null: nullpx
Cargando Video...

Vecinos - La separación

Univision29 Ago 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

germán: pues no por abrir

la herida,

pero tu máquina perdió

frente a mi chivitas.

así es que, cáele.

jorjais: pues ni hablar.

pero ¿sabes quién perdió

conmigo y por goliza?

germán: ¿quién?

jorjais: tu hermana.

no, no, no, es que le va

a la máquina al cruz azul.

luis: ya, mucho bla bla bla.

llevamos media hora aquí

y ni siquiera sabemos

para qué es la junta.

magda: germán, ¿que no les

dijiste el motivo

para la junta?

germán: pues claro que no,

doña magda.

no, hombre, si les digo,

ni vienen.

lorena: germán, no decidas

por nosotros,

limítate a pasar los recados.

luis: no importa el tema,

si para doña magda

es importante,

pues se atiende y ya.

germán: a ver, pues la junta

es porque doña magda

y no aguanta los gritos

del jorjais.

jorjais: ay, no exagere, damita,

si se escucha bien bonito.

oiga.

se compran cositas clonadas,

teléfonos celulares

y hierro viejo que vendan.

luis: ¿para eso era la junta?

¿para eso era la junta?

pues con permiso.

magda: un momento, señores,

no, aquí nadie se va

hasta que se resuelva

qué vamos a hacer

con el escándalo de jorjais.

silvia: ¿cuál escándalo,

doña magda?

es un hombre que se gana

la vida honradamente, nada más.

magda: silvia, ¿por qué

lo defiende tanto?

¿no será que le gusta?

silvia: ay, por favor.

o sea, doña magda,

¿cómo cree que yo--?

jorjais: claro.

como ve sucio y harapiento.

¿cree que no tengo derecho

al amor?

como si la belleza se llevara

nada más por fuera.

¿de veras no le gusto

ni tantito?

luis: a ver, yo vine a una junta

para tratar un tema

más importante

que los gritos de jorjais.

magda: pues no sé ustedes,

¿verdad?

pero los lópez pérez

no estamos acostumbrados

a vivir entre gritos.

pedro: bueno, ¿y los gritotes

que usted le pega a don arturo

todos los días?

arturo: pero ya me acostumbré.

magda: esto me saco yo

por vivir entre la gentuza.

germán: qué ríspida,

qué discriminadora.

bueno, pues si a nadie más

le molestan los gritos

del jorjais,

podéis ir en paz

que la junta ha terminado.

jorjais: se compran cositas

clonadas,

computadoras...

luis: a ver, oigan,

antes de que se vayan,

una cosa.

está entrando muy poca agua.

yo no sé si es cosa del edificio

o cosa de la zona,

pero debemos ir viendo eso

antes de que nos quedemos

sin agua.

lorena: luisito, no te quejes.

¿qué propones?

luis: pues que alguien vaya

a la compañía de agua

y lo reporte.

porque por teléfono

no nos van a hacer caso.

frankie: uy, luisito,

yo ando bien ocupado

con un guión.

pero que vaya doña magda.

magda: no, la compañía de agua

está en un barrio muy marginado.

no, yo no me voy a exponer

andando por ahí.

no, que vaya pedro.

pedro: no, yo no puedo,

hoy pasan un maratón

de caricaturas vintage.

silvia: oigan, pero si quieren,

yo puedo preguntar,

porque a lo mejor--

lorena: conste que silvia

se ofreció.

luis: perfecto, perfecto.

[hablan a la vez]

silvia: no, no, no,

es que nada más les dije

que yo iba a preguntar porque--

espérenme, es que nada más

les quiero decir una cosa.

[música]

frankie: y entonces,

el espía dice...

te espero en la capital

de holanda.

caray, ¿cuál es la capital

de holanda?

ah, ya sé.

mira, mejor nos vemos

en cuernavaca.

está más cerquita

y tiene

mejor clima.

listo, este guión

del agente 008

va a ser un trancazo.

ay, como dice aquí...

lorena: oye, pancho.

frankie: ¿pancho?

¿dónde me viste las escuelas,

mujer?

yo soy frankie,

yo soy frankie rivers.

ese es mi nombre artístico--

lorena: sí, sí, sí, ya.

ya, ya.

oye, ya que estamos solos

en nuestro nidito de amor,

¿no crees que deberíamos

hacer las cositas que hacíamos

de jóvenes?

frankie: yo me acuerdo

de aquella época.

una novia por aquí,

que si la hermana de edwin

por allá.

era todo terreno.

ay, y la hermana del--

lorena: ya, ya.

¿a cuentas de qué

viene todo eso?

frankie: ¿qué, estás celosa?

lorena: no, pero ¿que yo te ando

restregando que en mis épocas

traía a varios cacheteando

las baquetas?

frankie: mujer, por favor,

a mí no me cuentes esas cosas

de tu pasado.

lorena: ¿estás celoso?

frankie: ¿cuál celoso, mujer?

digo que no me cuentes esas

cosas porque estoy escribiendo

una historia romántica,

yo no quiero que se me vaya

la inspiración

con historias chabacanas.

por el amor de dios.

germán: el chikungunya

lo mandaron los extraterrestres

para conquistarnos.

jorjais: no manches.

¿cómo nos van a mandar

el chikungunya--?

germán: ahí decían cosas

bien fuertes.

silvia: buenas.

germán: buenas, silvita.

¿a dónde tan fresca

y tan rozagante?

silvia: pues a ver

lo del agua, germán.

ya que me embaucaron,

¿qué hago?

germán: qué impetuosa, silvita,

qué iracunda.

jorjais: ¿y ahora qué pasó,

mi porterete?

germán: pues nada, mi jorjais,

que está cayendo muy poca agua

en el edificio.

jorjais: si necesitan ayuda,

yo me la aviento.

la chamba, la chamba, la chamba.

germán: ni sabes.

jorjais: mira, no sé si

lo sepas, pero trabajé 25 años

en la compañía de agua.

y maravilloso, me felicitaban,

me decían uh.

germán: bueno, pues ahí

si sale algo te aviso.

mientras tanto,

quítese de la entrada,

que nomás me afeas la fachada.

jorjais: ay, sí.

[tararea]

lorena: ya nunca hacemos nada.

ni siquiera platicamos

de algo emocionante.

frankie: ay, ¿cómo que no?

en la mañana te conté cuando

un mapache mordió los cables

de luz cuando filmé mi película

"la toalla del mojado".

cuando el morojo quería--

lorena: ya, ya.

estoy harta que solo hablemos

de "toalla del mojado".

frankie: pues si no te interesan

mis historias de cuando yo

triunfé en cine,

yo no veo qué haces conmigo.

lorena: ah, pues si

lo pones así, a lo mejor

deberíamos separarnos.

frankie: ¿me estás amenazando,

mujer?

porque si es así, me voy.

lorena: ¿de verdad quieres

que nos separemos?

frankie: no, dime tú

si quieres que nos separemos,

entonces ya te digo yo

si quiero separarme.

lorena: no, te estoy preguntando

a ti si quieres separarte.

frankie: pues yo te estoy

preguntando a ti si quieres

que yo te diga

si quiero separarme

y entonces te digo

si yo quiero decirte

si quiero separarme o no.

lorena: ya, pancho.

das muchas vueltas

y no dices nada.

¿sabes qué?

sigue escribiendo tus guioncitos

y viviendo de tus glorias

de hace mil años.

frankie: está bien, mujer.

si tú crees que vivo

de glorias pasadas, será mejor

que me vaya y no trates

de detenerme.

es inútil.

es más, me llevo mi máquina.

porque esta máquina

me ha acompañado de--

no, mejor me la llevo después.

hasta nunca, mujer.

lorena: pancho, ¿a dónde vas?

no hagas una tontería.

frankie: descuida, mujer,

yo soy un adulto

y sé valerme por mi mismo.

¿me prestas diez pesos

para el camión?

aunque sea dos monedas

de a cinco.

luisito, ¿te acuerdas

cuando me dijiste

que si alguna vez necesitaba

venir a vivir a tu casa,

podía hacerlo?

luis: no, nunca en la vida

te dije eso.

frankie: ¿no?

bueno, la cosa es

que necesito que me recibas

una temporadita.

nada más en los que resuelvo

unos problemitas conyugales.

¿no hay problema,

verdad, luisito?

luis: mira, yo la verdad que--

frankie: te lo agradezco.

dile a pedro también.

luis: frankie, es que yo ahorita

tengo asuntos importantes--

frankie.

[música]

frankie: pedro.

están buenísimos.

¿no?

luis: frankie, tú ya no eres

un niño.

frankie: luisito,

y tú eres muy observador.

luis: digo que ya no eres

un niño para irte de tu casa

al primer pleito.

pedro: bipolar, bipolar,

entiende que los grandes actores

son muy temperamentales.

luis: pues sí,

pero ¿qué tiene que ver

frankie con los grandes actores?

frankie: ¿ya vamos a empezar,

luisito?

no creas que porque dormí

en tu casa, no te voy a dar

unos moquetazos, ¿eh?

hoy no traigo humor

ni para tus celos

ni para tus envidias.

luis: pero ¿qué celos y envidia

te voy a tener?

no seas infantil.

mejor, ve con lorena y arregla

tus problemas.

frankie: está bien,

eso voy a hacer.

pero primero dame un poquito

más de cereal.

luis: espérate, espérate,

espérate.

¿te pusiste mi pijama?

frankie: ay, sí, luisito,

hacía mucho frío.

está buenísimo esto.

lorena: y le dije: "pues

si no estás a gusto,

te me sacarracas de aquí".

magda: hiciste muy bien, lorena.

el que seas de origen

tan humilde no significa

que tengas que aguantar

malos tratos a cambio

de que te mantengan.

alejandra: pero mira, además,

lo peor del caso es que tú

mantenías a frankie.

lorena: eso no es cierto,

nos mantenía mi papá.

alejandra: lorena, ¿qué te pasa?

más a mi favor, déjalo,

que se vaya.

además, tú todavía

das el gatazo.

lorena: ¿tú crees?

alejandra: sí.

mira, olvídate de él

y hoy te pones preciosa,

sales a un bar

y checas si hay buen material.

[llaman a la puerta]

lorena: pancho, volviste.

¿en pijama?

frankie: anoche estuve pensando

y decidí darte otra oportunidad.

no me gusta que estemos

peleados y el sofá de luisito

tiene un resorte que pica.

lorena: ¿de verdad?

frankie: sí, de verdad,

se me encajó en la costilla--

lorena: no, no, digo,

que si de verdad me perdonas,

pancho.

no.

tú no tienes nada

de qué perdonarme.

y si no lo entiendes,

mejor cada quien su camino.

frankie: [gime]

no me la haya enchuecado.

pedro: así que doña lorena

quiere jugar rudo, ¿no?

vamos a hacer que se dé cuenta

de lo que está dejando ir.

frankie: esto no se va

a quedar así.

luis: no, pues no.

se te va a hinchar la narizota.

magda: silvia.

¿me puede explicar por qué

seguimos con un chorrito

de agua?

silvia: a ver, doña magda,

yo ya fui ayer a la compañía

de agua.

magda: ay, no se justifique,

silvia, no.

mejor dé resultados.

silvia: fui, y me dijeron

que van a mandar a una persona

para que revisen las tuberías

porque probablemente

esté tapada.

magda: ¿y esa es su solución?

¿esperar?

silvia: ¿y qué quiere que haga,

doña magda?

magda: ay, no sé, silvia.

pero si no podía

con la encomienda,

¿para qué anda de ofrecida?

ya nos pasó a perjudicar

a todos.

qué inconsciente, de veras.

pedro: ¿sabes si doña lorena

está en el edificio?

germán: pues doña lorena

no sé, pero el rey del reggaeton

sí.

frankie: ya, no seas payaso,

germán.

solo quise vestirme

de acuerdo a mi edad.

germán: ajá.

frankie: bueno, a la edad

que represento.

germán: ajá.

frankie: ok, ok, a la edad

que me conviene sentirme.

ya, ¿contento?

lorena: [ríe]

germán: aguas, aguas,

hay pájaros en el alambre,

disimulen, disimulen.

pedro: y ya les digo

en ese antro vamos a poder

conectar los tres

unas buenas chavas, ¿eh?

frankie: sí, sí, sí,

de seguro va a haber

muchas chicas que sí quieran

escuchar mis historias del cine.

magda: a un lado, rompehogares.

lorena: pancho, ¿qué haces

vestido así?

frankie: moderno.

lamento que nunca te hayas

fijado en lo juvenil que soy.

hoy vamos a ir a un antro

a echarnos unas chelas.

pedro: y lo que salga.

[ríen]

frankie: me imagino

que a ti no te importa, ¿verdad?

ya nos separamos.

lorena: pues sí, sí,

tienes razón.

no me importa.

de hecho, yo voy a salir

con un amigo.

pero como ya nos separamos,

me imagino que no te importa,

¿verdad?

frankie: no, todo bien.

lorena: eso me imaginé, permiso.

[ríe]

pedro: este, pues como que todo

está saliendo de acuerdo

al plan, ¿no?

germán: ¿y cuál era

exactamente el plan?

porque si era que don frankie

quedara como baboso,

sí salió perfectamente.

[ríe]

[música]

[música]

lorena: oigan, ¿ustedes creen

que con esto mi pancho

reaccione?

>> no lo sé, vecina,

a mí solo me pidieron

que viniera a hacerles el favor.

frankie: ¿cuál favor?

yo no sé qué estaba pensando

cuando te hice caso, pedro.

pedro: ay, ay, ay, don frankie,

no se haga el que no quería,

¿eh?

que cuando le ofrecí la ropa,

parecía perrito de carnicería.

lorena: ay, no, pancho.

¿y si me pide el divorcio?

magda: hasta crees, lorena.

tal vez está escribiendo

una carta de amor.

aceptando su culpa.

frankie: la culpa

es de pedrito.

pedro: ¿mi culpa por qué?

frankie: sí, sí, por tu culpa

me voy a divorciar de lorena.

y no quiero que se haga chisme,

¿me oyeron?

me voy para siempre.

magda: ¿qué se va a ir?

si tiene su tonta que le lava,

le cocina y lo mantiene.

lorena: sí, ¿verdad?

pero yo no soy su tonta.

magda: ¿no?

ambos: ya me voy.

pedro: ¿dónde habrá quedado

o qué?

jorjais: pues les estoy diciendo

que el balón no cayó allá atrás,

hombre.

germán: y yo ya me hacía

con balón nuevo.

silvia: germán, ¿no han venido

los de la compañía del agua?

germán: no, silvita.

pero aquí el jorjais se ofreció

para hacer la chamba.

jorjais: es correcto, damita.

por una mínima cuota

de recuperación, mil pesitos.

silvia: ay, yo creo que sí

me voy a esperar

porque no quiero tener

problemas con los demás.

jorjais: aprovécheme.

los del agua se tardan

entre uno y 12 meses en venir.

y yo en media hora

le resuelvo el problema.

silvia: pues déjame le echo

una pensada.

me dijo mil pesos, ¿verdad?

jorjais: sí.

por departamento, ¿no?

arturo: buenas tardes, silvita.

¿cómo vas con lo del agua?

es que voy a lavar.

silvia: a ver, don arturo,

seguimos esperando a que vengan

a revisar las tuberías.

alejandra: híjole, silvita,

pues hay que irle metiendo

velocidad, porque yo al rato

tengo un tokin y no me voy

a ir sin bañar otra vez.

silvia: en esas estoy,

alejandra, en esas estoy.

luis: hola, silvia.

oye, ¿cómo vas con lo del--?

silvia: ay, no, no,

no puede ser, no puede ser.

a ver, no es la primera vez

que voy y tengo que volver a ir,

pero ustedes con su necedad,

impacientes todo el tiempo.

luis: ¿ahora qué dije?

¿quién le dijo a jorjais

que podía hacer esto?

pedro: ahí te hablan, silvita.

silvia: pues yo.

pero estaban fastidia y fastidia

que si ya habían venido

a reparar el agua.

jorjais: bueno, ya, ya,

mucha plática, ¿no?

¿sí me van a pagar

mi mil pesitos?

[hablan a la vez]

silvia: y antes de que me

reclamen, les aviso no hay agua.

alejandra: al parecer,

tantísimos años de soltería,

por fin le afectaron.

lorena: ¿saben qué?

ya lo pensé bien.

y no quiero quedarme sola

y amargada como silvita.

mejor voy a buscar a pancho.

germán: uy, doña lore,

ya no creo que se pueda.

lorena: bueno, sí, sé--

sé que es testarudo,

pero a veces entiende.

pedro: no, no se va a poder,

porque ya hace como una hora

que don frankie agarró

sus cosas y se fue.

germán: pero no debe ir

muy lejos.

nomás traía diez baros

para el pasaje.

lorena: papá, frankie

se fue de la casa.

me dejó.

[timbre]

pancho, volviste.

regresó pancho.

benito: ma, ya regresé.

Cargando Playlist...