null: nullpx
Cargando Video...

Tenías Que Ser Tú Capítulo 34

Univision2 Mar 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

... locutor: televisa presenta...

marcelo: porque te aseguro que si no los separamos ahorita,

tu matrimonio no va a funcionar. jeny: no, la verdad es que creo

que tiene razón. soy mujer, me doy cuenta

perfectamente que marisa y miky se gustan.

es como para salir corriendo y perderse.

marcelo: yo platiqué con él para que me aclarara las cosas

y él me aseguró que está enamorado de ti

y que se quiere casar contigo. a mí me parece muy peligroso

que estén cerca. jeny: no tiene caso hacernos

tontos, pero hay que hacer algo. marcelo: exacto, ¿para qué

arriesgarse? jeny: ¿usted la quiere a ella?

marcelo: marisa va a ser mi mujer, porque cuando yo

tomo una decisión, siempre logro lo que propongo.

jeny: ¿y la casa de san miguel es suya?

marcelo: sí, por eso te la estoy ofreciendo.

la puedes ir a ver cuando tú quieras,

luego te paso bien los datos. te va a gustar y va a servir

para que ustedes se establezcan. jeny: bueno, lo voy

a hablar con él. pero, por favor,

por favor, se lo pido, yo no quiero que miky sepa

que usted y yo hablamos. marcelo: te doy mi palabra

que por lo menos por mí no se va a dar cuenta.

jeny: igual le digo, ¿eh? no va a ser

tan fácil convencerlo. marcelo: está bien, piénsalo,

sin compromiso. pero que te quede

claro una cosa, mientras más lejos se vayan ustedes,

más fácil van a ser las cosas. jeny: sí, sí, sí,

lo voy a pensar. marcelo: eres una niña

muy valiente. jeny: no, yo creo que soy

una mujer muy enamorada. nunca pensé que iba a ser capaz

de mentirle a miky o hacer algo así.

pero por él estoy dispuesta a hacer cualquier cosa.

marisa: ¿de dónde sacaste que a mí me gusta miky?

nicole: te oí hablando con mi abuela nena.

marisa: pues oíste mal. ¿qué digo mal? pésimo.

además, ya te he dicho que no está bien andar escuchando

detrás de las puertas. nicole: sí, pero dice mi abuela

que no le des vuelta la tortilla.

además, no me has contestado. ¿sí o no?

marisa: pues la respuesta es no, no me gusta miky.

nicole: no te creo. marisa: ay, ya, nicole,

ubícate, aquí yo soy la mamá y tú eres la hija.

nicole: sí, pero la que está diciendo mentiras eres tú.

marisa: no estoy diciendo mentiras, señorita,

y no quiero platicar de estas cosas contigo.

nosotras no somos amigas. nicole: ¿no?

marisa: no, tú eres mi hija. y eso es mucho más que eso.

y tienes que preocuparte por cosas de hija.

y yo tengo que preocuparme por ti

y yo soy la que tienes que preguntarte a ti

si te gusta alguien. yo tengo que darte besos

y hacerte cosquillas. nicole: mamá, ¿no confías en mí?

marisa: no se trata de confianza, mi amor.

se trata de los roles de cada uno.

tú estás confundiendo las cosas y solamente debería

de preocuparte estudiar, tener amigos.

nicole: pero yo me quiero preocupar por ti.

yo sé que a ti te gusta miky y por eso estás triste.

marisa: nicole, escúchame bien y veme a los ojos.

tú eres lo único importante para mí.

y te pido que pares con esa ridiculez de buscarme novio,

¿eh? yo estoy sola porque así

lo quiero, así me gusta estar. ¿ok?

nicole: no, ok no. me choca que me digas mentiras

y luego no te voy a decir la verdad, ¿eh?

no, no te la voy a decir, no te la voy a decir.

marisa: mira, mira, ajá. miky: sí me voy a casar

con jeny. eso es otra cosa, es aparte.

marbella: pero es que eso está muy mal.

mira, miky, tú puedes engañar a quien quieras,

pero no a ti mismo. miky: es que ya te dije,

simplemente estoy un poco confundido, eso es todo.

el papá de la ratoncito me volvió a buscar

y me dejó algo muy en claro. me puso en mi realidad.

nicole y marisa no tienen nada que ver con mi mundo.

marbella: perdón, hijo, pero a mí ellas no me importan,

tú sí. y lo que te pasa a ti

es muy fuerte. has tratado de poner

el freno de mano y el coche se sigue derrapando, hijo.

miky: pues está claro que he tratado de todas

las formas posibles, mamá. marbella: es que eso es

lo que me preocupa. cuando uno está enamorado,

no se pierde como te estás perdiendo tú.

miky: se me va a pasar. se me tiene que pasar.

marbella: puede ser cuando esa señora ya tenga novio.

tú te vas a olvidar de ella. yo estoy convencida que esa

señora no es para ti, hijo. pero eso no va a servir

para que tú te vuelvas a enamorar de jeny.

miky: ¿cómo? marbella: sí, miky,

es que aquí el tema de fondo es que tú no estás

enamorado de jeny. tú la quieres mucho, de eso

no me queda la menor duda. pero no estás listo

para casarte, mi amor. miky: mamá, yo ya estoy

grandecito como para estar tonteando.

quiero a jeny, de verdad, la quiero mucho

y me quiero casar con ella. marbella: mira que tienes

la cabeza dura, ¿eh? ¿cómo te vas a casar

si día y noche estás pensando en otra mujer?

¿te parece normal? miky: pues no,

no me parece normal. pero también, ¿qué es normal?

ya te lo dije, no estoy enamorado de la señora marisa.

marbella: pero tampoco de jeny, ese es el punto, hijo.

miky: jeny es la mujer para mí, mamá, estoy seguro.

así que en lugar de ayudarme a meterme más ideas

en la cabeza, ayúdame a quitarme esta parvada

de gaviotas que tengo. tino: simona, ¿qué onda?

simona: ya estoy aquí. tino: sí, sí, eso veo.

¿vienes a ver a lesly? simona: no, vine por ti.

tino: ¿por mí? simona: no te voy a negar

que estoy un poco sacada de onda, pero por otro

lado estoy muy feliz. lo que pasa es que nunca

me imaginé que esto podría pasar.

así, tan rápido. ¿fue por la cena de ayer?

tino: ¿te importa si hablamos después?

es que ya tengo que ir a mis clases.

simona: no, exacto, yo creo que no hay

nada que hablar. hagamos lo que tengamos

que hacer y-- porque un beso dice más

que mil palabras. tino: ¿eh?

pau: frene, frene, frene, frene. vámonos, vámonos,

vámonos, vámonos. tadeo: no puedo creer

qué tan bajo has caído, lorenza. lorenza: ¿cuál bajo?

tadeo: no te hagas. salir con un policía.

eres una egoísta, ni siquiera pensaste en mí.

¿qué pasa si me reconocen? los policías huelen

a los que salimos de la cárcel. lorenza: tú no estuviste preso,

estuviste guardado por un rato nada mas.

tú personalidad no da ni para ser un delincuente.

tadeo: ¿que mi personalidad no da para qué?

bueno, ¿en qué concepto me tienes?

lorenza: mira, hasta los delincuentes tienen

que trabajar de vez en cuando. tadeo: no desvíes

la conversación, lorenza. aquí el tema de fondo

es que tú te estás vendiendo por una buena pensión.

¿solamente por eso vas a salir con él?

qué feo, lorenza. lorenza: es que no es solo

por su pensión, tadeo. es por tu desidia,

porque no tienes un trabajo en serio.

tadeo: ah, ¿no? tengo dos. taxista y manager de artistas.

¿y sabes qué? tienes 100 puntos

matrimoniales menos. y por salir con el enemigo,

500 puntos. lorenza: ay, anota todos

los puntos que quieras. yo voy a salir con él

de todas maneras y tú no puedes hacer nada.

tadeo: ¿cómo de que no? ¿sabes lo que voy a hacer?

voy a hacer algo mucho más radical.

voy a salir a recuperar mi orgullo de macho alfa.

lorenza: sí, claro. si no sales a trabajar,

vas a salir a recuperar tu no sé qué cosa.

tadeo: ¿no me crees? se acabó.

si tú sales, yo también salgo. ¿tienes un paraguas?

lorenza: ¿por? tadeo: porque me van

a llover las mujeres. tino: ¿qué onda, simona?

simona: ¿qué? ¿no te gustó? tino: no se trata de eso.

pero agarra la onda, si lesly nos hubiera visto,

se me hubiera armado. simona: ¿no se supone que ibas

a terminar con ella? tino: no, no, no, ¿cómo crees?

yo jamás la dejaría. simona: entonces, no entiendo

nada, ¿te arrepentiste? pudiste habérmelo dicho

y yo no hubiera venido a hacer el oso.

tino: pero ¿avisarte de qué? a ver, simona, yo no entiendo

por qué hiciste esto. a lo mejor te dije algo

cuando salimos a cenar, entendiste mal y, pues no sé.

simona: no seas mala onda, tino. me lo dejaste bien clarito,

si no, no hubiera venido. tino: mira, si te dije algo

que te confundió, olvídalo. si yo estoy muy feliz

con lesly y no quiero broncas, así que, por favor,

que esto quede entre nosotros. por favor.

simona: yo pensé que eras distinto, pero me equivoqué.

eres igual a todos. lesly: tino.

tino: lesly, ¿cómo estás? lesly: bien.

oye, ¿ya te vas a clases? tino: sí, sí, sí.

lesly: te acompaño al micro. tino: bueno.

no, no, mejor no. es que voy a ir corriendo,

¿sabes? lesly: ¿a la escuela?

tino: no, no, al micro. ¿nos vemos en la noche?

lesly: sí. tino: adiós.

lesly: adiós. [llaman a la puerta]

marisa: está abierto. nena: ya vine, hija.

marisa: ¿cómo te fue con el doctor sarmiento?

nena: bien. oye, pero yo vengo a hablarte

de otra cosa. pasé a ver a nicole

y me dijo que no quiere hablar con nadie.

¿qué pasó? marisa: nos peleamos.

nena: ¿y eso por qué? marisa: pues me escuchó decirte

que me gustaba miky y se puso a hacer

preguntas incómodas. nena: ¿ya ves?

eso te pasa por andar con la cabeza llena

de tonterías. marisa: no son tonterías, mamá.

es lo que siento y perdón si no te parece.

nena: no, lo que no me parece es que te pelees con mi nieta

por culpa de ese chofer. pensé que era algo importante,

algo que valiera la pena. marisa: pues es algo importante.

no sé cómo hacer ahora para que se saque de la cabeza

lo que escuchó. nena: pues yo tengo

una manera muy fácil. marisa: ah, ¿sí?

pues dímela, por favor. nena: hazte novia de marcelo.

marisa: ay, mamá, no puede ser que tú única solución a todo

sea que marcelo y yo nos hagamos novios.

nena: es que tiene sentido, marisa, piénsalo.

nicole quedaría tranquila y dejaría de buscarte pareja.

no diría nada al verte con marcelo y estaría feliz

de que estuvieras con su papá. marisa: no.

nena: eres terca y necia. parece que lo haces nada más

para llevarme la contraria, date la oportunidad.

marisa: pues sí, sí, puede que se así, fíjate.

entre más insistas, menos caso te voy a hacer.

nena: ok, está bien. pero ¿me puedes decir nada más

por qué marcelo te parece un prospecto tan espantoso?

marisa: pues tal vez por lo mucho que me insiste

todo el mundo. y no, no es

que me parezca espantoso. nena: ¿entonces?

entonces, ¿por qué? dime. marcelo y tú son los mismos

de hace nueve años. bueno, arrugas menos

o arrugas más, pero-- marisa: no, mamá,

todo es muy distinto. él cambió, yo cambié.

nena: entonces, conócelo de nuevo, hija.

por lo menos inténtalo. mira, no quedes sin buscar algo

que puede ser maravilloso para ti y para nicole.

por dios, hija. al menos no te cierres solo

por llevarme la contraria. [música]

[música] amanda: ezito, lo he estado

pensando y lo que tú tienes es miedo.

ezequiel: ¿miedo a qué? amanda: eso es lo que vamos

a averiguar. ezequiel: otra vez con lo mismo.

amanda: a ver, dime, ¿qué es lo que te asusta?

¿que sea una mujer decidida? ezequiel: más bien que seas

tan apasionada y que estés tan...

amanda: ¿sabes qué, ezito? tú puedes decirme

que eres muy hombre y que te gustan las mujeres,

pero tu actitud me dice todo lo contrario.

¿por qué no me dices la verdad? yo soy una mujer comprensiva.

¿por qué no confiesas que... juegas para los dos equipo?

ezequiel: mira, amanda, no estés jugando con eso, por favor.

amanda: confiesa que se te quema el arroz.

ezequiel: ¿qué boquita es esa, amanda?

amanda: ¿será que di al clavo? porque hasta te pusiste rojo.

ezequiel: no, yo no me he puesto rojo, no.

amanda: sí, sí, me has dicho muchas cosas.

pero ya es hora de que pasemos de las palabras a los hechos.

porque si no, voy a pensar que por eso marbella te dejó

plantado en el altar. porque tal vez se dio cuenta

que eras medio-- ezequiel: bueno, ¿quieres

que te muestre lo que es un verdadero macho?

amanda: eso lo único que quiero desde que te conozco.

ezequiel: muy bien. entonces, prepárate.

amanda: ¿aquí? ay.

[grita] dios de mi vida.

ezito. ezequiel: estás a punto

de tocar el cielo, mamá. amanda: [grita]

ezequiel: mira nada más quién llegó.

la que quería que me fuera yo bien lejos.

marbella: por lo visto, la chismosa de amanda

ya te contó que estuvimos discutiendo.

ezequiel: no te creas tan importante, marbella.

con amanda tengo cosas mucho más interesantes que hacer

que hablar de ti. amanda: ezito,

¿dónde está mi ezito? ¿dónde te dejo la toalla?

marbella: ¿tú qué estás haciendo aquí?

amanda: lo que se ve no se juzga.

adiós, precioso. me duele todo, todo el cuerpo.

adiosito. ezequiel: adiós, chiquita.

marbella: a diosito ni lo conoce.

¿me puedes explicar qué está pasando entre ustedes dos?

ezequiel: ¿de veras quieres saber todos los detalles?

marbella: no me chupo el dedo, ezito.

lo que te estoy preguntando es si tú y amanda volvieron.

¿son novios otra vez? ezequiel: no, hombre.

no, no, no, nada más somos amigos.

marbella: ¿cómo amigos? los amigos no hacen lo--

ezequiel: ay, por favor, definitivamente te quedaste

en el siglo xx, ¿eh? ¿ves? yo tengo razón,

eres modelo vintage. amanda y yo nos la pasamos

genial, hombre. tenemos encuentros ocasionales,

somos dos almas libres y actualizadas--

marbella: yo seré del siglo pasado,

pero tú eres de la época de las cavernas, fíjate.

lo que ustedes están haciendo, no tiene nada de moderno.

es lo más primitivo que existe. ezequiel: se llama pasión.

¿y sabes de qué me di cuenta con esta pasión?

que ya no me importas. pasaste a mejor vida.

porque amanda me hizo entender que estoy más vivo que nunca.

que tengo un volcán por dentro. marbella: gracias a dios

que no me casé contigo, ezequiel.

ezequiel: gracias a dios. marbella: ya me di cuenta.

tú jamás vas a ser como ramón. ezequiel: ya salió el peine,

ramón. marbella: y claro

que va a salir. el era un hombre hecho

y derecho. jamás anduvo con esas

estupideces disque modernas. ezequiel: ajá.

marbella: para que te lo sepas, ezequiel, tú no le llegas ni

a la punta del talón a mi ramón. ezequiel: como decía

mauricio garces, arroz, me duele la cadera.

qué bueno que se fueron. no lo vuelvo a hacer, diosito.

por dios, que no. ese salto del tigre como que...

marcelo: nena, ¿está todo bien? ¿pasó algo?

nena: no, no pasa nada. solo quería saber

cómo van las cosas entre tú y mi hija.

marcelo: pues la verdad, no tan bien como me gustaría.

marisa está cada vez más distante conmigo.

ya no sé cómo tratarla. siento que todo lo que hago

le molesta. nena: ¿quieres un consejo?

cambia de estrategia. yo entiendo que quiere

avanzar rápido, pero dale un poco de espacio.

no le hables de compromiso. sigue siendo tan encantador

como hasta ahora y con el tiempo se va

a dar cuenta ella solita que tiene que estar contigo.

¿me explico? marcelo: sí, por supuesto.

pero a mí lo que me preocupa es que si yo bajo la guardia,

ese chofer se va a aprovechar. nena: bueno, es verdad

que ese hombre anda revoloteando a mi hija.

pero la conozco y se le va a pasar.

marcelo: ¿usted cree? nena: claro.

el se va a casar pronto y cuando eso pase,

marisa va a poner distancia. dale tiempo.

además, tú tienes una ventaja enorme.

mi nieta. ella te une a marisa

para siempre. marcelo: muchas gracias, señora.

créame que agradezco mucho sus palabras.

nena: no, no me lo agradezcas. lo hago porque voy a ser

la mujer más feliz del mundo cuando ustedes formen

una familia. miky: yo lo único que pido

y digo es que no me vayas a salir con esa cosa rara

de que hagamos la despedida de solteros juntos o de pareja,

¿qué es eso? yo siempre he soñado

con que mi despedida de soltero sea en un table, lo normal.

jeny: ¿un table? miky: pues sí, un table.

jeny: yo te voy a dar un table por la cabeza, fíjate.

miky: cálmate, ¿qué dije, qué hice?

¿por qué estás enchilada? jeny: no estoy enchilada.

tuve un día pesado nada más. miky: bueno, pues sí,

me puedo imaginar porque llegaste muy tarde.

¿a quién le diste masaje? jeny: no, no estaba

dando masajes. miky: ¿no?

jeny: no. estaba viendo algo

muy importante. miky: ¿qué cosa?

¿importante? ¿qué cosa? dime.

jeny: encontré una casita en san miguel.

pensé que con unos ahorros que tengo la podemos rentar

para nosotros dos. miky: ¿san miguel?

jeny: sí, en san miguel. mira, piensa, vamos

a estar tú y yo solitos. vamos a tener

una pequeña huerta, una casita linda.

para ti, para mí. no va a ser para siempre,

tranquilo. solo un ratito nada más,

ándale, ¿lo vas a pensar? sí, lo vas a pensar

y vas a decir que sí. que sí porque me amas--

[música] [música]

marbella: están padrísimos, esto me gusta.

juana: hace años que no le hago un regalo a mi hijo.

marbella: corre. juana: ¿cómo te fue

en las clases, hijo? tino: bien, bien, bastante bien.

¿y ustedes? ¿cómo están?

marbella: bien, mi hijo. juana: hola.

tino: ¿y esa caja tan escondidita por ahí abajo?

marbella: ya te cacharon, comadrita.

juana: mira, mira, mira, mira. te compré un regalito.

tino: ¿en serio? qué cool.

qué chidos. ay, están de pelos, gracias.

juana: me dijo marbella que te hacían falta.

tino: sí, sí las necesito. muchas gracias, ma.

muchas, muchas. juana: de nada, mi amor.

marbella: oye, hijito, ¿y ya pensaste lo del viaje?

es que a tu mami ya se le están acabando las vacaciones

y ya se tiene que regresar, ¿eh? tino: pues sí, sí,

sí lo he estado pensando y hay muchas cosas

que me amarran aquí. lesly.

juana: mi amor, llevamos mucho tiempo separados.

yo quiero recuperar ese tiempo perdido.

que estemos juntos como antes, ¿te acuerdas?

tino: sí, sí, digo, a mí me gustaría,

pero no sé, me da mucha cosa dejar a mi madrina sola, ¿sabes?

ella es como una segunda madre para mí.

marbella: bueno, ya, mi amor. no me digas esas cosas.

¿no ves que ando muy sensible? tino: pero si es la verdad,

madrina. tú y miky son mi familia.

juana: yo sabía que no me había equivocado en escoger

a tus padrinos. tino: oye, ¿y por qué

los escogiste a ellos? juana: porque fueron

muy buenos conmigo. marbella: y sobre todo ramón.

es que cuando se murieron los papás de mi comadre,

ramón me dijo luego luego vamos a traérnosla a la ciudad

para que no esté sola. juana: ellos me ayudaron

muchísimo. me consiguieron trabajo,

una casita. no, no, no, no, cuando naciste

tú, estuvieron siempre conmigo apoyándome en todo momento.

marbella: bueno, es que ramón siempre quiso mucho a juana

y a ti te quería como a un hijo, mi amor.

no, mi ramón tenía un corazón tan grande, ¿verdad, comadre?

juana: sí, demasiado grande. tino: orale, no sabía

que mi padrino era tan amigo tuyo, mamá.

marbella: superamigos. bueno, si yo no conociera

a juana, yo te juro que me hubiera puesto celosa.

porque guapísima desde chiquita. juana: ya, ya, ya.

>> hola, familia. ¿dónde están?

>> ¿cómo te fue en tu consultorio?

>> bien. >> sí, me imagino que muy bien.

>> estoy agotado. >> claro que has

de estar agotado. ¿y cómo no ibas a estarlo

si te fuiste a revolcar con--? asqueroso.

>> siéntate. >> revísale la camisa, mamá.

>> que me estás viendo la cara. lo sabía, siempre lo supe.

>> otra vez, otra vez con tus escenas de celos.

>> que te calles y te sientes. >> ay, no, no, no, papá.

lo sabemos todo. párate.

>> la yoya barruecos y su esposo te vieron

en el hipódromo haciendo desfiguros.

ahí persiguiendo a la nena para meterle mano.

>> qué verguenza, papá. no.

>> ya. [llaman a la puerta]

jacquie: adelante. nena: ¿qué haces, jacquie?

jacquie: acomodando mi ropa, abuelita.

nena: ¿no quieres que te ayude? jacquie: ay, ya, mejor dígame

que quiere y que sea rapidito porque tengo un montón

de cajones que arreglar todavía.

nena: lo que pasa es que necesito dinero.

jacquie: ah, no me diga. qué novedad.

y a poco ya se echó todo el préstamo

que le pidió al banco. nena: no, pero a esta hora,

pues no puedo ir al banco y los cajeros nada más me dan

una cantidad limitada y yo necesito algo más.

jacquie: pues vaya mañana. nena: es que lo necesito ahora.

jacquie: ¿y como para qué? nena: pues para hacerme

unos análisis. jacquie: ¿y a esta hora?

no me diga. ¿y qué doctor atiende

a esta hora? nena: no, jacquie,

lo que pasa es que me voy a hacer mañana a primera hora,

obvio. jacquie: ah, bueno, entonces,

mañana a primer hora va al cajero, saca el dinero

y ¿ya vio qué inteligente soy? le solucioné el problema.

nena: lo que pasa es que me gasté

todo el dinero del préstamo y no he pagado nunca letra.

mira, me llegó un requerimiento del banco y no tengo

cómo pagarlo. jacquie: ay, dios mío,

esto suena muy feo. nena: horrible.

jacquie: ¿y ya lo sabe don tadeo?

¿la señora marisa? ay, no, la señora lorenza.

pues ya la amolamos ahora sí, abuelita.

nena: andale, jacquie, préstame. no tengo a quién más pedirle.

jacquie: no, claro que tiene. nena: ¿a quién?

jacquie: pues a papá diosito. y pídale que se apiade de usted,

porque así como yo veo las cosas, usted no se salva

ni con el airecito de la rosa de guadalupe, ¿eh?

>> no, no, no, si hasta se te fue el color,

mírate nada más. quisiera saber--

quisiera saber, atrévete a decirme cuánto

tiempo llevas de calentón. >> a ver, dilo.

>> yo estaba en una terapia confrontacional.

>> terapia confrontacional, qué bruto.

>> esa nena es una paciente. >> paciente yo por aguantarte,

fíjate. >> amorcito,

estás malinterpretando todo. eso no es así.

>> ay, papá, entonces, ¿cómo es? >> pues no existe todo

lo que están diciendo. >> ay, sí, ¿crees

que me chupo el dedo o qué? >> qué depravado eres, papá,

qué bruto. >> bomboncito, yo te juro que--

todas: [hablan a la vez] >> vas a ver cómo te va.

ay. >> ¿qué pasa, mamá?

>> ¿se te bajó la presión? >> no, me va a dar.

>> ni te pares que ni sirves para nada.

>> papá, de verdad, mira. eso querías, eso querías.

>> si se muere, es por tu culpa, en tu consciencia,

viejillo cuzco. >> ¿de dónde sacaron eso?

>> mamita, mamita. >> ¿de dónde, de dónde?

>> mamá, por favor, despierta. [música]

>> lo sabía desde hace años que ese playboy de mi marido

iba a terminar matándome. >> cálmese, señora.

y ya tómese las pastillas para que pueda descansar.

>> ¿no te da pena? estamos aquí, en el hospital.

>> es que yo no hice nada malo, se los juro.

>> no, papá, es que te pasas, papá.

>> de milagro no la has matado de un disgusto, papá.

>> yo no sé cuál sea su situación familiar,

señor, pero lo que sí le digo es que un episodio como este

puede tener graves consecuencias.

>> acabo de jurar que-- que yo no--

>> no, no, es que tú nada. tienes que cortar

con tu dichosa nena y punto. >> es que no es mi nena.

>> tus únicas nenas aquí deberíamos de ser nosotras.

así que o te despides de tu amante

o te despides de nosotras, que somos tus hijas.

>> ya les he explicado de todas las formas posibles

que esa señora se llama maría elena

y que solo es mi paciente. >> paciente o no paciente,

se acabó. no la vas a volver a ver jamás.

>> perdón que me meta en cuestiones familiares,

pero yo sí creo que debe de poner en una balanza

qué vale más: la tranquilidad de su familia

o esa paciente de usted. >> ve cómo está mi mamá.

>> qué bárbaro, qué bruto. miky: oye, juana, ¿y por qué

nunca te casaste? juana: es que no es fácil

para las madres solteras, miky. y yo no iba a dejar

a mi chaparro por nada de este mundo.

marbella: yo no sé cómo pudo abandonarte ese infeliz

y se supone que te quería. juana: olvídalo, comadre.

a mí lo único que siempre me importó que mi hijo.

la verdad es que no me arrepiento de nada.

miky: pues yo admiro mucho a las mujeres como ustedes,

porque cuando se trata de sus hijos,

se ponen como fieras. juana: para las mamás

solas como yo, el amor no es una prioridad.

y de pronto cuando volteas, ya no hay juventud.

pero no es reproche, mi hijito, yo todo lo que hice fue por ti

y lo volvería a hacer. tino: oye, mamá,

¿y sabes si mi papá todavía está en durango?

juana: no, ni idea. miky: otro al que le valió.

tino: ¿por qué otro? miky: pues como al papá

de la ratoncito. es un caso de una niñita

que su papá la abandonó como ocho años

y ahora reapareció disque para estar con ella.

en fin, esa es otra historia. marbella: sí, ni para qué

mencionarlo, ¿no? miky: te deberías de sentir

bien orgullosa, juana, porque criaste muy bien

a mi compadre, porque es bien chambeador.

y como persona es rebuena. juana: ¿verdad que sí?

igualito a su madre. mi amor.

marbella: yo lo quiero tanto. hasta a veces creo

que es mi hijo. bueno, le digo por lo del cariño

que le tengo. no te me vayas a poner celosa.

juana: bueno, ojalá que él me consienta un poco

y ahora sí vengas a vivir conmigo a miami.

porfa, porfa. tino: es que no es tan fácil,

¿sabes? ¿qué tal si en una de esas

aparece mi papá? como el del ratoncito, ¿no?

¿qué hacemos? no, qué cosa.

miky: ni digan. nicole: ¿hacemos las paces?

marisa: sale y vale. nicole: te quiero mucho, mami.

marisa: yo a ti, mi amor. nicole: ¿sabes?

aunque tú me veas chica, yo sé cómo te sientes.

marisa: ¿cómo no, mi cielo? si eres muy inteligente

y sensible. nicole: estás triste por amor.

marisa: no me digas. nicole: sí, como a ti te está

pasando con miky, a mí me está pasando con santi.

marisa: ah, mira. nicole: pero como lucy

se enoja, no se pude y eso me pone muy triste.

marisa: ok. nicole: oye, mami,

¿y si miky no se casa con jeny? marisa: mejor vamos a hablar

de otra cosa, ¿sí? nicole: bueno, si yo

fuera grande como tú, también estuviera enamorada de miky

porque él es muy lindo y muy bueno.

y si no hubiera llegado marcelo, me hubiera encantado

que miky fuera mi papá. marisa: mi amor, enamorarse

de alguien es algo maravilloso, pero también algo

muy importante. es algo que se construye

con vivencias, con cosas en común.

nicole: mamá, mamá, si tuvieras que elegir

entre mi papá y miky, ¿a quién elegirías, eh?

marisa: pues... qué preguntona me saliste, ¿eh?

¿eso qué es? [ríe]

nicole: te quiero, mami. marisa: y yo a ti.

miky: a ver, oigan, niños cantores del mikymovil.

espérense tantito. bruno: a ver, miguel ignacio,

a penar iba la parte que nos gusta.

miky: esperas, por favor. bruno: bueno, súbele otra vez.

miky: espérate, tengo algo importante que decirles.

una vez que me case ya voy a dejar de ser

una persona divertida y me voy a volver un hombre serio

y no vamos a poder escuchar esta canción.

eso así para empezar. pero para seguir,

vamos a poder escuchar esta otra canción.

ahí les va. [música]

todos: ♪ qué haces si te digo que te quiero

que por darte un beso yo me muero ♪

nicole: miky. miky: ¿qué?

¿qué pasó? ¿qué?

nicole: ¿estás seguro de que estás enamorado de tu novia?

lucy: esa es una pregunta difícil.

bruno: a ver, nicole, también seamos honestos.

si miky no estuviera enamorado, no lo casas pero ni a punta

de pistola. de por sí le costó trabajo.

pau: ya, súbele. ♪ solo contigo ♪

miky: exacto, sí, ya, mejor cantemos para que se anime

la ratoncito, ánimo. ahí les va.

todos: ♪ qué haces si te digo que te quiero

qué por robarte un beso yo me muero

qué haces si te pido que encontremos un camino

y a partir de ya ser más que amigos ♪

pau: bruno. miky: sí, venga, bruno,

bruno solo. todos: ♪ de contarle a todos

lo que quiero ♪ pau: ♪ qué haces si te digo ♪

nicole: ♪ que a veces fantaseo ♪ pau: ♪ pero ahora somos más ♪

miky: ♪ más que amigos ♪ simona: hola, tino.

tino: por favor, no se te vaya a ocurrir hacer lo mismo

que ayer, ¿eh? simona: me lo dices como si tú

no tuvieras nada que ver. tino: pues no, la neta no.

para nada. bruno: te encargo un jugo,

porfa. pau: ¿ya vieron lo que mandaron

al grupo de la clase? bruno: no.

pau: no tiren la bola. no puedo creer que le hayan

hecho algo así a lesly. tino: ¿de qué hablas?

pau: pues vean. lesly: ¿qué onda?

¿qué ven? tino: lesly, lesly,

te juro que-- pau: ay, tino, por favor,

se nota que lo estabas disfrutando.

perdóname lo que voy a hacer, lesly, pero velo

por tus propios ojos. tino: por favor, no.

lesly, lesly. no es lo que parece,

no es lo que parece, de verdad. lesly: ¿son visiones mías o qué?

tino: lo que pasó es que simona fue a mi casa y sin decirme

nada, me besó y ya. simona: no seas mentiroso, tino.

tú me mandaste esa carta para que yo fuera para allá.

tino: jamás, yo no te mandé nada, ¿de qué me hablas?

por favor, déjame explicarte, por favor.

simona: déjame explicarte a mí, por favor.

mira, si quieres te enseño la carta para que veas

que no te estoy-- pau: simona, tranquilízate,

vámonos a clases. mira, respira, deja que después

se calmen las cosas y lo arreglan entre los tres.

respira, no pasa nada, vamos a clases.

simona: es que tino está mintiendo.

tino: yo no estoy mintiendo-- bruno: ya, ya, ya, simona.

vámonos ya. tino.

pau: qué malo. lesly: yo también me voy.

no tengo nada de ganas de escucharte.

pau: estás bien, simona. tranquila, tranquila.

[música] [música]

brayan: y dime, ¿vas a hacer la despedida

de soltera de mi hermana? jacquie: pues sí,

sí la voy a hacer y tengo un chorro de ideas

para ese día. nada más que me tengo

que poner de acuerdo con jeny y ya.

brayan: ¿cómo fue que te decidiste a entrarle?

jacquie: bueno, porque jeny me cae superbién

y por ahí te echo una mano para que ya no estés

tan preocupado. brayan: o sea que lo estás

haciendo por mí. jacquie: tal vez.

brayan: es porque te importo, ¿verdad?

jacquie: a lo mejor. brayan: ¿sabes?

tú me importas mucho y creo que la regamos

al separarnos. jacquie: ay, brayan.

te extraño tanto, tu boquita, tus ojitos.

brayan: yo también. nena: jóvenes.

¿y cómo está eso de que ahora te vas a ir a una despedida

de soltera? ¿tú cuándo piensas trabajar,

jacquie? jacquie: ay, abuelita,

es que lo voy a hacer en mi día libre.

nena: sí. jacquie: además,

usted no es mi patrona para que me ande controlando.

a ver, ¿por qué no mejor va y ve cómo consigue

el dinero que debe? lorenza: bueno, y ahora

quiero que me digas qué tienes porque siempre soy la que anda

en la luna, pero algo aquí no está bien, así que empiece

a hablar, señorita. marisa: no, nada.

lorenza: ok, si así va a ser, yo a ti no te vuelvo

a contar nada, ¿va? marisa: lorenza, es que cada vez

que te cuento algo, a los dos minutos ya lo sabe

el mundo entero. lorenza: te prometo que esta

vez me quedo callada. marisa: bueno, está bien.

miky y yo hablamos y definitivamente me quiero

olvidar de él. como no fue suficiente

el que hayamos puesto distancia entre nosotros, creo que tengo

que hacer algo más radical. lorenza: ¿en serio?

marcelo: qué bueno que ya regresaron.

gracias. siquiera me hubieran traído uno.

lorenza: pues al que no habla, dios no lo oye.

bueno, me voy porque voy a mostrar una casa aquí cerca.

con permiso. marcelo: marisa, necesito hablar

contigo y con nicole. hay algo que les quiero pedir.

¿será posible que hablemos los tres al rato?

marisa: sí, sí, claro. ¿acerca de?

marcelo: ahorita no tengo tiempo.

al rato platicamos largo y tendido, ¿sí?

>> oigan, como que ya hace hambre, ¿no?

¿no se les antoja algo del carrito de simona?

>> uy, qué mal plan, mi lesly. >> ¿quién iba a decir

que simona te iba a robar hasta tus dulces?

pau: quita tu cara de banquete. yo vi que se rieron de ti

y yo te voy a ayudar. antes me tienes que contar

qué pasó, simona. simona: es que ayer tino

me mandó un papelito. pau: enséñamelo.

simona: no, déjame terminar de contarte, ¿sí?

pau: ok. simona: el papelito decía

que yo le encantaba y que si yo sentía

lo mismo que él, que fuera a su casa

y le diera un beso. pau: y fuiste y se lo diste,

¿no? simona: sí.

pero él dice que nunca me mandó nada.

pau: ay, los hombres. pero si quieres que yo te crea,

me tienes que enseñar ese dichoso papelito.

a ver. ay, no, este tino.

¿en serio esta es la única evidencia

de que lo que dices es verdad? ok.

simona: ¿qué haces? pau: ups.

tu evidencia acaba de desaparecer, simona.

perdón. tino: lesly, déjame explicarte

lo que pasó, por favor. lesly: va, explícame.

tino: mira, ayer cuando salí de mi casa para ir a clases,

simona ya estaba afuera esperándome.

lesly: tino, no seas mentiroso. ella dice que tú

le mandaste un papelito. tino: es que yo no sé

de dónde sacó eso, nunca hubo un papelito.

lesly: a ver, a ver, estando ahí, ¿ella te dio

un beso así porque sí? tino: sí, te lo juro, así fue.

lesly: ¿crees que soy idiota, tino?

tino: ¿cómo crees? ¿cómo crees?

tienes que creerme, por favor. ¿qué?

¿qué ven aquí? ya, a divertirse

al circo, órale. ey, simona, ¿puedes venir,

por favor? [todos gritan]

ya cállense. ¿podrías enseñarme el famoso

papelito que yo te mandé? simona: es que ya no lo tengo.

tino: ¿ves como no es cierto? simona: pero es verdad.

el papelito no me lo mandó tino. tino: ¿quién te entiende?

de verdad. lesly: oye, simona, no está nada

padre que sigas mintiendo. simona: no, es que no estoy

mintiendo. ese papel me lo mandó paulina

y lo rompió para que yo no pudiera enseñárselos,

se los juro. ella es la que quiere

separarlos. pau: no lo puedo creer,

qué mentirosa eres. de verdad, ya acepta

que te gusta tino. me lo acabas de decir.

solamente un favor, no sean duros con ella.

tiene problemas en la cabeza, la conozco desde chiquita.

pobre. marbella: ¿cómo te atreves

a venir aquí después de todo lo que me has hecho?

amanda: la renta es la renta y esta casa es mía.

marbella: pues ven otro día porque no te quiero ver.

además, ezequiel ya me lo contó todo.

amanda: ¿todo? ¿a qué te refieres con todo?

marbella: a que están haciendo sus cochinadas.

amanda: ¿cuáles cochinadas, marbella?

son cosas linda que hasta hacen los pajaritos.

marbella: bueno, eso, lo que me queda claro

es que ezequiel y tú son un par de degenerados.

y como a mí no me interesa, te lo dejo.

amanda: ¿que tú me lo dejas? ¿cómo no?

reconoce que estás furiosa porque le di a ezito lo que tú

nunca le pudiste dar. marbella: ¿que ya se te olvidó

que fui la que lo dejó? ay, mira, mi vida.

recoge mis sobras. es un calentón igual que tú

y a mí no me gustan los hombres así.

a mí me gustan los hombres correctos y fieles

como mi ramón. amanda: [ríe]

sí, tú, como si ramón hubiera sido un santo.

marbella: pues lo era aunque te duela.

amanda: marbella, quítate la venda de los ojos.

¿que no te das cuenta que todo el barrio lo sabe?

marbella: ¿sabe qué? ¿a qué te refieres?

amanda: a que ramón te engañaba, que tenía una amante.

marisa: ¿cómo les fue? nicole: bien, pero nos dijo

que iba a hablar con nosotras. marisa: ah, sí,

ya me lo había comentado. ¿de qué se trata?

marcelo: bueno, pues como ustedes saben, las cosas

son un poquito diferentes ahora que ya sabes

que soy tu papá. nicole: sí.

marisa: te escuchamos, sí. marcelo: mira, hija,

antes de que tú y yo nos conociéramos, era lógico

que llevaras el apellido santisteban de tu madre,

pero ahora que ya estamos juntos me encantaría que te llamaras

nicole moret santisteban. marisa: ¿cómo?

marcelo: sí, quiero reconocer legalmente a nicole

como mi hija.

Cargando Playlist...