null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 78

29 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

>> negativo, comandante.

no tenemos resultados

de la búsqueda del niño rioja.

robles: gracias.

>> [llaman a la puerta]

ya está el resultado

de laboratorio sobre el caso

de ernesto rioja.

¿buenas o malas noticias?

robles: buenísimas.

no existe correspondencia

genética entre ambas muestras

proporcionadas.

eso quiere decir que no hay

relación de consanguinidad

entre la señora isabel

y el supuesto ernesto rioja.

>> o sea que no es su hijo.

robles: no.

justo lo que inés sospechó

desde un principio.

>> ¿y ahora qué sigue?

robles: probar que el que

se hace pasar por ernesto rioja

es miguel hernández.

[suspira]

contacta al doctor ramírez.

cítalo y dile que me urge verlo

y dile que venga a mi oficina

y pide un asesor de división

jurídica para que esté

con nosotros.

ya le estoy llamando

al señor villaseñor.

>> sí, señor.

robles: señor villaseñor,

le tengo noticias

del laboratorio.

sí, sí, sí, bueno,

todo lo que mandamos

a investigar ya están aquí

los resultados y--

ernesto: me acaban de notificar

que tengo que comparecer

en el juzgado 56.

elena me está acusando

de negligencia.

villalobos: voy al juzgado a ver

de qué se trata.

cualquiera que sea la situación

dudo que un juez incline

la balanza por lo que dice

una mujer en la cárcel.

robles: mira, si mi hijo

no aparece me importa poco

lo que pase con esa acusación.

villalobos: tranquilo,

estás muy ansioso--

ernesto: ¿y cómo quieres

que esté, caramba, eh?

¡nicolás lleva dos días

desaparecido, dos días!

¡no sé nada de él!

no, si le pasó algo, yo--

¡maldita sea!

[jadea]

pedro: ¿nico?

samuel: ¿qué pasó?

pedro: no está aquí.

samuel: no lo puedo creer.

gabriela: ¿y si la llamada

que recibiste fue una broma?

es que hay cada idiota.

pedro: no, no creo.

la persona que me llamó

se escuchaba sincera.

me--me comentó que lo vio

con una niña,

que ha visto varias veces

pidiendo dinero en las calles

y que en varias ocasiones

la vio entrar aquí con otros

niños.

y obviamente alguien vive aquí,

¿no?

[celular]

¿qué pasó, horacio?

horacio: me acaba de hablar

el comandante robles.

ya tiene las pruebas

del adn.

ernesto rioja no es hijo

de la señora isabel.

pedro: ¿qué?

gina: este.

este es perfecto.

samuel: ¿qué piensan hacer?

¿van a denunciar a rioja o--?

pedro: no sé, no me dijo más.

me imagino que tendrán que

probar que el supuesto rioja

se robó la identidad

del verdadero, ¿no?

samuel: pues, eso es muy buena

noticia para elena.

pedro: sí y ojalá se haga

justicia y se anulen

los derechos que ese infeliz

tiene sobre nicolás.

gabriela: quiero ver la cara

de irene cuando se entere

que su amante es un suplantador.

pedro: ¿cómo? ¿cómo?

a ver, ¿ernesto es amante

de irene?

gabriela: sí.

pedro: es que no lo puedo creer.

pero ¿lo sabe elena?

gabriela: sí, sí, sí,

lo descubrimos poco antes

de que ella decidiera

irse a los ángeles.

pedro: ¿y cómo lo tomó?

gabriela: le ayudó a confirmar

quién es realmente ernesto

y ver que no puede confiar

en irene.

pedro: ahora entiendo por qué

tu hermana me llamó tantas veces

para aconsejarme que siguiera

con elena.

gabriela: pues, sí,

era lo que le convenía.

pedro: ¿tus papás lo saben?

gabriela: sí, sí, sí.

mi mamá está convencida

de que es una víctima,

por eso no hemos querido decirle

nada de lo de la investigación

de robles.

pedro: ok.

voy a seguir buscando a nico.

¿pueden quedarse aquí

por si aparace?

samuel: sí, claro,

pero ¿por dónde vas a buscar?

pedro: aquí, por la zona.

esta construcción

no está en las rutas

que marcamos, así que a lo mejor

me equivoqué pensando

que me iba a ir a buscar.

gabriela: no debe saber

cómo llegar.

pedro: y por lo menos

me tranquiliza que no está solo.

estamos hablando, ¿sí?

nos vemos.

>> qué guapa,

te sentó la maternidad.

gina: ¿tú crees?

>> pues, sí, a mí me parece

que sí.

gina: ¿será que más bien antes

no te habías fijado en mí?

>> [ríe]

no, no, no, tú eras

la que no te habías fijado

en mí,

pero qué bueno que te animaste.

la vamos a pasar muy bien.

gina: ay, sí, por favor,

porque ya no aguanto

a la niña llorando a todas

horas.

>> ya me imagino.

bueno, pues, ¿vamos?

gina: nos vamos, por favor.

>> permítame.

>> es increíble que se haya

hecho pasar por hijo

de la señora isabel

todos estos años.

con esta prueba,

¿qué más se necesita

para denunciarlo?

robles: pues, que la señora

isabel declare y diga

que es miguel hernández

y no su hijo.

>> lamentablemente

su recuperación se ha estancado.

lleva demasiados años

intoxicada.

robles: sí, es una lástima,

pero ¿ni cambiándole

los medicamentos, doctor?

>> no, lo que está tomando

es lo adecuado.

voy a investigar con un colega

a ver si existe algo que pueda

ayudar a aclararle un poco más

la mente.

robles: se lo encargo mucho,

doctor, por favor.

horacio: gracias.

rodolfo: gracias.

comandante.

todos: [hablan a la vez]

robles: don horacio.

horacio: ¿qué tal? ¿cómo está?

robles: les presento al doctor

ramírez.

horacio: mucho gusto.

rodolfo: mucho gusto, doctor.

robles: desgraciadamente

no me trajo buenas noticias

sobre la señora isabel.

ramírez: le decía al comandante

que la señora no ha tenido

mayores progresos.

robles: tendremos que ver

qué se puede hacer

solo con los resultados

de la prueba de adn.

horacio: o sea que ¿elena

va a seguir en la cárcel

por quién sabe

cuánto tiempo más?

robles: sí, por ahora así

va a ser.

ramírez: los dejo. con permiso.

robles: pase, doctor.

horacio: buenas tardes.

ramírez: hasta luego.

rodolfo: pasé al juzgado.

ernesto ya fue notificado

de la demanda de negligencia.

está citado a declarar.

horacio y yo queremos proponerle

que hablemos con el juez

y lo pongamos en antecedente

de su investigación.

robles: no, no,

si esa información se ventila

en los juzgados rioja

se va a alertar.

rodolfo: le pediríamos al juez

que haya absoluta discreción.

si le demostramos que ernesto

está implicado en un delito

mayor va a ver el caso

de elena con otros ojos.

robles: [resuella]

está bien,

pero vamos a ponernos de acuerdo

conjuntamente con el asesor

jurídico de la corporación

y lo que le vamos a plantear

al juez para no cometer

algún error.

rodolfo: bien, muy bien.

horacio: sí.

robles: ¿les ofrezco un café?

ambos: sí, gracias.

robles: siéntense, por favor.

ernesto: ¿qué noticias

me tienes?

villalobos: efectivamente elena

interpuso la demanda

por negligencia,

pero no creo que el juez

lo vaya a tomar muy en cuenta.

después de haberse querido

robar a nico

no tiene credibilidad.

ernesto: bueno, el que--

el que mi hijo se haya perdido

es porque yo me descuidé

y eso me inculpa.

villalobos: no lo sigas

repitiendo,

no te eches la soga al cuello.

tienes que cambiar ese discurso.

ernesto: pero ¿cómo?

se lo dije a la policía.

villalobos: no importa,

hay que decir que estabas

alterado, que no sabías

lo que decías.

ernesto: no sé, esto--esto--

esto me rebasa, me rebasa.

yo solamente quiero

que mi hijo aparezca.

gina: hola, hola, ¿cómo están?

>> qué sorpresa, no sabía

que ibas a venir.

me da gusto.

gina: ay, a mí más,

no podía seguir encerrada

en esa casa.

>> ¿cómo está la bebita?

muero por conocerla, gina.

gina: bien, muy bien, muy bien.

un día de estos la llevo

a la oficina.

>> oye, ¿y a quién se parece?

gina: ay, todos los bebés

son iguales, no--no se parece

a nadie.

>> oye, ¿cómo es que viniste

a la fiesta?

está muy chiquita para dejarla

sola.

gina: se quedó con su papá.

todos: ¡ah!

gina: a mí me urgía salir,

porque eso de la maternidad,

creo que no es lo mío.

si hubiera sabido lo demandante

que es un bebé,

no me hubiera embarazado.

>> yo te veía tan entusiasmada.

gina: sí, pues, cambian,

las circunstancias cambian.

carlos.

¿me sirves--?

todos: [hablan a la vez]

>> está rara, ¿no?

>> oye, ¿será que estos dos

andan?

>> ¿cómo crees?

gina está casada.

>> eso no es un impedimento.

>> exacto, ¿por qué no?

>> pues, qué bárbara, ¿eh?

porque ves como no se expresa

con amor de la niña,

como que no la quiere.

todos: [hablan a la vez]

>> disculpe,

¿aquí trabaja pedro?

>> sí.

¡pedro! ¡pedro, te hablan!

pedro: ¡voy!

¿qué pasó? ¿para qué soy bueno?

nico: no, este no es el taller

y él no es pedro.

pedro: ¿cómo que no soy pedro?

yo soy pedro galindo.

bueno, me dicen peyuco

para los cuates,

pero ¿qué se les ofrece?

nico: es que tú no eres.

pedro: pues, ¿a quién buscaban

o qué?

nico: a pedro, al que hace

el tuneo en el taller nelson

turbina.

pedro: no, pues, aquí nada más

hacemos puro trabajo

de hojalatería y pintura.

>> ¿y no sabe dónde se encuentra

el taller nelson turbina?

pedro: no, pues, no, ¿eh?

la verdad no.

¡oye, flaco!

¡flaco! ¿tú sabes de algún

taller nelson turbinas?

flaco: ¡ni idea, pedro!

pedro: no, pues, ni idea, ¿eh?

lo siento.

>> gracias.

nico: el taller de pedro

es mucho más grande que este.

>> bueno, vamos a seguir

buscando.

>> vamos.

gracias.

pedro: sale, chavos.

>> hasta luego.

>> mm, qué confiancita.

>> es que no tiene vergüenza,

¿eh?

acaba de tener a su bebé

y mira, ya anda de reventón.

>> no, espérense,

está aprovechando superbien

su permiso de maternidad.

>> pero superbien.

gina: esas víboras

no han dejado de hablar de mí,

qué bárbaro.

carlos: no les hagas caso.

gina: son unas imbéciles,

¿qué tienen que andarme

juzgando?

no tienen idea cuál

es mi situación.

ay y yo que me la quería pasar

bien.

carlos: bueno, para eso estoy

yo.

tú siempre me has gustado mucho.

gina: ¿de verdad?

ay, nada más lo dices

para hacerme sentir bien.

carlos: no, no, no,

lo que pasa es que estabas

casada y luego embarazada,

por eso nunca quise

decirte nada,

pero ahora--

gina: no, ¿qué?

ahora estoy peor,

con una hija y con un tipo

que le tengo que estar viendo

la cara a diario

que no soporto.

carlos: entonces

eso me da chances, ¿no?

oye, ¿y cómo ves si nos vamos

a otro lado para estar más

a gusto o prefieres ir a cuidar

a tu hija?

gina: que la cuide su papá.

¿nos vamos?

y no nos despedimos.

carlos: va.

gina: [suspira]

>> es que benito y yo

ya peinamos toda esa zona

y nada.

rosa: ¿y agustín no andaba

con ustedes?

>> no.

rosa: gracias por llamar.

agustín, ¿tienes alguna noticia

de nico?

agustín: no, estoy aquí

en la casa, me tuve que quedar

con maría.

rosa: ¿y gina?

agustín: es que salió.

me dijo que estaba harta

de cuidarla.

qué--qué mujer tan difícil.

rosa: ¿se pelearon?

agustín: no sé, la verdad

no sé cómo pude haberme

enamorado de ella.

rosa: ¿y por qué se pelearon?

agustín: no, ya, ni para qué

te cuento que te vas a enojar.

rosa: ¿yo por qué?

¿tiene que ver conmigo?

agustín: pues, sí.

¿vas a creer que me dijo

que mi único interés

en salir a buscar a nico

pues, era estar contigo?

rosa: ¿y de dónde se le metió

eso a la cabeza?

agustín: pues, como le dije

que ya no me interesaba

como mujer,

ahora cree que tú y yo andamos.

hazme el favor.

rosa: pero si yo ando con samuel

y ella sabe que es el amor

de mi vida.

agustín: pues, sí.

rosa: ay, ya, no, mira,

ni le hagas caso,

ya sabes cómo es gina.

agustín: sí.

sí, si no fuera por mi maría

no tendría ningún trato

con ella.

[suspira]

ya ¿sabes qué?

perdón, rosa, te dejo

que le tengo que dar su mamila.

rosa: sí, atiéndela.

agustín: ya, ya, ya.

[chista]

[suspira]

lástima, princesa,

por lento samuel me la ganó.

ya.

[chista]

[música]

nico: ya me cansé.

>> rápido, siéntenlo.

nico: [jadea]

>> oigan, voy a preguntar

por aquí a ver si alguien

conoce el taller.

nico: [jadea]

>> oiga, disculpe.

¿de casualidad conoce un taller

mecánico que se llame

nelson turbina?

>> ¿taller de qué?

>> automotríz, de tuneo.

>> no, no, no he visto

ninguno de esos,

pero oye, ¿de casualidad

tú no has visto a este niño?

>> no, no.

bueno, ahí nos vidrios.

>> órale, gracias.

nico: [jadea]

>> oigan, tenemos que irnos.

>> ¿por qué?

>> te está buscando la policía.

rápido.

>> nico, respira, respira.

nico.

>> rápido.

>> vámonos.

samuel: ¿te puedo hacer

una pregunta?

gabriela: dime.

samuel: ¿por qué dijiste

que solo anduviste conmigo

para pasar el rato?

gabriela: te juro que no lo dije

de corazón.

quise explicártelo cuando nos

vimos en el restaurante,

pero no me dejaste.

dije eso para hacerle creer

a irene que--que elena

ya no le interesaba a pedro.

solo que quería regresar

con ernesto y lo único

que se me ocurrió fue decirle

que pedro y tú solo eran

para pasar el rato.

lo último que imaginé

era que tú estuvieras

escuchando.

samuel: fue muy ofensivo.

gabriela: lo sé, discúlpame.

lo que menos hubiera querido

es ofenderte.

siempre te he respetado.

para mí eres alguien

que vale mucho,

¿me perdonas?

samuel: perdonada.

gabriela: ¿amigos?

samuel: para mí tú también

eres alguien muy importante.

¿lo de gustavo va enserio o--?

gabriela: ay, por favor, no.

no quiero hablar de eso.

ahora lo único que me preocupa

es que aparezca nico, ¿sí?

samuel: está bien.

elena: ¿qué?

¿cómo que en una construcción

abandonada?

pedro: sí, la persona

que me llamó me comentó

que lo vio con una niña

que vivía ahí.

yo fui a buscarlo,

pero ya no había nadie.

elena: mi niño.

[llora]

¿qué dificultades estará

pasando?

¿cuánto tiempo va a resistir

sin sus medicamentos?

[llora]

¡qué impotencia y yo aquí

encerrada sin poder hacer nada!

pedro: tenemos que ser

positivos, mi amor,

vamos a pensar que está bien,

¿sí?

no podemos dejarnos caer.

elena: [llora]

bendito dios que te tenga a ti,

mi amor.

pedro: lo voy a encontrar,

amor.

elena: gracias, mi amor,

gracias.

[llora]

robles: el licenciado román

patiño, el asesor jurídico

que le había platicado.

rodolfo: muy bien.

mucho gusto. rodolfo abreu.

román: igualmente.

ya estoy enterado

de la investigación

del comandante robles,

así que quisiera

que me aclararan algunas dudas

que me surgieron.

robles: bien, pues,

tomen asiento, por favor.

román: gracias.

en primer lugar,

si se trata de comprobar

que miguel hernández

robó la identidad

de ernesto rioja,

habría que probar

que el verdadero rioja existe.

¿qué pruebas hay sobre esto?

robles: bueno, solo tenemos

su salida a canadá y su regreso

al país, pero creemos

que el que regresó no es él,

sino hernández.

román: según lo que leí

hernández nunca regresó.

robles: así es,

por eso dedujimos que

la suplantación la llevó a cabo

en canadá.

román: habrá que buscar

en canadá algún indicio

de la existencia del verdadero

rioja o no veo cómo poder probar

que el que conocen como rioja

actualmente no es tal.

rodolfo: para eso tenemos

los resultados del laboratorio

de la prueba de adn

en la que no se encontró

ninguna relación

de consanguinidad entre la madre

del verdadero rioja

y el actual.

román: pero eso no prueba

que el sujeto sea miguel

hernández.

robles: así es,

por eso tenemos que seguir

trabajando en el caso,

pero mientras necesitamos

convencer al juez

de que existe una duda razonable

que ernesto rioja

no es quien dice ser,

para poder ayudar a que elena

villaseñor, su esposa,

pueda salir de la cárcel.

rodolfo: así es.

ay, permítanme.

[celular]

bueno.

sí, él habla.

ah, perfecto, muchas gracias.

ya tenemos cita con el juez

a primera hora mañana.

robles: pues, bien,

vamos a trabajar para lograr

convencerlo de lo que queremos.

vamos.

rodolfo: muy bien.

a ver, los documentos.

pedro: ¿qué pasa?

[motor falla]

no puede ser.

me lleva, la gasolina,

lo que me faltaba.

[resuella]

[resuella]

nico: ay, ya no puedo más.

>> siéntate.

>> ¿por qué no siguen ustedes?

yo me quedo con nico

para que descanse.

>> está bien,

pero no se muevan de aquí.

>> prometido.

>> vamos.

nico: [jadea]

pedro: [resuella]

>> ¿quiere que le echemos

una mano?

pedro: sí, muchas gracias.

pero nada más aquí a la gas,

¿no? de la vuelta.

>> ok, vamos.

pedro: sí, gracias.

¿listos?

>> sí.

pedro: ahí está.

[jadea]

>> ¡oigan!

¿no que iban a buscar el taller?

nico: ¡pedro!

pedro: ¡nicolás!

[música]

[música]

pedro: [resuella]

¡apareciste!

¿cómo estás?

¿estás bien?

nico: no, estoy muy cansado.

>> ayer se sentía mal.

le dimos una pastilla

para la calentura.

pedro: tengo--tengo que llevarte

al hospital, ¿sí, campeón?

>> ¿y qué tiene?

pedro: leucemia.

no ha tomado sus medicinas.

vente, campeón, vamos.

les encargo mi coche, ¿sí?

gracias.

nos vemos.

¡taxi! ¡taxi!

taxi.

al hospital infantil

de oncología, por favor.

>> ¿y ahora qué?

vega: ¿qué fue lo que pasó?

pedro: no ha tomado

sus medicinas.

lleva dos días desaparecido.

vega: está muy débil.

pedro: bueno, seguramente

no ha comido nada.

escapó de su casa.

vega: ¿y la señora elena?

pedro: está en la cárcel.

la acusó de sustracción

de menor.

nico: no dejes que mi papá

me lleve.

horacio: mi amor, ya estoy aquí.

nico: no dejen con él.

pedro: no te preocupes, nico,

no lo voy a permitir.

nico: no me dejes solo.

pedro: no me voy a mover

de tu lado, te lo prometo.

tranquilo.

estaba en la calle

con unos niños.

vega: con más razón, permítame.

pedro: hay que avisarle

al comandante robles

que ya apareció nico

para que retire la alerta

amber.

horacio: ya lo hice, acabo

de hablar con él.

bendito sea dios que apareció.

gracias, gracias, gracias.

>> mañana van a trasladar

a rita a otro reclusorio.

elena: qué bueno, nos vamos

a librar de ella por fin.

>> pues, a ver cuánto nos dura,

porque seguro llega una nueva

con las mismas mañas o peores.

elena: no, no podemos permitir

que sigan abusando de nosotras.

>> pues, no.

juana: elena, llamó tu abogado.

tu hijo apareció.

elena: bendito sea dios.

¿cómo está?

¿quién--quién lo encontró?

juana: pedro,

pero parece que no está bien.

lo llevaron a un hospital.

elena: ¿qué?

lo que me temía.

juana, necesito hablar con pedro

por favor.

juana: déjame ver qué puedo

hacer.

>> tranquilízate.

lo bueno es que ya

lo encontraron y lo están

atendiendo.

elena: [llora]

mi niño.

ernesto: ¿está seguro

que no lo ha visto?

>> no, no lo he visto, señor.

ernesto: mire, fíjese

en la ropa.

es más o menos de esta altura.

¿no?

>> no, no lo he visto

en ningún lado.

ernesto: gracias.

[celular]

¿qué pasó, villalobos?

villalobos: nico ya apareció.

ernesto: [resuella]

¡bendito sea dios!

¿dónde está?

villalobos: en el hospital

de oncología infantil.

ernesto: ¿por qué?

¿se puso mal otra vez?

¿quién--quién lo encontró?

¿la policía?

villalobos: no, pedro garrido.

ernesto: maldito sea.

mira, voy al hospital,

te necesito ahí.

no voy a permitir que--

que ese imbécil esté al lado

de mi hijo, yo soy su padre.

villalobos: por supuesto,

pero cálmate,

no vayas a cometer una tontería.

termino unas diligencias

en los tribunales

y voy para allá.

ernesto: ya, allá te veo.

andrea: voy al hospital

a ver a nico.

>> bendito sea dios

que ya lo encontraron.

irene: mamá, mamá, voy contigo,

espérame.

andrea: no.

irene: ¿por qué no?

andrea: porque ernesto

va a estar en el hospital

y no quiero que te vas con él.

irene: ay, mamá, por favor--

andrea: no, nada de peros.

yo te llamo para decirte

cómo está nico, ¿mm?

irene: [resuella]

ay, contéstame.

¡contesta, ernesto!

>> ¿qué crees que haya pasado

con nico?

>> no sé, ojalá ya esté bien.

¿qué se te ofrece?

samuel: soy samuel,

hermano de pedro.

me pidió que viniera

por su coche.

>> ¿cómo está nico?

samuel: no sé.

pedro solo me dijo que iba

para el hospital y me encargó

su coche.

voy a ponerle gasolina.

gabriela: ¿dónde encontraron

a nico?

>> en la calle.

dijo que se escapó de su casa

porque no quería estar

con su papá.

gabriela: qué bueno

que lo ayudaste.

¿y qué andaban haciendo

por aquí?

>> buscando el taller

de pedro.

samuel: listo, ya quedó.

>> las llaves están pegadas

y nosotros ya nos vamos.

samuel: oye, oye, no, no, no,

¿cómo que ya se van?

¿no se les antoja

una hamburguesa?

>> ¡sí!

samuel: pues, vamos entonces.

mónica: amor, ¿cómo está nico?

horacio: [suspira]

venía muy mal,

pero ya lo están atendiendo,

corazón.

¡maldita enfermedad,

llegó sangrando de la nariz!

andrea: ¿recayó?

horacio: pues, espero que no.

a ver, qué nos dice el doctor

vega.

ahí está.

vega: ¿qué tal?

¿dónde está pedro?

horacio: hablando por teléfono

con elena, pero lo que sea

yo se lo informo, doctor.

¿cómo está nico?

vega: ya controlamos

la hemorragia,

pero vamos a necesitar

algunas pruebas para conocer

con exactitud cuál es su estado.

andrea: ¿le regresó la leucemia?

vega: es precisamente

lo que quiero descartar.

aún no le puedo adelantar nada.

pedro: sí, mi amor,

ya apareció.

estoy aquí con él

en el hospital.

ya el doctor vega lo está

atendiendo.

elena: ¿está muy mal?

pedro: no sé,

traía una hemorragia nasal.

la verdad es que yo

lo vi muy débil.

elena: [llora]

dios mío que no recaiga,

por favor, que se ponga bien.

pedro: va a estar bien,

ya lo están atendiendo.

elena: gracias, mi amor,

gracias, gracias.

pedro: no--no me agradezcas,

es nuestro hijo,

soy capaz de dar la vida

por él, tú lo sabes.

elena: nuestro hijo,

suena tan bonito.

¿cómo--cómo fue

que lo encontraste?

pedro: bueno, me quedé

sin gasolina de tanto buscarlo

y unos niños de la calle

me ayudaron a empujar el coche.

amor, imagínate mi sorpresa

cuando descubro que esos niños

estaban con nicolás,

me estaban buscando.

elena: dios no lo abandonó.

dios no lo abandonó nunca.

pedro: no.

no, no, y a ti tampoco, mi amor.

vas a ver que muy pronto

vas a poder estar con él, ¿eh?

elena: ¿y qué te ha dicho?

cuéntame.

pedro: bueno, no hemos podido

hablar mucho,

pero lo que sí me dijo

es que no quiere regresar

con ernesto.

elena: ay, es que,

¿qué habrá pasado?

pedro: no lo sé.

esperemos a que nos cuente,

¿te parece?

elena: no te separes de él,

por favor, te lo ruego.

ni un segundo, ¿sí?

pedro: no, así va a ser.

no pienso moverme

de su lado por ningún motivo,

te lo prometo.

elena: gracias, mi amor.

gracias, te tengo que colgar.

pedro: sí, hasta luego.

ernesto: ¡estoy harto

que te metas en nuestras vidas!

¡harto!

pedro: no me voy a mover

de aquí.

¡nico es mi hijo

y no me pienso mover

de su lado!

ernesto: tú no eres nada

de nicolás.

un padre ausente, lárgate.

horacio: ¡ya basta! ¡basta!

¡basta! ¿qué les pasa?

¡no pueden estar gritándose!

vega: les voy a tener que pedir

que se retiren.

pedro: no, me disculpa, doctor,

pero este hombre es el culpable

de que nico esté mal otra vez.

ernesto: no te metas conmigo.

tú no eres nadie para juzgarme.

vega: ¡es suficiente!

ernesto: quiero ver a mi hijo,

doctor.

vega: en estos momentos

no puedo permitirle el acceso.

se le está atendiendo,

así que, por favor,

trate de tranquilizarse.

ernesto: está bien.

está bien.

[música]

nelson: ay, qué bien comiste,

chiquita linda.

¿tenías hambre, mi amor?

agustín: quién lo viera,

ahí con lo hombretón que es,

con su nieta parece un pan

dulce.

nelson: oye, más respeto,

¿qué va a pensar maría

de su abuelo?

agustín: [ríe]

nelson: ¿quién quiere

a estas preciosidad?

¿quién la quiere de verdad?

agustín: [ríe]

nelson: ¿de qué te ríes?

agustín: pues, de usted,

¿de quién más? ¿ya se vio?

[balbucea]

nelson: ¿y tú, eh?

¿dónde andabas?

gina: salí un rato, ¿qué?

¿no puedo?

ah, pero que no se trate

de agustín, porque él sí

puede salirse toda la noche.

agustín: ya te dije

que me la pasé buscando a nico,

que por cierto, ya apareció,

por si te interesaba.

nelson: ¿cómo es posible

que seas tan insensible?

gina: ay, bueno, ¿qué querías?

¿que yo también saliera

corriendo a buscarlo o qué?

tenía que cuidar a la niña.

agustín: maría, se llama maría.

gina: maría, maría, maría.

no tengo ganas de discutir,

con permiso.

servando: buenas tardes.

mi nombre es servando giza.

soy agente del ministerio

público.

vengo a tomarle la declaración

al niño nicolás rioja

villaseñor,

que se reportó como

desaparecido.

vega: tome asiento, por favor.

servando: gracias, doctor.

vega: mire, en este momento

la condición médica de nico

no es lo suficientemente

estable para que pueda declarar.

el niño está muy débil.

servando: ¿y cuál

es el padecimiento?

vega: leucemia y por el tiempo

que estuvo sin tomar

sus medicamentos

se desestabilizó.

servando: entiendo.

¿y cuándo se le podría

tomar la declaración, doctor?

vega: pues, mire, estamos

a la espera de unos resultados

de laboratorio.

en cuanto sea posible

yo le aviso,

pero por ahora tendrán

que posponerla.

servando: estaré al pendiente,

doctor.

muchas gracias.

necesito hablar con la persona

que lo encontró.

¿sabe dónde puedo localizarla?

vega: sí, está aquí

en el hospital.

su nombre es pedro garrido.

vamos, lo llevo con él.

servando: muchas gracias,

doctor.

vega: pedro.

el señor es agente

del ministerio público.

necesita hablar con usted

por lo de nico.

pedro: sí, con mucho gusto.

ernesto: a ver, agente,

¿por qué tiene que hablar

con el señor?

nicolás rioja es mi hijo.

servando: tengo que tomarle

la declaración a la persona

que lo encontró.

la suya ya se encuentra

incorporada al expediente.

señor, ¿me podría acompañar

a la unidad móvil, por favor?

pedro: claro.

ernesto: te dije, villalobos,

que te quiero aquí

en el hospital.

¿dónde diablos estás?

>> gracias por las hamburguesas.

>> y por los dulces

que nos compraron para vender.

nos van a alivianar muchísimo.

samuel: ¿qué dicen?

nosotros estamos muy agradecidos

con ustedes por cuidar a nico.

>> ojalá y se recupere pronto.

>> lo vamos a extrañar.

gabriela: cuídense mucho, ¿sí?

>> adiós.

samuel: son buenos chavos.

es una pena que vivan

en estas condiciones.

gabriela: voy a preguntar

en alguna asociación

de esos donde ayudan

a niños de la calle

a ver si pueden hacer algo

por ellos.

samuel: gracias por acompañarme.

gabriela: ¿qué agradeces?

nico es mi sobrino.

bueno, de los dos.

samuel: vamos,

te abro la puerta.

gabriela: sí.

villalobos: ¿qué pasó?

¿por qué tanto apuro?

ernesto: soy un cero

a la izquierda.

nadie toma en cuenta

que soy el padre de nicolás.

villalobos: cálmate.

ernesto: no, no me puedo calmar.

necesito que hagas algo

para impedir que el mecánico

y que el patriarca de horacio

y andrea vayan a ver a mi hijo.

quiero que les prohiban

el acceso.

villalobos: por favor, ernesto,

eso no se puede hacer.

el doctor está decidiendo

qué es lo más conveniente

para nico.

ernesto: no me digas.

¿y cómo te explicas

que soy el único que no lo puede

ver?

al imbécil del ministerio

público le da más importancia

al mecánico que a mí.

villalobos: mira, más vale

que te tranquilices.

estás muy alterado

y eso no te conviene.

no te olvides que tienes

una demanda de negligencia

en tu contra.

ernesto: ¿qué?

tú me dijiste que no me

preocupara por ese asunto,

porque tú lo ibas a arreglar

con el juez.

villalobos: no lo pude detener.

adjuntaron el caso con el juez

que está viendo la sustracción

del menor.

ernesto: "sustracción

del menor".

pero ¿qué clase de abogado eres?

villalobos: no la agarres

conmigo, por favor.

[celular]

ernesto: esta vieja

llame y llame.

villalobos: ¿qué vieja?

ernesto: nadie, una equis.

[música]

rodolfo: vengo de la oficina

de robles.

ya tenemos listo lo que le vamos

a presentar mañana al juez.

pedro: ah, y si todo sale bien,

¿qué va a pasar con nico?

rodolfo: hasta ahora ernesto

sigue teniendo la custodia

sobre el niño.

pedro: a ver, nico me dijo

que no quiere irse con él,

licenciado.

rodolfo: eso lo va a tener

que evaluar el fiscal

que lleve a cabo

la investigación.

si lo dan de alta en este

momento rioja se lo puede llevar

a su casa, ¿eh?

¿cómo está el niño?

pedro: no sabemos todavía.

el doctor vega le ha mandado

a hacer pruebas para saber

exactamente

cuál es su condición.

rodolfo: pues, mejor que siga

aquí.

¿algo más? ¿qué se les ofrece?

pedro: no, nada, muchas gracias.

rodolfo: muy bien.

entonces me retiro.

voy a preparar la documentación

para mañana.

horacio: gracias por venir

y mucha suerte mañana.

pedro: en cuanto sepa

lo que dijo el juez

llámenos, ¿sí? por favor.

rodolfo: claro que sí.

por supuesto.

hasta luego.

pedro: sí, gracias.

hasta luego.

gabriela: ¿qué? ¿qué pasó

con nico?

andrea: ay, no sabemos nada

todavía.

gabriela: hace mucho

que no te veía.

¿cuánto tienes de embarazo?

mónica: ¿qué tal?

ya tengo cuatro meses.

horacio: hola, hija.

gabriela: hola, papi.

pedro: no sabía que estabas

aquí.

gabriela: acabo de llegar.

pedro: oye, ¿y con mi coche

qué pasó?

gabriela: samuel se lo llevó.

los niños lo estaban cuidando,

son muy lindos esos chavos.

pedro: sí, estoy muy agradecido

con ellos.

cuando nico esté bien

lo voy a llevar a saludarlos.

gabriela: ¿eso quiere decir

que te vas a quedar con nico?

pedro: no, ojalá, pero no.

me dijo el licenciado abreu

que los derechos los sigue

teniendo ernesto.

andrea: no podemos permitirlo.

somos sus abuelos,

que se quede con nosotros.

horacio: hay que esperarnos

a ver qué dice el juez, ¿sí?

villalobos: buenos días.

el doctor vega ya autorizó

que la gente del ministerio

público le tome declaración

a nico.

ernesto: pero,

¿cómo le permitieron verlo

antes que a mí?

villalobos: es el procedimiento

habitual.

si tú lo ves primero

puede prestarse a que digan

que influiste en su declaración.

ernesto: ¡por dios!

no--no--no me gusta este asunto,

¿sabes?

están actuando en mi contra.

villalobos: no te lo tomes

personal, así son los

procedimientos.

ernesto: ¿qué procedimientos

ni qué nada?

servando: muy bien, nicolás,

muchas gracias.

con lo que me dijiste

entiendo por qué te fuiste.

por mi parte es todo,

pero quiero que platiques

un momento con la señora

lina saldivar.

ella ayuda a los niños

y a los papás de los niños

para que se lleven bien.

te va a hacer unas preguntas.

nico: bueno.

servando: te dejo.

fue un gusto conocerte.

lina: ¿te sientes bien?

¿puedes seguir platicando?

nico: sí.

lina: tengo entendido

que eres adoptado, ¿verdad?

nico: sí.

lina: ¿y cómo te llevas

con tus papás?

nico: bien, pero no quiero vivir

con mi papá,

porque mandó a la cárcel

a mi mamá y me había prometido

que no se iba a repetir eso.

lina: ¿ya se la habían llevado

antes?

nico: sí,

pero esa vez salió rápido.

ahora mi papá quiere

que se quede en la cárcel

porque se quiere casar

con mi tía irene.

lina: ¿con tu tía?

nico: sí, yo los vi besándose.

rodolfo: gracias por recibirnos,

magistrado.

estamos aquí para solicitarle

que tenga a bien el reconsiderar

el beneficio de la fianza

para elena villaseñor espinosa

en virtud de que interpuso

una demanda de negligencia

contra ernesto rioja armida.

su hijo nicolás desapareció

por dos días estando bajo

su custodia.

tal acusación se interpuso

en el juzgado 56 de lo familiar.

>> ya lo tengo integrado

en el expediente,

aún así la señora villaseñor

está inculpada de dos delitos

graves y confesos

y eso no le da derecho

a fianza.

rodolfo: sí, sí, precisamente

por eso lo que queremos

es que es reconsidere.

la señora elena villaseñor

decidió llevarse a los ángeles

a su hijo porque ernesto rioja

ya había atentado contra ella.

además el comandante robles

de la división de inteligencia

de la policía federal

tiene una investigación abierta

en su contra por suplantación

de identidad.

>> ¿por suplantación?

rodolfo: sí.

robles: estamos intentando

demostrar que el supuesto

ernesto rioja no es tal,

sino que se trata

de miguel hernández.

>> explíquese, por favor,

eso que dice es muy grave.

robles: tenemos pruebas

sustanciales que demuestran

que la persona que conocemos

como ernesto rioja armida

se hizo pasar por el verdadero

rioja al robarle la identidad.

ernesto: disculpe.

¿puedo pasar a ver a mi hijo?

>> sí, señor, adelante.

ernesto: gracias.

>> por nada.

[celular]

horacio: es abreu.

bueno.

rodolfo: nos fue muy bien.

el magistrado aceptó dejar salir

a elena bajo fianza.

horacio: no me digas.

elena va a salir bajo fianza.

rodolfo: el magistrado

la autorizó en virtud

de la acusación de negligencia

contra ernesto

y de lo demás va a guardar

absoluta discreción.

horacio: [resuella]

ernesto: estaba tan preocupado

por ti, mi amor.

¿por qué te fuiste, papi?

nico: porque no quiero vivir

contigo.

ernesto: ¿por qué dices eso,

mi amor?

tú sabes que te amo

por sobre todas las cosas.

tú no sabes lo mal que la pasé

el tiempo que estuviste perdido.

nico: me prometiste

que la policía

ya no se iba a llevar a mi mamá

y se la llevó.

ernesto: mi amor, yo te expliqué

que no pude hacer nada

para evitarlo.

nico: ¡no es cierto!

ernesto: mi amor, por favor,

cálmate.

yo nunca te he mentido, papito.

nico: ¡sí, sí me has mentido!

¡no quiero verte! ¡vete! ¡vete!

ernesto: pero ¿quién te dijo

que te he mentido?

nico: ¡vete!

>> ¡señor! ¿qué está pasando?

ernesto: no, no sé, no sé.

estábamos platicando--

nico: ¡no te quiero ver, ya!

¡vete!

>> señor, salga, por favor.

nico: ¡sáquenlo!

>> el niño está mal.

¡está mal el niño!

por favor, retírese.

nico: ¡no te quiero ver!

¡vete, vete!

>> mírame, mírame, mírame.

tranquilo.

aquí estamos, ¿sí?

villalobos: ¿qué pasó?

ernesto: nico está muy enojado

conmigo, no me quiere ver.

villalobos: es comprensible,

debe estar pensando

que tuviste la culpa

de que elena estén encarcelada.

ernesto: sí, así es.

¿quién sabe qué le dijo

el imbécil del mecánico

cuando lo encontró?

¿dónde está?

villalobos: no lo sé, se fueron.

horacio: [resuella]

mira.

pedro: [resuella]

Cargando Playlist...