null: nullpx
Cargando Video...

Sin Miedo a la Verdad 2 Capítulo 3

Univision10 Feb 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

[alarma]

martha: [tose]

renata, a levantarse.

a levantarse, ándale.

ya, mi vida, ya.

ya levántate, por favor, ya.

[tose]

¡renata, el desayuno!

ay, dios mío.

ay, no puede ser.

[susurra]

amparo: marthita, marthita,

qué bueno que la veo.

ya va tarde con la renta.

martha: doña amparito,

es que tuve unos gastos

de la escuela de renata.

pero ya me voy a poner al día.

amparo: sí, sí, sí, pero ya sabe

que tiene que pagar

los primeros días de cada mes.

martha: sí, sí, ya sé.

amparito, de verdad, se nos hace

muy tarde para ir a la escuela,

hasta luego.

amparo: entonces, ¿cuándo me--?

¿cuándo me va a pa--?

martha: te portas bien, ¿eh?

renata: "bye", mamita.

martha: te comes el "lunch",

métete.

pare, por favor.

ay, no.

>> bienvenido a su nueva oficina

y felicidades una vez más

por su nuevo cargo,

inspector escamilla.

horacio: muchísimas gracias,

jefe.

víctor: otra vez llegando tarde.

martha: no vuelve a pasar,

víctor, lo que pasa

es que el transporte no pasaba.

[tose]

víctor: bueno, pues cuando

te llegue tu quincena,

no te extrañes de que venga

descontado lo de tu retardo.

martha: víctor, por favor,

de por sí no me alcanza.

fueron nomás cinco minutos.

víctor: no es mi problema.

martha: [gime]

nancy: pero hay un dios, manita.

martha: me va a descontar

otra vez, nancy.

víctor: ¡dejen de comadrear!

cata: genaro llamó

para avisarme que nombraron

a horacio inspector de policía.

lety: chale, no la muele.

cata: sí, eso me tiene

muy angustiada.

porque mientras más poder tiene,

más se ensaña con manu.

marijosé: ¿qué tanto le ves

a ese papel?

bere: aquí dice que lety

está enferma.

marijosé: ¿de qué?

bere: de una enfermedad muy fea.

marijosé: ¿y es contagiosa?

bere: si no se toma

sus medicinas, sí.

puede contagiar a las personas--

a las--a las personas

con las que haga el amor.

marijosé: ah, tienes miedo

que contagie a manu.

bere: no, manu no hace el amor

con lety.

marijosé: ¿y si sí?

bere: y si sí, pues es que ya

no me ama.

[celular]

horacio: ¿qué pasó, gorda?

>> amor, oye, se me acaba

de ocurrir una idea genial.

te voy a organizar una fiesta

para poder celebrar

tu nuevo cargo.

horacio: sí, me parece muy bien.

pero luego lo platicamos,

ahorita no tengo tiempo.

>> señorita, ¿no le pasó nada?

horacio: ¿dónde están

soto y meneses?

¿por qué vienes sola?

andrea: me dijo meneses

que usted ordenó

que se adelantaran

a asegurar el lugar.

horacio: ¿yo?

por supuesto que no,

pensé que ellos vendrían.

loera, necesito que me asegures

de que manu esté.

andrea: monitoreamos

la conversación, señor.

y la tal doña cata

nos dio indicios de que montero

se recupera en ese hospital.

además, ahora sí tenemos pruebas

para entambar a genaro, jefe.

y como usted es el inspector,

va a estar muy difícil

que alguien se atreva

a refutarlo.

horacio: ¿quién lo diría?

tú has dado más resultados

en poco tiempo que lo que han

hecho meneses y soto.

ahora sí vámonos, loera.

rodríguez: no sabía que podían

hacer revisiones

sin previo aviso.

>> es por normativa, señor,

venimos a revisar

las condiciones laborales

de los empleados.

víctor: muévete, que todavía

no es descanso.

martha: se me fue el aire,

víctor.

víctor: me vale madres, síguele.

rodríguez: ¿por qué no pasamos

por aquí?

nancy: ¿qué te traes?

has estado tosiendo

toda la mañana.

martha: ay, no sé, me siento

un poco cansada.

nancy: estás pálida,

deberías de descansar.

martha: nancy, ¿cómo voy

a descansar?

si apenas con los turnos extra

me alcanza para la renta.

los materiales de la escuela

de renata, el súper.

víctor: bueno, ustedes nada más

no entienden, ¿verdad?

¡luis!

manu: [gime]

[tose]

[jadea]

>> hay una situación delicada,

señor rodríguez.

las salidas de emergencia

están bloqueadas por cajas.

sus empleados están trabajando

más horas de las permitidas.

y no encontramos el pedimento

que ampara las tintas

de la mezclilla.

rodríguez: pues no entiendo.

jamás hemos tenido

ningún problema.

además, esto ya se había hablado

con los inspectores que vinieron

a la revisión anterior.

>> esos inspectores

fueron removidos de su cargo

por corrupción, señor rodríguez.

>> ¿está consciente

de la gravedad

de las infracciones?

>> muy grave.

rodríguez: ¿qué tengo que hacer

para que certifiquen

que este es un lugar seguro

para trabajar?

martha: [gime]

nancy: martha, martha.

martha, ¿qué tienes?

martha.

víctor: a ver, a ver, a ver.

quiero que todas

se me regresen a trabajar.

tú llámale a la enfermería.

¡a trabajar!

ey, ¿qué haces aquí?

te me regresas inmediatamente

a trabajar, no te quiero ahí

perdiendo el tiempo.

nancy: pero me quiero quedar

con martha.

víctor: no te estoy preguntando,

nancy, órale, vete a trabajar.

soto: ¿agente loera?

andrea: aquí agente loera,

adelante.

soto: ya tenemos rodeado

el hospital.

andrea: voy en camino

con el inspector escamilla,

no entren hasta que lleguemos.

es una orden.

lety: venga, manu, tus piernas

ya están más fuertes.

si logras caminar, vas a poder

ejercitar tus piernas.

eso, ¿ves?

muy bien.

manu: [gime]

apenas pude dar dos pasos.

cata: por algo se empieza,

mi hijo, ten agüita.

doctor: ¿cómo vamos, manu?

veo que tienes porristas.

manu: buenos días, doctor.

me canso mucho.

cata: es que no duerme.

doctor: si quiere que descanse,

lo podemos sedar un poco.

manu: no, no, ya voy a poder

dormir mejor.

cata: hazle caso al doctor,

hijo.

manu: no, no, no es necesario.

>> voy por el sedante, doctor.

manu: no, no, no.

cata: a ver, hijo.

lety: bueno, yo voy a buscar

algo de comer.

cata: aquí te vemos.

doctor: déjeme checar,

por favor, a ver, manu.

respira profundo, por favor.

meneses: para mí que nomás

estamos perdiendo el tiempo,

soto.

ya deberíamos entrar

y asegurarnos que el quemado

está ahí adentro.

¿o qué, tenemos que esperar

a andrea para que nos dé

el visto bueno?

soto: tienes toda la razón.

ni que esa vieja fuera la jefa.

vamos para adentro.

meneses: vamos.

vamos a entrar, ¿eh?

soto: usted se queda ahí.

tú vete por las escaleras

y revisa todos los pisos.

yo voy a averiguar si hay

algún registro del quemado.

meneses: correcto.

>> ¿me puede marcar el piso uno?

lety: bueno.

soto: ¿cómo está, jefecito?

>> ahí nomás.

soto: buenas tardes.

lety: ¿sí?

ajá.

soto: con permiso.

lety: [suspira]

doña cata.

[tono de llamada]

ay, conteste, doña cata.

no puede ser.

>> inspector, soto y meneses

entraron a hacer un

reconocimiento en el hospital.

andrea: les dije

que nos esperaran.

no debieron entrar,

pueden tirar todo el operativo.

horacio: que todos estén listos,

que esperen mis órdenes.

>> sí, inspector.

todos en 31.

lety: no, no, no, no.

¿nos dejas solos, por favor?

>> no, pero señorita--

lety: por favor, por favor.

y cierra la puerta.

cata: ¿qué pasa, lety?

lety: los hombres de horacio

están aquí, ya nos encontraron.

[música]

[música]

>> señorita martha,

¿está embarazada?

martha: no, solo me he sentido

mal hace unos días.

debe ser cansancio.

víctor: ¿qué tiene?

¿puede volver a trabajar?

>> por los síntomas,

parece envenenamiento por cloro,

como la vez pasada.

pero no podemos saber

hasta hacerle estudios.

víctor: sabe qué hacer.

>> lo que presentas

es un cuadro de anemia.

necesitas comer muy bien

y descansa.

víctor: puedes tomarte la tarde

para descansar.

pero mañana,

de regreso a trabajar.

martha: sí, víctor.

>> con este ya es el sexto caso.

>> si el sindicato se entera,

van a terminar

cerrando la fábrica.

víctor: ni una palabra

al sindicato.

cata: dios mío, ¿qué vamos

a hacer para salir de esta?

ay, mi hijo.

manu: ¿sabe qué, doña cata?

yo creo que ya es hora

de que hable con horacio

de hombre a hombre.

cata: no...

cuidado, cuidado, hijo.

lety: voy por una silla

de ruedas.

cata: sí, sí, tranquilo.

[tono de llamada]

[celular]

chicho: bueno.

lety: chicho, horacio dio

con manu, necesitamos

que vengas por nosotros.

acabo de ver a uno

de los perros de horacio.

lánzate a cabeza de juárez,

pero vuélale.

chicho: voy para allá.

cata: ¿qué haces?

manu: necesito esto.

cata: ay, cuidado.

cuidado.

[resuella]

ay, un poco más y me agarra

un infarto, niña.

lety: pónganse esto, rápido.

ven, ven, hijo, ven, ven.

¿esto?

[timbre]

renata: ¡mami!

viniste temprano por mí.

martha: mi vida, salí temprano

y quise pasar por ti.

renata: ¿te sientes mal?

martha: no, no, no, mi vida.

no, no, no, solo es cansancio,

nada más, ¿nos vamos a casa?

renata: si.

martha: cuéntame, ¿cómo te fue?

¿qué te dijo la maestra

de la tarea?

renata: que estaba muy bien.

martha: ¿y el inglés,

cómo estuviste?

renata: perfecto.

cata: ya, ya llegó, pásale.

pásele, pásele,

que dios lo acompañe.

[resuella]

ay, dios mío.

ay, padre nuestro,

que estás en los cielos.

sálvanos de esta, ayúdanos.

andrea: paciente manuel montero.

>> ¿manuel montero?

lo siento, señorita, no tenemos

ningún paciente con ese nombre.

andrea: es un joven de 25 años

de edad, con el rostro quemado.

>> por la descripción,

podría ser el joven de la 58.

aunque estoy seguro

que tiene otro nombre.

señorita, puede preguntarle

a la enfermera de piso.

lety: no, no, no,

vamos por el otro lado.

tiene que haber otra salida.

cata: no, esperen.

[alarma de incendio]

vamos.

>> su atención, por favor.

una alarma de incendio

se ha reportado en el edificio,

por favor, mantenga la calma

y diríjase hacia la ruta

de evacuación más cercana.

no utilice los elevadores.

andrea: ¿dónde está el paciente?

>> no lo sé, yo vine

a buscarlo pero ya no estaba.

se lo deben haber llevado

sus familiares.

está muy raro, el paciente

iba sedado, no puede caminar.

andrea: ahora sí lo arruinaron,

montero se escapó

por sus estupideces.

bloqueen los accesos,

bloqueen los elevadores.

¿quiénes son esos familiares?

>> eran dos mujeres,

una mujer joven y una mayor.

andrea: montero no puede

caminar, lo llevan dos mujeres.

cata: con permiso, con permiso.

ahí vamos, con permiso,

con permiso.

>> vámonos.

horacio: cuidado, a un lado.

quítense.

¿viste a dos mujeres empujando

una silla de ruedas?

>> no, inspector,

por aquí no salieron.

renata: mami, ¿mañana también

vas a llegar temprano?

martha: espero que sí, mi amor.

renata: es que me encanta

estar contigo, yo ya no quiero

que trabajes tanto.

martha: [jadea]

renata: mami, mami,

¿qué te pasa?

[gime]

[tono de llamada]

auxilio, mi mamá se puso muy mal

y creo que necesita

una ambulancia.

sí, le doy la dirección.

[música]

[música]

horacio: me lleva la fregada.

andrea: ¿por qué tenían

que desobedecer las órdenes?

horacio: otra vez se nos fue

de las manos.

andrea: no se preocupe, jefe,

lo vamos a agarrar.

además, esto confirma

que montero está vivo

y que usted tenía razón,

y está herido de gravedad.

voy por su expediente médico.

horacio: gracias, loera.

a ver, ustedes, par de [...]

vayan a hacer algo.

cata: chicho, nos salvaste

la vida literalmente.

chicho: no tiene nada

que agradecer, doña cata.

y no se preocupe del infeliz

de horacio, ¿eh?

yo lo voy a tener vigilado.

cata: gracias, chicho.

y gracias a ti también, paco.

chicho: una cosa, doña cata.

doña cata, no sé cómo dieron

con ustedes.

ese es el teléfono

con el que le estaban

hablando a genaro, ¿verdad?

cata: sí.

chicho: démelo, démelo,

por favor, yo me deshago de él.

cata: sí, está bien,

tienes razón, gracias.

horacio: ¿por qué no se había

dado de alta al paciente?

>> tiene una bala alojada

en el cerebro, el único

que lo puede dar de alta

es el doctor trejo.

soto: jefe, por más que buscamos

en el hospital, no encontramos

a ese mentado doctor trejo.

es como un fantasma,

nadie más lo conoce.

horacio: ¿cómo es posible

que nadie conozca

al doctor trejo?

andrea: pues entonces,

un fantasma firmó

este historial médico.

y montero se registró

con otro nombre,

un tal olivares.

dígame, señorita, ¿este es

el paciente del doctor trejo?

>> sí, él es.

horacio: luego platicamos

sobre tu incompetencia, soto.

meneses: [llama a la puerta]

jefe, ya traje a la vieja

para interrogarla.

horacio: muchas gracias,

señorita, es todo.

>> inhale.

exhale.

por favor, inhale, exhale.

los niveles de plomo

en su sangre son preocupantes,

señora.

el grado de intoxicación

es lo que le ha causado

los desmayos y las convulsiones.

martha: pero ¿cómo pudo llegar

eso a mi sangre?

>> veo que usted

trabaja en una fábrica.

debe estar utilizando

algún producto tóxico

que la está enfermando.

he visto varios casos como este.

martha: pero varios inspectores

del gobierno han ido

a supervisar la fábrica.

>> no sería la primera vez

que los empresarios

sacrifican la salud

de sus empleados a cambio

de unos cuantos pesos.

martha: es que necesito

el dinero, doctor.

>> necesita su salud.

y su hija la necesita a usted.

señora, si el nivel

de envenenamiento continúa,

podría costarle la vida.

renata: ¿vas a estar bien,

mami?

martha: voy a estar muy bien,

cariño.

no te preocupes.

>> por ahora, vamos a iniciar

el tratamiento para eliminar

el plomo.

horacio: ¿qué pasó, señito?

ya la extrañábamos.

cata: no puedo creer

que aún después de muerto

sigan con la idea de manu

persiguiéndolo.

horacio: [ríe]

ay, señito.

usted sabe que todo eso

que está diciendo

es pura mentira.

cata: ¿qué insinúa?

andrea: que usted está

coludida con manuel montero

para hacerlo pasar por muerto.

cata: no tiene por qué

ser grosera conmigo.

después de mi pérdida,

no tiene por qué estarme

ofendiendo.

andrea: una enfermera

nos dijo que dos mujeres,

una joven y una mayor,

estaban con él.

seguramente era usted.

cata: ¿tiene pruebas?

andrea: encontramos

una carta de bere para manu.

qué casualidad, ¿no?

cata: no, pues sí.

qué casualidad.

soto: bueno,

va a ser una noche muy larga.

>> muy larga.

horacio: a ver, ustedes dos.

váyanse por café para todos.

soto: sí, jefe.

>> sí, jefe.

abel: ¿cuál era la urgencia?

martha: ayer me dieron

este diagnóstico

en el hospital.

abel: no entiendo qué tengo

que ver yo en eso.

martha: el único lugar

donde mi sangre pudo

haberse envenenado es aquí.

abel: a ver.

¿lees lo que dice ahí?

¿qué dice?

¿qué dice?

martha: "lugar seguro

para trabajar".

abel: exacto.

esta fábrica está completamente

en regla.

así que si lo que quieres

es sacar dinero,

¿por qué no vas a un banco

y lo robas?

martha: yo no quiero

sacar dinero,

lo único que quiero es evitar

que a mis compañeras les pase

lo mismo que a mí.

algunas de ellas están

embarazadas.

abel: y si no quieres perder

tu empleo, te sugiero que vayas

con víctor y le digas

que quieres reponer

las horas que perdiste.

¿qué?

[música]

[música]

lety: ¿estás bien?

manu: estéfani está viva.

tengo que encontrarla.

lety: manu, yo entiendo

que la quieras buscar,

pero primero tienes

que recuperarte.

horacio: señores, les presento

a la nueva jefa alfa

del equipo: andrea.

a partir de este momento,

ella es la que da las órdenes.

¿entendieron?

martha: nos están envenenando.

algunas están embarazadas.

abel: ándale, paco,

que no son vacaciones.

quiero revisar los contratos.

>> inspector escamilla,

presente sus pruebas.

gracias.

lety: no me gusta verte así.

manu: ¿así cómo?

lety: pues triste.

manu: son muchas cosas, lety.

lety: es por la mugrosa,

¿verdad?

lety: es por todo.

no puedo dejar de pensar

en que mi hermana está viva.

su rostro lleno de odio

me atormenta y no me deja

pensar bien.

de tan solo poder recordar

bien lo que pasó ese día.

lety: ¿y si fue un sueño?

estuviste mucho tiempo en coma.

manu: no, lety.

no fue un sueño.

sé diferenciar muy bien

entre un sueño y la realidad.

la inocencia de bere

no es un sueño.

lety: ya salió el peine.

siempre regresamos a la mugrosa.

manu: ya deja de decirle así,

¿no?

lety: manu, se fue.

se largó con la mano

en la cintura, a reencontrarse,

no sé qué cosa.

te abandonó cuando más

lo necesitabas.

manu: tal vez tengas razón.

a lo mejor es pura necedad mía

aferrarme en las personas

que ya no están.

como mi hermana, como bere.

simplemente no puedo dejar

de pensar en que me necesitan.

lety: pues esos pensamientos

no te traen nada bueno.

ya, olvídate de bere, ¿sí?

ella tomó la decisión de irse

y tú también te mereces

rehacer tu vida.

manu: no, simplemente no.

no lo puedo creer.

algo aquí me dice

que no está bien, que algo pasó.

no se pudo haber desaparecido

así como así.

>> yo no me pienso

comer una cucaracha.

bere: es pura proteína,

carnalita.

>> ¿por qué no le dices

a lety que ya te vas y le juras

que no vas a volver

a pensar en manu

y te vas a olvidar de él?

bere: nunca me voy

a olvidar de manu,

si volverlo a ver es lo único

que me mantiene viva.

todas: ¡huelga, huelga!

¡castigo a los asesinos!

¡huelga, huelga!

¡castigo a los asesinos!

abel: como puede ver,

todo está en orden.

en esta fábrica

no nos vamos a dejar intimidar.

>> pues la huelga seguirá

su curso hasta que no se hagan

las investigaciones pertinentes.

está en juego la salud

de nuestros agremiados.

abel: pues ya saben

que no me olvido de ustedes.

>> esa voz me agrada,

señor abel.

mire, vamos a hacer una cosa.

yo me voy a encargar

de que todo se aliviane,

pero usted se va a encargar

de desaparecer cualquier

evidencia.

abel: no vaya a ser

que nos caigan.

>> señor.

abel: ya nos cayó la bronca.

deshazte de toda la tinta

que tenemos.

>> pero son un buen de galones.

abel: me vale madre.

ah, y por favor,

haz un pedido de buena tinta.

>> ay, jefe, es un dineral.

abel: pues no nos queda de otra.

es eso o nos clausuran.

todas: ¡huelga, huelga!

¡castigo a los asesinos!

¡huelga, huelga!

¡asesinos, asesinos!

>> sé muy bien que la que hizo

todo este desmadrito fuiste tú.

martha: ¿y qué querías?

¿que me quedara con los brazos

cruzados?

>> ¡no te lo voy a decir

dos veces!

¡párale o te vas a arrepentir!

>> no estamos solas

y no nos vamos a dejar

intimidar.

martha: por mi hija,

no voy a permitir

que nos sigas envenenando.

>> ya te dije, te aguantas.

todas: ¡asesino, asesino!

martha: espero que no nos pase

nada malo.

>> no nos vamos a esperar,

hay que contactar a gus,

de "sin miedo a la verdad".

manu: [jadea]

[alerta de mensaje]

[gime]

todas: ¡huelga, huelga!

[celular]

martha: ¿gus?

manu: hola, escúchame

con mucha atención.

necesito que consigas teléfonos,

mails, de proveedores o personas

que crees que están

involucrados.

>> se va todo, se va todo.

vámonos.

¡pronto, pronto!

¡todo, todo!

manu: una vez que hayas

conseguido la información,

yo haré lo mío para llegar

al fondo del problema.

[suspira]

martha, ya tengo las pruebas.

desde hace varios años

han estado comprando una tinta

con altos niveles de plomo.

martha: pero ¿por qué?

manu: porque les cuesta

una tercera parte de lo que

les debería de costar la tinta

que deberían de comprar.

eso las está envenenando.

martha: y nosotras

pagamos los platos rotos.

manu: te voy a mandar

los comprobantes de pago.

lo voy a publicar en mi página.

martha: y yo las voy a publicar

en redes sociales.

manu: estamos en contacto.

>> hace unos momentos,

gus, de "sin miedo a la verdad",

ha publicado pruebas

que sustentan la protesta

de martha ortega,

una empleada de la fábrica

de mezclilla, quien hizo

una huelga y pide que se

indemnice a los empleados

cuya salud se haya visto

afectada por haber sido

expuestas a sustancias químicas

con altos niveles de plomo.

>> en pocos minutos,

estas imágenes se han hecho

virales y todos estamos

a la expectativa del actuar

de las autoridades.

>> sí, dime.

¿qué pasa?

>> señores.

>> buenas noches.

>> buenas noches.

>> ese tal señor gus

va a mandar a mi hijo abel

a la quiebra.

necesito que me ayuden.

>> dígale a su hijo

que no se preocupe.

nosotros nos encargaremos

de todo.

>> acompañe al caballero

a la puerta.

averíguame todo lo que puedas

acerca del tal gus.

[música]

[música]

[celular]

renata: ¿vas a llegar

muy tarde?

martha: no lo sé todavía,

mi amor.

es que mamá está haciendo

unas cosas muy importantes.

renata: es que escuché un ruido

y tengo miedo.

martha: revisa que la puerta

esté bien cerrada.

yo te prometo que no me voy

a tardar.

renata: sí, mami.

martha: no tengas miedo.

no tardo, te amo.

[golpe]

renata: ¡mamá!

martha: ¿qué pasó?

¿renata?

¡renata!

>> ¿qué pasó?

martha: algo le pasó a renata,

me tengo que ir.

lety: si quieres comer,

te lo vas a tener que ganar.

bere: lo que quieras,

pero danos algo de comer.

>> y agua.

bere: y agua.

lety: le vas a escribir

otra carta a manu.

bere: ¿qué quieres que escriba?

lety: "manu:

espero que estés mucho mejor".

martha: [resuella]

[celular]

martha: se la llevaron.

se llevaron a mi hija.

manu: ¿cómo lo sabes?

martha: porque ese tipo

me amenazó.

y con las pruebas

que publicamos, estoy segura

de que fueron ellos.

está entrando una llamada.

manu: enlázala.

abel: tienes exactamente

dos horas para decir

que era mentira

lo que publicaste.

vas a decir que lo que querías

era sacar dinero de la fábrica.

si no lo haces,

espero que te hayas despedido

de tu hija.

[tono]

martha: ¿bueno?

manu: no te preocupes,

tranquilízate.

vamos a recuperar a tu hija.

necesito dos cosas.

una, que me mandes el número

del que te contactó.

y la segunda

es que te quedes en tu casa,

¿entendiste?

martha: sí, sí.

manu: escúchame

con mucha atención.

si en una hora y 45 minutos

no me he contactado contigo,

vas a grabar un video

desmintiendo lo que publicaste,

tal como te lo pidieron.

martha: ¿qué vas a hacer?

manu: salvar a tu hija.

>> ¿y qué vamos a hacer

con la niña?

abel: por ahora,

esperar a que la mamá

entre en razón.

y si no entra,

pues vamos a tener

que darle un sustito.

ramiro, ¿puedes ver

si ya subieron algo?

estamos a punto

de que se cumpla el plazo.

saluda a la niña, ¿no?

martha: mi nombre es martha

ortega y quiero confesar

que los documentos que subí

y compartí con gus

los falsifiqué con la intención

de sobornar a los dueños

de la fábrica de mezclilla

donde trabajo.

y estoy arrepentida,

porque--porque esta fábrica

me ha dado de comer

desde hace cinco años,

a mí y a mi hija.

y quiero pedirles una disculpa.

manu: [gime]

soy yo.

ayuda.

chicho: ¿qué pasó, manu?

¿qué necesitas?

manu: no estoy bien.

salva a la niña, chicho.

ubicación.

chicho: sí, a ver,

yo me encargo.

de hecho, tengo el contacto

de la mamá.

¿seguro que no necesitas

nada más?

manu: está bien, chicho.

salva a la niña.

sálvala.

chicho: ok, ok, tú tranquilo,

yo me hago cargo.

[manu] a veces es imposible

ayudar a nuestro deber,

a nuestra misión.

por más alto que sea el precio

que debemos pagar por hacerlo,

pero si en verdad

es algo que vale la pena,

si en verdad estás dispuesto

a arriesgarlo todo,

debes llegar hasta las últimas

consecuencias.

>> ¡de rodillas!

¡de rodillas!

[celular]

martha: ¿bueno?

chicho: usted no me conoce,

soy amigo de gus.

solo hablo para informarle

que su hija está a salvo.

>> y hace unas horas

fue detenido el dueño

de la fábrica de mezclilla,

abel rodríguez,

así como varios de sus empleados

que estaban coludidos

en la utilización de tintas

con altos niveles de plomo,

lo que ponía en riesgo

la salud de sus empleados.

>> a ellos se les acusa

de haber secuestrado

a una menor,

la hija de una de las empleadas

de la fábrica,

quien había decidido denunciar

actos de corrupción.

aparentemente, el sindicato

está coludido también.

[manu] porque cuando actuamos

con verdad, por más duro

que pueda llegar

a ser el trayecto,

siempre encontraremos

un rayito de luz que iluminará

nuestro camino.

renata: ¡mamá!

martha: ¡mi amor!

¡mi amor!

¡gracias, gracias!

[llora]

>> por haber perturbado

en la liberación

de manuel montero,

cómplice de los asesinatos

del chaka,

será puesto bajo arresto

para continuar con el proceso

de sentencia.

se levanta la sesión.

lety: manu,

mira lo que encontré.

bere te dejó otra--

¿manu? ¡manu!

¿qué tienes?

manu, ¿qué te pasa?

¡manu!

Cargando Playlist...