null: nullpx
Cargando Video...

Te Doy La Vida Capítulo 17

6 May 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

pedro: si tú me aceptas,

estoy dispuesto a dejar todo

por ti.

¿no vas a decir nada?

elena: porque no podemos, pedro,

solo vine a despedirme.

pedro: no, no me digas eso.

elena: no puedo por mi familia.

tengo que sacrificar

lo que siento por ti.

pedro: por favor, elena,

por favor.

elena: no puedo dejarme llevar

por lo que siento, no puedo.

si te hubiera conocido antes,

habría dejado todo por estar

a tu lado.

pero ahora, no puedo.

tengo un hijo, un esposo

y una vida hecha.

no puedo lastimarlos así.

de verdad, me duele en lo más

profundo de mi corazón

no volverte a ver.

pero no puedo.

pedro: tiene que haber

una solución.

elena: no la hay.

ya lo pensé mucho, no la hay.

tengo que renunciar a ti.

sé que vas a respetar

mi decisión

porque eres un hombre íntegro

y sabes que tengo razón.

pedro: ¿y nico?

elena: también vas a tener

que dejar de verlo.

él no te va a dejar de querer

jamás, y siempre va a tener

el mejor recuerdo de ti.

te lo prometo.

pedro: [suspira]

elena: hubiera sido maravilloso,

pero sucedió a destiempo.

pedro: no te vayas.

escúchame.

por favor.

elena: ¿para qué quieres

prolongar esto?

de verdad, no lo hagas más duro.

[celular]

samuel: ¿por qué no me contesta?

[celular]

gabriela,

qué bueno que me llamas.

gabriela: ay,

¿tanto me extrañas?

samuel: sí, mucho,

necesito hablar contigo.

gabriela: te oyes muy ansioso.

¿es por los presupuestos

para el banquete de las damas

de gaudalupe?

samuel: no,

no es por el presupuesto.

no sé qué le pasa a rosa.

gabriela: ah, rosa.

seguro no es más

que otro caprichito de tu novia.

ya se van a arreglar.

y te llamaba porque irene

me pidió que el presupuesto

lo hicieras para 200 personas

en lugar de 160.

así que tienes que corregirlo.

samuel: está bien.

y gracias por tu apoyo.

gabriela: ay, no seas

chantajista.

¿qué te puedo decir

de tus problemas con rosa?

eso es asunto de ustedes, ¿no?

de verdad, no sé qué decirte.

samuel: solo quería

que me escucharas,

pero déjalo así.

me aplico con el presupuesto.

>> ¿quién era?

gabriela: samuel.

>> ¿es tu novio?

gabriela: no, ¿de dónde sacas

eso?

>> ah, porque te pones bien

contenta cuando hablas con él.

y ahora te pusiste roja.

gabriela: ¿cuál roja?

samuel y yo solo somos amigos.

>> pero te gusta.

gabriela: no, ya.

¿qué tantas preguntas?

sigue dibujando ahí, ándale.

>> ♪ te gusta... ♪

gabriela: ahí voy.

te voy a pintar.

>> ¿qué pasó?

>> ¿qué pasó?

pedro: quería verme para decirme

que no la vuelva a buscar.

ni a ella ni a nico.

que me olvide de ellos

para siempre.

>> ¿qué esperabas?

ella tiene todo que perder,

una familia, una posición que tú

no le puedes dar.

pedro: yo lo sé,

pero ¿qué quieres que haga?

la quiero y sé que me quiere.

>> aunque estuviera clavadísima,

no va a dejar lo más

por lo menos.

perdón que te lo diga.

pero las diferencias sociales

pesan y mucho.

si te pidió que la olvidaras

es porque sabe que lo de ustedes

no va a llegar a ninguna parte,

pedro.

esa mujer no es para ti.

>> hola.

>> ¿qué onda, gina?

¿cómo estás?

gina: bien, feliz, feliz

de los preparativos de la boda.

pero nos hacen falta

tantas cosas que la verdad

estoy nerviosísima.

>> ¿cómo no?

se va el tiempo de volada.

gina: qué bueno

que ya estás listo.

¿nos vamos?

pedro: vámonos.

gina: nos vemos.

>> bye.

>> ¿qué te pasa?

¿te peleaste con ernesto?

elena: no.

vengo de ver a pedro.

le pedí que se olvide de mí

porque lo nuestro no puede ser.

>> pero ¿por qué lo hiciste?

tú estás enamorada

de ese hombre.

elena: sí, pero no puedo seguir

alimentando ese amor, irene.

mi familia está primero,

no los voy a lastimar.

irene: tú te estás sacrificando

por un hombre al que no amas.

elena: eso no es

del todo cierto.

yo quiero a ernesto.

con un tiempo sin ver a pedro

todo va a volver

a la normalidad.

estoy segura.

y ya no me hagas dudar más,

por favor, porque no sabes

lo que me costó tomar

esta decisión.

estoy haciendo lo correcto.

elena: yo pienso que estás

cometiendo el peor error

de tu vida.

elena: no, no, porque si no

no voy a poder vivir en paz.

elena: tu vida con ernesto

nunca va a ser la misma.

cuando una copa de cristal

se rompe, aunque la pegues,

nunca va a ser igual.

elena: pues, ya lo decidí.

y entre pedro y mi familia,

estoy obligada a elegir

a mi familia.

ya me voy.

gracias por escucharme.

padre: qué gusto,

pensé que ya no iban a venir.

pedro: no, una disculpa, padre.

el sábado tuve un problema

muy grave y, bueno,

ya no pude venir.

padre: está bien.

¿por qué se quieren casar?

>> porque nos amamos muchísimo.

padre: esa es la palabra clave.

se unen en matrimonio

porque se aman.

tienen que estar muy seguros

de esto.

porque el amor es el pedestal

en el que van a cimentar

su unión.

¿están seguros del amor

que se tienen?

>> totalmente, padre.

padre: ¿y están dispuestos

a estar unidos

para toda la vida,

a enfrentar los problemas

que se les presenten

con madurez y paciencia?

¿a cuidarse en la salud

y en la enfermedad?

¿a estar juntos

hasta que la muerte los separe?

>> sí, padre.

pedro: sí, sí, padre.

ernesto: mi amor, necesito

que hablemos de un asunto

muy importante.

elena: dime.

ernesto: te propongo irnos

por un tiempo a houston.

no hemos encontrado aún quien

se haga cargo de la sucursal

que vamos a abrir y, bueno,

yo pensé que esto puede ser

una buena oportunidad

para nosotros, como familia.

estar un tiempo

fuera de méxico.

solo va a ser por un tiempo,

en lo que nico puede volver

a la escuela.

¿qué te parece?

elena: no me parece mala idea,

pero creo que tendríamos

que pedir autorización

del doctor vega.

ernesto: por supuesto,

se lo consultamos.

elena: mañana nico

tiene cita con vicky.

voy a aprovechar

para hablar con él.

ernesto: bien.

no te vas a arrepentir.

y ya verás que estando allá

todo va a ser como antes.

nicolás: hola, pedro.

soy nico.

el otro día que estuve contigo

me divertí mucho.

samuel: buenas noches, señora

perdón.

¿no ha visto a rosa?

>> no, joven, no está.

samuel: ¿y le dijo adónde fue?

>> no, yo solamente

vi que se subió a un carro

y se fue.

samuel: gracias.

>> de nada, con permiso.

[alerta de texto]

samuel: "¿con quién estás?"

>> nada como tener

lo que uno quiere

cuando uno quiere, ¿no?

pedro: elena...

>> aquí tiene, señor.

ernesto: ¿y si le decimos

a nico de una vez?

nicolás: ¿qué me tienen

que decir?

elena: ya ni modo, dile.

le despertaste la curiosidad.

nicolás: sí, ya, díganme.

ernesto: bueno,

¿qué te parecería

que nos fuéramos por un tiempo

a houston?

nicolás: guau, sí, sí.

¿cuándo nos vamos?

elena: tranquilo, mi amor.

primero tenemos que ver

si el doctor vega nos autoriza

a que viajes.

nicolás: parece que sí,

si yo estoy muy bien.

¿y hay caimanes en houston,

papá?

ernesto: no que yo sepa.

pero sé que hay pantanos

en el sur de texas,

y podemos visitarlos.

ahora, también está el centro

espacial.

ahí entrenan a los astronautas

de la nasa, podemos ir.

nicolás: ¿y se puede conocer?

ernesto: claro que sí.

nicolás: ¿cuándo vas a hablar

con el doctor

para pedirle permiso?

elena: ahora que vamos

al hospital, voy a hablar

con vicky y le voy a preguntar

al doctor vega.

nicolás: sí.

pedro: nico.

nico.

nicolás: "el otro día

que estuve contigo

me divertí mucho.

el taller está bien padre.

me gustó mucho

lo que me enseñaste.

quiero que me sigas enseñando

más cosas.

me gustaron mucho los dibujos

que me regalaste.

yo hice unos y también

me quedaron padres.

cuando nos veamos,

te los enseño.

ojalá y sea pronto."

>> ¿está bien?

>> [niega]

>> ¿qué le pasa?

>> estoy mareado, muy mareado.

>> venga, aquí hay una vaca.

cuidado, cuidado.

aquí está la vaquita.

ya casi llegamos.

ahí está.

>> gracias.

>> nos conocemos, ¿no?

¿no es usted el de la maquinita

del hospital?

>> sí, sí.

>> oiga, qué casualidad

encontrarnos aquí, ¿no cree?

>> sí, sí.

>> te puedo tutear, ¿no?

>> sí, claro.

y mucha casualidad, ¿verdad?

>> ¿cómo está tu hijo?

>> ya está bien, gracias.

¿y tu nieto, cómo sigue?

>> cada día está mejor.

el transplante fue un éxito.

>> me da gusto por tu nieto

y, claro, por toda la familia.

debe haber sido muy duro

enfrentar una enfermedad

como esa.

>> fue más de un año que veíamos

como se deterioraba mi nieto

todos los días.

si lo vieras ahora,

es un niño lleno de vida.

le encantan los coches...

eso quién sabe

de dónde le venga.

¿tú no tienes nietos?

>> nietos, no.

todavía no.

>> ¿ya te sientes mejor?

>> sí, ya, gracias.

>> bueno, me tengo que ir.

horacio villaseñor.

>> josé domingo.

horacio: bueno,

por aquí nos estamos viendo.

cuídate, y no te excedas tanto

con el ejercicio.

josé: sí, no, gracias.

hasta luego, sí.

nicolás: ya me contestó.

pedro: "¿cómo estás, campeón?

me dio mucho gusto

encontrarme con tu mail

y que me dijeras que quieres

que yo sea tu maestro.

estoy seguro de que en tu vida

te vas a ir encontrando

muchos maestros que te van

a enseñar muchas cosas.

vas a ser un gran diseñador

de coches, porque eres muy,

muy inteligente.

y cuando seas todo

un ingeniero automotriz,

quiero que te acuerdes de mí

y de los momentos que pasamos

juntos.

pero sobre todo,

que nunca se te olvide

que te quiero mucho

y que siempre te voy a llevar

en mi corazón,

porque eres parte de mí.

nicolás: ¿por qué me dices

todo eso?

no quiero dejar de verte.

elena: nico,

¿todavía no te has lavado

los dientes?

deja esa tablet, por favor.

nicolás: ay.

[música]

ica]

pedro: ¿cómo vas?

>> ya quedó.

logré todos los códigos.

oye, ¿ya viste la cantidad

de visitas que tuvo el video?

ya van más de 4000.

pedro: ¿en serio?

>> sí.

los canales que suben video,

por lo menos

hacen uno por semana.

porque si dejan pasar

más tiempo, dejan de seguirlos.

ya nos estamos tardando.

pedro: tú me dices cuándo.

>> hoy mismo en la noche.

ahorita le marco a samuel

para que venga a echarnos

la mano para subirlo.

¿de qué vas a hablar?

pedro: ¿cómo ves si hablamos

de los hot rods?

>> órale.

me late.

gabriela: estás grave.

traes una carita.

sigues mal con rosa.

samuel: anoche fui a buscarla

a la pensión y no estaba.

gabriela: tal vez se fue

a dormir con una amiga.

samuel: no, que yo sepa,

rosa no tiene amigas

más que gina.

gabriela: a lo mejor se quedó

a dormir con ella,

¿ya la llamaste?

samuel: muchas veces,

pero no me contesta.

gabriela: ¿y no tendrá

algo que ver con esas llamadas

que ha estado recibiendo?

samuel: es que lo he pensado.

y justo empezó a portarse

extraña después de eso.

y que haya cambiado su número

sin decirlo, sigue siendo

tan exagerado...

gabriela: perdona

que te lo diga, pero a pesar

de ser tu novia,

sabes tan poco de ella.

apenas habla de su pasado.

yo que tú, averiguaría

un poco más.

¿quién te dice que no sigue

enganchada con el tipo ese

con el que andaba?

samuel: ¿tú crees?

pero si me dijo

que le había hecho mucho daño.

gabriela: hay personas

que se quedan sometidas

a relaciones así,

y aunque las traten

como las traten,

no se pueden alejar.

se vuelven codependientes.

samuel: cuando la vea,

tendré que sacarle la verdad.

aquí está el presupuesto

que me pediste.

gabriela: gracias.

doctor: nico se está recuperando

muy bien.

elena: me da mucha alegría,

doctor.

pero le quería preguntar

si puede viajar.

porque ernesto y yo estamos

pensando en pasar una temporada

en houston.

doctor: no hay problema,

siempre y cuando

respeten las condiciones

que deben de tener

en el lugar donde vayan a vivir.

no plantas, no mascotas

y, por favor, mucho cuidado

con su alimentación.

y que regrese para los

controles.

podría remitir su expediente

con algún colega en houston,

pero la verdad preferiría

que fuéramos nosotros

los que siguiéramos llevando

este control.

elena: sí, totalmente

de acuerdo.

yo prefiero

que siga siendo usted.

y pues, vendremos

cuando se necesite, ¿no?

doctor: a pesar de que nico

va muy bien,

recuerde que no está curado

del todo.

hay que esperar hasta tres años

para declarar sano a un niño

que padeció leucemia.

elena: sí, estamos concientes,

doctor.

pero bueno,

ya me voy porque nico

tiene cita con vicky,

y seguro ya va a salir.

doctor: hasta luego, elena,

cuídese mucho.

elena: gracias, doctor.

con permiso.

[alerta de texto]

>> ¿qué pues, mi reina?

ve viendo lo de tu renuncia.

no vas a regresar

después de comer.

>> llama a la refaccionaria,

no ha llegado todavía

el radiador que pediste

y ese coche tiene que salir hoy.

rosa: oiga, le quería pedir

permiso para salir a la hora

de la comida.

no me siento bien

y quiero ir al doctor.

>> está bien,

pero si no regresas,

te voy a descontar la tarde.

nicolás: ¿qué te dijo el doctor?

¿sí puedo ir a houston?

elena: adivina...

sí, sí puedes.

nicolás: [celebra]

elena: ernesto y yo pensamos

pasar una temporada allá.

vicky: sí, me comentó nico.

está muy emocionado.

¿cuándo se van?

elena: todavía no hemos

decidido,

pero yo le voy a avisar

para que nos dé instrucciones.

vicky: claro que sí.

adiós, mi hijo, te diviertes,

¿eh?

nicolás: gracias.

elena: vamos, mi amor.

¿qué te dijo?

nicolás: vicky me dijo que ella

ha estado en houston,

que está muy bonito.

que fue al zoológico

y que está padrísimo.

elena: ay, guau, vamos a tener

que ir al zoológico

muchas veces.

nicolás: papá...

¡papá, el doctor me dijo

que sí puedo ir a houston!

ernesto: bien, papito, bien,

venga pa' acá.

me alegro mucho, papacito.

¿y mamá?

nicolás: está con mi abuela.

me dijo vicky

que ella conoce houston

y que en el centro ese

de los astronautas,

hay simuladores

en los que te puedes subir.

¿sabes qué?

yo quiero ir, quiero ir.

ernesto: yo te voy a llevar.

oye, te amo, ¿sabes?

mucho.

horacio: me dijo ernesto

que estás de acuerdo

en irte a houston.

elena: sí, papá, es lo mejor

para todos.

horacio: ¿estuviste pensando

en todo lo que hablamos?

elena: también, lo pensé.

horacio: bueno, pues, me parece

una buena decisión.

y además, es solo temporal, ¿no?

qué bueno.

nicolás: ¡abuelo!

horacio: ven acá.

mi nieto favorito.

oye, ya te vas a houston.

¿estás contento?

nicolás: sí.

¿nos vas a ir a visitar?

horacio: por supuesto.

si te voy a extrañar mucho,

¿qué te pasa?

ernesto: voy a poner

un gran cuarto de huéspedes

porque toda la familia va a ir

a vernos.

horacio: oigan, ¿y cuándo se van

o qué?

ernesto: en 15 días.

[música]

[música]

gina: mi cielo, ¿qué crees?

ya me entregaron

las invitaciones de la boda,

mira.

pedro: ah...

están muy bien.

gina: ¿qué tienes, cielo?

¿es por lo de tu hijo?

no me has contado qué va a pasar

con él, después de lo que pasó.

pedro: bueno, lo más seguro

es que no lo vuelva a ver.

gina: qué pena, mi amor.

pero era de esperarse.

pedro: mira, por favor,

no comentes nada, ¿sí?

mucho menos a mi mamá.

voy a buscar la manera

de decírselo.

gina: no te preocupes.

me tengo que ir porque sandra

quedó de ir para hacerme

unas pruebas de manos.

pedro: sí, sí, ve.

gina: ¿le das la invitación

a tus papis?

pedro: claro que sí.

¿me la dejas ahí?

gina: claro que sí.

te amo, mi cielo.

samuel: ¿qué onda, agustín?

agustín: ¿cómo andas hoy

en la noche?

vamos a grabar el segundo video

de rugen los motores.

samuel: órale, les caigo

saliendo de clases.

voy a pedirle a poncho

la cámara digital.

creo que quedaría

muchísimo mejor.

agustín: órale, estaría de lujo,

nos vemos en el taller.

samuel: órale, ahí los veo.

irene: hola, ¿cómo estás?

¿ya más tranquila?

elena: sí, siempre

que se toman decisiones

uno queda más tranquilo.

irene: aunque sean

las equivocadas.

elena: por favor, no vamos

a empezar, irene.

otra vez voy a necesitar

tu apoyo y el de gabriela

para que se hagan cargo

de la empresa.

irene: no me digas que nico

se puso mal.

elena: no, no, dios guarde.

ernesto y yo tomamos la decisión

de irnos a vivir un tiempo

a houston.

irene: estás loca.

¿así es como piensas olvidarte

de pedro, huyendo de él?

elena: no estoy huyendo.

por favor, irene, no vine

a discutir mi decisión.

solo quiero saber si cuento

contigo.

irene: claro que sí,

pero no quiero que te vayas.

yo sé que no estás bien,

pero por lo menos,

aquí nos apoyamos la una

a la otra.

allá no vas a tener

con quien hablar.

¿quieres que yo hable

con ernesto para tratar

de convencerlo--?

elena: no, irene, no hace falta.

te lo agradezco de verdad,

pero ya es un hecho.

nos vemos.

irene: no puede ser,

ernesto no se puede ir.

[grita]

pedro: y bueno, amigos,

eso fue todo.

espero les haya gustado

el video.

dejen sus comentarios

o mándenme un correo.

y ya saben,

si tienen un hot rod,

que rujan los motores.

[imita motor]

samuel: corte, corte.

todos: [celebran]

samuel: quedó muy bien.

ahorita, en cuanto llegue

a la casa, lo edito,

para subirlo hoy mismo.

pedro: me voy a cambiar.

oye, ¿me ayuda con las luces?

agustín: oye, qué buena onda

tu cuate que te prestó

la cámara.

samuel: sí, es que casi

ni la usa.

oye, me dijo benito

que rosa no regresó

después de comer.

¿sabes adónde fue?

agustín: ah, sí,

pidió permiso para ir al doctor.

¿te ayudo a desmontarla?

samuel: sí.

gabriela: hola. ma.

>> hola.

irene: ¿sabías que elena

se va a houston

con ernesto y nicolás?

>> no, no lo sabía,

pero me alegro muchísimo.

lo mejor es ponerle

tierra de por medio al mecánico.

irene: es absurdo que se vayan,

solo porque ernesto

está inseguro de pedro.

gabriela: elena dice

que fue decisión de los dos.

irene: ¿y tú crees que huyendo

se arreglan los problemas?

>> en este caso, sí.

lo mejor es que respiren

otros aires.

no entiendo por qué no estás

de acuerdo.

irene: porque los problemas

no se enfrentan escondiendo

la cabeza, mamá.

¿y si se van para siempre?

>> ay, hijita,

ni que houston estuviera

tan lejos.

hay vuelos a cada rato.

¿qué te importa?

>> tengo que arreglar

unos asuntos en el estado,

me regreso pasado mañana

para ya irnos a manto.

ay de ti si no estás lista.

ándale.

samuel: ¡rosa!

¿adónde te fuiste?

no quiero pensar que me estás

engañando.

rosa: ¿podemos hablar adentro?

nicolás: "me voy a ir a vivir

a houston con mis papás".

[música]

[música]

ernesto: este vuelo es mejor,

es directo.

[celular vibra]

y además, el precio.

¿quién era?

elena: ay, número desconocido.

me decías que este, ¿verdad?

ernesto: sí, ese.

elena: lo voy a reservar.

listo.

voy a ver a nico.

ernesto: seguro era

el muerto de hambre ese.

lo va a llamar.

samuel: ¿dónde estabas?

rosa: con una amiga.

samuel: ¿qué amiga?

no te conozco más que a gina.

rosa: ¿y por eso no puedo

tener otras?

samuel: no es cierto,

me estás mintiendo.

rosa: si no confías en mí,

es mejor que no sigamos juntos.

aquí la dejamos.

samuel: rosa, mira--

rosa: nunca debí haber andado

contigo.

eres demasiado niño para mí,

además de aburrido.

samuel: ¿es en serio?

rosa: sí, lo mejor

es que te vayas.

no me vuelvas a buscar.

lo hago por ti, mi amor.

para que modesto

no te haga nada.

>> ¿qué haces?

>> la lista de invitados, pa.

>> ah, que no se te olvide

invitar a don augusto

y a su familia.

te conocen de toda la vida.

ah, y también a laura hinojosa,

a su esposo

y a sus cuatro hermanos.

siempre nos invitan

a todas sus fiestas.

>> ¿alguien más?

si quieres también invitamos

a roberto, tu compadre,

el que se fue a vivir a--

>> ay, pero ¿cómo

se me había olvidado?

sí, sí.

mira, anota a jaime, a su mujer

y a sus tres hijos.

a domingo le va a dar

mucho gusto verlos.

fue nuestro compañero

en la prepa y...

>> bueno, papá,

pero ¿quién te entiende?

¿no me dijiste que no más

de 60 invitados?

pero bueno, tú sabrás.

>> a ver, a ver,

¿como cuántos más serían?

>> bueno, con todos

los que me acabas de decir,

como unos 30 fácil.

>> no, no, a ver, no.

a ver, anota a mi compadre

roberto, a su mujer y a su hija.

se acabó.

eh...

del pastel son 3500.

cada cubierto cuesta 350.

si le pido a ester que haga

el pastel, me lo ahorro.

y podemos invitar

a diez personas más, ¿eh?

¿por qué no lo preguntas

a ester?

>> sí, pa, yo le pregunto.

ay, no te he contado.

estoy feliz porque pedro

me contó que ya no va a volver

a ver a su hijo.

>> ¿y eso?

>> no me explicó, pero parece

que ya es un hecho.

no tienes idea lo bien

que me cayó la noticia.

>> pobre pedro.

>> ay, ¿pobre por qué?

no, hombre, de verdad es mejor.

se va a ahorrar

muchísimos problemas.

y, sobretodo,

me los va a ahorrar a mí.

horacio: mónica,

no sé nada de ti

y han pasado muchos días.

no tienes que seguir

escondiéndote de mí.

ya entendí

y no te voy a presionar.

sabes que si por mí fuera,

estaríamos juntos.

pero es la última vez

que te lo voy a pedir.

espero que estés bien,

te mando un fuerte abrazo

y te amo.

ahora sí, a cumplirle.

aunque me cueste, no le vuelvo

a llamar.

gabriela: sé que es lo más gacho

del mundo que te bateen,

pero no te vengas para abajo.

rosa se lo pierde,

tú eres un superchavo.

samuel: lo dices para subirme

el ánimo.

gabriela: no, en serio,

eres muy buena gente.

honesto, íntegro, inteligente.

samuel: rosa me dijo

que era muy niño

y además, aburrido.

gabriela: un poquito aburrido,

sí.

¿qué quieres?

eres medio nerd

y te la pasas estudiando,

pero no me parece que seas niño,

al contrario, eres bien maduro

y hasta te pasas

de formal y serio.

samuel: ya mejor déjalo

hasta ahí, ¿sí?

[celular]

¿qué pasó, mamá?

>> ¿dónde andas, hijo?

ay, me tienes

con el jesús en la boca.

¿ya viste la hora que es?

samuel: ma, no exageres,

no es tan tarde.

>> ¿y qué te cuesta ponerme

un mensaje para poder

dormirme tranquila?

samuel: ya duerme tranquila,

ma.

estoy bien, al rato llego.

adiós, ma, te amo.

¿cómo no va a pensar rosa

que soy un niño,

dándole cuentas a mi mamá?

gabriela: niño o no,

así son todas las mamás.

a mí me aplican la misma, ¿eh?

[tono]

[celular]

pedro: bueno.

>> mi amor.

ya falta un día menos

para nuestra boda.

pedro: sí, ya sé.

>> ¿por eso me contestas así?

¿que estás de malas o qué?

pedro: no, ¿cómo crees?

es solo que no me esperaba

que me llamaras tan tarde.

>> ah, perdóname, cielo,

te desperté.

es que me pidió mi papá

que te preguntara

si tu mamá puede hacer

el pastel de la boda.

¿tú crees que sí pueda?

pedro: no lo sé,

déjame preguntarle.

¿para cuántas personas?

>> pues, como para 70 personas.

pero mira, ¿para qué te meto

en estos líos?

mejor le pregunto yo,

y sirve que la saludo.

bueno, te dejo dormir, cielo.

y perdóname otra vez, por favor.

te mando muchísimos besos.

te amo, bye.

[música]

[música]

samuel: buenos días, ya me voy.

>> te sirvo de desayunar, hijo,

siéntate.

samuel: no, mamá, ya me voy,

quiero llegar temprano

al trabajo.

tengo muchos pendientes.

josé: [remeda] "ya me voy,

papá".

"que tengas buen día, hijo".

¿qué le pasa a este?

>> es que anoche terminó

con rosa.

josé: ¿y uno qué culpa tiene?

>> estaba muy ilusionado.

y para colmo, ¿qué crees

que le dijo ella?

que era muy aburrido.

josé: pues, algo de razón tiene.

>> ay, ¿cómo dices eso?

josé: yo, a esa edad,

me la pasaba

de fiesta en fiesta.

>> sí, pues, por eso nunca

pasaste de perico a perro.

en cambio, nuestro hijo

va a ser abogado.

josé: ajá, pues, tienes

un perico perro muy querendón.

[ríe]

ya me voy.

>> adiós, viejo.

ve con dios.

josé: gracias, gracias.

[tararea]

>> samuel, buenos días.

samuel: hola, buenos días.

>> oye, ¿sabes si tu papá

ya se hizo los exámenes

que le mandé?

samuel: la verdad y no sé,

no me ha dicho nada.

>> insístele.

digo, no es para preocuparte,

pero el sobrepeso

y la sintomatología que tiene

hacne pensar que debe tener

el colesterol, los triglicéridos

y el azúcar alta.

samuel: ¿y eso es grave?

>> sí, porque puede tener

diabetes.

samuel: yo me voy en ese.

>> ah, yo también.

ernesto: hijo, ya me voy.

nicolás: sí, pa.

estoy guardando los juguetes

que me voy a llevar a houston.

ernesto: ¿en serio?

¿y esos carritos

para qué los llevas?

ahí hay unos mucho más bonitos.

además, esos dibujos

como que se van a maltratar

en la maleta, ¿no?

nicolás: sí, mejor los dejo.

ernesto: un beso.

te veo más tarde.

te amo.

nicolás: pedro no me contestó.

horacio: alejandra, buenos días.

¿me puedes traer

la correspondencia, por favor?

>> ¿es cierto

que me extrañas y me necesitas?

horacio: sí, claro.

ernesto está por irse a houston,

alejandra no da el ancho,

la oficina es un caos...

>> ¿solo por eso?

horacio: no, claro que no.

lo que quise decir es que...

>> no, no te enredes más

en darme explicaciones.

entiendo.

igual cuenta conmigo.

yo necesito el trabajo,

así es que ya regresé.

con permiso.

horacio: mónica.

no tienes idea

de cuánto te extrañé.

>> 35 años de matrimonio

es todo una vida.

no voy a permitir

que desaparezca nada más

porque horacio se entusiasmó ahí

con una fulana.

>> para su esposo, las cosas

son bastante definitivas

o no le estaría pidiendo

el divorcio.

>> pues, por eso estoy aquí,

para que usted,

con su intervención,

lo convenza de que está

haciendo muy mal.

>> disculpe, pero yo

no soy consejera matrimonial.

para eso es mejor que vayan

con un psicólogo.

>> bueno, pero usted

lo puede presionar.

me dijeron

que es muy buena abogada.

>> lo que yo puedo hacer

es conseguir

un muy buen divorcio

con muchas ventajas económicas

para usted.

>> entonces,

utilice ese argumento.

amenácelo con dejarlo

en la calle, que no le quede

otra que regresar a la casa.

>> está bien,

vamos a encargarnos.

pero como ahora el divorcio

se promueve con la voluntad

de una sola de las partes,

voy a tener que llevarlo

a juicio para hacer

un pleito mayor.

aunque eso va a tener un costo

más alto.

>> no me importa lo que cueste.

usted regréseme a mi marido

y le pago lo que quiera.

>> a ver, siéntate, siéntate.

josé: ay, ay.

>> toma un poco de agua.

josé: creo que me cayó de peso

la huajolota y el atole

que me comí.

>> ah, te fuiste a correr

en ayunas.

josé: [niega]

ester me hizo unos huevos

a la mexicana.

>> huevos a la mexicana,

atole y una huajolota.

con razón tienes que sentirte

así, estás knockeado.

josé: ay, no seas exagerado.

>> ¿qué voy a ser exagerado?

rosa: buenos días.

ambos: buenos días.

>> ¿ya estás bien?

rosa: sí, ya me siento mejor.

>> qué bueno.

¿trajiste el justificante médico

que te pedí?

rosa: no, se me olvidó pedirlo.

>> ah, pues, entonces

voy a tener que descontarte

el mediodía.

rosa: como quiera.

de hecho, venía a decirle

que me voy.

ya no voy a trabajar

en el taller.

josé: ¿a qué se debe que estés

tomando estas decisiones

tan aceleradas?

ayer terminaste con samuel,

¿y hoy esto?

rosa: discúlpeme,

pero lo de samuel

es un asunto personal,

no tiene nada que ver

con mi trabajo.

>> a ver, vete a trabajar

y luego platicamos.

lo que sea de cada quien.

es muy eficiente

y no la puedo dejar ir.

[celular]

¿qué pasó, pedro?

pues, ¿ya qué?

aquí todo el mundo hace

lo que se le pega la gana.

que va a llegar tarde

porque tiene un asunto

que arreglar.

samuel: [suspira]

eres demasiado niño para mí,

además de aburrido.

[timbre]

ester: gina.

gina: doña ester.

ester: pásale.

ambas: [saludan]

ester: oye, pedro

ya hace mucho que se fue

a trabajar.

gina: ah, no, yo venía

a hablar con usted.

ester: ah, pues, pásale.

siéntate.

ambas: [hablan a la vez]

ester: a ver, dime.

gina: híjole,

me da una pena horrible,

pero mi papá

me pidió que le preguntara

si usted nos podría hacer

el pastel para la boda.

ester: ay, claro.

¿para cuántos invitados sería?

gina: 70.

la verdad, yo hubiera querido

bastantes más,

pero ya conoce a mi papá.

ester: 70...

pues, entonces voy a tener

que hacer un pastel

de tres pisos, más o menos.

¿y de qué lo vas a querer?

gina: por mí,

que sea de tres leches,

me encanta.

pero la verdad, no sé si a pedro

también.

¿cree que no le he preguntado?

ester: no, sí,

a él también le gusta.

pues, que sea de tres leches.

pues, voy a tener que comprar

unos moldes,

unas bases de madera,

para que quede--

gina: ¿y eso no es muy caro?

ester: no, oye, es la boda

de mi hijo, no te fijes en eso.

gina: ¿y sí le da gusto

que nos casemos?

ester: claro, hija,

si yo nunca lo he visto

con malos ojos.

ester: lo que pasa es que...

como tu te oponías tanto

a que pedro viera a su hijo,

pues, seguramente alguna vez

me viste mala cara.

pero eso ya pasó.

y lo que me tiene más contenta

es que, a pesar

de lo que sucedió,

pedro va a poder seguir viendo

a nico, porque la señora elena

va a buscar el modo.

gina: no, ya no lo va a volver

a ver.

¿pedro no le dijo?

ester: ¿cómo?

gina: ay, qué tonta.

ay, metí la pata horrible.

ester: no, pero dime,

no me dejes así.

¿qué pasó?

gina: no tengo idea.

pedro solo me dijo eso,

que ya no lo va a ver.

pero usted, tranquila,

le prometo que pronto

le voy a dar un nieto

y se olvida de ese niño.

>> ¿estás bien?

samuel: sí, desgraciado.

>> súbete, vamos a seguirlo.

>> señora, la buscan

en la puerta.

elena: ¿quién es?

>> ay, no le pregunté.

elena: ok, voy.

'¿qué haces aquí?

quedamos que no--

pedro: ¿por qué no me dijiste

que te vas a llevar a nico

a vivir al extranjero?

me lo ocultaste.

Cargando Playlist...