null: nullpx
Cargando Video...

Sin Miedo a la Verdad Capítulo 14

Univision13 Ago 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

manuel: doña cata,

¿y bere?

cata: a lo mejor está

en el banco y no puede

contestar.

manuel: ¿la mandó al banco?

>> interrumpimos

la programación para informarle

que en este instante

se desarrolla un operativo

policíaco para intentar

detener a un grupo

de asaltantes.

chicho: manu, tenemos

un problema.

uno de los rehenes subió

un video del asalto.

a ver, chécalo

en "asalto bancomax".

manuel: no puede ser, es bere.

>> atrás, atrás.

manuel: es bere, mi novia,

la que está adentro.

[explosión]

berenice: ¿por qué te tenías

que meter?

no te lo voy a perdonar nunca.

manuel: vamos a salir adelante--

berenice: nunca--

manuel: ey.

delegado: hay pruebas

de que sus policía están

recibiendo sobornos

del mollete, escamilla.

a todos estos idiotas

los voy a arrestar

mientras hago

las investigaciones

y también a usted.

horacio: no, delegado,

usted no va a hacer eso.

delegado: ¿ah, no?

usted está metido

hasta el cuello.

horacio: puede arrestar

a quien quiera,

pero a mis tres hombres

de confianza y a mí

nos deja fuera.

piénselo, ¿acaso va a arrestar

al único hombre que puede

atrapar al chaca

y dejarlo para que pueda

cometer su próximo crimen?

delegado: pues, entonces

que lo resuelva el gus.

parece que es más eficiente

que usted, comandante.

horacio: usted va a salir

a hablar con la prensa

y les va a decir

que mis tres hombres y yo

estábamos infiltrados

en ese caso porque así es.

¿o acaso tiene fotografías

o pruebas que me incriminen?

en esta corporación, delegado,

todos tenemos cola

que nos pisen,

desde el más pequeño

hasta el más grandote.

además, yo siempre

le he mostrado mi lealtad.

delegado: muy bien,

déjeme pensarlo, escamilla,

déjeme pensarlo.

pila: casi que ni la contamos,

tía.

nos salvamos de puro milagro.

cata: de milagro no,

te salvó otra vez manu.

pila: orale, tía,

no me regañe ahorita.

¿no ve cómo estoy?

ahora imagine cómo me siento.

cata: pues, me da mucho gusto

que te sientas mal

porque defraudaste

a tu verdadera familia

y, sobre todo, a manu.

el no te ha hecho nada.

pila: usted ni diga nada

que bien guardadito se tenía

eso del papá que me cargo.

cata: ¿y qué querías saber

de él?

¿que te abandonó

a los tres años?

¿que no quería que te siguiera

lastimando?

¿que no quería que te echara

a perder?

pila: perdóneme, tía.

cata: te advertí que no fueras

a buscar a ese tipo

y también te advertí

que si no enderezabas tu vida,

te iba a sacar de mis negocios

y de mi vida.

pila: pero, tía,

no tenía otra opción.

era mi vida lo que estaba

en juego.

cata: hasta aquí llegué

yo contigo, pila.

que dios te cuide, hijo.

berenice: oye, ¿no estaría

chidísimo conocer un superhéroe?

manuel: ¿superhéroe?

¿cómo a quién?

¿como spiderman?

¿como batman?

berenice: ay--

manuel: ¿le hacemos

la batiseñal a ver si aparece?

berenice: no, a uno de verdad,

como el gus.

manuel: no sabía que ese guey

era superhéroe.

berenice: pues sí.

arriesga su vida

para salvar a los demás,

no revela su identidad.

si no es un superhéroe,

no sé qué sea.

manuel: bueno, ya, mucho gus,

gus, ¿no? ¿qué? ¿qué?

ya me estoy poniendo celoso,

cálmate.

berenice: pues, también soy

su novia, ¿no?

manuel: ¿cuál novia del gus?

tú eres mi novia nada más.

berenice: [ríe]

manuel: ¿y ahora?

berenice: pues, que dijiste

que sí, que somos novios.

si soy la novia de gus

y soy tu novia,

pues es dos por uno, ¿no?

manuel: ¿cómo supiste?

berenice: pues, ya ves,

doña cata y lety

no son tan discretas

y se les fue la lengua.

después estuve pensando

las cosas y la marijosé,

que es la lista de la familia,

me ayudó a resolverlo.

manuel: bueno, pues nadie

puede saber, ¿eh?

berenice: ¿o qué?

manuel: te las vas a ver

conmigo, te las vas

a ver conmigo.

berenice: [ríe]

ya.

oye, ¿y cuándo pensabas decirme?

manuel: la verdad, nunca.

entre menos sepas, mejor.

no te quiero meter en esto.

si te llegara a pasar algo,

me muero.

lety: doña cata, doña cata,

qué bueno que está bien.

estaba muy preocupada

por ustedes.

¿y pila?

cata: bien.

un poco golpeado, pero...

lo acabo de despedir

del trabajo,

de mi vida.

lety: chale, doña cata,

¿de plano?

cata: tienes que ayudarme

a conseguir un reemplazo.

¿y tú qué haces aquí tan tarde?

ah, ya sé, manu, sí.

lety: no sea mal pensada,

doñita.

lo que pasa es que le pedí

a la floja de la bere

que trajera las cajas,

pero ya sabe cómo es.

cata: ¿dónde estará

este muchacho?

¿dónde se habrá metido?

lety: pues, yo supongo

que con la mentirosa de bere.

cata: ay, mi hija.

berenice: ¿me prestas este?

hasta me queda mejor que a ti.

manuel: claro que sí.

pero no te la pongas,

quédate a dormir conmigo.

berenice: no puedo.

la marijosé nunca

se ha quedado sola.

manuel: pues, vámonos entonces.

oye, pero antes de irnos

te quería comentar

que hablé con lety--

berenice: ay, lety, lety...

¿ahora qué chisme

me inventó la pony esa?

manuel: oye, pero no te enojes.

solamente está un poco

preocupada por ti

porque habló con doña cata

y le dijo que has estado

descuidando un poco el trabajo,

eso es todo.

berenice: uy, sí,

preocupadísima.

pues ya hablé con doña cata

y llegamos a un acuerdo

para no descuidar ni el local

ni a mi carnala.

manuel: ah, pues ahí está.

si hablaste con doña cata,

no hay problema.

ey,

me gustaría conocer

a tu hermanita.

berenice: pues, dame un poco

más de tiempo de hablarle

más de ti.

es que, así como la ves,

es bien penosa.

oye,

hubiera estado chido

que me hubieras hablando

antes del gus, ¿no?

selene: ¿nos puede decir

la situación judicial

en la que se encuentran

los policías de la lista?

delegado: todos están detenidos

hasta que no realicemos

las investigaciones pertinentes.

>> ¿incluso el comandante

horacio escamilla?

delegado: tanto el comandante

horacio escamilla

como los sargentos soto,

gutiérrez y meneses trabajaban

como infiltrados dentro

de la organización.

cata: ¿infiltrados?

¿este horacio siempre

se va a salir con la suya?

manuel: bueno, lo importante

es que ya no les van que tener

que pagar derecho de piso

a los de la unión.

cata: eso sí, pero mientras

no salga otro vivillo

por allá y vuelva

a pasar lo mismo.

manuel: ah, pues si sale

otro vivillo por ahí,

pues los enfrentamos

como siempre y ya.

cata: [ríe]

manuel: bueno.

cata: ey, ey, ey,

¿adónde vas?

tú no puedes salir así

nada más porque sí

y andar así por todas partes.

manuel: voy aquí abajo

nada más a comprar unas flores

para bere, doña cata.

cata: ay, saliste muy romántico,

mi hijo.

manuel: provecho.

horacio: delegado,

acabo de ver las noticias.

muchísimas gracias por el apoyo.

es la mejor decisión

que ha tomado, se lo aseguro.

delegado: pues eso espero,

escamilla, como también espero

que se dé cuenta todo

lo que estoy arriesgando.

un error más, un error más

y usted se va al bote.

horacio: lo tengo claro,

delegado.

>> ¿qué ondas,

pilita sánchez?

ey, ey, ey.

no hace falta correr,

no te vayas a lastimar

tu patita, ¿no?

pila: ¿qué quieres?

>> don germán te quiere ver,

así que ponte guapo

y velo a ver al "reclu".

pila: mira, carnal,

el que sí tiene un imperio

es mi papá.

lagarto: ¿neta, carnal?

¿sánchez?

¿ese es tu apellido verdadero?

¿no quieres que te acompañe?

[música]

[música]

>> este local sufrió

daños en las cortinas

y se perdió mercancía.

cata: delegado,

aquí lo que importa

es el daño a las personas.

no queremos fotos,

queremos seguridad

de que ya no nos van

a molestar más, garantía.

delegado: y créame

que los tendrá, señora...

cata: catalina gómez juárez.

delegado: señora catalina,

yo soy un hombre de palabra y

un servidor público de acciones.

ninguna pandilla u organización

los va a volver a molestar,

créame.

tome mi tarjeta,

no dude buscarme

si vuelven los abusos.

yo personalmente

los voy a atender

a cualquiera de ustedes.

¿me permite, por favor?

manuel: lety,

¿qué te pasa?

lety: manu...

manuel: no, esto es el colmo,

te he tenido mucha paciencia.

¿qué te pasa?

lety: manu, espérame,

déjame te explico.

lo que pasa es que hay algo raro

con bere y su dichosa hermanita.

no sé, hay algo que me dice

que todo esto es mentira.

berenice: doña cata,

tengo que ir

por la marijosé a la escuela.

cata: por lo menos espérate

hasta que llegue lety.

me pidió permiso de llegar

un poco tarde

y yo no me puedo quedar

con los dos locales.

berenice: híjole, doñita,

es que mi hermanita sale

a las 12:30 y se pone bien

loquita si llegó tarde.

cata: está bien, vete.

ahorita veo a ver quién

me ayuda,

pero no se te olvide

ir a hacer el depósito

que te pedí al banco.

berenice: sí, aquí traigo

el dinero.

va a ver que puede confiar

en mí.

muchas gracias por ser

tan buena conmigo.

lety: es que si no estuvieras

tan embobado con ella, te darías

cuenta que todo es choro.

no sé, la hermanita no está.

yo nunca la he visto, ¿tú sí?

manuel: lety, estás en una casa

ajena revisando las cosas

de bere.

estás muy mal, estás muy mal.

lety: ve quién está mal.

este cuaderno es

de hace tres años, tres,

y es lo único que hay

de la dichosa hermanita.

manuel: te voy a pedir

que te retires y aquí, vete.

lety: no, no me voy a ir

hasta que te des cuenta

de quién es tu amorcito,

una mentirosa.

ve todo esto:

periódicos de hace años,

un cuerno viejo,

frascos de medicina vacíos.

no sé, está muy raro.

manuel: el cuaderno.

lety: ¿qué?

manuel: déjame ver el cuaderno.

¿a qué horas salen

los niños de la escuela?

lety: no sé, como a las 13.

marijosé: llegaste tarde

y, además, ya te dije

que no vengas por mí.

berenice: tenemos que ir

al banco antes de ir a la casa.

oye, si tanto te molesta

que venga por ti, en la próxima

me tapo los tatuados

con una chamarra y ya está.

marijosé: no es eso, que no

quiero que se burlen de ti.

berenice: pues, a mí me vale

y a ti también

te debería de valer.

marijosé: eres mi hermana

y quiero que estés feliz.

berenice: y lo estoy,

más con lo del manu.

pero sólo porque estás de malas

ya no te voy a decir

lo que me dijo.

apúrate que me urge hacerle

el depósito a doña cata.

horacio: la tengo.

[carraspea]

vamos a ver.

a ver, soto.

si la clave es el burdel,

algo debe tener

esta computadora.

soto: pues, aquí está la lista

de todo lo que hay, jefe.

horacio: pues sí, pero nada

de esto nos sirve.

soto: igual y la policía

cibernética pudiera ver

si hay alguna información

oculta o algo que hayan borrado.

horacio: claro, soto,

tienes toda la razón.

nos la llevamos.

soto: pero no creo

que se la dejen sacar, jefe.

horacio: ¿cuánto apuestas

a que sí?

>> ¿por quién viene?

manuel: no, por nadie,

vengo a ver a la directora.

>> ¿tiene cita?

manuel: no, no, pero es algo

urgente, es sobre una alumna,

marijosé hidalgo.

es hermana de berenice.

>> espérame aquí y voy

a ver si te puede tener.

manuel: gracias.

horacio: buenos días.

estamos buscando al agente

francisco gonzález.

chicho: sí, soy yo.

horacio: mucho gusto,

comandante escamilla.

ya habíamos hablado

por teléfono.

chicho: sí, claro.

hombre, comandante,

no se hubiera molestado,

no es mi cumpleaños.

horacio: vengo a pedirle

dos favores.

primero, que me hackee

esta computadora y me diga

qué es lo que contiene

y qué es lo que contuvo.

segundo, que lo maneje

con mucha discreción.

estamos haciendo

una investigación sobre un tipo

que le dicen el chaka.

chicho: ¿el chaka?

horacio: y necesito

la información para ya.

chicho: bueno, entonces

me doy prisa.

cuente con mi discreción.

espérenme aquí,

voy a ver qué puedo hacer.

horacio: muchas gracias.

germán: entonces

¿en qué quedamos, miguel?

miguel: pues, el revólver

nunca falla, es garantía,

germán.

te puedo conseguir uno

para hoy mismo.

germán: ok, perfecto.

>> don germán, tiene visita.

germán: no me quedes mal.

ahora sí que ponte chango,

mi querido mono.

[celular]

chicho: manu.

manuel: chicho.

chicho: tengo aquí a horacio.

me trajo la computadora

del burdel donde aparecieron

tus huellas.

quiere que le saque

toda la información oculta

del caso este del chaka.

manuel: sí, esa computadora

tenía datos de subastas

de niños y niñas

y algunos registros

que no pude revisar.

chicho: ok, yo averiguo

y te mantengo informado.

manuel: muchas gracias, chicho.

perdón, tengo que colgar.

gracias por recibirme.

directora: bienvenido.

germán: me agrada

que hayas aceptado venir.

lo que me pregunto es por qué

no sacaste lo guapo de tu padre.

pica y califica.

pila: ¿qué quieres?

germán: no, no, no.

suavízame el tonito.

te mandé a llamar porque quiero

que seas mis ojos fuera de aquí.

como puedes comprender,

tengo una larga reservación

en este magnífico y maravilloso

hotel de cinco estrellas.

pila: ¿por qué yo?

germán: porque eres mi familia.

pila: la familia no abandona

y tú me abandonaste.

no sólo eso, dejaste que

el [...] me partiera la madre.

germán: no nos pongamos

sentimentales.

tú mejor que nadie

deberías comprenderme.

¿sabes?

lo único que tenemos en común,

en que nos parecemos,

es en lo ambiciosos.

pila: dile a tus [...]

muchachos que pasen

por su paquetito

porque no lo quiero.

directora: lamento no darle

más información.

espero que con esto

se solucione el problema.

manuel: no, al contrario,

muchas gracias.

yo le agradezco la información.

directora: no hay de qué.

chicho: a ver, comandante,

de lo que tenían en el reporte

no apareció mucho más.

unas fotos quizás

y una lista de nombres.

horacio: estefani.

soto: ¿y esa quién es, jefe?

horacio: la hermana del quemado,

la perdición de mi hermano.

la quiso mucho,

pero yo no sabía que había

trabajado en un burdel.

¿sabe de qué fecha son?

chicho: no,

no hay fechas específicas.

digamos que entre 2005

y 2012 son los archivos.

horacio: tuvo que haber sido

entre el 2005 y 2008,

que fue el período

por donde murió.

es el último eslabón

que nos faltaba para llegar

al manu y a las víctimas.

muchas gracias.

chicho: no, al contrario.

horacio: usted y yo tenemos

todavía un pendiente

que tiene que ver

con el mentado gus.

como que ya se tardó mucho, ¿no?

chicho: no, fíjese

qué chistoso,

de casualidad le iba

a llamar esta semana.

con este asunto del derecho de

piso le conseguí esta ubicación.

por cierto, tengo

que felicitarlo, comandante.

de verdad,

usted debería ser actor.

[ríe]

todos creímos que estaba

en negocios sucios, felicidades.

horacio: yo solamente hago

mi trabajo, igual que usted.

y yo en el mío soy muy bueno.

marijosé: suéltame.

berenice: no, hay mucha gente

y te puedes perder.

>> ¿le puedo ayudar en algo,

señorita?

berenice: no, voy a hacer

un depósito, gracias.

¿ves?

ya nos regañaron,

ya no aguanto tu rebeldía.

marijosé: es que ya no quiero

que se burlen de ti,

pero no me haces caso.

berenice: le prometí a mi mamá

y mi papá que te iba a cuidar,

marijosé, y que iba a ver

que terminaras la escuela.

si se burlan de mí,

pues ni modo, ya está.

marijosé: entonces ya no quiero

ir, no quiero, no quiero,

no quiero.

berenice: marijosé.

marijosé...

cata: ¿y ahora ti qué te pasa?

lety: ay, doña cata,

tiene que ver esto.

cata: un frasco de medicamentos,

¿y esto qué?

lety: pues, que los encontré

en el cuartucho ese mugroso

en donde vive la bere.

cata: pero ¿te volviste loca?

lety: no, yo no, pero parece

que la bere sí porque estas

pastillas son para controlar

brotes psicóticos.

esa bere es muy rara, no sé,

no me da confianza.

yo creo que hasta peligrosa

debe de ser.

cata: ¿estás segura que son

de bere?

lety: sí, claro.

mire, hasta se las recetaron

a ella.

>> ¿qué pasa, señorita?

¿qué pasa?

berenice: es que mi hermanita

entró atrás de una señorita.

>> le voy a pedir que si no va

a hacer ningún deposito,

salga de la sucursal.

berenice: marijosé, imarijosé!

>> señorita, por favor,

salga, salga.

tiene que salir ahorita,

inmediatamente.

cálmese, cálmese.

suéltala.

berenice: muévase.

>> [grita]

berenice: abajo.

[radio] unidades cercanas

a sucursal 04 del bancomax,

clave 0345.

activaron el botón de pánico.

>> copiado, unidad 85,

vamos para allá.

[sirenas]

berenice: salga rápido.

nadie sale hasta que encuentre

a mi hermanita.

[música]

[música]

[sirenas]

[golpe]

manuel: doña cata,

¿y bere?

cata: se fue por marijosé.

¿pasa algo?

manuel: necesito hablar

con ella.

la fui a buscar a la escuela,

pero no estaba.

cata: ay, no me asustes.

manuel: en una larga historia,

doña cata.

cata: ay.

[celular]

berenice: mi hermana entró ahí.

estaba ahí, ¿dónde está?

¿dónde la escondieron?

manuel: contéstame, bere,

contéstame.

[celular]

berenice: entréguenme

a mi hermana ahora.

no me voy a calmar.

>> no grabes, imbécil.

si nos ve, nos mata.

>> es un asalto, es una mujer,

tiene dos armas cortas.

posiblemente tenga rehenes.

no alcanzo a ver

si tenga cómplices.

>> jefe, no encontramos nada.

cata: tranquilo, mi hijo,

tranquilo.

me estás poniendo

el alma en un hilo.

a lo mejor está en el banco

y no puede contestar.

manuel: ¿la mandó al banco?

cata: sí.

>> ¿ustedes saben qué

pasó en el banco?

hay muchas patrullas

y no dejan pasar.

[televisión] interrumpimos

la programación para informarle

que en este instante

se desarrolla un operativo

policíaco para intentar

detener a un grupo de asaltantes

por lo que nos enlazamos

en vivo a la sucursal 04

del bancomax.

adelante, selene.

cata: dios...

>> señorita, cálmese, por favor.

berenice: no me voy a calmar.

[dispara]

todos: [gritan]

berenice: no me voy a calmar

hasta que me den a una niña

de cabello marrón con trencitas.

traía su mochila de escuela

y su uniforme.

[llora]

manuel: ¿qué está pasando?

>> dicen que adentro

hay una mujer con armas

que no deja salir a nadie.

los tiene como rehenes a todos.

[teléfono]

chicho: ¿para qué soy bueno?

manuel: chicho, ¿hay manera

de acceder a las cámaras

de seguridad de la sucursal 04

del bancomax?

sólo traigo mi teléfono.

chicho: a ver,

dame un segundo.

manuel: necesito saber

qué está pasando en ese banco.

creo que lo están asaltando

y mi novia está dentro.

>> atrás, atrás.

berenice: todos en la oficina,

rápido, rápido, rápido.

rápido, entren.

marijosé: ¿bere?

[susurros]

berenice: marijosé.

marijosé: bere.

berenice: marijosé,

¿dónde estás?

marijosé: bere.

manuel: ¿qué pasó?

¿sí pudiste?

chicho: manu, tenemos

un problema, uno de los rehenes

subió un vídeo del asalto.

a ver, chequéalo

en "asalto bancomax".

berenice: nadie se va de aquí

hasta que yo encuentre

a mi hermana.

isalgan!

manuel: no puede ser.

chicho: ¿qué pasa?

manuel: no puede ser, es bere.

es bere, mi novia,

la que está adentro.

tengo que entrar a ese banco,

tengo que hablar con ella.

chicho: según lo que estoy

viendo aquí,

el banco está rodeado.

manuel: sí, lo sé, lo estoy

viendo, pero no me importa,

tengo que hallar la manera.

chicho: ya sé.

dame un segundito.

lo que voy a hacer--

voy a bajar los planos del banco

y te llamo en un minuto.

manuel: bere, contesta.

contéstame, bere.

[celular]

manuel: alfredo, alfredo,

¿dónde estás?

necesito tu ayuda,

estoy metido en un problemón.

selene: el reporte indica que

son alrededor de 12 las personas

a las que se les tiene

secuestradas como rehenes,

incluyendo empleados, clientes

y elementos de seguridad.

lety: no manches,

tiene que ver esto.

cata: ¿y ahora a ti qué pasa?

lety: la bere está asaltando

un banco y hasta tiene

rehenes y todo.

berenice: todos abajo, nadie

se va de aquí hasta que no

encuentre a mi hermana.

cata: hay que avisarle a manu.

[música]

[música]

[celular]

berenice: manu.

manuel: bere, bere,

por fin contestas.

berenice: se llevaron

a mi hermanita, a mi marijosé.

se la llevaron

y no me la quieren regresar.

manuel: bere, cálmate,

por favor, ¿sí?

vas a estar bien.

yo ya voy para allá.

sólo prométeme

que no vas a hacer nada

hasta que yo llegue, ¿sí?

prométemelo, por favor.

[altavoz] salga,

la tenemos rodeada.

es mejor que se entregue

con las manos en alto

y libere a los rehenes.

alfredo: vamos a hacer esto

rápido.

toma estos explosivos.

manuel: ey, ey, ey.

alfredo: tómalo, tómalos.

manuel: ¿estás loco?

alfredo: chicho revisó

los planos.

la única manera de accesar

es a través del local

de la tintorería.

echas a andar el detonador,

entras, sales.

te voy a estar esperando.

manuel: vamos.

alfredo: vamos.

horacio: cosido.

cosido: comandante escamilla.

horacio: quiero todos

los detalles.

cosido: intentaré establecer

contacto una vez más.

si siguen sin responder,

entramos.

horacio: a todas las unidades,

estén preparados

porque vamos a entrar.

esperen la señal.

chicho: ve hacia la derecha

unos cinco metros.

manuel: acá estoy.

chicho: bien, otra vez

a la derecha tres metros.

justo en esa pared, ahí,

ahí exacto.

del otro lado,

del lado del banco,

hay un dispensador de agua.

manuel: perfecto.

te cuelgo, voy a hablar

con bere.

[celular]

berenice: manu.

manuel: bere,

ponme mucha atención.

por nada del mundo

quiero que te acerques

al dispensador de agua.

berenice: ¿por qué?

manuel: porque habrá

una explosión

y necesito que no te acerques,

por favor.

horacio: ¿qué espera?

es una orden.

cosido: entren ahora.

[explosión]

manuel: ¿bere? ¿bere?

¿bere?

¿bere?

horacio: rápido, vamos.

manuel: bere, ey, ey, ey.

vámonos, levántate,

bere, vámonos.

berenice: ¿manu?

manuel: vas a estar bien,

te lo prometo,

te prometo que vas a estar bien.

horacio: ientren ya!

rápido.

manuel: vas a estar bien,

vamos, cuidado.

todos: [tosen]

manuel: vámonos.

alfredo: ¿está bien?

manuel: está bien.

alfredo: ¿adónde vamos?

manuel: un lugar donde esté

a salvo.

>> ya revisamos todo, señor,

y ni rastro de la presunta

delincuente.

creemos que se escapó por

el hueco que dejó la explosión.

se escapó por la tintorería

de al lado.

cosido: ¿y cómo?

¿hizo todo eso sola?

>> le ayudaron desde afuera.

horacio: quiero que revisen

todas las cámaras de seguridad.

germán: dijiste que la familia

te abandonaba.

pues, ya ves que no.

todo lo que tienes enfrente

es tuyo.

manuel: bere,

bere.

berenice: ¿dónde estamos, manu?

manuel: bere, ven,

vamos a hablar.

berenice: marijosé,

necesito encontrar

a mi hermana,

necesito encontrar

a mi hermana.

manuel: ey, ey, ey.

bere, bere, bere.

ey, ey, tranquila.

bere, veme.

lo sé, lo sé todo.

marijosé: ay, es que otra vez

llegaste tarde.

berenice: qué chillona.

yo estaba ahí con ella,

ella estaba y conmigo.

es hermanita pequeña

y yo la tengo que cuidar.

ella estaba enojada

porque había llegado tarde

por ella a la escuela.

empezamos a pelear

y se fue.

>> a ver, aflojen carteras,

celulares, relojes.

berenice: después todo fue

un caos.

todos gritaban

y ella avanzó, pero

yo no pude alcanzarla.

me la quitaron, manu.

marijosé, hermanita.

¿por qué me la quitaron?

directora: marijosé murió

hace tres años, lo siento.

berenice: tengo que encontrar

a mi hermana, tengo

que encontrar a mi hermana.

manuel: bere, bere, bere,

tu hermana se fue,

se fue hace tres años,

se fue.

berenice: no, ella estaba ahí

conmigo, manu.

¿por qué me la arrebataron?

tú eres gus,

tú la puedes encontrar,

tú lo puedes todo, ¿no?

manu: tu hermana falleció,

falleció hace tres años.

¿recuerdas?

berenice: no...

porque cuando quieres

mucho a alguien,

se haya ido, se haya muerto

siempre, siempre, siempre

van a vivir en tu corazón.

siempre, siempre, siempre.

marijosé: te quiero mucho, bere.

berenice: siempre, siempre

van a vivir en tu corazón.

marijosé: bere...

ya no llores, bere.

déjame ir.

tú tienes una vida y un amor.

vas a estar bien.

además, tú me enseñaste

que cuando quieres mucho

a alguien siempre,

pero siempre va estar contigo

y nosotras nos queremos

más que nada en el mundo,

así que siempre vamos

a estar juntas.

porque somos las mejores

hermanas.

berenice: no, marijosé,

no te vayas, marijosé.

no, marijosé,

no te vayas, por favor.

manuel: bere, tienes

que ser fuerte.

berenice: no, suéltame.

manuel: bere, escúchame,

por favor.

berenice: suéltame,

¿por qué te tenías que meter?

manuel: vas a salir adelante

de esto.

berenice: no te lo voy

a perdonar nunca, nunca--

manuel: vas a salir adelante,

ey.

horacio: ¿se sabe algo

más de ella?

cosido: no, nada.

antes de esto estuvo detenida

algunas veces por delitos

menores.

horacio: ¿y ahora se llevó algo?

cosido: no, nada.

de hecho, sólo pidió

que le abrieran el área

de cajas que porque venía

con su hermanita,

pero ya hablamos

con todos los testigos

y dicen que llegó sola.

a mí me late que es

sólo un pretexto

para robarse el dinero.

de repente todo explotó y huyó.

horacio: espera.

ya te tengo.

Cargando Playlist...