null: nullpx
Cargando Video...

Tenías Que Ser Tú Capítulo 32

Univision28 Feb 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

... locutor: televisa presenta...

miki: hola, ratoncito. nicole: hola, miki.

miki: ¿qué pasó? ¿todo bien?

nicole: me peleé con mi mamá. miki: híjole.

pero no debe ser nada grave, ¿o sí?

a ver, cuéntamelo todo. ¿qué pasó?

nicole: nada, que mi mamá se enojó con mi papá y conmigo.

le planeamos una sorpresa, y yo le dije que si quería

ser su novia, y mi mamá se enojó horrible y se fue.

sí, pero no entiendo qué tiene de malo

que se hagan novios. nos llevó de día de campo

y caminamos, y ahí le di un regalo súper bonito.

miki: y dijo que no, entonces. nicole: sí, se enojó

con mi papá y mi abuela. pero yo quería

que se hicieran novios. miki: bueno, pero esa no es

tu decisión, ratoncito. si ella quiere,

va a ser novia de tu papá, pero esa sería su elección, y

tú no puedes forzar esas cosas. nicole: sí, pero no entiendo

por qué lo trató tan mal. nicole: pero no estés triste.

no me gusta verte ni oírte así. ¿te cuento un chiste

así te alegro un poco? ¿te sabes el del chavo

que se pelea con el león y le hace--?

nicole: miki, ya me sé todos tus chistes, eh.

miki: oh. bueno, entonces invento uno,

¿o qué? ya te estás riendo.

todavía no te cuento nada y ya te estás riendo,

te estás riendo. >> a la reja.

tienen visita. señora, por favor.

amanda: señorita. ezequiel: gracias a dios

que viniste. amanda: ¿cómo los iba a dejar

aquí tirados como unos perritos? no.

en momentos como éste, se conoce a la gente.

ezequiel: sí. amanda: ¿vino alguien más?

ezequiel: no. eres la primera en venir.

>> estábamos desesperados. de ahora en adelante, no la voy

a volver a molestar, eh. se lo juro.

tadeo: eso es cierto, yo tampoco la voy a volver a molestar.

bueno, yo nunca la he molestado, pero también se lo prometo.

amanda: ezito. ezequiel: sí.

amanda: si vine, es porque estoy dispuesta a sacarte de aquí.

yo sé lo que es estar tras las rejas.

ezequiel: ¿tú también estuviste presa?

amanda: sí, presa de tu corazón, y todavía no pago mi condena.

parece que eso de estar enamorada de ti,

va a ser mi cadena perpetua. ezequiel: bueno, amanda, yo--

muchas gracias por sacarnos. amanda: momentito, ezito,

todavía no he terminado. ezequiel: ¿ah, no?

amanda: yo los saco, pero tú me tienes que prometer algo.

vas a dejar de tener dos frentes y te vas a quedar solamente

conmigo, nada más conmigo. [aplausos]

simona: vamos a seguir con las votaciones.

un aplauso para julio que cantó "patito".

no se olviden que el premio es una cena en un restaurante

a la luz de las velas, o sea, súper romántico.

tino: ay, ojalá ganemos y te llevo a cenar.

santi: un aplauso para bruno. [aplausos]

pau: estoy segura que bruno va a ganar.

ahora hace falta ver quién de las dos ganas.

simona: aplausos ahora para leslie.

[aplausos] [ovaciones]

simona: nos vamos con la última participante,

un aplauso para paulina. pau: ¿cómo?

a ver, no entiendo, yo canté muy bien.

de verdad no valoran el talento, gatos.

simona: lástima. pau: ¿qué?

simona: casi no te aplaudieron, paulina, pero no te preocupes,

lo importante es participar. los ganadores de esta fabulosa

cena son-- leslie y bruno.

[aplausos] simona: leslie, ven, ven, ven.

bruno: leslie. ezequiel: lo que pasa, amanda,

es que me siento entre la espada y la pared.

yo-- yo en este momento no tengo cabeza para pensar.

amanda: si la respuesta la tienes delante de tus ojos,

¿o vas a escoger a marbella? ¿está por aquí?

¿la ven por aquí? marbella, marbella.

a ella le da igual si te dan cadena perpetua.

marbella es mala. ezequiel: no, no es mala.

solamente está enojada conmigo. amanda: es mala, te digo.

ezequiel: bueno, pero poquito. amanda: ¿sabes lo que me pidió,

ezito? que te aplicara

la ley del hielo. ese es el verdadero rostro

de marbella. y yo-- yo no puedo estar lejos

de ti porque me falta el aire, se me paraliza el corazón.

tócalo, toca mi corazón, ezito. tócame, tócame mi corazón.

que me lo toques. bueno, bueno, bueno.

me queda muy clara tu respuesta. no pienso seguir perdiendo

el tiempo contigo. nos vemos el lunes.

>> señora amanda, señora amanda, espéreme.

mire, déjeme hablar con él. no se vaya.

papá, papá, dile que la escoges a ella, ¿o qué?

¿quieres estar encerrado todo el fin de semana?

ezequiel: yo no quiero estar con ella.

tadeo: pero eso es lo de menos. miéntele.

¿cómo me veo? yo siempre le digo que se ve

preciosa utilizando-- ezequiel: siempre

se ve preciosa. amanda: se hace tarde.

ezequiel: bueno, sí, sí, está bien, acepto, acepto.

ezequiel: amanda, está bien, vamos a darnos

una segunda oportunidad, pero por lo que más quieras,

sácanos de aquí. es horrible estar encerrado.

amanda: sí, ezito. ¿me das un besito antes?

ezequiel: yo--yo-- llegando a la casa.

amanda: no, ahorita. todos: beso, beso, beso.

beso, beso, beso. pau: ¿por qué siempre nos pasan

ese tipo de cosas? tino: a mí me da igual

que se vaya con bruno a una cena.

pau: bueno, es el príncipe del colegio

y de la escuela entera, ¿ok? ¿qué no te das cuenta

que su relación corre peligro? tino: bruno, príncipe.

pau: hermoso, hermoso. simona: bueno, aquí tenemos

a los ganadores de una cena a la luz de las velas

en un restaurante romántico. bruno, leslie.

leslie: muy bonito. bruno: muy.

leslie: pero no lo voy a aceptar, gracias.

simona: ¿qué hacemos ahora? pau: yo.

yo entro por leslie. alguien se tiene

que sacrificar, ¿no? bruno: pues, a mí tampoco

me interesa el premio. así es que yo también renuncio.

pau: pero-- simona: un momento,

un momento, un momento. me están diciendo que el premio

entonces se lo gana los más votados después

de leslie y bruno. simona: tino, lo siento.

no se puede renunciar al premio dos veces seguidas.

son las bases del concurso, así que tino y yo

somos los ganadores. [aplausos]

tino: voy, voy. pau: bravo.

simona: un aplauso, un aplauso para nosotros.

[aplausos] yenny: hola.

gracias. miki: de nada.

yenny: ¿ahora sí me vas a decir de qué se trata?

¿a dónde vamos a ir? ¿por qué tanto misterio?

miki: es una sorpresa. ya no preguntes más

y sube al carruaje, por favor. es una sorpresa,

no se vale decir. yenny: está bien, no lo digas.

tadeo: he regresado del lado oscuro

de la soledad de la prisión, mala mujer, traidora.

me diste la espalda. ¿sabes lo que es estar privado

de la libertad? lorenza: sí, claro que lo sé.

estoy casada contigo. tadeo: ¿cómo puedes decir

algo así? si yo siempre te he dado alas

para volar. lorenza: más bien

me has mandado a volar. tadeo: no me cabe en la cabeza.

¿cómo es que pudiste mientras tu marido estaba ahí?

lorenza: ay, tadeo, tadeo, no exageres.

me llamaste hace unas horas, y si estás aquí, pues, no creo

que haya sido tan grave. tadeo: la justicia tarda,

pero llega. y después de este tiempo

tras las rejas, se dieron cuenta de que me condenaron

por un crimen que yo no cometí. lorenza: ¿crimen?

¿de qué estás hablando? tadeo: lorenza, por favor,

ayúdame a ser el que fui. lorenza: pero si estás igual.

tadeo: no, mírame. no sé cómo me reconoces.

ya no soy el mismo. soy un hombre marcado.

mi expediente quedó completamente manchado

para siempre. tengo que buscar un plan

de reinserción laboral. lorenza: tienes razón,

y yo sé quién te puede ayudar. tadeo: ¿en serio?

porque tú sabes el estigma que cargamos los ex presidiarios.

la sociedad nos da vuelta la espalda y ya nadie

nos da una segunda oportunidad. ya dime quién es ese ángel

que me puede ayudar. lorenza: es uno de los hombres

que me ha invitado a salir. trabaja en la delegación.

tadeo: ¿vas a salir con el enemigo?

lorenza: sí, y de una vez te digo que es un tipo

muy decente, que será un gran ejemplo para mis hijos,

no como tú, delincuente de poca monta.

[música] [música]

ezequiel: aire, necesito aire, mucho, mucho, mucho aire.

leslie: papá, pero no exageres.

estuviste dos horas nada más. ezequiel: pero me siento

tan avergonzado de haber estado detenido

en la cárcel. marbella: eso te pasa

por libidinoso. >> marbella, comadre, no te

metas en conversaciones ajenas. marbella: claro que me meto.

si a mí me llamó ese viejo descarado para que lo fuera

a sacar yo de la cárcel. ezequiel: ¿ustedes conocen

ese tipo de personas que disfrutan

con el sufrimiento ajeno? ¿que prefieren que alguien

esté preso en lugar de ayudarlo? marbella: oye, juana.

¿tú conoces a esos viejos ridículos

que por hacerse los galanes terminan siendo estafados?

ezequiel: no me estaba haciendo el galán con nadie.

marbella: parece que están hablando del otro lado.

ezequiel: no te hagas. eres mala, eres perversa.

marbella: a chillidos de cerdo, oídos de carnicero.

ezequiel: me asustaste. marbella: tú a mí.

ezequiel: no me ofendas. marbella: tú empezaste.

ezequiel: ¿yo empecé? leslie: papá, papá, ya vámonos

a la casa, por favor. ezequiel: no voy a la casa.

me estás bajando los pantalones. no quiero entrar a la casa

porque le quiero decir sus cosas a esta desalmada.

así que tú le dijiste a amanda que no me volviera a hablar.

marbella: por favor, fue ella la que me lo pidió.

ezequiel: ah, aparte de todo, mentirosa.

amanda ya me contó que tú le dijiste que querías aplicarme

la ley del hielo, y que ella también me la aplicara.

marbella: no lo puedo creer. otra vez con sus mentiras.

es una cotorra descolorida. ezequiel: pues,

será lo que tú quieras, pero amanda es la única

que me apoyó, la única que estuvo conmigo

cuando yo estaba preso, frio ahí en la cárcel,

y sufriendo. marbella: hazle un cheque.

¿o sabes qué? mejor hazle un chamaco.

le hace mucha falta algo con qué entretenerse.

ezequiel: pues, mira, no le voy a hacer un solo chamaco,

le voy a hacer tres. marbella: qué bueno, mejor.

ayúdame, comadre. ezequiel: ¿por qué

no te mordiste la lengua ahorita que estabas hablando?

venenosa, amanda es un pan de dios.

es la bondad hecha humano, es un ángel alado, y sin embargo

tú eres una bruja sin escoba. marbella: este tarado

me quiere dar celos. de verdad, no lo soporto.

¿lo puedes creer? encima, con unas viejas.

miki: te ves preciosa. yenny: gracias.

miki: ¿te gustó el lugar? yenny: sí, mucho.

pero creo que no deberíamos gastar en estos lugares.

nuestra boda ya está muy cerca y hay que ahorrar

lo mas que se pueda. miki: te quería traer

para que conocieras el lugar, que estuvieras feliz, contenta.

yenny: yo soy feliz en cualquier lugar

que esté contigo. miki: bueno, pero te quería

consentir también. yenny: me siento un poco rara.

miki: baila, baila. yenny: como que no estoy

vestida para el antro. me siento forzada.

miki: yo también. yo quiero que compartamos

más momentos como éste. tú y yo lejos

de nuestras familias. no necesitamos mucho

para ser felices, ¿no? yenny: es lo que yo digo.

miki: para mí, esos momentos que paso contigo, o en comidas

familiares, o viendo el fut, o de camino a la escuela,

cotorreando con todos esos chamacos, yo no necesito

nada más que eso. yenny: pero también--

mira, tienes que tener ambiciones, como por ejemplo,

tener una casa. miki: claro que quiero

prosperar, sí, por supuesto. sí, quiero una casa también,

¿pero sabes qué? más que tener una casa,

lo que quiero tener es un hogar. miki: ¿qué pasa?

yenny: tengo miedo. miki: ¿de qué?

yenny: de nuestro matrimonio. de que te estés casando

conmigo obligado. miki: ¿pero por qué me tendría

que casar obligado? yenny: miki, por favor,

no me quiero hacer tonta. y mucho menos en algo

tan importante. yo no te veo tan emocionado

con la boda. ¿por qué lo estás haciendo?

¿es por compromiso o porque te estás arrancando algo?

miki: ¿cómo arrancándome algo? yenny: por favor, miki,

no mientas. yo no te veo contento

ni con esa chispa. todo el tiempo estás con cara

de sufrimiento. mi amor, mírame a los ojos.

mírame a los ojos, de verdad. ¿ya no te quieres casar conmigo?

miki: claro que me quiero casar, claro.

yenny: ok, te lo voy a preguntar de otra manera.

¿te vas a casar conmigo enamorado o para olvidarte

de la señora marissa? si es así, de verdad, mira,

detenemos los planes de boda y se acabó.

marissa: marcelo, hay un par de cosas

que necesitamos platicar. te desubicaste.

no puedo creer que hayas hecho una cosa así.

marcelo: yo solo le dije a nicole que me encantabas

y te quería hacer un regalo. marissa: ¿y te pareció

que incluirla en tus planes era lo mejor?

¿qué estabas pensando? marcelo: en hacerla partícipe

de lo que yo sentía, no es algo tan terrible.

marissa: no seas tan cínico. marcelo: a ver, marissa,

tú y yo tuvimos una historia muy bonita.

marissa: una historia que terminó

porque tú me engañaste. el amor se acaba, marcelo,

y el mío se terminó. marcelo: a ver,

ya te dije que me equivoqué. y lo que yo sentí por ti

en algún momento, lo estoy sintiendo otra vez.

tal vez tú deberías pensar en no sé, considerarlo,

volverlo a intentar. marissa: yo no estoy dispuesta

a volver a intentarlo. lo único que me preocupa aquí

es nicole, porque si tú hubieras pensado en ella, te habrías

dado cuenta de la mala idea que era comentarle todo esto.

¿te imaginas lo ilusionada que debió de haber estado?

¿lo emocionada? ¿y quién fue la mala del cuento

que no quiso seguir sus sueños? yo.

marcelo: yo no pensé en eso. marissa: pues sí,

no pensaste, me queda claro. marcelo: yo creo que nos

merecemos otra oportunidad-- [música]

marissa: no tengo por qué darte más explicaciones.

marcelo: respóndeme lo que te pregunté.

¿es miki, verdad? marissa: sí, sí, es miki.

marcelo: el te vio, se acercó-- marissa: marcelo, sinceramente

yo no pensaba volver a verte, y quiero que sepas que yo no veo

ninguna posibilidad de que tú y yo estemos juntos.

marcelo: tal vez más adelante-- marissa: no.

marcelo: a ver, marissa, para mí fue increíble

reencontrarme contigo y no voy a renunciar a ti.

no otra vez. tú no sabes lo arrepentido

que estuve. todo el tiempo tuve la sensación

de que algo nos unía. marissa: lo que nos une,

y lo único que debe importarnos ahora, es nicole.

así que no vuelvas a mezclarla en esto.

ella es muy aparte. marcelo: ella solamente

dijo lo que sentía. es normal que una hija quiera

ver a sus papás juntos. marissa: estas manipulando

la situación. toma, no quiero presiones

de ningún tipo. marcelo: quédatelas.

marissa: marcelo, por favor, agarra.

marcelo: estás mal, marissa. tu hija nos necesita a los dos,

y solamente estás pensando por ti,

en alguien que quiera ganarse tu corazón.

que por cierto, él se va a casar.

deberías de estar pensando en una oportunidad para nosotros.

marissa: perdóname, pero yo sí aprendo de las caídas.

y la que tuve contigo, fue brutal.

ahora me doy cuenta que soy capaz de amar, de amar

sin miedo a ser lastimada, sin miedo a que me abandonen.

y aunque no pase nada con miki, al menos saber que puedo hacerlo

me hace inmensamente feliz. marcelo: cuando te des cuenta

de que ese hombre no es para ti, y se te pase el coraje

que me tienes, aquí voy a estar, esperándote.

miki: yenny, ¿cómo se te ocurre preguntarme algo así?

yenny: solamente contéstame. ¿te vas a casar conmigo

porque me amas, o porque quieres olvidarte de la señora marissa?

miki: me voy a casar contigo porque te quiero,

porque te quiero, no hay otra razón.

tenemos diez años juntos. hemos estado en las buenas,

en las malas, apoyándonos en todo,

dándonos cariño, acompañándonos, compartiendo

con nuestras familias. ¿qué más?

yenny: ¿qué más? ¿el amor qué?

¿por qué el amor no lo mencionas?

yo me quiero casar contigo porque estoy enamorada de ti

hasta los huesos. te amo, y no solamente

por el cariño que nos tenemos. qué triste saber que tú

no sientes lo mismo por mí. miki: ¿cómo que no?

es que no pienses cosas que no son, por favor.

si no hablé de amor es porque considero que es obvio.

los hechos hablan por sí mismos, están implícitos.

estamos aquí juntos pasando buen rato.

yenny: pues, para mí no es suficiente.

yo necesito que me lo digas. miki: tú sabes que no soy

muy bueno en eso, no soy tan romántico, no soy

muy romántico que digamos. además, creo que el verdadero

amor, es el que queda después de pasar muchas cosas juntos, y

ese es el que tú y yo tenemos. yenny: es que mira--

miki: espérate, déjame terminar, por favor, espérate.

si me caso contigo, es porque estoy seguro de que pase

lo que pase, nosotros vamos a seguir juntos, queriéndonos,

y eso no lo tiene cualquiera. yenny: lo sé, y es muy bonito

lo que me dices-- miki: ahí está.

yenny: bueno, pero es que yo quiero que me digas

de vez en cuando "te amo". miki: yenny, no te tortures

con tonterías, cuando falta tan poco para la boda,

por favor. en serio, quiero estar contigo,

que lo nuestro funcione, y siempre me vas a tener

a tu lado, siempre, siempre. marissa: mi amor,

¿qué haces tan tarde jugando? nicole: te estaba esperando.

marissa: uy, pero qué seriedad. a ver, dime.

nicole: ¿por qué te portaste tan mala onda con mi papá

en el día de campo, eh? marissa: mira, mi amor.

perdóname, pero yo ya te dije que ese asunto es de tu papá

y mío, y nada más. nicole: pero mamá, dime, ¿por

qué no quieres andar con él? ¿de veras no te gusta nada?

marissa: oyeme, ¿y tú desde cuándo eres su porrista oficial?

a ver, mi amor, entiéndeme que no solo se trata

de si le tengo cariño o no. es--es algo más complicado

que eso. y no está bien que tú te metas

en los asuntos de los grandes. nicole: pero no entiendo

por qué lo tratas así. marisa: ya te dije

que ese asunto es solo mío y de él,

y no lo voy a seguir discutiendo contigo.

nicole: pero, mamá, mi papá te quiere

y tú nunca le haces caso. ¿o qué?

¿nunca vas a tener novio? marisa: ¿y a qué horas, mi amor?

si yo no tengo tiempo para esas tonterías.

yo solo tengo tiempo para trabajar

y para estar contigo. nicole: bueno, está bien,

si no me quieres contestar, no me contestes.

yo solo te quería ayudar. marisa: ah...

lorenza: hola, hijos. bruno: hola, ma.

lorenza: ¿y ahora tú que estás haciendo?

tadeo: un pizarrón de puntos matrimoniales.

lorenza: ¿y eso para qué es? lucía: para ver cuál de ustedes

se queda con nosotros. lorenza: ¿qué?

tadeo: como nunca nos vamos a poner de acuerdo tú y yo

y a los niños les cuesta mucho trabajo elegir,

pues esto es lo más justo. lorenza: por dios, tadeo.

la custodia de mis hijos no es un juego.

tadeo: sabía que no ibas a entrarle,

porque eres una cobarde y no quieres perder.

lorenza: es que es una tontería. nadie en esta casa va a apoyarte

con algo así, ¿entendiste? lucía: pues yo creo

que sí que puede funcionar. ¿y si lo intentamos?

bruno: yo también creo que está chido, ¿eh?

puede ser buena idea. lucía: aparte,

si alguno de ustedes me diera-- no sé, un regalo,

un cachorrito... ¿cuántos puntos serían para--?

tadeo: a ver, a ver, lucía, no seas aprovechada.

esto es algo muy serio y tiene que ser justo.

por ejemplo: lorenza tiene menos ocho puntos.

lorenza: ¿y yo por qué tengo menos ocho?

tadeo: tienes razón, es muy poquito.

ahora tienes menos 15 por haberme dejado

tirado en la cárcel. lucía: ¿en la cárcel?

¿fuiste a la cárcel? lorenza: ay, unas tipas

lo acusaron de ladrón. nada importante.

lucía: mi papá puede ser vago, pero no, ladrón no.

lorenza: bueno, aunque no lo haya hecho,

su papá no está para esos escandalitos,

así que-- permiso, vamos a poner

menos 40 puntos por el numerito que te aventaste.

tadeo: ahora eres tú la que se está aprovechando

de mi desgracia. eso es, búrlate.

pero te recuerdo que el que ríe último--

después ríe mucho mejor. lorenza: mira,

después de haber estado sin trabajo, de holgazán--

bueno, que sigues así, son treinta puntos menos.

muy bien. tadeo: oye, pero--

lucía: ¿y por el hipódromo? lorenza: iuh!

claro, 50 puntos menos. bruno: la computadora.

lorenza: icomputadora! 100 puntos menos, señores.

¿le seguimos, le paramos, o qué hacemos?

tú dime. tadeo: entonces estás aceptando

el reto de los puntos matrimoniales.

lorenza: por supuesto que lo estoy aceptando.

tadeo: de una vez te digo que vas a perder.

lorenza: ¿sí? no sabes con quién te estás metiendo.

súmenle. ¿cómo vamos? lesly: yo sinceramente

no quería ir con bruno. jeny: para mí

que todavía te gusta. lesly: ¿bruno?

no, no, yo ando con tino. jeny: si no te gustara,

no tendrías ningún problema de ir con él a cenar.

es más, te daría igual, "equis". lesly: no, jeny, no.

a mí me encanta tino y estoy muy, muy bien con él.

brayan: hola. ¿vamos a cenar?

es que ya me tengo que ir. jeny: ¿te lavaste las manos?

lesly: ajá. jeny: iah, mira!

encima de encarcelados, exigentes.

ezequiel: ay, hija, yo creo que unos huevitos rancheros

estarían a todo dar, ¿no? jeny: mejor me ayudan

a bajar la fruta y a acomodar la mesa

y luego vemos qué desayunamos, ¿vale?

brayan: ¿te fijas, pa? ¿te fijas?

ninguna mujer nos comprende. ninguna.

ezequiel: amanda es la única. si no hubiera sido por ella,

todavía estaríamos detenidos. le debo una.

jeny: me imagino que esa vieja te va a querer cobrar

con "cuerpo-matic". ambos: [ríen]

ezequiel: válgame. ¿ustedes que creen que soy?

un artículo sexuado, ¿o qué? todos: [ríen]

jeny: mucha información. brayan: ¿cómo hacen

las ambulancias? [imita sirena]

ezequiel: [ríe] es mi hijo, está loco.

juana: ay, pues sí, comadre, parece que tino

ya está cediendo. al menos anoche me dijo

que lo iba a pensar. marbella: bueno.

el miky y yo le dijimos que al menos lo intente.

pues, ya estando en estados unidos,

pues que vea si le gusta o no. juana: gracias, gracias,

marbella. marbella: pero ¿de qué, juana?

para eso nos hicimos comadres, ¿no? para ayudarnos.

juana: gracias por todo. por cuidar a mi tino

todos estos años, por incluirlo en la familia.

marbella, hay algo importante que quiero decirte.

marbella: ¿sí? [timbre]

ay, espérame tantito. quién sabe quién vino.

ay. ¿y ahora qué se te perdió?

amanda: nada, solamente vine a saludar.

ay, juana, qué milagro. años sin verte, mujer.

juana: sí, muchos. yo las dejo

para que platiquen a gusto. marbella: no, juana, quédate.

quiero que seas mi testigo. amanda es experta

en cambiar todas las cosas a su conveniencia.

amanda: ahora estás enojada porque saqué a ezito

de la cárcel, ¿verdad? marbella: ¿no que le íbamos

a aplicar la ley del hielo? amanda: es que se me partió

el corazón verlo ahí, marbellita, todo--

todo muerto de frío. detrás de esos barrotes

oxidados se veía como un niño chiquito,

desamparado. marbella: ay, no exageres,

no fue para tanto. además, ¿por qué le dijiste

a ezequiel que la idea de hacerle la ley del hielo

había sido mía? fuiste tú quien me lo propuso.

amanda: ¿ezequiel te dijo eso? marbella: tú me pediste

que lo hiciéramos, y ahora resulta que él piensa

que fue mi idea. amanda: mira, yo creo

que se ha de haber confundido, marbellita, porque cuando

yo lo fui a ver a los separos, estaba así como--

como consternado, como-- como ido, como si--

marbella: a ver, de todos estos dedos,

¿cuál quieres que me chupe? no puedes parar de mentir.

eres una mitómana. amanda: mira, marbella,

yo no vine a que tú me ofendieras.

marbella: yo solo quiero que entiendas que a mí

ezequiel ya no me interesa. ¿te lo puedes grabar

en tu cabecita? ¿puedes?

amanda: de verdad-- de verdad, marbella,

¿no te interesa ezequiel? marbella: iya te dije que nada!

no me interesa lo que él hace. si se quiere quedar contigo,

que se quede. ah, y ojalá se vayan a vivir

muy lejos de aquí. brayan: uno...

aprieta bien. dos, tres, cuatro, cinco.

aprieta... jacquie: hola.

brayan: uno, dos, tres... jacquie: hola.

brayan: uno, dos, tres, cua-- jacquie: ¿qué no me piensas

volver a dirigir la palabra? brayan: no.

y uno, y dos... marcelo: hola, miky.

¿tienes un minuto? miky: si vino a tirar

mala onda, no. estoy ocupado.

marcelo: no, solo vine a felicitarte por lo de tu boda.

ya está en puerta, ¿no? miky: [ríe]

¿solo vino hasta aquí para felicitarme por mi boda?

mire, a lo mejor a usted le parece que mi trabajo

es un poco humilde, pero no soy tonto.

¿qué quiere? marcelo: que seas sincero

conmigo. ¿entre tú y marisa hay algo?

miky: entre la señora marisa y yo todo está más que claro.

yo solo llevo a nicole al colegio

y ella me paga por eso. nada más.

marcelo: entonces, no estás interesado en ella.

miky: ¿me vino a felicitar por mi boda,

o a saber si tengo algún interés en la señora marisa?

marcelo: solo contéstame, ¿sí? miky: pues si ya le dije que no.

aquí más bien parece que el interesado es otro.

marcelo: por supuesto. marisa es la madre de mi hija

y me encantaría que los tres formáramos una familia.

miky: pues, siendo así, me alegra.

qué bueno por usted. marcelo: y a mí me alegra más

que lo tengas todo muy claro, porque así no voy

a tener que pedirte que te alejes de marisa.

miky: ¿y por qué tendría que pedirme

que me alejara de ella? marcelo: bueno, pues,

porque tú ya te vas a casar. porque vas a tener una mujer

y una familia por la cual preocuparte.

así como yo lo hago por la mía. además...

híjole, yo no me imagino a nicole jugando por aquí.

¿tú sí? miky: ¿por qué lo dice?

¿porque no tengo un jardín lujoso?

o sea, ¿cree que por tener montones de dinero

se puede ser feliz? qué pena su caso.

marcelo: yo no dije eso. miky: a ver, pero yo sí.

créame que mis hijos van a ser muy felices,

porque van a tener a un padre que les dedica tiempo,

amor, alegría... marcelo: muy interesante

tu filosofía, pero a mí no me importa.

miky: pues yo creo que le debería de importar,

porque a lo mejor por eso la ratoncita se aburrió tanto

con usted. marcelo: ay, mira, miky--

miky: digamos que luego el dinero cambia a la gente.

marcelo: miky, miky, miky. a ver, la relación

entre mi hija y yo cada vez es más cercana.

no sé si ella te comentó que me dice "papá".

miky: ah, eh... pues no lo sabía,

pero qué bueno. me alegra mucho.

digo, para que pueda alimentar su vanidad

que muy buena falta le hace. marcelo: yo ya dije

lo que tenía que decir, así que no te quito más

tu tiempo. miky: está bien.

marcelo: que tengas un buen día. miky: igual.

[música] jacquie: ay, brayan,

es que no entiendo por qué te pones en ese plan.

aquí la ofendida soy yo. brayan: pues es que

yo no puedo creer que después de lo que hemos pasado juntos,

me dejaras anoche ahí botado en la cárcel.

jacquie: ah, ¿verdad? ¿qué se siente?

a ver, ¿qué se siente que te dejen

de un día para otro? brayan: isi tú me dejaste a mí!

por--porque no quisiste que siguiera siendo

tu representante. jacquie: iah!

¿y por eso me bateaste? pues estamos a mano.

brayan: ah... entonces, te vengaste.

qué bajo has caído. nunca--nunca me lo hubiera

imaginado de ti. nunca.

jacquie: ay, bueno, ya, brayan, tienes razón.

está bien, me pasé un poquitito contigo, pero--

ay, mi brayan, es que tenía muchisísimo coraje.

ya, "porfi", ¿sí? mira, yo no quiero

que sigamos enojados, porque te extraño mucho.

brayan: pues yo también extraño a la jacquie

de la que me enamoré. jacquie: ¿ah, sí?

brayan: sí, extraño a esa muchacha llena de sueños,

dulce e ingenua. jacquie: pero pues

si no ha cambiado. mira, soy la misma.

brayan: talvez no te des cuenta, pero sí, ya no te reconozco.

y si no te molesta, quiero terminar mis ejercicios

para seguir trabajando. y deja de regar las plantas,

por favor, porque esa es mi chamba, ¿eh?

¿me das permiso? abrase para allá

como para su casa, órele. jacquie: brayan--

brayan: con permiso. jacquie: pero yo creo

que no es para tanto, mi brayan. brayan: no, mejor sentadillas.

unos, seis... lorenza: ay, tía,

muchas gracias por venir. es que no sé cuál

de los dos vestidos ponerme. [suspira]

nena: ay, niña, con cualquiera de los dos

no te vas a ver bien. ¿cómo es posible que no tengas

un vestido decente? lorenza: pues es que

casi toda la ropa que tengo es formal, para ir al trabajo.

y no quiero ir tan seria como siempre.

nena: bueno, si me dices adónde vas,

pues a lo mejor te pueda dar una idea.

lorenza: tengo una cita. bueno, varias,

porque es un lugar en donde una puede tener

varias citas a la vez. es como--como un "casting".

nena: no, no, no, no. si estás metida en esas cosas,

no cuentes conmigo. tadeo no se merece algo así.

primero me dices que no te quieres divorciar,

y ahora vas a esos encuentros raros, hija.

no te entiendo. lorenza: es para que despierte.

si me quedo aquí en la casa, no lo voy a lograr.

tía, te juro que no estoy haciendo nada malo.

simplemente, estoy conociendo gente.

¿supiste que tadeo estuvo ayer detenido?

nena: ay, sí. lorenza: y me salió

con la jalada de los puntos matrimoniales.

nena: ¿y qué es eso? lorenza: es un juego

donde nos restamos puntos cuando él o yo

hacemos algo malo. pero te juro, te juro,

te juro que ya estoy harta. nena: bueno, ok, está bien.

vete a tus dichosas citas, pero después no te quejes

si tu marido hace lo mismo que tú.

¿estamos? lorenza: de eso no te preocupes.

estoy segura que lo voy a hacer reaccionar.

pero... me vas a ayudar, ¿verdad?

nena: está bien. ponte el verde,

con ese te juro que nadie te va a olvidar.

lorenza: pues yo me llamo lorenza.

soy divorciada-- bueno, separada.

o sea, sigo casada, pero no porque quiera,

sino porque, pues, sigo viviendo con mi marido.

pero no como tú piensas, ¿eh? cada quién duerme en su cama.

es que todavía no se va. y no es que yo

siga enamorada de él, pero-- perdón...

¿qué me habías preguntado? >> con permiso.

lorenza: por supuesto que soy independiente.

tengo dos hijos, pero ya están grandecitos.

el mayor está a punto de entrar a la universidad

y la pequeña va a cumplir nueve. ay, son supercariñosos.

y no es que yo esté buscando papá para ellos, por supuesto.

pero yo lo que busco es un hombre que trabaje,

que me mantenga, y que no tenga que mantenerlo

yo a él. oye, ¿adónde vas?

no, no, espérate, si no te he dado mi teléfono.

no te vayas, por favor. podemos ir a coyoacán

a tomar una cerveza o a hacer algo superdivertido.

[murmullo] amaranta: gracias.

mesero: un placer. amaranta: tienes que prometerme

que no vas decir una sola palabra

de lo que te voy a contar. de eso depende

que nuestros planes funcionen. >> ya te dije

que cuentas conmigo, pero, por favor, dime...

¿quién es la tal eva? ¿cuál es su historia?

amaranta: [suspira] eva era mi mejor amiga.

estaba comprometida para casarse con marcelo

y estaba embarazada. marcelo: ¿qué tal, mayor?

pensé que no venía. >> ¿cómo cree?

yo nunca le he fallado. marcelo: ¿una copa?

>> no, ahora no, gracias. perdone que no haya podido

resolver esto antes, pero mi contacto

en la corporación estaba ocupado con un operativo.

marcelo: está bien. ¿encontró algo sobre eva?

>> sí. y le va a sorprender mucho

lo que averigué. >> por lo que me cuentas,

marcelo la quería mucho. amaranta: [ríe]

pues sí, pero de una manera enfermiza.

>> ¿cómo? amaranta: marcelo

era muy manipulador. quería tenerla controlada.

y a eva obviamente eso no le gustaba.

de hecho, estaba pensando en suspender la boda,

pero nunca se atrevió a decírselo.

>> ¿por qué? amaranta: no sé,

por muchas razones. bueno,

supo que tenía una amante. y también

porque le tenía mucho miedo. marcelo ya le había mostrado

su lado obscuro. >> ¿cuál lado obscuro?

amaranta: a medida de que se fue obsesionando

más y más con eva, marcelo empezó

a hacer cosas muy absurdas. le hablaba horrible.

y aquí, entre nos, llegó a maltratarla físicamente.

>> pero el licenciado para nada parece--

amaranta: no, no, yo sé lo que me vas a decir.

que parece un hombre tranquilo, normal, caballeroso...

las apariencias engañan. no, y sí, sí, él así se maneja

la mayor parte del tiempo. pero cuando se obsesiona

con algo, hay que tener cuidado. se transforma y llega a extremos

que de verdad no te imaginas. >> jamás lo hubiera imaginado.

amaranta: eso fue exactamente lo que pasó

cuando eva tuvo el accidente. que tuvieron el accidente.

su papá también iba en el auto. [amaranta] eva, ¿qué pasa?

eva: ¿amaranta? amaranta,

marcelo nos está persiguiendo a mi papá y a mí.

amaranta, por favor-- papá, icuidado!

marcelo: [...] eva: que no nos alcance, papá.

>> no puedo ir más rápido, hija. ino puedo ir más rápido!

marcelo: vas a ver ahorita-- eva: papá, inos va a alcanzar!

[solloza] papá, ahí viene.

papá, iahí viene! papá...

ino! [claxon]

marcelo: ipárate! ipárate!

eva: [solloza] no. marcelo: ipárate!

tú a mí no me vas a dejar, ¿oíste?

[frenada] eva: [grita]

[vidrios rotos] >> ¿y luego qué pasó?

amaranto: aquí es donde la historia se pone interesante.

>> en el auto iban eva prado y su padre.

marcelo: sí, amaranta su amiga me lo contó.

>> en el reporte dice que un auto

los iba persiguiendo. marcelo: ¿un auto?

eso no lo sabía. ¿por qué

los estaba persiguiendo? >> no, no lo sé.

no está especificado en los archivos.

supongo que eran ladrones o secuestradores, no lo sé.

marcelo: ¿y la policía no supo quién los estaba persiguiendo?

>> no, no hay información. pudo haber sido

cualquier desconocido. marcelo: ya.

>> el auto se despeñó. marcelo: sí, lo sé.

y el padre de eva murió. ¿y eva?

>> ahí está lo interesante, licenciado.

el cuerpo de eva nunca fue encontrado.

[música]

Cargando Playlist...