null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 57

27 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

rosa: no sé cómo no te da cargo

de conciencia usar a tu bebé

para retener a pedro.

a sabiendas que no es suyo.

gina: te prohíbo

que lo vuelvas a decir.

habíamos quedado

en que nunca más

lo ibas a mencionar.

rosa: ¿será que a mí sí me

remuerde la conciencia?

andrea: hola, hija.

irene: hola.

andrea: cada día te veo más

amargadita.

irene: ya párale, no empieces

con eso.

andrea: sabe que tengo razón.

hay que abrirse a nuevos

horizontes.

irene: ¿de cuándo acá

tú tan optimista?

¿desde que mi papá te dejó?

te la has pasado llorando

en los rincones por él.

andrea: eso ya pasó.

el futuro está ahí.

esperándome con una sonrisa.

irene: me encanta que ya no te

importe.

mi papá va a tener un hijo

con mónica.

gina: ¿seguiste trabajando

hasta esta hora o te fuiste

a otro lado?

pedro: ¿qué pregunta es esa?

sabes que tengo mucho trabajo

por el concurso.

gina: soy una tonta, perdón.

¿tienes hambre?

me preparé un sándwich.

¿quieres?

pedro: sí, por favor.

tengo mucha hambre.

gina: oye, mañana empieza

el curso psicoprofiláctico.

pedro: ¿en domingo?

gina: sí, escogí que fueran

los fines de semana

para que me puedas acompañar.

¿puedes ir mañana?

pedro: no puedo.

quedé con agus de ir al taller

para seguir trabajando el coche.

gina: sólo son un par de

horas, no seas así.

empieza a las 10, por favor.

pedro: ¿a las 10?

déjame preguntarle,

vamos a ver si puede.

lina: va, gracias, mi cielo.

andrea: ay, horacio.

[tono]

pili.

pili: ¿qué te pasa?

andrea: me acabo de enterar

de una noticia que me cayó como

balde de agua fría.

horacio va a tener un hijo.

y no tienes idea de cómo me

pegó.

pili: sí, se te escucha,

hasta el tono te cambió.

hace rato estabas feliz.

andrea: una cosa es saber

que vive con la fulana esa,

y otra muy distinta,

que vaya a tener un hijo

con ella.

ahora sí se acabó horacio

para mí, porque un hijo

es un hijo

y los va a unir para siempre.

pili: ustedes están

divorciados.

andrea: de todas formas.

me duele mucho.

va vivir momentos de felicidad

que debió haber vivido

sólo conmigo.

pili: no llores.

no vale la pena.

andrea: ojalá pudiera.

ojalá pudiera, pero

con esto me doy cuenta

que todavía horacio

me sigue importando.

y mucho.

¿para qué me hago tonta?

pili: aunque así sea,

a mirar para adelante.

no te queda de otra.

no te me deprimas, amiga.

mejor piensa en el hombre

que acabas de conocer.

¿quién quita y es el amor

de tu vida?

andrea: ojalá.

rosa: buenas noches,

¿quiere que le prepare algo de

cenar?

¿pasa algo?

nelson: no, nada.

rosa: ¿sí quiere cenar?

pensaba hacer molletes.

nelson: ¿y con qué?

si el refrigerador ese

está vacío.

hace 15 días que traje de todo

y ya no hay nada.

desde que somos dos bocas

en esta casa, no dura nada

la comida.

rosa: yo traigo mis cosas.

a mí no me eche la culpa.

nelson: nunca te he visto

llegar a esta casa con una

bolsa.

rosa: como usted no me ha visto,

entonces no.

no voy a discutir,

esta es su casa,

y la que sale sobrando soy yo.

buenas noches.

nelson: ¿otra vez?

no puede ser.

¡rosa!

rosa: ¿sí?

nelson: ¿otra vez dejaste la

luz prendida?

tienes que tener más cuidado,

por favor, el recibo va a llegar

altísimo.

rosa: discúlpeme, no vuelve

a suceder.

¿va a ir al hospital?

nelson: más tarde.

y ya me voy, y cierras bien.

y mucho ojo con la luz,

por favor.

andrea: horacio,

qué sorpresa.

horacio: buenos días.

¿está irene? quería hablar

con ella.

andrea: hace rato se fue

al gimnasio.

me enteré que vas a tener

un hijo.

horacio: sí, así es.

¿quién lo iba a decir, ¿no?

andrea: no sé si felicitarte

o compadecerte.

¿no te parece un poco

ridículo a tu edad?

tu hijo va a ser más chico

que nuestro nieto.

vas a parecer su abuelo.

horacio: son las ventajas de

tener una pareja joven.

andrea: a ver si aguantas.

la edad pesa.

horacio: sí, pero el amor,

te da para sacar fuerzas

de donde sea.

andrea: ver para creer.

horacio: no vine a discutir

contigo sobre eso.

si quieres, mejor me voy,

y en otro momento hablo

con irene.

andrea: ¿de qué querías hablar

con ella, si se puede saber?

horacio: ayer que les di la

noticia, no se lo tomó nada

bien.

andrea: ¿qué esperabas?

seguro la avergüenza.

horacio: lo que le pasó es que

recordó su propio nacimiento.

y siempre se ha sentido

la hija no deseada.

andrea: ¿tú crees que por eso

sea tan amargada?

horacio: tal vez, pero me

preocupa que vuelva a caer en

esas depresiones tan severas

que tenía.

andrea: ni me lo recuerdes.

horacio: hay que estar más al

pendiente de ella, ¿sí?

andrea: lo estoy,

pero tampoco es que se deje

mucho.

horacio: preocúpate más,

y no solamente de ella,

de las tres.

elena tampoco está bien y es tu

hija, y el divorcio ya casi

es un hecho.

andrea: ¿cómo?

pensé que ya se había arreglado

con ernesto.

horacio: pon los pies en la

tierra.

acércate a tus hijas,

te necesitan.

y como no tenemos nada más

que hablar, te dejo.

que tengas un lindo día.

nelson: ¿se puede?

padre: ¡nelson!

pasa, ¿qué te trae por aquí?

nelson: problemas, padre.

necesito de su consejo.

padre: siéntate,

¿en qué te puedo ayudar?

nelson: se trata de gina,

estoy tan profundamente

decepcionado de ella.

padre: ¿por qué?

¿qué hizo?

nelson: no le había contado,

y no sé si lo sepa,

pero finalmente sí se casó

con pedro. por civil.

lo hicieron porque gina está

esperando un hijo.

padre: entiendo, pero no es tan

grave si finalmente se van

a hacer responsables de ese hijo

como matrimonio.

nelson: es que el hijo

que espera, no es de pedro.

gina lo utilizó para retenerlo,

y sin ningún tipo de pudor,

lo mantiene engañado.

yo no sabía nada,

me acabo de enterar

de pura casualidad.

nos engaño a todos.

y no se lo puedo perdonar.

padre: entiendo cómo debes

de sentirte.

nelson: ¿de qué sirvió toda

la educación que le brindé?

¿dónde quedaron los valores

que le inculqué?

padre: yo que conozco tu

historia desde que murió

tu esposa,

he visto cómo te has desvivido

por tu hija.

no has hecho otra cosa

más que velar por ella.

nelson: pero la consentí

demasiado, tal vez si no lo

hubiera hecho,

no sería tan voluntariosa

ni tan egoísta como es.

me siento tan culpable.

padre: no, no te culpes.

lo hiciste porque la amas.

nelson: ¿y qué hago entonces,

padre?

no puedo dejar que siga por la

vida haciendo y deshaciendo

como se le pega la gana.

no le importa a quien lastima,

no puede ser, padre.

padre: ¿has hablado con ella?

¿te ha dado alguna explicación?

nelson: estoy tan molesto,

tan indignado que me da miedo

enfrentarla como me siento.

estoy esperando calmarme.

padre: tienes razón, pero cuando

lo hagas, hazla entender que no

puede sostener a una familia

basada en una mentira.

tendrá que decirle la verdad

a pedro y abstenerse a las

consecuencias.

que no olvide que la verdad

siempre termina saliendo

a flote.

rosa: buenos días, agustín.

¿cómo sigue jimmy?

agustín: igual.

rosa: oye, ¿conoces a alguien

que rente un cuarto?

agustín: ¿para quién?

rosa: para mí.

estoy muy agradecida de que don

nelson me haya tenido en su

casa, pero ya no lo aguanto.

anoche me regañó porque no había

nada en el refrigerador.

y en la mañana, que porque

no había apagado la luz.

es evidente que para él,

soy solo una molestia.

agustín: te puedes ir a mi casa,

no es muy grande, tengo un

cuartito ahí demás.

rosa: no, ¿cómo crees?

agustín: sí, nomás hay que darle

una arregladita, es de volada.

rosa: ¿de veras no te importa?

agustín: no, al contrario,

me viene muy bien un poquito

de compañía.

rosa: ¿y cuándo me puedo mudar?

agustín: cuando tú quieras,

hoy mismo.

rosa: eres un ángel, agustín.

ernesto: qué rico huele,

¿qué estás preparando?

elena: ravioles.

ernesto: qué rico.

nicolás: acabo de ver en la tele

que hay una exhibición de coches

en el palacio de los deportes.

¿vamos?

ernesto: no.

nicolás: ¿por qué no?

ernesto: porque estoy un poquito

harto que solamente te

entusiasmen los coches.

como si no hubiera

otras cosas que ver, mi amor.

elena: sabes que a nico

le encantan.

es lógico que quiera verlos,

ernesto. son su pasión.

ernesto: si se la seguimos

fomentando, va a ser peor.

solamente va a saber de coches

en la vida.

y no, hay muchas cosas

que aprender.

nicolás: vamos, papá. por fa.

ernesto: ya te dije que no

y es no. no me discutas.

elena: no tienes porqué decirle

tanto que no.

puedes ceder tantito.

ernesto: si no te vas a poner de

mi parte, mejor no digas nada.

vamos a ir al acuario,

y punto.

nicolás: no quiero ir

al acuario, y punto.

elena: ¿qué te pasa?

no estás pensando en tu hijo.

ernesto: tú no estás pensando

en él.

yo sé muy bien porqué

fomentas lo de los coches.

elena: eso no es verdad,

desde hace mucho, mucho antes

de conocer a pedro, le gustaban

los coches.

ernesto: ya va siendo hora que

se olvide de eso.

y por favor,

no me vuelvas a contradecir

delante de él.

elena: para eso estamos

posponiendo el divorcio.

¿para hacerle la vida imposible

a nicolás? ¿en serio?

ernesto: yo, no, tú.

andrea: ¿cómo estás?

ernesto: bien.

andrea: no lo parece.

ernesto: acabo de discutir

con tu hija.

andrea: me enteré que persiste

lo del divorcio.

pensé que ya se iban a olvidar

de eso.

ernesto: tú sabes cuál es mi

posición, pero hazle entrar

en razón.

andrea: ¿y dónde está?

ernesto: en la cocina.

andrea: voy a hablar con ella.

ernesto: sí.

[música]

[música]

andrea: vine a hablar contigo

porque estoy muy sorprendida

de que insistas en divorciarte.

elena: ¿qué es lo que te

sorprende?

andrea: pensé que como seguían

viviendo juntos, estaban,

tratando de recuperar su

matrimonio.

elena: no, dormimos en cuartos

separados.

andrea: pobrecito ernesto,

seguro se siente muy mal.

elena: ¿en lugar de compadecer

a ernesto, podrías pensar en mí?

tengo que seguir aguantando

a este hombre.

escúchame, me drogó.

y tuve un accidente donde casi

pierdo la vida, y todavía

me tacha de drogadicta.

para quitarme a mi hijo.

andrea: nunca le pudieron

comprobar nada.

elena: no voy a volver

a discutir esto contigo, mamá.

me voy a divorciar y punto.

andrea: ¿por qué crees que no es

posible que las cosas mejoren,

o es por pedro?

elena: él no tiene nada que ver.

pedro y yo terminamos.

me dijo que yo no había sido más

que un error en su vida.

que no me ama.

y se casó con gina,

su antigua novia.

andrea: con mayor razón

tendrías que hacer un esfuerzo.

e intentar de nuevo

las cosas con ernesto.

elena: qué, ¿no entiendes que si

me divorcio de él no es por

pedro?

te acabo de recordar lo que me

hizo, y sigues abogando por él,

por dios.

no te entiendo.

andrea: en toda relación

se cometen errores.

¿yo no terminé perdonándolos?

el amor está por sobre todas

las cosas.

elena: exactamente.

el amor, tú lo dijiste.

pero yo no amo a ernesto

y dudo muchísimo

que él me ame a mí.

lo que está es obsesionado

con salirse con la suya.

ya no me importa.

lo voy a dejar así.

andrea: me parece que estás muy

segura de lo que quieres hacer.

elena: sí, me voy a divorciar.

andrea: aunque yo no estoy de

acuerdo, te quiero mucho, soy tu

mamá, te voy a apoyar.

elena: gracias.

andrea: ¿qué sabes de irene?

me tiene preocupada.

cada día la siento como más

amargada, como rancia.

elena: está pasando por

un momento muy difícil.

se enamoró de la persona

equivocada.

andrea: algo me latía que iba

por ahí.

sus salidas nocturnas,

sus cambios de humor,

me parecía todo como muy

extraño.

¿y quién es él?

¿lo sabes?

elena: se llama adolfo novoa

y resultó ser amigo de ernesto.

parece ser que le ocultó que

era casado.

entonces, irene está teniendo

algunos problemas para lidiar

con ese tema.

andrea: pobrecita.

>> hoy tenemos a una nueva

pareja con nosotros,

pedro y gina.

[aplausos]

voy a repetir algunos de los

ejercicios para ellos.

en todas las posiciones y

ejercicios que hemos visto,

siempre la tarea del esposo,

es apoyar a su esposa.

hacer los ejercicios

sosteniéndola y ofreciéndole

su cariño.

cada ejercicio,

tanto los de respiración

como los físicos,

tienen como finalidad

reducir la tensión y eliminar

el estrés que se acumula en la

mujer durante el embarazo.

además de favorecer

la circulación...

[celular]

inés: ¿bueno?

>> hola, soy yo.

ya tengo el expediente de la

señora isabel,

justo estoy en una papelería

sacándole copias.

inés: qué bueno, ¿y cómo le

hiciste?

>> aproveché que la madre

refugio salió.

si quieres, mañana te puedo

entregar las copias.

inés: muchísimas gracias, sí.

ay.

>> todo es energía,

todo es amor que sienten

ustedes, le está llegando

al bebé.

se siente muy querido y deseado

por ustedes.

respiren y abran los ojos,

¿quién nos quiere compartir lo

que sintió con este ejercicio?

bien, gina, por favor.

gina: mi bebé se llama pedro

como su papá.

el hombre que más amo.

que lo amé desde que lo conocí.

y lo voy a seguir amando hasta

el último de mis días.

y con ese mismo amor voy

a querer a este bebé.

y voy a ser para él

la mejor de las madres.

le voy a entregar mi vida de la

misma manera que se la he

entregado a su papá.

mis dos amores.

mis único anhelos.

los voy a tener siempre

en el corazón.

>> muy bonito, gina.

ahora, tú, pedro,

¿quieres decirle algo?

pedro: eh...

que...

yo también lo quiero mucho.

nicolás: abuela.

andrea: ay, mi niño adorado.

¿cómo estás, mi cielo?

nicolás: bien, ¿por qué no

habías venido?

andrea: ganas no me han

faltado.

he tenido muchas cosas que hacer

y no he tenido tiempo.

¿tú qué haces?

nicolás: un dibujo de mi

abuelita.

andrea: ay, ¿para mí?

nicolás: no, para mi otra

abuelita.

¿conociste a tu abuela?

nicolás: sí, se llama isabel.

andrea: ¿y cómo la conociste?

nicolás: mi mamá y yo fuimos a

verla, porque necesitaba unas

fotos para mi árbol de la

familia.

ella sí está bien viejita.

estuvimos un ratito

porque está loquita.

andrea: ay, ¿cómo?

nicolás: ¿qué le pasó, ma?

elena: sufrió un accidente

cerebral, mamá.

andrea: ay, pobrecita.

¿y te cayó bien?

nicolás: sí, es chistosa.

me contó de cuando mi papá

era niño.

andrea: ¿y a quién prefieres

ahora? ¿a ella o a mí?

elena: ¡mamá!

¿qué pregunta es esa?

andrea: no importa.

¿qué están haciendo aquí en

domingo?

nicolás: mi papá no me quiso

llevar al palacio de los

deportes.

yo quería ir a ver coches

y él me quería llevar

al acuario.

y yo no quiero ver peces.

andrea: ¿te hizo enojar?

nicolás: sí, ¿tú me puedes

llevar?

andrea: claro que sí,

yo te llevo, pero...

elena: mejor no, ya no quiero

tener más problemas con tu papá.

gracias, mamá.

nelson: ¿qué haces aquí?

agustín: me quedé de ver con

pedro.

vamos a darle al coche de la

competencia.

nelson: pedro no ha llegado.

agustín: ¿qué trae?

nelson: problemas.

agustín: si en algo le puedo

ayudar, ya sabe.

soy todo oídos.

nelson: descubrí que el bebé

que va a tener gina...

[puerta se abre]

gina: hola, papi.

¿cómo estás?

agustín: con permiso,

voy a cambiarme.

nelson: ¿qué estás haciendo

aquí?

gina: venimos del curso

de psicoprofilácticos.

no sabes qué bien nos fue,

¿verdad, mi cielo?

pedro: sí, así es, muy bien.

yo voy a cambiarme para

trabajar.

gina: sí.

bueno, yo también ya me voy.

nelson: espera,

vamos a hablar tú y yo.

gina: ahora sí pedro me empezó

a querer, papá.

no sabes qué lindo se portó.

estaba tan entregado

en el curso.

este bebé llegó para unirnos.

estoy feliz de haber recuperado

el amor de pedro.

nelson: ¿y crees que con

mentiras lo vas a lograr?

ya sé que el hijo que esperas

no es de él.

[música]

gina: ¿de dónde sacaste

semejante cosa?

nelson: da la casualidad que

escuché a rosa cuando hablaba

contigo.

gina: oíste mal.

nelson: no me quieras enredar.

sé perfectamente lo que escuché.

te exijo una explicación,

dime, aclárame esto.

gina: si te calmas tantito...

nelson: no, nada.

nada.

¿estás usando la vida de una

criatura inocente, de tu propio

hijo, y engañando a pedro?

¿dónde están los valores que te

inculqué?

te has convertido en una mujer

caprichosa, egoísta.

con tal de salirte con la tuya.

¿no te importa nada ni nadie?

ven.

siéntate.

gina: papá, perdóname.

cometí un error, lo reconozco.

pero ya no me digas más.

nelson: ¿llamas error a actuar

a propósito engañando a todos?

lo que hiciste fue una infamia.

una vileza.

¿por qué, hija? ¿por qué?

gina: por pedro.

cuando me dejó plantada en la

iglesia me desquicié.

me volví loca de dolor,

y por despecho me metí con un

representante de la farmacéutica

que quién sabía que yo iba

a volver a ver.

te puedes imaginar cómo me sentí

cuando me enteré que estaba

embarazada.

yo no quería eso, te lo juro.

estaba sola en el mundo.

¿a quién le podía decir lo que

me pasaba?

rosa se enteró porque vio los

análisis, y la verdad,

hasta sentí alivio de que se lo

pudiera contar a alguien.

ella es mi única amiga.

nelson: ¿y por qué engañaste

a pedro?

¿por venganza?

gina: porque lo amo.

nelson: no tienes perdón,

tienes que decirle la verdad.

no puedes seguirle mintiendo,

no es justo.

gina: ¿justo?

¿no es justo para quién?

ustedes los hombres se lavan las

manos, al fin que el paquete

es de la estúpida mujer

que se embarazó.

pude haber interrumpido el

embarazo y preferí sacar

a mi hijo adelante sola.

¿eso no cuenta?

nelson: ¿entonces para qué

involucraste a pedro?

gina: por el bebé,

por su futuro.

pensé en el rechazo que podía

sentir cuando se enterara

que fue producto de un error.

por eso decidí decir que era de

pedro, nadie se iba a extrañar.

fuimos novios mucho tiempo.

nelson: y le echaste a perder

la vida a un hombre, así,

sin deberla ni temerla.

eso es imperdonable.

gina: yo no lo iba a involucrar.

yo lo único que quería

era decir que era de él.

no le iba a pedir nada.

nelson: no me quieras ver

la cara, lo hiciste con maña.

gina: te juro que no,

tú viste.

yo nunca le pedí nada.

estaba dispuesta a que él

siguiera con elena,

y que sólo viera por el bebé

cuando naciera.

no le estaba haciendo mal

a nadie, y mucho bien a mi bebé.

luego pedro se me empezó

a acercar de otro modo,

y me pidió que me casara con él.

nelson: en ese momento

debiste decirle la verdad.

sin embargo te callaste.

preferiste seguir engañándolo.

gina: tuve que hacerlo,

sabes muy bien que sólo se

acercó a mí por el bebé.

si le digo la verdad,

lo pierdo,

lo amo más que a mi vida.

preferí guardar silencio.

y te ruego, te suplico

que tú también lo hagas,

te lo suplico.

enfermera: disculpe,

hay una persona que quiere

ver al paciente.

rosa: ¿quién es?

enfermera: no sé, me pidieron

que le dijera que salga.

sólo una persona puede

estar con él.

rosa: sí, está bien.

enfermera: gracias.

adelante.

rosa: gracias.

ernesto: ay, jimmy.

tenías que acabar con pedro.

no acabar debajo de un auto.

tú sabes que no tengo opción,

¿verdad?

lo siento.

[monitor]

[pitido]

[tono]

gina: te lo ruego,

por favor no digas nada.

piensa en tu nieto.

y la diferencia entre que sea

hijo de pedro o de nadie.

va a ser un gran papá,

además, le voy a dar el hijo que

tanto desea.

guárdame el secreto,

por favor, te lo suplico.

[celular]

si le digo la verdad a pedro,

no sólo lo voy a perder.

me va a repudiar.

todos me van a señalar,

y eso no lo voy a poder

resistir.

tendría que irme lejos.

sola con mi bebé.

[celular]

estoy en tus manos.

si hablas, ya sabes lo que va

a pasar, pero si te callas,

le estás dando la posibilidad

a tu nieto de ser feliz.

[celular]

nelson: no puede ser.

¿bueno?

¿qué?

voy para allá.

gina: ¿qué pasó?

nelson: es jimmy.

me voy al hospital,

jimmy se puso mal.

pedro: ¿qué fue lo que pasó?

nelson: entró en paro.

pedro: ¿y tú por qué lloras,

gina?

nelson: le impactó mucho la

noticia.

las mujeres en su estado

son muy sensibles.

la voy a dejar a la casa

y luego me voy al hospital.

no tiene caso que estemos todos

allá.

pedro: mantennos informados.

nelson: sí, claro que sí,

vamos.

agustín: qué mala pata,

pobre jimmy.

pedro: yo pensé que ya la habría

librado.

[música]

[música]

gina: papá, por favor,

lo que me tengas que decir

dímelo ya.

ya no puedo más.

nelson: estoy tan decepcionado

de ti.

me voy a tragar el cargo

de conciencia por engañar

a pedro.

¿y sabes por qué lo voy a hacer?

sólo porque mi nieto no sea

señalado.

pero a ti, no sé con qué ojos te

voy a mirar.

porque me avergüenzas.

estoy muy desilusionado.

así es.

cada vez me cuesta más

justificar cómo actúas.

te has convertido en una mujer

tan mezquina.

gina, no eres la persona que

esperaba que fueras.

gina: nunca más, te lo juro,

nunca más voy a hacer algo que

te avergüence, te lo juro.

nelson: eso espero,

no estoy dispuesto a seguir

tapándote tus infamias.

gina: no lo vas a tener

que hacer nunca más.

al contrario,

vas a estar orgulloso

de mí, papá.

[enciende motor]

gina: [suspira]

andrea: ¿qué haces aquí, hijita?

>> no salí porque samuel

tenía que preparar unas cosas

para la universidad.

lo invitaron a participar de un

proyecto muy importante.

andrea: me alegro.

¿quién iba a decir que ese

muchachito iba a resultar

tan inteligente?

yo estoy preocupada por irene.

me comentó elena que no la está

pasando bien.

¿que se enamoró de un hombre

casado?

>> qué poco tino tiene

para elegir parejas.

su vida no es más que un fracaso

sentimental.

uno tras otro.

por eso está así de amargada,

y lo peor es que no se deja

ayudar.

andrea: ¿vas a salir, hijita?

irene: sí.

andrea: ¿con quién?

irene: ¿por qué tanta pregunta?

andrea: ¿te vas a ver con el

tipo ese con el que andas?

irene: ¿de dónde sacaste eso?

andrea: elena me contó.

irene: no tenía ningún derecho

de hablar de mis cosas

personales con nadie.

andrea: yo no soy nadie.

soy tu madre.

y quiero apoyarte.

irene: no necesito tu apoyo

ni el de nadie.

andrea: no por eso voy a dejar

de estar al pendiente de ti

ni de tus hermanas,

ya le dije a elena

que si lo que decidió es

divorciarse, la voy a apoyar.

y también se los digo

a ustedes,

lo que necesiten,

pueden contar conmigo.

siempre estaré de su lado.

>> gracias, mamá.

irene: por mí, puedes ahorrarte

tu apoyo.

jamás entenderías mi relación.

andrea: no te preocupes,

ya estoy acostumbrada a sus

desplantes.

pero no voy a quitar el dedo

del renglón.

gina: por tu culpa

mi papá se enteró que mi bebé

no es de pedro.

rosa: ¿y yo qué tengo que ver?

gina: como siempre traes

a colación el tema,

te oyó decírmelo

con todas sus letras.

rosa: no sé cuándo fue,

no me di cuenta.

gina: si no fueras tan

indiscreta, no hubiera pasado

nada de esto.

te he pedido de mil maneras

que te olvides de eso.

y ahí vas.

rosa: ¿qué te dijo?

gina: que se avergonzaba de mí.

y tuve que rogar que no dijera

nada.

rosa: ¿y lo convenciste?

gina: sí, le dije que mi bebé

es hijo de un tipo de la

farmacéutica que...

un error de una noche

y que no lo voy a volver a ver.

rosa, si vuelves a hablar del

tema.

escúchame bien,

te juro que te vas a arrepentir.

rosa: no te vuelvo a decir

nada, pero tampoco me pidas

que haga algo que tenga que

ver con este asunto.

¿sí?

irene: hola.

mira lo que te traje.

ernesto: ¿qué es eso?

irene: es para darte masaje.

es una esencia que te va

a llevar al cielo.

vas a ver.

recuéstate en la cama,

ándale, boca abajo.

ernesto: [gime]

irene: con permiso.

¿cómo estás sintiendo?

ernesto: delicioso.

irene: yo te puedo hacer sentir

esto y más. si tú me dejas.

nelson: ¿tuviste alguna novedad?

rosa: no, estoy esperando

que el doctor nos informe.

nelson: ¿qué fue lo que pasó?

rosa: no lo sé, lo único que me

dijo la enfermera es que entró

en paro.

ahí viene el doctor.

nelson: doctor, buenas tardes,

¿cómo está jimmy?

doctor: tuvo un paro cardíaco,

pero afortunadamente

logramos sacarlo.

nelson: ¿por qué sucedió eso?

doctor: pudo deberse a alguna

alteración de su capacidad

respiratoria.

afortunadamente, ya está

estable.

la enfermera les va a informar

cuando puedan pasar.

nelson: gracias.

doctor: con permiso.

rosa: yo le quería avisar que

agustín me ofreció un cuarto

en su casa.

me voy a ir con él para ya no

darle molestias.

le agradezco mucho lo que hizo

por mí.

nelson: no tienes nada que

agradecer.

[música]

[música]

agustín: bienvenida a tu humilde

casa.

rosa: está muy bonita.

agustín: está chiquita,

pero con toda la mano.

aquí está la cocina,

su comedorcito.

su salita.

los cuartos allá.

siéntate.

rosa: gracias por ofrecerme un

cuarto.

agustín: ¿qué agradeces?

si lo hice con maña.

sabes que yo también salgo

beneficiado así ya no voy

a vivir tan solo.

rosa: ni yo.

te confieso que me dio un

poquito de pena don nelson.

con todo y todo,

le tengo cariño y se quedó bien

solito.

agustín: sin gina sí va a sentir

el vacío.

lo he estado ayudando a buscar

pareja por internet.

a ver si encuentra su media

naranja.

rosa: ¿tú?

agustín: ¿por qué no?

¿crees que solamente samuel

sabe de internet?

rosa: el problema es que

encuentre quién lo aguante.

es tan codo que compartir la

vida con alguien así es bien

difícil.

agustín: se le va a tener que

quitar lo amarrado

si quiere tener compañía.

ven, vamos para que te enseñe

los cuartos para que te

instales.

rosa: gracias.

al fondo, a la izquierda...

ernesto: hola, buenas noches.

elena: buenas noches.

ernesto: me estabas esperando.

elena: no.

tomaste, ¿verdad?

ernesto: tantito, un par de

copitas.

para darme valor.

elena: ¿valor de qué?

ernesto: ya no sé cómo

convencerte de que no me dejes.

elena: olvídate de eso,

porque nosotros ya no tenemos

nada.

mejor preocúpate de nicolás.

se quedó muy molesto

porque no lo quisiste llevar

a la exhibición.

ernesto: por supuesto que no

quiero, y tú sabes por qué

no quiero.

ni escuchar siquiera hablar de

coches, sabes porqué no puedo.

porque me recuerdan al imbécil

que nos echo a perder la vida.

elena: ¡suéltame!

ernesto: qué, ¿no te das cuenta?

éramos tan felices antes de que

apareciera.

¿por qué no nos perdonamos?

vamos a perdonarnos.

elena: suéltame, que me sueltes.

[celular]

andrea: nelson.

qué gusto que me llames.

nelson: buenas noches,

espero que no sea muy tarde para

llamarte.

andrea: no, para nada.

nelson: necesitaba oír tu voz.

es como un bálsamo para mí.

andrea: gracias.

¿te pasa algo?

te oigo como apagado.

nelson: estoy triste. es como

si el mundo que había construido

se me derrumbara en un segundo.

si te contara.

andrea: cuéntame, soy toda

oídos.

nelson: perdón, prefiero no

hablar de esto ahora.

lo que sí te digo es que se me

han juntado los problemas.

andrea: si te puedo ayudar en

algo, ya sabes que cuentas

conmigo.

irene: hola, ma.

andrea: hola, hijita.

nelson: parece que llegó

alguien.

andrea: sí, es mi hija.

nelson: bueno, gracias por

escucharme y disculpa

la molestia.

buenas noches.

andrea: hasta luego.

qué bueno que llegas.

tenemos una conversación

pendiente.

irene: no, por favor no me

empieces con tus necedades.

nada me echa a perder este

momento.

[suspira]

[ríe]

"no cabe duda que tenemos

la mejor química

de todo el mundo".

¡ay!

agustín: estoy haciendo

quesadillas para cenar.

rosa: qué rico.

agustín: aquí está todo lo que

hay de despensa.

puedes tomar lo que quieras o lo

que encuentres.

tú siéntete como en tu casa.

rosa: gracias.

¿alguna regla en especial,

algo que te moleste para

evitarlo?

agustín: sí, sí, los platos

sucios.

rosa: a mí también.

agustín: punto a nuestro favor.

¿y a ti hay algo que te moleste?

rosa: la ropa tirada.

agustín: eso no va a pasar,

yo odio el tiradero en general.

¿quieres otra?

rosa: sí, otro punto a nuestro

favor.

agustín: si seguimos así,

ya nos podemos casar.

ambos: [ríen]

gina: pobre jimmy,

no dejo de pensar en él.

¿sabes algo?

pedro: me dijo tu papá que

pudieron sacarlo del paro.

rosa estaba con él, y la

enfermera le pidió que saliera

porque abajo estaba otra persona

que quería pasar a verlo.

pero cuando regresó rosa,

no la dejaron pasar porque ya

estaba en paro, ¿no es un poco

extraño?

ernesto: ¿en qué hospital está?

gina: en traumatología.

ahí está.

pedro: ¿te pasa algo?

gina: me quedé pensando que se

pudo haber muerto.

perdóname, estoy muy

impresionada.

como es que la vida te puede

cambiar en un instante.

¿te sirvo algo más?

pedro: no, no tengo ni hambre,

gracias.

ernesto: ¿sigues enojado

conmigo?

hijo, cuando seas más grande,

vas a entender porqué no quiero

que tus gustos se limiten

solamente a los carros.

necesitas conocer más cosas.

solamente así, vas a poder

elegir correctamente.

¿a qué te quieres dedicar?

nicolás: yo quiero ser

mecánico.

ernesto: eso dices ahora,

por lo mismo, porque solamente

sabes de coches.

nicolás: aunque sepa de aviones,

de peces, de caballos,

de perros, de lo que sea,

yo quiero ser mecánico.

ernesto: si así lo deseas,

yo voy a ser el primero

en apoyarte.

¿y tu mamá? ¿dónde está?

nicolás: no sé.

ernesto: ¿dónde estabas?

elena: vengo del juzgado,

acabo de presentar la demanda

de divorcio.

[música]

[música]

Cargando Playlist...