null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 31

23 May 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

elena: ¡estás loco!

no he hecho nada de lo que tenga

que arrepentirme, ¿me oíste?

ernesto: ¡que no te arrepientas,

no te exime de tus pecados!

¿qué sigue?

¿que yo salga sobrando?

¿que le digas a nico

que no es nuestro hijo,

que es adoptado?

[ruido]

[música]

nicolás: ¿es verdad

que soy adoptado?

que no soy hijo de ustedes.

elena: sí, mi amor.

y te pedimos una disculpa

por no habértelo dicho antes.

pero eso no cambia nada.

nada, nada el amor

que te tenemos.

desde que llegaste

a nuestra vida,

te hemos querido

con toda el alma, mi amor.

ernesto: eres nuestro hijo.

nuestro único hijo.

elena: para mí, mi amor,

no hay diferencia

entre que hayas nacido de mí

o que te hayan entregado

en nuestros brazos

cuando apenas eras un bebito.

te quisimos

desde ese primer momento,

mi amor.

y nunca vamos a dejar

de hacerlo, nunca.

tú eres el regalo más grande

que diosito nos dio.

yo no concibo la vida sin ti.

ernesto.

ernesto: hijo.

hijo, ábrenos, por favor.

elena: mi amor, tenemos

que hablar, no te encierres.

nicolás: no quiero.

elena: por favor, mi amor,

escúchanos.

nicolás: no quiero, no quiero,

no quiero.

ernesto: nico, nico.

elena: le voy a hablar a vicky.

ernesto: sí.

mira, papi, si no quieres abrir

no importa, mi amor.

yo de aquí no me voy a mover,

¿sí?

no me importa si me da hambre,

si tengo frío.

yo aquí voy a estar

hasta que tú y yo hablemos.

estoy esperando a que me abras,

papacito.

no me voy a mover.

mi amor, ¿sabes por qué

no me voy a mover?

porque tú eres

lo que más me importa

en la vida.

porque eres la luz de mi vida.

te amo.

nicolás: yo también.

ernesto: eres todo para mí.

elena: nico se acaba de enterar

de la manera más abrupta

de que es adoptado, vicky.

vicky: ¿y cómo sucedió?

elena: estábamos discutiendo

mi marido y yo cuando él dijo:

"¿qué es lo que sigue?

¿que le digas que es adoptado?".

y ninguno de los dos

nos dimos cuenta

de que nico estaba ahí.

salió corriendo,

se encerró en su cuarto.

vicky: no fue la mejor manera

de que se enterara, pero--

pero ya sucedió.

déjelo, está procesándolo.

tienen que darle tiempo.

mira, pasando el enojo,

va a empezar a hacer preguntas

y sus respuestas

siempre tienen que acentuar

que el que sea hijo adoptivo

no hace que cambien las cosas

entre ustedes.

y que el amor que le tienen

es y seguirá siendo

siempre el mismo.

elena: sí, se lo alcancé

a decir.

también le dije

que aunque no haya sido mío,

es mi hijo.

vicky: bueno, hiciste muy bien.

a partir de ahora

hay que confirmarle

constantemente

que ustedes son su familia.

y que si lo adoptaron

fue porque decidieron

quererlo para siempre.

elena: ¿y qué le digo

si pregunta

por sus papás biológicos?

vicky: mira, en este momento

yo no creo que sea conveniente

que le hables de pedro.

sería generarle más angustia,

pero dale evasivas

hasta que haya recuperado

la confianza en ustedes.

elena: sí, de acuerdo, vicky.

nicolás: ¿por qué no me dijeron

antes?

ernesto: por miedo.

mira, yo siempre le dije

a tu mami que teníamos

que decírtelo,

pero ella no quería.

nicolás: ¿y por qué?

ernesto: no sé.

no lo sé, no lo sé.

son cosas de mujeres.

ella prefirió guardar silencio,

ocultarte la verdad.

pero no puedes juzgarla

por eso.

nicolás: ¿y mis papás de verdad

en dónde están?

ernesto: no lo sé.

solo sabemos que, pues,

ellos no te querían.

por eso te abandonaron.

nicolás: ¿por qué

no me querían?

ernesto: seguramente

porque les estorbabas.

no se quisieron comprometer.

pero que no te importe, mi amor.

no pienses en ellos.

nosotros, mamá y yo,

somos tu familia.

la única.

olvídate de esa gente

que te abandonó,

porque son malas personas.

nosotros te queremos todo

lo que ellos no te quisieron.

tú le has dado sentido

a mi vida.

a nuestras vidas.

nicolás: yo no quiero otro papá

que no seas tú.

ernesto: ven.

te lo prometo, mi amor.

yo no te voy a abandonar.

yo soy tu único papá.

el único.

el único que tienes y te amo

más que nada en este mundo.

rosa: cuando conocí a modesto

yo tenía 17 años.

él era muy espléndido

y con eso me deslumbró.

gina: ¿a qué edad te casaste?

rosa: iba a cumplir 18.

al principio nos llevábamos

muy bien, pero--

pero con el tiempo

todo, todo empezó a cambiar.

mi vida se convirtió

en un infierno.

gina: y si se llevaban tan mal,

¿por qué no te divorciaste?

rosa: no podía.

mi papá le debía dinero.

y como no se lo podía pagar,

me amenazó

con que si lo dejaba

iba a dejar a mis papás

en la calle.

gina: ¿te pegaba?

rosa: algunas veces.

gina: ¿por qué?

¿por qué no lo denunciaste?

lo hubieras denunciado.

rosa: me dio mucho miedo.

preferí escaparme

y venirme para acá.

nunca imaginé

que me iba a encontrar.

por eso--

por eso no me atrevía

a andar con samuel.

y cuando me decidí apareció.

gina: por eso terminaste

con samuel.

rosa: sí, por miedo

a que le hiciera algo.

gina: ¿por qué se hizo pasar

por tu hermano?

rosa: fue lo primero

que se me ocurrió

cuando se apareció.

gina: y--

modesto: buenas.

siempre sí me animé a vivir.

hola.

mesero.

regáleme una chela.

mesero: sí.

elena: mi amor.

¿estás bien?

nicolás: ajá.

elena: me da tanto gusto,

mi amor.

yo nada más quiero decirte

que desde que llegaste

a mi vida te quise

con todo mi corazón.

había soñado mucho

con el día que llegaras.

y cuando fuimos a buscarte

al lugar donde te adoptamos

y vi esos ojitos hermosos

que me miraron,

supe que tú eras mi hijo.

te tomé en mis brazos.

te acerqué a mi pecho.

y escuché cómo latía

tu corazoncito junto al mío.

y ahí fue cuando supe

que nunca, nunca, nunca

nos íbamos a separar.

ernesto: nosotros somos

tú única familia, mi amor.

nosotros somos tu familia,

papi.

nicolás: qué bueno

que me escogieron

para ser su hijo.

elena: sí.

modesto: cerré un negocio

que me va a dejar mucha lana.

compré 20 tractores.

ya los tengo apalabrados

con unos compas en durango.

gina: ¿y solo a eso te dedicas?

modesto: no, yo comercio

con lo que salga.

pensé que mi hermanita

ya te había platicado

de a lo que me dedicaba.

rosa: no, no, estábamos

hablando de otras cosas.

modesto: mujeres al fin.

si para algo son buenas

es para la platicada, ¿no?

[ríe]

como dicen en mi tierra,

"mujeres juntas, ni difuntas".

[ríe]

gina: ay, perdón,

es que como no me hizo gracia

no me reí.

pero así son los norteños.

me tengo que ir.

¿me hablas cuando tengas

tiempo de seguir platicando?

modesto: no, no, no.

pues ¿cuál es la prisa?

aquí estamos a gusto.

cuando nos vayamos

yo te doy un aventón a tu casa.

gina: muchísimas gracias.

ya me tengo que ir.

¿te dejo dinero para pagar?

modesto: ¿qué pues?

ey, yo invito.

solo eso faltaba.

gina: hombre, muchas gracias.

nos vemos después.

[música]

[música]

benito: ¿qué onda contigo, mano?

cámbiate y vámonos.

hoy es día de billar.

agustín: no, no voy a ir.

benito: ya aliviánate.

si la chava esa que te trae

por la calle de la amargura

no quiere nada contigo,

pues olvídala y ya.

agustín: no es tan fácil.

la traigo clavada aquí adentro.

benito: y aquí encerrado

menos la vas a olvidar.

ándale, anímate y vámonos.

agustín: no, muchas gracias,

benito.

prefiero quedarme.

benito: de veras que te pegó

duro, eh.

agustín: pues es el amor,

llega cuando menos

te lo esperas.

benito: pero te enamoraste

de la mujer incorrecta.

agustín: pues ya qué.

te veo mañana en el taller.

benito: sale pues.

pues nomás no te vayas a cortar

las venas con un pepino, mano.

agustín: [gime]

tampoco es para tanto.

elena: ¿qué le dijiste a nico

para tranquilizarlo?

ernesto: que lo amábamos.

que es nuestra vida,

lo más importante

y que, bueno, vamos a estar

juntos siempre, ¿no?

pero lamentablemente

eso no va a ser cierto, ¿no?

y eso, pues, me va a hacer

quedar como mentiroso,

porque ahora habrá que decirle

que nos vamos a separar.

elena: ni se te ocurra

decírselo en este momento.

sería terrible

que tuviera que pasar

por otra crisis.

ernesto: ah, ¿sí?

¿por qué mejor

en vez de recomendarme

que no diga nada,

por qué no mejor reconsideras

lo de la separación?

pues, mi amor,

¿no crees que podríamos arreglar

nuestras diferencias

por el bien de nuestro hijo?

elena: nuestras diferencias

no se borran

porque nicolás se haya enterado

de que es adoptado.

ernesto: a ver, por dios.

elena: y de una vez voy a de--

ernesto: no, no, no, no.

mi amor, mira, por favor,

no me contestes ahora.

piénsalo, ¿sí?

yo sé que parece

algo oportunista de mi parte,

pero si lo ves bien,

ahora que su salud está,

pues, quebrantada,

va a ser la mejor forma

de ayudarlo, piénsalo.

[tono de mensaje]

[gina] mira lo que le compré

a nuestro bebé.

me hubiera encantado

que me acompañaras.

elena: así fue, papá.

nico ya se enteró

de que es adoptado.

lo que más lamento

es que haya sido de esta manera,

pero en fin.

horacio: como haya sido.

ya se enteró de algo

que debió haber sabido

hace mucho tiempo.

elena: sí, así es, papá.

bueno, yo solo te lo quería

contar.

buenas noches.

horacio: buenas noches, hija.

gracias por avisarme.

tanto pensar

cómo decirle a nico

que es adoptado

y termino enterándose de golpe.

me sorprende que haya sido

ernesto el que lo haya

tranquilizado.

irene: ¿y por qué te sorprende?

es su padre y siempre

ha demostrado cómo lo quiere.

horacio: sí, sí, sí,

pero últimamente

se ha comportado tan mal

que no me lo esperaba.

irene: yo creo que si se trata

de nico jamás haría algo

que lo perjudicara.

ernesto: amor, ¿has pensado

algo de lo que te dije?

elena: no tengo mucho

que pensar.

para mí las cosas

no han cambiado entre nosotros.

voy a ver a nico.

¿quieres cenar algo, mi amor?

¿tienes hambre?

nicolás: no.

elena: ok.

¿qué ves?

nicolás: nada.

elena: mira.

aquí estamos tu papá y yo

antes de que llegaras

a nuestras vidas.

te deseábamos tanto, mi amor.

y acá está el día

que llegaste con nosotros.

fue el día más importante

de mi vida, mi amor.

nicolás: ¿y ernesto, mi papá?

elena: en la recámara.

¿por qué?

nicolás: quiero que me lea

un cuento.

elena: si quieres te lo leo yo.

nicolás: no.

quiero que me lo lea mi papá.

elena: está bien.

le digo que venga.

chano: ¿oye, ¿y el agus?

benito: no hubo manera

de convencerlo, manos.

anda bien bajoneado.

chano: pues algo tenemos

que hacer para que se anime,

¿no?

tú tienes muchas amigas.

preséntale una.

benito: justo eso venía

pensando.

¿se acuerdan de margarita,

la que llevé al cumple

de tu esposa?

sí, es bien buena onda

y es bien jaladora.

chano: no, no.

tiene que ser alguien

que no conozca agustín.

esa muchacha andaba contigo.

benito: no pasa nada.

es puro cotorreo,

nada serio, mano.

jimmy: oigan.

¿y si le decimos

que se meta a "liguer"?

chano: ¿y eso qué es?

jimmy: pues una aplicación

para ligar.

no sé, igual ahí conoce

a una chava que le lata.

benito: seguro no va a querer.

jimmy: no le vamos a avisar.

nosotros hacemos su perfil

y cuando menos se lo espere,

empiezan a caer invitaciones

de mujeres que anda buscando

pareja.

chano: ¿y a poco eso funciona?

jimmy: simón.

claro, es más, un cuate de allá

de los united se ligó

a una güerita bien chula

y hasta se casaron.

chano: ¿qué?

jimmy: sí, mira.

dejen, busco la aplicación

para que la vean.

de una vez hacemos

el perfil del agus.

nomás que voy a necesitar

una foto de él.

¿no tienen?

chano: yo no.

benito: eso no es bronca.

yo traigo unas, ¡uy!,

para hacerle de todo.

chano: ¿sí?

benito: vas a ver.

vamos a buscar las mejores.

hasta memes le ponemos.

chano: no, ¿cómo memes?

benito: lo que quieran.

ernesto: y así fue cómo carlota

y wenceslao regresaron del campo

con un montón de flores

para regalárselas a su mamá.

nicolás: ¿y le gustaron?

ernesto: sí.

a las mujeres siempre les gusta

que le regalen flores.

es más, mañana le compramos

a mamá unas flores

para que se ponga bien contenta.

nicolás: ya me quiero dormir.

ernesto: bueno.

nicolás: buenas noches, papá.

ernesto: buenas noches, mi amor.

descansa.

[piensa] me tienes que ayudar

a que mamá regrese conmigo.

[música]

[música]

modesto: ey.

rosa: no, no, modesto.

nos pueden ver.

[gime] ya, ya.

modesto: cierto, ¿verdad?

somos hermanitos.

ándale, váyase para allá.

nelson: ¿quién era ese?

rosa: ay, me espantó.

era mi hermano.

nelson: ¿tu hermano?

rosa: sí, sí, llegó hace

unos días aquí a la ciudad

a ver unos negocios.

ah, es que no le había

comentado.

chano: buenos días.

benito: buenos días.

chano: ¿qué pasó, rosa?

rosa: hola.

chano: jefe, acá estamos.

nelson: arriba, arriba.

a cambiarse rápido,

que hay muchas cosas pendientes.

chano: órale, le quería decir

del coche rojo.

elena: ¿qué tanto ves

en la tablet, mi amor?

nicolás: nada.

elena: ay, ¿cómo nada?

si no le quitas los ojos

de encima.

mi amor.

¿por qué siento

que estás enojado conmigo?

¿es porque te enteraste

de que eres adoptado?

mi vida, no me voy a cansar

de pedirte perdón.

yo jamás hubieras querido

que te enteraras de esa manera,

mi amor.

¿me perdonas, mi vida?

tú sabes lo importante

que eres para mí.

yo te amo.

nicolás: quiero ir al zoológico

el domingo.

elena: ah, eso me parece

muy buena idea.

vamos al zoológico.

nicolás: quiero ir solo

con mi papá.

elena: está bien.

tú dile y estoy segura

de que se va a poner

muy contento.

andrea: hola, ernesto.

buenos días.

ernesto: andrea.

qué gusto, por favor.

andrea: ay, gracias, gracias.

gracias.

ernesto: ¿gustas algo?

andrea: no, estoy bien.

en realidad vengo a ver

a elena.

quería platicar con ella.

ernesto: ay, a ver, no está.

salió con nico.

fueron al psicólogo.

andrea: bueno, ¿sabes qué?

sí te acepto un café.

ernesto: bueno, mira,

yo no voy a tomar café.

andrea: no es que me quiera

meter en sus cosas, pero...

¿cómo es posible que--

que por una discusión

entre ustedes el niño

se terminó enterando

de que es adoptado?

así está bien.

ernesto: pues sí.

así fue.

andrea: ¿y de qué discutían?

ernesto: de la insistencia

de tu hija.

perdón, de ensartarle a mi hijo

a pedro, el mecánico.

andrea: ay, otra vez con eso.

le he dicho de mil maneras

que no ponga en riesgo

su matrimonio

por un tipo como él.

contigo lo tiene todo.

¿qué puede esperar

de una persona de ese nivel?

ernesto: ¿qué quieres

que te diga?

andrea: yo sigo pensando

que tú eres lo mejor

que le ha pasado a mi hija.

de hecho, estoy de acuerdo

en todo lo que has intentado

para alejarla de ese tipo.

hiciste bien en quererlo meter

tras las rejas.

ernesto: me parece que eres

la única de la familia

que entiende

que elena está equivocada.

andrea: porque yo no me ciego

como horacio, que ve

por los ojos de elena.

ah, lo que ella diga

le parece bien.

no, no te creas.

estoy muy preocupada

por mis tres hijas.

no solo por elena,

también por irene,

que cada vez la veo

más amargada, sola.

y gabriela,

que después de pasársela

de fiesta en fiesta,

ahora anda con un empleado

de su oficina, ay, no.

ernesto: ¿con quién?

andrea: pues un tal samuel.

ernesto: [tose]

ese tipo es hermano de pedro.

andrea: no, no, me digas.

no, no, no, por favor.

ahora sí, ahora sí se pasó.

ahora sí gabriela me va a oír.

vicky: hola, nico.

nicolás: hola.

vicky: ¿te quedas conmigo

un rato para que platiquemos?

tengo un juego nuevo

que quiero que veas.

nicolás: sale.

vicky: ¿sí?

elena: al rato vengo por ti,

mi amor.

vicky: vente, vamos.

siéntate ahí.

[tono de mensaje]

elena: [resopla]

[tono de línea]

pedro.

pedro: sí, mi amor.

ya me estaba preocupando.

te dejé mensajes

para saber de nico y nada.

elena: sí, nico está bien.

solo estamos esperando

los resultados de sus estudios.

pero quisiera hablar contigo

de otro asunto.

pedro: sí, claro, dime.

elena: no, no creo

que por teléfono

sea lo más conveniente.

¿crees poder venir

a la cafetería del hospital?

pedro: sí, por supuesto.

voy para allá.

ey, taxi, taxi.

gracias.

ahí vámonos.

[música]

andrea: me acabo de enterar

de que eres hermano de pedro.

¿qué pretendes trabajando aquí?

samuel: nada, señora.

yo solo hago mi trabajo.

andrea: si tuvieras

un poquito de vergüenza,

deberías renunciar ahora mismo.

gabriela: mamá ¿qué tanto

escándalo haces?

andrea: tú no te metas.

¿o qué, me vas a decir

que no sabías

que era hermano de pedro?

gabriela: claro que lo sé.

¿y tú cómo te enteraste?

andrea: ernesto me lo contó,

pero eso no es lo que importa.

este tipo no es más

que un arribista,

que quiere aprovecharse

igual que su hermano.

bueno, ¿qué no te das cuenta?

agarra tus cosas y ya vete.

gabriela: no, no, no.

tú no tienes ningún derecho

a correrlo.

tú aquí no eres nadie.

samuel: tu mamá tiene razón.

mi presencia lo único

que ocasiona son problemas.

andrea: déjalo, déjalo

que se vaya.

gabriela: de ninguna manera.

la que no tiene nada que hacer

aquí eres tú, y mucho menos

venir a dar órdenes.

samuel: gabriela, no discutas

con tu mamá por mí.

gabriela: no es por ti.

es por ella.

¿qué tiene que andar metiéndose

en la vida de todos?

si ni siquiera puede

con la suya.

no eres más que una frívola,

amargada, que llena su vida

haciendo tonterías.

por eso te dejó mi papá.

samuel: gabriela, es tu mamá.

respétala.

andrea: no necesito

que nadie me defienda,

y menos tú.

jamás me imaginé

que fueras a ponerte

en mi contra.

samuel: lo que menos

hubiera querido

era causarte un problema y mira.

gabriela: tú no eres

el problema.

es ella que tiene la cabeza

llena de telarañas.

ay, pero no debí de haberle

dicho cosas tan feas.

pedro: ey, ¿qué pasa?

me dejaste preocupado.

elena: nico ya sabe

que es adoptado.

anoche ernesto y yo discutíamos

y oyó cuando lo dijo.

pedro: ¿cómo reaccionó?

elena: muy mal.

se encerró en su cuarto

y no quería hablar con nosotros.

al final no sé cómo,

pero ernesto logró hablar

con él a solas.

no sé qué le dijo,

pero al parecer lo entendió

bastante bien.

pedro: lo que haya sido

se agradece.

debe haber sido

un golpe muy duro para él.

elena: jamás hubiera querido

que se enterara así.

pedro: ¿dónde está ahora?

elena: con su psicóloga.

pedro: ella lo puede ayudar.

asimilar que es un hijo adoptivo

no es cualquier cosa.

elena: no.

desde que se enfermó

vicky ha sido de gran ayuda

para él.

pero pobrecito, mi niño,

todo se lo juntó.

pedro: qué pena

que no haya funcionado

lo del trasplante.

elena: no, no, sí, funcionó.

pero esto es algo que pasa.

el cuerpo al recibir

células ajenas

reacciona en contra.

pero no nos adelantemos.

hay que esperar

los resultados de los estudios.

tengo mucha esperanza

en que el doctor

nos dé buenas noticias.

pedro: sí.

yo también.

mariano: ya se va la bruja esa.

eduardo: ¿qué bruja?

mariano: la nuera de consuelito.

la pobrecita se murió anoche.

le hacía pasar cada mal rato.

yo nomás se oía los gritos

que le daba.

eduardo: ¿ah, sí?

¿y por qué le gritaba?

mariano: por la herencia.

consuelito dejó dos hijos.

y esta quería que todo

se lo dejara a su marido,

que es un tranza.

inés: buenas, buenas.

eduardo: hola.

mariano: oiga, inesita,

¿y por fin ya se sabe

quién se va a quedar

con la herencia de consuelito?

inés: parece que le va a dejar

todo a gustavo.

su hijo menor.

el que venía siempre a verla.

la que está furiosa

es la esposa del otro.

mariano: la acabamos de ver

pasar.

llevaba una bolzota grande.

¿qué tanto llevaba ahí, oiga?

inés: las cosas de consuelito.

no quiso dejar nada.

ni los pañales

que les hubieran servido

a otros ancianitos.

oiga, y aprovechando que lo veo,

¿se acuerda de que le platiqué

de un caso que estoy

investigando?

eduardo: sí, sí, claro.

cuénteme.

inés: ay, no puedo.

ahí está la madre refugio.

mejor lo invito un cafecito,

porque a la madre superiora

no le gusta

que yo ande hablando cosas.

eduardo: está bien, entiendo.

inés: los espero en la cocina

al rato, con permiso.

eduardo: propio.

elena: espero que vicky

logre sacarle a nico

qué trae en mi contra.

de qué habló con ernesto,

porque conmigo

se puso muy arisco.

no deja de rechazarme.

pedro: es muy raro esto.

yo no sé qué le habrá dicho

para que se tranquilizara.

elena: bueno, no lo sé.

pero desde ahí algo cambió

en mi relación con él.

con ernesto está

de lo más cariñoso.

tal vez es porque no me perdona

que no le haya dicho

que es adoptado.

pero no me explico

por qué a ernesto sí.

a ver si vicky me puede decir

algo.

[celular]

permíteme.

pedro: no te preocupes.

elena: bueno.

gabriela: hola.

¿cómo está nico?

me enteré de que ya sabe

que es adoptado.

elena: sí, está bien.

ahora está hablando

con su psicóloga.

¿qué pasó?

gabriela: pues que te quería

contar que mi mamá

vino a correr a samuel

porque ernesto le dijo

que es hermano de pedro.

me peleé horrible con ella.

le dije cosas bien feas.

elena: tranquila.

luego le pides una disculpa.

y a samuel dile

que no se preocupe.

espero que no haya sido

muy grosera con él.

gabriela: ya sabes cómo es.

gracias.

pedro: ¿qué pasó?

elena: mi mamá se enteró

por ernesto que samuel

trabaja en la empresa.

pedro: mira, lo mejor

es que ya no trabaje ahí.

¿quieres que le diga

que renuncie?

elena: no, no, no.

de ninguna manera.

ernesto lo está usando

para poner a mi mamá

en mi contra.

y así quiere que reconsidere

lo del divorcio.

pedro: me preocupa

que nico te esté rechazando.

¿quieres que averigüe

qué es lo que le pasa?

elena: sí.

¿tienes tiempo ahorita

que acabe con vicky?

pedro: por supuesto.

para nico tengo

todo el tiempo del mundo.

elena: voy por él.

pedro: sí.

aquí los espero.

[música]

horacio: es la segunda vez

que llevo mi coche a la agencia

y la falla sigue.

me acaban de mandar

otro presupuesto,

porque ahora resulta

que le tienen que cambiar

otra pieza.

no, ¿sabe qué, sabe qué?

olvídelo.

mando por mi coche.

[celular]

domingo: permíteme.

qué gusto que me llames.

horacio: disculpa

que te moleste,

pero necesito que me orientes.

domingo: ajá.

tú dirás.

horacio: fíjate que mi coche

trae una falla y no queda.

ya lo he llevado varias veces

a la agencia y ahora me salieron

con que hay que cambiarle,

pues no sé, una pieza carísima.

¿le podrás echar un ojo?

domingo: por supuesto.

¿te parece si nos vemos mañana

en el parque a la misma hora

de siempre?

horacio: sí, claro que sí.

nos vemos ahí.

llevo mi coche.

domingo: hasta mañana entonces.

¿qué?

nelson: ¿que de qué?

domingo: tú ni le sabes.

nelson: ah...

jimmy: ¿qué tal está?

no está nada mal.

todos: [ríen]

benito: qué malos gustos tienes,

mano, está horrible.

chano: ey, no seas gacho.

tiene su corazoncito, hombre.

entiéndelo.

benito: a ver, búscate otra.

búscate otra mejor.

chano: caray, eh.

con esa sí le ponía el cuerno

a mi mujer.

jimmy: sí, la bronca

es que le haga caso al agustín,

hombre.

benito: sí, ¿verdad?

chano: agus tiene su encanto.

jimmy: sí, pero ¿para esto?

chano: pues sí,

puede ser que sí.

nelson: [carraspea]

qué bonito, eh.

qué bonito.

y el trabajo espera y espera

mientras ustedes

jugando en el celular.

la próxima vez

que los vea perdiendo el tiempo

les voy a confiscar

el telefonito

a la hora de la entrada.

¡órale, a moverse, vamos!

¡a trabajar!

¿qué les pasa?

[resopla]

lalo: yo soy el papá chango

y tú eres la mamá changa.

nicolás: yo no puedo ser

la mamá si no soy mujer.

lucrecia, ¿quieres jugar

con nosotros?

lucrecia: sí.

¿a qué juegan?

lalo: a la familia changuita.

¿y tú qué vas a hacer?

si aquí en esta familia

no hay hijos.

nicolás: yo puedo ser

el hijo adoptado.

lalo: ¿adoptado?

nicolás: sí, igual que yo.

no soy hijo de mis papás.

soy adoptado.

lalo: ¿y cómo se siente?

nicolás: pues igual.

mis otros papás me dieron así,

no me querían.

lalo: ¿y tú eres adoptada,

lucrecia?

lucrecia: no sé, voy

a preguntarles a mis papás.

ya hay que jugar, ¿no?

nicolás: sí, yo empiezo.

me llamo nicolás chango.

vicky: nico está asimilando

muy bien que es hijo adoptivo.

elena: pues qué alivio.

vicky: insistió mucho

en que tú, tu esposo,

sus abuelos y sus tías

son su familia.

y que los quiere mucho.

no ha sido un cambio

significativo

aunque sea un hijo adoptivo.

me parece que ustedes

han sabido manejarlo muy bien.

elena: pues no fui yo.

fue ernesto, pero nico

ha estado muy hosco conmigo.

¿no te comentó nada de eso?

vicky: no, no me dijo

que pudiera hacerme pensar

que está enojado contigo.

y es extraño, porque ustedes

tienen muy buena relación.

elena: es que yo no sé

qué le dijo ernesto.

lo que sí es que después de eso

empezó a estar muy seco conmigo.

vicky: bueno, no sabría

qué decirte.

si algo lo inquietó seguramente

en una próxima sesión

va a salir.

por ahora tú continúa siendo

igual de cariñosa con él.

y cualquier rechazo que sientas

no te enganches.

elena: está bien.

lucrecia: ¿cómo sabes

cuántos años tienes

si eres adoptado?

nicolás: no sé.

ma, ¿cómo sabes qué día nací?

elena: ah, porque cuando fuimos

por ti había un registro

con tus datos,

donde decía que naciste

el 11 de junio del 2014.

nicolás: ¡ah!

¿ya nos vamos?

elena: sí, mi amor, ya.

vicky: bueno, yo también

me despido, me voy a quedar

aquí un momento.

elena: muchas gracias por todo.

vicky: de nada.

adiós, adiós, nico.

elena: y yo te tengo

una sorpresa.

nicolás: ¿qué es?

elena: ya verás.

te está esperando

en la cafetería, vamos.

inés: ahorita que venga

el joven eduardo con su abuelo

te paras en la puerta.

no vaya a ser que venga

la madre refugio y nos cache.

monja: ¿en qué lío andas metida,

inés?

inés: en ningún lío.

solamente voy a platicar

un poquito con ellos

sobre mi investigación.

tengo muchos cabos sueltos.

monja: yo no me quiero quedar

en la puerta.

yo también quiero escuchar

qué te dice.

inés: ay, ahorita te cuento.

ya vete a la puerta,

que ahí vienen.

pasen, pasen.

ya les tengo listo su cafecito

con galletitas.

eduardo: gracias.

nicolás: ¡pedro!

pedro: ey.

¿cómo estás, campeón?

nicolás: bien.

¿tú eres la sorpresa?

pedro: sí.

elena: ¿te importa quedarte

un rato con él?

voy a ver un asunto

del seguro médico.

pedro: aquí me quedo.

no te preocupes.

elena: le haces caso a pedro.

pedro: ¿escuchaste?

nicolás: sí.

pedro: ¿escuchaste?

vente.

siéntate, campeón.

a ver, ¿qué quieres tomar?

nicolás: una malteada de fresa.

pedro: ¿malteada de fresa?

muy bien, malteada de fresa.

una malteada de fresa,

por favor.

[música]

nicolás: ¿sabes que soy

hijo adoptivo?

pedro: ah, ¿sí?

¿y tú sabes qué es ser adoptado?

nicolás: sí.

que no nací de mi mamá.

pero igual soy hijo de mis papás

porque ellos me escogieron

y me quieren mucho.

pedro: y eso es lo que importa,

nicolás.

eres su hijo de corazón.

nicolás: mi mamá no quería

que supiera que era adoptado.

pedro: ¿cómo sabes?

nicolás: porque mi papá

me lo contó.

y también me dijo

que mis otros papás

no me querían

y por eso me regalaron.

elena: ya terminé.

¿nos vamos?

nicolás: yo me quiero quedar

con pedro.

vete tú.

pedro: mira, nicolás,

no se va a poder.

me quedaría feliz contigo,

pero tengo que hacer un trabajo.

¿qué te parece

que la próxima vez

que nos veamos

pasamos todo el día juntos?

así todo, todo el día, ¿sí?

nicolás: bueno.

elena: vamos.

pedro: vente, campeón.

vamos.

inés: aquí tengo anotados

todos los puntos importantes.

le puse un título.

el misterio del otro.

eduardo: muy buen título.

mariano: sí, inesita,

yo ya quiero saber

quién es ese otro.

inés: precisamente

ahí está el enigma.

doña isabel ingresó al asilo

hace 15 años.

la trajo su hijo.

y como tuvo

un accidente cerebrovascular

su cabecita no está

de lo más cuerda.

mariano: eso me consta.

inés: siempre quiere ver

a su hijo, pero cuando este

aparece se pone furiosa,

como si lo odiara.

y a la vez pide a gritos

que venga su hijo.

mariano: entonces, ¿tiene

otro hijo?

inés: ese es el misterio.

lo más extraño es que siempre

dice que ama a su hijo

y que al otro lo odia.

fui a investigar a la hemeroteca

y me enteré de que su marido

era un empresario muy rico.

tenía una fábrica

de muebles de baño.

solamente tuvieron un hijo,

pero lo dieron por muerto.

y después de un tiempo apareció.

estaba en canadá.

¿usted qué opina?

¿tengo un caso a investigar?

o ¿no?

eduardo: yo creo que sí.

¿cómo se llama la familia?

inés: rioja armida.

ah, y un dato muy curioso.

hace poco vino la esposa

de su hijo porque doña isabel

se puso malita

y no lo pudimos localizar a él.

si viera qué señora más amable.

y yo me pregunto:

¿cómo es posible que en 15 años

no haya venido nunca?

eduardo: ¿dice que el esposo

de doña isabel era un empresario

de mucho dinero?

inés: figúrese si no.

era el dueño de muebles rioja.

eduardo: ¿y dice que el hijo

estuvo desaparecido un tiempo?

inés: eso es lo que leí

en la hemeroteca.

eduardo: siempre que hay

algo turbio es porque hay

dinero de por medio.

inés: yo creo que el que viene

a verla no es su hijo,

sino el otro.

elena: eso.

una, dos, tres.

pedro: elena.

quiero que sepas algo.

ernesto le dijo a nico

que tú fuiste la que no quería

decirle que era adoptado.

elena: ya sé por qué está

enojado conmigo entonces.

pedro: también le dijo

que sus padres biológicos

no lo querían

y que por eso lo regalaron.

amiga: andy,

deja de comer botana.

me estás poniendo muy nerviosa.

andrea: estoy muy ansiosa.

estoy tan sola.

mi marido me dejó,

mis hijas no me quieren.

amiga: no digas eso

porque tus hijas te quieren.

andrea: era lo que yo creía.

por lo menos gabriela.

pero me peleé con ella horrible.

no, la verdad, los hijos

son unos ingratos.

amiga: a ver, cálmate.

cuéntame por qué se pelearon.

andrea: no.

porque fui a decirle

al empleado ese con el que anda

que se fuera de la empresa

de elena.

amiga: ¿y por qué hiciste eso?

a ver, ¿ya se te olvidó

que tú y yo alguna vez

fuimos jóvenes?

estabas enamorada

del muchacho de la gasolinera.

andrea: cállate, cállate.

no, ni me lo recuerdes.

amiga: ¿cómo no nos íbamos

a enamorar si estaban

guapísimos?

los ojos de pepe,

el de la miscelánea.

andrea: ay, no.

sí, pero, bueno,

teníamos 15 años.

en cambio gabriela

no es ninguna jovencita.

y ese muchachito,

pues, no es cualquier empleado.

es el hermano de pedro,

el mecánico.

el que donó la médula

a nicolás.

amiga: ¿y eso qué?

¿qué tiene de malo?

andrea: la verdad, me dolió

mucho lo que me dijo.

yo no sé si la voy a perdonar.

a ver, dime.

¿te parezco frívola?

¿amargada y tonta?

amiga: mm...

andrea: eso fue lo que me dijo.

y remató diciéndome

que por eso me dejó horacio.

rosa: gracias por venir.

gina: no, de qué.

rosa: necesitaba hablar

con alguien.

desde que apareció modesto

me siento atrapada.

no sé cómo deshacerme de él.

gina: ¿por qué no te divorcias?

rosa: ¿cómo crees?

le llega la notificación

del divorcio y me manda

a matar.

sabes que es un mafioso.

gina: rosa, es que nada más

a ti se te ocurre meterte

con un tipo como él.

¿y tus papás qué?

¿no te pueden ayudar?

gracias a ellos

te metiste en este lío.

rosa: no, no cuento con ellos.

no solo estoy mal por mí.

me preocupa muchísimo samuel.

me da miedo que le haga algo

otra vez.

gina: ¿otra vez?

rosa: sí, una vez lo intentó

atropellar.

gina: si realmente quieres

a samuel, no te le acerques ya.

rosa: no, no, no.

por eso terminamos.

pero, bueno, lo trae en la mira.

gina: si es mafioso, ¿no lo está

buscando la policía?

rosa: no lo sé.

gina: denúncialo.

al fin y al cabo

la denuncia es anónima.

rosa: ¿y de qué lo acuso?

gina: entonces no te queda

de otra que aguantarlo

o huir de nuevo.

jimmy: ¿para qué soy bueno,

mi sabas?

sabas: ya está andando bien

en el negocio.

ha respondido.

por eso te recomendé

para que te hagas cargo

de otros vendedores

que tenemos en tu zona.

jimmy: pues no me lo esperaba,

pero, pues, yo puesto.

no les voy a fallar.

modesto: eso espero.

en este negocio el que falla

no la cuenta.

sabas: él es el jefe.

está a cargo de la plaza.

jimmy: ah, pues mucho gusto,

jefe.

modesto: dice sabas que trabajas

en un taller mecánico.

jimmy: sí, en el de nelson

turbina.

llevo un rato chambeando ahí.

modesto: mira nomás.

pues qué chiquito es el mundo.

en ese taller trabaja

mi hermana rosa.

jimmy: no.

¿rosita es tu hermana?

modesto: las pregunta

las hago yo.

si nos llegamos a encontrar

en el taller,

tú y yo no nos conocemos.

en mi familia y en el negocio

nada que ver.

¿está claro?

jimmy: sí, jefe.

modesto: bueno, mira,

aprovechando que estás ahí,

quiero que vigiles a mi hermana.

me vas a reportar

todo lo que haga.

con quién habla, todo.

¿entendido?

jimmy: usted manda.

modesto: ándale.

sabas: voy a juntar a todos

los vendedores de la zona

para que los conozcas.

yo te aviso dónde nos vamos

a ver.

modesto: eso fue todo.

ahuecando el ala.

jimmy: sí, hasta luego, jefe.

modesto: ándale.

pues vamos a ver

qué tal funciona este.

voy a tijuana unos días.

te vas a quedar a cargo.

sabas: perfecto, jefe.

elena: hola, mónica.

mónica: hola, elena.

¿cómo estás?

qué gusto verlos.

¿cómo está usted?

nicolás: bien.

mónica: ¿bien?

elena: oye, ¿ernesto está

en su oficina?

mónica: sí, sí.

elena: ¿y te puedo dejar

a nico un ratito?

mónica: claro que sí.

tenemos mucho

en qué entretenernos.

¿vamos a la oficina

de tu abuelo?

nicolás: sí.

mónica: ándale, vente.

elena: mi amor,

te portas bien, ¿sí?

nicolás: sí.

elena: ¿me puedes explicar

cómo fuiste capaz

de decirle a nicolás

que yo no quería

que supiera que es adoptado?

ernesto: qué rápido corren

los chismes.

elena: ningún chisme, ernesto.

lo que hiciste es muy grave.

y más grave aún

es que le hayas dicho

que sus padres biológicos

no lo querían.

ernesto: así fue.

elena: ¿sabes el daño

que le causas a un niño

de esa edad diciéndole

que sus papás no lo querían?

¿no le pudiste decir

cualquier otra cosa?

que no lo pudieron criar

porque sus papás

eran muy jóvenes.

o cualquier otra cosa,

pero no que no lo querían.

¿a dónde quieres llegar

con todo esto, ernesto?

ernesto: a que desistas

de tu tonta idea

de divorciarte.

¿cómo te enteraste?

¿te lo dijo nicolás?

elena: no.

se lo dijo a pedro.

ernesto: pedro, pedro, pedro.

siempre ese maldito pedro.

me tiene harto.

elena: basta, ernesto.

basta.

te puedo tolerar muchas cosas,

pero no que le hagas daño

a mi hijo, ¿me escuchaste?

se acabó.

quiero el divorcio.

ernesto: pues no te lo voy

a dar.

y si insistes le digo a nicolás

quién es su padre biológico.

a ver cómo le cae

cuando sepa que ese tipo

a quien considera su gran amigo

es el mismo que lo abandonó.

y es el que está destruyendo

a mi familia.

Cargando Playlist...