null: nullpx
Cargando Video...

Sin Miedo a la Verdad Capítulo 21

Univision23 Ago 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

bere: está temblando.

está temblando, vámonos.

>> no, ve, vete tú,

yo voy a estar bien.

bere: no te voy a dejar aquí.

manu: tú no tienes por qué

sacrificarte tanto por mí.

bere: doña cata.

manu: ibere!

>> con la condición

de su sobrino,

requiere de ciertos cuidados

que nos toman más tiempo

de lo normal.

lety: ¿qué condición?

cata: es que pila tenía sida.

manu: es un amuleto

de la suerte.

para que siempre te cuide,

siempre.

horacio: ¿quién está aquí?

¿quién eres?

[grita]

>> es lo mejor, bere.

el doctor tiene razón.

tú no me necesitas

ni a mí ni a mami para estar

bien.

[alarma]

bere: está temblando.

está temblando, vámonos.

>> no, ve, vete tú,

yo voy a estar bien.

bere: no te voy a dejar aquí,

vámonos.

>> bere, ¿qué haces?

tenemos que evacuar.

>> bere, yo voy a estar bien,

hazlo por ti, vete.

tienes que ayudarla, bere,

acuérdate que de todos modos

yo siempre voy a estar contigo.

bere: te quiero mucho,

hermanita.

¿estás bien?

¿estás bien?

ven, aguanta.

aguanta.

>> jefe, ¿todo bien?

horacio: todo bien.

>> jefe, ya encontramos

a mirta molina, está encerrada

en el reclusorio de mujeres

desde hace muchos años.

horacio: ¿qué esperamos,

gutiérrez?

vamos.

>> pues vamos.

horacio: sapo, prepara

el dinero de germán.

y hazte cargo de la entrega.

>> sí, señor.

horacio: iya!

>> vámonos, vámonos.

>> bere, quiero felicitarte.

bere: pues tenía que salvarla.

>> ayudaste a rossy.

y con tu actitud me demostraste

que ya estás lista

para enfrentar la vida.

manu: ¿están bien?

lety: manu.

cata: manu.

manu.

manu: ya sé lo que hiciste

por mí.

estoy en deuda contigo,

después platicamos.

cata: gracias a dios

estás bien.

gracias.

ay.

condenadote.

[ríe]

manu: ay, doña cata,

¿qué son esos modos?

cata: es por el dolor

tan grande que me hiciste

pasar.

es que no sabes lo que es

que digan que te mataron

en el motín.

manu: horacio lo organizó todo

para que me mataran.

lety: ¿y cómo te escapaste?

>> estoy en deuda contigo,

tú salvaste a mi hija.

y quiero devolverte el favor.

no voy a dejar que te maten.

te voy a dar la oportunidad

de vivir.

manu: yo lo único que quiero

es que ayuden a pila,

estaba muy grave.

>> no te preocupes.

están viendo eso.

lo vamos a trasladar

de inmediato al hospital

general.

manu: con la ayuda

de uno de los custodios.

y del mataratas, que era

mi compañero de celda,

aprovechamos todo el caos

que había.

me dieron este uniforme

y me dejaron salir.

cata: qué gusto es tenerte

con vida, mi hijo.

manu: pila...

pila me salvó la vida.

recibió un balazo

que era para mí.

el está muy arrepentido.

lo llevé a la enfermería,

tranquilas.

sí está mal.

lo van a trasladar

al hospital general.

cata: dios santo.

dios mío.

¿tú crees que me darán permiso

de verlo?

manu: no sé, doña cata.

pero puedo hablar

con el director del penal

a ver qué puedo hacer.

¿está bien?

lety, pásame tu celular,

por favor.

lety: sí, claro.

doña cata, ¿quiere

que la acompañe?

cata: no, no, mejor quédate

con manu, se le puede ofrecer

algo, yo--yo voy sola,

yo voy sola.

esto me trajo la hermana

de alfredo.

qué--qué bueno es tenerte

aquí conmigo.

me da mucho gusto de verte.

lety: yo voy a prepararte algo

de comer, ¿sí?

que seguro tienes hambre.

pila: amigo mío.

no debes sentirte culpable

por lo que pueda sucederme a mí.

lo único que te pido

es que si en algún momento

no puedo seguir ayudándote,

continúes con la misión,

pero no debes hacerlo solo.

acuérdate que en cada rincón

del país hay un mexicano

que está dispuesto a dar

la vida porque tiene

la esperanza de que las cosas

cambien.

que lejos de robar,

está dispuesto a trabajar.

que más allá de restar,

está dispuesto a sumar.

y que más allá de odiar,

está dispuesto a entregar

el corazón por méxico

en paz y unión.

sigue adelante.

sin miedo a la verdad.

manu: pila me contó todo.

me dijo lo que...

lo que hiciste.

lo que él te obligó a hacer.

no tenías por qué sacrificarte

tanto por mí.

lety: pues, ¿cómo no?

si tú eres lo más importante

en mi vida.

además, pues, estabas

desesperado y necesitabas ayuda.

bere: doña cata--

manu: ibere!

horacio: ¿qué relación hay

entre estas personas entre sí

y el burdel?

>> ay, ¿yo qué sé?

ya le he dicho que yo lo único

que hacía era ayudarle

a la parka con las muchachas.

horacio: conociste a estéfani.

>> sí.

horacio: ¿cómo murió?

[celular]

espérame.

¿qué pasó, menezes?

estoy ocupado.

>> jefe, no se vaya a enojar,

pero me acaba de marcar

uno de los custodios y me dijo

que el chamuscado está vivo

y que se acaba de escapar

de la cárcel.

horacio: ¿le entregaron

el dinero?

>> sí, jefe, como usted ordenó.

horacio: me lleva la fregada.

¿me decías?

>> lo único que le puedo decir

es que la policía la andaba

buscando.

la metieron aquí

en el reclusorio.

pero yo no la he visto

después de tantos años

que llevo aquí.

yo creo que ha de estar

en otro pabellón.

manu: bere, ey, ey, ey, bere,

espérate.

bere: ¿qué?

¿ahora me vas a decir

que no es lo que estaba

pensando, no?

manu: exactamente,

no es lo que estás pensando.

bere: la neta, manu,

nunca creí que fueras

tan chueco y mentiroso.

manu: eso no es cierto.

no sabes todo

lo que te extrañé.

bere: ah, y como no

me encontraste, decidiste

aprovechar el tiempo, ¿no?

manu: yo sería incapaz

de traicionarte o de mentirte.

bere: mira, manu, tú hablas

muy bonito, pero la verdad

es que desde el primer día

la pony esa se ha estado

atravesando entre nosotros.

y tú no le pones un freno.

y ese es tu pedo.

y la verdad, yo la he respetado

porque es tu amiga.

porque se conocen

desde hace [...] tiempo.

yo ya he respetado,

te he respetado a ti

pero tú no me has respetado

a mí.

¿sabes qué?

te aprovechas porque estoy

superclavada contigo.

pero eso se acabó, manu.

yo ya aprendí a que me tengo

que querer a mí misma.

a que me tengo que dar

a respetar.

que tú eres mi novio

y que no te tengo que andar

compartiendo ni con lety

ni con nadie.

así que necesito que aclares

tu mente

y decidas si estás conmigo

o no estás.

[música]

[música]

>> comida, jefe.

germán: por fin.

estoy [...] del hambre.

¿para traer esa [...]

que le llaman comida?

"aquí está tu comida, jefe".

¿ya la probaste?

>> no.

germán: pues pruébala.

¿se ha sabido algo?

>> no mucho, germán,

solo sé que se lo llevaron

a un hospital.

germán: mantenme al tanto.

>> seguro.

seguro, jefe.

germán: ¿qué ves?

andale.

>> sí, sí.

está de chongo.

bere: te encontré en pleno

romance con la polla.

manu: ey, te prometo

que voy a hablar con ella.

bere: ¿en serio?

manu: tú sabes que eres

lo más importante para mí.

bere: tranquilo, manu.

manu: horacio no se debe

haber tragado el cuento

de que estoy muerto.

tenemos que irnos de aquí,

aunque sea unos días.

bere: ¿cómo?

¿los dos?

manu: yo no me voy

a ningún lugar sin ti.

bere: bueno, pues, déjame

terminar de empacar unas cosas

y nos vamos.

pero ¿a dónde?

manu: al camper.

vámonos al camper.

tú vete adelantando,

yo tengo que hacer unas cosas.

bere: manu.

cuídate mucho.

cata: doctor, ¿cómo está?

>> oficial, permítale pasar,

por favor.

señora, la situación

de su sobrino es muy compleja.

así que...

además de que...

del balazo que recibió,

le perforaron un riñón

y los exámenes nos dicen

que tiene sida.

cata: dios mío.

>> comandante.

horacio: ¿qué pasó?

>> ¿vino por lo de germán?

horacio: ¿qué hay con germán?

>> lo encontraron muerto

en su celda.

horacio: mira.

tanto que peleó por su cochino

dinero.

¿qué puedes decirme del quemado?

>> pues que hubo un guayete,

se escapó en el equipo swat

que controló el motín.

lo hicieron pasar por muerto.

horacio: eso ya lo sé.

lo que quiero saber

es quién lo dejó escapar.

>> pues hay rumores.

dicen que fue el mismísimo

director.

cata: hijo.

mi hijo.

pila: ¿crees que me perdone

dios?

cata: a todos, mi hijo.

¿hijo?

mi hijo.

no, no, no te vayas, mi hijo.

no, por favor, no te vayas.

idoctor!

idoctor!

no, mi hijo, no, mi hijo,

no te vayas, no te vayas,

mi hijo, no, todavía no, doctor.

[llaman a la puerta]

>> adelante.

>> señor, lo busca

el subinspector escamilla.

>> que pase.

¿qué tal, comandante?

¿cómo le va?

¿a qué debo el honor

de su visita?

horacio: vine porque escuché

en las noticias

que el quemado murió

en el motín.

>> así es.

horacio: pero hay rumores,

señor director.

>> caray, ¿rumores?

¿y qué dicen?

horacio: dicen que lo dejaron

escapar.

y si es así, quiero decirle

que cometieron un gravísimo

error en dejar escapar

a una escoria como manuel

montero.

>> no se deje llevar por chismes

de vecindad, comandante.

mire.

aquí está el acta de defunción

de montero.

también está el informe

del adn

que le practicaron al cuerpo.

[música]

[música]

[celular]

cata: ¿bueno?

manu: doña cata.

¿cómo va todo?

cata: ay, mi hijo.

no quiero que vengas

para que--

[llora]

pila murió.

se nos fue.

manu: ay, doña cata.

¿sigue en el hospital?

ahorita veo cómo le hago,

pero la alcanzo.

cata: no.

no, no, no, no vengas para acá.

no te conviene,

hay muchos policías.

además el horno no está

como para bollos.

manu: lo siento mucho,

doña cata.

¿cómo le puedo ayudar?

cata: cuidándote.

>> ya, jefe, cuando se iba

a poner bueno.

horacio: soto.

>> ¿te gustó?

linda.

>> la mató a golpes.

horacio: a javier lo mataron

en venganza por haber matado

a linda.

lo mismo que a sandra,

a juan y a la parka.

[llaman a la puerta]

>> comandante.

horacio: ¿encontraste

a estéfani?

>> no, jefe.

revisé todos los registros

del reclusorio de mujeres,

pero su nombre no aparece.

pero le tengo noticias

del otro reclusorio.

me contaron que pila murió

hace unas horas.

horacio: prepara unos hombres.

háblale a gutiérrez.

que investigue dónde va a ser

el velorio.

igual y tenemos suerte.

y agarramos vivito al quemado.

>> muy bien, jefe.

[celular]

horacio: ¿bueno?

>> tengo a tu mujer.

si la quieres volver a ver

con vida,

vas a hacer exactamente

lo que yo te diga.

horacio: no seas imbécil,

mi mujer está conmigo.

ielena!

elena.

joaquín, ¿dónde está tu mamá,

hijo?

joaquín: no sé.

horacio: ¿elena?

ielena!

ielena!

ielena!

[celular]

¿bueno?

>> ¿ya te convenciste?

en el cajón derecho

de tu escritorio encontrarás

un teléfono.

vas a usar ese teléfono

para comunicarnos.

el tuyo lo apagas y lo guardas

en el mismo cajón.

[celular]

horacio: bueno.

>> luego irás al lugar

al que te voy a indicar.

y recuerda,

si hablas con alguien,

vas acompañado

o desobedeces mis órdenes,

tu esposa se muere.

>> doctor jiménez, favor

de presentarse en la sala

de neurocirugía.

bere: doña cata.

cata: mi amor, qué bueno

que viniste, gracias.

bere: esto se lo manda manu.

está muy angustiado

porque no puede estar aquí,

pero yo vine por parte

de los dos.

cata: gracias.

bere: gracias por darle

su cariño al pila.

muchas gracias, me ayudó

cuando andaba bien bruja, ¿eh?

era un buen muchacho, doña cata.

cata: gracias, gracias

por venir.

bere: ¿y ahora qué está

esperando?

cata: trámites.

miles de trámites.

doctor.

aquí estamos esperando

y no nos han dicho nada.

>> señora, le ofrezco

una disculpa.

pero el manejo de un cuerpo

con la condición de su sobrino

requiere de ciertos cuidados

que nos toman más tiempo

de lo normal.

con su permiso.

cata: gracias, doctor.

lety: doña cata.

¿qué condición?

cata: es que pila

tenía sida.

bere: uy, doña cata,

qué mala onda.

lo lamento mucho.

yo siempre le dije al pila

que se tenía que cuidar, que...

pues es que después andaba

con cada mujerzuela

que no sabíamos ni de dónde

salían ni con quién se metía.

lety: todo es tu culpa.

bere: ¿qué te pasa, loca?

cata: ya, ya, basta.

lety: ite odio!

cata: ya, aquí no es el lugar

ni el momento, ¿me entienden?

lety: ahora resulta que todos

defienden a la loca, ¿no?

pues quédense con su [...]

mugrosa.

cata: lety.

lety: iya!

cata: es que pila tenía sida.

lety: qué injusta es la vida,

¿no?

yo sacrificándome para salvar

a la mugrosa esa y lo único

que consigo es perderte.

hasta como amigo.

[música]

[música]

>> así que, hermanos míos,

están firmes y constantes.

creciendo en la obra del señor

siempre.

sabiendo que vuestro trabajo

en el señor no es en vano.

>> [balbucea]

>> es obvio, están esperando

que manu venga.

>> ¿soto?

¿sabes algo del jefe?

le estoy marque y marque

y no me contesta.

no lo encuentro por ningún lado.

>> no, gutiérrez, y ando

preocupado, pero ¿qué?

¿tienes algo?

>> mira.

aquí está la asaltabancos.

pero del quemado no sé nada.

está bien.

cata: es que pila tenía sida.

horacio: ¿quién está aquí?

¿quién eres?

[disparo]

bere: estaba pensando

que cuando todo esto termine,

tú y yo nos podemos ir lejos.

manu: yo te llevo a donde tú

quieras.

bere: es que no conozco

el mar y me gustaría conocerlo

contigo.

creo que ya es tiempo

de alejarnos de los problemas.

y disfrutar un poco, ¿no?

manu: prometo que te llevo

a que lo conozcas.

horacio: ¿qué fregada

quieres de mí?

ella no tiene nada que ver.

>> pobre comandante escamilla.

está dispuesto a dar su vida

por una prostituta.

tu esposa te es infiel

desde hace varios años.

cuando tú estás muy ocupado

destruyéndole la vida

a los demás.

>> ¿tu esposo te hace gozar así?

elena: horacio es un idiota.

[música]

[música]

elena: de verdad me encantó

que me invitaras a ese lugar,

estuvo delicioso.

>> pero si fuiste tú

la que me invitaste.

elena: ¿sabes qué?

me tengo que ir, ¿ok?

no voltees, por favor,

no voltees.

>> ahí llegó la señora.

>> señora elena, ¿está bien?

elena: sí, estoy bien,

pero ¿por qué tanto alboroto?

>> ¿sabe algo del jefe?

elena: ¿cómo?

>> no aparece desde anoche.

elena: pero ¿cómo que no

aparece?

¿ya fuiste a buscarlo?

bere: no está.

¿dónde dejé esa foto?

manu: ¿qué pasó?

bere: no, nada.

tú sigue dormido.

voy a salir a buscar unas cosas.

horacio: ¿qué fregadas es esto?

>> ¿has escuchado hablar

de la burundanga?

con eso vas a hacer

lo que yo te diga.

y vas a decirme toda

la verdad.

horacio: [jadea]

no entiendo qué tengo que ver

con tus víctimas.

no entiendo por qué estoy

en tu lista.

sí fui cliente de la parka,

pero nunca le hice daño

a esas niñas.

>> no está poniendo atención,

comandante.

sandra garcía hizo pasar

por muertas a estéfani, chofi

y linda para meterlas

al burdel de la parka.

juan y la parka

las prostituyeron.

las usaron y las maltrataron

hasta que se cansaron.

javier mató a linda.

pablo mató a chofi.

horacio: entonces...

luis mató a estéfani.

fue el carnicero.

¿qué tengo yo que ver

con todo esto?

estéfani: tú tienes

todo que ver.

¿qué le hicieron a mi mamá?

horacio: digamos que pasó

a mejor vida.

horacio: estéfani.

estéfani.

>> me acaba de hablar

mi contacto del reclusorio

de mujeres.

revisaron los expedientes y...

>> ¿y qué pasó?

>> y encontraron a estéfani

montero.

>> vaya.

>> bajo el nombre de estrella

sábana.

>> no.

>> el tema es que salió libre

por buena conducta

y solo estuvo dos años

en prisión.

¿qué tal?

la estéfani está viva.

[celular]

bere: ¿bueno?

lety: por favor no cuelgues.

mira, manu ya habló conmigo,

ya entendí que ustedes dos

merecen ser felices.

pero antes de pintar mi raya,

quiero hablar contigo.

bere: pues desembucha.

lety: me gustaría que fuera

en persona.

bere: no, ni madre, yo a ti

no te quiero ver ni en pintura.

lety: me quiero disculpar

por lo que pasó en el hospital,

pero quiero que sea de frente.

además tengo una foto

de tu hermanita, que creo

que es muy importante para ti.

es en son de paz.

bere: ¿por qué tienes mi foto,

eh?

lety: pues no sé, me la encontré

tirada.

supongo que con eso

de que se fueron al camper,

se te cayó o no sé.

mira, no te quito más

de cinco minutos.

te prometo que después de eso,

no me vuelven a ver.

bere: bueno, pues,

¿en dónde te veo?

lety: en la azotea del edificio

abandonado.

bere: sale pues, ahí te caigo

en un rato.

lety: bere.

no le digas nada a manu.

no quiero más pleitos.

bere: simón.

manu: ¿bere?

bere: manu, ¿dónde andabas?

manu: te quería enseñar algo.

bere: ¿qué?

manu: es un amuleto de la suerte

para que siempre te cuide.

siempre.

[celular]

estéfani: ¿quién mató a mi papá?

habla.

horacio: ¿de veras

quieres saber?

fui yo.

[ríe]

¿y sabes por qué?

porque tu papá

siempre fue un estorbo.

un hombre tan recto

que daba flojera.

>> no puedes hacer eso, horacio.

estas personas son inocentes.

aquí no hay nada.

horacio: ¿quién lo va a saber,

manuel?

le sembramos algo

que los incrimine y ya está.

es nuestra oportunidad

de hacer méritos.

>> ¿qué te pasa, estás loco?

¿piensas matar a gente inocente

con tal de tener un ascenso?

horacio: si ese es el precio

que hay que pagar, sí.

>> si lo haces, te voy

a tener que arrestar.

horacio: y yo voy a tener

que matarte.

[disparos]

mátame.

mátame.

estéfani: no.

la venganza

es un plato que se come frío.

yo lo estoy disfrutando mucho.

bere: ¿dónde está la foto

de mi hermana?

¿qué te pasa [...]?

horacio: [grita]

bere: baja eso, lety.

con esas cosas no se juega.

lety: yo tenía el amor de manu.

y de doña cata.

y llegaste a [...] todo.

llegaste a [...] la vida.

horacio: escúchame.

más te vale que me mates.

si me dejas vivo,

te juro que te vas a arrepentir.

cata: ¿qué es mejor?

¿vivir en una mentira

o descubrir la verdad

por más dura que sea?

manu: ¿estéfani?

estéfani: manu.

manu: iestéfani!

estéfani: manu, no entres.

manu: iey, estéfani, ey!

horacio: hoy es mi día

de suerte.

los hermanitos montero.

bere: mira, lety, yo creo

que podemos resolver esto

de otra manera.

¿por qué no te tranquilizas?

lety: lo siento, mi bere.

yo lo perdí todo.

y ahora te toca a ti.

cata: porque la vida

da a aquellos que nunca

esperaríamos.

[música]

Cargando Playlist...