null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 53

23 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

samuel: [jadea]

rosa: te lo suplico,

no le hagas daño.

yo soy la única culpable.

[tono]

colgó.

eduardo: ¿lograron ubicarlo?

>> no.

esther: mi hijo,

lo van a matar...

eduardo: señora, tranquila.

mientras modesto quiera negociar

quiere decir que su hijo

está con vida.

pedro: ¿cómo sabe

que están aquí ustedes?

eduardo: deben tener algún

infiltrado que le está

pasando información.

nelson: ¿cómo se atreve

a pensar eso?

mi gente tiene años

trabajando en este taller.

todos son de confianza.

eduardo: discúlpeme,

pero es la única explicación.

domingo: lo que quiere

ese hombre es que

lo dejen en paz.

háganlo, por favor.

eduardo: entiendo su angustia,

pero no se desesperen.

va a volver a llamar.

>> no lo encontré.

quién sabe dónde fregados

se metió.

modesto: iba malherido,

no creo que dure mucho.

mientras crean que lo tengo,

tenemos ventaja.

ya estoy negociando

con la policía.

>> es él...

>> no respira.

>> ¿qué hacemos?

>> joven...

joven, joven.

rosa: perdóneme, doña esther.

yo no quería que a samuel

le pasara nada.

le juro que hubiera preferido

que me pasara a mí.

él lo único que hizo

fue ayudarme.

esther: que dios no permita

que le pase nada.

nelson: rosa, es muy tarde

para lamentarse.

nos engañaste

y aquí están las consecuencias.

de haber sabido que tenías algún

vínculo con el narcotráfico

jamás te hubiera contratado.

rosa: díganme lo que quieran,

me lo merezco.

nelson: ponte a rezar

para que a samuel

no le pase nada.

gina: mi amor, cómo lo siento.

¿por qué no me avisaste antes

para estar contigo?

ay, esther, domingo,

me imagino cómo se deben sentir.

¿puedo hacer algo

para ayudarlos?

pedro: nadie puede hacer nada.

hay que esperar

a que se comunique modesto.

>> joven...

samuel: [tose]

>> tranquilo, joven.

tuvo mucha suerte.

la bala solo le dió un rozón.

la herida es superficial.

samuel: [jadea] tengo

que avisarle a mi familia.

tienen que saber

que estoy bien.

>> le ayudo a incorporarse.

venga...

despacito, joven.

¿el celular, vieja?

aquí está, tranquilo.

a ver...

samuel: [tose]

no contestan en mi casa.

[celular]

rosa: es modesto.

eduardo: contéstale.

rosa: ¿bueno?

modesto: pásame al policía

que está a cargo.

rosa: primero déjame hablar

con samuel.

necesito saber que está bien.

te lo suplico.

modesto: dije que me lo pasaras.

eduardo: habla el comandante

robles, lo escucho.

modesto: si quiere que suelte

a este infeliz,

quiero 5 millones de pesos

y una camioneta blindada.

tiene una hora para que mi gente

pase a recogerlo...

no se quiera pasar de listo.

sin gps para rastrearlo

o patrulla rondando la zona.

[tono]

eduardo: ¿lo tienes?

>> no, señor.

todos: ah...

[celular]

pedro: ¿bueno?

samuel: pedro, soy yo.

samuel.

pedro: ¡samuel!

samuel: me secuestraron.

fue modesto, el marido de rosa.

pero me escapé.

pedro: ¿estás bien?

samuel: sí...

pedro: voy por ti,

¿dónde estás?

samuel: no tengo idea.

un señor me prestó su celular.

te mando la ubicación.

eduardo: permíteme

hablar con él, por favor.

pedro: te paso al comandante.

eduardo: samuel.

¿recuerdas dónde te llevaron?

queremos agarrar a modesto.

samuel: era como una bodega

y en la esquina había

un deportivo.

>> es el de san lorenzo tezonco.

samuel: me están diciendo que

es el de san lorenzo tezonco.

eduardo: vamos para allá.

samuel: ¿rosa está bien?

eduardo: sí, aquí está.

está con nosotros.

te la comunico.

rosa: samuel, mi vida,

¿estás bien?

samuel: sí, sí.

afortunadamente sí.

¿y tú?

rosa: bien, angustiada por ti.

si te pasaba algo,

yo me muero.

samuel: tranquila.

no pasó nada.

>> álvarez.

acompaña a pedro por samuel.

lo llevaron a una bodega

que está cerca de

san lorenzo tezonco.

pide más unidades

para cerrar el perímetro.

tenemos que agarrar a modesto.

adelante.

>> vamos.

sr. garrido, acompáñeme,

por favor.

ambos: cuidado...

modesto: en cuanto me confirmen

lo de la camioneta y el dinero

te lanzas con el camarón

y la mona.

localízamelos.

se van bien armados.

si ven algo raro,

ni se acerquen.

>> está bueno, jefe.

[celular]

modesto: ¿qué pasó?

>> jefe, tiene que pelarse.

apareció samuel.

la policía ya sabe

dónde está la bodega.

van para allá.

modesto: hijos de su mal dormir.

la policía nos tiene ubicados.

vámonos.

esther: ¿qué te dijo?

de verdad, ¿lo oíste bien?

rosa: sí, tranquila, señora.

afortunadamente,

se pudo escapar.

unas personas le prestaron

el celular y por eso

pudo llamar.

domingo: bendito sea dios.

rosa: don nelson,

el comandante robles me dijo

que fuera a sus oficinas

a rendir mi declaración.

¿puedo ir?

nelson: sí, claro.

gabriela: yo ya me voy.

solo estaba esperando

a saber que samuel estaba bien.

esther: no te vayas.

espérate a que lo veas.

gabriela: no tiene caso.

hasta luego.

domingo: hasta luego

y gracias por haber venido.

esther: te acompaño

a la salida.

gabriela, gabriela.

no deberías irte.

a samuel le va a dar

mucho gusto verte.

gabriela: no creo.

terminamos.

esther: ¿por qué?

si a mí me consta que ustedes

se quieren.

gabriela: se perdió la confianza

entre nosotros.

no me dijo nada

de lo de la boda de pedro.

esther: porque estaba

con las manos atadas

igual que todos nosotros.

no podíamos hacer nada.

gabriela: sí, pero igual

es mejor que terminemos.

además, con tanta tensión

que le ha brindado

el asunto de rosa,

me hace pensar que

todavía siente algo por ella.

esther: no.

a la que quiere es a ti.

si la ayudó, nada más

fue por nobleza.

gabriela: no estoy tan segura.

hasta luego.

gina: ¿ya se fue su nuera

favorita?

nelson: gina...

gina: es la verdad, papá.

ojalá a mí me tratara

como trata a las villaseñor.

esther: ¿y cómo quieres que

te vea con buenos ojos después

de las bajezas que haces?

nelson: ¿por qué dices eso?

domingo: vamos afuera...

esther: cuéntale a tu padre

lo que le mandaste a elena

el día que te casaste.

ándale--

domingo: vamos para afuera.

gina: qué mal está, eh--

nelson: gina.

¿qué hiciste?

gina: nada, no me aguanté

y le mandé a elena

desde el celular de pedro

para que creyera

que él se las había mandado.

nelson: te he dicho mil veces

que tus arrebatos

no te van a traer nada bueno.

¿pedro se enteró?

gina: sí.

se molestó bastante.

nelson: y con justa razón.

si ya te casaste con él,

¿qué te costaba

quedarte tranquila?

gina: pedro se casó conmigo

solo por mi hijo.

obviamente me siento insegura.

nelson: y haciendo lo que haces,

¿pretendes que te quiera?

gina: ya lo hice.

¿qué quieres que haga ahorita?

le prometí que no lo iba

a hacer nunca jamás.

nelson: más te vale.

hija, pórtate a la altura

o nunca vas a conseguir

que te ame.

pedro: samuel.

samuel: pedro...

pedro: qué bueno

que estás bien.

¿cómo te sientes?

estábamos muy preocupados

por ti.

samuel: me siento mucho mejor.

¿agarraron a modesto?

pedro: ya va camino a

la bodega el comandante robles.

no te preocupes.

samuel: espero que lo detengan

a ese infeliz.

pedro: tranquilo...

hay que hablar con mis papás.

estaban muy preocupados.

domingo: habíamos quedado

que no íbamos a hablar

del asunto de las fotos.

¿por qué tuviste que sacarlo?

esther: porque no aguanto

la falsedad de gina.

es una doble cara.

y te puedo asegurar

que si tiene oportunidad

de volver a lastimar a elena

o a su familia, lo va a hacer.

domingo: esperemos que nelson

la ponga en su lugar.

esther: [ríe] si no ha podido

en todos estos años,

¿qué va a poder ahora?

[celular]

domingo: ¿bueno?

¿ya?

ay, bendito dios, pásamelo.

esther: ¿samuel?

domingo: ajá.

hijo, qué gusto me da

oír tu voz.

samuel: a mí también, pa.

no sabes cuánto.

domingo: [solloza] estábamos

con el alma en vilo.

gracias a dios que estás bien.

samuel: sí, pa, estoy bien.

esther: pásamelo.

domingo: te paso a tu mamá,

que está vuelta loca

queriendo hablar contigo.

esther: ¿hijito?

samuel: ya terminó la pesadilla,

ma, estoy bien.

esther: ay, bendito sea dios.

me temía lo peor.

tenía tanto miedo,

porque si te pasaba algo

no sé qué hubiera hecho.

samuel: no llores.

tranquila.

gracias a dios no pasó nada.

esther: sí, hijo...

¿y ya vas a venir?

porque quiero abrazarte

con toda mi alma.

samuel: tengo que ir a declarar

a las oficinas de la policía,

pero en cuanto termine

voy para la casa.

esther: está bien, mi amor.

ahí te vamos a estar esperando.

te quiero mucho, mi hijito.

samuel: y yo a ti, ma.

>> nada, comandante.

abandonaron el laboratorio

y se escaparon.

eduardo: alguien les avisó,

seguramente.

levanta un reporte de que aquí

se estaba procesando droga.

>> sí, señor.

eduardo: [suspira]

rosa: si te pasaba algo,

no me lo hubiera perdonado

nunca.

samuel: pero no pasó nada,

así que tranquila.

¿se sabe algo de modesto?

rosa: no.

ojalá lo hayan atrapado.

samuel: pero no sabe

que lo denunciamos.

me secuestró porque cree que

tú y yo tenemos algo que ver.

rosa: sí lo sabe.

cuando hablé con él

dijo que lo había traicionado.

ya sabe que lo buscan

por tráfico de drogas

y obvio que nosotros

lo denunciamos.

samuel: ¿pero quién

se lo pudo haber dicho?

rosa: no lo sé.

eduardo: samuel.

me da gusto verte.

pasa por favor a mi oficina.

pasen.

siéntense, por favor.

samuel: ¿lo atraparon?

eduardo: no.

cuando llegamos a la bodega,

ya se habían fugado.

pero con la información

que nos proporcionaron al menos

pudimos atrapar un buen número

de narcomenudistas.

rosa: modesto no se va

a quedar tranquilo,

se va a querer vengar

de nosotros.

eduardo: lo sé.

mientras modesto esté prófugo

ustedes dos están en peligro.

busca un lugar a donde irse.

no puede regresar

al departamento.

y tú, samuel, tienes

que extremar precauciones.

pedí órdenes para que

dos patrullas vigilen

el taller y su domicilio.

cualquier cosa extraña que vean

me la notifican

de inmediato.

samuel: pero de la gente

que detuvieron, ¿no hay alguien

que les pueda dar información?

eduardo: los están interrogando

pero dudo mucho que sepan algo.

los narcomenudistas difícilmente

tienen contacto con las cabezas.

vamos a que rindan

su declaración.

es importante que

no omitan nada.

cualquier detalle

puede ser útil.

vamos.

pedro: yo los dejo.

quedé de pasar por gina

en casa de nelson.

te quedó riquísima la comida.

gracias.

esther: con mucho cariño...

pedro: cuídate.

recupérate, hermano.

domingo: yo también los dejo.

me quiero ir a descansar.

qué bueno que estás

con nosotros, hijo.

samuel: despacito, pa...

ambos: [ríen]

samuel: oye, ma,

me dijo rosa que gabriela

estuvo en el taller.

esther: sí.

esa muchacha es un sol.

samuel: sí pero terminamos.

bueno, ella me cortó.

esther: sí, me lo comentó.

samuel: ¿qué más te dijo?

esther: que te había

perdido la confianza.

samuel: sí, así fue.

no sabes cómo lo lamento.

esther: no es que te quiera

dar alas, pero la cara

que tenía esperando

noticias tuyas,

no era la de alguien

que no te quisiera.

al contrario,

creo que esa muchacha

está muy enamorada de ti.

samuel: ¿sí?

esther: sí.

más sabe el diablo por viejo

que por diablo.

samuel: [ríe] tú no estás

vieja, ma.

[música]

[música]

rosa: si no les importa,

me voy a dormir.

ha sido un día muy pesado.

gina: lo sé.

debes estar agotada.

buenas noches.

rosa: buenas noches.

gina: qué acomedida es.

te va a ayudar en todo

lo que pueda.

nelson: ¿y como cuántos días

se va a quedar aquí?

gina: el tiempo que sea

necesario, papá.

su vida corre peligro

si se va a su casa.

nelson: claro.

como no va a estar en la tuya...

es más fácil hacer caravana

con el sombrero ajeno.

gina: no te pongas pesado.

no tengo dónde hospedarla

y a ti te sobra el espacio.

¿qué más te da, papito?

nelson: conste

que lo hago más que nada

porque es tu amiga.

si por mí fuera,

que se fuera no sé a--

gina: papito, ya.

voy a ver si le hace falta algo.

>> por favor, permíteme.

andrea: ay, gracias.

¿y este restaurante?

¿también te trae recuerdos

de tu familia?

>> sí, de mi familia,

de mis amigos,

de mi vida entera.

además hacen un caldo

de gallina buenísimo.

andrea: [ríe] ah...

>> leo.

¿qué pasó, carnal?

>> ¿qué onda?

¿qué van a querer?

>> dos calditos de gallina

pero con garbanzo

para que lo pruebe mi invitada.

andrea: no, no.

gracias, pero si no te importa

prefiero ver la carta.

>> ah, como gustes.

pedí caldo porque es

la especialidad de la casa.

andrea: sí...

[celular]

¿romilio, qué pasó?

¿ya vienes?

ajá, órale.

ya vienen por mi coche.

ay, no me sigas viendo

con esos ojazos

porque me derrito.

andrea: qué cosas dices.

>> es que...

me siento tan afortunado

de haberte conocido.

andrea: yo también.

rosa: no parece que tu papá

esté muy a gusto

con que yo esté aquí.

gina: no le hagas caso.

así es él.

sé que parece un ogro,

pero tiene buen corazón.

no te preocupes.

no te va a echar a la calle

sabiendo el peligro que corres.

rosa: está muy enojado.

no debí haberle ocultado

la verdad.

con lo que pasó seguro está

pensando en correrme del taller.

¿te ha dicho algo?

gina: no.

y si lo llegara a hacer,

yo te voy a defender.

con todo lo que te ha pasado,

no te puedes quedar sin trabajo.

rosa: gracias.

gina: no tienes nada

que agradecer.

somos amigas, ¿o no?

hoy por ti,

mañana por mí.

[timbre]

debe ser pedro.

te dejo.

cualquier cosa me hablas.

rosa: sí, gracias.

[contestadora de samuel]

rosa: samuel, soy yo.

nada más desearte buenas noches

y volverte a agradecer

todo lo que has hecho por mí.

te quiero.

nelson: ¿ya están

más tranquilos en tu casa?

pedro: sí, ya.

nelson: no me quiero ni imaginar

si le hubiera pasado

algo a samuel.

pedro: llegamos a pensar

lo peor, pero...

lo bueno es que todo

salió muy bien.

nelson: que tenga mucho cuidado.

ese tipo sigue libre.

por eso precisamente

yo le estoy brindando

mi casa a rosa.

pedro: sí, lo sé.

es un gesto muy noble

de tu parte.

gina: buenas noches, mi amor.

pedro: ¿nos vamos?

gina: claro.

buenas noches, papi.

nelson: buenas noches.

pedro: nos vemos.

nelson: hasta luego, pedro.

[suspira]

andrea: no esperaba encontrar

aquí cosas tan ricas.

>> uno no necesita andar

en grandes restaurantes

para comer bien.

andrea: tienes toda la razón.

>> leo.

pásame la cuenta, ¿no?

espero que no te importe

que pidamos un taxi.

andrea: ¿y tu coche?

>> lo puse a trabajar.

hoy es un día muy bueno

y le pedí a romilio

que lo moviera.

quería verte.

andrea: es que no entiendo

qué es eso de "mover" el coche.

>> así se dice.

para que no deje de trabajar.

en mi trabajo por lo menos

hay que hacer 40 viajes al día

para que salga.

andrea: ¿viajes?

>> sí.

viajes, rutas, llamados,

enlaces, como quieras.

andrea: ¿por qué hablas

como si fueras chofer?

>> [ríe] pues porque soy

chofer.

andrea: ¿qué?

>> a ver, espérame.

oye, leo, ¿cómo que 450 pesos?

te manchaste, eh.

qué bárbaro.

¿no te importaría

pagar tu parte?

andrea: ¿qué?

>> que si podrías pagar

lo que te comiste.

por lo menos la mitad

de la cuenta, ¿no?

andrea: ay, no...

>> ¿no qué?

andrea: qué vergüenza.

>> ¿pero por qué?

andrea: de veras que no eres

más que un pobre diablo.

>> ¿qué?

oye, espera--

[llaman a la puerta]

elena: ¿necesitas algo?

ernesto: vengo a ver

si estás bien.

elena: no.

pero se me va a pasar.

tengo que pensar

cómo rehacer mi vida.

ernesto: elena,

si tú quieres

podemos hacerla juntos.

elena: no, ernesto.

tú ya no estás en mis planes.

y si no te importa,

preferiría que me dejaras sola.

ernesto: bueno, adiós.

gina: ¿no vas a dormir aquí?

pedro: no, no te quiero

molestar.

me voy a desvelar trabajando.

buenas noches.

[música]

[música]

pedro: buenos días.

gina: buenos días.

¿por qué no me esperaste

para desayunar?

pedro: me tengo que ir.

gina: ¿a dónde vas?

pedro: a trabajar,

¿a dónde más?

gina: todo es más importante

que yo.

¿no te das cuenta

de que quiero estar contigo?

necesito saber que me quieres.

pedro: a ver, gina,

sabes que te quiero.

eres la madre de mi hijo.

pero por favor, no me fuerces

a sentir algo más.

por lo que más quieras.

me voy.

samuel: mi amor...

ernesto: ¿cómo ves?

¿crees que con esto podemos

proceder en contra?

>> claro que sí.

con todos estos documentos

podemos demostrar que horacio

villaseñor ha estado

robando a la empresa?

ernesto: perfecto.

voy a pedirle a mi abogado

que vaya preparando la demanda.

>> ahora que te deshagas

de tu suegro,

¿vas a negociar la venta?

ernesto: por supuesto.

es muy buen dinero

el que me ofrecen.

y con dinero en la mano

puedo dedicarme a lo que

se me dé la gana.

de hecho, siempre he querido

incursionar en el ramo hotelero.

la riviera maya...

me llama la atención.

pedro: elena.

elena: pedro...

¿qué haces aquí?

pedro: vengo a pedirte perdón.

elena: ¿de qué?

pedro: de las fotos que

te envió gina desde mi celular.

elena: ah, por un momento pensé

que venías a disculparte por

casarte de la noche a la mañana.

pedro: debí decírtelo--

elena: ¿qué me ibas a decir?

¿que te ibas a casar

porque después de besarme

descubriste que a la que

realmente amabas era ella?

eres un hipócrita

y me arrepiento

de haber creído que eras

un hombre íntegro.

maldita la hora

que me enamoré de ti.

samuel: ayer que me sentí

al borde de la muerte

lo que más me pesaba era

que no te iba a volver a ver,

ni a abrazarte, ni a besarte.

gabriela: tenía tanto miedo

de perderte.

solo quería que regresaras

con vida.

si te hubiera pasado algo,

no sé qué sería de mí.

cuando oí que estabas bien,

me regresó el alma al cuerpo.

pero...

me sentí fuera de lugar

al oírte hablar con rosa.

pensé que era a ella

a quien querías y no a mí.

samuel: ¿cómo pudiste

pensar eso?

tú eres el amor de mi vida.

quiero que estemos

siempre juntos.

no quiero arrepentirme

de no haber disfrutado

la vida a tu lado.

te amo con toda mi alma.

elena: me olvidé que era

una mujer casada

para entregarme a ti.

¿y tú qué hiciste?

jugaste conmigo, me pisoteaste.

echaste por tierra

todas mis ilusiones.

soñé con una vida a tu lado,

pedro.

lo único que me importaba

eras tú y nuestro hijo.

te burlaste de mí.

soy una tonta

que creyó en tus mentiras.

una tonta.

pero ya aprendí la lección.

tú no me vuelves a pisotear.

no me voy a volver a dejar

engañar por hombres como tú

o como ernesto--

pedro: ¡no me compares

con ese imbécil!

¡es un miserable!

[elena] ¿y tú en qué

te diferencias de él?

claro que son iguales.

[pedro] ¡no somos iguales!

[elena] ¡claro que sí!

samuel: ¿es pedro?

gabriela: se están peleando.

pedro: jamás te haría

las infamias que

te hizo ese imbécil.

elena: para el caso da igual.

los dos se encargaron

de hacerme la mujer

más infeliz de la tierra.

¿ves?

ni siquiera te puedes

defender, pedro.

me heriste en lo más profundo.

me partiste el corazón.

pero lo que nunca

te voy a perdonar

es que hayas herido a nicolás,

a tu hijo.

no quiero volver a saber

nada de ti.

y olvídate de nicolás,

porque para él estás muerto.

disfruta a la mujer

con la que te casaste

y disfruta al hijo

que vas a tener,

porque de mí

te olvidas para siempre.

pedro: llegará el día

en el que vas a entender todo.

elena: no tengo nada

que entender, pedro.

vete.

¡te estoy diciendo

que te vayas! ¡vete!

[solloza]

un mentiroso...

samuel: pedro.

escuché que estabas aquí.

pedro: sí, vine a hablar

con elena.

tontamente pensé

que si le decía que yo no

le había mandado esas fotos,

le iba a hacer sentir

un poco mejor pero...

samuel: más bien creo

que viniste a ver si podías

remediar lo irremediable.

pedro: la perdí.

la perdí a ella

y a nico.

no me va a permitir

volver a verlo.

[música]

[música]

elena: ya no quiero llorar

por ese infeliz.

no quiero.

irene: me acabo de cruzar

con pedro.

¿te dio alguna explicación

sobre por qué se casó?

elena: no, porque no la hay.

no me ama y punto.

nada más fui una aventura

para él.

irene: no digas eso.

yo insisto, debe haber algo más.

elena: no lo hay.

pedro es un estúpido.

y yo una tonta

que me enamoré de él.

pero basta, no quiero seguir

llorando por un tipo

que no vale la pena.

no quiero estar aquí.

gabriela: ¿quieres

que vaya contigo?

elena: no, gracias.

quiero ir sola y pensar.

pero estoy bien,

no se preocupen.

agustín: ¿cómo estás?

rosa: bien.

en casa de don nelson

me siento segura.

pero el temor de que modesto

pueda aparecer en cualquier

momento no se me quita.

agustín: dudo mucho que

vaya a acercarse por aquí.

hay patrullas rondando

el taller.

y cuando salgas de trabajar,

te voy a acompañar.

rosa: gracias, agus.

agustín: mañana paso por ti

para que no te vengas sola.

rosa: me da pena contigo,

es mucha molestia.

agustín: no, ¿cómo crees?

¿para qué me dices eso?

para eso somos amigos, ¿no?

rosa: gracias.

¿qué necesitas?

agustín: nada, solamente quería

saber cómo estabas.

[celular]

elena: ¿bueno?

ernesto: hola, soy yo.

elena: ¿qué se te ofrece?

ernesto: me gustaría

recoger a nico.

¿quieres que pase por ti?

elena: no, ya voy en camino.

gracias.

ernesto: ¿qué te pasa?

elena: nada, nomás

no estoy de humor.

[cuelga]

ernesto: ah, caray.

irene, soy yo.

irene: dime.

ernesto: ¿qué le pasa a elena?

me contestó muy mal.

irene: es que pedro estuvo aquí.

vino a hablar con ella.

ernesto: ¿qué?

ese imbécil.

nelson: ¿cómo vas?

agustín: bien.

no me contó cómo le fue

en la última cita.

nelson: ni me la menciones.

muy guapa, simpática,

pero con una mano más larga...

agustín: no me diga que

le salió libidinosa.

agustín: mano larga de las que

les gusta lo ajeno.

terminé otra vez en la alcaldía

y hasta me ficharon.

agustín: usted ha tenido

mala suerte, pero no todas

las mujeres son así.

ahí está paquita,

la de la refaccionaria.

le trae unas ganas.

he visto los ojitos

que le pone cada vez...

nelson: no ando tan urgido.

prefiero solo que

mal acompañado.

agustín: ay...

mónica: horacio,

viene el agente de aduanas

a las 12 y después cita

con el ingeniero escamilla

de pisos mexicanos.

¿te preparo alguna carpeta?

horacio, te estoy haciendo

una pregunta.

horacio: sí, sí, perdón.

mónica: ¿qué te pasa?

desde anoche te noto

muy distraído.

horacio: nada, traigo

mil cosas en la cabeza.

a ver, llámale a alfredo

para confirmar la cita

del sábado en la mañana.

mónica: ¿lo vas a ver en sábado?

horacio: sí, va a estar

en méxico solamente

por un par de días.

mónica: ¿y no podrás pasarlo

para la tarde?

horacio: ¿por qué?

mónica: tengo cita con

la ginecóloga y me gustaría

que me acompañaras.

quiero que hablemos

sobre la posibilidad

de embarazarnos.

dime si no sería hermoso

que tuviéramos un niño.

y más para ti,

que tienes tres hijas.

horacio: eh--

[ríe]

okay...

>> este es

el árbol genealógico

de la familia de gurgulú.

lo fuimos haciendo

mientras leíamos el cuento.

en el centro,

pusimos a gurgulú.

abrimos ramas

donde tenemos a mamá, papá,

hermano, hermana,

sus abuelitos.

de tarea quiero que ustedes

hagan su propio árbol.

todos: sí, maestra.

>> una pregunta, miss.

¿con fotos?

>> sí, por favor.

nico: ¿tienes fotos

de toda tu familia?

>> no sé, pero si faltan

del lado de mi papá

se las voy a pedir.

nico: ¿yo cómo le voy a hacer

si soy adoptado?

>> pues igual que todos,

porque esa es tu familia.

[celular]

gina: dime, ¿qué quieres?

ernesto: ¿sabías que tu marido

fue a ver a elena?

gina: no, no sabía.

ernesto: algo andas haciendo mal

que no lo puedes retener.

esmérate.

te lo entregué en charola

de plata.

gina: hago lo que puedo.

¿no será más bien que tú

no puedes con tu mujer?

ernesto: no hables de lo que

no sabes.

no es tu asunto.

entonces tampoco me reclames

lo que haga o deje de hacer.

no es fácil obligar a alguien

a que te quiera,

tú lo debes saber.

no puedo hacer más.

ernesto: deberías,

o lo terminarás perdiendo.

gina: fíjate que no.

mi hijo es mi garantía.

qué lástima que no puedas

decir lo mismo, porque nicolás

ni siquiera es tuyo.

imbécil.

[música]

[música]

pedro: pa.

eché a andar el motor

pero hay algo que

no me termina de gustar.

domingo: ¿calibraste bien?

pedro: sí, pero creo

que la compresión

no es la adecuada.

domingo: podría ser

la calibración de las válvulas.

pedro: no creo.

las asentamos muy bien.

quita la cabeza

y revisa de nuevo,

así sales de dudas.

nelson: ¿cómo vamos, pedro?

pedro: surgió un detalle.

tengo que bajar el turbocargador

y la cabeza de nuevo.

nelson: métele velocidad.

según tu programa,

vamos con un día de atraso.

hoy volviste a llegar tarde.

pedro: no te preocupes,

el coche va a quedar listo

para el concurso.

te doy mi palabra.

voy por las herramientas.

papá, gracias.

nelson: algo trae.

lo he visto muy disperso.

domingo: la vida de casado

no es fácil.

no me han traído las refacciones

que pedí para la camioneta

y urgen.

nelson: le voy a pedir a rosa

que marque a la refaccionaria.

elena: hola.

ernesto: vengo por si cambias

de opinión y vamos a comer

por ahí, ¿no?

elena: es que no tengo

nada de hambre.

muchas gracias.

ernesto: te haría bien

distraerte un rato.

elena: pues...

nico: papá, mamá...

ernesto: ¡eh, mi amor!

venga para acá, mi vida.

nico: qué bueno que viniste.

ernesto: sí.

estoy aquí para invitarlos

a comer.

a ver si convences a mamá

de que nos acompañe.

nico: ándale, ma, vamos.

elena: está bien, mi amor.

nico: me dejaron de tarea

hacer el árbol de mi familia.

tengo que poner fotos

de ustedes, de mis tías,

de mis abuelos.

yo no conozco a tus papás.

¿tienes fotos?

ernesto: no recuerdo.

después las buscamos.

¿por qué mejor no pensamos

a dónde vamos a ir a comer?

nico: okay.

ernesto: ven, después regresamos

por tu camioneta.

vamos, como una bonita familia.

>> ay, amiga,

vine en cuanto me desocupé.

te ves pésimo.

andrea: estoy muy deprimida.

de un tiempo para acá

solo me pasan cosas malas.

me meto de empresaria

y pierdo todo.

horacio se divorcia de mí.

intento rehacer mi vida

y primero me meto

con un vividor estafador.

y luego, voy y me meto

con un chofer de taxi.

estoy salada.

>> amiga, ¿qué te digo?

la vida es como la rueda

de la fortuna.

a veces estás arriba,

otras abajo.

andrea: y mira que tantas ganas

que le he echado

para salir adelante.

y no puedo.

te juro que...

creí que había encontrado

al hombre de mi vida.

cuando vi a ricardo

junto a ese hermoso carro

jamás me imaginé que me iba

a salir con que trabajaba

como chofer.

dios mío, ¿por qué me castigas?

gabriela: voy a salir, ma.

¿qué tienes?

andrea: nada, estoy bien.

gabriela: bueno.

adiós.

>> que te vaya bien.

amiga...

nico: no tenemos fotos de

mis abuelos del lado de mi papá.

¿dónde viven?

elena: tu abuelo murió

cuando tu papá era muy joven.

y tu abuelita, ahorita está

en una casa de asistencia

porque está muy viejita.

pero la tienen muy bien cuidada.

se llama isabel.

nico: ¿vive en méxico?

elena: sí.

nico: ¿y podemos ir a verla?

elena: no me parece mala idea.

le vamos a decir a tu papá.

nico: va.

mira esta.

estaba bien chiquito.

elena: eras un bebecito,

una bolita hermosa.

gabriela: está muy rara.

está seria,

no sé cómo te explico.

samuel: agustín.

agustín: ¿qué pasó? ¿cómo están?

samuel: ¿qué andas haciendo

por aquí?

agustín: voy saliendo del cine.

gabriela: ¿vienes solo?

agustín: sí.

gabriela: quédate con nosotros.

¿cómo es eso de que vienes solo?

agustín: así, uno que

no tiene con quién.

samuel: de eso justo

estábamos hablando.

agustín: ¿ustedes de qué

se quejan?

gabriela: es que hablábamos

de mi mamá,

que desde que se divorció

se siente muy sola.

quisiera presentarle a alguien

pero no conozco a nadie.

samuel: yo tampoco.

agustín: ¿cómo no?

ahí está nelson.

samuel: ¿cómo crees que

a la mamá de gabriela

le va a gustar nelson?

agustín: ¿por qué no?

no me vas a decir que es

bien parecido y además

me consta que lleva rato

buscando pareja.

se metió a esto...

le ha tocado cada loca.

gabriela: no la veo tan fácil.

mi mamá tiene un poco de...

de defectos.

agustín: también nelson

tiene sus defectillos.

el jefe es un poco neurótico.

bien amarrado para el dinero.

gabriela: sería bueno darle

una lección a mi mamá,

porque precisamente

ese es uno de sus defectos:

es muy clasista

y solo voltea a ver empresarios.

agustín: nelson es dueño

de un buen taller mecánico.

samuel: podemos decir que es

un empresario de la industria

automotriz.

agustín: ahí está.

hagamos la de cupido.

nada más es cosa

de que se nos ocurra cómo y ya.

[celular]

ernesto: sí, mi amor.

nico: soy yo, pa.

quiero ir a conocer a tu mamá,

¿podemos ir?

ernesto: hijo, ¿para qué?

nico: para tomarle una foto.

ya revisamos mi mamá y yo

y no hay fotos de tus papás.

ernesto: es que no tienes

por qué ir con ella.

seguramente tengo algunas

ahí guardadas.

¿estás con mamá?

nico: sí.

ernesto: pásamela, por favor.

nico: te habla mi papá.

elena: a ver.

dime.

ernesto: ¿de dónde sacó nicolás

la idea de ir a ver a mi madre?

elena: por la tarea que

le dejaron

ernesto: no es buena idea.

mi madre, como sabes,

está mal de la cabeza.

no quiero que se quede

con una mala idea,

una impresión que

la pueda traumar.

elena: conmigo fue muy linda.

ernesto: no lo quiero exponer.

llegando a la casa busco fotos

y se las doy para la tarea.

elena: está bien.

nico: ¿qué dijo?

elena: que va a buscar fotos

ahorita que regrese.

ahora ayúdame a pegar.

nico: va.

pedro: buenas noches.

gina: qué bueno que llegas.

pedro: ¿qué te pasa?

gina: llevo rato con un dolor

muy fuerte en el vientre

y no se me quita.

pedro: ¿estás bien?

vamos al hospital.

gina: no es para tanto.

se me va a pasar.

¿me puedes hacer un té?

pedro: cómo crees, gina.

que te vea un médico.

puede ser algo serio.

gina: está bien, vamos.

pedro: vamos.

gina: gracias.

¿puedes ir por mis zapatos?

están en el cuarto.

pedro: claro que sí.

gina: gracias...

>> ¿qué hubo, don?

no traigo mucho que ofrecerle--

ernesto: no te llamé para eso.

¿cuánto quieres por

deshacerte de pedro?

Cargando Playlist...