null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 81

1 Ago 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

agustín: estas son piezas

metálicas que tienen--

que tienen diferentes tamaños

para los diferentes tornillos.

no me estás entendiendo nada,

¿verdad?

nico: no.

agustín: [ríe]

nico: ¡papá!

papá, ¿me ayudas?

pedro: ¿cómo me dijiste?

nico: papá.

pedro: [resuella]

sí, sí, soy tu papá, mi amor.

soy tu papá.

[solloza]

[ríe]

¡me dijo papá!

nico: te quiero mucho.

pedro: yo a ti, mi hijo.

no sabes cuánto te adoro.

nico: mira.

elena: mi amor.

pedro: [ríe]

elena: te amo.

te amo, los amo.

pedro: [ríe]

robles: se quedan custodiando

la casa.

si llega a aparecer el sujeto

procedan a su detención.

estén muy atentos.

vamos a las oficinas

de la ferretera.

>> vamos.

irene: ernesto, contéstame.

ernesto--

[celular]

ernesto: gracias.

que no me moleste nadie,

por favor.

¿sí puedes cerrar la puerta?

>> sí, señor.

ernesto: gracias, qué amable.

¿qué es esto?

¿qué son las fotografías

que me acabas de mandar?

irene: estoy afuera de tu casa.

la policía vino a detenerte.

ernesto: [ríe]

¿por qué?

irene: pues, no sé bien.

primero preguntaron por un--

un miguel hernández

y después por ti.

ernesto, ¿qué está pasando?

ernesto: claro, yo conozco

a este policía,

es el comandante robles.

pues, ¿cómo diablos se enteró?

irene: ¿de qué hablas?

¡cuéntame!

¿quién es miguel hernández?

elena: después te digo, ¿sí?

adiós.

vete.

vete de aquí ahora.

mónica: buenos días.

ni siquiera saluda.

robles: ese es su coche.

vamos por él.

venimos a detener al señor rioja

por suplantación de identidad.

¿dónde está?

mónica: acaba de salir.

robles: ¿adónde se fue?

>> no me dijo nada.

robles: no debe estar lejos,

su coche está afuera.

seguramente está en el edificio,

vamos.

>> vamos por él.

>> ¿tú sabías algo?

mónica: sí,

ernesto no es quien dice ser.

en realidad se llama miguel

hernández,

se robó la identidad

de ernesto rioja.

>> ay, dios, eso es muy grave.

mónica: sí,

por eso lo están buscando.

pedro: ¿quién de ustedes

quiere ser mecánico como yo?

todos: ¡yo!

pedro: ¡eso!

voy a tener muchos ayudantes

por lo que veo, ¿verdad?

todos: sí.

pedro: pues, a comer, va.

¡ey! ¡ey!

a ver, ¿qué hay que hacer

primero?

todos: lavarnos las manos.

pedro: lavarse las manos,

muy bien.

[ríe]

elena: nico está feliz.

pedro: sí.

elena: [ríe]

horacio: pues, hace mucho tiempo

que no veía a mi nieto

tan contento, ¿eh?

ambos: [ríen]

horacio: permítanme.

pedro: sí.

horacio: ¿qué pasó, amor?

mónica: el comandante robles

estuvo aquí,

venía a detener a ernesto,

pero cuando llegó ya no estaba,

yo creo que alguien lo alertó.

horacio: no, no, no puede ser,

no puede ser.

gracias por avisarme, mi amor.

¡me lleva!

elena: ¿qué pasó?

horacio: pues, nada, que fueron

a detener a ernesto

y ya no estaba.

elena: ¿qué?

ernesto: gracias por advertirme.

irene: ¿ahora sí?

¿ya me crees?

soy tu incondicional.

yo lo único que quiero, ernesto,

es estar contigo.

de verdad, no me importa

quién eres o qué hayas hecho,

créeme.

ernesto: concéntrate y maneja,

por favor.

irene: ernesto, yo te amo

y te he amado toda mi vida.

y mi vida sin ti no va a tener

ningún sentido, por favor,

no me apartes de tu lado.

pídeme lo que tú quieras,

soy tu esclava.

lo único que me importa

es estar contigo.

ernesto, por favor, dime algo.

ernesto: gracias.

irene: esto es una gran

oportunidad para nosotros.

podemos empezar desde cero.

tú ya no eres el marido

de mi hermana ni el papá

de nicolás.

ahora eres solo eres ernesto

y eres solo mío.

o bueno, no me importa

cómo te llames.

no sé, miguel, francisco,

lo que sea.

eres mi amor, eres solo mío.

ernesto: [balbucea]

no voltees a ver.

maneja, por favor, ¿sí?

a ver, rebasa a este imbécil.

elena: papá,

justo lo que me temía, se fugó.

horacio: ¿cómo se pudo haber

enterado?

pedro: a ver, ¿seguro que no se

filtró la información?

horacio: robles me aseguró

que no.

cómo se diseñó el operativo

no había tiempo

para que se enterara.

elena: pero lo hizo

y va a venir por nosotros.

pedro: no, no, no, no pensemos

en eso, mi amor.

horacio: creo que lo más

conveniente es que nico y tú

se vayan de aquí por un rato.

elena: ¿adónde?

horacio: voy a llamarle a--

a camilo.

tiene una casa en valle de bravo

y la usa muy poco.

le voy a decir que me la preste,

¿sí?

mónica: tranquila, tranquila.

elena: ¿qué voy a hacer

con nicolás?

horacio: camilo.

sí, ¿qué tal? ¿cómo estás?

habla villaseñor.

sí, sí,

pero ya las cosas están tomando

mejor curso.

oye, te quería preguntar.

tu casa de valle.

no, no precisamente

unas vacaciones,

pero sí, algo así.

¿me la podrías prestar

unos días?

perfecto, gracias.

un placer hablar contigo.

checo--checo ahí en la llegada

allá a la casa con el portero,

¿verdad?

gracias, gracias.

listo, ya está la casa en valle.

elena: ¿y--y ahora qué le digo

a nicolás?

pedro: no hace falta

que le expliques nada.

él feliz se va contigo, corazón.

es lo mejor,

así no te va a encontrar ernesto

y todos vamos a estar

más tranquilos.

[música]

[música]

horacio: gracias, gracias

por recibirnos.

robles: tomen asiento,

por favor.

horacio: queremos informarle

que tomamos la decisión

de que elena y nico se fueran

de la ciudad por un tiempo

en lo que ernesto

sigue a la fuga.

robles: ¿tienen algún temor?

¿han recibido alguna llamada?

horacio: no, no, no, no,

solamente es para prevenir

cualquier agresión

que se le pueda ocurrir

al infeliz este.

robles: me parece una muy buena

medida, pero ¿adónde se van?

horacio: a valle de bravo

a casa de un amigo.

robles: bien, deme la dirección

para que le mande protección.

elena: no, no,

no hace falta.

queremos pasar desapercibidos.

horacio: no traigo la dirección

ahorita, pero sí se la voy

a pasar después.

para estar al pendiente.

robles: está bien.

le estaba dando vueltas

para tratar de entender

cómo se enteró de que lo íbamos

a aprender y nadie lo sabía

más que nosotros.

elena: irene.

hace un rato que no sabemos nada

de ella.

y si está viviendo con él

seguramente escuchó

cuando fueron a detenerlo.

ahora mismo salimos de dudas.

horacio: mi propia hija.

elena: maru, soy yo.

dime una cosa,

¿irene está viviendo en la casa?

¿y tú le dijiste al señor

que lo había ido a buscar

la policía?

está bien, gracias.

no.

me dice que irene no ha ido

para allá y que ella no le dijo

a ernesto que lo había ido

a buscar la policía.

robles: [suspira]

¿cómo se enteró?

[llaman a la puerta]

irene: ya está afuera el carro

que renté y aquí tienes

un teléfono nuevo.

¿cuál es el plan?

ernesto: nos vamos del país.

hay que cruzar la frontera.

tengo un contacto en venezuela.

irene: ¿y el dinero lo sigues

teniendo en las islas caimán?

ernesto: ¿para qué preguntas?

sabes que sí.

irene: bueno, no sé,

podrías haberlo retirado.

¿cuánto tienes?

ernesto: [chista]

¿qué importa eso?

irene: ay, pues, ¿cómo no me va

a importar si voy a hacer

una vida contigo?

de hecho estaba pensando

que nos podíamos ir a vivir

allá.

ernesto: no, no, no, no.

irene: ahí nadie nos va

a encontrar y con tu experiencia

tú puedes trabajar

en una empresa muy importante

y yo, no sé, dar clases

de español.

ernesto: no, no, no.

aquí es importante

que no pienses ahorita, ¿sí?

no pienses.

vámonos.

>> señora, la busca don horacio.

andrea: pero ¿qué haces aquí?

horacio: vine a hablar contigo

de un asunto muy delicado.

andrea: ay, dios mío.

¿ahora qué pasó?

horacio: se trata de irene.

sospechamos que puede estar

con ernesto ahora que se dio

a la fuga.

andrea: pero ¿por qué se fugó?

horacio: andrea,

a ernesto lo anda buscando

la policía.

desde hace un tiempo

el comandante robles

inició una investigación

contra él por suplantación

de identidad

y al que conocemos

como ernesto rioja,

en realidad se llama

miguel hernández.

andrea: ¿qué?

[resuella]

a ver, ¿tú cómo te enteraste?

horacio: robles me dijo.

la investigación se inició

por sospechas de inés,

la novicia que se encargaba

de cuidar a la señora isabel

almida.

nico: ¿dónde vamos a ir?

elena: a valle de bravo,

mi amor.

nico: ¿de vacaciones?

elena: ajá.

un amigo de tu abuelo

tiene una casa allá

y nos la prestó.

me pareció bien irnos unos días,

¿te gusta la idea?

nico: sí.

¿es bonito?

elena: muy bonito, mi amor,

y tiene un lago precioso.

pedro: [llama a la puerta]

¿se puede?

elena: claro.

pedro: ¿sí?

nico: mi mamá y yo nos vamos

a ir a--

¿adónde íbamos?

elena: a valle de bravo,

mi amor.

pedro: ajá, es un lugar

bellísimo y yo los voy

a llevar para que no se vayan

solos.

¿listos?

vámonos, vámonos, vámonos.

[ríe]

¿te la llevo?

te la llevo yo, ¿no?

[ríe]

gina: bueno.

carlos: ¿qué pasó, gina?

estoy trabajando.

gina: no te quito ningún tiempo.

ya compré los boletos,

nos vamos mañana.

carlos: ¿mañana?

gina: sí, ¿para qué

nos esperamos más?

carlos: te dije que yo

todavía no tengo el dinero.

gina: ya te dije, yo te presto

y luego tú me lo devuelves

en cuanto empieces a trabajar.

el chiste es irnos.

carlos: no lo puedo creer,

mi sueño por fin se va a hacer

realidad.

gina: y el mío también.

ya me veo paseando por--

por rodeo drive.

ay, me voy a comprar

un guardarropa nuevo, no,

qué sueño, de verdad.

[música]

gabriela: ¡mamá!

andrea: me acabo de enterar...

de algo terrible.

hija, ¿tú sabías lo de ernesto?

gabriela: si te refieres

a que resultó ser

un tal miguel hernández, sí.

andrea: ¿cómo--?

¿cómo pudimos estar tan tontos,

tan ciegos?

¡yo siempre creí

que era el hombre perfecto!

¡estúpida!

tan--

tanta confianza que siempre

le tuve, dios.

dios, qué horror.

gabriela: bueno, todos caímos.

andrea: y ahora la policía

piensa que irene anda con él.

¿tú crees que esta niña tonta

lo siga aunque sea un prófugo

de la justicia?

gabriela: mami, está enamora.

no--no dudo que sea capaz

de hacer todo lo que le pida.

andrea: no, es que no.

pobre de mi hija.

irene se va a ir a la cárcel

junto con él.

gabriela: ella decidió su vida,

mamá, y con toda consciencia.

es un adulto.

andrea: dime, hijita mía,

¿qué hice mal?

gabriela: tú no tienes la culpa,

mamá, irene es una mujer

hecha y derecha

y solo es ella responsable

de lo que hace.

[celular]

oye, permíteme,

tengo que atender la llamada,

¿sí?

dígame, clemente.

¿qué pasa con las luces?

ay, no, no puede ser.

voy para allá.

surgió un problema en un evento,

me tengo que ir.

andrea: sí, está bien,

está bien.

ahorita se me pasa.

está bien.

gabriela: ¿te puedo pedir

un favor?

andrea: sí, sí, mi reina, dime.

gabriela: va a venir una pareja

que quiere que les preparemos

su banquete de bodas.

¿podrías atenderlos?

andrea: ay.

[ríe]

¿yo?

gabriela: pues, es que no tengo

a nadie más a quien pedirle

el favor.

samuel está en la universidad,

pero mira,

aquí está todo.

creo que es este.

aquí está todo lo que puedes

ofrecerle, no tiene mucha

ciencia.

si hay algo que a ti se te da

son las relaciones públicas.

los vas a convencer.

andrea: ay.

¿tú crees?

andrea: por supuesto.

andrea: bueno, prometo hacerlo

lo mejor que yo pueda.

gabriela: bien.

inés: eduardo, no sabía que iba

a venir.

robles: andaba por aquí

y quise pasar a saludar

a mi abuelo.

inés: está dormido,

pero qué bueno que vino

porque quiero contarle

que ya hablé con la madre

refugio y mañana me regreso

a la congregación.

robles: ¿qué?

no, no, a ver, usted no puede

seguir con esa idea

tan descabellada.

inés: no diga eso,

lo pensé muy bien y mi vocación

está en entregarme a dios.

robles: inés, por favor,

no me haga esto,

no ahora.

la necesito para terminar

de resolver el caso

de miguel hernández.

inés: comandante,

el caso ya está resuelto.

solamente es cosa

de que lo capturen.

robles: entonces hágalo por mí,

yo la necesito.

inés: no veo para qué.

usted tiene a su amiga esa,

que le llama por teléfono.

robles: ¿estás celosa?

inés: tal vez,

pero lo que no quiero

es seguir sintiendo cosas

que no quiero sentir.

robles: ¿como qué cosas?

inés: ¡cosas!

y ya no insista, por favor.

prefiero dedicarme a dios.

robles: ¿y si yo le dijera--?

inés: [chista]

ya, no me diga nada, por favor.

mi decisión está tomada.

[celular]

robledo: ¿qué pasó, chávez?

¿las cámaras de seguridad

de la calle de la casa

de elena?

a ver, voy para allá.

me tengo que ir,

pero esta conversación

no se ha terminado.

inés: [suspira]

para mí sí.

rodolfo: vengo de presentar

la demanda de nulidad

del matrimonio de elena

y la invalidación de la adopción

de nico,

así que les dejo una copia

para que se la den.

horacio: a ver.

rodolfo: ¿ya se fueron?

horacio: sí, ya.

ya deben de estar por llegar

a valle de bravo.

oye, ¿qué va a pasar

con mi sociedad con rioja?

rodolfo: estoy preparando

un documento para solicitar

la nulidad de la sociedad

mercantil.

necesito una copia

de la escritura constitutiva

de la sociedad y el reglamento

que la rige.

¿tú tienes algo de eso aquí?

mónica: sí, seguramente sí.

déjame, ahorita voy a buscarlo

y te lo traigo, ¿no?

rodolfo: muy bien.

mónica: [resuella]

>> disculpe, señor.

el comandante robles está aquí.

horacio: ah, que pase,

por favor.

gracias.

>> pase.

horacio: pase, comandante,

¿qué pasó?

robles: buenas tardes.

todos: buenas tardes.

robles: necesito mostrarles

unas grabaciones que podrían

explicar cómo miguel hernández

se enteró que lo íbamos

a aprender.

mónica: a ver.

robles: se tomaron

de las cámaras de seguridad

de la calle de la casa

de la señora elena.

en ella se ve claramente

el auto de su hija irene

con ella al volante

y justo cuando llegan

las patrullas.

horacio: o sea, ella le avisó.

robles: es lo más seguro.

horacio, lo siento mucho,

pero se va a seguir un proceso

contra su hija irene

por presunta complicidad

de la evasión de miguel

hernández.

horacio: [suspira]

lo que me faltaba,

mi hija prófuga de la justicia

ahora.

ernesto: en 30 kilómetros

está la desviación.

tenemos que seguirnos

por la carretera federal.

irene: pero ¿no es más rápido

irnos por la autopista?

ernesto: no me voy a arriesgar,

¿sí?

seguramente el comandante

robles ya pidió ayuda

a la policía de los estados

y las autopistas van a estar

vigiladas.

irene: ok.

ernesto: ey, a ver,

baja la velocidad.

ahí hay un retén.

irene: ¿qué hacemos?

¿qué hacemos? ¿me regreso?

ernesto: no, no.

ya sé qué voy a hacer.

tú tranquila, conserva la calma.

irene: ok.

[carraspea]

ernesto: ok, tranquila.

tranquila.

soldado: buenas tardes.

¿a dónde se dirige?

irene: buenas tardes.

a nogales.

soldado: su camino es largo.

le recomiendo que se quede

en villa hidalgo.

no transite estas carreteras

de noche, son inseguras.

irene: gracias, gracias,

oficial, muchas gracias.

soldado: adelante.

dale paso.

irene: gracias.

[música]

[música]

pedro: ¿y cómo ves la casa?

¿van a estar cómodos aquí?

elena: sí, yo creo que sí.

está muy bonita.

pedro: qué bueno.

elena: ¿qué pasó?

nicolás: tiene alberca.

está bien padre.

elena: ¡ay!

pedro: qué bueno que te gustó,

campeón.

¿se les ofrece algo más?

¿quieren que les compre algo

antes de irme o algo?

nicolás: ¿te vas a ir?

pedro: sí, me tengo

que regresar.

nicolás: no, quédate

con nosotros.

elena: hazle caso a nico.

quédate.

nicolás: di que sí, di que sí.

pedro: a ver.

si me quedo, no me vuelvo

a separar de ustedes nunca más.

¿eso quieren? está bien.

ambos: ¡sí!

elena: eso queremos.

pedro: qué bueno.

nicolás: no, no me aplasten.

pedro: sándwich a nico.

elena: sándwich.

nicolás: ay, mamá.

rebeca: sí, quiero un perrito.

gustavo: ¿sí?

pero ¿te gustan chicos, grandes?

rebeca: sí, chiquitos.

gustavo: pero ¿no prefieres

uno más grandecito?

rebeca: porque siento que así--

samuel: qué poca.

para eso me gustabas.

gustavo: ¿qué te traes?

samuel: no te hagas.

gabriela no se merece esto.

rebeca: ¿quién es gabriela?

gustavo: es un amiga.

samuel: no seas poco hombre.

gabriela es una chava

con la que anda,

y por lo que veo a las dos

les está viendo la cara.

gustavo: mira,

no le hagas caso, mi amor.

entre gabriela y yo no hay nada.

samuel: ¿cómo te atreves

a negarla?

andabas quedando bien con ella

y cuando te hace caso

¿le sales con esto?

rebeca: me dijiste

que no andabas con nadie.

gustavo: te puedo explicar,

mi amor, en serio, de verdad--

rebeca: ¡púdrete!

no quiero volver a saber nada

de ti.

gustavo: mi amor, por favor.

imbécil, ve lo que ocasiona.

oficial: ¡ya, tranquilos!

¿qué les pasa?

gustavo: ese estúpido se mete

en lo que no le importa.

samuel: sí, me importa.

a gabriela no le vas a hacer

esto, antes te las ves conmigo.

oficial: ya estuvo.

se me calman

o los llevo detenidos.

samuel: disculpe, oficial.

ahí muere.

no vale la pena.

gabriela: ¿cómo te fue?

andrea: pues creo que muy bien.

quedaron muy contentos.

estoy poniendo en limpio

lo que quieren

para mandarles el presupuesto.

gabriela: mira qué hábil eres

con la computadora.

andrea: ¿cómo no voy a saber?

yo también fui empresaria.

además, me las paso

en las redes.

no con tan buenos resultados,

pero, pues, me sirve

de experiencia.

gabriela: pues ahora

que ya no está irene,

deberías de quedarte a trabajar

aquí con nosotras.

andrea: pues no estaría mal.

en la casa me aburro

y así sirve de que conozco

gente.

me encantaría atender

a los jóvenes que se casan.

están tan ilusionados.

pues me recuerda

a cuando yo me casé con tu papá.

gabriela: entonces, ¿sí?

andrea: sí.

sí, acepto.

gabriela: pues bienvenida.

elena se va a poner

muy, muy feliz.

pero tú quédate aquí

en lo que nosotros

te encontramos un lugar,

¿te parece?

andrea: ah, muy bien, sí,

claro que sí, claro que sí.

[teléfono]

gabriela: ¿gustavo?

¿qué?

irene: este hotel, pues,

no es de cinco estrellas,

pero solo por una noche.

mañana ya vamos a estar

en estados unidos

y allá todo va a ser mejor,

ernesto.

ernesto: a veces tu optimismo

me desespera.

¿por qué mejor no--?

no guardas silencio, ¿sí?

necesito pensar.

[timbre]

samuel: gabriela, pasa, pasa.

gabriela: ¿estás solo?

samuel: sí, mi mamá salió.

¿por qué?

gabriela: tenemos que hablar

muy seriamente de gustavo.

samuel: seguro ya te fue a decir

que lo caché con una chava.

gabriela: no lo cachaste nada.

no te hagas el listo.

samuel: ¿cómo no?

yo lo único que hice

fue defenderte.

gabriela: [gime]

no tenías nada que defender.

entre gustavo y yo

no hay nada, ¿ok?

samuel: ¿cómo?

¿terminaron o--?

gabriela: más bien,

nunca anduvimos.

samuel: pero tú me dijiste--

gabriela: sí, sí, sí,

para que reaccionaras.

¿cómo se te ocurrió pedir

que regresáramos cuando recién

habías terminado con rosa?

conmigo no se juega.

samuel: no era mi intención.

te lo juro.

si estuve con ella

fue porque estaba herido.

me ofendiste.

gabriela: ay, ya, ya.

a estas alturas, pues,

ni para que darnos

tantas explicaciones, ¿no?

el daño ya está hecho.

me voy, me quedé de ver

con gustavo y rebeca

para explicarles

el malentendido.

samuel: a ver, espérate,

tú no vas a ninguna parte.

primero hablemos.

y luego yo mismo

me voy a ir a disculpar

con tus amigos.

¿por qué lo hiciste?

gabriela: ya te lo dije,

quería que te dieras cuenta

de que conmigo no se juega

y que supieras realmente

lo que sientes por mí.

samuel: gabriela, gabriela.

desde que te conocí

supe que eras alocada,

irreverente, impulsiva,

pero esto ni en mis sueños

me lo imaginé.

gabriela: ya déjalo así.

al final no me sirvió de nada.

samuel: efectivamente,

no te sirvió.

¿y sabes por qué?

porque no era necesario.

nunca he dejado de quererte.

y esa es la única verdad.

nicolás: ¿cómo me está quedando?

pedro: muy bien.

oye, ¿pero este amarillo?

no habíamos quedado en eso.

nicolás: ¿qué, no te gusta?

pedro: no, me gusta mucho.

de hecho, me gusta más

que como habíamos dicho.

ay, mi amor.

oye, nico tiene muchas ideas

sobre diseños, ¿sabes?

elena: pues tiene a quien sacar,

¿no?

hijo de tigre pintito.

todos: [ríen]

elena: ojalá que ganen, mi amor.

me sentiría muy orgullosa

si gracias a mis dos hombres

guapísimos y talentosísimos

conozco italia.

pedro: muy bien.

nicolás: vamos a ganar

porque mi papá es el mejor.

pedro: vamos a ganar.

nicolás: vamos a ganar.

pedro: porque somos equipos.

nicolás: vamos a ganar.

pedro: ¿hijo de tigre?

nicolás: ¿pintito?

pedro: sí.

ernesto: hasta que contestas,

caramba.

ya voy en camino.

me quedé en un motel,

en pueblito a pasar la noche.

necesito algo de ropa, ¿sí?

lentes oscuros, una gorra,

una computadora.

mañana mismo salgo

para allá contigo.

sí, yo creo que voy a estar

a primera hora.

me voy después de comer.

no, no sé cómo voy a hacer.

necesito deshacerme de la loca

que viene conmigo, es todo, sí.

está bien,

no está en mis planes.

irene: ¿qué?

¿qué dijiste?

ernesto: ¿qué, de qué?

irene: ¿qué es eso de la loca?

ernesto: cállate la boca.

cállate, tengo que pensar.

mejor cállate.

[música]

monja: jamás me imaginé

que fueras a volver

a los hábitos.

te veías tan acoplada

a la vida cotidiana.

inés: esa vida no es para mí.

monja: ¿cómo dices que no?

si vi con mis propios ojos

lo bien que te desenvolvías.

ni quien dijera

que habías sido monja.

[celular]

inés: [gime]

monja: contéstale.

inés: no.

monja: no seas tonta.

te estás negando al amor.

inés: mi amor es solamente

para dios.

monja: tal vez sí.

pero no puedes negar

que el comandante

te trae de un ala.

cuando te enteraste

de que andaba con alguien,

te pusiste supercelosa.

inés: por lo mismo.

ese mismo sufrimiento

no lo quiero volver a sentir.

solo dios no me va a defraudar

nunca.

monja: ay, no compares.

inés: no sigas insistiendo.

mi lugar está aquí y punto.

monja: pues no pensé

que fueras tan cobarde, fíjate.

inés: no me cuestiones.

dios me va a ayudar a olvidarlo.

irene: ¿por qué me estás

haciendo esto?

yo te amo desde antes

que conocieras a mi hermana.

yo solo quiero estar contigo.

de veras no me importa

lo que hayas hecho, ernesto.

ernesto: en el fondo

somos muy parecidos.

tarde o temprano

me vas a traicionar.

irene: no.

claro que no, yo te amo.

[gime]

[llora]

oficial: tenías razón.

irene villaseñor

sí rentó un coche.

estos son los datos

de la unidad.

modelo, placas y el color.

robles: manda un boletín

a otras dependencias policiacas

para que los rastreen,

por favor.

oficial: sí, señor.

[abren puerta]

sirvienta: válgame dios.

por favor, llama a la policía.

empleado: sí, claro.

sirvienta: no se preocupe.

todo va a estar bien.

no se preocupe.

irene: [llora]

sirvienta: todo va a estar bien.

ahorita va a venir la policía.

agustín: qué buena onda tu papá

que nos invitó a comer

para festejar mi cumpleaños.

gina: sabes qué, me está

doliendo muchísimo la cabeza.

¿por qué no te adelantas?

yo al rato los alcanzo.

agustín: no, si quieres,

te espero, tómate algo.

gina: no, ya, ya me tomé

unas pastillas.

mira, no hagas esperar

a mi papá, en cuanto me sienta

mejor, voy para allá.

adiós, maría.

agustín: ¿nos vemos al rato?

gina: sí.

agustín: cada vez está

más pesada, maría.

[tono de línea]

robles: no me va a contestar.

oficial: anoche detuvieron

a dos vendedores

de estupefacientes

en la colonia doctores.

el teniente pedroza

ya los está investigando.

robles: bien.

[teléfono]

¿sí?

¿villa hidalgo?

bien, que la trasladen

a la ciudad de méxico.

y quiero estar presente

en el interrogatorio.

detuvieron a irene villaseñor.

oficial: ¿y rioja?

robles: ya no estaba con ella.

la encontraron en un hotel

amarrada y amordazada.

oficial: debe de haberse querido

deshacer de ella.

robles: seguro le estorbaba

en sus planes.

a ver si después de esto

nos dice todo lo que sabe.

irene: ¿por qué me tienen aquí?

yo no tengo la culpa de nada.

agente: relájese.

irene: yo fui víctima

de este tipo.

agente: la policía federal

los andaba buscando.

había una orden de detención

en su contra.

irene: yo no he hecho nada.

todo fue culpa de él,

de ernesto.

agente: cualquier cosa

que tenga que decir

hágalo ante el m.p.

nosotros tenemos la orden

de trasladarla

a la ciudad de méxico.

vamos.

irene: pero--pero--

ernesto: ¿qué voy a hacer?

nelson: ya llegó la más hermo--

ah, perdón.

agustín: está dormida.

nelson: ¿y gina?

agustín: al rato viene.

le dolía la cabeza.

nelson: hey.

todos: ¡sorpresa!

agustín: ¡sh!

está dormida la niña.

gracias.

¿para mí?

chano: ¡que lo abra!

agustín: ¡sh!

nelson: ahora, caramba.

qué escandalosos.

ambos: ¡que se la ponga!

nelson: cállense.

agustín: se va a despertar.

nelson: oigan.

[abren puerta]

oficial: adelante.

robles: vamos a proceder

con su interrogatorio.

esperamos toda su cooperación.

el licenciado salgado,

del ministerio público,

va a tomar su declaración.

irene: yo no hice nada.

solo me enamoré.

eso no es un delito, o ¿sí?

robles: ¿usted fue

la que le avisó que había

una orden de detención

en su contra?

irene: pues sí.

estaba fuera de su casa

cuando llegó usted a detenerlo.

robles: ¿hacia dónde

se dirigían?

salgado: conteste, por favor.

irene: nogales, sonora.

anoche nos quedamos

en villa hidalgo

y hoy íbamos a seguir.

yo salí a comprar

unas provisiones

y cuando regresé

escuché que le decía a alguien

por teléfono

que se iba a deshacer de mí.

obviamente se dio cuenta

de que lo había escuchado

y me amarró

y me encerró en el closet.

pude salir con dificultad

y así fue cómo me encontré

con la mucama.

robles: ¿qué más le dijo

a la persona

con la que estaba hablando?

irene: que mañana llegaba

a nogales y ahí lo veía

para cruzar la frontera.

robles: ¿mencionó

el nombre del contacto?

irene: no.

tiene que atraparlo.

quiero que pague

por todo lo que me hizo.

robles: no tengo más

que preguntarle por el momento.

rioja salió por la mañana

a nogales.

vamos a trazar

todas las rutas que puede seguir

saliendo desde villa hidalgo

hacia allá.

vamos, vamos.

pedro: [croa]

saltarás más alto.

[croa]

pero no eres mejor que yo.

nicolás: eso crees, rana.

eres una habladora.

pedro: al charco,

a ver si te crees tan valiente,

grillo charlatán.

[croa]

a ver qué me dices ahora.

nicolás: ¿no qué no?

ya estoy en medio del charco

igual que tú.

elena: [gime]

yo venía a ver

si ya te habías dormido

y veo que estás más despierto

que nunca.

nicolás: es que mi papá

es muy divertido

para contar cuentos.

elena: eso es lo que veo.

pedro: sé uno de una hormiguita

que usaba lentes

y que un par de ratones

bien, pero bien molones

la molestaban.

¿quieres ser la hormiguita?

elena: no.

nicolás: ay, sí.

pedro: ándale.

mamá es la hormiguita.

mamá es la hormiguita.

elena: espérate, mi papá.

[celular]

pedro: te salvó la campana.

elena: ay, sí.

nicolás: ¿qué campana?

pedro: pues ¿cómo que qué?

la llamada, campeón.

elena: sí, papá, dime.

horacio: encontraron a irene

amarrada en un hotel

en villa hidalgo, zacatecas.

estaba con ernesto y al parecer

se quiso deshacer de ella.

declaró que iban a cruzar

la frontera por nogales.

así es que, pues,

puedes estar tranquila.

elena: hasta que no nos avisen

de que lo detuvieron

no voy a estar en paz, papá.

horacio: están a nada

de agarrarlo.

yo creo que ernesto

ya no es un peligro

para ustedes.

¿están bien?

elena: sí, papá.

aquí estamos muy a gusto.

agustín: pásale.

gina.

voy a ver si está en el cuarto.

gina.

gina.

¿gina?

no está.

"lo siento.

jamás voy a ser

una buena madre.

estoy segura

de que tú y mi papá

van a cuidar muy bien

a la niña".

nelson: no puedo creer

que haya sido capaz

de abandonar a su propia hija.

gina: ay, no, no, no, bueno.

amo este país.

lo adoro.

hasta--

hasta huele distinto.

no sé, todo es más bonito.

tú te ves más guapo

aquí que allá.

ven.

quiero que me hagas el amor.

oficial: inés se fue.

¿cómo que se fue?

robles: me dijo mi abuelo

que se fue esta mañana

para integrarse

a la congregación.

siento como si se hubiera ido

a meter a la cárcel.

oficial: no, no puede ser.

robles: la quiero.

oficial: ¿se lo dijiste?

robles: pues no directamente,

pero a mí modo

se lo di a entender.

oficial: pues sí,

pero se lo diste a entender mal.

seguramente se creyó

que cuando te llamaba,

te hablaba tu novia.

robles: soy un idiota.

un reverendo imbécil.

la perdí.

oficial: yo que tú

no permitiría que profese.

robles: ¿y qué puedo hacer?

le pedí de mil maneras

que no lo hiciera.

oficial: ¿y si te la robas?

[alarma]

ernesto: no hay señal.

me lleva, no hay señal.

[pitidos]

la gasolina.

Cargando Playlist...