null: nullpx
Cargando Video...

Silvia Pinal, Frente a Ti Capítulo 12

Univision12 Jun 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

[música]

gustavo: no me regañes,

mi amor.

tuve un presentimiento

que nuestra bebé

ya iba a nacer

y me fui

a brindar con mis amigos,

¿qué tiene de malo?

yo te bautizo, viridiana,

en nombre del padre, del hijo

y del espíritu santo.

gustavo: don luis,

yo sé que estoy a un mundo

de estar a su altura,

pero me gustaría dar

mis primeros pasos

como director.

silvia: ay, mi marido

siempre cree

que eso es fácil, dirigir.

luis: sí.

gustavo: yo pensé

que me ibas a apoyar en esto,

que tú serías la primera

en estar al lado mío en un set

filmando una película.

silvia: ¿qué tonterías dices,

gustavo?

sonia: ¿tú crees

que gustavo tiene una amante?

silvia: o varias.

gustavo: ¿y es por esta basura

de papelito

que no tienes tiempo

en tu agenda

para filmar conmigo?

silvia: oye, no es una basura.

anoche su ropa

olía a perfume de mujer.

y era perfume caro.

silvia: hola, mucho gusto.

felipe: hola.

silvia: ¿felipe?

felipe: claro.

silvia: soy silvia pinal,

esta es tu casa.

felipe: muchas gracias.

muchas gracias

por la invitación.

gustavo: estoy harto

de todo y de todos.

quisiera estar

muy lejos de aquí.

silvia: ¿estás harto

hasta de mí?

gustavo: de todo y de todos.

gustavo alatriste

encantado.

silvia: hace mucho tiempo

que no te veía tan guapo

y tan sonriente.

¿qué haces aquí?

gustavo: ¿qué tiene de malo

que venga a ver

cómo va tu filmación?

las esposas sufren

por las amantes.

las amantes,

por las otras amantes,

porque se acuestan

con quien puedan.

dios te libre de eso, ¿no?

igustavo!

claro que me la llevo,

llámale a la policía.

primero me matas

antes de que no me lleve

a viridiana.

gustavo: vamos a hablar, silvia,

por favor.

silvia: yo contigo no tengo nada

que hablar,

tú vas a hablar con el abogado.

la década de los 60

estuvo marcada

por la guerra fría,

la carrera espacial

y la lucha

por los derechos civiles.

la cultura hippie

se extendió por todo el mundo

y las mujeres,

ay, nos acostumbramos

a llevar los pantalones.

livia: ¿qué haces aquí?

¿no estabas en brasil?

silvia: son más

de las 02:00 de la mañana,

livia.

livia: ¿en serio?

silvia: a mí me respetas,

que soy tu madre.

y bebiste.

fumaste.

¿de cuándo a acá fumas?

livia: ay, mamá, por favor,

no te hagas,

tú lo sabes.

ah, no, ¿cómo lo vas a saber?

se me olvida que tú

nunca estás aquí,

ni siquiera cuando estás

en méxico.

silvia: mira, si tú crees

que echándome en cara

mi trabajo,

tú así te puedes salvar...

livia: ¿tu trabajo?

ojalá fuera eso.

silvia: mira, lo que sea.

¿de dónde vienes?

¿en qué andas?

¿qué pretendes hacer

con tu vida?

livia: ¿ahora te importa?

silvia: me respondes.

livia: estaba en casa

de una amiga.

silvia: ¿no tienes una mentira

menos trillada?

a mí no me tomes por imbécil,

livia.

no juegues conmigo,

porque te encierro

en esta casa

y no te dejo ni asomar

las narices por la ventana.

livia: estaba en un concierto

con mike

y si no te dice nada su nombre

es culpa de tu agenda,

no mía.

es mi novio

desde hace dos meses.

silvia: pues, mira,

siento mucho

que por mi agenda

no me hayas contado tú

que ya tienes novio.

pero si no fuera

porque tengo una agenda,

tú no podrías vivir

en esta casa,

ni tendrías ese novio

ni hubieras podido ir

a ese concierto

ni estarías faltando a clases

en el mejor colegio

de este país.

así que, de ahora en adelante,

como tengo libre mi agenda

y tú me lo estás pidiendo

a gritos,

vas a tener madre para rato.

agarras tu pijama,

te cambias

y te metes a la cama

y a las 07:00 de la mañana

te quiero bañada y desayunada

y lista para ir al colegio.

y ni se te ocurra

pedirme un centavo

hasta que no me enseñes

las calificaciones.

y quedan suspendidas

las salidas nocturnas

hasta nuevo aviso.

a ver, escoge uno, mi amor.

sabía que ibas a escoger

ese color.

livia: escoge este, viri...

silvia: buenos días.

livia: ...este está más bonito.

silvia: te dije: "buenos días".

[timbre]

livia: vámonos, viri,

se nos hace tarde

para la escuela,

vente, vámonos, ya vámonos.

merilú: no se apuren en salir,

son las personas que vienen

por las cosas de gustavo.

livia: despídete de la abuela,

viri.

de todas maneras,

ya va a llegar el transporte.

bye, abuelita.

merilú: bye.

¿sigue sin hablarte?

silvia: y así lleva cuatro días.

gustavo: ¿qué está pasando?

>> son sus cosas, señor,

nos ordenaron sacarlas.

silvia: [solloza]

gustavo: ¿te parece bien

lo que estamos haciendo,

japonesa?

esto no tiene sentido, silvia,

yo te amo.

silvia: yo también te amo

y llevo meses...

[solloza]

...años,

buscando la manera de salvar

este matrimonio.

gustavo: tenemos una hija,

una vida compartida

y tantas cosas

todavía por hacer.

vamos a mirar hacia adelante,

vamos a olvidarnos

de los reproches.

empecemos de nuevo, silvia.

silvia: lo hubieras

pensado antes,

porque hay cosas que yo no,

no voy a olvidar.

mira...

llévate estas fotografías

con don luis buñuel.

muchas gracias.

consérvalas.

[solloza]

gustavo: si eres

una buena persona.

por favor, perdóname, silvia.

silvia: son muchos perdones.

[solloza]

gustavo: nos vamos a arrepentir

toda la vida de esto.

silvia: ya seleccioné

tus discos,

ahí están,

te los van a empacar.

tú y yo nos vemos

en los despachos de los abogados

para poder firmar

el papel del divorcio.

[solloza]

gustavo: déjame despedirme

de las niñas.

silvia: livia está

en una clase

y viri está en el kínder.

gustavo: estás cometiendo

un error, silvia.

silvia.

silvia: no hay marcha atrás,

no va a haber marcha atrás.

iba a divorciarme

por segunda vez.

no, nuestra sociedad

era y sigue siendo tan machista

que el valor de una mujer

dependía de si tenía

o no tenía marido.

una mujer divorciada

y más una artista como yo,

válgame dios,

era considerada como,

mínimo, como una libertina,

una mala influencia

para sus hijos

o para sus amigas.

mentiría si dijera

que en ese momento

ya había yo superado

todos esos prejuicios.

yo me sentía egoísta y culpable

por no haber querido

arriesgar mi carrera

para que gustavo

diera sus primeros pasos

como director de cine.

sentía que una vez más

había fracasado,

que nadie nunca más

me iba a volver a querer.

no era capaz

de ver el divorcio

como una oportunidad

para recuperar la libertad,

la autoestima

y empoderarme de nuevo,

volver a mi trabajo,

como después fue.

[música]

johnny: ♪ trae a tu chica

y que empiece el vacilón

todos me dicen

gozaremos de la vida

bailando siempre

este lindo rocanrol

¿bailamos? ♪

emilio: silvia,

quiero que te involucres

en la creación de un nuevo

tipo de programa.

independientemente

de que tenga números musicales,

me gustaría entrevistas,

"sketches".

>> sketches,

esa es muy buena idea.

silvia: sí, escenas cortas

de comedia,

pero lo que no sé

es cómo encajarlas

con un musical

y con entrevistas, no--

puede ser una mezcolanza rara,

¿no?

emilio: precisamente eso

es lo que quiero,

algo totalmente innovador,

algo que nunca se haya visto

en pantalla.

por eso los ingleses

han creado

un tipo de programa

más o menos con la misma línea,

lo que quiero es que lo vean,

que abran sus mentes,

que me hagan una propuesta

y, en cuanto lo tengan,

nos sentamos y lo conversamos.

>> hecho.

silvia: pues a ver qué sale.

me parece un gran reto.

>> con permiso.

emilio: adelante.

silvia, sonia me dijo

que finalmente te divorciaste.

¿cómo te sientes?

silvia: después de llorar

un año por los rincones,

sí, ya creo

que recuperé mi dignidad.

emilio: no me cabe

la menor duda.

silvia: es muy difícil

volverte a quedar sola,

con dos niñas,

tienes toda la responsabilidad

encima de tus hombros.

con viri me va muy bien,

porque es más chiquita,

todo fluye,

pero livia,

ay, livia me trae de cabeza.

merilú: ¿quieres cenar?

livia no ha llegado.

silvia: [chista]

pero está afuera con su novio

en el carro.

merilú: [susurra] ¿cómo?

silvia: no, espérate, mamá,

no te vaya a ver

que la estamos espiando.

silvia: ya entra, mamá.

merilú: silvia,

se está desnudando.

silvia: ¿quién?

merilú: no te quedes ahí

pasmadota, haz algo.

silvia: y ¿qué quieres que haga?

¿que agarre la escopeta

y la mate o lo mate--?

merilú: no, no, ¿cómo crees?

no.

silvia: ¿tú la viste desnuda?

mike: tu mamá, tu mamá.

livia: mi mamá.

silvia: no puede ser

lo que estoy viendo.

nunca me imaginé ver

a mi hija así.

livia: apúrate, no sé

qué le vamos a decir.

mike, ahorita me bajo--

mike: según yo no vio nada,

según yo vio solo poquito.

livia: amárrame...

pero amárrame bien.

yo me bajo, yo me bajo,

no te preocupes.

mamá, acabamos de llegar.

silvia: ah, ¿sí?

[música]

[música]

livia: no tenías por qué

hacerle pasar

esta verguenza a mike.

esto no te lo voy

a perdonar nunca.

silvia: ¿hace cuánto tienes

relaciones sexuales?

livia: ¿qué?

ni sueñes

con que te voy a responder eso.

silvia: no te preocupes

que mañana

te llevo al ginecólogo.

livia: pues estás loca

si crees que voy a acompañarte

a que un desconocido me revise.

qué pena.

silvia: ¿pena?

pena debería de darte

estarte desnudando

ahí en la calle,

te pudo haber visto

cualquier gente,

te vio tu abuela, te vi yo.

a mí se me caería

la cara de verguenza.

livia: mira quién habla,

sor pinal.

a mí no me vengas

con clases de moral

cuando tú

no paras de meter hombres

en esta casa.

a saber con cuántos

te has acostado por ahí.

silvia: a mí no.

a mí no, a mí me respetas,

porque soy tu madre,

te guste o no.

livia: ¿puedo pasar?

silvia: sí.

ay, hija, tú nunca

has necesitado permiso

para entrar a la recámara.

livia: siento mucho

lo que te dije, mamá.

estaba muy enojada.

sé que no es justificación,

pero no quiero que me veas así,

no quiero que estés triste

por mi culpa.

silvia: no es por ti

que estoy triste, livia.

es por mí.

de nada me valen los éxitos

de haberme pasado

la vida entera trabajando

para pagar esta casa,

para mantener a la familia,

si he fracasado

en lo más importante,

en ser una buena mamá

y un buen ejemplo

para ti y para tu hermana.

livia: no, mamita,

tú eres la mejor mamá del mundo.

silvia: yo he cometido

muchos errores, livia.

me he divorciado dos veces,

es verdad que he tenido

muchas parejas.

en el amor no doy una

y ustedes

lo han tenido que sufrir

junto conmigo.

livia: ya, mamá,

olvídate de lo que te dije,

por favor.

silvia: es que yo quisiera

meterte a ti y a tu hermanita

en una bola de cristal

para que nunca nada

les haga daño.

yo sé que eso no es posible,

porque tú ya no eres una niña.

yo sé que te va a parecer

una obviedad,

pero hasta hoy

no me había dado cuenta.

tú eres dueña de tu cuerpo.

yo puedo decir misa,

pero la que decide lo que hace

y lo que quiere hacer

con su cuerpo y con su vida

eres tú.

por fortuna, tú tienes

unas oportunidades fantásticas

que no tuve yo.

no las desperdicies.

tú puedes estudiar, formarte

para hacer lo que quieras.

aprovecha la libertad,

aunque tú sientas

la necesidad de vivirlo todo ya

como si no hubiera un mañana,

no, hija, no,

la vida es muy larga.

no importa,

sea lo que sea,

hagas lo que hagas,

yo siempre

voy a estar para ti.

tu cuerpo, mi amor, esto,

esto es sagrado, es tuyo.

piensa muy bien lo que haces

y siempre cuenta conmigo,

yo siempre te voy a escuchar,

siempre.

livia: gracias, mamá.

silvia: ven acá.

blanquita: ♪ no te quieres

enterar

ye, ye

que te quiero de verdad

ye, ye, ye, ye

tendrás que pedirme de rodillas

un poquito de amor

pero no te lo daré

ye, ye

porque no te quiero ver

ye, ye, ye, ye ♪

sonia: ¿tú no te cansas?

silvia: ay, ven,

ven a leer esto.

sonia: ¿a esta hora

un viernes en la noche?

estás loca.

para mí ya empezó

el fin de semana.

silvia: anda, gordita, siéntate.

mira, son

dos escenitas de comedia

que las lees muy rápido.

quiero saber si te dan risa.

sonia: lo que me pueden dar

es ganas de llorar.

¿tú no eres

la que me dijo anteayer

en medio de un mar de lágrimas

que necesitabas más tiempo

para estar con tus hijas?

silvia: mis hijas se fueron

a dormir con sus papás,

llegan hasta mañana en la noche,

estoy aprovechando.

sonia: vamos a cenar.

>> buenas.

quiero que revises la lista

para ver los invitados

de tus números musicales.

silvia: ajá.

>> no me digas

que el señor azcárraga

quiere verlo.

sonia: no, el señor azcárraga

hace rato que debe estar

con su familia cenando.

>> ah.

sonia: silvia.

silvia: ¿mm?

sonia: tienes cinco minutos,

no más.

te espero afuera.

silvia: sí, so.

oye, quiero saber

por qué tachaste a felipe román

de la lista,

es un buen candidato,

sus canciones

siguen sonando en la radio.

>> ¿sabes cuánto cobra

por llamado?

casi el 50% del presupuesto

que tenemos para el piloto

del programa.

acabo de hablar

con su representante

y no se baja del caché

por nada del mundo.

silvia: pues él se lo pierde.

ni que estuviera

en los cuernos de la luna.

no, ya encontraremos a otro.

yo no sé por qué dejo

que me arrastres

a estos lugares.

estoy muy cansada.

sonia: precisamente por eso,

yo también estoy cansada.

nos vendrá bien relajarnos

y--y divertirnos un poco.

silvia: ¿qué tal?

sonia: buenas noches.

silvia: gorda,

pues esto no se ve

que digamos:

"ay, qué animado".

nos vamos en un rato, ¿sí?

sonia: mesero.

dos martinis, por favor.

¿vas a seguir quejándote?

silvia: me tomo una y nos vamos.

esta fiesta está aburridísima.

ambas: [ríen]

>> [cantan]

sonia: ¿no que nada más era una?

silvia: imesero!

[música]

>> ♪ si muero

silvia: lejos de ti ♪

vamos.

todos: ♪ que digan que estoy

dormido

y que me traigan aquí

que digan que estoy dormido

y que me traigan aquí

méxico lindo y querido

si muero lejos

de ti ♪

[aplauden]

[música: si nos dejan]

silvia: sí, él es felipe román.

¿sí?

¿el es?

sonia: el es.

silvia: ♪ nos vamos a querer

toda la vida ♪

ifelipe!

todos: ♪ si nos dejan

nos vamos a vivir

a un mundo nuevo

yo creo podemos ver

el nuevo amanecer

de un nuevo día

yo pienso que tú y yo

podemos ser felices

todavía

si nos dejan

buscamos un rincón

cerca del cielo

si nos dejan

haremos con las nubes

terciopelo ♪

[música]

[música]

[gritos]

silvia: ay, discúlpenme,

por favor,

nunca había llegado tan tarde.

por favor, ¿me puedes traer

bicarbonato de sodio con agua?

>> ¿qué son esos gritos?

[gritos]

silvia: esa

es nuestra estrella invitada.

>> ¿nuestra estrella?

[gritos]

silvia: felipe.

[gritos]

>> ¿felipe román?

no puede ser, pero--

silvia: no nos va a cobrar

ni un peso.

>> ¿en serio?

felipe: hay cosas que se hacen

por puro placer.

>> bueno, entonces,

empezamos a grabar,

pero en este momento,

vamos, vamos.

silvia: me lo llevas.

ven, te voy a presentar

con el de vestuario.

felipe: perfecto.

>> prepárenme

el estudio uno.

sí, vamos a grabar

en este momento

con silvia pinal y felipe román.

en serio, él mismo, en persona.

sí.

listo.

[música]

ambos: ♪ la ilusión

de tener un amor

que me hiciera valer

luego que te di mi bien

yo te pude querer

con toditita mi alma ♪

silvia: [ríe]

felipe: ¿esto es

jugo de frutas?

silvia: y ¿qué querías,

después de la borrachera

que nos pusimos,

que te diera un par de whiskies?

no.

felipe: tenía tanto tiempo

que no me divertía cantando.

silvia: yo también,

pero, te confieso,

no aguantaba

el dolor de la cabeza.

felipe: ay.

y ¿quedaste contenta

con la grabación?

desafinamos un montón, ¿eh?

silvia: pues sí,

cantamos horrible,

pero no te preocupes,

no, no, no,

yo creo que cantaste muy bien.

es un piloto,

solamente lo vamos a mostrar,

si lo aceptan, pues,

ya lo hacemos muy bien.

felipe: ay, cantar.

silvia: [ríe]

muchas gracias.

felipe: no.

silvia: de verdad,

te estoy muy agradecida.

no, gracias porque te convencí,

gracias porque aceptaste,

gracias.

felipe: ¿sí?

silvia: eres

una estrella de rock.

felipe: ah, ¿sí?

silvia: oye, ya,

¿por qué me miras así?

felipe: ¿así cómo?

silvia: como si fuera

una de las chiquillas esas

que traes locas.

una de tus fans.

felipe: no, no,

te miro como lo que eres,

una diosa.

silvia: ah, no, te engañé.

¿vas a salir a esta hora?

livia: sí, ¿por?

silvia: y ¿esto qué hace aquí?

livia: si felipe román

va a ser tu novio,

a mí ya no me interesa

ni como artista ni como nada.

silvia: ¿quién te dijo

que iba a ser mi novio?

livia: ay, mamá,

viene a visitarte

y se ponen a hacer manitas

y darse besitos ridiculísimos.

silvia: no, eso no es cierto.

livia: nada más te digo

que pareces su tía.

silvia: me estás diciendo vieja.

livia: eso es

lo que te van a llamar

cuando te vean con él:

la vieja gloria del cine

con el joven rocanrolero.

silvia: mira, no te permito

que me hables así.

livia: pues acostúmbrate,

porque ya parece

que lo veo en las revistas.

silvia: para la próxima,

te voy a pedir permiso

para ver si estás de acuerdo

con quién invite yo a mi casa.

livia: no, porque yo

ya no voy a vivir aquí.

silvia: ¿cómo?

livia: mike me propuso

que me fuera a vivir con él,

que nos casemos.

yo no quería,

pero ya no veo la hora

de largarme de esta casa.

silvia: livia,

por favor,

las cosas no se hacen así.

livia: [ríe]

y ¿cómo se hacen?

¿como tú?

[ríe]

ay, mamá,

yo al menos sí tengo

sentido del ridículo.

adiós, no me esperes despierta.

emilio: no es que esté mal

este primer intento,

pero es más de lo mismo.

silvia: tú dinos directamente

qué necesitas.

emilio: al público juvenil

no lo vamos a atraer

con rancheras.

los sketches no dan risa,

están aburridos.

métanse en la cabeza esta clave:

modernidad, innovación,

atrevimiento.

silvia: ya habíamos pensado

en algo así.

cuando lo grabemos,

¿te lo podemos mostrar?

emilio: no pongan esas caras.

lo único que estoy pidiendo

es que se diviertan de verdad,

que se note en pantalla.

esa es la única manera

en que el público

se pueda divertir en su casa.

¿es difícil entender eso?

silvia: no.

césar: ♪ y poderla

siempre, siempre amar

son sus ojos muy bonitos

tiene cara de ilusión

esa chica es

como un ángel que va

repartiendo su candor ♪

silvia: buenos días.

>> buenos días.

silvia: ¿tú qué haces aquí?

felipe: hola.

¿es mi idea

o está más guapa que ayer?

silvia: no te dejes convencer.

tú, felipe,

¿qué haces aquí?

>> felipe me está proponiendo

una idea buenísima

para tu programa.

silvia: ¿cuál?

felipe: que grabemos...

[habla francés]

silvia: ¿qué es eso?

felipe: un hombre y una mujer.

[tararea]

ambos: [tararean]

todos: [tararean]

silvia: [ríe]

no.

tú no hablas francés,

yo tampoco, es un chorro.

felipe: [ríe]

bueno, pero vamos a lanzar

la versión en español.

♪ cuando se quiere ser feliz

solo ser feliz

dos almas en la oscuridad

se deben de buscar

un hombre y una mujer

se van a encontrar ♪

¿mm?

silvia: no sé, es--

es muy romántico.

felipe: [ríe]

silvia: no sé, no sé

si eso me guste.

¿tú qué opinas?

>> me parece muy bien,

¿por qué no?

felipe: es un tema pegadizo,

ligero,

y eso lo sacamos tú y yo

en un par de sesiones.

mañana paso por tu casa

y empezamos a ensayar.

silvia: no, no, no, no,

en mi casa no,

porque hay mucha gente ahí.

felipe: entonces, ensayamos

en mi casa.

silvia: ¿felipe?

[llama a la puerta]

¿felipe?

ifelipe!

felipe: entra, silvia,

estoy en mi cuarto.

aquí estoy.

silvia: no,

mejor aquí te espero.

felipe: de verdad

no puedo levantarme, ven,

por favor.

silvia: no digas tonterías.

ven, mejor baja a saludarme

como corresponde.

felipe: no es una tontería,

silvia, estoy enfermo.

silvia: mira,

donde sea una estupidez

te lo juro que me largo.

felipe: ven,

no te voy a hacer nada.

¿quién crees que soy?

¿el lobo feroz?

silvia: [ríe]

felipe: anda, sube.

silvia: pero ¿qué haces

ahí en la cama?

¿no se supone

que íbamos a ensayar?

felipe: tengo hepatitis.

silvia: ¿hepatitis?

me vas a contagiar,

¿por qué no me llamaste

por teléfono

para que no viniera?

felipe: porque no lo sabía,

el médico se acaba de ir.

además, tenía ganas de verte,

aunque sea un ratito

y--y de lejos.

silvia: bueno, pues,

ya me viste.

hola y adiós.

le voy a decir al productor

que cancele el ensayo.

felipe: no, no, no cancelemos,

por favor.

silvia: pero estás enfermo,

a ver, ¿qué hacemos?

felipe: sí podemos ensayar.

silvia: no, no, no,

no, yo no me voy a quedar

aquí a ensayar

para que tú me pegues

la hepatitis.

felipe: ay, tranquila,

no te voy a contagiar nada.

es más, tengo una idea...

[música]

merilú: el mensajero

de felipe román te trajo esto.

silvia: ¿a mí, mamá?

ay, gracias.

merilú: [ríe]

[teléfono]

felipe: bueno.

silvia: hola, soy yo.

felipe: reconocería tu voz

entre miles.

¿recibiste

la pista de la canción?

silvia: sí.

quería agradecerte mucho

lo de la flor.

felipe: el mérito es

de la secretaria

de mi representante,

que fue quien la envió.

¿puedes trabajar ahora?

silvia: ¿ahora?

ah, bueno, sí, sí, sí,

pero dame un segundo.

espérame, espérame.

voy por la letra.

aquí estoy.

felipe: ¿tienes la letra?

silvia: ya, ya la tengo.

es--espérame, dame un--

ya.

felipe: empiezo yo.

silvia: ajá.

felipe: ♪ cuando se quiere

ser feliz

solo ser feliz

silvia: dos almas

en la oscuridad ♪

felipe: a ver, a ver, probemos

un poquito más alto.

silvia: ♪ dos almas

en la oscuridad

felipe: debes de buscar

buscando

silvia: buscando juntos

felipe: felicidad ♪

silvia: no, pero el "felicidad"

no lo entiendo nada.

felipe: ♪ y si el ayer

silvia: les preocupa

felipe: el amor sus penas

borrará

ambos: y dar cada mañana

todas las prome-- ♪

silvia: ¿quién descolgó

el teléfono?

livia: ¿lo puedes creer,

abuela?

estos dos cursis

siguen cantando por teléfono.

merilú: ten paciencia,

están trabajando.

livia: es que esto

es insoportable, abuela.

yo quiero llamar a mike

y seguro que él

también está llamándome.

merilú: en mi época,

no había teléfono

y no nos morimos por eso.

livia: ay, pues sí,

pero la abuela jovita

no se pasaba todo el día

canturreando como mensa

ni haciendo el ridículo.

no.

ay, es que ¿por qué

no puedo tener una mamá normal?

merilú: [ríe]

felipe: mi primer

instrumento musical

fue un cuatro.

silvia: ¿mm?

oye, no se habla

con la boca llena,

no entendí lo que dijiste.

felipe: [ríe]

te estaba contando

lo del primer contacto

con la música.

fue cuando vivíamos en caracas.

mi papá me regaló un cuatro,

que es como una guitarra,

pero de cuatro cuerdas,

típico de venezuela.

silvia: y ¿a qué edad

te trajeron a méxico?

felipe: como a los 10, 11 años.

me acuerdo

de la primera vez que te vi.

fue en aquella película

donde había un abrigo

que--que iba y venía.

silvia: "historia

de un abrigo de mink".

felipe: esa.

te voy a confesar una cosa,

pero no te puedes burlar.

silvia: no, no,

no me voy a burlar,

dime.

felipe: en mi casa,

cada vez que te veíamos

por la televisión

o en la prensa,

mis padres me decían:

"mira, felipe,

ahí está tu novia,

la silvia pinal",

y se reían de mí.

silvia: no te creo.

felipe: cuando conozcas

a mis padres,

les podrás preguntar.

silvia: ay, sí,

y ¿qué te hace pensar

que yo voy a conocer

a tus padres?

felipe: porque yo

te los presentaré.

me daré el gusto

de decirles: "aquí está

mi novia, la silvia pinal,

ríanse ahora".

silvia: [ríe]

felipe: ¿qué, qué,

qué te da risa?

silvia: pues lo que me cuentas.

felipe: ah, te ríes

de mis sentimientos.

silvia: [ríe]

¿qué sentimientos tienes tú?

felipe: ¿tú qué sabes?

tú y yo somos novios

desde hace años.

lo que pasa

es que no te conocía en persona

para decírtelo.

eres mi novia, silvia pinal.

ambos: ♪ estando juntos

soñarán

y se volverán

el tierno abrazo de un amor

lleno de calor

y entonces se enamorarán

y se jurarán

la fiel promesa

de eternidad ♪

silvia: no, ¿qué haces?

felipe: ¿cómo que qué hago?

la letra dice:

"en tierno abrazo de un amor

lleno de calor".

no podemos cantar eso

mirándonos de lejos.

silvia: [ríe]

felipe: la cuarentena ya pasó.

¿me tienes miedo o qué?

silvia: sí.

sí, la verdad, sí,

sí te tengo miedo.

felipe: ¿por qué?

silvia: pues porque no haces

otra cosa que decirme

que te gusto mucho

y que te ilusionaría

que estuviera contigo

y no, yo no quiero

comprometerme con nadie,

con nadie, de verdad.

vengo de un divorcio muy duro.

felipe: yo no tengo nada

que ver con eso, silvia.

entiendo que estés

herida y cansada,

pero yo no pretendo

encadenarte ni obligarte a nada.

yo solo te ofrezco mi amor, ¿mm?

no te pido nada

más que me dejes quererte.

silvia: [ríe]

¿no sabes cuántos años tengo?

felipe: no lo sé ni me importa.

uno no se enamora de un número,

sino de una persona.

silvia: livia dice

que parezco tu tía.

felipe: [ríe]

silvia: tu tía.

[ríe]

felipe: te voy a confesar

una cosa, ¿mm?

esas chiquillas

del club de fans que me gritan

me ponen frío.

ellas ven a felipe román,

el cantante,

eso es lo que yo les doy,

un poco de--de rocanrol

y de ilusión.

pero yo necesito

una mujer de verdad.

sueño contigo, silvia.

y no de ahora,

sino desde hace mucho.

y eso ya te lo he dicho antes.

silvia: eso también

es parte de mi trabajo,

cumplir los sueños

de los hombres.

mm, no, no, no,

eso ya me lo habían dicho

muchas veces, no.

felipe: mm, entiendo.

yo soy para ti

lo que las chiquillas histéricas

son para mí.

silvia: no, yo no dije eso.

felipe: soy un imbécil.

ya se me quitaron

las ganas de cantar.

silvia: no, ya, felipe,

ya en serio, ven, mírame.

felipe: quiero besarte

y no me importaría

morirme después.

[música]

[música]

silvia: hola, livia,

¿qué haces?

livia: hola, mamá.

estoy buscando salones

para la fiesta de bodas,

pero están carísimos.

silvia: a ver, livia,

¿otra vez la boda?

livia: no empecemos con eso,

mamá.

además, tú eras

más joven que yo

cuando te casaste.

silvia: y me equivoqué, livia.

yo no quiero que tú hagas eso,

fue un error.

yo lo hice

para sentirme libre

y no fue así.

livia: eran otros tiempos.

además, tú eres tú

y yo soy yo,

mi historia no tiene que ser

como la tuya.

silvia: pero ¿para qué te casas?

¿no te ves?

estás tan bonita.

yo aquí no te prohíbo nada,

puedes hacer lo que quieras.

no te cases.

livia: mamá,

el mundo no gira

alrededor de ti,

esto no tiene

nada que ver contigo.

no es que yo quiera

casarme con mike

porque tú dejes de hacer

esto o lo otro,

sino porque lo amo.

¿es tan difícil de entender?

silvia: está bien.

como ya sé que no te puedo

decir nada para disuadirte,

¿por qué no dejas de buscar

salones de fiesta

y la haces aquí?

livia: ¿aquí, aquí?

¿en serio?

silvia: claro que sí, tontita.

esta es tu casa.

livia: ay, gracias,

gracias, mamá.

le tengo que avisar a mike--

silvia: vamos a querer a mike.

livia: se va a poner muy feliz.

silvia: mike, mike, mike.

ambos: ♪ cuando se quiere

ser feliz

solo ser feliz

dos almas en la oscuridad

debes de buscar

un hombre y una mujer

se van a encontrar

buscando juntos

felicidad

estando juntos soñarán ♪

silvia: ¿qué te parece?

emilio: me encantó, me encantó.

qué buen número.

y con el éxito que tuvo

esa película

con la versión en español

de esa canción

va a ser todo un éxito.

silvia: [ríe]

emilio: silvia, déjame decirte,

te felicito.

muy acertado.

y si sigues en esta línea

vas a tener un gran programa.

silvia: no, ya tenemos

el programa, emilio.

se llamaría

"silvia y felipe".

emilio: a ver, a ver, a ver,

no entiendo.

¿vas a compartir protagonismo

con ese jovencito

en tu programa?

silvia: pero es que no es

cualquier jovencito,

es el cantante del momento,

la gran estrella

de rock mexicano,

el ídolo de los jóvenes.

es el toque moderno

que se necesita

para la propuesta.

emilio: y tu nueva pareja,

silvia.

lo siento,

pero yo no lo veo así.

así que te pido de favor

que mantengas la distancia

entre lo personal

y lo profesional.

silvia: emilio, yo sé muy bien

poner los límites.

no te estoy hablando

como amiga,

te estoy hablando

como tu empleada.

yo estaría a cargo

de la batuta del programa

como siempre,

como tú lo quieres.

felipe vendría

a refrescar el programa,

él tiene

a todos los jóvenes cautivos

y los jóvenes son tu prioridad.

>> perdón, perdón, señor,

por llegar tarde,

pero no saben el relajo

que están haciendo

las jóvenes en el estudio

por la presencia

de--de...

ambos: de felipe román.

>> en serio.

no, no, no saben,

están como locas.

no, no hay manera de sacarlas.

¿ya le vendiste la idea?

silvia: estamos convenciendo

al jefe.

silvia: ya tenemos programa.

felipe: ¿qué?

¿viste la grabación?

¿quedó todo bien?

¿no hay que volver

a grabar nada?

silvia: ¿no me estás escuchando?

ya tenemos programa.

ahora sí tenemos

que entrar a grabar.

el señor emilio azcárraga,

el dueño,

el jefazo de esta empresa,

ya me dio luz verde

y vamos a hacer

nuestro programa,

que se va a llamar

"silvia y felipe".

felipe: ¿me estás diciendo

que voy a tener

una participación

en tu programa?

silvia: no, te estoy diciendo

que vas a protagonizar conmigo

el programa,

que vamos a tener juntos

un programa.

ay.

[ríe]

felipe: no lo puedo creer.

trabajar con una estrella

como tú

es un lujo.

en este momento

le están hablando

a tu representante

para que tú y él vengan

con el mismísimo azcárraga.

felipe: ¿el tigre

fue el de la idea?

silvia: no, la idea es mía.

ay, sí, ¿no?

"el tigre",

como si fuera muy tu amigo.

felipe: guau, entonces,

fue tu idea.

te tengo comiendo de la mano,

¿no?

silvia: ay.

armando: ♪ la noche

cuando nos conocimos

adoro

las cosas que me dices

nuestros ratos felices

los adoro ♪

silvia: no.

[ríe]

felipe: reconoce

que no puedes vivir sin mí,

que tienes que estar conmigo

las 24 horas del día.

silvia: esto es

algo profesional,

es una responsabilidad

muy grande.

felipe: definitivamente, sí.

vamos a celebrarlo.

¿en tu casa o en la mía?

silvia: ¿en mi casa?

ni lo sueñes.

vamos a un restaurante,

le hablo a la gordita.

felipe: ¿qué?

no, no, no, no.

tu amiga te va a sobrar,

sé lo que te digo.

alguien te dejó un recado

en la máquina de escribir.

silvia: [ríe]

y ¿qué se supone

que tengo que hacer con esto?

felipe: lo que te mueres

por hacer,

decirme que sí.

silvia: oye, cómo se nota

que nunca has estado casado.

[ríe]

el matrimonio

no es como lo pintan,

estamos mejor así.

sí, no lo eches a perder.

armando: adoro

el brillo de tus ojos

lo dulce que hay...

>> no, al aire no salió,

pero, bueno, lo usaste.

silvia: no me importa.

ya sabes que la producción

no tiene dinero,

me lo vuelvo a poner.

>> perfecto.

pruébalo.

silvia: está bonito, ¿no?

>> y te queda genial.

te ciñe la cintura

de una manera...

silvia: ¿me ayudas?

>> sí, claro.

a ver.

uy, ¿no sientes que encogió?

silvia: a ver, ciérralo.

>> [niega]

qué va, que esto no cierra.

silvia: a ver, espérame.

no, yo sí sien--

ay, sí se encogió,

¿lo llevaste a la lavandería?

>> no, no, para nada, no.

déjame ayudarte.

no, no cierra.

silvia: no, pues yo sí siento

que está apretado.

merilú: felipe lleva

un rato esperándote.

lo invité a comer,

está con viri en la cocina.

silvia: muy bien, mamá.

dile que no se preocupe,

que coma tranquilo

y que me alcance en el cuarto.

merilú: ¿cómo?

¿tú no vas a comer?

silvia: no, no me siento bien,

me duele la cabeza.

felipe: ¿estás embarazada?

silvia: sí,

tengo mes y medio.

felipe: eso es

lo más maravilloso, mi amor.

un hijo.

[ríe]

voy a tener un hijo.

un hijo tuyo.

no, no, dime, dime,

dime que no estoy soñando,

mi amor, por favor, por favor.

silvia: no lo estás soñando.

sí, sí, voy a tener un hijo.

mira, yo no sé qué hacer.

felipe: ¿có--cómo que no sabes,

silvia?

si no hay nada que inventar,

vamos a tener un bebé.

es lo más grande

que nos puede pasar.

silvia: un hijo

es una responsabilidad

para toda tu vida.

no, yo ya tengo a livia

que aunque ya está casada,

yo siempre

me he sentido culpable

porque no tengo tiempo

de estar con mis dos hijas.

yo ya tengo dos,

no puedo tener

un tercer hijo sola.

felipe: y ¿quién

te está diciendo

que lo vas a tener sola?

silvia: ¿entonces?

tú vives en tu casa,

yo vivo en la mía.

felipe: ¿y?

un bebé lo cambia todo, silvia.

o tú te vas a mi casa,

o yo me vengo a la tuya,

pero de ahora en adelante,

tú y yo vamos a formar

una familia

y, te guste o no,

nos vamos a tener que casar.

>> [gritan]

Cargando Playlist...