null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 26

19 May 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

[celular]

pedro: ¿bueno?

elena: pedro.

pedro: señora elena.

elena: sí, pedro, soy yo.

quisiera hablar con usted.

¿nos podemos ver?

pedro: eh, sí, sí, sí, claro.

elena: ¿lo buscó en su taller?

pedro: no, ya no trabajo ahí.

¿podemos vernos ahí

en el café de la glorieta?

¿le parece bien en una hora?

elena: sí, sí, muy bien.

ahí nos vemos.

disculpe,

¿se puede saber qué es

lo que quiere hablar conmigo?

elena: preferiría decírselo

en persona.

pedro: está bien.

nos vemos en un rato.

[suspira]

no te ilusiones, pedro.

no te ilusiones.

nelson: ¿tú crees que esto

cambie la decisión de pedro?

domingo: pues sí.

un hijo es un hijo,

y pedro nunca lo dejaría

desamparado.

es un hombre de honor.

nelson: esta tendría que ser

la mejor noticia de mi vida.

ser abuelo es algo

que siempre he deseado.

pero en lugar de sentir

una gran alegría,

no sé ni lo que siento ahora.

domingo: comparto

tu sentimiento.

nelson: tengo que hablar

con pedro.

domingo: tenemos que hablar.

y no te preocupes.

verás que todo

se va a solucionar.

pedro va a responder.

gabriela: oye, tenemos

que vernos con elena

para decidir si aceptamos

el crédito para adquirir

un nuevo camión o no.

con eso de que solo viene

por unos días,

tenemos que aprovecharla.

irene: pues no creo

que se regrese pronto.

gabriela: ¿por qué lo dices?

irene: pues porque no está

muy contenta con ernesto.

gabriela: y eso que se fue

para arreglar su situación.

irene: pues ya ves,

no le resultó.

gabriela: voy a entregarle esto

a la contadora.

irene: yo voy a comer

con mi mamá.

le tengo que decir

que ya tengo su cheque.

gabriela: está bien.

irene: [suspira]

[celular]

pedro: ¿qué pasó, papá?

domingo: ¿dónde andas?

pedro: me voy a un asunto,

¿por qué?

domingo: me urge hablar contigo.

pedro: bueno, no puedo ahorita.

pero dímelo por teléfono.

domingo: no.

pedro: bueno, te veo en la casa

más tarde, ¿te parece?

domingo: está bien.

va a ir a atender un pendiente

y de ahí va para la casa.

nelson: vamos para allá.

domingo: ¿no será mejor

que hables primero con gina

para decirle que ya sabes

que está embarazada?

nelson: no.

no, no, primero quiero

hablar con pedro.

me pregunto si gina

sabía que estaba embarazada

en el momento de la boda.

domingo: pues déjame ver.

no, no creo.

se acaba de hacer la prueba.

nelson: no debe ser nada fácil.

espera un hijo del hombre

que la dejó plantada

en la iglesia.

no me imagino a mi hija

enfrentando estos hola.

ser madre soltera

tiene que ser muy difícil.

domingo: estoy seguro que pedro

le va a responder.

[palmadas]

samuel: quiero que veas

los cambios que estoy haciendo

en el diseño de la página

de la empresa,

a ver qué te parecen.

¿tienes tiempo?

gabriela: sí, claro.

[ríe]

está padrísimo.

aprobado.

samuel: [ríe]

gabriela: qué bueno eres,

la verdad.

samuel: gracias.

gabriela: ¿y no has pensado

en dedicarte al diseño

en vez de la abogacía?

samuel: no, me gustan más

las leyes.

esto del diseño

es, pues, como un hobby.

extrañaba esa sonrisa.

gabriela: ¿extrañabas?

samuel: sí.

como andabas muy seria

después de lo que me dijiste...

gabriela: ¿y qué te dije?

samuel: ah, ¿no te acuerdas?

gabriela: la verdad no.

y si no me acuerdo,

es porque no era

nada importante.

[ríe]

[celular]

¡ay!

hola, elena.

elena: ¿puedes venir a cuidar

a nico un par de horas?

ay, es que no lo quiero

dejar solo con trini

y quedé de verme con pedro.

gabriela: ¿con pedro?

elena: sí.

tenemos que hablar

porque hubo un malentendido.

¿crees que puedas venir

por favor?

gabriela: sí, sí, sí,

sin problema.

me voy a ir a cuidar

a mi sobrino

y me encanta la idea.

ambos: [ríen]

gabriela: ay...

andrea: ¿y ese milagro?

¿vienes a comer?

irene: sí.

y a decirte que mi papá

ya me dio un cheque

para cubrir tus gastos del mes.

andrea: o sea que me lo va

a cumplir.

no, pero...

pero ¿cómo pretende

que viva con esto?

es una miseria.

irene: no seas exagerada.

es más que suficiente

para tus gastos

y los de la casa.

andrea: ay, no, no, no.

bueno, ¿y qué pretende tu padre?

¿que comamos frijoles?

irene: nosotras nunca

venimos a comer.

eso prácticamente

es para ti y para alma.

además, tú siempre

estás a dieta, ¿no?

andrea: [resuella]

irene: pero, bueno,

si tú pretendes

que con eso te alcance

para seguir comprando

bolsas de marca,

pues no, mamá,

no te va a alcanzar.

andrea: tu padre

se ha convertido en un avaro.

todo por culpa de esa mujer.

irene: ¿qué tiene que ver

mónica en todo esto, mamá?

la que le mostró

ser una manirrota eres tú.

irene: ¿qué hice, dios mío,

para merecer esto?

¿qué haces?

dame ese cheque.

irene: lo siento.

yo lo voy a administrar.

andrea: ¡oye, no!

ay, nomás eso me faltaba.

gina: si mi papá

fue a comer a la casa,

ya debe de haber encontrado

el sobre.

nelson: [suspira]

[celular]

ay...

hija...

hija, ¿cómo estás?

gina: bien, bien, bien.

oye, ¿estás en la casa?

nelson: no, ya salí.

¿qué...?

¿se te ofrece algo?

gina: cuando regreses

del taller,

¿podrías pasar al super

a comprar un heladito

de vainilla?

¡es que tengo un antojo!

no sé por qué.

nelson: claro que sí.

yo lo hago, no te preocupes.

sí.

gina: ¿de veras? ¿no...?

¿no te importa que no pase yo?

nelson: no, no, mi vida,

no, claro que no.

gina: bueno, nos vemos

en la noche, papi.

nelson: sí, sí, sí...

sí, mi cielo, sí.

ya empezó con los antojos.

elena: no me tardo, ¿eh?

y quiero que estés listo

para cuando regrese por ti

para irnos al doctor.

nicolás: sí, ma.

elena: ¿ok?

nicolás: ¿vamos a mi cuarto,

tía?

gabriela: ¡ay...!

tú vete adelantando.

tengo que decirle algo

a tu mamá.

¿para qué vas a ver a pedro?

elena: necesito hablar con él

sobre nico.

gabriela: ¿no será que estás

buscando pretextos?

¿para qué le buscas

tres pies al gato?

ernesto ya lo metió

una vez a la cárcel.

si se entera que lo vas a ver,

quién sabe de lo que es capaz,

¿eh?

elena: en primera,

no tiene por qué enterarse.

y en segunda,

necesito ofrecerle una disculpa.

nos vemos.

se me hace tarde.

[puerta se abre]

esther: ¿gina está embarazada?

¿ella te lo dijo?

nelson: domingo encontró

la prueba

sobre la mesa del comedor

y...

y yo no quiero hablar con gina

hasta saber cuál va a ser

la postura de pedro.

esther: ¿él lo sabe?

domingo: suponemos que no.

pedro me dijo

que en un rato más

viene para acá.

pedro ha dicho muchas veces

que si hubiera sabido que sofía

estaba esperando un hijo de él,

no hubiera desamparado

a nicolás.

seguro va a hacer lo mismo.

esther: ¿y, y...?

¿y no creen que

se va a sentir muy presionado

si hablamos con él los tres?

domingo: si se siente

presionado, ni modo.

aquí hay un hijo de por medio.

tiene que responder por él.

faltaba más.

[teléfono]

gabriela: síguele, síguele.

¿bueno?

ernesto: ¿quién habla?

gabriela: gabriela.

hola, ernesto.

ernesto: ah...

hola, gabriela, ¿cómo estás?

gabriela: bien, bien, gracias.

ernesto: ¿me pasas a elena

por favor?

gabriela: no está.

tuvo que salir

y me pidió aquí

que me quedara con nicolás.

ernesto: ¿fue a la empresa?

gabriela: sí, sí, sí, sí.

nicolás: ¿es mi papá?

gabriela: sí.

ernesto: ¿me pasas a mi hijo

por favor?

nicolás: hola, pa.

ernesto: hola, mi amor.

¿cómo estás?

nicolás: bien.

ya vi a mis abuelos

y a mis tías.

mis abuelos se están

divorciando.

ernesto: ah, caray.

no lo sabía.

nicolás: y ayer

en el aeropuerto,

nos encontramos con pedro.

ernesto: mira...

qué sorpresa.

¿los fue a recoger?

nicolás: no.

yo también creí,

pero me dijo que fue

por una señora.

ernesto: ¿y tu mami

habló con él?

nicolás: sí.

adiós, papá.

ambos: [ríen]

[pitido]

[tono telefónico]

[celular]

pedro: ¿qué onda, samuel?

samuel: me enteré

que te vas a ver con elena.

pedro: ¿cómo te enteraste?

samuel: estaba con gabriela

cuando elena le pidió

que se quedara con nico

porque iba a verse contigo.

pedro: sí, efectivamente,

aquí estoy esperándola.

samuel: me quedé preocupado.

no sé...

no sé si este encuentro

sea buena idea.

pedro: ¿por qué lo dices?

samuel: no nos hagamos tontos.

anoche que me contaste

que se encontraron

en el aeropuerto,

me di cuenta de cómo

te dejó de inquieto

haberla vuelto a ver.

pedro: ah, pues sí, así es.

¿para qué te digo mentiras?

samuel: a ver,

yo nada más quiero decirte

que no te metas

en la boca del lobo otra vez.

con elena han sido

puros problemas.

ya fuiste a dar al bote

por culpa del marido.

no caigas otra vez

en el mismo juego.

pedro: samuel, es muy fácil

dar consejos.

samuel: métele cerebro

al asunto.

independientemente

de que elena está casada,

que ya es un punto importante,

el marido es un loco

capaz de cualquier cosa.

¿qué crees que va a pasar

si se entera que otra vez

te estás viendo con su mujer?

no vuelvas a caer.

todo lo que los separa,

no va a cambiar.

vete.

no hables con ella.

más vale que te arrepientas

a tiempo.

pedro: [suspira]

[celular]

elena: ¿qué pasa, gabriela?

gabriela: llamó ernesto.

le dije que habías ido

a la empresa.

elena: está bien.

gabriela: habló con nico y...

y le contó

que se habían encontrado

con pedro en el aeropuerto.

elena: gracias por avisarme.

[celular]

[teléfono]

irene: hola, ernesto.

ernesto: hola.

¿elena está contigo

en la empresa?

irene: no sé.

yo estoy en mi casa.

ernesto: gabriela me dijo

que fue a la empresa.

irene: bueno, entonces,

ahí debe de estar.

pero ¿tú cómo estás?

[tono telefónico]

me colgó.

ernesto: señorita castro.

castro: sí, ¿quién habla?

ernesto: ernesto rioja.

estoy buscando a mi esposa.

no la encuentro por ningún lado.

¿me la puede pasar?

castro: no, señor rioja,

no la he visto por acá.

ernesto: gracias.

pedro: señora elena.

elena: pensé que se había

arrepentido venir.

pedro: no podría.

cada vez que me busque,

ahí voy a estar.

ernesto: no es posible.

no ha lugar

en ningún vuelo para hoy.

sí, señorita, gracias.

necesito un boleto saliendo

de la ciudad de houston

a la ciudad de méxico

en el vuelo más próximo

que tenga por favor.

sí, sí, de hecho tengo abierta

la página en internet

y sé que todo está lleno.

por eso le marcó usted,

para que por favor me ayude.

no.

no, no, ese no me sirve.

necesito irme ya.

espero.

gracias.

elena: perdón por haber pensado

mal de usted todo este tiempo.

pedro: no, no se preocupe.

la entiendo.

¿por qué iba a pensar bien de mí

si veía que hacía sufrir

a nicolás?

elena: llegué a pensar

que mi hijo solo era

un pretexto para acercarse a mí.

pedro: jamás haría algo así.

elena: y ahora me doy cuenta.

bueno, en fin,

lo que quisiera es retomar

la promesa que le hice

para que pueda seguir

en contacto con nico.

pedro: no sabe cómo

se lo agradezco.

me moría cada vez que recordaba

que no lo podía volver a ver.

me decía a mí mismo

una y otra vez

que era lo mejor para él,

pero bueno,

ni así se me iba el dolor.

gracias.

muchas gracias, de verdad.

y si con esto tiene problemas

usted con su marido--

elena: todo este tiempo

había creído que me matrimonio

se estaba recuperando,

pero ayer que me enteré

de lo del correo, pues...

me volví a decepcionar.

pedro: [suspira]

elena: bueno, lo que importa

ahora es que va a poder

volver a ver a nico.

y él a usted

y eso le hace muchísima ilusión.

pedro: [ríe]

no sabes lo feliz que me hace.

[ríe]

elena: y yo que creí

que ya no le importábamos.

pedro: no, ustedes

siempre me van a importar.

no diga eso.

elena: gracias.

pedro: [ríe]

elena: bueno, me tengo que ir

porque nico tiene cita

con su doctor.

pedro: lo vi muy bien

la vez pasada.

parece que ni siquiera

estaba enfermo.

elena: sí, así es.

pero hay que tener

chequeos todavía,

llevarlo con el médico--

pedro: claro, claro,

lo entiendo.

[ríe]

gracias.

gracias, muchas gracias.

elena: con permiso.

pedro: sí.

[música]

[música]

andrea: pasa, pasa

con todas las cosas

y luego ya le ponemos

el precio, ¿eh?

>> sí.

andrea: para acomodarlas.

irene: mamá, ¿qué haces?

andrea: ah, pues voy a vender

todas las cosas de tu papá.

a ver si así y puedo tener

algo más de dinero

que la miserable

mensualidad que me da.

irene: ¿no sería mejor

que hablaras con él?

si llegan a un acuerdo,

estoy segura de que él

va a ceder, ma.

andrea: no pienso mendigar

un peso.

irene: esto es una agresión,

mamá.

lo va a tomar muy mal.

andrea: eso es lo que quiero.

que sufra.

que sienta la humillación

que estoy sintiendo yo.

¿mmm?

irene: [suspira]

andrea: y tú, no hagas caso.

sigue acarreando las cosas.

>> sí, ya.

andrea: anda.

¿pili?

necesito que me ayudes

a organizar

una venta de garaje.

horacio: señorita,

buenas tardes.

¿me pasa con ernesto por favor?

secretaria: el señor rioja

salió.

horacio: le dice por favor

que le estoy enviando por mail

la aprobación

de los presupuestos

para la compra

de los artículos eléctricos

y que en relación

con la línea blanca,

quiero sugerirle unos cambios.

dígale por favor

que se comunique.

secretaria: sí, señor,

yo le digo.

[pitido]

a ver, esto...

gabriela: ¡ya casi terminamos!

[ríe]

nicolás: mira que sí, tía.

gabriela: ¡mira!

[ríe]

ay, mira nada más

lo que estamos haciendo. [ríe]

elena: cuidado.

nicolás: un puente.

elena: ¡wow, está padrísimo!

pero tú ya deberías

de estar listo.

tenemos que con el doctor.

córrele por tu chamarra.

nicolás: no lo vayas

a desarmar, ¿eh?

elena: córrele.

gabriela: ¿te buscó ernesto?

elena: sí, pero no le contesté.

gabriela: ¿cómo te fue

con pedro?

elena: bien.

hablamos de nico

y le dije que podía

seguirlo viendo.

gabriela: ¿solo eso?

elena: sí.

para eso lo cité.

gabriela: nunca me has dicho

lo que verdaderamente

pasa con pedro, ¿eh?

elena: es que no lo tengo

muy claro.

solo te puedo decir que,

cuando lo tengo enfrente,

me provoca muchísimos

sentimientos encontrados.

y más ahora,

que lo estoy comparando

con ernesto.

gabriela: ¿y qué comparas?

elena: siempre pensé que ernesto

era un hombre justo, recto...

pero está resultando

todo lo contrario.

en cambio, pedro

es honesto, noble, sincero--

gabriela: si los estás

comparando,

es porque piensas en él

como hombre

y no nada más como

el padre biológico de nicolás.

¿o me equivoco?

elena: ¿para qué te lo niego?

pero el que esté casada

y que esté intentando

salvar mi matrimonio,

me limita.

pero muy seguido me pregunto

qué matrimonio es el que

estoy tratando de salvar.

nicolás: listo.

elena: ¡wow, qué guapo!

vámonos, mi amor.

porque se nos hace tarde.

vamos.

pedro: ¿qué pasó?

¿por qué la urgencia?

domingo: siéntate.

nelson tiene algo que decirte.

pedro: a ver, si es sobre gina,

he sido muy claro

con mi decisión, ¿eh?

así que no voy a--

a ver...

[carraspea]

¿está embarazada?

pero ¿cómo?

nelson: ¿cómo va a ser?

pedro: ¿por qué nunca

me dijo nada?

nelson: ah, no sé.

al parecer,

ella se acaba de enterar.

la prueba se la hizo ayer.

pedro: pero, a ver,

es que no entiendo

cómo pudo haber pasado esto.

nelson: ¿quieres

que te lo explique?

bueno, ¿vas a responderle,

sí o no?

pedro: puede responder, claro.

un hijo es... es un hijo.

nelson: no esperaba menos de ti.

domingo: te lo dije.

yo conozco a mis hijos.

pedro: le voy a marcar a gina.

[celular]

gina: ya lo supo.

perfecto.

pedro: no me contesta.

nelson: insístele.

[celular]

gina: ¿bueno?

pedro: gina, soy yo.

gina: ah, pedro.

pedro: eh, tenemos que hablar.

gina: no, yo no tengo nada

de qué hablar contigo.

¿no que no?

[toma telefónico]

pedro: no quiere hablar conmigo.

nelson: yo me encargo

de que lo haga.

voy a ir a buscarla.

pedro: ey, déjame hacerlo a mí.

nelson: no.

dame la oportunidad.

necesito saber

qué está pensando.

nicolás: ma.

elena: dime, mi amor.

nicolás: ¿voy a poder

ver a pedro

antes de que nos regresemos?

elena: sí, mi amor, vas a poder.

nicolás: ¿lo puedo invitar

a la casa?

elena: ay...

eso sí no sé.

¿qué te parece

que lo decidimos luego?

porque también le tenemos

que preguntar a él?

nicolás: sale.

pilar: [resuella]

qué bárbara.

oye, tienes un montón de cosas.

ay, este reloj está precioso.

debe valer un dineral.

andrea: pues precisamente

es lo que no sé.

quiero que me ayudes

a poner precios.

pilar: ay, yo feliz.

claro.

pero ¿y qué, cómo lo vas

a promover?

andrea: ay, no tengo idea.

pensaba poner un letrero

en la entrada de la casa.

pilar: pues sí, sí funciona,

pero nada más

para la gente que va pasando.

no, no, no.

hay que promocionar esto

en internet.

o, de plano,

hacer un grupo en el celular

para la gente

que sí le interese.

andrea: ay, claro,

y que se entere horacio.

genial.

genial.

perfecto.

vamos a tomar fotos

de las cosas, ¿sí?

pilar: a ver...

[resuella]

andrea: a ver, mira,

aquí los relojes.

pilar: qué bárbaro.

pedro: es que no me lo esperaba.

jamás me hubiera imaginado esto.

o sea, gina debió habérmelo

dicho en cuanto se enteró,

independientemente

de cómo estaban las cosas

entre nosotros.

esther: sí, a todos

nos tomó por sorpresa.

pedro: soy un estúpido.

soy el único imbécil

al que le pasa lo mismo

dos veces.

domingo: no es momento

de lamentarse,

sino de hacerse cargo.

pedro: ya dije

que voy a responder, papá,

eso no está en duda.

solo que no puedo creer

todo esto que está pasando.

esther: es comprensible, hijo.

y más, como están las cosas

entre gina y tú.

pedro: eso no va a cambiar,

mamá.

esther: mira, dentro de todo

la noticia de que venga un niño

en camino, pues siempre

es una bendición.

piensa, en que a pesar

de que la mamá no te haga

ninguna gracia,

vas a tener la oportunidad

de verlo crecer, de crearlo,

de educarlo, de quererlo.

ese es un verdadero regalo

de dios, hijo.

pedro: quiero estar solo.

permiso.

[música]

verte, nico.

¿cómo está, elena?

elena: muy bien, doctor,

muchísimas gracias.

nicolás: yo también

estoy muy bien.

dr. vega: bueno.

guillermina: hola, nico.

qué gusto verte, mira nada más.

cómo has crecido, ¿eh?

nicolás: hola.

guillermina: hola.

hola, señora, ¿cómo está?

elena: muy bien, guillermina,

muchas gracias.

dr. vega: le pedí a guillermina

que viniera por nico,

para que de una vez le tomen

los examencitos de sangre.

guillermina: ¿vamos, nico?

permiso.

dr. vega: lo primero

que tenemos que hacer,

es un conteo de plaquetas.

glóbulos blancos

y glóbulos rojos.

elena: ok, entiendo.

dr. vega: ¿se ha presentado

algún tipo de sangrado?

elena: no, no, no.

dr. vega: manifestación como

llagas en la boca, nauseas,

vómito.

elena: no, nada de eso, doctor.

dr. vega: ¿inapetencia?

elena: todo lo contrario,

doctor, está comiendo muy bien

y tiene una energía...

que no hay cómo pararlo.

dr. vega: [ríe] me alegro.

parece que todo está muy bien.

pero tenemos que corroborarlo

con el resultado

de los estudios.

elena: por supuesto.

y además del estudio,

¿tenemos que hacerle

algún ultra sonido, rayos x?

dr. vega: no, no.

solo en el caso

de que encontrara

alguna anomalía en el resultado

del conteo sanguíneo,

tendríamos que revisar

más a fondo, hasta descubrir

qué se lo provocó.

en ese caso,

se tendría que internar.

pero no quiero hablar de eso,

no creo que sea el caso.

a simple vista, se ve que nico

está muy bien.

esther: ay, hijo.

ahora sí, dime,

¿cómo te sientes?

pedro: mal, mamá, imagínate.

no me casé con gina

porque no la amo,

ahora con un hijo,

voy a estar ligado con ella

para siempre.

esther: ¿qué no se cuidaban?

pedro: sí, sí, mamá.

y por eso mismo,

me cuesta mucho entenderlo.

pero bueno, suele pasar.

esther: pero como te dije

hace un momento,

los hijos son una bendición.

mira, cuando conociste a nicolás

nunca pensaste lo que ibas

a llegas a sentir por él.

pedro: sí,

es un niño maravilloso, lo sé.

y-- y no te he contado, ma.

elena me comentó

que puede seguir viéndolo.

esther: ¿la volviste a ver?

pedro: sí, me citó

porque quería decirme

que iba a hacer todo lo posible

para que yo siguiera

viendo a nico cada vez

que se pueda.

esther: pues

es una gran noticia, hijo, esa.

no sabes cuánto me alegra.

pedro: sí, sé que lo es.

y cuando estaba aquí nico

había alegría

y cuando justo me dieron

esta noticia y ahora

estoy hecho un nudo.

esther: pero no tienes por qué

mezclar las cosas,

no te adelantes.

disfruta a nico

todo lo que puedas.

en cuanto nazca tu otro hijo,

vas a ver que solito

se te va a dar el cariño

para los dos.

pedro: no sé, mamá.

espero que con esto,

la señora elena,

no cambie de opinión.

esther: pero ¿por qué

tendría que hacerlo?

una cosa no tiene que ver

con la otra, hijo.

ya arregla esa cara, mi amor.

pedro: puede que tengas razón.

[llaman a la puerta]

vicky: adelante.

elena: buenas tardes.

vicky: elena,

no sabía que estabas en méxico.

hola.

siéntate por favor.

elena: gracias.

justo acabamos de llegar.

traje a nico con el doctor vega

y aproveché para pasar

a saludarte.

vicky: pues muchas gracias.

y cuéntame, ¿cómo va todo?

elena: al parecer,

nico está muy bien, ¿eh?

solo estamos esperando

los resultados de sus estudios

para confirmarlo y listo.

vicky: bueno, pues me parece

muy bien.

¿y tú, elena, cómo estás?

elena: [suspira] mal.

ernesto sigue haciendo cosas

a mis espaldas.

hace unos días le escribió

un correo a pedro

simulando que era yo,

pidiéndole que cortara

toda relación con nico.

lo que más me duele

es lo triste que vi a nico,

pensando que pedro

ya no lo quería.

fue muy doloroso para él,

pensar que pedro

lo había olvidado.

y no me quiero convertir

en una paranoica, pero

¿cuántas cosas

me estará ocultando ernesto?

lo que sí es un hecho aquí,

es que le perdí la confianza.

vicky: mira, elena, la confianza

es un pedestal muy importante

en una pareja, es muy difícil

de recuperarse cuando se pierde.

elena: y eso,

aunado a que sin importarle

el daño que le podía causar

a su hijo,

lo usó para alejar a pedro.

eso no se lo voy a perdonar.

vicky: bueno, es la segunda vez

que maneja este tipo

de actitudes.

me atrevería a pensar

que es un patrón que va a seguir

repitiéndose.

elena: ¿aunque nunca

lo haya manifestado antes?

vicky: así es,

es parte de su personalidad

y él no va a cambiar.

te toca a ti decidir

si continúas a su lado o no.

domingo: tiene que cumplir.

esteban: y lo va a hacer,

tú ya lo oíste.

se va a responsabilizar

de su hijo.

pero eso no incluye a gina.

¿qué quieres, que sea infeliz

el resto de su vida

viviendo al lado de una mujer

a la que no ama?

domingo: por supuesto que no.

pero eso sería

si no hubiera metido la pata.

ahora, no tiene más

que apechugar.

esteban: razona, viejo.

mira, ese matrimonio

tarde o temprano

va a terminar mal.

domingo: pues que le eche ganas

para que no suceda.

a partir de ahora, su prioridad,

son gina y ese bebé.

por más que nico sea su hijo,

él tiene una familia

y seguramente se van a regresar

a houston.

esa es su realidad

y tiene que aceptarla.

rené: gina, tu papá

está en la recepción.

gina: ah, muchas gracias, rené.

rené: sí.

nelson: gracias.

gina: papá, ¿qué haces aquí?

no, me extraña

porque nunca vienes a visitarme.

nelson: lo sé todo.

gina: ¿de qué hablas?

nelson: sé que estás esperando

un hijo de pedro.

encontré la prueba de embarazo

sobre la mesa.

gina: papito, perdóname.

te juro que no te quería causar

una decepción, te juro que jamás

me imaginé que iba a pasar esto,

no entiendo qué pasó.

me estaba cuidando, te lo juro.

nelson: pedro está enterado

y va a responderte.

gina: papá, pero yo no quería

que se enterara.

no quiero que piense que lo hice

para retenerlo.

¿tú se lo dijiste?

nelson: sí, lo tuve que hacer.

pero hacemos lo que tú quieras,

mi vida.

mi vida, por favor, calma,

calma, todo va a salir bien,

mi amor.

calma.

[música]

[música]

[celular]

agustín: ¿bueno?

pedro: ey, agustín,

tengo que verte.

agustín: no, ahorita no puedo,

¿qué pasó?

pedro: me acabo de enterar

que gina está esperando

un hijo mío.

agustín: ¿eh?

pedro: sí, está embarazada.

agustín: ¿y cómo te enteraste?

¿ella te lo dijo?

pedro: no, no, no.

nelson le encontró

la prueba de embarazo ahí

en su casa.

agustín.

agustín: ¿eh?

¿sa-- sabes cuánto tiempo

tiene de embarazo?

pedro: no tengo

ni la menor idea,

te digo que no he hablado

con ella.

solamente sé que ayer

se hizo la prueba y nada más.

no sé por qué tenía que pasar

eso, justamente ahora.

agustín: ¿por qué lo dices?

pedro: elena está de vuelta.

y sí, me vas a decir

que soy un imbécil,

pero cuando la vi

me volví a ilusionar.

y ahora con gina

esperando un hijo mío,

bueno, ya te imaginarás.

gina: no quiero que pedro,

regrese conmigo

solo por cumplir.

yo puedo salir sola adelante

con mi bebé.

nelson: no te veo

como madre soltera.

mira todo lo que he batallado

yo.

gina: ¿no confías en mí?

incluso estaba pensando

en tomarte la palabra,

que vendieras el taller

y nos fuéramos a donde pedro

no me pudiera encontrar.

nelson: mira, hija,

no seas tan impulsiva, ¿eh?

pedro está dispuesto

a reconocer a tu hijo

y darte tu lugar como su madre.

sé que no es lo ideal,

ustedes han terminado, pero--

pero eso era lo que querías...

retenerlo.

gina: así no, papá.

no quiero que esté conmigo

por cumplir,

no quiero su lástima.

nelson: con el tiempo, las cosas

entre ustedes, pueden cambiar,

tienen que cambiar.

lo más importante es que tu bebé

cuente con sus padres.

te lo digo yo, que sé lo que es

ser padre y madre.

gina: tú puedes ser

como su papá.

nelson: ¿yo?, no, no, hija, no.

no, ya-- ya estoy mayor

y esa criatura

necesita a su padre.

habla con pedro, escúchalo

y después de eso

toma tus decisiones.

gina: está bien, está bien.

solo porque tú me lo pides.

dile que lo veo a las siete

en la cafetería que está

a media cuadra de la iglesia.

nelson: ah.

gina: bueno, me tengo

que regresar a trabajar, papi.

nelson: sí, sí, mi vida.

gina: no puedo hablar

en este momento, estoy ocupada.

deja tu mensaje

y en cuanto pueda

me comunico contigo. [pitido]

agustín: ey, ey.

¿tu sabías que gina

estaba embarazada?

rosa: ¿gina embarazada?

agustín: pedro me lo acaba

de decir.

cree que es su hijo, hombre.

yo estoy seguro de que ese niño

es mío, mío.

rosa: ¿y tú cómo estás

tan seguro?

agustín: porque la última

persona con la que estuvo

fue conmigo.

rosa: ay, a ver, cálmate.

la posibilidad de que pedro

sea el papá, es mayor.

contigo, solo se metió una vez.

agustín: pues con eso me basta.

con eso me basta para saber

y pensar que es mío.

yo necesito saber la verdad,

rosa.

rosa: ni se te ocurra

decirle a nadie

que estuviste con gina.

porque si alguien va a salir

perdiendo aquí, eres tú.

agustín: ¿ah, sí?, ¿por qué?

rosa: gina no te quiere

y si lo haces,

lo único que vas a conseguir

es que te aborrezca.

eso sin contar que pedro

nunca te lo va a perdonar.

ay, te metiste con la mujer

de tu mejor amigo.

mejor olvida lo que pasó

entre ustedes,

eso es lo que tienes que hacer.

nicolás: ¿verdad que el doctor

dijo que estaba muy bien?

elena: sí, mi amor,

estás muy bien.

nicolás: entonces, ¿por qué

me volvieron a sacar sangre?

elena: porque tienen que ver

que tu rango de glóbulos rojos,

glóbulos blancos y plaquetas,

estén en parámetro

después de tu trasplante.

nicolás: ¿eso qué es?

elena: que estén como debe ser.

nicolás: ah.

elena: voy a llamar a tu papá

para decirle

que todo salió muy bien.

súbete al coche.

ponte el cinturón.

nicolás: sí.

operadora: el número

que usted marcó,

está apagado o se encuentra

fuera del área de servicio.

esteban: hijo, es nelson.

ya habló con gina.

pedro: sí, ma, gracias.

¿cómo está gina?

nelson: mal,

no quiere hablar contigo.

se niega a que le cumplas

por lástima.

ve pensando muy bien

lo que le vas a decir.

¿me estás escuchando?

pedro: sí, sí, aquí estoy,

nelson.

mira, la veo hoy a la noche

en tu casa.

nelson: no, no, no.

quiere que la veas a las siete

en la cafetería que queda

a media cuadra de la iglesia.

pedro: está bien, ahí estaré.

agustín: júrame que el hijo

que estás esperando no es mío.

gina: ¿quién te dijo

que estoy embarazada?

agustín: pedro me lo dijo

y no sabes las ganas que tenía

de decirle lo que hubo

entre nosotros.

gina: entre nosotros

no hubo nada, ¿cuántas veces

te lo tengo que repetir?

nunca estuve contigo.

agustín: gina, te lo ruego.

antes de que tomes

cualquier decisión, confírmame

que ese niño no es mío.

gina: no tengo nada

que confirmar porque

da la casualidad

que también me hice

un ultrasonido y lo que me dijo

el doctor es que tengo

más de dos meses de embarazo.

agustín: a ver, ¿y no te habías

dado cuenta de eso?

gina: no.

agustín: no, no, yo quiero ver

ese ultrasonido, quiero verlo.

gina: ¿quién te crees que eres,

para exigirme nada?

ya te dije que tú

no eres el papá.

y más te vale que no digas nada

porque lo voy a negar todo.

a ver a quién le creen.

[música]

mónica: ¿nos vamos?

horacio: sí.

oye, qué extraño que ernesto

no se haya comunicado, ¿no?

mónica: ¿le dejaste recado?

horacio: sí, claro.

pero bueno, en fin, ya lo hará,

¿no?

[celular]

mónica: "mañana,

gran venta de garaje."

¿qué es esto?

horacio: ¿es mi mapamundi?

el fonógrafo de mi abuelo,

mis relojes, ¿mis plumas?

mónica: andrea va a vender

tus cosas.

horacio: sobre mi cadáver.

si quiere guerra,

guerra va a tener.

[celular]

andrea: ya cayó.

>> [resuella] bien.

andrea: bueno.

horacio: no puedes vender

mis cosas.

andrea: ay, claro que puedo.

y tan es así, que ya le puse

precio a todas.

mañana salen a la venta.

horacio: estás cometiendo

un delito, son mis cosas.

andrea: ay, no,

¿y quién dice eso?

todo lo que está en mi casa

es mío, incluyendo

lo que dejaste

por irte con la otra.

horacio: si me entero que vendes

el fonógrafo que me regaló

mi abuelo, no tienes--

andrea: ah, no, no, ni me digas.

porque eso es justo

lo que ya me apartaron.

oye, te voy a colgar,

porque tengo mucho que hacer.

horacio: no lo voy a permitir,

no, no, no.

es más, ¿sabes qué?

voy a hablar con el comandante

chávez, para que encierre

a esta loca.

mónica: a ver, a ver, tranquilo,

cálmate, son solo objetos.

horacio: ¿objetos?,

todo lo que va a vender

es mi vida entera.

pero ¿qué se cree esta loca,

que yo me voy a quedar así?, no.

ahora sí me va a conocer,

va a ver de lo que soy capaz.

vamos, vamos, vamos.

mónica: tranquilo.

benito: ¿qué onda con agus?

dijo que sí venía después

de arreglar su pendiente.

>> igual y le salió otra cosa,

¿eh?

tírale, ándale, que ahora sí

vengo fino, no me vas a ver

ni el polvo, papá.

benito: ay, ay, ay,

¿cómo no?, aguanta.

ahora vas a ver.

jimmy: "llegaron los dulces."

eh, voy por cigarros.

>> no te tardes.

benito: se mete, se mete,

se mete, se mete, se mete.

>> [ríe] queda una, ándale.

benito: ya, dale, dale, dale.

gina: ¿quién te crees que eres

para exigirme nada?

ye te dije que tú

no eres el papá

y más te vale que no digas nada,

porque lo voy a negar todo.

jimmy: ¿qué pasó?

>> oíme, no vayas a quedar mal,

¿eh?, osado.

son más duros que la vez pasada,

ya sabes lo que te puede pasar.

jimmy: mañana hay una tocada,

ahí voy a vender todo.

en cuanto tenga tu lana

te aviso.

>> dale.

jimmy: ay, dios,

esto sí que es "business".

elena: ernesto.

ernesto: ¿de qué quieres

que hablemos, eh?

¿que viste al mecánico

y de que te estás revolcando

con él?

elena: bueno, si ya te enteraste

de que lo vi, también te debes

de haber enterado que sé

del correo que le mandaste

en mi nombre, ¿no?

ernesto: ¿y? ¿y qué?

soy tu marido, tu esposo,

yo tenía que cortar la raíz

con ese problema.

elena: ah, y no te importó

lastimar a tu hijo.

hiciste que se sintiera

engañado, despreciado por pedro.

ernesto: ay, por dios.

elena: el único que lo engaña

y lo usa eres tú.

ernesto: ¿yo?, ¿yo?

a ver, discúlpame,

me estás enjuiciando

sin escucharme.

elena: ah, y ¿qué es

lo que tengo que escuchar?

que lo hiciste

porque lo quieres mucho,

porque lo amas,

porque es tu gran hijo.

ernesto: aunque te burles, sí.

nicolás es mi vida,

es mi vida.

y no voy a permitir que nadie

y mucho menos ese mugroso

se interponga entre nosotros,

¿entendiste?

elena: ¿y? ¿qué amor es ese

que no te importa ver a tu hijo

consumiéndose en la tristeza?

ernesto: ay, por dios,

no me vengas con dramas baratos

por dios.

nadie se consume en tristeza.

nicolás es un niño feliz, amado,

seguro de sí mismo

y no por ese imbécil,

sino por nosotros que le damos

un hogar, un techo, amor.

tú y yo.

gina: si por mí fuera,

no te hubiera dicho nada.

después de que me dejaste

plantada en la iglesia,

¿tú crees que yo pensé

que te iba a importar

que fuera a tener un hijo tuyo?

pedro: a ver, me importa

y mucho.

si me conocieras, sabrías que

soy un hombre que sabe cumplir

con lo que me toca.

gina: ¿y así me lo vas a decir,

como obligado?

pedro: sabes cuáles son

mis sentimientos, gina.

por algo terminamos, ¿no?

pero bueno,

dado esto que acaba de pasar

tendré que retractarme.

gina: pedro, no sabes

cuánto he esperado que me digas

esto.

me la he pasado soñando el día

que volvamos a estar juntos.

bendito bebé, mi cielo,

gracias, mi amor, gracias.

tenemos que planear la boda

lo antes posible,

para que no se me note

el embarazo.

pedro: gina, gina, gina,

creo que no me has entendido.

voy a hacerme cargo del niño

como me corresponde,

pero nada más.

lo que siento por ti,

no ha cambiado.

sería un gran error

que nos casáramos.

ernesto: todo lo que he hecho,

todo lo que hago,

es porque los amo

más que a mi vida

y te lo demostré

estando en houston.

estábamos muy bien,

hasta me dijiste,

recuperé al hombre

del que me enamoré,

¿te acuerdas?

no volvamos a lo mismo

por la tontería

de un correo electrónico.

elena: tal vez,

el hecho es poca cosa.

pero lo que significa, ernesto,

es contundente.

ernesto: perdón, ¿qué significa?

elena: que eres un hombre

capaz de engañar

y de usar a la gente

y eso no me gusta.

ernesto: sí, soy capaz de eso.

por mi familia, por mi mujer,

sí, soy capaz de eso.

lo hice, para no tener

obstáculos, para revivir

nuestra relación, elena,

por dios.

ya lo habíamos logrado.

vámonos a houston.

volvamos a houston,

ahí estamos muy bien, mi amor.

elena: no, no, no.

no voy a regresar

y no solo eso, ernesto,

estoy pensando seriamente

que nos divorciemos.

Cargando Playlist...