null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 50

18 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

dicho para convencerla,

pero sea lo que sea,

la estás engañando.

tú no la amas.

pedro: ¿y a ti qué te importa?

agustín: me importa y mucho,

¿eh? estoy enamorado de gina

y no quiero que le desgracies

la vida.

gina: pero ¿qué te pasa?

¿cómo te atreves a decirle eso?

agustín: solo dije

lo que siento.

¿qué quieres?

estoy enamorado de ti.

gina: yo nunca

te he dado motivos.

y, además, ¿en qué cabeza cabe

que yo me iba a fijar en ti?

pedro: regina.

no tienes por qué ofender.

gina: oye, a ver, no,

la ofendida soy yo.

¿qué vas a pensar de mí?

agustín: lo siento.

lo siento, lo siento.

no--no debí haber dicho nada.

rosa: ¡agus! ¡agustín!

agustín: soy un imbécil.

¿para qué abrí la boca, rosa?

rosa: si te guardaste

todo este tiempo

lo que sientes por ella,

debiste haber seguido así.

agustín: no pude.

no pude cuando me enteré

que se van a casar.

la va a hacer muy infeliz, rosa.

no la ama.

rosa: sí, pero gina jamás

se va a fijar en ti.

lo mejor que puedes hacer

es olvidarte de ella.

agustín: te juro que quisiera

que esto nunca hubiera pasado,

rosa.

pero lo que siento

es mucho más fuerte que yo.

rosa: sí, pero ella

no es para ti, ya encontrarás

a alguien que te valore,

que te corresponda.

agustín: ¿mientras qué, rosa?

¿eh? ¿qué voy a hacer?

rosa: aguantarte,

no hay de otra.

[suspira]

gina: ¿qué te pasa?

¿que ya no te importa nada?

deberías de estar indignado,

perdóname.

pedro: enamorarse de alguien

no se puede tomar

como un insulto, perdóname,

gina.

gina: no lo puedo creer.

nada más falta que se lo tenga

que agradecer ahora.

¿de qué estaban hablando

para que te saliera con esto?

pedro: se enteró que nos vamos

a casar.

gina: más a mi favor,

deberías de haberlo puesto

en su lugar.

voy a ser tu esposa.

pedro: no lo hizo

en mala intención.

gina: o sea, ¿qué tengo

que hacer, que no pasó nada?

hazme el favor.

le voy a pedir a mi papá

que lo despida, va a ser

la única manera

en que me sienta tranquila--

pedro: no vas a hacer eso.

te lo prohíbo.

no es justo correrlo

por algo así, el amor no ofende.

además, es mi amigo.

gina: no, no lo puedo creer.

voy a ser tu esposa.

no deberías permitir que nadie

pusiera los ojos en mí.

cualquier hombre lo vería

como una traición.

pedro: bueno, para mí no.

además, no ha pasado nada

entre ustedes.

yo puedo entender

que te incomode,

pero tanta indignación

me parece demasiado, gina.

gina: ahora resulta

que la que estoy mal soy yo.

pedro: si no lo hubieras oído,

nada de esto hubiera pasado.

gina: o sea, no te importa.

pedro: me da pena por él.

el no sentirse correspondido

es muy doloroso.

gina: ya no quiero

seguir hablando del tema.

vine a decirte que encontré

un paquete para acapulco

en muy buen precio.

pedro: te dije que no tengo

dinero para la luna de miel.

gina: yo sé, pero yo tengo

mis ahorros.

¿qué mejor que gastarlo

en esto que me hace

tanta ilusión?

por favor, acepta.

pedro: no, gina,

por ningún motivo.

gina: está bien,

lo que tú digas.

no quiero que tengamos

otro problema por eso.

si no quieres,

no hay nada que hacer.

nos vemos.

pedro: nos vemos.

policía: la dama

se comporta de manera extraña.

procedimos a revisar su coche

y encontramos estupefacientes,

licenciado.

procedimos a un 10-28

para que los detenidos

rindan su declaración.

nelson: yo lo único que tengo

que decir es que conocí

a la señorita ayer y...

y ni idea tenía

de que consumía drogas.

>> a ver,

yo no consumo drogas.

nelson: ah, pues...

>> yo soy...

[bosteza]

soy narco.

nelson: licenciado, le juro--

le juro que soy inocente.

¡eh!

no sabía que se dedicaba

a traficar.

licenciado: llévenla

a los separos

y busquen al médico legista

porque esta mujer

está totalmente drogada.

nelson: es una equivocación.

por favor--

policía 1: acompáñenos, señor.

policía 2: acompáñenos, señor.

nelson: licenciado, yo soy

inocente, le juro que soy

inocente.

mire, mire cómo está, yo--

yo no tengo nada.

policía: ya, por favor.

nelson: pero--

policía: ya, ya.

gina: ay, rosa.

te estaba esperando.

¿qué te dijo agustín?

rosa: que te ama,

que se muere de amor por ti.

gina: es un idiota.

pero cómo se le ocurre

decírselo a pedro.

no, nada más faltaba

que le dijera que nos acostamos.

rosa: no lo va a hacer.

agustín es un hombre noble.

y hacerlo es hacerte daño,

y te digo que te ama

sinceramente.

gina: mientras a ti

no se te ocurra abrir la boca.

rosa: ya te dije

que no voy a decir nada.

gina: sí, perdón, perdón.

estoy muy nerviosa.

me estresé, pensé que todo

se iba a salir de control.

rosa: ¿y qué pasó con pedro?

gina: afortunadamente,

no pasó nada.

el muy ingenuo,

en vez de defenderme,

se puso a defender a agustín.

rosa: pues, es su amigo.

gina: sí, pero yo voy a ser

su esposa.

en fin, perdón, ya me voy.

ahora voy a llegar tarde

al trabajo.

nos estamos hablando.

bye.

agustín: perdóname.

pedro: nada que perdonar.

yo sé que en el corazón

no se manda.

más bien, te agradezco

la sinceridad.

y ahora entiendo por qué

siempre la defendías a gina.

agustín: pues, sí, era por eso.

¿y ahora qué va a pasar

con nosotros?

pedro: ¿cómo que qué va a pasar?

agustín: después de esto,

nuestra amistad no va a poder

seguir siendo igual.

pedro: ¿por qué no?

por mi parte, sigue igual.

agustín: ¿de veras?

pedro: por supuesto.

te lo digo sinceramente.

agustín: gracias.

eres muy buen amigo.

quiero que sepas que me enamoré

de gina cuando ustedes

ya no estaban juntos, ¿eh?

después de que le diste

el plantón en la iglesia,

pues, me dio estar cerca

de ella, consolarla y...

y, pues, caí redondito.

jamás te fallé, ¿eh?

pedro: yo lo sé.

tranquilo.

nelson: en buena hora

se me ocurrió salir

con una narca.

buena me la hiciste, ¿eh?

ahora sí me pasaste

a perjudicar.

tienes que decirles la verdad.

yo no tengo nada que ver

con tus negocios sucios.

>> mira, todo tiene

una explicación.

estoy muy muy apenada contigo.

nelson: ah, ¿y ahora con qué

me vas a salir?

¿con que esas pastillas

no son tuyas, que alguien

las puso en tu coche? ¿eh?

>> son mis medicinas.

y ya se está aclarando todo.

la policía ya fue a mi casa

por las recetas que prueban

que todas las pastillas

son bajo prescripción médica.

soy narcoléptica.

nelson: ¿lo qué?

>> narcoléptica.

nelson: ¿y eso qué es?

>> es un trastorno

crónico del sueño

que se caracteriza

por una somnolencia extrema

y ataques repentinos de sueño

que...

que, bueno,

como los que me vienen a mí,

que me quedo dormida

en cualquier lugar.

nelson: ¿y ahora me lo vienes

a decir?

esto no va a funcionar.

en cuanto salgamos de aquí,

no te quiero volver a ver.

¡ay! ¡uh!

¡ay!

>> correcto.

señora, ¿es tan amable?

andrea: gracias.

>> aquí, en esta zona.

andrea: ¿listo?

ya tienes

lo que tanto querías.

por fin eres libre.

horacio: somos.

los dos podemos rehacer

nuestras vidas, ¿sí?

¿es todo, señor?

>> sí, eso es todo.

está bien.

horacio: ok, gracias.

¿nos permiten un momento,

por favor?

andrea: es increíble

que tantas cosas

que vivimos juntos

desaparezcan de un plumazo.

horacio: no lo veas así.

lo--lo que vivimos

se va a quedar para siempre

con nosotros, no tiene

nada que ver con el papel

que acabamos de firmar.

vas a ver que...

que con el tiempo solo vamos

a recordar lo bueno.

andrea: tienes razón.

y...

y, pues, si se nos olvida,

ahí están nuestras hijas

y nuestro nieto hermoso para--

para recordárnoslo, ¿verdad?

horacio: exactamente.

te deseo mucha suerte.

andrea: igual, igualmente,

también para ti.

[suspira]

[solloza]

horacio: adiós.

andrea: [llora]

[celular]

ernesto: ¿qué pasó, irene?

irene: ¿nos vamos a ver

esta noche?

ernesto: no puedo,

voy a querétaro.

tengo una reunión mañana

temprano.

irene: ¿y si te acompaño?

podemos pasar la noche juntos

y amanecer allá.

ernesto: ¿qué vas a decir?

yo no quiero que tu hermana

se dé cuenta, ¿eh?

irene: ay, claro que no.

yo me encargo.

ernesto: bueno, te veo

a las 18 horas en la plaza

de las gaviotas.

pedro: ¿qué te parece el coche

que escogí?

nelson: ¿qué te digo?

tú eres el experto.

¿crees que lo tengas listo

para el concurso?

pedro: sí, nada más

que me ayuden agus y chano.

nelson: yo les digo.

pedro: bueno.

hoy mismo empiezo

a desarmarlo.

voy a concentrarme

en las modificaciones

y en el desempeño de la máquina.

las bases del concurso

hacen énfasis en esos puntos.

tenemos que ganar.

nelson: sí, nelson turbina

tiene que ser el taller

más prestigioso del "tuneo",

¿eh?

[ríe]

[música]

[música]

nicolás: no, ma, así no.

elena: ay, ¿a ver? ¿cómo?

¿a ver?

nicolás: ahí.

¿ves? sí puedes.

elena: aprendo rápido.

ernesto: eso, nico.

nicolás: papá.

¿quieres bailar?

ernesto: otro día.

solamente estoy aquí

por mi maleta, ¿sabes?

tengo una reunión en querétaro

mañana temprano,

así que me voy desde ahora.

nicolás: ¿mañana? ¿y mi escuela?

¿no me vas a poder ir a dejar?

ernesto: no, papito.

son cosas de chamba.

pero mañana regreso en la tarde.

elena: está bien.

nicolás: nos vemos.

ernesto: te amo.

nicolás: yo también.

hay que seguir.

elena: sí, muy bien.

[música]

ambos: eh, eh, eh.

samuel: con lo otro

que me mandaste me doy cuenta

de que modesto lleva un control

muy bien organizado.

hay un patrón que se repite

continuamente.

los números que aparecen después

pueden representar la cantidad

de droga que trafica,

pero me falta relacionarlo

con las letras.

rosa: yo no he podido averiguar

nada más.

lo único que te puedo decir

es que anda muy activo.

samuel: no sé cómo, pero voy

a dar con el significado

de las claves.

lo tenemos que agarrar.

rosa: voy a ver qué más

puedo encontrar.

samuel: sí, pero no te expongas.

ya sabemos de lo que es capaz.

imagínate si llega a sospechar

que lo estamos espiando.

rosa: voy a ser muy cuidadosa.

samuel: estamos en contacto.

gabriela: ¿era rosa?

samuel: sí.

gabriela: ah.

¿puedes archivar

estos documentos, por favor?

samuel: sí, ahora lo hago.

eh, te quería avisar que mañana

no voy a poder venir.

gabriela: ¿por?

samuel: tengo todo el día

ocupado en la universidad.

una presentación

y luego un examen.

gabriela: está bien.

irene tampoco va a estar,

pero no importa,

yo me las arreglo sola.

samuel: ay, qué pena.

gabriela: no te preocupes,

atiende tus cosas.

modesto: échenle, échenle.

a estos tubitos pónmelos acá,

en esta mesa.

todas las cajas van

de aquel lado.

ándale, vámonos.

vámonos, rapidito,

que esto es para ayer.

>> ¿y esto para qué es?

modesto: ¿eh?

>> ¿y esto para qué es?

modesto: es que ya no nada más

vamos a traficar droga,

ahora la vamos a producir.

>> órale.

¿y quién la sabe hacer?

porque yo ni idea

de cómo se hace.

modesto: ah, no te preocupes,

mañana llegan de michoacán

la mona y el camarón.

ellos son expertos.

pero nomás nos vienen a enseñar,

así que hay que ponerse

bien trucha.

>> cuente conmigo, jefe.

soy bueno para aprender.

modesto: hombre, con esto

nos vamos a ir para arriba

como la espuma.

>> o sea, como quien dice,

estamos entrando

a las grandes ligas, ¿no?

modesto: ah, así es.

>> ah, está bueno.

modesto: ándale, ayúdales.

¡vámonos!

gina: no, me veo horrible

con esta panza.

además, ni cómo disimularla.

rosa: ¿de qué te preocupas?

todos saben que estás

embarazada.

gina: sí. y, además,

si no fuera por mi bebé...

rosa: ah, no.

odio escucharte decir eso,

¿sabes? es como--

como si lo estuvieras

utilizando.

gina: ay, ¿sí te calmas?

no lo estoy usando,

al contrario, le agradezco.

a él le voy a deber

mi felicidad, ¿mm?

rosa: ya me voy.

te veo mañana

en el registro civil.

gina: está bien.

oye, pero espérame,

ya no me dijiste si me veo bien,

mal.

rosa: te ves muy linda.

ya me voy porque tengo

que pasar a ver a don chema

para contratar la taquiza

que me pidió tu papá.

te veo mañana.

gina: una taquiza en el taller.

[chasquea la lengua]

elegantísima mi boda.

horacio: gracias por aceptar

mi invitación.

salud.

mónica: no podía negarme,

te has portado muy lindo

estos días.

horacio: ¿eso quiere decir

que ya me levantaste el castigo?

mónica: [niega]

horacio: mi amor, quiero

que regreses al departamento.

no sabes cómo te extraño.

hasta a las perritas extraño.

mónica: ya conoces mi respuesta.

horacio: pero yo te traje algo

para ver si así cambias

de opinión.

mónica: ¿qué es esto?

[ríe]

horacio.

horacio: promesa cumplida.

aunque a mí no me hacía falta

ningún papel para saber

que eres la mujer

con la que quiero pasar

el resto de mi vida.

¿te puedo pedir un favor enorme?

préstame tu mano, ¿sí?

estírala, así.

estírala, estírala.

mónica: ay, no, no.

horacio: así.

ahí lo tienes.

mónica: [resuella]

horacio: ¿te quieres casar

conmigo?

mónica: sí, sí, sí, sí.

[ríe]

horacio: te amo.

mónica: yo a ti.

te amo, te amo.

horacio: te amo.

[música]

andrea: buenas noches.

alexa, apaga la música.

gabriela: hola, ma.

¿de dónde vienes?

me dijo alma que no has estado

aquí en todo el día.

andrea: ahora vengo de verme

con pili y en la mañana

fui al registro civil

con tu papá.

gabriela: ¿y eso?

andrea: hoy firmamos

el divorcio.

gabriela: y lo dices

tan tranquila.

¿cómo te sientes?

andrea: bien. normal.

es un mero trámite.

gabriela: órale, me sorprendes.

me da gusto que te lo tomes así.

andrea: pues, ante la realidad,

¿qué más puedo hacer?

tendré que disfrutar sola

los años que me quedan de vida.

gabriela: ay, no me salgas

con eso, mami.

puedes encontrar alguien

que te quiera mucho.

andrea: lo dices fácil

porque tú eres joven.

pero si estuvieras

en mis zapatos,

te darías cuenta lo que cuesta.

gabriela: nada más es cosa

de que no te pongas tanto

tus moños y verás

que encuentras a alguien.

porque hombres perfectos

no existen.

andrea: por lo pronto,

mira lo que me compré.

un san antonio

para ponerlo de cabeza.

gabriela: mamá.

andrea: sí, es en serio.

me tienes que traer algo

muy bueno, ¿eh?

de entrada, no lo quiero

ni pobre ni feo.

gabriela: ay, mamá,

dejarías de ser tú, ¿eh?

andrea: oye, qué extraño

que estés aquí en la casa.

¿no saliste con samuel?

gabriela: no, tenía

que estudiar.

andrea: pues, déjalo

que estudie.

mira, lo que vale

de ese muchacho es su futuro.

bueno, para ser justa,

está bastante mono,

pero nada más, ¿eh?

bueno, voy a poner

a san antonio en mi cuarto.

gabriela: alexa, toca música

romántica.

alexa: canciones de amor

en amazon music.

[música]

mariano: ¿cómo ves?

eduardo: no está nada mal.

>> ya está la cena.

les preparé molletes

y un pico de gallo delicioso.

eduardo: qué rico.

mariano: antes de cenar,

quiero que veas algo.

ven, acércate.

¿mm?

>> ¿cursos para ser

investigador privado

por internet?

ay, don mariano,

a poco lo va a tomar.

mariano: no son para mí,

son para ti.

>> ay, no, ¿cómo cree?

yo con qué lo voy a pagar.

mariano: ese no es problema.

>> no, de verdad,

se lo agradezco mucho,

pero con permitirme vivir

en su casa es suficiente.

eduardo: se lo está ofreciendo

de corazón. acepte.

yo ya le eché un ojo

al plan de estudios,

y está bastante bien.

quién quita y hasta terminamos

siendo colegas.

>> está bien,

pero con una condición.

cuando resuelva mi primer caso,

el dinero que cobre

es para pagarle.

si me alcanza, digo.

eduardo: bueno, pues,

no se diga más.

hay que cenar esos molletes

antes de que se enfríen.

y de una vez la inscribimos.

ayúdame, abuelo. ándale.

domingo: te traigo mis corbatas

para que veas

si alguna te gusta.

pedro: pa, gracias.

cualquiera está bien.

domingo: esta va bien

con tu traje.

la última vez que la usé

fue para celebrar

nuestro aniversario de casados.

y está de buen augurio, ¿no?

[ríe]

tiempo al tiempo, hijo.

si la amaste una vez,

lo vas a volver a hacer.

y espérate a que nazca tu hijo.

en ese momento te vas

a dar cuenta que estás haciendo

lo mejor.

pedro: ojalá, papá.

domingo: ¿estás nervioso?

pedro: no.

domingo: entonces, sonríe,

que uno solo se casa

una vez en la vida.

¿mm?

[celular]

pedro: [suspira]

nicolás: hola, pedro.

solo quería decirte

que mañana ya voy a ir

a la escuela.

pedro: [suspira]

nicolás: hola, pedro.

solo quería decirte

que mañana ya voy a ir

a la escuela.

pedro: [suspira]

[música]

[música]

nicolás: ¿contestó pedro

mi mensaje?

elena: no, mi amor.

seguramente, no ha tenido tiempo

o no le llegó el mensaje.

¿qué te falta?

nicolás: la mochila.

elena: la mochila. vamos.

nicolás: vámonos.

elena: listo.

nicolás: ya.

ernesto: apenas tengo tiempo

para ir a la reunión.

perdón.

irene: ¿no--no quieres

que invente un pretexto

y nos quedamos un día más?

ernesto: necesito regresar hoy.

irene: ¿por qué?

ernesto: no, no pienses mal,

es que quiero llegar a consolar

a tu hermana.

a mí me va a desgarrar

el corazón cuando se entere

que pedro se casó.

irene: ¿tú cómo sabes que pedro

se va a casar hoy?

ernesto: me enteré, qué más da.

lo que importa es que yo tengo

que estar ahí para ver a elena.

me voy porque se me hace tarde.

¿tú qué vas a hacer?

irene: esperarte.

[suspira]

gina: ¿y qué?

¿después del registro civil

nos vamos a ir directo

al departamento?

pedro: no, estaríamos

en el taller un rato

para convivir con los muchachos.

y ya después nos vamos.

¿por qué?

gina: ah, no, nada más, no sé,

pensé que igual me tenías

alguna sorpresa,

como una linda habitación

en un hotel bonito o...

pedro: no, no tengo dinero

para eso.

gina: oye, ¿y nos tenemos

que ir a vivir ahí?

pedro: pues, no hay otro lugar,

a menos que quieras

que nos quedemos a vivir

en casa de tu papá.

gina: no, no, no.

bueno, nos vemos al rato.

qué gracia me da irme a vivir

donde se revolcaba

con la tipa esa.

[suspira]

elena: eso.

ay.

nicolás: mi lonchera.

pedro.

mamá, es pedro.

¿viniste a verme?

pedro: claro.

quería verte en tu primer día

de clases.

nicolás: sí, hoy es

mi primer día.

pedro: sí, sí, yo lo sé,

y por lo mismo vine,

para decirte que te vaya

muy bien.

nicolás: ¿estás tuneando algo?

pedro: sí, un coche

para un concurso.

nicolás: ¿otro? qué padre.

vas a ganar.

pedro: ojalá, campeón.

esther: ¿tendría que ponerle

"pedro y gina"?

ay, no, no, mejor no le pongo

nada.

que se vaya así,

a mí no me gusta nada

esta boda.

samuel: ya es un hecho, ma.

más vale que te resignes.

esther: pero ¿cómo quieres

que me resigne si ya sé

que pedro va a ser muy infeliz

por más que vaya a tener

un hijo con esa mujer?

¿lo llevas al taller?

samuel: sí, ma, yo lo llevo.

nicolás: adiós.

pedro: elena.

elena--

elena: ¿qué quieres?

pedro: lo siento mucho.

no era mi intención

que me viera, por favor--

elena: ¿a qué estás jugando,

pedro?

pedro: no estoy jugando a nada.

quería...

verlo de lejos solamente,

no pensé que me fuera a ver.

no era mi intención incomodarte.

elena: lo rechazaste

cuando te llamó, lo heriste

y ahorita lo saludas

como si nada,

lo abrazas con tanto amor,

como si nada hubiera pasado.

¿en serio no estás jugando

a nada?

voltéame a ver, pedro.

veme, dime qué está pasando,

porque por más que quiero

no te puedo entender.

samuel: rosa, ya traje

el pastel, ¿dónde lo pongo?

rosa: en esa mesa.

samuel: ¿quieres que te ayude

en algo?

rosa: sí, "porfa".

este, pon el mantel en esa mesa.

gracias.

gracias por lo que estás

haciendo por mí.

samuel: cuando modesto

esté preso, entonces sí dame

las gracias.

rosa: no sabes cómo lamento

no haberte hablado

con la verdad cuando--

cuando empezamos a andar.

samuel: yo también lo lamento.

si lo hubieras hecho,

quizá las cosas hubiesen sido

distintas y seguiríamos juntos.

ahora lo que importa

es que te liberes de ese infeliz

y que sigas adelante

con tu vida.

[celular]

elena: bueno.

ernesto: ¿cómo le fue a nico?

¿entró contento a la escuela?

elena: sí.

ernesto: bueno, me alegro.

¿tú cómo estás?

elena: bien.

ernesto: bueno, yo voy camino

a mi reunión y estaré de vuelta

en la tarde noche.

elena: está bien.

¿y ahora qué sigue?

no puedes negar que me amas.

¿por qué terminaste conmigo?

pedro: no te confundas.

esto que pasó no cambia

las cosas.

elena: ¿qué?

pedro: nos dejamos llevar

por el momento, pero...

no volverá a pasar.

[celular]

gina: contesta.

bueno, pero ¿qué te pasa?

¿por qué no me contestas?

[suspira]

me la va a volver a hacer,

me la va a volver a hacer.

ay, pedro, por fin me contestas.

pedro: ¿qué pasó? ¿qué quieres?

gina: ¿qué te pasa?

pero ¿por qué me hablas así?

oye.

pedro: ¿para qué me llamas?

gina: pues, porque estoy

muy nerviosa.

me entró la angustia

de que te hubieras arrepentido,

como la vez pasada.

pedro: eso no va a pasar.

te veo en el registro.

[música]

[música]

gabriela: ¿qué pasó?

elena: pedro.

gabriela: ¿ahora qué hizo?

elena: nos encontramos.

fue a la escuela a ver a nico.

gabriela: ¿y?

elena: es que si hubieras visto

con qué amor lo abrazó,

cómo le habló.

es que no entiendo, gabriela,

no entiendo.

gabriela: yo tampoco,

yo tampoco, explícate,

por favor.

elena: después de que nico

entró a la escuela,

nos besamos.

y podría jurar que lo hizo

con el mismo amor de siempre.

le pregunté qué pasaba,

y él me dijo que solo se dejó

llevar por el momento

y que no significó nada para él.

que solo fue un pasatiempo.

es un imbécil.

gabriela: ¿a qué está jugando

el idiota ese? ¿qué pretende?

elena: ay, no sé, no sé, no sé.

es una porquería.

[celular]

nelson: ¿qué hubo, agustín?

agustín: nada más llamaba

para decirle que no voy a poder

ir a la fiesta de la boda,

don nelson.

nelson: ¿y eso?

agustín: anoche fui a cenar

tacos, y me hicieron daño.

ando bien mal del estómago.

me duele muchísimo.

nelson: no, cuídate,

y que te mejores, ¿eh?

gina: ¿quién era?

nelson: agustín.

habló para disculparse

que no va a poder ir a tu boda.

amaneció malo del estómago.

gina: ay, qué pena.

nos va a hacer muchísima falta.

nelson: ¿por qué lo dices

en ese tono?

agustín es muy bella persona.

gina: ay, no,

a mí no me cae bien.

ya métete a bañar.

nelson: todavía hay tiempo.

samuel: rosa, ya me voy,

me tengo que ir a cambiar.

rosa: yo también ya casi me voy,

es tarde.

[celular]

samuel: hola, amor.

gabriela: ¿me puedes explicar

qué diablos le pasa

a tu hermano?

samuel: ¿por qué? ¿qué pasó?

gabriela: fue a ver a nico

ahí a la escuela.

¿qué pretende?

samuel: ¿qué quieres

que te diga?

pedro no me da cuenta

de lo que hace.

y sea lo que sea,

es muy su asunto, no el nuestro.

gabriela: ¿qué te pasa?

antes eras más solidario,

ahora ni te importa

lo que te digo.

samuel: no seas exagerada.

gabriela: ¿dónde estás?

samuel: e--en la universidad.

te dije que me voy a pasar aquí

todo el día.

te aviso cuando salga.

rosa: ¿pasó algo con gabriela?

samuel: no, nada.

rosa: ¿vas a venir con ella

al rato?

samuel: no.

nos vemos.

esther: domingo.

domingo: ¿mm?

esther: mira la hora que es.

solo a ti se te ocurre

ir a correr el día de la boda.

domingo: tranquila, vieja,

todavía hay tiempo.

esther: ya te dejé tu traje

encima de la cama.

ándale, vete a bañar--

domingo: ya voy, ya voy, ya voy.

esther: ¿y tú adónde fuiste,

hijo?

pedro: eh, salí a caminar

un rato.

esther: ¿todo bien?

pedro: sí.

esther: ¿estás seguro?

cómo quisiera verte feliz,

pero tus ojos me dicen

otra cosa, mi hijito.

pedro: voy a estar bien, mamá,

no te preocupes.

esther: no sabes

cuánto lo deseo.

ojalá que así sea, mi hijito.

pedro: sí.

[suspira]

samuel: me enteré que estuviste

con elena.

¿de qué se trata?

pedro: regresó hoy nico

a la escuela.

quería verlo entrar, nada más.

me quedé ahí a la distancia

para que no me viera,

pero me descubrió.

cómo quisiera evitar esta boda,

samuel.

pero, o me sacrifico,

o elena, pues,

no vuelve a ver a nico.

[celular]

elena: licenciado abreu,

¿cómo está?

abreu: le llamo para confirmar

nuestra cita de mañana

aquí en mi oficina.

ya confirmé con el abogado

de su esposo también.

si nos ponemos de acuerdo,

mañana mismo le presentamos

al juez los convenios,

y en 15 días está divorciada.

elena: está bien, gracias.

ahí nos vemos.

[suspira]

¿por qué, por qué, por qué?

ernesto: villalobos,

necesito que busques un pretexto

para que la reunión con elena

y su abogado no se haga.

sí.

bueno, no me importa

que hayan confirmado,

inventa cualquier cosa.

yo necesito ganar unos días.

adiós.

juez: ¿entre los presentes

existe algún impedimento

para llevar a cabo esta boda?

domingo: ninguno.

juez: muy bien.

pedro garrido salazar,

¿acepta por esposa

a georgina lópez ortiz?

pedro: acepto.

juez: georgina lópez ortiz,

¿acepta por esposo

a pedro garrido salazar--?

gina: acepto.

juez: muy bien.

firme aquí, por favor.

gina: [carraspea]

juez: ahora usted.

en el nombre de la ley,

de la sociedad,

y con el permiso de la autoridad

que la ciudad de méxico

me confiere,

los declaro marido y mujer.

[aplausos]

[música]

[música]

gina: ay, mi cielo,

¿no quieres que te traiga

unos tacos?

pedro: sí.

gina: ¿sí?

pedro: gracias.

[música]

samuel: por lo menos disimula

un poco, cambia esa cara.

pedro: ¿y cómo?

acabo de ligarme de por vida

a una mujer que no amo.

y lo peor de todo es

que solamente pienso en elena.

samuel: si algún día

la quisiste, fue por algo.

trata.

tiene cosas buenas,

es muy entusiasta y...

se muere de amor por ti.

pedro: sí, tienes razón.

ella no se merece que me porte

tan indiferente con ella.

no tiene la culpa de nada.

gina: ¿ya comiste?

samuel: sí, ya. gracias.

provecho.

gina: gracias. toma, mi cielo.

oye, como sé que no te gusta

el pollo, no te traje.

el chicharrón dicen que está

buenísimo.

pedro: ajá.

gina: yo no lo probé.

pruébalo.

pedro: sí.

elena: mi amor, ¿cómo te fue?

nicolás: bien.

elena: uh, qué bueno.

maestra: muy bien, diría yo,

¿eh? nico me sorprendió.

no le va a costar

ningún trabajo recuperar

lo que perdió en el tiempo

que no pudo venir.

elena: felicidades.

maestra: hasta mañana, nico.

nicolás: hasta mañana.

elena: eres muy inteligente,

mi amor.

estoy muy orgullosa de ti.

tu papá estaría feliz.

nicolás: platiqué con una niña

nueva, se llama liliana.

elena: qué bien.

nicolás: me dijo que vivía

en campeche.

¿sabes dónde está campeche?

ma.

elena: mi amor, ¿qué pasó?

nicolás: que dónde está

campeche.

elena: ah, mira, ven,

te explico en el coche.

bueno, campeche es un estado

de la república mexicana

que está más o menos al sur--

ahorita te voy a enseñar

una foto para mostrarte.

gina: este es uno de los días

más felices de mi vida.

pedro: ¿y cuáles son los otros?

gina: el día que te conocí,

cuando nos hicimos novios,

la primera vez que hicimos

el amor,

el día que me enteré

que iba a tener un hijo tuyo.

rosa: ¿a ver?

gina: me tienes que mandar

todas las fotos, ¿eh, rosa?

rosa: ay, por supuesto.

soy la fotógrafa oficial.

a ver, júntense.

gina: [ríe]

rosa: pedro, pégate un poquito

más. no sé, abrázala cariñoso.

dale un beso.

¡uh!

>> ay, ve ese tipo,

se ve muy bien.

andrea: ay, no.

está muy feo.

>> pero es dueño

de una cementera.

¿qué te importa?

andrea: ay, no, no, yo paso,

paso, paso, no, no puedo.

pero mira este, este sí está

muy guapo, se ve distinguido,

dime si no.

>> ¿a ver?

ricardo zaldívar.

andrea: ajá.

>> tiene negocios

en el ramo del transporte.

oye, eso suena de mucho dinero.

andrea: sí, sí,

le voy a escribir.

ay, a ver, a ver, ahí voy.

a ver.

hola.

ahí está.

a ver.

[resuella]

ricardo: permíteme.

estoy concluyendo un viaje.

andrea: oye, le gusta viajar,

¿eh?

justo lo que quiero, viajar.

ay, qué emoción, qué nervios.

la piel se me puso chinita.

>> rápido.

samuel: anoche le estuve dando

vueltas y vueltas a las claves.

se me hace que ya descubrí

lo que significan los números.

estaba equivocado pensando

de que se trataba

de la cantidad de drogas

que distribuían.

estoy casi seguro

que son códigos postales.

rosa: pero los códigos postales

no tienen letras.

samuel: las letras que aparecen

entre los números

van de la a a la j.

lo que significa que les dio

un valor numérico,

del uno al cero.

a es el uno, el b, el dos,

el c, el tres,

y así sucesivamente.

hasta la j,

que vuelve a empezar en cero.

rosa: ¿y las letras?

samuel: iniciales.

puntos de venta.

tal vez, tiendas.

eso acostumbran

los narcomenudistas.

por ejemplo, 03i10.

la i es la letra número nueve

del abecedario.

el código postal sería 03910,

corresponde a mixcoac.

por lo que hay,

me puede significar

almacenes mixcoac, o algo así.

eso no hay que asegurarnos.

rosa: ¿y crees que con eso

podemos denunciar a modesto?

samuel: primero hay

que confirmarlo,

no es más que una suposición.

>> ay, ¿este cómo se atreve,

amiga?

andrea: hay gusto para todos.

[ríe]

[celular]

ay, mira.

está llamando ricardo.

>> contesta.

andrea: ay, qué emoción.

>> a ver, a ver.

andrea: ¿bueno?

ricardo: ¿qué tal, andrea?

discúlpame por el mensaje

que te envié, no me fijé

y pensé que era una llamada

de trabajo.

andrea: no, no, no te preocupes.

¿dónde andabas?

ricardo: ah,

entre nueva york y pennsylvania.

andrea: qué bien.

a mí me encanta esa zona.

ricardo: sí, a mí también.

y la conozco como la palma

de mi mano.

andrea: bueno, pues ya tenemos

algo en común.

ricardo: ¿te gustaría cenar

mañana en la noche

para conocernos?

andrea: perfecto.

tú dime a qué hora

y dónde nos vemos. sí, sí.

ricardo: como a las nueve.

dame tu dirección

y paso por ti.

andrea: ah, claro,

te mando mi ubicación, ¿eh?

aquí te espero.

ay, qué hombre tan directo

y tan resuelto.

me encanta, me encanta.

le voy a mandar mi ubicación.

¿a ver?

pedro: ¿no vas a pasar?

gina: estoy esperando

a que me cargues.

pedro: gina, por dios.

gina: bueno, no me cargues.

pero me tienes que compensar

con muchos besos, ¿eh?

¿por qué me rechazas?

es nuestro primer día

de casados.

quiero que hagamos el amor

de aquí hasta la madrugada.

pedro: eso no va a pasar.

gina: ¿por qué?

pedro: pues, porque estás

embarazada y no quiero

hacerle daño al bebé.

gina: eso no es problema,

no pasa nada.

pedro: prefiero que no,

por favor.

voy al super a comprar algo

de despensa.

no me tardo.

samuel: debe ser por aquí.

[ladrido]

a, m.

"abarrotes mixcoac".

tenía razón.

las letras de las claves

son las iniciales

de los locales.

[suspira]

[celular]

ernesto: ¿cómo te fue

en la escuela?

nicolás: bien.

estuve jugando con las canicas

que llevó federico.

¿tú jugabas canicas, pa?

ernesto: sí, mi amor, claro.

nicolás: ¿me compras

y me enseñas a jugar?

ernesto: sí.

[ríe]

de hecho, había unas

que les decían ojos de gato.

[celular]

había otras canicas

que eran las canicas de agua.

otras que les decían

las canicas de titán,

que eran unas cosas enormes,

así.

grandotas, grandotas, grando--

todo lo que quieras, mi amor.

[música]

[música]

Cargando Playlist...