojo de venado

siempre en la mano izquierda.

[suspira]

sexto de primaria,

clase del 99.

belén: pensé que tus galletas

de la felicidad

habrían arruinado tu memoria.

alejandra: [ríe]

qué bonito esto, ¿no?

de acordarse y...

belén: sí, solo que consideres

bonito ser "bulliada"

por un montón de niños mientras

cantan "campanas de belén"

y te jalan las trenzas.

alejandra: [ríe]

[carraspea]

bueno, pero estás de acuerdo

que lo que no te mata

te hace más calva--más fuerte.

belén: tomo ansiolíticos

desde ese día por tu culpa.

alejandra: ajá, ajá.

ya.

mira, lo que creo

es que no está chido

cargar con rencores.

belén: ah,

y supongo que lo dices

por las calificaciones

de morris.

alejandra: no, no, no,

yo sé que tú serías incapaz

de desquitarte con él.

belén: [ríe]

¿qué quieres que te diga?

todo en esta vida se paga.

alejandra: ok.

¿cuánto quieres?

¿mil pesos?

¿dos mil pesos?

¿20 pesos?

belén: lo que quiero

es una disculpa tuya.

alejandra: no...

tranquilízate un montón.

eso es muy injusto, belén.

belén: ¿por?

alejandra: porque es como

si me pidieras pasar

un fin de semana entero

con magdalena.

admitir que arturo es mi padre

delante de más de cinco

personas.

no va a pasar.

belén: bueno, pues, entonces,

prepárate para que morris

reparta chicles en las esquinas.

morris: ¿quieren chicle?

belén: adentro, morrison.

[suena el timbre]

fila.

rocko: chale, mami, pues,

sí se puso duro, ¿verdad?

cámara, suerte con eso.

alejandra: ¿cómo que

"suerte con eso"?

no, no, no, no.

¿qué vamos a hacer con esa tipa?

rocko: pues, nada, mami, ya.

tranquila, libera, exhala amor.

perdona.

total, no pierdes nada.

alejandra: mi dignidad, rocko.

pierdo mi dignidad.

rocko: pues, pero esa

ya la perdiste hace mucho, ¿no?

alejandra: síguele, ¿eh?

rocko: mira, ya total,

si hay que sacar a la criatura

de la escuela, la sacamos.

si tiene que aprender algo

de la vida,

que se lo enseñe su padre.

cámara, ¿a dónde vas?

alejandra: a salvar al mundo

de otro como tú.

silvia: chelo, ¿tú crees

que haya exagerado

con los aretes?

chelo: eh, yo creo que es

en lo que menos se va a fijar.

silvia: sí, ¿verdad?

bueno, gracias.

chelo: ¿de qué?

que le vaya bien.

[tipea en el celular]

mi amorcito...

germán: buenas, silvita.

silvia: germán, buenas.

chelo: oye, ¿por qué

estará pidiendo tanta agua

doña lorena?

tlaloc: es que...

ah, es que traemos

una promoción de dos garrafones

por el precio de uno.

germán: ¿y por qué a mí

me cobraste dos?

tlaloc: es que la promoción

solo aplica para la gente

que vive en el segundo piso.

germán: mm...

a ver, ¿y ahorita

por qué nomás traes uno?

tlaloc: pues, porque luego

me canso.

así voy de uno en uno.

ahorita regreso.

germán: ¿qué hubo, mi benito?

¿qué? ¿a poco te mandaron

por agua?

benito: otra vez, mano.

germán: méndigo tlaloc,

para mí que está surtiendo

algo más que agua.

[música]

[música]

benito: ¿qué haces, mamá?

lorena: lo sabía...

silvita tiene un amorío

con el muchacho del agua.

esto lo tienen que saber

todos los vecinos.

belén: la segunda vez

en una semana...

ah, ¿y a qué se debe

el milagro?

alejandra: pues, mira,

lo estuve meditando, y, pues,

chance y sí me pase de lanza

contigo.

pero tú también.

o sea, te ponías de pechito.

te llamas belén,

siempre te peinabas de trenza,

y tenías cuerpo de campana.

¿qué querías que yo hiciera?

belén: bue--bue--bueno, ya,

¿me vas a pedir una disculpa

o no?

alejandra: esa fue mi disculpa.

belén: esa es la peor disculpa

que he escuchado

en toda mi vida.

alejandra: [suspira]

belén: pídeme perdón.

alejandra: perdón.

perdóname por haberte arruinado

la vida.

belén: muy bien.

ahora lo mismo,

pero de rodillas.

alejandra: ¿qué?

no, chava, no.

eso sí no va a pasar.

belén: es que sería una lástima

que morrison se quedara

sin escuela, ¿no?

alejandra: [carraspea]

[suspira]

morris: ¿qué haces, ma?

alejandra: nada.

absolutamente nada.

me iba a abrochar las agujetas,

y...

decirle a belén...

belén...

belén: ¿sí?

alejandra: ♪ campanas de belén ♪

belén: [resuella] ialejandra!

iregresa y pídeme perdón!

ipídeme perdón!

ipídeme perdón!

iven acá!

germán: [llama a la puerta]

abreme, tlaloc,

ya sé que estás ahí, ¿eh?

mira,

si me metes en una bronca,

te las vas a ver--

silvia: germán,

¿qué haces ahí, eh?

germán: silvita,

estoy revisando su puerta

para ver que no tenga termitas.

no, ninguna, ¿eh?

bueno, ¿y usted que no iba

a salir con un galán?

silvia: ¿y a ti quién te dijo

que iba a salir con un galán?

germán: pues, me lo dijeron

sus tacones, su [indistinto],

su blusa para ligar.

silvia: el baboso ese

me canceló.

germán: oiga, ¿y por qué

no mejor se va a pasear

para desahogar las penas?

silvia: no, no, no,

ya perdí mucho tiempo

el día de hoy.

con permiso.

germán: pues, dicen que no hay

mejor manera de pasar el tiempo

que--que con uno mismo, silvita.

silvia: a ver, germán,

¿me vas a dejar entrar

a mi casa o no?

germán: sí.

silvia: quítate.

germán: qué enojona.

qué desesperosa.

qué...

silvia: ichelo!

¿quién es este tipo

y qué hace en mi casa?

germán: que dios

me agarre confesado.

[música]

[música]

silvia: a ver,

¿quién es este tipo

y qué hace en mi casa?

tlaloc: hola,

yo soy rené gonzález

y soy el que viene

a repartir el agua.

germán: le dicen tlaloc...

y viene a repartir

algo más que el agua.

chelo: mire,

no se vaya a enojar,

yo le voy a explicar.

silvia: a ver,

ino hay nada que explicar!

inada!

¿y... te pusiste mi camisón?

chelo: sí, pero, pues,

¿qué tiene?

de todas formas,

ya ni lo va a usar.

silvia: fuera de mi casa.

fuera de mi casa.

no los quiero volver a ver.

fuera.

chelo: ay, qué enojona.

luego por eso

se quedan solteras.

silvia: ilargo!

¿y ustedes qué hacen aquí?

lorena: ay, silvita,

teníamos la ilusión

de que por lo menos anduvieras

con el del agua, pero germán

ya nos sacó de dudas.

magda: ay, silvia,

qué ternura me da...

hasta la muchacha

tiene más suerte que usted.

silvia: tú y yo vamos a hablar

muy seriamente, germán.

germán: ¿yo por qué, señorita?

pues, ¿yo qué hice?

chelo: a ver, seño, su camisón.

con per.

tlaloc: mucho gusto, señora.

con permiso.

el agua ahí se la dejo

de cortesía.

lorena: ay, silvita,

esto es un mata pasiones.

por eso no agarras nada.

ayúdate.

rocko: "en--esta--escuela...

su hijo a--"

morris: iaprenderá!

rocko: "aprenderá lectura...

ra--ra--rápida".

"lectura rápida".

alejandra: ¿me la prestas?

"en esta escuela su hijo

aprenderá lectura rápida

y va a aprender inglés

como su lengua materna

y gozará de un plantel

de primera".

mira, sí jala, ¿no?

rocko: oye, mami,

pero ¿no fue ahí

donde te agarraste

a trompadas con la hija

del director?

alejandra: uh, chale.

sí, sí es cierto.

a ver...

instituto modernillo.

mira, tienen su festival

de música y todo.

está muy bien.

magda: alejandra, creo que ahí

tuve un pequeño roce

con la dueña del modernillo.

arturo: ah, sí,

le mandaron la patrulla

cuando puso un puesto

de pescuecitos de pollo

en la entrada.

[ríe]

alejandra: [suspira] ¿y este?

instituto napolitano...

rocko: mami...

¿te acuerdas cuando me agarraron

con las computadoras?

fue ahí.

alejandra: mira, morris,

siempre queda la posibilidad

de la primaria abierta.

morris: ay, no, ma...

rocko: m'hijo, no te aguites.

¿a poco no te gustaría ser

como tu padre?

morris: ma, ¿y si le pides

perdón a la maestra?

alejandra: sí, morris,

y de rodillas.

Cargando Playlist...