null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 76

25 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

elena: [solloza]

[celular]

pedro: ¿bueno?

elena: soy yo.

pedro: mi amor, qué alegría

escucharte.

¿cómo estás?

elena: bien, dentro de lo que

cabe.

tuve suerte con mis compañeras

de celda, son buenas personas.

pedro: qué bueno, corazón.

¿cómo es que me estás llamando?

elena: hay una custodia

que nos permite hacer llamadas.

pero estoy piense y piense

en nicolás.

no quiero que crea todo

lo que le dice ernesto

en contra mía.

se me ocurrió algo

y necesito que me ayudes, ¿sí?

pedro: lo que tú quieras.

elena: quiero que grabes

lo que te voy a decir.

y se lo hagas llegar a maru,

la señora que nos ayuda

en la casa.

para que ella se lo ponga.

ernesto: al parecer, elena ahora

sí se va a quedar encerrada.

>> así va a ser, solita se echo

la soga al cuello.

ernesto: sí, bueno.

para quién trabaja.

estoy aquí para decirte

que quiero que aceleres

la demanda de divorcio.

y que me consigas que la guardia

custodia y la patria potestad

sean solamente mías.

>> si el juez dicta sentencia

de formal prisión,

contra su esposa,

no lo vamos a tener ni que

pelear.

y el proceso de divorcio

se agilizará notablemente.

ernesto: bien, entre más pronto

pueda terminar con esto, mejor.

>> pero tenía entendido que

lo que querías era que elena

estuviera atada a ti.

ernesto: no, atada no.

yo amo a mi esposa.

pero, el único cariño sincero

que he tenido en mi vida

es el de mi hijo nicolás.

y no me importa nadie más.

horacio: rodolfo, ¿qué pasó?

¿alguna noticia de elena?

sí, qué bien.

voy para allá.

mónica: ¿qué pasó, amor?

¿adónde vas?

horacio: voy al reclusorio.

me acaba de hablar abreu

que elena ya puede recibir

visitas.

mónica: ay, qué bueno le

va a dar mucho gusto verte.

horacio: sí, amor, bye.

mónica: te amo, bye.

agustín: ya quiero verla.

nelson: ya está aquí.

a ver, a ver.

agustín: no lo puedo creer.

ya por fin nos vamos de aquí.

nelson: mi princesita,

ya te vas a tu casa.

[ríe]

agustín: ¿la quieres cargar tú?

gina: no, me pongo nerviosa.

no sé cómo, mejor...

nelson: no, yo me la quedo.

te vas a quedar con tu abuelo

que sí sabe de esto.

muchas gracias, señorita.

enfermera: para servirle,

y muchas felicidades.

nelson: gracias, muy amable.

agustín: después me la pasas,

¿no?

nelson: no, tú eres el que va

a conducir, yo voy a disfrutar

a mi nieta.

ella está súper bien, aquí

en los brazos de su abuelo.

vamos, mi cielo lindo.

vas bien cómoda aquí.

maru: ¿nico?

nicolás: ¿qué?

maru: te quieren ver.

nicolás: ¿quién?

pedro: yo, campeón.

¿cómo estás?

no, no, espérate.

me pidió tu mamá

que te diera un mensaje.

lo tengo aquí,

grabado en mi celular.

elena: nico, mi amor,

quiero que nunca se te olvide

que tú eres lo más importante

para mí.

te quiero por sobre todas las

cosas de este mundo, mi amor.

sé que debes estar muy

desilusionado por lo que sucedió

en el aeropuerto.

nunca, nunca hubiera querido

que eso pasara.

perdóname, mi amor.

debí haberte explicado antes

que nos íbamos a los ángeles.

cuando estaba por hacerlo,

me detuvieron.

nos teníamos que ir

porque tu papá me ha hecho

muchísimo daño.

mi única salida era irnos

de méxico, mi amor.

nunca tuve la intención

de engañarte, tú sabes que jamás

te he mentido ni te mentiré.

en ningún momento fue para ir

a vivir con pedro, mi amor.

te di mi palabra que si tú no

querías, no lo íbamos a hacer.

créeme por favor.

te amo con toda mi alma.

no sé hasta cuándo vaya a salir

de aquí.

te ruego que tengas paciencia,

yo también la voy a tener.

pensando en que me estás

esperando, mi amor.

te quiero mucho, mucho,

te quiero más que a mi vida.

>> ¿te echaste un discurso

bien inspirado para tu chamaco?

elena: espero que logre

convencerlo de que lo quiero

más que a nada en este mundo.

y que todo lo hice por nosotros.

>> lo va a entender.

elena: nico es un niño

muy noble, pero ernesto se ha

encargado de envenenarlo contra

mí.

y eso es lo que más me tiene

preocupada.

juana: elena, tienes visita.

acompáñame.

ernesto: mi amor, ¿qué te digo?

yo no pensé que ibas a terminar

tras las rejas.

ahora sí, no puedes echarme

la culpa, ¿no?

porque tú sabes,

la víctima de todo esto soy yo.

lo soy, el marido engañado,

el cornudo.

¿perdiste todo lo que tenías

por un capricho?

¿qué se siente?

¿por qué no entendiste que la

única persona que te ha amado

por sobre todas las cosas

soy yo? ¿por qué?

elena: ¿cómo puedes hablar

de amor cuando lo único

que has hecho es daño?

ernesto: yo te pedí perdón

por todas las cosas que tú

me obligaste a hacer.

intenté por todos los medios

que recuperáramos la vida.

nuestras vidas.

¿y qué hiciste?

me clavaste un puñal

por la espalda.

ahora estás pagando solamente

las consecuencias.

me duele porque cuando salgas

de aquí, nico no se va a acordar

de ti.

y seguramente el imbécil

de tu amante tampoco,

te salió mal la jugada, muy mal.

elena: ¿a qué viniste?

¿a ver cómo estoy?

aquí me tienes.

deshecha.

acabaste conmigo.

ernesto: no puedo creer,

sigues con esas ínfulas

de grandeza, bueno.

aquí poco te van a servir,

¿sabes?

porque tu soberbia es enorme.

elena: me repugna verte.

no te vuelvas a aparecer aquí.

ernesto: ¿quieres que le diga

algo a nico?

pedro: quieres decirle algo

a tu mamá?

te puedo grabar si quieres.

bueno, está bien,

no pasa nada, pero no olvides

lo que te dijo, ¿sí?

ella te ama por sobre todas las

cosas aunque tu papá

te diga lo contrario.

y, yo al igual que tu mamá,

jamás en la vida haría algo

que te dañara, ¿ok?

¿me das un abrazo?

bueno, mira,

si algún día dejas de estar

enojado conmigo, búscame,

por favor, nico.

yo siempre voy a estar para ti,

siempre, no lo olvides.

nicolás: ajá.

pedro: bueno, ya me voy, maru,

gracias.

maru: ayer tu mamá me habló por

teléfono y me pidió este favor.

por eso lo hice.

la pobrecita está muy triste.

por favor, no me vayas a echar

de cabeza con tu papá.

¿sí, por favor?

agustín: pásele, pásele.

nelson: maría, vas a estrenar

tu moisés.

chano: hola, ¿se puede?

agustín: ¿y ahora?

¿qué hacen aquí? pásenle.

chano: gracias, ¿cómo qué qué

hacemos aquí?

vinimos a conocer a maría

y de paso le trajimos

unos regalitos.

agustín: qué detallazo, gracias.

chano: ¿la puedo ver?

ay, chiquita, ay, está hermosa.

hola, maría.

soy tu tío chano.

qué cosa tan linda.

¿puedo cagarla?

nelson: sí, nada más un ratito.

chano: sí, a ver, ven con tu

tío.

chiquita linda, hermosa.

agustín: de haber sabido que

venían, hubiera pasado a comprar

algo, no tengo nada

que ofrecerles.

>> tranquilo, nada más venimos

un rato, tenemos que regresar

a chambear.

¿no ves que el patrón nos trae

bien cortitos?

gina: ay, con permiso,

me voy a recostar, me duele

mucho la cabeza.

chano: sí.

>> de veras que está bien

bonita, qué bueno que no se

parece a ti, mano.

agustín: ¿qué traes?

es idéntica a mí, fíjate.

nelson: eso quisieras, es una

lópez 100 por ciento,

idéntica a mí.

chano: ¿quieres cargarla?

>> no, no se me vaya a caer.

chano: ¿cómo se te va a caer?

no digas tonterías.

nada más con cuidado.

agustín: le agarras la cabecita.

tenle bien la cabecita.

chano: ahí está.

horacio: ¿cómo estás, hija?

se me parte el corazón

de verte aquí. o sea...

elena: ay, papá, tranquilo.

no me han tratado mal.

horacio: por lo menos eso, ¿no?

elena: pero acabo de recibir la

desagradable visita de ernesto.

y eso sí me tiene muy

descompuesta.

horacio: ¡imbécil!

¿y se puede saber a qué vino?

elena: a regocijarse de lo que

hizo, ¿para qué más?

pero no le di el gusto

de quebrarme.

está muy confiado en que me voy

a quedar aquí muchos años.

horacio: eso quiere decir que no

ha llegado a sus oídos lo que

tenemos entre manos.

no he querido acercarme

a nico por lo mismo.

no quiero que este imbécil

se ponga alerta.

y perdóname que no te traiga

noticias de nico, ¿sí?

elena: sí, no te preocupes,

pedro me va a hacer el favor de

darle un mensaje que le grabé.

maru lo va a ayudar.

horacio: ojalá y no sea

contraproducente.

si ernesto se entera,

lo va a usar en tu contra.

elena: me la tuve que jugar.

no podía pasar un día más sin

que nico supiera la verdad.

en este momento,

lo único que tiene en su cabeza

son mentiras que le dice

ernesto.

horacio: ya lo hiciste,

ahora confiemos en que

nico guarde el secreto, ¿no?

elena: lo va a hacer.

horacio: ¿necesitas que te

traiga algo?

lo que quieras.

elena: no sé muy bien lo que

podemos tener aquí, pero

un par de libros no estaría mal.

horacio: claro que sí,

¿quieres una novela?

¿novela histórica, qué quieres?

elena: sí, entre más largas

sean, mejor.

en este lugar las horas

son eternas.

horacio: te quiero, mi niña.

elena: y yo a ti, papá.

irene: la verdad es que sí

quiero cambiar, en serio.

ya hasta conseguí un terapeuta.

y mañana tengo cita con él.

andrea: ¡qué bien!

yo te acompaño.

irene: ay, no, mamá.

¿cómo crees? ni que fuera una

niña.

imagínate llegando contigo

ahí a terapia.

andrea: ya sé, tienes razón,

discúlpame.

pero para mí, siempre vas a ser

mi niña.

irene: no te preocupes,

lo entiendo, y la verdad,

agradezco mucho tu cariño.

siempre pensé que yo no te

importaba.

andrea: no me digas eso.

yo siempre he tratado de

quererlas a las tres por igual,

pero tal vez no supe hacerlo.

te fallé, hijita, perdón.

irene: bueno, ahora estás a mi

lado y con eso es suficiente.

gina: ah, ¿ya se fueron?

agustín: sí, ya, ni la mueles.

¿qué te costaba convivir

con ellos un rato?

son buenos amigos.

gina: buenos amigos tuyos,

no buenos amigos míos.

agustín: ni siquiera las gracias

les diste por los regalos.

gina: ya, ¿para qué?

tú lo hiciste, ¿no?

y espero que no se aparezcan por

aquí cada vez que se les antoje.

por lo menos que avisen.

agustín: gina, quedamos en hacer

lo posible para que esto

funcione.

gina: yo estoy poniendo todo

de mi parte, pero no tengo

porqué aguantar a tus amigos,

francamente.

maría: [llora]

gina: mira, ya la despertaste.

agustín: ha de querer su mamila.

gina: ay, ¿la preparas tú?

yo no tengo idea de cómo

hacerla.

agustín: vas a tener que

aprender.

cuando me vaya a trabajar,

¿qué vas a hacer?

voy a preparársela. ya, ya.

[música]

[música]

pedro: hola, ma.

esther: hola, hijo,

¿cómo te fue con nico?

pedro: bien y mal.

de último momento,

se me ocurrió decirle a maru

que me dejara verlo ya que no

estaba ernesto en la casa,

así que fui yo el que le enseñó

la grabación.

esther: qué bien que estuviste

con él.

pedro: sí, pero no me recibió

muy contento.

se ha encargado ernesto

de envenenarlo en contra

de elena y mía.

esther: ¿y qué dijo nico cuando

oyó la grabación?

pedro: nada, se quedó mudo.

esther: no te preocupes,

es un niño muy sensible.

seguro que el mensaje

le va a llegar al corazón

y va a reaccionar.

pedro: le pedí que me diera

un abrazo.

y se echó para atrás.

sentí horrible.

esther: con el tiempo va

a entender cuánto lo quieres.

y que tú jamás le vas a hacer

daño.

pedro: ojalá.

la que me preocupa es elena.

le va a doler mucho

cuando le diga que no reaccionó

como esperaba.

esther: no se lo digas así.

en el fondo, escuchar la voz

de su mamá, le debe haber tocado

el corazón.

nico la ama, elena es su

adoración.

agustín: ya estoy aquí,

disculpen la tardanza.

nelson: te entretuvo la niña.

agustín: tuve que hacerle su

mamila y hacer que se durmiera.

nelson: ¿y por qué no lo hizo

gina?

agustín: todavía le dolía un

poquito la cabeza.

nelson: ah, échale la mano al

chano con el coche de la señora

estrada, urge terminarlo.

agustín: sí.

nelson: gracias.

agustín: ¿por qué no fuiste con

los muchachos a conocer a maría?

rosa: me dijeron pero preferí no

ir, capaz que gina me hace

una grosería.

sigue enojada conmigo.

agustín: no le des importancia,

ya se le va a pasar.

rosa: ¿y tú, cómo estás?

agustín: feliz de que ya está mi

hija en la casa.

rosa: se te nota,

me da gusto verte tan contento.

agustín: gracias, rosa.

ya me voy a chambear.

[celular]

rosa: hola.

samuel: hola, ¿cómo estás?

rosa: bien, aquí trabajando.

¿nos vamos a ver en la noche?

samuel: no voy a poder,

tengo mucho material

que revisar.

por eso te llamo.

rosa: no te preocupes,

nos hablamos mañana.

te mando un beso.

gina: ay, no, qué asco.

¡ah!

no voy a poder con esto,

cómo apesta.

[celular]

¿bueno?

>> ¿qué onda, gina?

me contó rené que ya nació tu

bebé. felicidades.

gina: ay, gracias.

>> ¿y qué tal? ¿cómo vas?

gina: me estoy volviendo loca,

esto de que es lo más lindo del

mundo, tener un bebé,

es un mito que alguien inventó.

ay, la acabo de cambiar,

no tienes idea qué asco me dio.

>> no, y lo que te falta.

yo por eso, mejor no tengo

hijos.

gina: a mí tampoco se me da eso

de ser mamá.

>> ya te vas a acostumbrar,

y si no, pues, te contratas una

niñera.

gina: eso no estaría nada mal.

maru: come, se te va a enfriar

la comida.

nico: no tengo hambre.

maru: pero tienes que comer,

tu mamá me lo encargó mucho.

ernesto: ¿hijo?

hola, mi amor, ¿cómo estás?

buenas noches.

maru: buenas noches.

ernesto: ¿qué tienes?

¿te pasó algo?

nicolás: ¿por qué te tardaste

tanto? no me gusta quedarme

solo.

ernesto: perdón, tuve cosas que

hacer, lo siento.

te prometo que de ahora en

adelante, no te voy a dejar

tanto tiempo, ¿de acuerdo?

nicolás: bueno.

maru: ¿le sirvo de cenar, señor?

ernesto: sí, por favor.

>> mira lo que te compré.

recordé que te gustan.

gabriela: huelen riquísimo.

¿y cómo te acordaste?

>> tengo grabado aquí

todo lo que se trata de ti.

hasta los más mínimos detalles.

gabriela: eres un hablador,

seguramente eso le dices

a todas.

>> para nada, a ver,

ponme a prueba.

gabriela: ¿qué es lo que más me

choca en la vida?

>> que te jalen el pelo.

gabriela: es cierto.

>> ¿ves?

¿cuándo vas a terminar

de entender que para mí

eres muy importante.

gabriela: ya no sigas,

por favor, mejor cuéntame

qué andas haciendo por acá.

>> resulta que muy cerca

de tu oficina, me rentaron

un espacio para un estudio

de sonido que queremos poner

rafael y yo.

ya ves que le sabe muchísimo

a las grabaciones y...

ga... gabriela, te estoy

hablando.

gabriela: perdón, ¿me decías?

>> ¿dónde andas?

gabriela: perdón, es que vi

a alguien parecido a samuel

y pensé que era él.

>> ¿otra vez samuel?

gabriela: lo siento.

no me lo puedo sacar de la

cabeza.

>> es lo que veo.

el tiempo va a ayudar.

y yo te seguiré esperando,

al fin te he esperado siempre.

¿qué da un poquito más?

[t.v.]

gina: cómo te tardas.

la niña está insoportable,

no ha parado de llorar.

agustín: pero, ¿está bien?

gina: sí, ¿dónde estabas?

agustín: fui a comprar unas

cosas para maría.

lo bueno es que rosa

me acompañó porque yo

no hubiera sabido qué hacía

falta para la casa.

gina: ¿rosa? ¿rosa?

¿qué tiene que estar haciéndose

rosa la comedida? no entiendo.

me purga que se meta donde

no la llaman.

agustín: ya bájale,

todo lo que hace te parece mal.

gina: la niña...

agustín: maría.

gina: maría está en tu cuarto.

hazte cargo de ella, por favor,

yo estoy agotada.

[música]

[música]

esther: ¿se puede, hijo?

pedro: sí, ma, pasa.

esther: que bonito

te está quedando.

pedro: es la propuesta que le

voy a presentar a contact.

ya mero, mi primer proyecto.

esther: qué bueno, me alegra

mucho que te pongas a

trabajar así, hijo. te distraes.

pedro: he estado pensando en el

futuro y en lo que quisiera

ofrecerle a nicolás.

y a elena cuando pase toda esta

pesadilla.

quisiera hacer una maestría

en diseño automotriz.

y encontré una en italia,

en boloña.

me imaginé viviendo allá

con nico, con elena.

¿crees que es mucho soñar?

esther: no, para nada.

tú vas a ver que van a venir

tiempos mucho mejores que estos.

se van a cumplir todos tus

sueños.

[celular]

pedro: es elena.

esther: contesta.

pedro: ¿bueno? mi amor.

elena: ¿cómo estás?

¿qué pasó con el mensaje que le

mandé a nicolás?

¿sabes si maru pudo hacer

que lo escuchara?

pedro: yo mismo se lo enseñé.

cuando fui a llevar la

grabación, coincidió en que no

estaba ernesto, y me permitió

verlo maru.

elena: ¿y qué dijo?

pedro: estaba tan impresionado

que no dijo nada, corazón,

se quedó completamente mudo.

elena: no me digas,

ya no me quiere.

me debe de odiar.

pedro: no, mira, lo que pasa es

que no se lo esperaba.

yo estoy seguro que tus palabras

le llegaron a su corazoncito.

elena: ojalá, porque no voy

a tener otra oportunidad

de explicarle.

pedro: yo estoy seguro que

lo que le dijiste, le está dando

vueltas en su cabecita.

entiéndelo, lo tiene muy

influenciado ernesto, corazón.

yo sé que tarde o temprano,

él se va a dar cuenta quién sí

dice la verdad y quién miente.

elena: eso espero.

ernesto estuvo aquí,

vino a verme.

pedro: ¿cómo se atrevió?

elena: fue muy desagradable,

pero no dejé que me viera

derrotada.

pedro: y tú, ¿cómo estás?

¿has podido dormir?

elena: anoche, no tanto.

me dio insomnio pensando en

nicolás.

¿tienes alguna foto del concurso

donde salgamos los tres?

pedro: claro, ¿quieres que le

saque alguna copia y te la hago

llegar?

elena: sí, me encantaría.

así sentiré que los tengo cerca.

pedro: estoy cerca, mi amor.

todo el día y toda la noche

estoy contigo, piensa en eso.

elena: gracias, mi amor.

pero tengo que colgar,

no puedo abusar del tiempo

que juana me permite estar

en el teléfono.

pedro: sí, no te preocupes.

te amo.

te amo, mi amor, te amo más

que a mi vida.

elena: y yo a ti.

agustín: buenos días.

gina: buenos días.

agustín: ¿preparaste algo de

desayunar?

gina: no, si tienes hambre,

prepáratelo tú.

agustín: no sabes la noche que

pasó maría, casi no he dormido.

necesitamos organizarnos,

yo tengo que ir a trabajar.

no puedo con todo.

gina: hago lo que puedo,

pero eso de ser mamá

no se me da.

en cambio a ti, eso de la

maternidad se te da de manera

natural.

agustín: pero yo no soy la mamá.

y yo no puedo estar aquí todo

el tiempo, no me puedo llevar

a maría a trabajar,

te tienes que hacer cargo,

¿dónde está tu instinto materno?

gina: [resuella]

no tengo ahorita,

¿dónde lo venden?

agustín: contigo no se puede.

irene: se supone que voy

a terapia.

así que tengo tiempo libre.

quiero verte.

ernesto: no, no puedo.

voy a quedarme con nico.

no lo veo bien.

no lo quiero dejar solo.

irene: no importa, yo voy

para allá.

al fin que ya hablé con él,

lo puedo distraer con cualquier

cosa y luego me concentro

en relajarte a ti.

ernesto: no, no.

irene: sí, voy para allá.

ernesto: no, irene...

gabriela: aquí están las

cotizaciones de los vinos.

y los hojaldres.

irene: está bien, pero tengo

terapia.

así que cuando regrese, lo veo.

gracias.

gabriela: ¿terapia?

[timbre]

esther: ay, agustín, ¿qué tal?

¿qué haces por aquí?

pásale.

agustín: gracias.

disculpe que la moleste,

es que no sabía

a quién más recurrir.

ni gina ni yo tenemos quien nos

pueda orientar en cómo cuidar

a maría.

andamos bien perdidos,

¿para qué más que la verdad?

más ella que yo.

¿sería mucho atrevimiento de mi

parte pedirle que le dé unos

consejitos?

usted es muy buen ejemplo

a seguir, es y ha sido

una gran mamá.

esther: gracias, pero

¿gina está de acuerdo?

agustín: aunque no estuviera,

ella no sabe que vine a verla.

eso no importa.

esther: ¿cómo que no?

mejo pegúntale y ya después

hablamos.

agustín: no, por favor.

si para usted no es problema,

con eso basta.

ella no tiene porqué negarse.

esther: no sé, gina y yo nunca

nos hemos llevado muy bien.

agustín: usted hasta la estuvo

cuidando aquí en su casa.

por favor, ándele.

esther: bueno, está bien.

sólo porque no sé qué me da

verte tan preocupado

por tu hija.

agustín: ¿entonces, sí?

esther: sí, ¿cómo negarme?

agustín: muchas gracias,

muchas, muchas gracias.

nicolás: ya no quiero jugar.

ernesto: ¿por qué eres tan

grosero?

si no quieres jugar, está bien,

pero no tienes que destruir

lo que habíamos armado.

irene: hola.

mira, mi vida, lo que te traje.

¿no te gustan las paletas?

ernesto: está de malas.

irene: ¿qué te pasa?

sabes que me puedes decir,

puedes confiar en mí.

yo te quiero como si fueras mi

hijo.

nicolás: tú no eres mi mamá.

irene: claro que no, mi vida,

discúlpame, no quise decir eso.

ernesto: ¿me acompañas

por favor?

te dije que no vinieras,

¿por qué tienes que hacer

siempre lo que se te da la gana?

nicolás no está bien,

y lo que dijiste,

no le gustó nada.

nunca vas a reemplazar a su

madre. nunca.

irene: lo sé y te juro que no

lo hice con mal intención.

ernesto: lo mejor es que te

vayas, por favor.

irene: no pienso haber dado esta

vuelta en vano.

ernesto: no empieces, por favor.

irene: no empieces tú.

ahora que elena no está,

deberíamos aprovechar,

y tú te resistes.

ernesto: ¿para qué apresurar

las cosas?

ya tendremos tiempo de sobra,

mi divorcio es un hecho.

a elena le van a dar muchos años

en la cárcel.

irene: y una vez que estés

divorciado, nos vamos a casar.

yo no quiero seguir siendo

tu amante, sino tu esposa.

ándale, ven.

vamos, vamos.

[música]

[música]

>> guau,

está increíble, nada que ver

con lo que me habían propuesto.

pedro: ¿en serio?

muchas gracias, mi idea es

incrementar un 30% el caballaje,

sin que eso afecte el

rendimiento ni la vida

del motor, por supuesto.

>> adelante.

mañana mismo les mando el coche.

alejandro no me mintió cuando

me dijo que eras muy bueno.

pedro: muchas gracias,

va a quedar muy complacido

con su trabajo. se lo aseguro.

>> no lo dudo.

alejandro: te lo dije.

maría: [llora]

gina: ya, por piedad.

me vas a volver loca, ya.

ya deja de llorar,

deja de llorar.

qué bueno que llegas,

no sé qué le pasa, no deja de

llorar.

esther: hola, gina.

gina: buenas tardes.

esther: préstamela.

yo me encargo.

¿por qué lloras, mi amor?

¿tienes hambre o estás

acalorada? ¿qué tienes, corazón?

gina: ¿qué hace aquí esther?

agustín: yo le pedí que viniera

a ayudarnos.

esther: qué bonita estás, mami.

gina: conmigo siempre está

llorando, no sé qué hacer.

esther: los bebés lloran porque

es la manera que tienen

para comunicarse.

puede ser porque tengan frío,

calor. o están mojados o algo

les aprieta.

o lo más sencillo,

que tengan hambre.

¿la estás amamantando?

gina: no me salía leche

así es que no quise.

esther: ay, qué lástima, porque

la leche materna es un alimento

muy completo.

además, los protege de cualquier

virus o bacteria.

y lo mejor de todo es que te

evitas las mamilas.

agustín: nos han dado una

fórmulas y gina no sabe ni cómo

prepararlas.

esther: es muy fácil,

yo te enseño.

agustín: muchas gracias,

me tengo que ir a trabajar.

esther: vete tranquilo,

nosotras nos encargamos

de maría.

agustín: se lo agradezco

muchísimo.

esther: que te vaya bien.

ay, qué bonita está.

gina: gracias.

juana: voy a firmar una hoja de

ingreso en lo que tú haces tu

llamada.

al cabo que contigo

no hay problema.

elena: gracias.

rita: ey,

como que tienes muchos

privilegios para ser nueva, ¿no?

¿qué? ¿tienes una palanca aquí

adentro o qué?

elena: no es asunto tuyo.

dame la tarjeta, por favor.

rita: ¿quieres hablar

por teléfono?

cada vez que lo hagas,

te vas a caer con 100 pesos.

elena: no tengo dinero.

rita: esa es tu bronca.

creo que ya me debes como 300

pesos, ¿no?

por las llamadas que has hecho

desde que llegaste.

elena: está bien, llévame

la cuenta.

dame la tarjeta.

rita: ¿qué dijiste?

"ya le vi la cara a esta".

te caes con la lana

y te doy la tarjeta.

o no hay llamadas.

y mucho cuidado con abrir

la boca, niñita.

porque no te la acabas.

¿capici?

esther: después de que le des su

leche, te esperas unos minutos

para sacarle el aire.

así como le hice yo hace ratito.

y con eso evitas los cólicos.

¿ya la bañaste?

gina: no, que lo haga agustín,

eso sí me da pavor.

esther: a mí también me daba

mucho miedo al principio.

pero es cosa de que lo hagas

una vez,

¿tienes bañera?

gina: sí, está en el baño.

esther: vamos a bañarla.

[celular]

vente, chiquita.

¿no vas a contestar?

gina: no, es del trabajo.

que se las arreglen como puedan.

esther: es muy importante que

mientras la bañas, no vaya

a haber corrientes de aire.

ernesto: ¿por qué no bajabas

a comer?

nicolás: no tengo hambre.

ernesto: ¿te sientes mal?

no tienes temperatura,

¿te duele algo?

nicolás: la cabeza.

ernesto: voy a llamar al doctor

vera.

nicolás: no, lo que quiero

es ver a mi mamá.

ernesto: ya lo hablamos,

mamá va a tardar en regresar.

nicolás: ¿cuánto tiempo?

ernesto: no sé, eso no depende

de mí, es cosa de las

autoridades. tranquilo.

¿qué te pasa?

¿por qué no quieres

que te toque?

nicolás: porque no.

quiero ir a mi cuarto.

ernesto: de acuerdo, pero

primero te comes la sopa,

por favor.

sírvele, maru.

maru: sí, señor.

elena: perdóname, una fulana

me quitó tu tarjeta.

>> sí, ya supe, fue rita.

es de las que tienen poder,

lo mejor es no meterse con ella.

elena: ¿y por qué se lo

permiten?

>> es que así es aquí adentro,

hasta que llega otra más picuda

y la pone en su lugar.

elena: ¿y el director del

reclusorio porqué no hace nada?

>> se hacen de la vista gorda.

qué bueno que no le dijiste

nada a juana porque si no

te va peor.

yo te recomiendo que le pagues

la cuota que te pidió.

elena: no le voy a pagar nada,

y si no le dije nada a juana

fue porque no había regresado.

yo no voy a permitir que la tal

rita esa abuse de mí,

la voy a reportar.

>> no lo hagas, por favor.

no te conviene.

yo sé perfectamente lo que te

digo porque yo pasé por lo

mismo.

elena: lo siento mucho por ti,

porque yo no me voy a dejar.

[tono]

horacio: pedro, soy horacio.

pedro: sí, buenas noches.

horacio: ¿has tenido noticias

de mi hija?

pedro: sí, me llamó esta mañana

para saber si nico había

recibido su mensaje.

horacio: ¿y lo recibió?

pedro: sí, pero lamentablemente

no reaccionó como elena

esperaba.

seguramente lo puso ernesto

en contra de ella.

horacio: pobre de mi hija,

se debe haber quedado

desconsolada.

pedro: mañana es día de visitas,

¿usted va a ir a verla?

horacio: sí, claro, ¿y tú?

pedro: sí, también.

horacio: allá nos vemos.

pedro: hasta mañana.

ernesto: ¿dónde quieres

que vayamos mañana?

¿al zoológico, al parque,

al acuario?

ya, mi amor, anímate,

no me gusta verte así.

nicolás: al parque.

ernesto: perfecto.

nos llevamos el balón.

ecole.

buenas noches.

[música]

[música]

esther: bueno, pues,

yo ya me voy.

mírala, duerme como un angelito.

así les pasa después del baño.

les gusta mucho.

gina: sí.

esther: adiós, maría.

otro día te vengo a ver,

corazón.

que no se te olvide decirle

cosas bonitas, cosas que te

salgan del corazón.

gina: yo sé, pero es que a mí

nomás no se me dan esas cosas.

agustín: buenas noches.

gina: [chista]

baja la voz, la niña ya se

durmió.

agustín: chiquita.

ay, qué rico huele.

esther: la bañamos.

buenas noches, nelson.

nelson: buenas noches,

vine a ver a mi nieta.

le traje unos regalitos.

agustín: ¿se queda a cenar

con nosotros?

esther: no, muchas gracias,

ya me voy.

nelson: si me permites,

te llevo.

esther: bueno, está bien.

gracias, nelson.

nos vemos, con permiso.

agustín: gracias, doña esther.

esther: de nada.

agustín: gracias.

ni las gracias le diste.

gina: ¿no le dije nada?

ay, qué pena, se me pasó.

me muero de hambre,

vamos a comer algo.

irene: "dependencia emocional

y co-dependencia".

andrea: buenas noches.

irene: hola, ma.

andrea: ¿cómo te fue con tu

terapeuta?

irene: bien, muy bien.

estuvimos hablando de las

dependencias emocionales.

y cuándo es que se convierten

en vínculos tóxicos

y enfermizos.

y eso es lo que me pasó

con ernesto.

andrea: puede ser, todos hemos

caído en eso en algún momento.

me da gusto que lo comprendas

para que no te vuelva a pasar.

irene: sí, ma, para eso justo

me va a servir la terapia.

andrea: ¿ya cenaste?

irene: no, te estaba esperando.

andrea: bueno, pues, vamos.

irene: vamos.

esther: no te quedes ahí.

nelson: no, ya me voy.

esther: pásale, por favor.

mira, si domingo estuviera

aquí, me diría que guardar

rencores no sirve para nada.

que hay que aprender a perdonar.

estás en tu casa, nelson.

nelson: gracias, gracias.

esther: siéntate, por favor.

vieras que me sentí tan a gusto

enseñándole a gina cómo cuidar

a su bebé.

como si nada hubiera pasado

entre nosotros.

nelson: si algún día puedes

perdonarme, me vas a hacer muy

feliz.

me duele mucho haber perdido

tu amistad.

esther: sí, lo que pasó

nos separó y yo no quería volver

a saber nada de ti, pero ya ves.

la cabeza dice una cosa,

pero el corazón dice otra.

nelson: si me das la

oportunidad, me voy a empeñar

en que recuperes la confianza

en mí.

esther: está bien, yo no soy

mujer de rencores.

pedro: buenas noches.

esther: buenas noches, hijo.

nelson: buenas noches.

pedro: ¿tu nieta cómo está?

nelson: bien, ya está en casa

de agustín.

esther: estuve ayudando a gina

toda la tarde con la bebé.

pedro: ¿tú?

esther: si, agustín me lo pidió.

y yo lo hice de corazón,

con mucho gusto.

nelson: con permiso,

yo los dejo.

buenas noches, y gracias.

esther: buenas noches, gracias.

pedro: ahora sí me dejaste

con el ojo cuadrado.

¿cómo es que fuiste a ayudar

a gina?

y te veo platicando con nelson

así de tranquila.

esther: no hay nada que

explicar, si algo aprendí de tu

papá es que no hay que perder

el tiempo en rencores.

¿verdad?

pedro: sí, tienes razón,

bien dicho.

esther: lo que sí es que por

andar cambiando pañales,

no tengo nada preparado

para cenar.

pedro: no te preocupes.

hacemos algo entre los dos,

¿te parece?

esther: ándale, vamos.

[ríe]

[sirena]

>> gloria y lola ya llevan

muchísimo tiempo aquí.

elena: ¿cuánto tiempo les falta

para salir?

lola: uy, a gloria le faltan 35

años.

elena: ¿35?

gloria: si te platicara.

[grita]

rita: ya me dijeron que quieres

abrir la boca demás.

¿qué no te quedó claro que aquí

la que manda soy yo?

elena: tú no eres nadie para

decirme lo que tengo que hacer.

rita: salió rezongona la nueva.

agárrenla.

elena: no me toques.

rita: más vale que no te pongas

flamenca si no quieres amanecer

en la enfermería.

llévensela.

elena: suéltenme.

rita: y ustedes...

calladitas.

vámonos, ábreme.

[celular]

ernesto: aguanta, aguanta.

aguanta un segundo.

dime, irene.

irene: ¿cómo estás, mi amor?

ernesto: bien, de hecho, estoy

jugando con nico en el parque.

interrumpiste un partido.

irene: lo siento, oye,

¿y pudiste hablar con él?

ernesto: no, pero está más

tranquilo.

irene: ¿en qué parque están?

los quiero alcanzar.

ernesto: no, no, lo que menos

quiero es que nico se ponga

molesto con tu presencia.

ayer me costó trabajo sacarle

una sonrisa, estaba molesto,

arisco.

[música]

[música]

Cargando Playlist...