null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 62

4 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

chano: me pidió jimmy

que te diera esto.

pedro: ah, gracias.

jimmy: te estoy muy agradecido

por haberme salvado la vida.

sé que me vas a odiar

cuando te enteres

de lo siguiente,

pero tienes que saberlo.

fui yo quien le consiguió

lexbutrol a ernesto

para hacerles creer a todos

que elena se drogaba.

gina me lo consiguió.

cuando se enteró

para qué lo quería,

no dijo nada, se lo calló.

y todo para quedarse contigo.

abusado con ella,

es una mala persona.

cuídate.

>> hola, pedro.

agustín: ¿adónde vas?

pedro: voy a hablar con gina.

mónica: en su correo

había un mail de un tal

adolfo novoa.

solamente decía que había

recibido los documentos

firmados.

horacio: ¿adolfo novoa?

no, no me suena para nada.

mónica: no, ni a mí.

pero el texto se me hizo

sospechoso.

así que es que me di a la tarea

de averiguar quién es.

y, según su perfil

en redes sociales,

es un contador que tiene

una empresa de asuntos

contables.

horacio: ¿y?

mónica: inventé un correo

y le pedí información

de sus servicios.

horacio: ¿te contestó?

mónica: no, todavía no.

pero estoy esperando

la respuesta,

así es que déjame, reviso.

a ver, a ver.

ernesto: ¡de ninguna manera!

¡es una invasión a la privacidad

y no lo voy a permitir!

horacio: ¿es ernesto?

mónica: ay, es ernesto, sí.

ernesto: no, no los voy

a tolerar.

se acabó, vámonos, fuera.

horacio: los señores vienen

del despacho de auditoría

que yo contraté.

permítales, por favor,

que hagan su trabajo, ¿sí?

ernesto: no, no tienes

ningún derecho.

horacio: por supuesto que sí.

te advertí que iba a hacer

la auditoría de toda la empresa,

incluyéndome a mí.

voy a descubrir qué hiciste

para involucrarme en ese fraude.

ernesto: estás cometiendo

un grave error.

vamos a quebrar.

horacio: no me importa.

y como la auditoría va a tardar,

te aconsejo que tomes

unos días de descanso.

aprovéchalos, te ves

muy estresado.

adelante, por favor.

pasen.

que tengas un día maravilloso.

vámonos.

>> ¿qué pasó, agustín?

¿qué se te ofrece?

agustín: es que traigo algo

que no me deja en paz.

>> ¿qué?

agustín: me quedé preocupado

por gina.

¿no notaste que pedro

iba bien enojado?

>> bueno, pues tendrá

sus motivos.

agustín: llámala a gina,

para preguntarle cómo está.

>> ay, ¿hasta cuándo

vas a seguir con eso?

gina no te quiere, ya.

sácatela de la cabeza.

ni siquiera agradece

que te preocupas por ella.

agustín: no seas gacha,

por favor.

>> no, ya, tú no seas terco.

estás obsesionado.

no es para ti, agustín.

¿con qué palabras

quieres que te lo diga?

olvídala y dale vuelta

a la página.

agustín: ojalá pudiera.

>> pues, ¿qué?

no veo que te empeñes

ni tantito.

parece que te gusta

que te traten mal.

agustín: achis, tampoco, ¿eh?

>> demuéstramelo.

agustín: o sea, ¿no le vas

a marcar?

>> no.

nelson: ¡otra vez no está!

¿adónde demonios fue pedro?

>> eh--eh, cuando llegamos,

iba saliendo,

dijo que iba a hablar con gina.

nelson: no puede ser.

¿aquí todo el mundo hace

lo que se le pega la gana?

>> ya, vete a trabajar.

agustín: mala amiga.

>> al contrario.

vas a ver que a la larga

me lo vas a agradecer.

nicolás: no, tía, eso no va ahí.

irene: es que hace mucho no

hago un rompecabezas, mi vida.

nicolás: ay, mi mamá

es buenísima.

¿le podemos hablar?

irene: mejor esperemos

a que ella hable.

de seguro está muy ocupada.

nicolás: quiero decirle

que la extraño.

irene: ¿y no te importa

que esté con pedro?

nicolás: ay, no, no quiero

hablar.

yo a él no lo quiero.

[celular]

irene: voy por agua,

ahorita vengo.

nicolás: sí.

irene: ¿bueno?

elena: hola, ¿estás con nico?

irene: sí, está en su cuarto.

elena: ¿y por qué no fue

a la escuela?

irene: pues, ernesto no quiso

mandarlo.

me imagino que para que tú

no intentaras verlo.

¿cómo supiste?

elena: gabriela fue a preguntar

por él.

me hubieras avisado.

irene: es que justo estaba

pensando en llamarte,

pero me entretuve.

elena: ay, es que estoy

muy ansiosa.

me entró la paranoia

de que ernesto se lo quiera

llevar lejos.

tú me avisarías, ¿verdad?

irene: obviamente.

no te preocupes.

elena: ¿y pregunta por mí?

irene: sí.

pero no quiere hablar contigo.

elena: lo extraño tanto.

irene: todavía no es momento

de que hablen.

¿para qué te expones?

ya sabes, a que te diga algo

que no te guste--

nicolás: tía.

irene: me está llamando.

chau.

¿sí, mi vida?

nicolás: ¿con quién hablabas?

irene: con tu papá.

nicolás: yo creí que era

mi mamá.

irene: vamos a seguir

con el rompecabezas, ándale.

¿adelantaste?

nicolás: sí, ya.

irene: ah.

ernesto: horacio,

vamos a hablar.

lo que estás haciendo

es una estupidez.

tienes que parar la auditoría.

la empresa se está hundiendo.

horacio: no, no voy a parar

nada y no voy a retirar

ninguna auditoría

hasta que mi nombre esté limpio.

y voy a comprobar que jamás

me he robado un centavo.

ernesto: no veo cómo.

los documentos que pasé

hablan por sí solos.

horacio: porque tú

los manipulaste.

pero voy a encontrar el modo

de impugnarlos, y tú no te vas

a salir con la tuya.

te voy a hundir en la cárcel.

ernesto: no tienes idea

de lo que dices, hombre.

el que se va a hundir

en la cárcel eres tú.

horacio: tú no eres nadie

sin mí.

eres un pobre tipo,

sin prestigio.

y voy a encargarme de divulgar

todo lo que me hiciste.

ernesto: está bien.

pero digas lo que digas,

sabes que tengo la sartén

por el mango.

y no solamente en la empresa,

¿sabes?

sino con toda tu familia.

empezando por elena.

voy a hacer que nicolás

los odie.

horacio: qué cobarde eres.

usar a tu hijo para hacer

tus estupideces.

ernesto: exactamente,

como lo acabas de decir.

mi hijo.

horacio: todos estos años

nos hiciste creer

que eras un padre ejemplar,

y no eres más que una basura.

maldita la hora que te casaste

con mi hija.

y me voy a arrepentir

todos los días de mi vida

haberte hecho mi socio.

¡lárgate!

¡lárgate de aquí! ¡lárgate!

ernesto: el que se enoja pierde.

horacio: eres una basura,

un cerdo, lárgate, imbécil.

[teléfono]

gina: ¿sí?

>> gina, te busca tu esposo.

gina: que pase, por favor.

gracias.

pedro: quiero que me expliques

qué significa esto.

jimmy: te estoy muy agradecido

por haberme salvado la vida.

sé que me vas a odiar

cuando te enteres

de lo siguiente,

pero tienes que saberlo.

fui yo quien le consiguió

el lexbutrol a ernesto

para hacerles creer a todos

que elena se drogaba.

gina me lo consiguió.

cuando se enteró

para qué lo quería,

no dijo nada, se lo calló.

y todo para quedarse contigo.

pedro: ¿qué tienes que decirme?

gina: yo no sabía

que el esposo de elena

se lo había pedido a jimmy

ni para qué la iba a usar--

pedro: ¡mientes, gina!

gina: jimmy me dijo que era

para el caballo de un tío suyo.

pedro, tranquilízate.

pedro: júrame que no sabías

que era para dárselo a elena,

gina, ¡júrame eso!

gina: sí, sí, cuando me enteré,

ya era demasiado tarde.

pedro: con esa información,

elena hubiera podido demostrar

que no se drogaba

y mi hijo estuviera con ella.

¡pero callaste!

si no me entero por jimmy,

nunca hubieras abierto la boca.

¡nunca te lo voy a perdonar!

¡nunca!

seguramente también sabías

que me casé contigo

obligado por ernesto.

gina: ah.

¿qué me estás diciendo?

¿me usaste para ayudarla

a ella?

claro.

¿cómo pude ser tan estúpida

para creer que te casabas

conmigo por nuestro bebé?

claro, qué estúpida.

ahora entiendo todo.

vete, por favor.

vete.

no sé si después de esto

pueda seguir contigo.

vete, por favor.

vete, no te quiero ver.

[llora]

adolfo: ernesto, ¿cómo estás?

qué gusto verte.

¿qué te trae por aquí?

toma asiento.

ernesto: pues tenemos

que hablar.

horacio pidió una auditoría.

adolfo: no me digas.

ernesto: sí.

¿qué riesgos corremos

que nos descubra?

adolfo: no es tan fácil.

es más preocupante

lo que pueda pasar

con la empresa.

las auditorías son tardadas.

vas a perder mucho dinero, ¿eh?

ernesto: sí.

y no estamos en este momento

para...

adolfo: tienes que frenar eso.

ernesto: pero ¿cómo?

horacio está necio.

cree que con esto,

pues va a descubrir

cómo hicimos el fraude.

adolfo: pacta con él.

ofrécele levantar la denuncia.

ernesto: no, no, jamás,

por supuesto que no.

no voy a retractarme

de lo que hice.

adolfo: entonces, prepárate,

porque las pérdidas

van a ser enormes.

a ver cómo las sostienes.

ernesto: ni me digas.

bueno, nos vemos la semana

que entra, ¿no?

adolfo: claro que sí.

ernesto: gracias.

mónica: ya contestó

adolfo novoa.

horacio: ¿qué dice?

mónica: "recibí su correo,

y con mucho gusto

me pongo a sus órdenes.

podemos concertar una cita

para platicar a detalle

en qué le puedo servir.

adolfo novoa quintanilla,

contador público".

horacio: pues, sácame una cita

con él, ¿no?

mónica: para más certeza,

¿no crees que primero

deberíamos de saber

cuál es la relación

que tiene con ernesto?

horacio: ¿y cómo?

mónica: voy a volver

a revisar su agenda.

con este dato,

podemos dar con algo.

así es que te amo.

ahorita nos vemos.

[celular]

elena: hola, papá.

horacio: ¿cómo estás, hija?

¿qué noticias tienes de nico?

elena: hablé con irene

y me dijo que está bien.

pero que no quiere

hablar conmigo.

horacio: mira, ernesto le ha

lavado el cerebro.

es un hombre muy perverso.

cada día que pasa

me doy más cuenta

de que nos tenía a todos

engañados.

elena: ¿por qué, papá?

¿pasó algo nuevo?

horacio: acabamos de tener

un enfrentamiento

porque inicié la auditoría

y él quiere que la frene.

pero no, no lo voy a hacer.

ya dio mónica con el que

lo ayudó, un tal adolfo novoa,

que es un contador.

elena: así se llama el tipo

con el que está saliendo irene

y, efectivamente, es amigo

de ernesto.

horacio: ¿irene salía

con alguien?

elena: sí, sí, con este tipo

que, por cierto,

le ha hecho ver su suerte, papá.

se enteró que es casado

cuando ya estaba

muy involucrada con él.

horacio: la voy a llamar,

es muy importante.

elena: va.

te dejo para que la llames.

irene: hola, qué sorpresa.

¿no vas a trabajar hoy?

ernesto: [niega]

tu papi inició una auditoría

y detuvo la empresa.

estamos parados.

irene: ¿y eso tarda mucho?

ernesto: una auditoría

puede tardar meses, sí.

¿y nico?

irene: está en su cuarto.

ernesto: gracias.

irene: ernesto.

antes de que te vayas,

dame un beso.

no, no, así no.

dame otro.

ernesto: irene, irene,

compórtate, ¿eh?

nico está aquí, ya.

[celular]

irene: es mi papá.

no voy a contestar.

ernesto: no, sí le vas

a contestar.

y quiero que abras el "speaker".

vas, vas.

irene: hola, pa.

horacio: hija, necesito

de tu ayuda.

irene: sí, dime.

horacio: ando buscando

a la persona con la que ernesto

armó el fraude en mi contra.

apareció el nombre

de adolfo novoa.

elena me comentó que lo conoces.

¿qué tan cercana es la relación

de ernesto con él?

irene: no sé.

horacio: te voy a encargar

que lo averigües, por favor.

él puede ser una pieza clave

para desenmarañar todo esto

del--del fraude.

irene: pues, ernesto me lo

presentó, pa, pero por lo que

me pude dar cuenta,

creo no son tan cercanos.

horacio: te lo encargo mucho,

hija, por favor.

irene: yo veo qué puedo hacer.

¿o sea que existe

adolfo novoa?

ernesto: sí, sí, sí,

es un contador que conozco.

bueno, se--se me ocurrió

dar su nombre cuando elena

te sorprendió, pero--

irene: entonces, ¿él te ayudó

a armar el fraude

en contra de mi papá?

ernesto: no, no, no, no,

yo no armé ningún fraude,

no, no.

lo que encontré es real.

tu papi me robó.

lo único que hizo adolfo fue

mostrar los documentos

en orden, sí, y ver

los enormes faltantes.

es todo.

don horacio villaseñor

es un mentiroso, es un ratero.

ahora, si estás de su parte,

te puedes ir ahora mismo,

sin problema.

elena: ajá, a partir

de las nueve de la mañana.

perfecto, ahí estaremos.

muchas gracias.

pedro: [llama a la puerta]

¿se puede?

elena: pedro.

qué alegría verte.

pedro: tienes que ver esto.

[música]

úsica]

elena: sabía que ernesto

estaba detrás de todo esto.

pedro: era lo que supusimos

siempre.

pero ya tenemos la prueba

que lo confirma.

¿sabes lo que eso significa?

elena: ¿ya no va a poder

quitarme a nicolás?

pedro: exactamente, mi amor.

yo sabía que algo

tenía que pasar.

no podía ser todo tan injusto.

elena: pero esto también

involucra a gina.

pedro: lo sé,

pero no me importa.

me decepcionó,

sabía todo y se calló.

esta información la vamos

a usar en contra de ernesto.

hay que preguntarle a samuel,

¿sí?

elena: sí, sí, sí.

samuel, ¿puedes venir

a mi oficina, por favor?

gracias.

samuel: pedro.

pedro: samuel.

¿cómo podemos usar

esta información

para exculpar a elena

y que no le quiten

la custodia de nico?

nelson: ¿gina?

gina, ¿qué te pasa?

¿qué--qué te--

gina: [llora]

nelson: ¿qué? ¿qué te hizo?

gina: me confesó que solo

se casó conmigo para que elena

no perdiera a su hijo.

me usó, papá.

[gime]

yo nunca le he importado.

nelson: gina, gina, gina,

¿qué te pasa? ¿qué tienes?

¿qué tienes?

¡ayuda! ¡ayuda, por favor!

calma, calma.

>> ¿qué le pasó?

nelson: no sé, no sé.

vamos, ayúdame a cargarla

y llevarla al hospital.

vamos.

vamos, vamos, con cuidado,

con cuidado, gina, vamos.

vamos.

ernesto: hola, hijo.

nicolás: hola.

ernesto: ¿qué te pasa?

nicolás: nada.

ernesto: ¿qué te parece

si nos vamos a pasar

la tarde juntos?

ya no voy a regresar

a trabajar.

nicolás: no quiero salir.

ernesto: ah, bueno, es que

no sabes adónde te quiero

llevar.

no lo conoces.

pero tiene carro chocones,

de los que te gustan.

¿qué dices?

nicolás: ¡sí!

¿te subes conmigo?

ernesto: claro que sí.

nicolás: vamos a chocar, "pum".

ernesto: eso, venga.

samuel: lamentablemente,

esto no cuenta como evidencia.

ni siquiera tiene firma.

pero podemos buscar

la manera de probar

que lo que dice es cierto.

pedro: ¿y cómo lo podemos hacer?

samuel: en primera,

cotejar los exámenes

de laboratorio que ernesto

presentó con el nombre

de la medicina que gina

le suministró.

si hay coincidencia,

entonces tenemos un punto

a favor.

luego le pedimos a jimmy

y a gina que declaren.

elena: ¿y con eso basta?

samuel: no, pero se abre

una duda legal razonable

que el juez va a tomar

en cuenta.

y, a partir de esto,

puede ordenar una investigación

más amplia que nos da

la oportunidad de apelar.

pedro: perfecto.

voy a localizar a jimmy.

y cuenta con la declaración

de gina.

de eso me encargo yo.

nicolás: vamos a ir a la feria.

¿vienes con nosotros?

ernesto: no, no, no, mi amor,

tu tía se va a quedar aquí.

yo quiero que vayamos solos

tú y yo.

irene: ¿por qué no puedo ir?

ernesto: porque tienes mucho

que pensar.

a ver si así se te despejan

las dudas.

tú decides de qué lado estás.

despídete, mi amor.

nicolás: adiós, tía.

irene: adiós, mi vida.

te diviertes.

nicolás: ¿vamos?

ernesto: vamos, vamos, vamos,

vamos, mi amor, vamos.

pedro: tengamos mucha fe.

vamos a recuperar a nico, ¿sí?

elena: pero es que me da

mucho miedo ilusionarme--

pedro: ilusiónate, mi amor.

lo vamos a lograr, ya verás.

y tal vez pronto

estaremos juntos los tres, sí.

elena: ¿y gina?

¿qué va a pasar con ella?

pedro: no voy a seguir

a su lado.

no podría.

y si algún cariño le tenía,

con esto lo he perdido

por completo.

me siento libre

para poder amarte.

gina: ¿el bebé está bien?

doctora: sí, señora, tranquila.

todo está en orden.

¿qué fue lo que le pasó?

gina: eh, sentía que se me iba

el aire, no podía respirar--

nelson: recibió un golpe

emocional muy fuerte.

fue por eso.

doctora: tiene que estar

tranquila.

le recuerdo que todo

lo que le pasa a usted,

repercute en su bebé.

gina: yo sé, pero es que...

nelson: tranquila, tranquila,

hija, no te vuelvas a poner mal,

no vale la pena.

doctora, ¿ya nos podemos ir?

doctora: sí, claro.

no haga corajes, señora.

lo único que debe de importarle

es su bebé.

vamos a salir para que se vista.

en un momento viene

una enfermera para ayudarla.

gina: se lo agradezco.

doctora: gracias.

gina: bebé, tú me tienes

que seguir ayudando.

no podemos permitir

que pedro nos deje.

irene: a ver.

¿qué será? ¿qué será?

nicolás.

ay, no.

a ver, seguro.

elena.

obvio.

claro que voy a salir de dudas.

[música]

horacio: me quedé intranquilo

después de la conversación

con irene.

elena me comentó

que el tal novoa está casado,

y aun así, irene sigue con él.

mónica: si es así,

no va a querer decirte nada

que lo perjudique.

horacio: sí, eso me temo.

y creo que cometí un error

al decirle las cosas

tal como son.

ojalá y esto no lo alerte.

mónica: no creo que irene

se ponga en tu contra.

por más enamorada que esté

con ese tipo, es tu hija.

[celular]

horacio: es elena.

hola, hija.

elena: papá, me acabo

de enterar de algo

que puede cambiar las cosas.

horacio: cuéntame.

elena: voy a la oficina

del licenciado abreu,

¿puedes ir para allá?

allá les cuento a los dos.

horacio: sí, ahora mismo

salgo para allá.

pero a ver, adelántame algo.

¿son buenas noticias?

elena: sí, sí, son muy buenas

noticias.

horacio: qué bien.

allá nos vemos.

voy a la oficina de abreu.

elena tiene buenas noticias.

mónica: ay, qué bueno.

bye, amor.

[suspira]

nelson: si sabías que pedro

se casó obligado,

¿por qué no lo dijiste?

¿cómo pudiste callarte algo así?

domingo: no lo sabía.

me enteré hace unos días.

gina: no lo puedo creer.

usted que siempre ha sido

tan buena persona conmigo,

me haya ocultado una cosa así.

tenía todo el derecho a saberlo.

domingo: si no te lo dije

fue porque pedro

estaba esforzándose

para que todo estuviera bien

entre ustedes.

gina: no me venga con eso,

por favor.

lo hizo porque no le quedaba

de otra.

y la única estúpida

que no sabía nada era yo.

domingo: no--no lo tomes así.

como haya sido, pedro está

contigo.

gina: ¿y la humillación

que yo siento qué?

no, no, lo que me hizo su hijo

no tiene perdón.

domingo: por el bien

de la relación y por el hijo

que viene en camino,

más vale que lo perdones.

gina: qué fácil, ¿no?

a nadie le importo.

nelson: pedro no solo le debe

una disculpa a gina,

sino también a mí.

¿dónde está? ¿dónde está pedro?

domingo: no debe tardar.

nelson: tranquila, hija,

tranquila.

espera que llegue, me va a oír.

nicolás: papá, los algodones.

ernesto: ve--ve para allá,

mi amor, ve para allá.

adolfo, debo prevenirte de algo

que me tiene muy molesto.

adolfo: ¿qué pasó?

ernesto: mira, no sé cómo

diablos, pero horacio

dio con tu nombre.

sí, y sospecha que me ayudaste

a armar el fraude.

adolfo: pero ¿cómo es posible?

ernesto: pues yo voy a decir

que te pedí ayuda

para organizar los documentos,

no sé.

de cualquier manera,

toma precauciones

por si se aparece por ahí.

adolfo: de cualquier modo,

deshazte de todos los archivos

y documentos que tengas,

y de todo lo que me enviaste,

¿sí?

ernesto: si se comunican

contigo, ya sabes, ¿va?

te cuelgo, voy a ver a mi hijo.

bye.

¿qué pasó, mi amor?

nicolás: por favor,

mejor el azul.

trinidad: señorita irene.

irene: ¿qué te pasa?

¿por qué entras así nada más?

trinidad: ay, disculpe,

no quería asustarla.

irene: ¿qué quieres?

trinidad: avisarle que voy

a la tienda.

¿quiere que le traiga algo?

irene: ay.

no.

trinidad: ay.

domingo: pedro, pedro,

nelson está que arde porque--

nelson: ¿cómo te atreviste

a utilizar a mi hija?

gina: míralo, atrévete

a negarlo.

me utilizaste, para que elena

no perdiera a nicolás.

nelson: te creí sincero

cuando me dijiste

que te querías casar con gina

para darle un padre

a la criatura--

pedro: hablemos en tu oficina,

por favor.

nelson: ¡no, no tenemos

nada que hablar!

lo que hiciste no tiene

ninguna justificación.

te aprovechaste del amor

que gina siente por ti.

gina: nunca te ha importado

nada.

pedro: basta, basta, basta,

gina, por favor.

gina: ¿qué?

pedro: ¿quiere que hable aquí,

nelson?

aquí vamos a hablar.

¿ya le contaste lo del lexbutrol

a tu papá?

nelson: ¿de qué hablas?

pedro: gina consiguió

ese medicamento

para que se lo dieran a elena,

y acusarla de drogadicta

para quitarle a nicolás.

gina: yo no tenía idea--

pedro: lo callaste,

sabías la verdad, gina.

pudo haber muerto elena

en ese accidente,

y nicolás iba con ella.

¡vas a ir con el juez

y vas a declarar

que no tomaba ese medicamento

elena por su propia voluntad!

gina: ¿que qué?

no, yo no voy a hacer eso.

yo no tenía idea de nada, no.

nelson: [chista]

va a declarar.

gina: ¿qué?

nelson: de que va a declarar,

va a declarar.

vamos.

gina: papá, pero ¿qué te pasa?

nelson: ¡vamos! ¡dale,

a mi oficina!

>> esta carta, por sí misma,

pues no sirve para presentarla

como prueba,

pero sí nos da elementos

para confirmar que ernesto

fue el que te puso la droga.

se necesita que jimmy

ratifique su dicho.

elena: bueno, pedro va a tratar

de localizarlo, pero

no va a ser nada fácil

porque ya se fue al extranjero.

horacio: gina, la esposa

de pedro, ella vendió

el medicamento.

>> su declaración

sería muy útil para apoyar

lo que dice la carta.

mira, como no se trata

de una sustancia controlada,

no hay--no hay ningún delito

que perseguir en su contra.

ella no tuvo nada que ver

en el uso que se le dio.

elena: ah, bueno, menos mal.

no quisiera que ella

saliera perjudicada.

>> mientras localizan a jimmy,

podemos empezar con ella.

voy a preparar una declaración

y la citamos.

¿cómo ves?

elena: sí, sí, claro, está bien.

y otra cosa.

¿esto ayuda a que se levante

la orden de restricción

para poder seguir viendo

a nicolás?

>> claro que sí, por supuesto.

mira, tanto la orden

de restricción como la demanda,

están basadas en que

se te acusa de adicta.

si echamos por tierra

ese asunto, ya no hay motivo

para quitarte a nico.

elena: [ríe]

gina: es increíble

que después de saber

lo que me hizo pedro,

te pongas en mi contra.

nelson: te has vuelto

muy cínica.

¿por qué no me dijiste

lo de la medicina esa?

me hubiera gustado saberlo

por ti.

gina: ¿cómo por qué?

lo iba a hacer,

pero no me dio tiempo.

¿no ves que me puse mal?

nelson: ¿y te pusiste mal

de verdad?

porque el doctor te encontró

muy bien.

gina: ¿estás dudando de mí,

papá? ¿crees que soy capaz

de fingir una cosa así?

nelson: sí, hija, sí,

claro que dudo.

y dudo de todas las cosas

que estás haciendo.

eso pasa cuando uno

está escuchando mentira

tras mentira.

pero en fin, que declares

a favor de elena

va a servir para que todos

recuperemos la confianza en ti.

gina: no lo voy a hacer.

nelson: ¿qué te pasa?

¡claro que lo vas a hacer!

¡le di mi palabra a pedro!

gina: no me interesa.

de mi boca no va a salir

una sola palabra

para ayudar a esa mujer.

nelson: si no lo haces,

le voy a decir a pedro

que el hijo que esperas

no es de él.

gina: no te atrevas, papá,

porque no te lo voy a perdonar

nunca.

nelson: pues tú decides.

no voy a permitir que continúes

con más mentiras y engaños.

declaras para que esa mujer

recupere a su hijo, o yo hablo.

esa va a ser la única manera

en que vas a reparar un poco

todo el daño que has hecho.

[música]

ica]

agustín: ¿cómo te sientes?

pedro: mal.

¿cómo me voy a sentir?

desilusionado.

gina siempre ha sido

voluntariosa, y a toda costa

quiere salirse con la suya.

pero esto que hizo

me parece el colmo.

pudiendo haber ayudado a elena,

prefirió quedarse callada.

agustín: sí, me imagino que esto

va a hacer que las cosas

cambien entre ustedes.

pedro: claro.

no puedo seguir viéndola

con los mismos ojos.

agustín: ¿y te vas a divorciar?

pedro: ¿tú qué harías?

agustín: no, pues,

no me preguntes de eso.

tú sabes perfectamente

cuáles son mis sentimientos,

pero pues da igual.

hagas lo que hagas,

eso no va a cambiar

lo que gina siente por ti.

nelson: gina va a declarar.

me dices cuándo y dónde

tiene que hacerlo.

pedro: gracias.

nelson: acompáñame a mi oficina,

quiero hablar contigo.

mónica: ¿necesita algo más?

>> eh, por el momento,

con esto es suficiente.

gracias.

mónica: perfecto.

voy a estar ahí afuera.

lo que necesite, me avisa.

gracias.

>> el comandante robles

está aquí.

está preguntando por ernesto,

¿qué hago?

mónica: pásalo a la sala

de juntas, yo lo atiendo.

>> está bien.

mónica: gracias.

con permiso.

>> adelante.

pedro: créame que lo siento

mucho.

no te mereces esto.

nelson: ay, ¿qué te digo?

espero que la relación laboral

no cambie entre nosotros.

pedro: por supuesto que no,

nelson.

te respeto y yo sé

que tú también a mí me respetas.

nelson: así es.

disculpa, eso era todo.

si puedes, ¿me dejas solo?

pedro: claro.

nelson: gracias por todo.

pedro: con permiso.

[llaman a la puerta]

domingo: ¿se puede?

nelson: pasa, pasa.

domingo: me imagino

cómo te sientes.

nelson: ¿qué hice mal?

domingo: no es tiempo

de cuestionárselo.

no podemos ser responsables

de los actos de nuestros hijos.

ellos ya están hechos

y derechos.

nelson: ay, pues sí.

pero si yo le hubiera puesto

un límite desde un principio

a mi hija, no sé,

tal vez hubiera sido otra cosa.

domingo: nada te lo garantiza.

muchas veces, en una misma

familia, unos salen torcidos

y otros derechos.

para bien o para mal,

cada quien sale

con su propio carácter.

y los papás poco podemos hacer

con eso.

en el fondo, gina tiene

buena madera.

vas a ver que va

a rectificar el camino.

nelson: eso espero.

domingo: aquí estoy

para lo que se te ofrezca.

nelson: gracias.

mónica: comandante robles,

buenas tardes.

eduardo: buenas tardes,

señorita mónica.

gusto en saludarla.

mónica: igualmente, gracias.

eduardo: quisiera hablar

referente al señor rioja.

mónica: ernesto no está

en este momento.

¿es por algo relacionado

con su investigación?

eduardo: sí, he encontrado

nuevos datos que quiero

corroborar con él.

mónica: lamentablemente,

aquí no lo va a localizar.

no creo que venga.

los trabajos en la empresa

están detenidos

por una auditoría.

eduardo: ¿es rutinaria

o se solicitó por algo

en especial?

mónica: el ingeniero villaseñor

la solicitó porque ernesto

lo acusó de fraude,

y él mismo lo concibió.

así es que la auditoría

es para aclarar la situación

y delimitar responsabilidades.

eduardo: yo también estoy

tratando de esclarecer

una situación del pasado

del señor rioja,

en contra de su propia madre.

mónica: ¿de qué se trata?

eduardo: pues, al parecer,

en complicidad con miguel

hernández, ernesto le suministró

una serie de medicamentos

a la señora rioja,

que le trastornaron la mente

con el objeto de hacerse cargo

del manejo de su fortuna.

mónica: es algo muy parecido

a lo que le intentó hacer

a su esposa.

eduardo: a ver, cuénteme.

mónica: con el objeto

de quedarse con la custodia

de su hijo, la hizo parecer

como adicta.

y todo indica que era él

quien le daba las cosas

sin su consentimiento.

eduardo: ¿y no lo han podido

probar?

mónica: lamentablemente, no.

eduardo: ¿desde cuándo

lo conoce usted?

mónica: desde que llegó

a la empresa.

lo hizo un poco después

de que yo ya había entrado.

se supo ganar la confianza

del ingeniero villaseñor,

quien lo convirtió

en su mano derecha.

poco tiempo después,

se hizo novio de su hija elena

y se casó con ella.

el vínculo se volvió

muy estrecho entre ellos,

y eso facilitó las cosas

para que ernesto se convirtiera

en socio de la empresa.

y ahora, como quien dice,

está mordiendo la mano

que le dio de comer.

trinidad: ¿te divertiste?

nicolás: mira, trini,

se lo ganó mi papá.

trinidad: oye, está bien bonito.

ernesto: ¿está irene?

trinidad: no, señor, salió.

vamos a tu cuarto

para que te bañes.

nicolás: sí.

trinidad: vamos.

¿qué más ganaste?

nicolás: se lo ganó.

pero yo me gané más que él.

yo me gané como cinco más.

trinidad: no, hombre.

irene: hola.

por el momento no te puedo

contestar.

deja tu recado.

ernesto: ¿en dónde estás?

nico y yo estamos de vuelta.

márcame.

irene: ay, hola.

elena: ¿cómo está nicolás?

irene: bien.

salió con ernesto.

por eso quise aprovechar

para venir a recoger unas cosas.

horacio: precisamente

estábamos hablando de ti.

irene: ¿ah, sí?

horacio: sí.

andrea: tu papá quiere

que le hables de adolfo novoa.

irene: ah...

pues no sé más de lo que

te dije por teléfono, pa.

horacio: ya que estás

al lado de ernesto,

vigílalo, por favor.

si él y el tal novoa

tienen algo que ver,

en algún momento se van

a comunicar.

irene: sí, sí, claro, claro.

cuenta con eso.

bueno, voy por mis cosas.

[celular]

elena: ay, es pedro.

hola.

andrea: ahora que pedro

la va a ayudar a recuperar

a nico, ay, pues va a quedar

como un héroe, ¿no?

horacio: ¿y a qué viene

tu comentario?

andrea: no, pues a que eso

no debería cambiar

su actitud con él.

el tipo está casado,

y no deja de ser

más que un vil mecánico.

horacio: dios mío,

qué cosa contigo.

andrea: ¿qué? ¿conmigo qué?

no digo más que la verdad.

eso es lo que te molesta.

mira, yo entiendo

que su hermano,

que va para abogado,

bueno, está bien, pero este,

no pasa de perico perro.

horacio: genio y figura

hasta la sepultura, ¿verdad?

andrea: ¿por qué?

horacio: chau, bye.

despídeme de elena.

adiós.

andrea: ah.

[música]

elena: no puedo creer

que hasta nelson te apoyó

para que gina declarara.

pedro: es una buena persona

nelson.

no se prestaría a encubrir

a nadie.

ni a su hija, lo acabamos

de ver.

elena: bueno, así parece.

y me alegro mucho, mi amor.

pedro: al que no hemos

localizado es a jimmy.

pero podemos ir avanzando

con la declaración de gina,

¿no crees?

elena: se lo voy a preguntar

al licenciado abreu.

pero ¿tú? ¿cómo estás, amor?

pedro: como si acabara

de pasar un terremoto, pero

empiezo a poner los pies

en la tierra.

tengo que tomar decisiones,

amor.

solamente quiero pedirte

una cosa.

elena: sí, dime, dime,

lo que quieres.

pedro: que me digas que me amas.

elena: mi amor,

claro que te amo.

eres el amor de mi vida.

pedro: [ríe]

irene: esto debe ser

lo que usó para denunciar

a mi papá.

veamos quién tiene

el sartén por el mango.

[celular]

irene: bueno.

ernesto: ¿dónde estás?

te he estado marcando,

te dejé un mensaje.

irene: vine a casa de mi mamá

y me quedé dormida.

ernesto: ¿a qué hora vuelves?

irene: ¿quieres que regrese?

ernesto: irene, por favor,

no seas inmadura.

irene: no es inmadurez.

es que me dolió

que me trataras mal.

ernesto: lo siento,

no era mi intención.

¿pensaste en lo que te dije?

irene: sí.

ernesto: bueno.

¿y qué decidiste?

irene: que si estoy

lejos de ti, me muero.

yo no quiero perderte

por nada del mundo.

¿tengo que decírtelo

de otra manera?

ernesto: con eso me basta.

[llaman a la puerta]

irene: te tengo que colgar,

están tocando.

nos vemos en la casa.

ernesto: nos vemos en la casa.

¿qué se cree?

¿que somos familia?

venga.

esto acá.

esto--

listo.

ya no hay pruebas de nada.

elena: ¿cómo estás?

irene: bien.

elena: solo te quería decir

que no fui yo la que le dijo

a mi papá lo de adolfo novoa.

no sé cómo él encontró

su nombre entre las cosas

de ernesto,

y es por eso que te lo preguntó.

irene: por favor,

yo sé que tú fuiste

la que le dijo

que yo salía con él.

elena: bueno, sí,

no podía callármelo.

mi papá necesita descubrir

lo que hay detrás

de ese fraude que ernesto

le está inventando.

irene: entiendo.

y ten por seguro

que yo lo voy a ayudar

en todo lo que pueda.

elena: te tengo que contar

otra cosa.

estoy muy contenta porque

encontramos algo

que me puede ayudar

a recuperar a nicolás.

irene: ¿ah, sí? ¿qué?

elena: resultó que la persona

a la que ernesto le compró

la droga para doparme,

pues es una empleado del taller

donde trabaja pedro.

y gina, la esposa de pedro--

>> ¿qué pasa?

eduardo: nada, nada,

solo que hoy--hoy la veo

diferente.

>> es que es la primera vez

que me invitan a tomar un café

y--y pues pensé que tenía

que arreglarme un poco.

eduardo: ah.

yo me voy a encargar

de que no sea la última.

se ve usted muy bien.

nadie pensaría

que era una monja.

>> ¿nos sentamos?

eduardo: sí, sí, claro.

perdón, perdón.

por favor.

[celular]

eduardo: perdón.

¿qué pasó, chávez?

>> ¿dónde andas?

tenemos una comisión.

eduardo: está bien, no tardo.

me voy a tener que ir.

nos acaban de asignar

una comisión,

pero antes le cuento.

fui a buscar a ernesto rioja

y no lo encontré.

me atendió mónica,

la persona que me fue

a ver a la oficina.

me comentó que ernesto rioja

orquestó un fraude

contra su suegro.

esther: ey, ey, ey.

bueno, siempre supe que gina

era caprichosa y manipuladora,

pero ¿guardarse esa información?

ya es el colmo.

por poco elena pierde

la vida en ese accidente,

y con nico.

imagínate.

domingo: bueno, ya, mujer.

gracias a dios, no pasó

a mayores, y ellos están bien.

esther: pero ¿cómo que no pasó

a mayores, viejo?

a elena le quitaron a su hijo

por lo mismo.

gina no tiene perdón.

no debió haberse callado.

ay, me dan unas ganas de--

domingo: no, no, no,

ni se te ocurra hacer algo, ¿eh?

no hagas me arrepienta

de haberte contado.

esther: pues una cosa

sí te digo.

yo no quiero volver a verla,

ni quiera estar cerca de ella

nunca más, porque no sé

de lo que voy a ser capaz.

domingo: pues te vas a tener

que aguantar las ganas,

porque es la madre

del hijo de pedro.

y eso nos va a unir

para siempre.

esther: pues ya veremos

cuando nazca.

el niño siempre va a tener

a su abuela,

y yo voy a hacer lo que pueda

para que no aprenda

las mañas de su madre.

domingo: no sé ni para qué

te conté.

esther: no te hubiera perdonado

que no lo hubieras hecho.

así que si no quieres que esto

repercuta entre nosotros,

ya deja de abogar por ella,

por favor, viejo.

esa mujer es una lacra.

¿y cuándo va a declarar?

domingo: no sé.

pedro nos dirá.

esther: pues ojalá lo haga

porque, conociéndola,

es capaz de inventar

cualquier cosa para no hacerlo.

ernesto: ¿todo bien?

irene: más o menos.

es que supe algo

que no te va a gustar.

ernesto: ¿y ahora qué?

irene: elena se enteró

de que tú le compraste

lexbutrol a un tal jimmy

y que fue gina

la que se lo consiguió.

le van a pedir que lo declare,

y eso te va a traer

muchísimos problemas.

ernesto: sí, me quiere quitar

a mi hijo.

irene: bueno, no me--

no me refería a eso.

o sea, ¿qué te puede pasar?

ernesto: a mí nada.

mi abogado sabe cómo darle

vuelta las cosas a mi favor.

irene: pues, entonces,

¿qué más te da perder a nico?

o sea, es como tener

el recuerdo de pedro ahí

ante ti toda la vida, ¿no?

ernesto: tú no intentes nada.

y yo no lo puedo perder.

pedro: no pensé que estuvieras

aquí.

gina: esta es mi casa.

¿te sirvo de cenar?

pedro: no, no, no, gracias.

solo vine por mis cosas.

gina: ¿qué estás diciendo?

¿que te vas?

pedro: sí, así es.

no puedo seguir viviendo contigo

sabiendo lo que hiciste.

si quieres quedarte aquí,

lo puedes hacer,

lo voy a seguir pagando.

gina: no, no, no, no.

no, por favor, no me dejes.

piensa en nuestro hijo.

pedro: y lo hago, gina.

a mi hijo no le va a faltar

nada.

gina: pedro, por favor,

no te vayas.

no, no, no, por favor.

pedro, pedro, no me dejes.

no, no, por favor, no.

no, no, por favor.

perdóname.

[llora]

Cargando Playlist...