null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 61

3 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

ernesto: tu madre te va a llevar

a vivir con pedro.

él es el hombre

del que se enamoró.

ernesto: ¡cállate, cállate, no

lo escuches, mi amor, por favor,

no lo escuches!

¡cállate!

ernesto: pedro es tu padre

biológico.

el padre que te abandonó.

elena: mi amor, por favor,

por favor, déjame explicarte.

mi amor, déjame explicarte.

nicolás: vete de aquí,

no te quiero ver.

elena: ¡mi amor!

pedro: ¿qué le dijiste?

ernesto: yo solamente le dije

la verdad.

basta.

ya interpuse la demanda

por la custodia de mi hijo.

me voy a quedar con él y tú

no puedes acercarte a menos

de 100 metros.

elena: eres un infeliz, te vas

a arrepentir.

pedro: la están lastimando,

por favor.

elena: suéltenme, suéltenme.

pedro: no se la pueden llevar.

es un error.

llévenselo a él,

es un psicópata, por dios.

>> no se comprometa o lo vamos

a llevar también.

pedro: ¿dónde se la va a llevar?

>> a la alcaldía de tlalpan.

elena: por favor, me lo va

a quitar, me lo va a quitar.

pedro: tranquila, tranquila.

allá te veo, ¿sí?

ya te alcanzo.

elena: sí.

ernesto: tranquilo, mi amor.

lamentablemente es cierto.

yo jamás hubiera querido

que apareciera en tu vida.

pero por tu enfermedad tuvimos

que encontrarlo.

él no quería donarte su médula,

tuvimos que forzarlo.

y bueno, ahí fue cuando puso

los ojos en tu mami, todo eso

de que te quería como amigo, que

daba la vida por ti es falso.

a él solamente le interesaba

conquistar a tu mami.

y tu mamita, pues, cayó.

dejó de quererme, se veían

a escondidas, te usaban

para verse, para estar cerca.

¿sabes quién es esa señora

que te encontraste en el parque?

la que te regaló las gomas.

es la madre de pedro.

querían que la conocieras

a la fuerza.

nicolás: no quiero nada más,

vete.

[celular]

samuel: ¿bueno?

pedro: la policía lleva detenida

a elena, yo voy siguiendo

la patrulla, pero avísale

a gabriela, ¿sí?

por favor.

samuel: ¿por qué la detuvieron?

pedro: intentó entrar a su casa,

pero interpuso ernesto una orden

de restricción en su contra

para que no pueda acercarse

a nicolás.

samuel: ah, qué infeliz.

pedro: totalmente, nico ya sabe

que soy su padre biológico.

samuel: ¿y cómo lo tomó?

pedro: mal, me dijo

que me fuera,

que yo no podía ser su papá.

pero avísale a gabriela,

va a la alcaldía de tlalpan,

¿sí? por favor.

[suspira]

horacio: ernesto no se presentó

a la cita.

dijo que no iba a aceptar

las condiciones del divorcio

y que le iba a quitar

la custodia de nico a elena.

mónica: qué desgraciado.

no va a parar hasta verla

arruinada el infeliz.

horacio: hay que decirle

a elena que saque de inmediato

a nico de la casa.

[celular]

¿qué pasa, hija?

gabriela: detuvieron a elena.

ernesto puso una orden

de restricción

para que no pudiera ver a nico.

horacio: imbécil, maldito.

¿a dónde se la llevaron?

gabriela: a la alcaldía

de tlalpan.

horacio: voy para allá.

detuvieron a elena, vámonos

a la alcaldía, en el camino

hay que hablarle a abreu.

mónica: claro, vamos.

horacio: vamos, vamos, vamos.

pedro: es injusto que detengan

a la señora elena villaseñor.

ella ama a su hijo por sobre

todas las cosas y jamás le haría

daño.

>> lo siento mucho, pero

la orden de restricción

es perfectamente legal.

y el reporte de los oficiales

me da elementos suficientes

para detenerla.

pedro: sí, a ver, yo entiendo

esa parte, pero lo que no dice

ni la orden ni el reporte

es la verdadera situación

de todo esto.

nicolás, el hijo de la señora

elena es adoptivo, yo soy

el padre biológico.

yo no sabía que iba a tener

un hijo hasta que me contactaron

porque nico tenía leucemia

y tenían que hacerle

un trasplante de médula.

y bueno, aunque me cautivó

desde el primer momento,

yo siempre supe que él tenía

una familia, que él era feliz

con ellos y por lo mismo yo

nunca pretendí interponerme

con ellos.

lo que sí se me escapó

de las manos es que iba

a conocer a elena.

mi hijo créame que no pudo tener

mejor madre que ella.

yo me fui enamorando poco a poco

por su gran corazón, porque

es una gran mujer y porque--

pues, yo veía como amaba a

nicolás, empezamos, sí, a vernos

como amigos, como confidentes.

y sí, eso dio paso

a que nos enamoráramos.

ella le pidió el divorcio,

él se lo negó y no solo eso.

también le sembró droga

para hacerla parecer adicta

y quitarle a nicolás.

y en eso se sustenta la orden

de restricción y la demanda

que interpuso para quedarse

con la custodia del niño.

como elena se mantiene firme

con la idea de divorciarse,

pues, se armó todo lo que usted

ya sabe.

eso fue lo que pasó.

¿ahora comprende por qué es

injusto que la tenga detenida?

irene: no tiene ningún caso que

vayamos a la alcaldía.

mi papá ya va para allá,

no podemos hacer nada.

gabriela: no me puedo quedar

de brazos cruzados.

irene: ni siquiera nos van

a dejar verla, gabriela.

samuel: voy a llamarle

al maestro oriones, él nos ayudó

cuando detuvieron a pedro.

irene: gracias, pero seguramente

mi papá va a llevar a su mejor

abogado.

gabriela: ay, qué ganas de ir a

gritarle sus verdades a ernesto.

es un desgraciado.

irene: solo complicarías

más las cosas, gabriela.

gabriela: es que me preocupa

nico.

debe haber sido muy duro para él

enterarse que pedro es su padre

biológico.

irene: pues, sí, no fue la mejor

manera--

gabriela: ¡ay, me desespera

tu actitud!

vámonos a trabajar ya.

pedro: hablé con la agente

del mp, le conté todo

lo que ha pasado,

toda la verdad.

quiere hablar contigo.

elena: ¿y tú crees que me deje

salir?

esto es una pesadilla, pedro.

pedro: claro que sí, mi amor.

elena: ¿y nicolás? ¿sabes algo

de él?

pedro: no, pero no vamos

a permitir que se quede ernesto

con él.

elena: gracias por estar

conmigo.

gracias.

>> vamos, tengo orden

de llevarla a declarar.

pedro: tranquila.

nicolás: rosa, ven.

rosa: dígame.

nicolás: dile a pedro que venga,

acaba de llegar un correo

del concurso y que mandaron

una ficha con las modificaciones

que se le hicieron al motor.

llámalo, llámalo.

rosa: ah, pedro no ha regresado,

¿quiere que le marque

a su celular?

nicolás: no, no, yo lo hago.

[celular]

gina: ¿qué pasó, pa?

nicolás: ¿se puede saber dónde

andan?

necesito hablar con pedro,

además aquí hay mucho trabajo.

gina: no está conmigo.

hace más de una hora que me dejó

aquí.

¿ya le marcaste a su celular?

nicolás: sí, sí, pero me manda

a buzón.

>> tomando en cuenta

todo lo que me contó

el señor garrido y que usted

ratifica, por mi propio criterio

he decidido no tornar su caso

al juez.

elena: eso quiere decir

que me deja ir.

>> sí, pero la orden

de restricción sigue vigente,

así que le recomiendo

que la cumpla.

infringirla le puede causar

más problemas.

elena: sí, señora.

>> firme aquí, por favor.

[celular]

horacio: pedro, ¿qué tal?

¿cómo estás?

él es el licenciado abreu.

abreu: mucho gusto.

horacio: ¿dónde está elena?

¿sabes algo?

pedro: hablé con la agente

del mp, estoy esperando

a que la liberen.

abreu: ¿qué pasó?

pedro: ernesto presentó

una orden de restricción para

que no pueda acercarse a nico.

los agentes la detuvieron

al intentar entrar a su casa.

horacio: no, no puede ser.

hija, hija, ven.

elena: [solloza]

ernesto me quitó a nico, papá.

me lo quitó.

horacio: vamos a hacer todo

porque lo recuperes,

¿sí, amor?

tranquila.

elena: pedro habló con la mp,

gracias a él estoy libre.

horacio: gracias, gracias.

pedro: no, ¿qué agradece?

voy a seguir ayudando en todo

lo que se necesite.

nico tiene que regresar

con elena y no me importa

si tengo que ir a partirle

la cara a ese desgraciado,

lo voy a hacer.

abreu: yo creo que mejor

nos moderamos y nos calmamos.

no hagamos algo que pueda jugar

en contra.

tenemos que ser tan astutos como

ha sido ernesto, vámonos

con calma.

elena: ¿y cómo me voy a calmar?

mi hijo está con ese

desgraciado, lo tiene convencido

que no soy una buena mamá.

abreu: tranquila, elena,

no le va a hacer nada.

nico es su mejor carta, así

que no la va a echar a perder.

por eso lo fue trabajando

también.

horacio: es cosa de tiempo

para que nico se dé cuenta cuál

es la verdad.

elena: eso espero, papá.

horacio: ven, mi amor, ven.

vámonos, vamos de aquí.

ernesto: trinidad, súbale

de comer a nicolás, por favor.

trinidad: sí, señor.

ernesto: ¿sabe usted lo que

es una orden de restricción?

trinidad: no, señor.

ernesto: es la orden que emite

un juez en la cual impide

acercarse a alguien

a determinada persona.

yo interpuse una en contra

de la señora elena.

así que a partir de ahora

ni ella ni nadie de su familia

pueden acercarse a mi hijo.

¿está claro?

trinidad: sí, señor.

ernesto: cualquier cosa extraña

que note me lo comunica

de inmediato.

porque si me llego a enterar

que desobedece mis órdenes,

pues, ya se imaginará.

si no está de acuerdo, puede

irse.

trinidad: pero, señor, yo estoy

aquí para servirle.

ernesto: qué bueno, gracias.

elena: fui una tonta, papá.

horacio: ya, tranquila.

elena: por no dañar a nicolás

jamás le hablé mal de ernesto.

en cambio, él no se tocó

el corazón para inventarle

no sé cuántas cosas en contra

mía.

horacio: ya, tranquila.

pedro: licenciado, ¿se puede

hacer algo para defendernos

de la demanda?

abreu: sí, claro, podemos

apelar.

pero si la sustentó en lo mismo

de la vez pasada, que elena está

incapacitada para ser madre,

porque es una adicta, es difícil

que ganemos.

pedro: bueno, pero la vez pasada

no se pudo comprobar que fue él

quien se la daba, tal vez

si demostramos que ernesto

solamente está usando a nicolás

para entorpecer el divorcio,

bueno, tal vez podemos lograr

algo, ¿no, licenciado?

él me lo dijo, yo puedo declarar

en su contra.

abreu: sería su palabra

contra la de él.

y como usted tiene un interés

particular en la relación,

fácilmente lo va a rebatir.

elena: yo soy capaz hasta

de regresar con él con tal

de que no me quite a mi hijo.

todos: no, no.

horacio: no, eso no es opción.

sería hacer lo que él quiere.

y no voy a permitir que vuelvas

a vivir con ese imbécil nunca

más en la vida.

elena: entonces, ¿qué me queda,

papá?

horacio: ser fuerte, mi amor,

espera.

ernesto no te va a vencer.

elena: pero ni siquiera tengo

dónde vivir, ¿qué voy a hacer?

horacio: no, no digas eso,

tienes mi casa, te puedes ir

conmigo o te puedes ir

con tu mamá, tranquila, ven.

elena: muchas gracias, papá.

horacio: voy por el coche,

¿me acompañas?

permiso.

trinidad: tienes que comer.

nicolás: no quiero.

trinidad: pero sabes que no

te puedo dar tus medicinas

si no comes.

nicolás: no quiero comer.

oye, no estés triste, vas a ver

que tus papás se van a arreglar.

la gente grande a veces tiene

problemas, pero luego

se compone.

nicolás: mi mamá no quiere

a mi papá ni a mí tampoco.

trinidad: ay, ni digas eso, cómo

eres, si tu mamá te quiere

mucho.

ernesto: ¿qué pasa?

trinidad: ay, no quiere comer,

señor.

trinidad: no te preocupes,

deme, yo me encargo.

trinidad: bueno, está bien.

ernesto: mi amor, si no te gusta

la comida que te hizo trini,

podemos ir a comer a otra parte,

donde tú quieras.

nicolás: no.

ernesto: entiendo que estés

molesto, pero debes comer.

nicolás: no quiero, no tengo

hambre.

ernesto: nicolás.

[música]

[música]

pedro: nico ya sabe que soy

su papá y del peor modo.

elena: tanto preocuparnos

para prepararlo.

para que ese imbécil

se lo dijera así de golpe.

quién sabe qué estará pensando

nico de nosotros.

pedro: imagínate lo peor,

pero no importa, siempre está

la verdad.

yo no quiero separarme de ti.

elena: ni yo, pero ya sabemos

cómo están las cosas.

pedro: ¿vas a estar bien?

elena: sí.

pedro: te voy a estar llamando,

¿sí?

elena: por favor.

horacio: listo.

elena: vamos.

pedro: yo me despido.

elena: muchas gracias por todo,

si no hubiera sido por ti,

no sé qué hubiera sido.

pedro: ¿qué agradeces?

horacio: elena tiene razón.

permíteme darte las gracias,

de verdad.

siempre te has portado como

un caballero con gran nobleza

con mi hija y con mi nieto.

pedro: bueno, es lo menos

que podía hacer.

cualquier cosa que necesiten,

me llaman.

horacio: con mucho gusto.

gracias, hasta luego.

pedro: chau.

nicolás: ¿1250 pesos?

>> hola, ¿le puedo ayudar

en algo?

nicolás: gracias, joven, ando

buscando un vino.

>> ¿alguna uva en especial?

¿cosecha?

nicolás: la que esté de oferta.

>> ¿qué le parece este?

es un excelente vino.

crianza, de 1999.

excelente para acompañar con

carnes rojas y quesos maduros.

nicolás: suena bien,

¿qué precio tiene?

>> 672 pesos.

nicolás: no, ¿está de oferta?

>> sí, señor, su precio es

de 980 pesos.

nicolás: quiero algo más

económico, no sé, que no pase

de 120 pesos.

>> un vino para cocinar.

nicolás: ah, eso me parece

muy bien.

>> este cuesta 80 pesos.

nicolás: ah, perfecto,

excelente, ¿me lo envuelve,

por favor?

>> claro que sí, solo que eso

se cobra aparte.

nicolás: démelo así entonces.

gracias.

elena: trini, soy yo,

¿puedes hablar?

trinidad: sí, señora.

el señor está en el estudio.

elena: ¿y cómo está nicolás?

trinidad: muy triste, no quiso

comer y no ha salido

de su cuarto para nada.

elena: busca la manera

de que coma, por favor.

y no se te olvide

darle sus medicinas,

es muy importante que no deje

de tomárselas.

trinidad: está bien, señora.

elena: oye, ¿y el señor

te dijo algo?

trinidad: me dijo que usted

y su familia no podían acercarse

a su hijo.

y me amenazó con correrme

si no le hacía caso.

elena: tú dile que sí a todo.

a todo y, por favor, mantenme

al tanto de nicolás.

si no me puedes marcar, mándame

un mensaje, voy a estar

al pendiente del celular.

trinidad: está bien, señora.

elena: gracias, trini.

ernesto le ordenó a trini que no

le permitiera la entrada a nadie

de la familia a la casa.

horacio: imbécil.

vamos a recurrir a todas

las instancias posibles

para revocar esa orden.

y vamos a pelear por la custodia

de nico, te lo prometo.

elena: está dispuesto a todo,

papá.

no veo cómo.

horacio: tranquila, hija,

tranquila.

imbécil.

ernesto: ¿qué sabes de elena?

irene: mi papá me acaba

de avisar que ya la soltaron.

van para mi casa.

ernesto: no pensé

que la liberaran tan pronto.

¿en dónde estás?

irene: en la oficina.

ernesto: ¿qué haces ahí?

ve a tu casa y te portas

solidaria con tu hermana.

averíguame qué planean.

irene: está bien, yo te mantengo

al tanto.

ernesto: gracias.

andrea: ay, no, es que yo no

puedo creer que ernesto haya

hecho tanta barbaridad, siendo

tan buen hombre.

elena: mamá, por favor,

¿qué más quieres que suceda?

¿qué más para que dejes

de defenderlo? ya.

andrea: no, ya sé, ya sé.

pero es que es terrible para mí

haber creído en él

y desilusionarme así--

horacio: a ver, ya, ya, no

se trata de ti, deja tu egoísmo

a un lado.

ernesto es un maldito,

le quitó su hijo a elena,

la dejó sin casa.

¿quieres algo más?

andrea: lo entiendo, pero es que

estoy nerviosa, yo ya no sé

ni lo que digo.

pero, ay, hijita, por supuesto

que estoy para apoyarte.

esta es tu casa, mi amor.

ay, pero qué desgracia,

de verdad, qué desgracia.

¿por qué todo tuvo que llegar

a ese extremo?

bueno, hijita, y dime,

¿estás bien?

¿te trataron bien en la cárcel?

elena: mamá, no estuve

en la cárcel.

solo me detuvieron

en la alcaldía.

andrea: bueno, ya, ya,

está bien, está bien.

alma, alma.

alma: dígame, señora.

andrea: prepara el cuarto

de elena, porque se va a quedar

con nosotros, ¿sí?

alma: sí, señora.

andrea: [suspira]

ay, hijita, qué bueno

que llegas.

¿qué crees?

elena se va a quedar

con nosotros.

domingo: nelson se fue

muy molesto porque no pudo

localizarte.

pedro: luego hablo con él.

domingo: ¿dónde andabas?

pedro: en la alcaldía, papá.

domingo: ¿por qué?

pedro: el imbécil de ernesto

interpuso una orden

de restricción en contra

de elena para que no pueda ver

a nicolás.

llegó a su casa y la detuvieron.

estuve yo en la alcaldía, hablé

con la agente del ministerio

público para que la soltaran.

>> estos son correos usuales,

casi todos de proveedores.

mónica: a ver, alto, ahí, ahí.

"recibí documentos

con la firma".

¿quién lo envía?

>> adolfo novoa.

mónica: ¿lo conoces?

>> no, para nada.

¿a qué documentos se referirá?

mónica: ni idea, pero bueno,

puede ser algo, a ver.

>> ¿qué hacemos? ¿le escribimos?

mónica: no, no, mejor vamos

a buscar su nombre

en las redes sociales.

a ver quién es, a qué se dedica,

a ver qué encontramos.

>> ok.

pedro: lo bueno que la agente

del ministerio público decidió

dejarla en libertad por todo

lo que le conté, papá.

gina: mi amor, ¿por qué no

contestas las llamadas?

estaba muy preocupada por ti.

¿qué pasó? ¿dónde estabas?

pedro: en la alcaldía, fui

a ayudar a elena

porque la detuvieron.

gabriela: ¿qué? ¿te sigues

viendo con esa mujer?

pedro: escúchame, escúchame.

gina: ¿por qué me haces esto?

no me lo merezco, pedro.

¿cuándo nos va a dejar

en paz esa mujer?

domingo: gina, por favor,

cálmate, ¿sí?

gina: no, no, domingo, no

me pida que me calme, por favor.

pedro: te puedo explicar, gina,

escúchame.

nelson: ¿qué pasa? ¿qué pasa?

gina: ¿qué pasa?

que ya me cansé de que pedro

me siga viendo la cara, se sigue

viendo con esa mujer.

nelson: ¿qué fue lo que pasó?

pedro: ernesto le puso una orden

de restricción a elena para que

no pueda acercarse a su hijo.

fui a ayudarla porque también

nicolás es mi hijo.

eso fue lo que hice.

irene: pues, bueno, lo más

importante es no perder

de vista a nico, ¿no?

elena: sí, se lo encargué

a trinidad, pero no me deja

tranquila.

irene: pues, yo podría convencer

a ernesto de que me deje verlo.

no sé, tal vez hasta deje

que me quede con él.

andrea: ¿tú crees que acepte?

irene: pues, sí, de hecho yo

me quedé con nico cuando elena

estuvo hospitalizada.

no sé, no perdemos nada

con intentarlo, ¿no?

elena: sí, sí, hazlo, por favor,

la verdad es que sería un gran

alivio que tú estuvieras

con nicolás.

andrea: muy bien pensado, hija,

¿eh?

muy bien, muy bien.

[celular]

horacio: ¿sí?

sí, dime.

elena: te voy a encargar mucho

sus medicinas, trini sabe muy

bien sus horarios, qué hay que

darle, cuándo hay que dárselos,

dónde están.

hay que dárselos, por favor,

y quiero que estés al pendiente

de todo, que se lave

los dientes, porque siempre

se le olvida.

y si ernesto te deja quedarte

en la casa, no te vayas a dormir

sin darle un besito

de las buenas noches, ¿sí?

y dile que yo le mando muchos

besos todos los días.

irene: sí, sí, tranquila, claro

que sí.

horacio: al parecer, mónica dio

con una pista del posible

cómplice de ernesto.

el que le ayudó a armar

el fraude.

voy a la oficina, ¿sí?

y tú quédate tranquila, vas

a ver que tarde o temprano

ernesto va a caer.

permiso.

elena: gracias, pa.

andrea: ojalá que la mujercita

esa no esté blofeando nada más

y solo lo haya llamado

para que se vaya con ella.

elena: mónica no haría algo así,

lo que está pasando

es muy serio.

andrea: ay, sí, hijita.

y si no voy a conocer a la gente

de su clase.

pero bueno, volvamos

a lo de ernesto, ojalá lo puedas

convencer de que te deje

quedarte con nico y más

adelante, pues, me ayudas

a que yo lo visite, ¿no?

ay, ¿qué se cree?

¿por qué no nos va a permitir

que nos acerquemos al niño?

irene: pues, no sé, de una vez

puedo ir a hablar con él, ¿no?

elena: gracias.

gina: se sigue viendo

con esa mujer.

si no es por una es por otra.

estoy muy ofendida, papá.

así que si vas a defender

a pedro, ni me digas nada.

nelson: no se trata de defender

a nadie, las cosas son como son.

pedro te explicó que tuvo

que ayudar a elena por un asunto

de su hijo, punto.

gina: ¿y dónde quedo yo?

soy su esposa.

y él a la primera que se ofrece

corre a ayudar a esa mujer.

nelson: lo hizo por su hijo.

gina: yo también le voy a dar

un hijo.

y a mí no me procura

pero para nada.

nelson: ese tema mejor

ni me lo toques.

el que haya decidido callarme no

significa que no crea que es una

canallada lo que estás haciendo.

gina: una cosa no tiene que ver

con la otra.

nelson: no, por supuesto

que tiene que ver.

sabes que tienes cola

que te pisen, ¿verdad?

¿por qué no aceptas

que se ocupe de su hijo?

no le hagas un escándalo.

lo único que logras es ponerlo

en tu contra, ¿qué te cuesta ser

más comprensiva, por favor?

gina: nunca voy a aceptar que se

siga viendo con esa mujer.

y el tal nico me importa

un comino.

nelson: [suspira]

domingo: trata de entender

a gina, con solo oír el nombre

de elena se pone mal.

pedro: sí, a mí me pone mal

que con ella no se puede, papá.

no hay modo.

si le digo la verdad,

se molesta.

si no se la digo, también.

¿qué quieres que haga?

domingo: hiciste bien

en hablarle derecho, pero

pudiste haberlo hecho

con más delicadeza,

con más tacto.

las embarazadas se ponen

muy sensibles.

gina: ya me voy.

pedro: te llevo.

así aprovechamos para platicar.

gina: ¿para qué?

¿para que te sigas justificando

el por qué tuviste que llevar

a elena?

pedro: no, quiero explicarte

cómo fueron las cosas, ¿sí?

quiero que lo comprendas.

gina: jamás, nunca voy a

entender nada que tenga que ver

con esa mujer.

pedro: a ver, se trata

de mi hijo.

gina: ya no te quiero escuchar,

es que ya lo sé, ya no te quiero

escuchar.

pedro: déjame explicarte,

por favor.

déjame acompañarte, yo te dejo.

gina: no, me voy en taxi.

pedro: a ver, te acompaño.

gina: no quiero

que me acompañes.

domingo: yo la acompaño.

pedro: [suspira]

[música]

gina: ¿y por qué tuvo

que llamar a pedro?

¿no tiene familia?

domingo: pedro es el papá

de nico, es lógico que lo haya

llamado a él.

gina: pues, sí, pero está casado

conmigo, así que debería

de mantenerse al margen.

domingo: aunque sea tu esposo,

nico no va a dejar de ser

su hijo.

gina: y yo estoy condenada

a cargar con eso toda mi vida.

domingo: no lo veas

como una carga.

al contrario, trata de alivianar

a pedro, de seguro las cosas

entre ustedes se van

a solucionar.

gina: si tan solo me hiciera

sentir que estoy por encima

de esa mujer.

domingo: lo estás,

eres su esposa.

sé comprensiva y vas a ver

que todo va a salir mejor.

ahí viene un taxi.

gina: muchas gracias.

y muchas gracias

por estar siempre de mi lado.

irene: [suspira]

aquí me tienes.

todos se creyeron

lo que les dije.

ernesto: ¿que vienes?

irene: no, no quiero ser

tan obvia.

pero me quedo lo suficiente

para que me hagas el amor.

supongo que nico ya

está dormido, ¿no?

ernesto: sí.

andrea: ojalá irene convenza

a ernesto de que la deje cuidar

a nico.

es tan agria para decir las

cosas, es tan poco diplomática.

mejor debí haber ido yo.

elena: mamá, no me pongas

más nerviosa, esperemos que sí

lo logre.

tiene que explicarle que lo que

le dijo ernesto no es verdad.

no soy ni amante de pedro

ni pedro lo abandonó.

ni siquiera sabía que existía,

mamá.

andrea: bueno, ya, ya, hijita,

vamos a confiar en irene.

[llaman a la puerta]

elena: adelante.

alma: señora, la buscan abajo.

elena: ¿quién?

alma: ay, pues, un señor.

andrea: ay, claro, es nelson, se

me había olvidado por completo

que lo había invitado a cenar.

dile que ya voy.

alma: sí, señora.

elena: no, bueno, mamá, atiende

a tus visitas.

por mí no te preocupes, aquí voy

a estar bien.

andrea: ay, dios, pues, a ver

qué le digo, ¿verdad?

irene: cállate, nos va a oír.

nicolás: ¿mamá?

[risas]

¿mamá?

irene: ay, no, mi amor, soy yo.

nicolás: ah, creí que era

mi mamá.

ernesto: hijo, hola.

¿por qué no te regresas

a dormir?

tu tía solamente vino

un momento.

irene: te acompaño a tu cama

si quieres para que sigas

durmiendo, es que vine a verte

porque estaba preocupada por ti

y quería saber cómo estabas,

mi amor, ¿sí?

ernesto: adiós, papi, descansa.

irene: pásale.

alma: señora, aquí está

el señor.

andrea: gracias.

nelson: gracias.

andrea: nelson, qué pena.

se me olvidó por completo

lo de la cena, he tenido

una tarde muy complicada.

nelson: ¿soy inoportuno?

andrea: no, no, lo que pasa es

que mi hija tuvo un problema

con su marido y está aquí.

ay, no preparé nada.

si no te importa, podemos pedir

una pizza.

nelson: no, no, lo mejor creo

que es que lo dejemos para otro

día.

cuando los hijos necesitan

de uno, hay que atenderlos.

andrea: eso es verdad, pero no

quiero quedar mal contigo.

nelson: no, no te preocupes.

entiendo.

ah, mira, perdón, te traje

este vino que me recomendaron.

andrea: [ríe]

ay, no, pues, muchas gracias,

la voy a guardar para cuando

podamos brindar juntos.

nelson: me parece muy bien.

te dejo con tu hija.

andrea: qué lindo eres.

ups.

nelson: [ríe]

nicolás: ¿es cierto que pedro es

mi papá?

irene: sí, es cierto.

nicolás: yo creí que era

mi amigo.

irene: pues, sí lo es.

nicolás: no, mi papá me dijo que

me abandonó, que no me quería.

irene: ay, pues, yo no sé qué

fue lo que pasó, mi vida.

nicolás: mi mamá está enamorada

de él.

irene: sí, pero eso no quiere

decir que no te quiera.

nicolás: yo solo quiero

que mi mamá esté con mi papá.

irene: pues, eso ya no va a ser

posible.

no se llevan bien y ya no pueden

vivir juntos.

lo mejor es que tu papá

se enamore de otra persona

y vuelva a ser feliz.

nicolás: no quiero, no quiero

que se enamore de nadie.

irene: tranquilo, fue un decir

nada más.

[suspira]

mejor trata de dormir, ¿sí?

es tarde, mi vida.

nicolás: no te vayas.

irene: no, aquí voy a estar.

oye, ahorita que tu mamá no está

aquí, ¿te gustaría que yo

viva aquí con ustedes

para que no estés solito?

nicolás: sí.

irene: bueno, se lo voy

a proponer a tu papá a ver

qué dice.

[celular]

nicolás: ¿por qué no contestas?

irene: porque no es importante.

cierra tus ojitos, mi vida.

sueña con los angelitos.

pedro: gina.

me lleva.

[suspira]

nelson: gina, ¿qué haces aquí?

gina: mientras pedro no me pida

una disculpa y saque a esa mujer

de su vida yo no voy a volver

con él.

nelson: ah, no, no, de ninguna

manera, ¿eh?

no me vengas con caprichitos,

no, de ninguna manera, te vas

a tu casa, vamos.

gina: papá, ¿cómo crees?

necesito que me apoyes.

si no recurro a ti,

¿a quién más?

te prometo que no vuelvo

a pedirte nada.

entiéndeme, por favor,

es muy importante para mí

que pedro sienta que estoy

decidida a todo.

nelson: no estoy de acuerdo

contigo.

a mí se me hace que alejándote

de pedro lo único que vas

a ocasionar es que él

esté más cerca de elena.

pero bueno, tú sabes

lo que haces.

gina: voy a hacer unos huevitos

con tocino.

¿o prefieres un omelette

de queso?

te encanta, ¿verdad?

¿qué quieres?

nelson: prefiero los huevos

con tocino.

gina: gracias, papito hermoso,

yo sé que siempre cuento

contigo.

[música]

elena: bueno, irene.

esther: no, elena, soy yo,

esther.

elena: ah, señora esther,

disculpe, es que estoy esperando

la llamada de mi hermana.

esther: yo solo quería saber

cómo estaba, es que me enteré

de lo que pasó.

elena: estoy mal.

ernesto me quitó a nicolás y no

sé cómo voy a vivir sin él.

esther: las cosas tienen

que cambiar, es que no puede ser

que ese hombre se salga

con la suya.

elena: nunca me voy a perdonar

el daño que le estamos haciendo.

esther: no, no, mire, usted no

tiene por qué sentirse culpable.

usted trató de hacer las cosas

bien.

elena: eso ya da igual.

nico está sufriendo y piensa

lo peor de mí y de pedro...

y no sé qué vamos a hacer.

esther: el tiempo la va

a ayudar, va a ver.

y con su amor de madre le va

a curar su corazoncito.

confíe en su hijo.

y ahorita, pues, le toca tener

un poquito de paciencia

y esperar y va a ver cómo todo

se va a arreglar.

usted es una persona muy buena

y dios no la va a abandonar.

elena: dios la oiga, esther.

muchas gracias.

>> no se hubieran molestado

en venir.

chano: ¿cómo no, señora?

benito: queríamos que lo último

que vieran de méxico fuera

a nosotros.

¿qué mejor, no?

así les quedan ganas de volver.

jimmy: ¿quién de los dos

me puede hacer un paro?

chano: ¿de qué se trata?

jimmy: ¿puedes entregar

esta carta?

benito: ¿y para quién es?

¿para la noviecilla que tienes

por ahí o qué?

jimmy: hazme la buena, para

pedro.

chano: yo se la doy.

>> ¿es para agradecerle,

mi hijo?

jimmy: sí.

benito: ahí está el taxi.

vámonos saliendo, ¿no?

chano: sí, sí, ahí te alcanzo.

no, señora, por favor, pase, yo

le ayudo.

>> gracias.

jimmy: ¿puedes o no?

chano: sí, claro.

ay, estás pesadito.

[timbre]

nelson: a ver quién es.

pedro: buenas noches.

nicolás: pasa, gina está

en la cocina.

pedro: gracias.

¿por qué haces esto?

gina: ¿todavía me lo vas

a preguntar?

¿no crees que tengo muchos

motivos?

pedro: vamos a la casa y allá

platicamos con calma, ¿sí?

por favor.

gina: no me voy a ir contigo.

aquí me voy a quedar

hasta que te decidas.

o te quedas conmigo o te quedas

con ella.

ya no puedo seguir viviendo

con esta incertidumbre.

pedro: a ver, gina, gina,

entiéndelo, se trata de mi hijo.

ponte en el lugar de--

gina: elena, dilo, di su nombre.

en el lugar de esa mujer

que está destruyendo nuestro

matrimonio.

estoy harta de que no me des

mi lugar y de que esa señora

esté metida en nuestras vidas,

así es que, por favor, decídete.

o ella o yo.

pedro: a ver, gina, por favor.

no me condiciones, no hagas

esto.

gina: cuando te decidas, ya

sabes dónde me puedes encontrar.

buenas noches.

buenas noches.

[suspira]

irene: [suspira]

me dio mucho trabajo

que se durmiera, pero vas a ver

que valió la pena la espera.

ven.

ernesto: no, no.

irene: [ríe]

pedro: ¿mi amor?

elena: qué gusto me da oírte.

me llamó tu mamá bien linda

preocupada por mí.

pedro: siempre te ha estimado

mucho mi mamá.

elena: y yo a ella.

pero ¿tú cómo estás?

pedro: estoy muy preocupado.

gina se enteró de lo que pasó

y está indignada porque te estoy

apoyando y se fue a casa

de su papá.

en el fondo tiene razón, ¿sabes?

estoy más preocupado por ti

que por ella.

no lo puedo negar, aunque esté

casado con ella, es a ti a quien

amo y tú lo sabes.

elena: pedro--

pedro: es la verdad.

o sea, en este momento quisiera

estar ahí contigo.

elena: y yo sería la más feliz,

mi amor, pero--

pedro: lo sé, lo sé, no debería

ni volver a hablar de todo esto.

pero es más fuerte que yo,

¿qué quieres que haga, mi amor?

pienso en ti y en nico cada

minuto de mi vida.

me siento pésimo de estar como

espectador sin poder hacer nada.

[llaman a la puerta]

elena: sé que estás conmigo,

mi amor, aunque no estés

a mi lado.

llegó irene.

¿cómo te fue? ¿pudiste hablar

con ernesto? ¿viste a nicolás?

irene: pues, no fue fácil, pero

conseguí que ernesto aceptara

que yo me haga cargo de nico.

elena: ¿oíste?

irene va a estar al pendiente

de nicolás.

pedro: bendito dios, te dejo

para que hablen, ¿sí?

elena: muchísimas gracias

por hablar.

ahora sí, cuéntame, por favor.

irene: pues, bueno, no fue

fácil, pero--

gabriela: hola, buenos días, soy

la tía de nico.

quería ver si es posible

que me dejara hablar con él.

>> nico no vino a la escuela

y no va a venir por un tiempo.

su papá tramitó un permiso.

gabriela: pero ¿por qué?

>> no sabría decirle.

gabriela: no sé si usted está

enterada, pero nico--

>> sí estamos enterados, ayer se

recibió una orden de restricción

en contra de la señora elena.

es una lástima que las cosas

hayan llegado a este extremo.

gabriela: ernesto no es

una buena persona y nico está

en sus manos.

elena está muy preocupada,

de verdad.

>> la entiendo, conozco

a la señora elena y sé que adora

a su hijo.

dígale que en cuanto nico

se reincorpore, voy a encontrar

la manera de que pueda verlo.

gabriela: muchas gracias,

con permiso.

elena: ¿pudiste hablar con él?

¿te dijo algo la maestra?

gabriela: no vino a clases.

ernesto pidió un permiso

para que se ausente.

elena: ¿qué pretende?

se lo va a llevar lejos de mí,

gabriela.

gabriela: no, tranquila, irene

ya está con él.

pronto vamos a saber cuáles

son sus intenciones.

elena: no, es que ernesto va a

conseguir que deje de quererme,

gabriela.

gabriela: no digas eso, ya,

irene se va a encargar

de decirle cuánto lo amas.

y cuando regrese a clases,

la maestra me prometió

que te va a dejar verlo.

nicolás: ¿te vas a quedar aquí,

tía?

irene: sí, mi amor, tu papi

me dijo que sí.

muchas gracias, ernesto.

ernesto: no, no agradezcas nada,

para mí es una tranquilidad

que nico esté contigo.

nicolás: yo quiero ir

a la escuela.

ernesto: no, a ver, eso ya

lo hablamos.

ahora no es conveniente,

mi amor.

nicolás: ¿por qué no?

ernesto: hay que esperar

a que se resuelvan los problemas

con tu madre para que puedas ir.

yo no quiero que ni ella

o su amante te vayan

a secuestrar, ¿no?

voy a la oficina, te portas bien

con tu tía.

nicolás: sí, papá.

ernesto: ey, te amo.

irene: estoy feliz de quedarme

contigo, tú eres

como un hijo para mí.

¿vamos a jugar?

nicolás: sí.

irene: [ríe]

chano: pedro, me pidió jimmy

que te diera esto.

pedro: gracias.

[jimmy] te estoy muy agradecido

por haberme salvado la vida.

sé que me vas a odiar cuando

te enteres de lo siguiente,

pero tienes que saberlo.

fui yo quien le consiguió

la droga a ernesto para hacerle

creer a todos que elena

se drogaba.

gina me lo consiguió, cuando

se enteró para qué lo quería

no dijo nada, se lo calló.

y todo para quedarse contigo.

abusado con ella, es una mala

persona.

cuídate.

Cargando Playlist...