publicidad
Es un hombre soberbio, infiel y prepotente.

Roberto Blandón es Máximo Torreslanda en Un Refugio para el Amor

Roberto Blandón es Máximo Torreslanda en Un Refugio para el Amor

Presume de ser hombre de honor, pero detrás de sus grandes negocios, por lo general hay algún manejo turbio.

Es un hombre soberbio, infiel y prepotente.
Es un hombre soberbio, infiel y prepotente.

Roberto Blandón es Máximo Torreslanda. Máximo es el padre de Rodrigo. Un brillante empresario muy

atractivo.

Presume de ser hombre de honor, pero detrás de sus grandes negocios, por lo general hay algún manejo turbio.

Es un hombre soberbio, infiel y prepotente.

Años atrás, traiciona a su socio, se adueña de su fortuna y le destroza la vida.

Anda por ahí como un triunfador, admirado y envidiado. Está convencido que él siempre tiene la razón.

Cuando se entera de que su hijo Rodrigo se va a casar con Luciana, le asegura a Rodrigo que la muchacha lo ha enredado buscando su fortuna y le revela que la muchacha escapó de su pueblo por una fuerte deuda y que ocasionó que su familia perdiera su humilde casa, además de que al llegar al Distrito Federal se contrató como fichera y que existe una denuncia en su contra por uno de los clientes del antro donde trabajaba. 

publicidad


publicidad
publicidad
Los sujetos abrieron la puerta de un edificio y se dirigieron al estacionamiento, allí encontraron el equipo de un cirujano plástico dentro de un vehículo. Las autoridades piden colaboración de la comunidad para encontrarlos.
La capa marina sigue presente en el área, generando algunos cambios en las condiciones del tiempo. La temperatura máxima para hoy será de 68 grados con vientos calmados.
José Xicohténcatl, experto en tecnología, presenta algunos aparatos que brindan la opción de compartir los contenidos de las clases de forma interactiva. Explica cómo funcionan y los beneficios para los estudiantes y los profesores.
El ala cerrada de los New England Patriots cambió el ovoide por una sandía y demostró que extraña la NFL tanto como todos los aficionados.
publicidad